Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Hermanos de Patria

| 17 |

Muchos habaneros perdieron todo o casi todo con el tornado del domingo 27 de enero. Foto: Héctor García Torres.

Laura nunca supo el nombre de aquel niño. Él tiene unos cuatro o cinco años y juega en un albergue, mientras reconstruyen su casita. Tiene, también, la gracia que habita siempre en “la esperanza del mundo”.

Laura le pregunta el nombre. A sus padres, tal vez, no les fue fácil encontrarle uno para cuando naciera, pero a él no le importa. No sabe eso. Dice, con la rapidez de la inocencia, que se llama Díaz-Canel y hace reír a Laura y a otros estudiantes universitarios que, como ella, fueron a repartir alegría a quienes vieron cambiar sus vidas en 16 minutos de tornado y desesperación.

Hay muchos niños como él allí. Algunos más pequeños, recién nacidos; otros mayores. Niños que perdieron sus juguetes, esos que los entretenían en momentos de perretas y que los hacían crearse mundos de carros, soldados, héroes superpoderosos.

Pero un grupo de estudiantes universitarios les ha llevado otros nuevos. Pienso en la algarabía de Andry –mi hermanito de dos años– cuando le regalo un juguete, porque los niños tienen en común la misma expresión de alegría ante algo que es, cuando menos, parte indispensable de su felicidad.

Hay un señor, en la iglesia de Jesús del Monte, al que no se le ve feliz como a los niños. Es difícil estarlo cuando un tornado se encaprichó en que él y su familia durmieran mirando las estrellas dentro de su propia casa.

Desde aquella loma, oscura en la odiosa noche del domingo 27 de enero, él y sus vecinos sentían que el mundo se les venía encima. No se le ve feliz, pero sí calmado, aunque se le haga difícil conseguir el sueño. Parece que también a esa palabra se la llevó el tornado, el mismo que puso a Jesús del Monte en el maldito mapa de su trayectoria.

En la casa contigua vive otra señora con su familia. Es un pasillo con pequeñas casitas a ambos lados, que han perdido parte del techo. Vemos a un muchacho que salió en la televisión; tiene a su mamá ingresada desde aquel fatídico fin de semana. Dice que la vieja está mejor, que se recupera.

Él entra junto a la señora y el resto de la familia a la sala para repartirse, entre todos, la ayuda que está sobre el sofá. Ella se prueba unos zapatos de donación. “Ah, pero te quedan pinta´os”, le decimos. Y vemos que le brillan los ojos, que se le mojan. Aprieta el sollozo en el pecho y nos abraza.

Hay muchas formas de ayudar y acompañar, mientras la ayuda mayor está en camino o se levantan paredes y techos que toma días concluir. A la señora, como a aquellos niños, se le ve feliz. Sabe que hasta allí llega la solidaridad de sus hermanos, los de sangre y los de Patria.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • DulceM. Echemendía Arcia dijo:

    Esos son los hechos que nos identifican de verdad como auténticos cubanos, hijos agradecidos de la patria a los que no nos preocupa que otros venidos a menos traten de mancillar y enludar con palabras de advenedizos una obra que construida con defectos y virtudes como todo lo humano es real , humanitaria y dignamente muy hermosa.

  • Tony dijo:

    Gracias por la crónica y la conexión con los damnificados.

  • gsaborit dijo:

    Dentro de tanta tristeza para todos los afectados y en es especial estos niños, llegan estás lineas que al leerlas te adentran al sentir de todos ellos que nunca olvidarán ese mal recuerdo.

  • dayamy dijo:

    Leo estas lineas desde la lejanía y se aprieta el pecho al pensar que afortunados somos al vivir en Cuba donde al menos sabemos nadie queda desamparado y donde tantos hermanos de patria han contribuido de una manera u otra a aliviar esa tristeza de quien lo ha perdido todo .Cuba y la Revolución son grandes.

  • EElectrica dijo:

    muy emotivo el artículo a mi tambien se me empañaron los ojos, con el relato de la señora. gracias por acercarnos a lo que estan haciendo para ayudar a los damnificados. saludos.

  • Tamara Dovale Moisés dijo:

    Muy hermosa crónica y muy conmovedora. Ese Tornado sido un desastre que nos ha sacudido el alma y a pesar de las pérdidas humanas y materiales, saldremos fortalecidos.
    Algunos mal intencionados proyanquis quieren manchar, como siempre, la imagen de Cuba, con mentiras y ataques bajos pero como siempre aquí estamos seguros y fuertes porque sabemos que la REVOLUCIÓN no desampara a nadie. Por eso la defenderemos hasta las últimas consecuencias y votaremos SI este 24 de febrero porque Somos Continuidad. Viva Fidel, Raul y Díaz Canel. Viva Cuba Socialista. Viva la Solidaridad.

  • gleydis catalina ruano Olivero dijo:

    Gracias por tan bello trabajo, así es, pequeñas acciones llenan de felicidad, como la gloria que cabe en un grano de maíz.

  • Luis dijo:

    Muy bien todo, creo sería bueno tambier hacer artículos acerca de los otros albergados por otras catástrofes climatológicas anteriores.

  • Miguelito dijo:

    Hojala que esas pobres gentes se recuperen
    Rápida mente

  • Mágico dijo:

    Amigo Andy, verdad que el niño de esa crónica tuya es ingenuo. Es el niño más ingenuo de toda Cuba; y mira que yo conozco niños en Cuba. Pero hay otros niños que son candela. Hace unos días ahí por Cerro y Boyeros le pregunté el nombre a un fiñe, más o menos de la edad del tuyo; y me dijo que se llamaba Chapo Guzmán. Pero me lo dijo con tremenda picardía y muerto de la risa. Parece que en su casa ven el paquete semanal. Nada…, que unos niños dicen unas cosas y otros dicen otras, dependiendo de las experiencias y de la personalidad de cada quien. Mi niño es común en Cuba, el tuyo es especial: ¡Cuánta inspiración, cuánta devoción la de ese niño! Merece que le hagas un reportaje, no una crónica. Aprovecha ahora que pareces estar bien inspirdo.

  • Amanda dijo:

    Esa es la Cuba que queremos, la Cuba que somos.

  • angel pereira hernandez dijo:

    eso son los valores que nos unen y patria como la nuestra no existe felicidades para todas esas personas que colaboran

  • Saphira dijo:

    Cada vez que leo algo como esto me hace llorar y me fortalece el orgullo de ser Cubana.

  • Carlos Andrés Santa María Rodríguez dijo:

    Cuando vemos los gestos de solidaridad, que nuestro pueblo brinda al mundo, tanto en lo interno, como externo, nos damos cuenta de lo grandiosa que es la obra de la Revolución. En estos días de gran dolor, por la perdida de hermanos durante el tornado y las destrucciones ocasionadas, observo la gran preocupación por todos, las muestras de hermandad, las ganas de ayudar. También se aprecia en redes sociales, el odio, la crítica mal intencionada, de personas fuera de Cuba que aprovechan la acasión para desprestigiar lo construído, para arremeter contra Cuba, su pueblo, sus dirigentes, sin importanles nada, ni nadie. Su artículo refleja la realidad que hoy vivimos, lo que la gente humilde, de pueblo, hace, la voluntad de todos, por mejorar. GRACIAS

  • Marilyn Sagua dijo:

    Cuba es única y los cubanos también, por eso estoy muy orgullosa de ser cubana

  • Con criterio propio dijo:

    Hay gente que aprovecha estos espacios para decir boberías, pero la mayoría o casi el total de las opiniones salen del corazón, con un nudo en la garganta, porque todos nos ponemos en la situación que viven estas personas. Y si a mi me hubiese sucedido, me pregunto. Qué horror!! y eso que sentí un vientecito en comparación, se me quería salir el corazón con el aullido del viento y con la lluvia pertinaz que entraba por la ventana, a pesar de poner nylon, cerrar cortina, parecía que la ventana se venía abajo. Si hubiese pasado 500 metros más inclinado hacia mi zona, hoy estaría entre los damnificados, por eso es a veces el futuro en la voz de ese niño imitando el nombre de nuestro Presidente.

  • yunior dijo:

    Estoy contigo ahí sentado junto a ti .

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Cárdenas, 1996. Estudiante de Periodismo en la Universidad de La Habana. Presentador de “Nexos”, el Canal de la Universidad de La Habana. Ha sido premiado en el Concurso Nacional de Periodismo Universitario “Manolito Carbonell”.

Vea también