Imprimir
Inicio » Libros Libres, Historia  »

“Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”, un libro contra la desmemoria que puedes descargar aquí

| 27 |

“Y no dicen que a pesar de todos los pesares, a pesar de las agresiones de afuera y de las arbitrariedades de adentro, esta isla sufrida pero porfiadamente alegre ha generado la sociedad latinoamericana menos injusta. Y sus enemigos no dicen que esa hazaña fue obra del sacrificio de su pueblo, pero también fue obra de la tozuda voluntad y el anticuado sentido del honor de este caballero que siempre se batió por los perdedores, como aquel famoso colega suyo de los campos de Castilla”.

Eduardo Galeano: “Espejos, una historia casi universal” (2008).

Desalojos campesinos, tiempo muerto, hambre y miseria en los campos de Cuba. Doscientas mil familias que no tenían una vara de tierra donde sembrar unas viandas para sus hijos y en cambio permanecían sin cultivar. Bohíos de techo de guano, piso de tierra, sin servicio sanitario ni letrina, sin agua corriente. La realidad que se encontró Fidel al triunfo de la Revolución en 1959 dista mucho del salón de juegos, fiestas y lujos que querían vender de la Isla y La Habana.

Desde el malecón habanero, la ciudad mostraba su mejor rostro, aderezado por una cinta luminosa. Más atrás se ocultaban la penuria y la miseria más desgarradora. La tragedia del mundo rural se expresaba en textos de escritores y en estudios de investigadores de las más variadas tendencias ideológicas. Eran los niños raquíticos, devorados por los parásitos, los adultos consumidos por la tuberculosis.

“Cuando vinieron a La Habana, en 1959, desdentados y macilentos, en muchos casos, habitantes de una isla larga y estrecha, no habían visto el mar ni conocían la electricidad. Pesaba sobre ellos el analfabetismo, el desamparo sanitario, la sujeción a la interminable cadena de arrendatarios, subarrendatarios, a la ausencia de caminos para vender el resultado de sus pobres cosechas. No conocían el cine y, mucho menos, la televisión”.

Desde el malecón habanero, la ciudad mostraba su mejor rostro, aderezado por una cinta luminosa. Más atrás se ocultaban la penuria y la miseria más desgarradora. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

¿Qué se encontró Fidel al triunfo de la Revolución?

En los años 50 corrían las cifras de la “prosperidad”: aumento del número de automóviles circulantes en las ciudades, residencias y casas de apartamentos, introducción de la televisión en el país... Pero todo aquello no representaba una mejora general del nivel de vida. Cuba tenía más de 6 000 000 habitantes y el real o supuesto progreso de unas cuantas decenas de miles no era el de la totalidad.

  • Barrios insalubres, desalojos, alquileres elevados, tarifas eléctricas no al alcance de los más pobres. Viviendas miserables en el campo y en la ciudad. En el año 1953, el 22% de las viviendas de Cuba pertenecían a sus ocupantes; el 65% carecía de acueducto y el 72% no contaba con servicio sanitario propio; el 42% no tenía servicio de electricidad y el 13 % disponía de una sola pieza.

Barrios insalubres, desalojos, alquileres elevados, tarifas eléctricas no al alcance de los más pobres. Viviendas miserables en el campo y en la ciudad. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

El real o supuesto progreso de unas cuantas decenas de miles no era el de la totalidad. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Después de 1959 se duplicó la construcción de viviendas en el país y se aprobó la Ley de Alquileres. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • El 55% de todas las viviendas campesinas carecía de inodoro o siquiera de letrina, lo que explicaba, en parte, el espantoso apogeo del parasitismo. El 14% de los obreros agrícolas padeció de tuberculosis, el 13% pasó la tifoidea y el 36% se confesaba parasitado.

“El 90% de los niños del campo estaba devorado por parásitos que se les filtraban desde la tierra por las uñas de los pies descalzos. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

El campesino fue uno de los elementos más importantes del programa de la Revolución. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

La Salud llegó a todos los rincones. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Para facilitar el acceso a la escuela a aquellos que por vivir en zonas muy apartadas tienen que caminar largas distancias, se crearon escuelitas con paneles solares. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

La cultura llegó a los lugares más intrincados. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • Cubanos muriéndose en las calles por falta de camas en los hospitales. Para conseguir un ingreso había que prometerle al político el voto.

Los cubanos se morían en las calles por falta de camas en los hospitales. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

La cara de La Habana donde no había gente pidiendo o muriendo en los portales. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

La ciencia y la medicina fueron prioridad del gobierno revolucionario, con el acceso a una salud pública de calidad. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • Un millón y medio de cubanos, mayores de seis años, de una población de seis millones, no tenían aprobado ningún grado de escolaridad.

Un millón y medio de cubanos, mayores de seis años, de una población de seis millones, no tenían aprobado ningún grado de escolaridad. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Después del triunfo de la Revolución los cuarteles se convirtieron en escuelas. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • Niños que vivían en las calles y dormían donde les cogía la noche. Niños que se veían obligados a trabajar para ayudar a la empobrecida economía de la casa; de una población de 6 000 000 millones de habitantes, 600 000 mil estaban desempleados; niños vendedores de billetes de lotería, de periódicos y revistas, que pedían limosnas en las calles, limpiabotas; niños que improvisaban cantos en los ómnibus para después rogar unas moneditas. Niños que pasaban hambre. Ninguno asistía a la escuela.

Niños vendedores de billetes de lotería, de periódicos y revistas, que pedían limosnas en las calles. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Niños que pasaban hambre. Ninguno asistía a la escuela. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

El artículo 51 de la Constitución plantea que todos tienen derecho a la educación. Este derecho está garantizado por el amplio y gratuito sistema de escuelas. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

  • Las zonas costeras estaban en manos de entidades privadas. Después de 1959 se liquida el exclusivismo y diveras formas de discriminación racial que en estos lugares se practicaba.

Antes de 1959 no todos los cubanos podían ir a las playas. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

En 1959 se declararon las playas de acceso público. Foto: Libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”

Ante esta situación la entrada de la Caravana de la Libertad en La Habana marcó un antes y un después. En las próximas semanas se pondría de manifiesto que Fidel se trataba de un hombre muy diferente a los que llegan a tan altos cargos públicos. En una de las primeras sesiones de trabajo diría: “El cargo público no es una posición para enriquecernos ni para recibir honores, sino para sacrificarnos”.

Cubadebate y el Sitio Fidel Soldado de las Ideas invita a sus lectores a descargar de forma gratuita el libro “Fidel Castro, ¿qué se encontró al triunfo de la Revolución?”, publicado por la editorial Capitán San Luis y compilado por Juan Carlos Rodríguez.

El texto, en un lenguaje asequible y con muchísimas imágenes, recoge la entrada de Fidel a La Habana y los primeros meses de la Revolución. A través de la fotografía, prensa de la época y algunos testimonios el volumen da cuenta de la Cuba que se encontraron los barbudos y su transformación por el gobierno revolucionario: campaña de alfabetización, Reforma Agraria, creación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) y su cine móvil, la atención a la salud... Si quiere saber más descargue el libro.

Descargue libro:

Vea además:

Descargue cinco libros sobre Fidel (+ PDF)

En video, siete libros sobre Fidel

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ismael barrera dijo:

    La publicidad imperialista difundida a través de tiempo desde el triunfo de la revolución nunca se refirió a las condiciones sociales de pueblo cubano. Se hablaba de la pérdida de la tierra de los terratenientes y el declive económico de la burguesía cubana. Se ignoraba la existencia del campesino pobre y del paupérrimo estado social del habitante urbano.

  • Orlando dijo:

    Magnifico libro que todos los cubanos deben de leer y sobre todo la juventud. Por eso hicimos una Revolucion y esa Revolucion estamos dispuestos a defenderla con nuestra propia sangre. El pasado no volvera

  • El Gallo de Moron dijo:

    Muy oportuno libro, ahora que en las redes sociales se publicita una Cuba de antes del 59, bucolica, paridiciaca, prospera.....pero no se refleja el estado de la gran mayoria, el verdadero infierno que era la Cuba antes de la Revolucion para muchos.
    Tenemos que utilizar nuestros medios de prensa para presentar en Fotos imagenes de aquel pasado y ponerles al lado imagenes de la realidad de hoy en contra posicion.....hay que montar una seccion en "Granma" , que pudiera titularse "VERDADES vs MENTIRAS".
    No podemos permitir que se distorsione la realidad, que se edulcore un pasado oprobioso, que quieran confundir a las nuevas generaciones presentandole un supuesto prospero pais que nunca existio antes del 59.....En las Redes Sociales pululan Anexionistas que se dedican a promocionar aquella "brillante" Cuba de antes.....Hay que combatirlos con Nuestra Verdad, desenmascarar su mentira.
    Hay que darle uso a la Fototeca de esa Cuba de antes del 59......Los nuevos anexionista en Facebook utilizan muchas imagenes de un Libro titulado "Cuba antes del 59" donde todo es alegria, prosperidad y desarrollo; y nada de pobresa, explotacion, violencia y miseria de la mayoria......

    • nino dijo:

      Muy de Acuerdo con el Gallo de Morón.me Bloquearon en Facebook x Defender a Cuba y la Revolución ; Publican Cosas q hacen Ver q Cuba Antes de 1959 era Casi el Paraíso .te Ofenden y Solo Hay Derecho a Hablar MAL de la Obra de la Revolución. Tenemos q Buscar Variantes para Enfrentar a Esos Desclasados .

    • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

      Sobre el comentario del debatiente "Gallo de Morón"; elaborado a las 10:30, pero parece que quedó por el camino.
      Apoyo plenamente la idea, pero no solo en el "Granma". Quisiera que tuviéramos en un medio digital como este una sección fija con este contenido. Tenemos excelentes especialistas en comunicación y sobran patriotas. En las redes se encuentra muchos comentarios y artículos de diverso tipo, sin detallar los más virulentos como los de olaloca y sus acólitos; los hay más solapados e "inocentes", que publican una imagen de un bar, una bodega, una tienda o una avenida y le hacen comentarios al pie aludiendo al bienestar, al pleno abastecimiento, al glamour, de "antes" y lo comparan con aviesas intenciones con nuestra realidad, sin olvidar echarle la culpa a...saben quién. El autor o quien lo reenvió no tiene que ser un reconocido contrarrevolucionario, a veces es un antiguo conocido que emigró y se siente nostálgico, pero de paso se "olvida" de que nació y vivió aquí y compartió muchas ideas de las que ahora reniega, y apoya el bloqueo contra su pueblo (niega que existe), apoya a Trump, critica a nuestros dirigentes y a la Revolución, etc. Incluso a ese, cualquiera que fuera sus intenciones, hay que salirle al paso, pues esa publicación en las redes rueda y rueda, como la mejor bola. Como dice Legañoa. La verdad necesita de nosotros.

    • TM.61 dijo:

      100% de acuerdo con El Gallo de Morón.
      Siempre que sale este tema, ya sea en conversación en persona, ya sea por las redes, ya sea por donde sea, me viene a la mente la letra del estribillo de aquella canción tema, del aquel muy popular programa humorístico costumbrista llamado San Nicolás del Peladero, que decía:
      "...Que tiempos aquellos, que ya pasaron, pero que convienen, recordar, para que el pasado, sea pasado y no pueda nunca retornar ♫♫♪".
      Aplaudo la publicación en Cuba debate de este artículo. Pero igual pienso que debería de hacerse más accesible la obtención del libro a la población. La opción del libro electrónico es excelente, más cuando nos permite ahorrar recursos materiales, pero si el acceder al libro se hace difícil, (cuando no imposible pues intente bajarlo y de milagro no me salió un cartel diciendo "¿y tú con que cuentas?")

      Nota. Dicho sea de paso, propongo que el ICRT considere reconstruir los materiales que sean posible rescatar del mentado programa humorístico. O quizás sea más factible el llevarlos a dibujos animados usando las voces de los actores y actrices originales. Así como se hiso con "Alegrías de sobremesa"

  • Catalina dijo:

    Muy pero que muy ilustrativo y contundente este artículo documental de lo que era Cuba antes de 1959.
    Sobre todo para aquellos DESMEMORIADOS y para las nuevas generaciones.
    Aquellos que quieren hacer ver otra realidad añorando la década del 50; claro pertenecían a la clase privilegiada que explotaba y vivió del pueblo hasta que triunfó La Revolución.
    Aquella dictadura batistiana sembró de miseria y privilegios para unos cuantos al pueblo de Cuba que tuvo que levantarse en armas con la dirección genial de Fidel Castro y los demás cubanos que dieron su vida ,muchos, para alcanzar la verdaera justicia e independencia.
    Muy bueno para los desmemoriados.!!!

  • Cristina Rivera Rodriguez dijo:

    Quiero descargar los libros pero aún no lo aprendí espero hasta este viernes y mi nieta lo hará Gracias para los mayores sería mejor el Texto impreso. Pero éstos vuelan. Igual a de los Eduardo Galeano y otros más

  • Beatriz dijo:

    Fantastico libro.
    La historia no puede ser olvidada ni cambiada. Así era nuestro país antes del triunfo de la Revolución. No era mejor ni bueno, era criminal para la gran mayoria de los desposeidos y las imagenes no se niegan.
    Gracias.
    Viva nuestra Revolución.
    BHS

    • La profesora dijo:

      Beatriz. Te diré una cita de Félix Pita Rodríguez. Dime qué opina de ella. "Olvidar el pasado es dejar indefenso el futuro". Hay personas que no quieren recordar.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Libro que contribuye a que nunca se olvide lo que no debemos olvidar. Una franja considerable de la población viviendo en condiciones infrahumanas mientras una minoría se enriquecía al amparo de la dominación y explotación yanqui. Expresión emblemática fue Fulgencio Batista y su camarilla. La Revolución barrió aquellos males pero el imperio no cesa de agredirnos por haber rescatado para
    sí los destinos de Cuba.

  • Yosdanys dijo:

    Fidel Castro Ruz, el mejor de todos los tiempos,,,, porque no existe aún estatua en su nombre, ni en parque, ni en escuelas, etc ... El es y será el verdadero guía de Cuba hoy, mañana y siempre....

    • Santiaguera dijo:

      A nuestro Comandante no es necesario hacerle una estatua porque la estatua sería algo material. La mejor estatua está cada día en nuestro pensamiento, en los valores que nos inculco.

  • m&m dijo:

    otro libro que recomiendo es "Porque que la Revolucion Cubana"
    no recuerdo donde vi el vinvulo para su descarga en PDF, pero buscarlo en google se los dara

  • Mercedes del Risco Cabrera dijo:

    CUANTA VERDAD EN ESTE ARTICULO.QUE JAMAS REGRESE A CUBA EL OPROVIO QUE SE VIVIO ANTES DEL TRIUNFO REVOLUCIONARIO.DEFENDAMOS ESTA REVOLUCION INDEPENDIENTE Y SOCIALISTA,TRABAJEMOS POR ELLA!!!!

  • Taran dijo:

    Yo quisiera descargar ese libro en pdf pero me resulta imposible, yo quisiera saber si alguien en realidad lo descargo, es demasiado grande!!, veo que es un fichero pdf de 384 megabytes, es demasiado, por que no lo convierten a otro formato por ejemplo epub?, a bajar la resolucion de las imagenes y luego lo ponen en la seccion de libros de aqui de cubadebate, se necesita un paquete de datos completo de 5 cuc para descargarlo!, gracias.

  • Agradecido dijo:

    Muy buen libro para los que perdieron la memoria,muchos habitan en las redes sociales poniendo fotos como si la Cuba de antes del 59 fuera un idilio de abundancia ,belleza y felicidad para todos los cubanos ,donde la triste realidad de esa Cuba la describió muy bien en su alegato, Fidel en su defensa por el asalto al Moncada ,no importa condenarme La Historia me absolvera ,esa Cuba la de las lindas fotos sólo existía para unos pocos vividores a costa del pueblo explotado.

  • DAYA69 dijo:

    No puedo descargar el libro. Dice que demorará dos días. Me llama la atención porque nuestras decargas en #CubaDebate siempre son expéditas. Me interesa mucho esta propuesta. Me podrían ayudar??

    • Taran dijo:

      A mi me dice que demora 5 dias, es que es un pdf demasiado grande, tienen que hacerlo mas chiquito, por favor.

  • Julio Elías dijo:

    He hecho varios intentos de descargar el libro en diferentes momentos y no lo puedo descargar. Se queda “mareado” el sistema. Abundo que ha sucedido lo mismo estando conectado en 3G ó en 4G. No sé si esto le sucede a otros foristas. Revisen por favor. Saludos Cubadebate. Cuídense.

  • Humberto dijo:

    Donde se puede comprar el libro impreso. A mi me encanta leer libros. No niego las nuevas tecnologías pero leer libros no tiene comparación.

  • Tito dijo:

    Libros como estos son necesarios, impresindibles, ellos desmontan los argumentos de los que quieren vendernos la idea de una sociedad próspera en la que todos eran felices. Una falsa percepción de lo que realmente fuimos, una sociedad inmensamente injusta racista y clasista hasta la médula, que ocultaba su feo y triste rostro detrás de lucesitas de de colores.

  • Joselopez dijo:

    Esa es la historia real de cuba, de ese hombre que se llama Fidel castro,y que le duela a quien quiera dolerle,antes de el cuba era de la mafia cubano miamense ,esos y los que le creen hoy,son lo s que les da naucias el nombre de ese corajudo y sabio hombre,esos eran los dueños de la cuba libre que aun critican de la del 59 para aca,yo naci en el 58,y.con un año de vida ya hacia c.. unas lombrices que oarecian cerpientes, gracias, FIDEL CASTRO RUZ, QUE LLEGASTE A TIEMPO..GRACIAS..PAPÁ.

  • Nancy dijo:

    Libro maravilloso, gracias

  • Silvia López Miranda dijo:

    Sí, es la realidad para los q que se les olvida, para la mala memoria q se vuelve generacional y q muchos cubanos jóvenes de hoy no saben, lo q había era pobreza extrema para el 90 por ciento de la población, con todo lo q acarrea esa pobreza, pero llegó el comandante y mandó a parar, la grandeza del corazón de un hombre y de los muchos que creyeron en él y su sueño de un mundo mejor para la mayoría

  • Denis dijo:

    Es necesario qe se publique más sobre esto en los diferentes medios para que la juventud de hoy sepa por qué en Cuba hubo una Revolución y por qué la defendemos. En las Redes Sociales estan tratando de tergiversar la historia y los jovenes se confunden.

  • miriamm dijo:

    MIL VECES GRACIAS FIDEL, DIOS LO TENGA EN LA GLORIA

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también