Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Caetano Veloso: Si Bolsonaro gana, los brasileños pueden esperar terror y odio

| 38 |

Jair Bolsonaro, candidato a la presidencia de Brasil, durante un evento militar en São Paulo en mayo de 2018. Foto: Nelson Almeida/Agence France-Presse — Getty Images

“Brasil no es para principiantes”, decía Tom Jobim, compositor de “La garota de Ipanema” y uno de los músicos más importantes de Brasil, a quien podemos agradecerle el hecho de que los amantes de la música en todas partes deban pensarlo dos veces antes de clasificar el pop brasileño como “música del mundo”.

Cuando le dije la frase del maestro a un amigo estadounidense, él replicó: “Ningún país lo es”. Mi amigo tenía algo de razón. En cierta forma, Brasil quizá no sea tan especial.

Ahora mismo, mi país está demostrando ser una nación como muchas. Al igual que otros Estados del mundo, Brasil se está enfrentando a una amenaza de la extrema derecha: una tormenta de conservadurismo populista. Nuestro nuevo fenómeno político, Jair Bolsonaro, el candidato favorito para ganar la elección presidencial del domingo, es un capitán retirado del Ejército brasileño que admira a Donald Trump, pero que en realidad se parece más a Rodrigo Duterte, el líder autócrata de Filipinas. Bolsonaro apoya la venta irrestricta de armas de fuego, propone que haya una presunción de defensa propia si un policía mata a un “sospechoso” y declara que un hijo muerto es preferible a uno homosexual.

Si Bolsonaro gana la elección, los brasileños pueden esperar una oleada de terror y odio. De hecho, ya se ha derramado sangre. El 7 de octubre, uno de los simpatizantes de Bolsonaro apuñaló a mi amigo Moa do Katendê, músico y maestro de capoeira, en el estado de Bahía por un desacuerdo político. Su muerte dejó a los habitantes de la ciudad de Salvador con dolor e indignación.

Recientemente, he estado pensando en la década de los ochenta. Grababa discos y daba conciertos con entradas agotadas, pero sabía lo que tenía que cambiar en mi país. En esos años, los brasileños luchábamos por tener elecciones libres después de más de veinte años de dictadura militar. Si entonces me hubieran dicho que algún día elegiríamos como presidentes a personas como Fernando Henrique Cardoso y después a Luiz Inácio Lula da Silva, me habría parecido un sueño inalcanzable. Pero luego sucedió: las elecciones de Cardoso en 1994 y de Lula da Silva en 2002 tuvieron una enorme carga simbólica. Demostraron que éramos una democracia y contribuyeron a cambiar nuestra sociedad al ayudar a millones de personas a salir de la pobreza. La ciudadanía brasileña adquirió un mayor respeto por sí misma.

Un cartel con el rostro de Jair Bolsonaro, candidato puntero a la presidencia en Brasil, en São Paulo, en octubre de 2018. Foto: Fernando Bizerra/EPA, vía Shutterstock.

Sin embargo, a pesar del progreso y la aparente madurez del país, Brasil, la cuarta democracia más grande del mundo, está lejos de tener una democracia sólida. Hay fuerzas oscuras, tanto en el interior como en el exterior, que nos están haciendo retroceder y hundirnos.

La vida política del país ha estado en decadencia desde hace tiempo: primero, una recesión económica; después, una serie de manifestaciones en 2013; más tarde, la destitución de la entonces presidenta Dilma Rousseff en 2016 y, finalmente, un escándalo de corrupción enorme que llevó a muchos políticos, incluyendo a Lula da Silva, a prisión. Los partidos de Cardoso y Lula quedaron gravemente afectados y la extrema derecha vio una oportunidad.

Muchos artistas, músicos, cineastas y pensadores se encontraron en un ambiente de ideólogos reaccionarios que —a través de libros, sitios web y artículos periodísticos— han desacreditado los esfuerzos para superar la desigualdad al equiparar las políticas socialmente progresistas con una pesadilla parecida a Venezuela. También han propagado el miedo de que los derechos de las minorías van a socavar los principios religiosos y morales, o simplemente han adoctrinado a las personas a la brutalidad a través del uso sistemático del lenguaje despectivo. El ascenso de Bolsonaro como una figura mítica cumple con las expectativas que ese tipo de ataque intelectual creó. No es un intercambio de argumentos: aquellos que no creen en la democracia actúan de manera insidiosa.

Los principales medios noticiosos han optado por mitigar estos peligros, lo que ha resultado favorable para Bolsonaro, porque las elecciones se han descrito como un enfrentamiento entre dos extremos: por un lado, el Partido de los Trabajadores que podría guiarnos a un régimen comunista autoritario y, por el otro, Bolsonaro, quien combatirá la corrupción y hará que la economía sea amigable con los mercados. Muchos miembros de los medios más establecidos ignoran de manera deliberada que Lula respetó las normas democráticas mientras que Bolsonaro ha defendido en repetidas ocasiones la dictadura militar de las décadas de los sesenta y setenta. De hecho, en agosto de 2016, durante el juicio político a Rousseff, Bolsonaro dedicó su voto para destituirla a Carlos Alberto Brilhante Ustra, quien dirigió un centro de tortura en los setenta.

Caetano Veloso en 1993. Foto: Laif/Redux.

Como figura pública en Brasil, es mi deber tratar de esclarecer los hechos. Ahora ya soy viejo, pero en los años sesenta y setenta era joven, y recuerdo todo. Así que debo hablar.

A finales de la década de 1960, la junta militar arrestó y encarceló a muchos artistas e intelectuales por sus ideas políticas. Yo fui uno de ellos, igual que mi amigo y colega Gilberto Gil.

Gilberto y yo pasamos una semana cada uno en una celda sucia. Después, sin explicación alguna, nos trasladaron a otra prisión militar, donde pasamos dos meses. Luego estuvimos en arresto domiciliario durante cuatro meses hasta que, finalmente, nos exiliamos, y así permanecimos dos años y medio. Había otros estudiantes, escritores y periodistas encarcelados en las mismas celdas que nosotros, pero ninguno fue torturado. Sin embargo, por las noches escuchábamos gritos. Tal vez eran presos políticos sospechosos de tener vínculos con grupos de la resistencia armada, según el Ejército, o quizá eran simples jóvenes pobres a quienes habían atrapado robando o vendiendo droga. No he podido olvidar esos sonidos.

Algunos dicen que las declaraciones más despiadadas de Bolsonaro son solo una pose. Es cierto que suena muy parecido a muchos brasileños comunes y corrientes, y está manifestando abiertamente la brutalidad superficial que muchos hombres piensan que deben ocultar. Pero el número de mujeres que votan por él, en todas las encuestas, es mucho menor al de los hombres. Para gobernar a Brasil, Bolsonaro tendrá que enfrentarse al Congreso y a la Corte Suprema, así como al hecho de que las encuestas muestran que una mayoría más amplia que nunca de brasileños opina que la democracia es el mejor sistema político.

Usé la frase de Jobim —“Brasil no es para principiantes”— para darle un toque de humor a mi perspectiva de nuestros tiempos difíciles. El gran compositor lo decía con ironía, pero expresó una verdad y destacó las peculiaridades de nuestro país: una nación gigantesca en el hemisferio sur, con una mezcla racial intensa y la única del continente americano donde se habla portugués como idioma oficial. Amo Brasil y creo que puede aportarle nuevos colores a la civilización; creo que la mayoría de los brasileños lo aman también.

Muchas personas han dicho que planean irse a vivir al extranjero si gana el militar retirado. Yo nunca he querido vivir en otro país que no sea Brasil, y ahora tampoco quiero hacerlo. Ya me obligaron a vivir en el exilio una vez. No volverá a pasar. Quiero que mi música, mi presencia, sean una resistencia permanente ante cualquier rasgo antidemocrático que pueda surgir del probable gobierno de Bolsonaro.

(Tomado de New York Times)

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • semper fi dijo:

    Que sea lo que Dios y los brasileños quieran, pero si gana Bolsonaro y cumple lo que ha estado prometiendo no hay marcha atrás, va hacer como el famoso Titanic y el icberg.

    • Alexeis Alberto. dijo:

      La historia de Argentina repetida.
      Cuando votaron por el loco actual,que al mes ya tenía una hulga general en todo el país.

      • Tomas dijo:

        Lo mejor de esta pagina es que todos somos especialista en temas internacionales, mientras tanto en Narnia…

  • Jorge Cisnero Enamorado dijo:

    Un militar, retirado de la derecha , con los antecedentes que aguarda Bolsonaro, es realmente una amnenaza complicada para los Brasileños. El partido de los trabajadores aún tienen la última oportunidad, no la desprecien, después será demasiado tarde, están a tiempo de escribir una linda página para la historia de los comicios brasileños en una etapa de este siglo que exije la unidad de la izquierda para que las sociedades florezcan en el ambito político, económico y social.

    • Davciego dijo:

      Tiene usted mucha razon amigo Jorge y no solo sera una amenasa para los brasileños america toda estara amanazada los paises del bloque todos estaremos amenazados pues el intentara cumplir a cavalidad todos los deseos del imperio y puedes estar seguro que comenzara con el asedio a venezuela y cuando eso suceda america toda estara implicada supongo que se avecinan tiempos malos si sale bolsonaro dios salve a america……..

    • Alexeis Alberto. dijo:

      Tomás
      Aquí los que opinamos es sobre un país hermano de Cuba,a todos nos importa porque es el gigante Sudamericano y el imperialismo también tiene su ojo en él,y más que eso es que allí cumplen misión internacionalistas profesionaes de la salud especialistas en medicina general integral,y sabe usted lo que representa para Cuba en el ambito económico,politico y social,para que usted venga con un comentario subversivo dejandolo a interpretación de los foristas,pues sea directo y valiente que estaremos Revolucionarios para dar el paso al frente.

      • Yunier dijo:

        Alexis se nota que la brigada de respuesta rapida aun existe,
        Saludos ultrarevolucionarios

  • NBA dijo:

    Una nueva dictadora está por comenzar en América Latina, será que hay un nuevo plan condor, todo parece indicar, eso lo sabremos cuando pasen los años y hallan asesinado o metido preso a una gran cantidad de latinoamericanos, vivir para ver.

    • manolo dijo:

      Pitoniso que sos vos!!
      Verás como todo en un año estará igual…

  • jiph dijo:

    Después de ver con asombro las elecciones anteriores y los resultados de las encuenstas cabe preguntarse
    1 dónde están los 30 millones que el PT sacó de la miseria
    2 será que a estos pùeblos les gusta que lo maltraten y lo esquilmen
    3 no se harán enterado todavia lo qu le espera es puro fascismo corriente
    y la mayor de las preguntas sería que hay que hacer para desèrtar de ese sueño lagañosos a nuestros pueblos latinos
    HAY QUE SEGUIR BUSCANDO LA RESPUESTA EN MARTÍ Y FIDEL

  • el latino dijo:

    Buen articulo el suyo Caetano Veloso
    hombres como ud necesita nuestro continente

  • Victor SA dijo:

    El Mundo al Revés, el proletariado votando a favor de los patronos!!!! y si fuera solo eso, no a la revolución y si a la barbarie !!! VIVA LULA!!!!

  • Rafael Emilio dijo:

    El PT debio buscar la unidad de todo el pueblo por encima de militancia partidista para oponerse a las ideas retrogadas.

  • Abe dijo:

    Lo que han visto los brasileños en Él , es que parece va a ser un mano dura con la corrupccion, que ahí está a tope
    Lo demás que declara está por ver si las leyes del país se lo permiten

    • ELIZABETH dijo:

      Abe de verdad crees que los brasileños sean tan ingenuos que se traguen que Bolsonaro pretende luchar contra la corrupción? No lo creo, verás ( la historia lo ha demostrado) que éstos personajillos son lo peor de lo peor, si sale como pronostican las encuestas verán lo que es corrupción de verdad. Látima que el PT haya demorado tanto en presentar un candidato que no fuera Lula, a las claras se veía que nunca permitirian que Lula pudiera librarse de la condena; estamos en tiempos difíciles, realmente no entiendo qué está ocurriendo, les lavan el cerebro a las personas????????????? Talvés la izquierda tenga que revisarse profundamente.

  • carlos dijo:

    muy claro su articulo ojala brasil tuviera mas Caetano Veloso

    • Nice Almeida dijo:

      Não é apenas o Caetano Veloso que se levanta pela democracia em nosso país, a maioria dos artistas e entre eles, aquele que sempre teve uma voz ativa pela democracia, o Chico Buarque. Além de intelectuais, movimentos sociais e é claro, “os agradecidos” de quem falou Martí!

  • Pako Urrutia dijo:

    Pese al paralelo de Veloso,es cuestión de tiempo para que Bolsonaro se convierta en el nuevo presidente de Brasil.

  • Frank Fernandez dijo:

    El día del voto es el domingo, será el día que Brasil decidirá por su futuro inmediato y también en parte por el de América Latina, esperemos que lo hagan por su democracia y no por el fascismo. A Caetano se le olvidó mencionar el papel de la Iglesia a favor de la derecha como lo ha hecho recientemente en Nicaragua y Venezuela, como en el Salvador más allá o como en Cuba al triunfo de la Revolución y ahora compartiendo y participando en la subversión, al lado de los centros de poder. Ojalá Brasil decida por la paz, pero en cualquier caso estaremos junto a ese pueblo, seguiremos siendo hermanos. Les deseo la mejor de las suerte desde Cuba Libre.

    • Enrique.B dijo:

      Querrás decir que nos gustaría seguir siendo hermanos, porque según sus declaraciones, encerrara a todos los rojos de Brasil, y Cuba no es exactamente azul.

  • Mágico dijo:

    Muy buen artículo de Caetano Veloso: mesurado, comprometido. Se nota la sinceridad del autor, su honradez, sus miedos y sus buenos deseos para con Brasil. Pero supongo que la sangre, en este país gigante, no va a llegar al río; y que efectivamente hay mucho de pose en el lenguaje de Bolsonaro. Su larga experiencia le ha parmitido conocer al militar retirado el contenido y el tono del discurso que los brasileños necesitan escuchar en esta compleja etapa de su historia. Los patidos de centroizquierda y de izquierda, con su pésimo acciona, han favorecido los empeños del astuto político derechista. Cuando se acabe la campaña electoral y las aguas cojan su nivel, el gobierno de Bolsonaro se alejará lo suficiente de sus agresivas promesas, con el fin de mantener la aprobación de la mayor cantidad de brasileños que pueda. Recordemos que en este país sudamericano existe la reelección. Bolsonaro seguramente conoce que si se convierte en el dictador que dice, no llegará muy lejos en sus afanes políticos. Y si no entiende que hay un congreso en el país y un poder judicial también, estas mismas instituciones se lo harán saber, más temprono que tarde . Tanto la izquierda como la derecha en América Latina y el mundo, comprenden que las posiciones extremas complican a los gobiernos y hasta los destruyen. Si efectivamente Bolsonaro no es ningún corrupto ¿por qué habría de hacerle premeditadamente tanto daño al Brasil como esperan algunos. El pueblo pobre brasileño no vota por Bolsonaro porque sea un pueblo derechista, sino porque cree que este presidente acabará con la corrupción y con el delito. Pensemos como el pueblo de Brasil y no esperemos que vengan tiempos catastróficos. Si este nuevo presidente de verdad logra golpear contundentemente a los corruptos y a los delincuentes, y mejora un poco la economía, los brasileños lo reeligirán dentro de cinco años. Y lo llevarán de nuevo al poder, a pesar de que envíe a la cárcel a unos cuantos del PT, que sea un tanto autoritario, que reduzca los recursos para la formación de ideólogos y que proscriba al Marxismo, miedos todos de los que sufre Caetano Veloso y de los que habla en su artículo. En definitiva, supongo que nuestras esparanzas son espaculaciones todas, y que al verdadero Bolsonaro lo iremos conociendo a medida que transcurra su gobierno, probablemente democrático de derecha. ¿Dictadura militar como en décadas pasadas en América Latina? No lo creo: la época de los dictadores ya va pasando.

  • Arnaldo Filho dijo:

    Olá Hermanos cubanos.
    Estamos vivendo talvez o pior momento de nossa história. O Brasil é a bola da vez no grande plano estadunidense de destruição dos povos latino americanos. Plano este desencadeado ainda em 2007 com a tentativa de desestabilização do governo Lula e prosseguindo com Dilma Rousseff.
    O brasileiro ganhou muito com esses governos, mas infelizmente não obtiveram o maior dos ganhos que é a consciência de classe, a política.
    Os trabalhadores que saíram da pobreza, negaram seu passado e se aliaram aos ricos e poderosos, no entanto os mesmos, já começam a amargarem a perda dessas conquistas implantadas por um governo popular e democrático voltado aos mais pobres.
    Bolsonaro ameaça em prender e exílar nós que militamos na esquerda.
    É um fascista sanguinário aos moldes de Hitler e Mussolini, só que ainda mais sofisticado.
    Peço aos meus Hermanos, que nos ajudem com suas preces providas pelo espírito revolucionário do povo Cubano.
    Viva Fidel! Viva Che! Viva Camilo! Viva todos combatentes revolucionários! Viva el Pueblo Cubano!

  • Ariel dijo:

    Como dice el autor es triste tener que irse de su país por el odio incitado de los gobernantes.

    • Lazaro Hernandez dijo:

      Tiene toda la razon.!!!!!!!!

  • Variche dijo:

    Muy buen artículo; lo felicito Caetano. Aún los brasileños que desean vivir en paz tienen 48 horas para reflexionar y votar a favor del PT y su candidato Hadad.De lo contrario lo que le viene encima de ganar Bolsonaro es pura dictadura.

    Un saludo.

  • david dijo:

    Ojalá no se repita las anécdotas que se narran en el artículo. Sería muy penoso ver a un pa’is hermano en tan despreciable situación.

  • Oscar Ramos Isla dijo:

    Existía un niño que siempre estaba criticando todo a su alrededor. En ocasiones sus propios compañeros de aula se reían de el porque se autocriticaba. Una vez el profesor le dijo jocosamente_ voy a ver, que será de ti cuando seas presidente. El niño muy sonriente respondió_ yo seré presidente pero el que va a gobernar es el pueblo brasileño.
    Ese niño, ese presidente es Fernando Haddad el sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva.

  • Nasha dijo:

    Si es el pueblo quien decide y eligen a Bolsonaro, lo que le pase bien merecido lo tienen.
    Miren Ecuador y Argentina como ejemplo.

  • luiscarlos dijo:

    Un documento de indudable fidelidad de un brasileño prestigioso
    Viva Haddad!
    Ele sim

  • Manuel Ernesto dijo:

    No cabe la mas absoluta duda de que hay un nuevo Plan Condor, no ya con los generales dando Golpes de Estado e instalando una disctadura militar y de la forma mas despota e impune asesinando y desapareciendo gentes, en su mayoria lideres sociales, activistas politicos, militantes comunistas y de izquierda; se han modernizado y estan fabricando lideres con un pensamiento en primer lugar neoliberal, servil a las trasnacionales y a los grandes centros de poder internacionales y para eso no hay limites de:
    1. Dinero
    2. No hay limites para usar redes sociales en internet aunque sea ilegal minar las mentes de los votantes con mensajes de odios y mentiras.
    3. No hay jueses que exijan respetar la justicia.
    4. No hay acusaciones de corrupcion, cuando ya desde las campañas electorales la estan cometiendo.
    Pobre de Brasil, al menos se como Caeteno quedan miles y miles en Brasil que daran la batalla contra ese mal y la izquierda debe replantearse su actuar y si bien no debe hacer el juego sucio de la derecha debe buscar formas y metodos honestos que verdaderamente lleguen a la gente para hacerles conciencia de donde esta el verdadero pogreso de los pueblos; deben evitar los procesos pogresistas en torno a una persona y formar lideres jovenes y con carisma, pero sobre todo con autoridad moral y compromiso de respetar y seguir el legado de los iniciadores. De todas formas vemos que las encuestas dan como hecho que se ha acortado la diferencia, un 43% para Bolsonaro y un 39% para el PT, ADELANTE PUEBLO BRASILEÑO USTEDES SON LOS UNICOS QUE PUEDEN CAMBIAR ESE RESULTADO.

Se han publicado 38 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también