Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

La Operación Tributo: Legado emancipador

Por: Yeniska Martínez Díaz
| 27

Combatientes cubanos en Cuito Cuanavale, Angola, marzo de 1988. Foto: Archivo.

La memoria de las gestas gloriosas de Cuba en África merece tatuarse hasta la eternidad en las nuevas generaciones de cubanos, conscientes de que ser insurgentes por las verdades, será una manera más de vivir emancipados del imperio disidente de la justicia, de las fuerzas que humillan y mienten.

Algunos blasfeman dotados de soberana ignorancia, cuando aún se preguntan si valió la pena la sangre cubana que abonó el suelo africano. Y es precisamente esa la razón que basta para rendir homenaje diario a los miles de valientes que a más de 10 mil kilómetros de casa demostraron al mundo que los cubanos no eran hueso fácil y que las ínfulas de las amenazas imperiales orquestadas por la voraz apetencia del gobierno de Reagan y sucesores, se fueran desvaneciendo ante cada victoria de Cuba, nunca satélite de la URSS.

A esos hombres de talla inmensa le debemos que los imperialistas hayan entendido enseguida que la guerra por la que apostaban ya la estaban teniendo allá y que su imagen vencedora se desmoronaba tanto en el campo de batalla como en las mesas de negociaciones. La sangre gloriosa de los caídos en África evitó sin pretenderlo, un quebrantamiento incalculable en nuestra isla solidaria.

Hoy la contemporaneidad está teniendo entre sus principales víctimas a las nuevas generaciones, que se han ido convirtiendo en los principales blancos de la influencia hipnótica engendrada por el cañoneo “informativo”, responsable también de la adicción a la simplificación sucesiva de mensajes, que lejos de informar, como lo enuncia la destacada intelectual cubana Graziella Pogolotti, cancela hoy el recuerdo de lo sucedido ayer; donde la invasión audiovisual desplaza el peso de la palabra portadora de ideas, anestesiando la extirpación minuciosa de principios éticos y valores universales.

Por desgracia sobran los ejemplos que evidencian que sobre el trasfondo de la desmemoria, rebrotan rizomas de fascismo, racismo y xenofobia. Hoy pueden verse en América Latina secuelas dolorosas del lastre. Es por eso que estamos llamados al combate contra el sensacionalismo y la espectacularidad —que a decir de la eminente intelectual— son vehículos de lujo para los objetivos mezquinos de los principales beneficiarios del entumecimiento de las mentes.

Para nuestros jóvenes a treinta años de la Operación Tributo, el legado de los que dieron su vida por la emancipación del cono sur africano y nuestra propia salvación en tiempos de inminente agresión armada, a los combatientes internacionalistas, el homenaje del pueblo que le debe sus conquistas y a nuestros caídos en África: ¡Gloria eterna!

La memoria de las gestas gloriosas de Cuba en África merece tatuarse hasta la eternidad en las nuevas generaciones de cubanos. Foto: Archivo.

La mayoría de estos niños jamás habían tenido en sus manos un juguete. Foto: Granma.

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juan P. dijo:

    Hay que divulgar mas la epopeya de Angola, explicar bien a las nuevas generaciones las
    causas y los por que de esta valiente desicion del Comandante en Jefe con su extraordinaria vision. Yo fui de los miles que firmamos para ir y no tuvimos esa oportunidad. Hay miles de anecdotas que deben ser escritas y divulgadas de las heroicidades realizadas alli por nuestras tropas. Cuando se combatia en Angola se combatia tambien por Cuba. El Imperio se dio cuenta que si alli a miles de kilometros de
    Cuba se combatia con ese coraje y valentia en Cuba eso se multiplicaria y le costaria
    muchas vidas a sus tropas.

    • adalberto dijo:

      El capitán Cesar Arzuaga, fallecido recientemente, fue comabatiente del ejercito rebelde desde los doce años, comatiente de Angola y unico sobreviente de los comabtienes que entraron a Cassinga en la primera BTR que hizo contacto con el enemigo. Su testimonio existe, solo falta publicar su heroismo y el de sus compañeros.

  • 8yta dijo:

    Por su sangre y por nuestra voluntad, Cuba Vive y la Revolución cubana seguirá triunfando.
    Patria o Muerte
    Venceremos.

  • Francisco Rivero dijo:

    A todos los combatienetses internacionalista cubanos mi respecto y honor.

    " De algún país ardiente, perforado
    por la gran flecha ecuatorial,
    sé que vendrán lejanos primos,
    remota angustia mía disparada en el viento;
    sé que vendrán pedazos de mis venas,
    sangre remota mía,
    con duro pie aplastando las hierbas asustadas;
    sé que vendrán hombres de vidas verdes,
    remota selva mía,
    con su dolor abierto en cruz y el pecho rojo en llamas. "

    El apellido
    (De Elegías, 1948-1958)
    Nicolas Guillen.
    Cuba

    Saludos fraternos

  • Ricardo P dijo:

    Gran honor para todos los que participamos y "Gloria Eterna" a los que no regresaron que estarán siempre en nuestros corazones

  • Ulfreidi dijo:

    Gloria eterna a nuestros héroes caídos, dignos de que las nuevas generaciones no dejen morir aquella epopeya tan gloriosa que muestra como una isla tan pequeña y bajo una eminente amenaza de agresión fue capaz de enviar a sus hijos a tierras lejanas por razones de principios y humanismo. Más que saldar deudas históricas con el continente africano, Cuba siempre del lado justo de la história aún bajo calumnias que tratan de ocultar lo que significó nuestra presencia en África. La liberación de países como Angola, Namibia, la liquidación del apartheid en Sudáfrica, la derrota política para EEUU que brindó todo el apoyo necesario a fuerzas poderosas a tal punto de no descartarse nunca el uso de armas nucleares. Gloria eterna a cada hijo que dejó su sangre por una causa justa.

  • Beatriz Avila Figueredo dijo:

    LLevo en mi memoria con mucha tristeza aquel día de diciembre, en que el pueblo de Cuba recibió a sus hijos caídos en tierras hermanas. Estarán eternamente en nuestros corazones. !GLORIA ETERNA A LOS MÁRTIRES¨

  • MARTICA dijo:

    Los pueblos no pueden olvidar su historia, esa es parte de nuestra historia, la epopeya de Angola debe contarse en las escuelas, llevarla mas al cine y a la tv. debe recordarse siempre.

  • ALFREDO dijo:

    GLORIA ETERNA a los heroes y martines de nuestras guerras de independencia e internacionalistas, los jovenes necesitamos mas q se difunda de forma amena y didactica esa bella obra, en libros, series dramatizadas y peliculas, quien no vibra de emosion ante peliculas basadas en hechos relacionados con ellas como Caravana, Kamgamba, Sumbe, hay que hacerle una pelicula a la Batalla de Cuito Cuanavalle donde se decidio el destino de Africa del Sur y de Cuba, recordemos q el regimen oprobioso del apartheid contaba con Armas Nucleares.

  • Enrique dijo:

    Estuve desde el año 85 al 87 en la provincia de Moxico, Luena (antigua Luso). En una unidad de artillería antiaerea, allí viví tantas cosas y me marco el orgullo por la valentia, el arrojo y la fuerza de las ideas y los principios de todas las tropas cubanas que participaron en esa gran hazaña de defender a un país tan lejos geográficamente del suyo, del nuestro. Así, con solo la condición de vencer por una causa justa y magnanima. Tantos camaradas, amigos, compatriotas caídos, otros tuvimos la suerte de poder regresar invictos y contar los actos de valor, pero con ese sentimiento de orgullo y dolor por los mártires. Pero fue el gesto mas altruista del pasado siglo XX. Gloria Eterna a los caidos y también porque no, a los que llegaron firmes, con la frente en alto y la bandera cubana de la victoria ondeando fuerte al viento y refulgiendo mas que el sol.

  • Juan Carlos Subiaut Suárez dijo:

    Gloria eterna a nuestros mártires!
    Tomo una frase del artículo "...el legado de los que dieron su vida por la emancipación del cono sur africano y nuestra propia salvación en tiempos de inminente agresión armada, a los combatientes internacionalistas, el homenaje del pueblo que le debe sus conquistas y a nuestros caídos en África", para esbozar una idea: ?Hemos hecho lo suficiente, nosotros, los contemporáneos, incluso participantes de aquella epopeya para preservar ese legado y transmitírselos a las nuevas generaciones? Considero que falta mucho. Hay varias películas, alguna que otra serie, varios artículos en la prensa, pero nuestros muertos en Angola, los héroes que regresaron y aún caminan entre nosotros, algunos con secuelas de heridas físicas y sicológicas que el tiempo no ha borrado, nuestro eterno Comandante que dirigió minuciosamente cada gran batalla hasta las negociaciones finales, merecen mucho más, rememoradas y contadas a la forma apasionante y embriagadora de un Leal (el maestro de "Entrega" es un buen ejemplo de ello) para que las nuevas generaciones aprehendan ese legado, más hoy con la ofensiva mediática del imperio que bombardea al mundo con mentiras, entre las cuales la epopeya angolana se cuenta de una forma completamente distinta. Puede que el mundo actual sea otro, que la visión del pasado pasa por el tamiz de esas grandes agencias desinformadoras y sus redes anti - sociales, pero el heroísmo derrochado por nuestros combatientes, las victorias alcanzadas, la independencia de Angola y de Namibia y la derrota del apartheid en Sudáfrica son hechos imborrables que no podrán quitar de la Historia.

  • Kangamba dijo:

    Honor y gloria a los que cayeron,a los que tuvieron la suerte de regresar. Para mí fue una enseñanza más que una experiencia porque lo vivido allí ni en sueños.Me sirvió para querer más a mí Cuba a defenderla, cuidarla y no dejar hasta el día de hoy y siempre que sea atrapada por el Tío Sam.

  • Ly dijo:

    GLORIA ETERNA A ESOS HÉROES QUE PUSIERON EN ALTO EL ALTRUISMO Y EL HONOR DE LOS CUBANOS DIGNOS. TANTA TESTOSTERONA SÓLO PODÍA VENIR DE ESTA ISLA.

  • PMG (Pedro Muñoz) dijo:

    Fui uno de los participantes, pero estoy conciente de por cada uno de los que fuimos quedaron cientos de miles de cubanos con el deseo de integrar aquellas huestes. Que orgullosos estamos, como podemos contar la historia a nuestros hijos, nietos y más allá, porque la historia no se olvida. Por suerte regresamos, pero dejamos allí parte de nuestra sangre, tanto cubana, como angolana y dejamos a hermanos eternos y héroes eternos de ambas patrias. Gloria a los caídos y honor a los que regresaron. Todos lo merecen. Los yanquis no pueden perdonarnos este atrevimiento de los cubanos. Pero no olviden, si tenemos que volver a realizar tales hazañas, aquí o en cualquier lugar del mundo. volveremos y venceremos.

  • Arisnay Hernandez Ramos dijo:

    Estos Hechos son lamentables pero esto tiene que conocerse,hay que enseñar en nuestras escuelas para que nuestros niños,adolescentes y jóvenes conozcan la historia tan abrumadora de estos hechos.Sentidos respetos a todo que entregaron su vida en el cumplimiento del deber y a todos los que pudieron regresar para contarlo.Gloria eterna a todos aquellos que luchan por una causa justa.Aunque ya no estén físicamente su presencia espiritual esta en la Revolución

  • Martha dijo:

    Dos años como profesora internacionalista en Sauriumo, la capital de Lunda Sul me permitieron establecer buenas relaciones de amistad y compañerismo con muchos de los militares cubanos que pertenecían a la 10ª Región Militar. Con mis colegas docentes visitamos sus campamentos, participamos en actividades culturales y encuentros deportivos; los vimos vivir en condiciones de guerra y conocimos sus añoranzas, sus deseos de cumplir con éxito la misión y regresar al seno de sus familias. Tres décadas después del retorno a Cuba duele recordar a los que entregaron sus vidas en los campos de batalla… Para ellos el Tributo Eterno

  • Ale dijo:

    Gracias a cubadebate, por su pertinencia. Estos temas son inagotabless y como dice el trabajo, es vital para la supervivencia de nuestra nación, que está a cargo de las nuevas generaciones.

  • Clara Danger Cleger dijo:

    MI HISTORIA, QUE GRANDE, QUE FUERZA TRASMITE, QUE ORGULLO SE SIENTE AL SABERSE NACIDO BAJO TAN SELECTO PUEBLO, LA HISTORIA ESTA COMPULSANDONOS CONSTANTEMENTE A NO SOSLAYARLA PORQUE ES MI PADRE O TU MADRE,TÙ HERMANO, O HERMANA NUESTROS ANCESTROS Y ANTEPASADOS ESTA EN NUESTRA SANGRE, NOS CORRE POR LAS VENAS, NOS LATE EN EL CORAZÓN Y SE MULTIPLICA EN NUESTRAS NEURONAS PARA QUE BEBAMOS DE ELLA DE ESA SAVIA QUE NO SE ACABARÁ NUNCA. PORQUE SIEMPRE SIEMPRE "VAMOS POR MÀS"

  • histórica dijo:

    Trabajos como este no se deben perder. Es muy lúcido y hay que acabar de potenciar esta parte de la historia en las diferentes enseñanzas y según el grado de profundización que exige la sistematicidad en la etapa identificada como revolución el poder, debe incorporarse todo lo que los historiadores con nobleza han recogido de la gran epopeya de Cuba en Angola. Felicito a la autora por la valentía de su profundo análisis y su lucidez

  • ernesto dijo:

    somos un país independiente y soberano gracias entre otras cosas, a estos valerosos combatientes. a todos los que ofrendaron sus vidas sin otra esperanza que construir un mundo mejor. Me gustaría ver que todo nuestro pueblo los cuida a todos y a cada uno de los que sobrevivieron a esta gesta. gloria eterna a nuestros héroes y mártires

  • Humberto Sánchez Mendez dijo:

    Estuve en Angola desde febrero del año 1988 hasta mayo de 1990 en estuve en cuito cuanavale nunca lo podré olvidar ya tengo 59 años han pasado 31 año y siento tanto que al preguntarle a un estudiante de secundaria sobre esa epopeya gloriosa de nuestra historia y no lo sepa me produce tristeza que no hallamos sido capaces de enseñarles a nuestra juventud HISTORIA DE CUBA, se debía enseñar para que no se olvide porque es PELIGROSO que eso pase. Humberto Sánchez Mendez

  • Leandro dijo:

    Tuve la oportunidad de cumplir misión en el sur de Angola en un Grupo Táctico integrado fundamentalmente por jóvenes del Servicio Militar que voluntariamente decidieron cumplir aquella honrosa misión. Mejores soldados no quiero. Para los jefes, lo difícil ante cada misión arriesgada era decidir quienes irían pues todos estaban prestos e incluso no pocos se ofendían cuando no eran seleccionados. Ni la sed, ni el sol ardiente menguaba los ánimos de aquella tropa que nos hacía comprender que por nuestras posiciones no habría enemigo por poderoso que fuera que pudiera avanzar.
    Sobre la participación cubana en Äfrica Nelson Mandela dijo: “Nosotros en África estamos acostumbrados a ser víctimas de los países que quieren apoderarse de nuestro territorio o subvertir nuestra soberanía. En toda la historia de África es la única vez que un pueblo extranjero (el cubano) se ha levantado para defender a uno de nuestros países.” La victoria cubana, dijo Mandela “destruyó el mito de la invencibilidad del opresor blanco… [e] inspiró a las masas en lucha de Sudáfrica… Cuito Cuanavale fue el punto de inflexión para la liberación de nuestro continente -y de mi pueblo – del flagelo del Apartheid”.

  • nadia dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo, que se acopien todas estos análisis tan profundos y que se impriman los textos de historia, proimero para maestros y luego para los más jovenes. AMEN

  • Regla Mercedes Santiuste Casanova dijo:

    Mis repetos para todos los combatientes que participaron en la epopeya de Angola. Honor a quien honor merece

  • Carlos Manuel Balan Carballo dijo:

    Con solo 23 años fui combatiente en Angola y realmente sobre esta epopeya a excepción de Milton Diaz Canter poco se ha divulgado de aquella hazaña. El genio militar de Fidel desde una perspectiva solidaria, es semejante a la grandes lideres militares de la historia de la humanidad. El arrojo y el valor de soldados y oficiales no tienen parangón en la historia. Viajar en aviones Britania ya obsoletos, con tanque de combustible adicionales porque no daban autorización para escala. Viajar en un barco mercante en una bodega calurosa y sentir sobre el cuerpo residuos de azúcar a granel que goteaba porque el barco antes había cargado este alimento. Los hermanos caídos en el cumplimiento de su deber merecen un tributo eterno.

  • Paulina Hernández Mezonet dijo:

    La memoria afectiva tiene que ver con los recuerdos de la vida personal. Son ese sentimiento con una carga emocional especial que reaparece cada vez que se recuerda una experiencia previa significativa. De eso se trata cuando llegamos a una fecha como esta y recordamos lo que significó la Operación Tributo para nuestro pueblo. Para mí fue algo tan solemne y sagrado por el hecho de rendir un tributo eterno a hombres que lo dieron todo por una causa y una idea, esos hombres, se inmolaro para que otros que vinieran después puedan tener una vida más digna y plena. Es sacrificio por otro. y está en la Biblia en el ejemplo de Jesús. Por tanto esos hombres también merecen estar en el altar sagrado de la Patria y eso es para mí la Operación Tributo, el altar eterno de la Patria donde descansan los cuerpos de quienes lo dieron todo por la justicia y la redención. ¡Gloria a los Mártires de Nuestra Patria!

  • Adalberto dijo:

    Merece contarse la historia de nuestros combatienes, esencialmente por los jovenes soldados que prticiparon en la gesta, y en memoria a los que cayeron heroicamente. LAs nuevas generaciones no deben olvidar. LA editorial verde olivo puede contribuir mas en este sentido.

Se han publicado 27 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Yeniska Martínez Díaz

Profesora Auxiliar de la Universidad de Ciencias Médicas en Ciego de Ávila, Cuba. Máster en Ciencias de la Educación Superior, aspirante a Dr. en Ciencias Pedagógicas e Investigador Agregado.

Vea también