Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

“Perdón a mis niños por no haberles dicho adiós”

| 375 |

Desde el año 2016, el doctor Arnaldo Cedeño Núñez atendía a los niños indígenas de la etnia Apalai Waiana en Brasil. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

“No me pude despedir, me fui y quizás dentro de 20 días en su inocencia aguarden mi llegada, no va a suceder, por eso les pido perdón”. Así confiesa el doctor Arnaldo Cedeño Núñez quien desde el año 2016 atendía a los niños indígenas de la etnia Apalai Waiana, en Brasil.

“Ese día no lo voy a olvidar nunca. Era 11 de septiembre de 2016, la mañana estaba nublada, había presagio de lluvia y turbulencia. Me subí a la avioneta, viajaba desde el aeropuerto de la ciudad de Macapá en el Estado Amapá, en Brasil, hasta la aldea Bona perteneciente al municipio Almeirim del estado Parà”.

El doctor Arnaldo Cedeño Núñez hurga en su memoria, siento que vuelve a vivir aquellos momentos, para él muy tensos, “no niego que tenía temor, imagínese solo viajaríamos el piloto y yo, el cual me dio las instrucciones para casos de emergencia porque atravesaríamos la selva amazónica hasta llegar a la comunidad indígena de la etnia Apalai Waiana”.

“El recorrido duró dos horas, el trayecto era complicado y riesgoso, solo después de unos cuantos viajes comencé apreciar la naturaleza hermosa y casi virgen que veía desde las alturas”.

Al joven galeno, oriundo de la provincia de Granma lo conocí a través de las redes sociales a raíz de la declaración del Ministerio de Salud Pública de Cuba de no continuar en programa Más Médicos, Cedeño publicaba en su perfil una nota: “¡Perdón por no haberles dicho adiós!!!”

¿A quién pedía perdón el médico cubano?

El doctor Arnaldo y sus pacientes de la etnia Apalai Waiana en Brasil. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

“Yo me fui para la aldea indígena al otro día de ser electo el Presidente Bolsonaro. Durante dos años, cada veinte días conviví con los nativos. No había luz eléctrica, ni teléfono, ni internet, sólo teníamos un televisor en el puesto de salud que funcionaba 2 o 3 horas en la noche mientras existiera combustible que alimentara una planta eléctrica, pero en esos días el equipo de TV estaba averiado y yo no sabía nada de lo que estaba pasando”.

“Con los niños de la comunidad tenía una relación entrañable, siempre les llevaba caramelos y ellos a cambio me ofrecían la poca comida que tenían, aprendí de su cultura, de sus juegos, sus cantos, su inocencia, llegué a llorar cuando se enfermaban y me dolía que su futuro estuviera encerrado solo en la selva y ríos que les servían de sustento”.

“Dos días antes de salir definitivamente del lugar quise en la noche tomar un descanso coloqué la hamaca fuera del puesto de salud y me acosté. En la aldea había una fiesta, fue entonces que llegaron unos niños y me pidieron permiso para cantarme unas canciones en la lengua indígena, no los grabé, no me lo perdono. Ellos me salvaron ese día de una picada de una cobra porque descubrieron que debajo de la hamaca había una pequeña, uno de ellos con su sandalia, casi descalzo la mató”.

Por unos segundos, el doctor Cedeño se mantiene en silencio.

“No sé por qué tenía el presentimiento de que algo no andaba bien, pero nunca pensé que no los volvería a ver. Les prometí pasar con ellos la navidad, es una fecha importante para los brasileños, no me pude despedir, me fui y quizás dentro de 20 días en su inocencia aguarden mi llegada, no va a suceder, no pude decirles adiós y por eso les pido perdón”.

¿Qué traes a Cuba de los niños indígenas de la etnia Apalai Waiana?

Arnaldo y un niño de la etnia Apalai Waiana en Brasil. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

“De ellos me llevo los mejores recuerdos,  por ejemplo cuando llegaba la avioneta todos venían con sus caritas sonrientes a mi encuentro, en los inicios me tocaban para sentir la textura de mi piel que ellos notaban era diferente”.

“Eran curiosos y me preguntaban de qué etnia era el médico cubano entonces les explicaba que en Cuba no teníamos cacique, ni tribus”.

“Un día indagaron por nuestra comida y me conmoví mucho al saber que solo se alimentaban de casabe, yuca y frutas, están mal nutridos sobre todo los más pequeños”.

Percibo emoción en la voz del doctor Arnaldo, hace una pausa para decirme por último:

“Les di mi amor, les enseñé a bailar a cantar, a que entendieran nuestra cultura y mi única tristeza es no haber podido abrazarlos en mi despedida”.

Desde el año 2016, el doctor Arnaldo Cedeño Núñez atendía a los niños indígenas de la etnia Apalai Waiana en Brasil. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

El doctor Arnaldo con niños y miembros de la etnia Apalai Waiana en Brasil. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

Arnaldo Cedeño Núñez comparte en la aldea con sus pacientes. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

El doctor Arnaldo cuidaba con esmero a los niños de la etnia Apalai Waiana en Brasil. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

Arnaldo se hace un selfie con niños indígenas de la etnia Apalai Waiana en Brasil. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

Desde el año 2016, el doctor Arnaldo Cedeño Núñez atendía a los niños indígenas de la etnia Apalai Waiana en Brasil. Foto: Cortesía del Dr. Arnaldo Cedeño Núñez.

Se han publicado 375 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ivis escalona socarras dijo:

    Dr Arnaldo me sacò las lagrimas Dios bendiga y proteja esos niños

    • Andy CIGB dijo:

      Esta es solo una historia de vida que se hace pública... pero cada uno de nuestros galenos tiene más para contar. Nuestros médicos cambiaron la realidad de estos y otros niños... y adultos... y ancianos. Bolsonaro les ha robado el futuro.
      Los más pobres sufrirán las consecuencias del egoísmo xenófobo de Bolsonaro. Es una triste Realidad.

    • María Caridad dijo:

      ¿Dónde está la sensibilidad de Bolsonaro? Muy poco tiene de ser humano. Las lágrimas saltan solas al leer estas líneas; imagino vivir ese momento.

    • Crodda dijo:

      He sido maestro toda mi vida, y estoy seguro que no solo fue a usted a los q le saltaron las lagrimas y la opresió en el pecho, es lo más hermoso y triste que he leido ultimamente, creo que como esa deben haber muchas otras historias, gracias a la ternura, amor y entrga del Dr Arnaldo un verdadero ejemplo de mádico cubano

    • sinsonido dijo:

      Esta bonito el relato y muy triste dejar esos niños, Arnaldo aquí te están esperando un montón de niños igual para que te retrates con ellos y cuides como lo hiciste alli, suerte

      • Roberto dijo:

        Dios primero que todo fue ese el slogan envolvente que encabezó la campaña de Bolsonaro, no sé que Dios es ese que él adora... bueno el Dios de él es Dios Trump, Dios Marcos Rubio, que no ha dicho ni una palabra de las traquiñuelas que acordó con este tipo, Dios Bannon que le diseño la campaña electoral... si fuera tan cristiano como el habla lo mejor que hacia era dejar de preocuparse por la suerte de 8500 cubanos y ocuparse por los más de 30 millones que van a quedar sin atendimiento médico... realmente emociona leer estas historias de total altruismo... el Che decía que un verdadero revolucionario se mueve por sentimientos de amor...

      • Lili dijo:

        Por supuesto que sí, el doctor Arnaldo se puede tirar foto con los niños cubanos, pero estoy segura que no va hacer en esas condiciones de los niños indígenas de etnia apalai. Los niños cubanos están atendidos desde que se forman en el vientre de la madre. Yo soy madre, me consta que tuve aquí en cuba todas las atenciones necesarias para que mi bebita hoy sea una joven saludable.

      • Andy´s UCM/Camagüey dijo:

        NO tienes la más mínima idea de lo que significa para un médico cubano estar allí, donde están los más necesitados.
        Ningún médico hubiese ido a cumplir tan digna misión si en nuetsro país al menos un niño estuviera en semejantes condiciones.

        Tu sarcasmo y falso deseo de suerte son incervibles en donde solo vencen las ideas

    • R.Fonseca dijo:

      igual le digo a mi comproviciano
      ue nustro Señon Jesus Cristo le Bendiga

    • Alexeis Alberto. dijo:

      Aunque nos ataquen y manipulen redes sociales en el exterior,el mundo será testigo que Bolsonaro y su política propiciaron esta situación,y que no les importó los pobres necesitados que perdieron el beneficio de la salud gratuita.
      Quien apoya esta situación,solo los beneficados.
      Para que tengan una idea,existen ciudades de 350 mil habitantes,y laboran 80 médicos,de ellos 60 Cubanos,ahora toda la atención la llevarán a cabo los 20 médicos privados,o sea más dinero para ellos,y los que no tengan dinero,a morir abandonados,esa es la política de bolsonaro.
      Pero Cuba sigue adelante y la OPS y la OMS conocen los valores y la dignidad del pueblo Cubano,aquí estamos,seguimos en combate.
      Saludos.

  • Aurora dijo:

    Bellísimo testimonio. Deberían recogerse las experiencias de esos profesionales en un libro, con esas fotos tan expresivas, para que se recuerde su sensibilidad y entrega.

    • Ing.Luis Enrique Fuentes Salas dijo:

      Coincido 100 % con lo expresado por Aurora, pero deberia de ser mas amplio, un Gran libro con todas las anecdotas e historias de todos los medicos cubanos en Brasil con toda la profusión de imagenes que el hecho requiere, seria un gran testimonio de la grandeza de nuestro Pais y de su Ejercito de Batas Blancas. Cubadebate, el Instituto del Libro, el Ministerio de Cultura y hasta el Consejo de Estado tienen que patrocinar esta iniciativa que seguro recorreria el Mundo con nuestra verdad.

    • Daimarelis dijo:

      Sería una excelente idea

  • Julio Cesar Candelaria Brito dijo:

    Reconocimiento colega a usted y a los miles de profesionales que por esta vez en Brasil demostraron la estirpe de la que estamos forjados los médicos cubanos, gracias por poner en alto la humanidad de los profesionales cubanos. Imagènes como estas no tiene precio por que Un Mundo Mejor es Posible. La BMC en Venezuela los reconoce y apoya.

  • LOG dijo:

    Mira en las condiciones que viven esa gente y a veces uno aquí se queja y piensa que tiene problemas y esas imágenes te recuerdan que siempre hay uno peor que tú. Y ahora sin médicos van a estar mucho peor.

  • martini dijo:

    Amaldo entiendo como te sentirás ellos te extrañaran mucho sobre todos los niños, que tanto necesitan la atención médica, a su presidente no le interesa eso el solo esta por el dinero y esta demostrado que sera un pinoche cualquiera pero sobre todo las cosas la
    dignidad de ustedes y de los cubano esta por encima de todo además allí correrían peligro porque este es capaz de cualquier cosa el es aliado de Trump

  • Cubano de Moa dijo:

    La historia más bonita que he leído de los médicos cubanos en Brasil.

    • Dana dijo:

      Sí... muy conmovedora!! Y sé que hay mucho más por contar, de él y de cada uno de los médicos que han pasado por estos lugares. Creo que para muchos, los galenos cubanos han sido como ángeles que llegaron para cambiar su historia. Hoy Bolsonaro los priva de tal bienestar....Es lamentable!!!! Dios tenga misericordia de ellos.

  • Angel dijo:

    Eso es lo mas grande que pueda hacer una persona, ayudarlos y enseñarlos a vivir. Creo que convivir con ello te hace ser mejor persona y estoy seguro que esta medida de el presidente electo de brasil a quien afecta en verdad es a esta poblacion pobre de su pais.

  • Julio Oscar dijo:

    Por historias como esta, es que siempre estaré orgulloso de ser cubano. Muchos no entienden eso, pero no me importa, hay que ser cubano para entenderlo.

    • Minsap dijo:

      Efectivamente, es algo que sólo entendemos los cubanos, porque es solidaridad lo que aprendemos desde que abrimos los ojos, es como si habláramos otro idioma, difícil de entender y nos caracteriza, eso hemos tratado de enseñarlo a los jóvenes que formamos acá de otros países.

      • Cero tolerancia dijo:

        Increíble historia, conmovedora de verdad. Me llena de orgullo saber que nuestro personal de salud es tan reconocido y respetado internacionalmente; pero me ofende muchísimo también cuando aquí en cuba, no se comportan igual. Este doctor ha descrito las condiciones increíbles en las que tenía que ir a su tribu, y aquí no van a la casa de los enfermos a visitarlos... por qué? No es generalizdo, pero seguramente muchos pensarán igual.

  • aya dijo:

    Que bonita experiencia para el doctor Arnaldo, cuántas historias traen a Cuba los colaboradores que cumplen misiones en tantos países. Mi esposo estuvo en Djibouti y también vivió momentos hermosos.

  • Y-Sander dijo:

    Relamente triste, El capitalismo se come los pueblos nobles. aunque se ven saludables, ese medico allí era mas que un medico , era una compañia, un hombro , un amigo, esas cosas no tienes precio. Viva Fidel, Viva Marti, Bolivar, Chavez, Nestor, Cristina, Correa , Evo, Lula , Dilma, Daniel , todos los hombres que luchan y han luchado por los hombres humildes.

  • rafael liriano granda dijo:

    Bonita historia. Igual a las que podrán contarnos nuestros médicos cubanos en el cumplimiento de su misión en Brasil. No pudo despedirse de esos niños, pero quedó sembrado el amor, la pasión y la dedicación de nuestro galeno.

  • YYR dijo:

    Muy conmovedora esta historia.me hizo llorar. Esas son las cosas q el Presidente va a dejaren su pais, mucho sufrimiento por ambas partes.

  • Milady Reina bernardo Pérez dijo:

    Conmovedoras anécdotas, esas son las que Bolsonaro no conoce ni puede entendere. Es bueno seguir publicando esas historias de nuestros médicos cubanos para que el mundo las conozca. Ellos no son de los que cuando llega el paciente primero hacen papeles del costo de la consulta para despues atender el problema, ellos solo salvan vida y siembran salud, ellos son Cubanos, ellos son humanos con principios y valores y en esos lugares no solo obran como médicos o enfermeros, sino como familia como seres humanos que sienten y padecen que sufren el dolor ajeno.

  • manolo dijo:

    IMPRESIONANTES FOTOS!!!

  • humano dijo:

    La cultura originaria ¿quién se ocupará? Al parecer nadie.

    Saludos.

    • Vivian dijo:

      Ya se dio el paso por parte de nosotros, demostrando la verdadera intencion humanitarista de la mision.

  • Manuel. dijo:

    Conmovedor relato de ejemplo de su condicion humana.
    Asi es la conducta de los profesionales Cubanos de la salud.
    VIVA CUBA.

  • Sandra.CL dijo:

    Qué triste! Qué triste que el pueblo brasileño no haya sido capaz de elegir un presidente con mejores intenciones para su pueblo. Qué triste que los pobres brasileños sufran. Qué triste que los niños se queden sin atención primaria. Ojalá, más con fé que con objetividad, Brasil despierte!

    • Ju@nCy dijo:

      Pero más triste que eso Sandra, es que posiblemente con los antecedentes que tiene ese Tipito con los mensajes de WathSap y las redes sociales halla manipulado de tal forma al pueblo que ellos no fueran los que decidieran y sin contar que una persona así, podría hasta haber manipulado votos y hasta haber organizado su propio atentado para inclinar a su favor la balanza de votos. De un animal facista y desalmado, que no representa ni tiene en cuenta a su propia gente, de un tipejo como ese tipo me espero cualquier cosa.

  • FRANK TEJAS PAZ dijo:

    Hay que estar allí para saber cuánto usted siente, lo felicito, es de muy buena estirpe, ha sido una gran misión la que han cumplido, usted siente la pena y dolor de no poder haber terminado la encomienda, ellos necesitan de la permanencia y la atención primaria que su gobierno no ha podido darles y ahoraserá peor. Esperemos que esas cosas cambien un día. Es usted un digno hijo de esta revolución.

  • Lenin Delgado dijo:

    Mis Respetos !!!

  • Yisel dominguez merino. dijo:

    Con esto, duele el alma , bolsonaro no tiene perdon de Dios,Gracias Dr por tanto amor.

    • leo dijo:

      Bolsonaro eres diabólico; no somos quien para jusgarte , solo Dios, dice su palabra que de esta tierra nadie se va deviendo nada.Somos creación de DIOS y le pido que proteja y Bendiga a toda la humanidad de toda maldad que vengan de hombres como tu.Pido al Sr que te permita estudiar lo que significa el amor al prójimo.

    • yoaisan dijo:

      no hace falta decir mucho las evedencias hablan por si solas, Balsonero no hay que disparar un arma para decirle asesino a una persona, que es lo que usted hace con toda esa población que desde el 2016 son atendidos, usted cree que no son seres humanos, pero bueno.... dime con quien andas y te dire quien eres de usted no se puede esperar mas nada.

  • La llorona dijo:

    No paré de llorar mientras leía el artículo. Cuántos sentimientos de amor y humanismo por estas personas. Cuánta ternura; estoy segura que esos niños jamás olvidarán al único médico que han tenido y tendrán por años.

  • Sergueyjr dijo:

    Que grande, no hay palabras…

  • camionera dijo:

    Arnaldo he llorado con esta anectota , que grande eres felicidades

  • Abel dijo:

    Doloroso. Como se dice en el escrito. Verdaderamente doloroso. Gracias hay que darle a esos gigantes que como otros cubanos hemos desandado por territorios riquismos en recursos y llenos de poblaciones desnutridas y analfabetas porque sencillamente los magnayes del dinero no se ocupan de ellos. Hracias a eate medido, hracias a los demas medicos que eataban en Brasil por poner el nombre de Cuba en el sitial de honor que le corresponde. Gracias a loa médicos cubanos que hacen y han hecho lo mismo en muchos lugares del mundo. Gracias al resto de colaboradores cubanos que hacen otro tanto porque no son solo los medicos los que enaltecen la patria socialista, entre todos hacemos de Cuba un gigante que se hace paso en medio de un mar de dificultades que nos imponen quienes no nos quieren asi pero que tienen que conformarse con vernos crecer porque asi somos y no nos cambiará nadie

  • consejal dijo:

    Mis respeto por su entrega, ud es un cubano de verdad,de los fidelistas.

  • sachiel dijo:

    !Cuantas emociones vividas por todos nuestros colaboradores de la Salud!! Dan para una serie de 25 temporadas o más, para una buena pelicula, para muchos libros (uno por cada uno que haya cumplido misión civil o militar internacionalista) en fin, para inundar los medios con estas historias de amor y ALTRUISMO verdadero..

  • guinero-bayamés dijo:

    DUELE MUCHO, SI ESTAR CON LOS POBRES Y DESPOSEIDOS, SALVANDOLES LA VIDA ES POLITICA, QUE ES ENTONCES, VENDER ARMAS, INVADIR PAISES, EXPLOTARLOS HASRA LA SACIEDAD, ACABAR CON ESA MISMA SELVA QUE ES EL PULMÓN DEL PLANETA, DONDE VIVÉN LAS PERSONAS MÁS NOBLES QUE HAN EXISTIDO, QUE NUNCA INVADIERÓN A NADIE, Y MANTIENEN SUS CULTURA, LOS INDIOS,

  • Marisela dijo:

    Verdaderamente me ha conmovido esta historia que debe ser la de muchos medicos que estan en cualquier parte del mundo, porque a eso nos enseñó nuestro comadante eterno Fidel, a entregarnos con sinceridad y amor, que el nuevo presidente de Brasil no conoce de esos sentimientos.

  • Martha dijo:

    Bello, hermoso relato, es triste no haya podido despedirse, su inocencia está reflejada en sus rostros, debe haber sido una experiencia única e irrepetible, encontrar en pleno siglo XXI que existan personas tan ajenas al salvajismo en que se vive más allá de sus fronteras, tristeza saber que ya no contarán más con el médico cubano que les traía un poco de alegría y cambio dentro de su rutinaria vida,

  • david dijo:

    Me conmovió mucho. Esa es la realidad del Pueblo de Cuba, solidaridad. Ese médico convivió en condiciones precarias, como indígena, y eso por solo el dinero no se hace. Ese médico como muchos otros tienen dentro de si los valores humanos que han sabido cultivar en nuestra Patria. Gracias a nuestros médicos por poner en alto la medicina cubana y los valores sociales más dignos de la humanidad.

Se han publicado 375 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Minoska Cadalso Navarro

Periodista de Radio Rebelde.

Vea también