Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Cultura  »

JAPE y el Dedeté en peña cultural en La Habana

| 4
El caricaturista Adán Iglesias, JAPE y Laidi. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

El caricaturista Adán Iglesias, JAPE y Laidi. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

Jorge Alberto Piñero (JAPE), del suplemento humorístico Dedeté, de Juventud Rebelde, fue el invitado de este miércoles en la peña que conduce la escritora Laidi Fernández de Juan, en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, de La Habana.

Caricaturista devenido en escritor y a la par dedicado al trabajo de historiador del colectivo, JAPE aseguró que “decidí escribir humor, porque al lado de tan grandes caricaturistas del Dedeté, no iba a lograr nada”.

Ya Laidi había declarado por qué el libro Mermelada JAPE, con introducción de Eduardo del Llano, le gustó mucho:

1- El prologuista no se excedió, no nos aburrió, ni aduló al autor en exceso.

2- Los 34 cuentos que integran el libro hacen reír.

3- No se repiten temas ni hay alusiones reiterativas que causarían el efecto contrario a la crítica que se pretende, porque más bien terminaríamos por sentir lástima hacia lo satirizado.

4- Se agradecen las colaboraciones gráficas (¿cómo lo logró Jape?) a modo de apoyatura a los textos. Volver a ver la firma de René, por ejemplo, fue emocionante. Además de Padrón, de Garrincha, de LAZ, de Ares, de Lauzán y de Martirena, del magnífico Manuel, del nunca olvidado Carlucho, de otros dedetianos clásicos como Tomy, Adán, Jamler y en fin, de todos…(¿Ajubel es el del dibujo de la pareja alada cuya firma no está clara?) , es un gran acierto, una fenomenal manera de demostrar lealtad al DDT.

5- Las dedicatorias se relacionan muy bien con los textos, como es el caso del cuento dedicado a Eduardo, a Padura, a Peter Seller y al queridísimo Samuel Feijóo. Me gustaría hacer otras observaciones al libro porque a través de él se descubre cuánto se disfruta leer los cuentos de JAPE de corrido, y no en fragmentos más bien de corte periodístico, como sucede en sus escritos de la última página del DDT. Por ejemplo, tengo la impresión de que este escritor guarda su resorte humorístico más fuerte para los finales de cada narración. Así, cuentos como “Amor ilícito”, “Agente X”, “Aprendizaje” y “El último tren”, causan risa cuando se concluye la lectura, y es entonces cuando se descubre la hilaridad de todo el asunto.

JAPE, Adán, Eduardo del Llano, Laidi Fernández, Adelaida de Juán y Roberto Fernández Retamar en el Centro Dulce María Loynaz. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

De izquierda a derecha JAPE, Eduardo del Llano, Adán Iglesias, Laidi Fernández, Adelaida de Juán y Roberto Fernández Retamar en el Centro Dulce María Loynaz. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

JAPE. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

JAPE. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

Laidi Fernández. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

Laidi Fernández. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

Fidel según el Dedeté. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

Fidel según el Dedeté. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

Soy inocente, de JAPE. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

Soy inocente, de JAPE. Foto: Roberto Garaicoa/ Cubadebate

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yerece dijo:

    Me gusta mucho lo que he leído de JAPE en JR y los poemas de Roberto Fernández Retamar.

  • Felicia DM Padron dijo:

    ay creo que el documental del Sr. no era de Pablo de la Torriente sino de Antonio Guiteras, tengo que chequear, todo lo enredo!!

  • Luis Lopez dijo:

    Muy buen reportaje Roberto, y como siempre muy buenas fotos. ¿El libro Mermelada JAPE no esta en formato digital? Me gustaria leerlo.
    Saludos
    Luis

  • lazaro miranda dijo:

    buen escritor jape. pero…¿caricaturista? ¿desde cuando?

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Roberto Garaycoa Martínez

Fotorreportero. Colabora con Cubadebate y el sitio de la Mesa Redonda

Vea también