Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

“Como tú sabe, negrito”

| 23 |

Ilustración: Edilberto Carmona Tamayo/ Cubadebate.

Relato seleccionado de la convocatoria titulada "Lo que me contaron mis padres", un incentivo de Cubadebate para recopilar las historias de nuestras familias, de sus vidas, la memoria de la Revolución.

  • Enrique15 dijo:

Mi tío Mario tendría por esa época unos 16 o 17 años cuando más y pertenecía a un movimiento juvenil cristiano (si mal no recuerdo), y hacían cosas contra la dictadura. En una ocasión, uno de sus compañeros fue asesinado por los esbirros de la tiranía, y ellos en respuesta planeaban tirarle unos tiros a la estación de policía. Un chivatazo puso sobre aviso a los batistianos y mi tío fue detenido junto a otros compañeros.

Hay varios factores que influyeron en que mi tío pueda hoy contar esta historia, pues solo la casualidad le salvó la vida. Primero: ese tío y mi viejo trabajaban en un periódico matancero: Adelante, cuyo dueño era un batistiano convencido pero a la vez (hay que reconocerlo) un tipo guapo. Este hombre no las tenía todas con las autoridades de la provincia por un problema de chismes que había publicado en el periódico sobre la esposa del alcalde (según mi tío, insinuó en un artículo que la mujer del tipo era homosexual, este último fue a buscarlo a la casa pistola en mano y Pimentel, que así se llamaba el hombre, le arrebató el arma y lo hizo salir pitando de allí).

Por lo tanto, cualquier cosa que pudiera hacer para “joder” a la autoridad en la persona de este alcalde, el hombre la hacía con gusto. Segundo, Pimentel tenía dinero + relaciones = influencia. Eso en última instancia salvó a mi tío. En segundo lugar: a mi tío lo detuvieron y como existían las llamadas “garantías constitucionales”, había que presentarle cargos, etc. Esa era una de las causas por las que muchas veces los revolucionarios eran detenidos, asesinados y tirados en cualquier camino, ya que a los efectos legales nunca habían sido detenidos ni estaban en ninguna estación.

En Matanzas ese método se empleaba igual, y para ello los prisioneros eran trasladados con frecuencia a un cuartelito que se hallaba en las afueras de la ciudad. A mi tío lo fueron a trasladar para allí para aplicarle la misma “medicina” esa misma noche, pero una casualidad tremenda puso la primera piedra para su salvación.

Resulta que lo trasladaban en un auto “civil”, sentado entre dos esbirros en el asiento trasero y delante iba un connotado esbirro y asesino matancero conocido por todos (ahora mismo no recuerdo el nombre pero seguro algún matancero de esa época lo recordará). El caso es que el auto pasó por un lugar donde había un baile y donde tocaba un primo de mi padre que era pianista. Cuando mi tío lo vio, logró sacar la cabeza por la ventana del auto y agitando la mano como en saludo, gritó: ¡¡¡Reynaldoooo!!! El primo se sorprendió mucho al ver en qué clase de “compañía” andaba mi tío, pero sabedor de en qué andaba el muchacho, corrió a dar la voz de alarma en la familia. El asesino aquel, al darse cuenta de lo que había hecho mi tío, se viró y le dijo: “Como tú sabe, negrito”.

Al llegar al lugar, lo metieron en aquel cuartel. En uno de los calabozos había un tipo con la cara hecha un guiñapo de los golpes recibidos. El esbirro le dijo a mi tío: “Mira, esos son los consejos que damos aquí, pero no te ocupes, que a ti no te toca eso”. Hay que darse cuenta de los momentos que debió de haber vivido mi tío, un casi adolescente, sabiendo que no le quedaban más que unas horas de vida. Este hombre los tenía formados de frente y les insultaba y les decía cosas. Mi tío parece que soltó una risita nerviosa. El hombre se ofendió y le dijo a uno de sus subalternos: “Mira, ese que se está riendo tanto te quería joder a tiros hoy, pero no te preocupes, que ahorita lo vamos a colgar de una mata de guásima pa’ que no j… más”.

Ya conociendo la familia lo que pasaba, alguien fue a ver al dueño del periódico para que intercediera por mi tío. Según me dijeron, creo que el tipo se movió con sus influencias, presentaron un recurso de habeas corpus y no hubo más remedio que soltarlo.

Algo que estremece cuando se escucha, es que cuando trajeron de vuelta a mi tío la sala de la casa de mi abuela parecía una funeraria. Ella, mis tías y sus amigas todas muy tristes dándose ánimos y prácticamente llorando a mi tío muerto. De pronto se abrió la puerta y aquel mismo tipo esbirro y asesino entró, y cuando vio aquel espectáculo tuvo el cinismo y la desvergüenza de ironizar: “¡Eh!, ¿pero y esas caras? Aquí no se ha muerto nadie, miren a su negrito aquí, entero. Pero recójanlo, eh, que está un poco suelto”.

Un par de días más tarde, Batista anunciaba la suspensión de las famosas “garantías constitucionales”, por lo que, entre otras cosas, usted podía ser detenido indefinidamente sin presentar cargo alguno. Por eso aumentó el número de torturas salvajes y el asesinato de valientes muchachos revolucionarios. Afortunadamente, mi tío Mario aún vive y el año pasado le celebramos sus 80 septiembres.

Lea además:

¡Participa! Lo que me contaron mis padres

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Armando Lopez dijo:

    Muy buen articulo, muchos han olvidado aquellos tiempo de dictadura. Hoy se habla de derechos humanos, se habla de represion. Y nada que ver con lo que se vivio aquella epoca de Machado, Fulgencio Batista, todo lo lo que olia a oposicion lo mataban,desaparecian,por eso hay que querer a la Revolucion,porque aunque no es perfecta,respeta el derecho fundamental que tiene un ser humano, el derecho a la vida.

  • Yai dijo:

    Hermosa historia.Gracias a la Revolución en nuestro país ya NO habrá más historias como esas.

    • Raul Montero dijo:

      Yo no estoy muy Seguro de eso . Por esa razon es que la nueva constitucion hace enfasis en el proceso judicial dentro del tiempo establecido . aqui se estila detencion sin presenter cargos y juicios que nunca estan dentro del tiempo .

    • Anrin dijo:

      ASÍ ES QUERIDA YAI, QUE BUENO QUE ESTÁS EN CUBADEBATE Y CON ESA OPINIÓN PRODUCTO DE TU FORMACIÓN.SALUDOS.

  • TSE dijo:

    Bonita Historia, triste realidad, la suerte del tío de Enrique, muy pocos jóvenes la tuvieron una vez detenidos, no lo viví, pero si he leído y escuchado que en mi natal Holguín, historias de este tipo tuvieron un final bien distinto, lamentablemente.

  • Chicho dijo:

    A mi siempre me han gustado este tipo de historias , quisiera se hicieran mas peliculas con cosas asi por el estilo, o aventuras como la de los Papaloteros. Historias que se terminaron el 1 de enero de 1959 . Hoy son muchas las cosas que hay que cambiar y arreglar pero para nada en nuestra sociedad de hoy en dia ocurren hechos asi. Espero mas anecdotas.

  • Alexander dijo:

    Excelente artículo !! es muy positivo que las nuevas generaciones lean artículos como estos que describen la realidad del pasado y nos enseña que se debe cuidar lo que se ha conquistado con el triunfo de la revolución , mi abuelo que en paz descanse vivía al márgen de la Sociedad , me decía que en los años de la dictadura batistiana frecuentaba bares y cantínas , dice que estaba sentado en la barra bebiendo tragos y de pronto entró un oficial de la policia batistiana , el oficial tenia una muy mala reputación , pero ese día estaba en su tiempo libre , dice mi abuelo que todos los que estaban en aquel bar salieron echando , mi abuelo se quedó sentado y el oficial ironicamente le dijo a mi abuelo ''chico y tu no me tienes miedo'' mi abuelo le respondió no te debo nada , entónces el oficial se sentó cerca de mi abuelo y compartieron tragos.

  • enrique15 dijo:

    Muchas gracias Cubadebate, me sorprendió mucho y a la vez me honra muchísimo que hayan selecdionado mi relato. Mi intención siempre fue hacerle un homenaje a ese tío mío y a la vez a mi padre y su otro hermano, que no tuvieron miedo en aquellos momentos terribles. Y a mi Abuela, una brava que en una ocasión expulsó de la casa a uno de esos esbirros que había entrado a punta de fusil persiguiendo a un joven revolucionario que había saltado huyendo por su patio.

  • abc dijo:

    cito: "...Batista anunciaba la suspensión de las famosas “garantías constitucionales”, por lo que, entre otras cosas, usted podía ser detenido indefinidamente sin presentar cargo alguno..."
    Pues no se han restablecido

    • Alexis dijo:

      abc, sobre tu comentario, que se respeta porque supongo tengas fundamentos para hacerlo, te digo que soy Abogado en ejercicio y de casos propios y de otros colegas conozco directamente sobre procesos penales, y puedo asegurar que los casos en que la persona no conoce los cargos en su contra o lo que es lo mismo de que se le acusa, son en una cantidad insignificante y existen mecanismos para que los familiares reclamen esa irregularidad. En 13 años que llevo en ejercicio solo he tratado un caso de estos.

      • Adonis D ángeles dijo:

        Pues yo conozco de 19 ex compañeros de trabajo que están presos en el combinado de matanzas hace más de 7 meses y aun no se les ha celebrado juicio alguno. Hace unos días liberaron a uno sin más noticia que “usted puede irse y reincorporarse a su trabajo”. Indague, abogado, porque usted tanto como yo sabemos que si eres sospechoso de un delito donde se presuma que existan varias personas implicadas, el departamento técnico de investigaciones te detiene y te mantienen incomunicado por el tiempo que ellos estimen necesario mientras te exprimen para sacarte lo que ellos quieren saber. Luego te pasan para una prisión “preventiva” hasta que termine toda la investigación y el caso pase a los tribunales. ¿Cierto o Falso, abogado? Ahora, lo que me gustaría saber a mí, que no soy un hombre de leyes, es, ¿hasta qué punto este que te narro es legal? Quizás usted como abogado me pueda responder, claro está, si Cubadebate no ve problemas en publicar mi comentario.
        Saludos

  • Enrique Niquero dijo:

    Mi padre me cuenta que cuando era un niño se quemó con una lata de agua hirviendo en aquella época antes del triunfo de Nuestra Gloriosa Revolución. Simplemente por el hecho de que mis abuelos no tenían el dinero no lo quisieron atender en una clínica particular y gracias a un medico amigo de la familia mi papá no perdió la vida. Por eso siempre estaré con esta revolución hasta los últimos minutos de mi vida por la grandeza humana de la misma pues después del triunfo las cosas cambiaron 100 % para el bienestar del pueblo. GRACIAS FIDEL

  • Amaya dijo:

    Saludos Enrique 15, ese es el pasado que nos quieren vender los gusanillos e hipercríticos que ahora pululan por aquí, eso es lo que les espera a los venezolanos si se dejan arrebatar la revolución, por tanto nosotros a sangre y fuego tenemos que defender la nuestra

  • enrique15 dijo:

    Una vez publicado este relato he recibido llamadas y correos de familiares que me han permitido recordar un par de datos importantes. El joven había sido asesinado se llamaba Franklin Gómez, quien fue ultimado por esbirros de la policía matancera el 3 de enero de 1958 después de ser detenido y llevado al cuartel nombrado Escuadron 41, precisamente el mismo adonde llevaron a mi tío y que yo mencionaba en el relato.

  • El guajiro dijo:

    Muy buen articulo!!!!
    Tiene entre otros, dos ensenazas claras : como era Cuba antes del 59, la razon de una revolucion victoriosa y la otra, que esa realidad es la que se vive HOY en muchos paises, incluido latinoamerica, especificamente Colombia, cuyo presidente es el rey atacendo a Venezuela sin moral alguna.

  • José avila dijo:

    Debíamos crear momentos de encuentros en las escuelas dónde los muchachos conozcan estás historias de ser posible contadas por sus protagonista. Los jóvenes de hoy necesitan que nuestra memoria histórica sea conservada

  • Daniel Noa dijo:

    Felicitaciones a enrique15 y a Cubadebate por esta iniciativa...tan importante y necesaria para desenolvar las historias aún no contadas de muchos actos heroicos ocurridos en casi todas las ciudades cubanas en épocas de la dictadura batistiana...Yo también tuve un tío que luchó en la clandestinidad...fue combatiente del 5 de septiembre y casi de milagro logró escapar a la persecución policial luego de un "chivatazo"...Mi tío luego fue participante en la Lucha contra bandidos en el Escambray, y combatiente de Playa Girón en un Batallón de Milicias (Bon 315)...y luego fundador de Lucha contra Piratas que más adelante se convirtió enel Departamento de Vigilancia de Puertos y Costas...y finalmente Tropas Guardafronteras del MININT...en la Unidad de TGF en Varadero (La Punta)...y en la Capitanía de Cárdenas...Murió siendo soldado y fui feliz en medio de la tristeza al escuchar el panegírico que leyeron los compañeros suyos de la Asociación de Combatientes...su larga hoja de servicios daba para un ascenso póstumo siquiera al grado de Teniente...él fue feliz sabiendo acerca de cada ascenso que yo lograba hasta ser Teniente Coronel...El mereció siempre...mucho más que yo...esas jerarquías...como tantos otros héroes y mártires de las luchas clandestinas y de los combates antes y después de 1959... Honrar, honra...dijo el Maestro.

    • Amaya dijo:

      Noa creo que a mi me pasó lo mismo que a ti, mi padre fundador de la PNR en el año 59, combatiente clandestino, de Playa Girón y la LCB, sin embargo alcanzó el grado de Capitán ascendido en 1975 hasta su retiro en 1991, yo llegué a ser Tte Coronel, al igual que otros 3 hermanos mios, y ese era su orgullo

  • abelboca dijo:

    Este combatiente revolucionario sobrevivió pero cerca de 20.000 revolucionarios clandestinos no sobrevivieron las torturas de los sátrapas batistianos en muchas ciudades y pueblos de Cuba durante la Tiranía de Batista, sobre todo en la capital, donde cada día se veían los cadaveres de torturados tirados en los parques, las calles, el Río Almentadre, en 15 y 16 en el Vedado, en la Víbora, en Goicuría, en toda la ciudad de La Habana. Sigo pensando y proponiendo que nuestro Partido y Gobierno Central erija un gran monumento y una llama eterna en un lugar céntrico de la capital donde se les pueda recordar y llevarle flores a todos aquellos que ofrendaron sus vidas por un futuro mejor en la lucha clandestina. Esto es una deuda muy grande que todavía no se ha saldado con ellos. Espero que esto le llegue a algún oído receptivo de Díaz Canel y el Co. Raúl, y que lo materialicen en un plazo breve. Los patriotas clandestinos, y en particular los de La Habana se lo merecen.

  • Jose R Oro dijo:

    Excelente su relato enrique15 y muy merecido el reconocimiento, me gustan mucho estas iniciativas de Cubadebate que motivan mucho a los foristas

  • Aleph dijo:

    La historia del clandestinaje en Cuba en todos los tiempos ha sido de altos kilates por decirle de alguna forma pero desgraciadamente hay poca literatura donde podemos conocerla,piensen en la Guerra de los 10 años , hay poco sobre el tema ,abundan mas las historias de la manigua.En la ultima etapa de la Revolucion Cubana solo se resaltan las figuras principales.Lean las ediciones especiales de la revista Bohemia del año 1959 y encontraran historias de las que ya no se habla.Al lado de mi casa vivio un martir que perdio la vida cuando iba a alzarse ,conozco la historia por las viejitas que lo criaron y me la hacian cuando pequeño ,esta persona aparece en una de estas ediciones y sin embargo en todas las tribunas hablo de el y solo recibo asombro del desconocimiento.Ojala se publiquen mas historias como estas ,gracias a los que hacen el esfuerzo

    • Preocupao dijo:

      Ojalá todo ese tesoro periodístico, no solo el de Bohemia, sino todo lo que reposa en los archivos, fuera digitalizado y puesto a disposición de todos los que lo deseen consultar. Mucho podría aprenderse...

  • Pedro dijo:

    Muy buena iniciativa esta de presentar la historia de vida como ejemplo de lo que no puede volver. Me gustaría le hagan llegar esta iniciativa al MINED para que la aproveche en la docencia. Amena y educativa la historia. Felicidades!!

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también