Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Calles de Marianao

| 35

Marianao, “la ciudad que progresa”. Foto: Mavil Rivero/ Pinterest.

Desconoce este escribidor cómo sería la cosa, pero imagina que antes de la década del 50 no resultaría nada fácil localizar una dirección en el territorio que se extiende al oeste del río Almendares que era entonces un municipio único, Marianao.

Pongamos solo un ejemplo y no precisamente de los más complicados. La actual calle 42 llevaba el nombre de López Serrano entre las avenidas Primera y Quinta. A partir de ahí y hasta la calle 17 era la avenida Almendares, y se llamaba calle 12 entre la 17 y la avenida 41. La situación se complicaba cuando se avanzaba hacia el oeste por el Marianao antiguo y los nuevos repartos que crecieron a su alrededor.

En 1953 Marianao era ya el segundo municipio del país, por encima de las capitales provinciales. Ningún territorio habanero creció durante la República tanto como ese. De ahí el slogan de “La ciudad que progresa”. Desde Almendares y Buenavista, fomentados en 1904, hasta el Balcón de la Lisa, cincuenta años después. La Quinta Avenida y las avenidas 31, 41 y 51, que atravesaban el territorio de este a oeste con numerosas inflexiones, eran los ejes principales del municipio y dentro de esa red principal se fueron fomentando todas las urbanizaciones según la superficie de la finca rústica donde se asentaban y con las cuadrículas que convenían a los parceladores.

La empresa telefónica y la llamada Compañía Cubana de Electricidad tenían especial interés en ordenar la numeración de las calles y las casas de Marianao a fin de facilitar el control de la clientela y agilizar las tareas de facturación y cobro. La nueva urbanización consideró como avenidas a todas las arterias que corrían de este a oeste, paralelas al mar. Se les adjudicaron números impares. Las vías orientadas de norte a sur, transversales a las avenidas, fueron calles y se les otorgó números pares. En algunos lugares, dada la irregularidad de las urbanizaciones, hubo que añadir letras a los números que identificaban calles y avenidas. A las casas y los solares se les numeró a partir de los dígitos de la entrecalle y se añadió un número consecutivo que correspondía a la parcela. El empeño partió de la numeración de las vías del Reparto Miramar, que comenzaba en la calle 0 y llegaba hasta la 36, en dirección este-oeste, y desde la avenida Primera hasta la avenida Novena en dirección norte-sur. Esa numeración no fue alterada.

La nomenclatura de las calles iría de menor a mayor partiendo de la desembocadura del río Almendares. Las de las avenidas ya también de menor a mayor desde la línea de la costa.

En esa fecha, la única empresa en Cuba capaz de acometer dichas señales eran los Talleres Ornacem S. A., especializados en elementos ornamentales prefabricados de mortero de cemento, terrazo y yeso.

En las conversaciones iniciales entre los representantes de Ornacem S. A. y la Comisión para la numeración y rotulación de avenidas, calles y locales, no pudo precisarse de entrada cuántos hitos sería necesario confeccionar. Se habló de una cantidad tentativa. Se realizarían entre 2 500 y 3 000 unidades al precio de veinticinco pesos cada una; cifra a la que el fabricante rebajó un 20 por ciento; cinco pesos. Disminución, en la época, nada despreciable para el cliente, y manejable por parte de los productores, dado el volumen de piezas a ejecutar.

La colocación de los hitos se organizaba semanalmente. Una cuadrilla de obreros de Ornacem se trasladaba en uno o dos camiones planchas, con los hitos a colocar, los materiales y las herramientas necesarias para su labor. Digamos, el mortero imprescindible para asentar los hitos se preparaba en seco y se envasaba en sacos para su traslado. Se llevaban bidones con agua para preparar el mortero en el lugar…

El primer hito se emplazó en la esquina la avenida Primera y calle 80, y la primera casa numerada fue la 8002. La rotulación del territorio del antiguo municipio de Marianao demoró tres años en total a partir de 1954 y lo convirtió en un lugar “moderno y grandioso”.

Transcurrieron más de cinco décadas desde entonces y esos hitos, a pesar del tiempo, los accidentes, el vandalismo y la negligencia, siguen marcando el camino.

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Vicente Antonio de Castro y Bermúdez dijo:

    Gracias periodista...gracias por todas sus publicaciones,entro a esta página sólo para leer sus publicaciones de los viernes. Saludos y que Dios lo bendiga para que siga haciéndonos soñar con la historia a todos los habaneros.

  • perdomo dijo:

    Quien se imagina Marianao como se describe aquí y lo ve ahora pues se da cuenta de la involución tan grande que hemos vivido, y para más desgracia no es solo Marianao

  • gladys regina dijo:

    Por eso es tan facil encontrar una direccion en el antiguo Marianao,que hoy comprende Playa-Lisa y Marianao.Cuando algun foraneo viene buscando una direccion sabemos si esta correctamente escrita o no,aunque algunos lugares como en Kohly,o en los "cuchillos",que a veces coinciden dos avenidas(impares) y dos calles( numeros pares),ademas,teniendo el numero de la casa y una de las calles sabemos donde esta situada la vivienda ya que el numero comienza con la entrecalle que le precede.Es decir,42 # 5314 es la casa situada en 42 entre 53 y 55 ,por ejemplo,las excepciones son muy pocas.Tenia entendido que esta distribucion fue ideada por un alcalde o gobernador,pero me alegra conocer la historia como es.

  • @ivecubana dijo:

    Gracias Bianchi, cómo siempre aprendemos mucho con sus escritos.

  • Elpidio Maniguero dijo:

    Gracias, escribidor, soy nacido y criado en la zona de Miramar y no conocía esta historia, muchisimas gracias

  • Ariadna dijo:

    Una hija de Marianao agradecida de que al menos en la Historia, fuera grandioso, que usted nos lo recuerde. Ojalá y regresaran esos tiempos.

  • pjmelián dijo:

    Ciro, gracias por escribir sobre Marianao, por añadidura Coco Solo lugar donde crecí y pasé mi juventud. Aún digo la Calzada Real, la calle Luisa Quijano y otros sitios parecidos. Recordemos que en mi niñez, al menos en Coco Solo, solo estaba pavimentada la Calzada Real ( década del 40 del siglo pasado ). Mis primeros años transcurrieron en San José entre Luisa Quijano y Padre. ¡ A traducir eso en los números confeccionados por los urbanistas de tiempos de Orúe !

  • Walber dijo:

    Ciro que buen artículo, incluso viendo el deterioro que hay ahora mismo uno puede ver lo grandioso y lindo de todos esos repartos que estaban dentro de Marianao. Que Dios te bendiga.

  • OERM dijo:

    Su artículo nos describe como era parte de la habana antes del 59 y el slogan que decía "La ciudad que progresa". Si lográramos repetirlo con el progreso que necesitamos en nuestros barrios. Que felicidad. El deterioro por el paso de los años y la ausencia de mantenimiento así como la falta de preocupación de no pocos , independientemente de la dura realidad económica que hemos vivido durante años.

  • Carlos dijo:

    Cómo era la estratificación social en Marianao? Me decían los abuelos que los negros no podían andar por Miramar sin que los parase la policía. Llegué a la Habana muy pequeño, a finales de los años 50 y cuando pedía un guineo en la calle, me regañaban, tenía que decir platanito, para que no supiesen que era oriental y así la policía no se fijase en nosotros.

    • Militante dijo:

      Ahora es igual.

  • Ultra dijo:

    Gracias profesor por tan bello articulo una cronica de la epoca, en mi caso doblemente por ser ese mi terruño natal, en el barrio de Los Quemados todavia mi mama cada vez que ibamos a visitar a mi tia en Playa decia: "Vamos a la playa de Marianao"

  • Milagros dijo:

    Gracias ciro por la linda historia, Marianao abarcaba hasta las playas del mismo nombre, pero con la división de los municipios nos quedamos sin nada.

  • Alicia dijo:

    Gracias Ciro por tu crónica. Una verdadera joya que debemos usar todos los de este terruño llamado Marianao: su génesis e historia. Es una lástima que a partir de ciertas modificaciones política-administrativa , se haya convertido en una ciudad casi olvidada. Lo único decente que nos queda es Maternidad Obrera y el Pediátrico como centros de referencia. Ha sido ya costumbre entonces seguir quitando y ya hasta las pocas tiendas que nos quedaban también están desfilando con esa marcha a rumbo del olvido. Hablo de La Sirena, que ahora será para Los Afortunados con MLC. Y por favor, no se ofendan los afortunados, me hubiera gustado que en esos espacios que han sido olvidados pudieran remodelar e instalar esa nueva modalidad del servicio a la población.

  • Yamila dijo:

    Gracias, me encanta la historia y más la que narra esas cosas que no cuentan en la escuela. Maravilloso conocer de mi país, y lo bello de cada reparto, amo a la Habana Gracias siempre admiro sus intervenciones, en cualquier lugar que esté.

  • Elvis dijo:

    Profesor Ciro,gracias por sus mamagistrales crónicas

  • Zatarra dijo:

    Don Ciro, cuando yo tenga algunos datos mas se los tratare de enviar, para que cuente sobre La Curva Montalbo, 19 esquina a 44, ahora Playa, antes Marianao, Reparto Almendares. Tiene su historia. Saludos

  • Elvis dijo:

    Profesor Ciro,gracias por sus magistrales cronicas.

  • Lorena dijo:

    Y un día crearon el municipio Playa y le quitaron a Marianao todo lo bueno que tenía para ponérselo a este municipio. Y de milagro le dejaron a la Ceguera dentro de su territorio.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Gracias profesor Ciro. Marianao como se explica llegó a ser un territorio significativo de La Habana.

  • Luis Pérez dijo:

    Estimado maestro:
    Qué placer tener la dicha de leer sus siempre interesantes e instructivos relatos sobre nuestras ciudades y personajes. Yo siempre estoy a la caza de sus publicaciones y libros.
    El artículo de hoy me recuerda otro que Usted escribió sobre el barrio que lleva el nombre de Nicanor del Campo, que era el propietario de las parcelas que conformaban el reparto Almendares y que se dedicaba a vender los solares para la urbanización de Marianao.
    Por casualidades de la vida yo conservo sus anuncios de venta y algunos documentos interesantes relacionados con este señor, que con mucho gusto se los puedo enviar por correo electrónico, ya que pueden ser de su interés.
    Con la esperanza que Usted retorne a la pequeña pantalla para deleitarnos con sus paseos por la historia.
    Saludos y cuídase!

  • De Marianao soy dijo:

    Perdomo tu no conoces Marianao, eso que tu ves en las fotos existe hoy en Marianao y muchas cosas más, se ve bien que usted no conoce este Municipio donde yo naci y he vívido siempre, no se de que involución tú hablas, los comentarios sobre Marianao nos toca a nosotros los de este Municipio que si sabemos y lo conocemos bien.

  • Un cubano más dijo:

    Me gustaría haber visto que el maestro Ciro bianchi hubiese sido el nuevo historiador de la Habana

  • Justo dijo:

    Sobre Marianao cayo una fuerza destructiva que acabo literalmente con el progreso, le quitaron sus playas, sus círculos sociales, su parque recreativo y quedo en el abandono total, ni para el 500 aniversario de La Habana logro salir adelante. El que vio y vivió en Marianao, puede valor lo que era y lo que es actualmente, en cada pedacito de tierra disponible levantan un edificio, e incrementar población, pero no tiene ni un centro comercial en correspondencia con el volumen de su población entre otras cosas que necesitaría este municipio.

  • JAR dijo:

    Estimado Ciro:
    Muy interesante, como todos sus artículos, lo publicado el pasado domingo en Juventud Rebelde sobre la barriada de Latón. Allí nací y me crié al igual que Ud. somos además contemporáneos.
    Quisiera sugerirle ampliará sobre La Rampa de Latón (16 y Dolores) vinculando el lugar con la figura de nuestro Camilo Cien fuegos, que no sólo estudió en la zona, sino aterrizó su helicóptero al menos en dos ocasiones en el estadio Rafael Conté y pronunció un discurso en el portal de la farmacia de 16 y Tejar de todo lo cual fui testigo presencial y poco se ha publicado. Lawton y especialmente Camilo merecen que se conozcan esa entrañable relación entre el héroe y su barrio natal.

    Gran afecto y felicidades por su magisterio.

  • ELIAS dijo:

    Que grande eres Ciro. Gracias.

  • Carlos dijo:

    Hitos los llama Don Ciro, creo q el pueblo de La Habana los llama de otra forma un poco más...sonada

    • Luis Pérez dijo:

      Carlos, no sólo el pueblo de La Habana. El vocablo a que usted se refiere es, según la Real Academia Española, sinónimo de hito. El Escribidor es muy respetuoso y parece no le agrada ese término.
      Saludos.

  • Armando Enrique dijo:

    Hitos, más comúnmente conocido como mojon que no es más que Poste de piedra o cualquier señal clavada en el suelo que sirve para marcar el límite de un territorio o de una propiedad, o para indicar las distancias o la dirección en un camino.
    "mojón de señalamiento"

  • terec dijo:

    Muchas gracias Ciro, como siempre muy interesante su artículo. Vivo en Miramar y ya había observado que en algún momento habían cambiado la numeración de las casas, líes el edificio donde vivo tiene dos números, 60 (que no tiene en cuenta las entrecalles) y el actual (512) que sí las tiene en cuenta.

  • S.O.S dijo:

    Saludos maestro Ciro de Santa Amalia, enriqueciendo poco a poco, el conocimiento de mi Habana, con sus interesantes artículos.

  • Paloma dijo:

    Orgullosa de haber nacido en Marianao, aunq con la nueva división político administrativa, ahora soy de Playa
    Adoro mi ciudad

Se han publicado 35 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ciro Bianchi Ross

Ciro Bianchi Ross

Destacado intelectual cubano. Consagrado periodista, su ejecutoria profesional por más de cuarenta años le permite aparecer entre principales artífices del periodismo literario en el país. Cronista y sagaz entrevistador, ha investigado y escrito como pocos sobre la historia de Cuba republicana (1902-1958). Ha publicado, entre otros medios, en la revista Cuba Internacional y el diario Juventud Rebelde, de los cuales es columnista habitual.

Vea también