Rayssel Cruz

Fotorreportajes, Cultura  »

| 10
Cabo, Plácido Oscarito, en Huevos Oscarito, en Huevos

No hay telón. Las primeras luces siempre me provocan un nerviosismo insípido; como si en el último momento un actor saliera a escena y no recordara sus parlamentos. Una mueca, que se troca en la sonrisa exagerada de un andrógino Maestro de Ceremonias, nos remite a una Alemania infestada por los primeros síntomas del nazismo y a un Cabaret lleno de personajes temerosos de enfrentarse a tales cambios.