Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Noticiero ICAIC Latinoamericano: Historia y estética de la Revolución cubana

| 13 |

Alfredo Guevara y Santiago Alvarez. Foto de archivo.

Este 6 de junio se cumplen 58 años del Noticiero ICAIC Latinoamericano. Lo que comenzó como un encargo de Alfredo Guevara a Santiago Álvarez para narrar audiovisualmente todos los cambios que se estaban llevando a cabo luego del triunfo revolucionario de 1959, terminó por convertirse en ese monumento del cine y el periodismo cubanos que es hoy, y en un laboratorio de experimentación estética sin precedentes en América Latina.

El Instituto Cubano de Arte e Indutria Cinematográficos (ICAIC) fue la primera institución cultural fundada tras el triunfo de la Revolución cubana, lo cual demuestra la importancia otorgada entonces al cine como medio para validar y difundir los cambios económicos, sociales y culturales que se estaban produciendo en Cuba. Con el Noticiero se quería, desde lo simbólico, derrumbar viejos paradigmas y refundar la cultura nacional.

Al exhibirse la primera edición de Noticiero ICAIC, en 1960, existían ya en Cuba otras distribuidoras de cine con sus ediciones informativas (El nacional, el Noticiero América y el Noticiario Noticolor), pero más tarde fueron expropiadas por llevar adelante una política de boicot al proceso de
nacionalización iniciado en agosto de 1960.

Satiago Álvarez. Foto de archivo.

Cuando se le propuso dirigir un noticiero de nuevo tipo, que saliera al paso de los anteriores, Santiago Álvarez contaba con 40 años. A diferencia de Julio García Espinosa o Humberto Solás, Santiago no había pasado por ninguna escuela de cine o profundizado en la teoría cinematográfica como aquellos. ¿Por qué Alfredo Guevara confía entonces en Santiago para emprender un proyecto de tanta envergadura?

Guevara y Álvarez se habían conocido años antes del triunfo revolucionario. Ambos habían formado parte de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, núcleo de gran parte de la intelectualidad cubana con ideas de izquierda y cuyas actividades fueron las bases de la futura política cultural de la Revolución. Entre estas actividades se encontraba la organización de cineclubes, a los que Santiago asistía regularmente. Esto, unido a una fuerte relación de amistad que creció dentro de las acciones de la Sociedad, hace que Alfredo Guevara ponga en manos de Santiago la realización de un noticiero diferente, que estuviera en sintonía con el espíritu renovador de la misma Revolución cubana. Había dado con el hombre indicado.

Santiago no solo cumple el encargo: desde la experimentación más radical y el compromiso político evidente, creó además un estilo de trabajo que rompe con los cánones establecidos del cine y del periodismo, para hacerlos confluir a ambos en una propuesta estética y ética que propuso modos otros de ver los contextos y las realidades.

Santiago Alvarez. Foto de archivo.

¿Cómo lo logra? Por una parte, Santiago Álvarez buscaba narrar la realidad, la historia diaria, la crónica de una vorágine revolucionaria transversal a todos los aspectos de la cotidianeidad cubana. Este deseo lo canaliza a través del periodismo. Por otra parte, en el cine encuentra el cómo, los recursos, la estética que debía adoptar para contar esas historias. Es así que su obra resulta una confluencia vanguardista entre cine y periodismo, que dio lugar a lo que el propio Santiago Álvarez definió como “ejercicio periodístico subjetivo”.

Santiago decía que los cineastas debían ser ante todo revolucionarios y, a partir de ahí, se podía ser seguramente buenos cineastas. Por eso su obra es tan sincera y su personalidad está tan fuertemente marcada en ella. El cineasta representó el paradigma de nuevo creador, capaz de vincular de manera orgánica arte y compromiso.

En efecto, más allá de la importancia del Noticiero como cronista del Tercer Mundo y del amplio abanico de temas que abordó, es la forma de contar los hechos lo que más impacto ha producido siempre en quienes se acercan a él. Tanto en los Noticieros como en los documentales (que muchos tienen su génesis en los primeros), Santiago hace que la banda sonora dirija la significación y encauce el mensaje respondiendo a su intencionalidad y teniendo en cuenta que imagen y sonido son códigos interrelacionados. No utiliza los sonidos como complemento de la imagen, sino como parte vital del relato. Es por tal razón que no podemos entender la obra alvareziana sin descifrar qué hay detrás de la música y de los sonidos que empleaba: no estaban empleados al azar, sino de tal forma que generaban sentido por sí solos: intervienen e interrogan lo que ocurre a nivel de imagen.

Ahí están para demostrarlo Noticieros como el que dedicara a Benny Moré, donde se emplea por primera vez música popular para narrar un sepelio (precisamente el del Bárbaro del ritmo). O Now! (originalmente concebido como Noticiero), en el que las imágenes (montadas en collage exquisito) responden en tiempo y sentido a la canción Hava Nagila, en versión de Lena Horne, y que muchos sitúan como el antecedente del video clip. Y así con otros tantos Noticieros en los que utilizó la música de la forma más provocadora y audaz.

Santiago Álvarez creó, efectivamente, un estilo de trabajo y de representación de los hechos a partir de ideas propias que él tenía de los acontecimientos (muchas veces eran ideas-sonidos pues tenía una cosmovisión muy musical del mundo). Estas particularidades de su propuesta ideo-estética, mezcla de periodismo cinematográfico y “periodismo subjetivo”, lo ubican dentro de los paradigmas de la documentalística cubana y mundial.

“No creo en la objetividad de nadie –decía Santiago–, por lo tanto, no soy un periodista objetivo, al contrario, muy subjetivo. Mis documentales, entonces, están realizados con toda la intención de decir lo que pienso”.

El Noticiero ICAIC Latinoamericano es exactamente eso: la interpretación de Santiago Álvarez del mundo que le tocó vivir, a través de su particular sensibilidad artística y de su compromiso político. Es la historia y la estética de la Revolución cubana.

Santiago Alvarez. Foto de archivo.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Sindulfo dijo:

    Entrar al cine, ver el Noticiero ICAIC y seguidamente la película formó parte de una època que ahora se mira con nostalgia. No es lo mismo la sala oscura que ver una pelícuila en una PC. La m agia no es la misma, Felicidades a los fundadores que aùn quedan del Noticiero ICAIC. Hicieron una labor que una generación como la mía agradece infinitamente. Gracias y Felicidades de nuevo.

  • Ing.Luis Enrique Fuentes Salas dijo:

    Es cierto lo que dice Ud. Sindulfo, era una experiencia unica: recuerdo un Noticiero ICAIC que se dedico en una parte a las Nuevas Escuelas en el Campo y se ve en un primer plano a las niñas (jovenes de mi generación) cuando se mojan instalando el regadio entr las matas de citricos de los planes de Ceiba del Agua, mostrando la alegria de las mujeres nuevas (y hombres nuevos) y el fondo musical era Mrs. Robinson de los Beatles, en ese tiempo prohibidos… creo que lo vi mas de 10 veces en el Cine Radiocentro (ahora Yara)… No me perdia ningun Noticiero Semanal, que eran verdaderamente geniales.

  • Ing.Luis Enrique Fuentes Salas dijo:

    Pido excusas Mrs. Robinson es de Simon & Garfunkel del año 1968…

  • RUBEN GONZALEZ RODRIGUEZ dijo:

    Excelente artículo,me recuerda mis primeros años de infancia en mi natal Media Luna,Granma,en aquel viejo cine de madera con lunetas y graderias lo primero que se visualizaba antes de las peliculas era noticiero ICAI Latinoamericano de Santiago Alvarez,con el se fue formando mi sentimiento internacionalista cuando en los documentales se presentaban los criminales bombandeo contra el pueblo de VIET-NAM,documentales de la agresión a Girón,la heroicidad de los deportistas del Cerro Pelado,los impresionantes discuros de Fidel y muchas cosas mas ,que lograron que penetraran en el pueblo llevandole la realidad del mundo.Este estilo de trabajo debe de ser generalizado en todos los medios de prensa de nuestro país .
    muchos recuerdos que aunque triste nos ilustraban la verdad,recuerdo el documental sobre la muerte de Allende en Chile,donde mostraba el fusil que nuestro comandante le había obsequiado.Que perdure SANTIAGO ALVAREZ y su legado.

  • landy dijo:

    Si fuera posble quisiera verlos, por que no se ponen en la Mochila?

  • Cadillac dijo:

    sin ofener a nadie y se lo importante que era el noticero ICAIC, pero recuerdo el clamor de disgusto que se alzaba en el cine cada vez que ibamos a ver una peli y habia que zumbarse primero el noticiero ICAIC

    • JRM dijo:

      pienso diferente. Bueno pues yo era uno a los que le gustaba, pues era breve, ameno y hasta picarezco en muchos casos. Con un lenguaje que llegaba a todos.
      claro ahora las salas de los cines no tienen el mismo horario, las tecnologías nos llevaron el cine a nuestras casas.
      Pienso que se debían proyectar un poco más. Tal vez para refrescar algunas cosas.

      • Cadillac dijo:

        claro tienes todo tu derecho hay personas que les gusta y otras que no.

  • Jorge R 09 dijo:

    Los noticieros ICAIC de Santiago Alvarez son una verdadera reliquia histórica para quienes, desde una optica abierta, deseen estudiar la realidad cubana de esos años. Por cierto el artículo se refiere al año en que comenzaron pero no al que concluyeron, no sé si fue antes o después del periodo especial. En los años 70 sería muy bueno repasarlos para ver hasta que punto se distanciaron del dogmatismo presente en el “quinquenio gris”. En todo caso recuerdo que, a diferencia de la prensa plana, eran más críticos de nuestra realidad social. Muchos burocratas fueron puestos al descubierto en esos documentales. Espero ya estén todos digitalizados como se anuncio hace unos años atrás. Y sí, que lleguen por La Mochila al menos los más importantes.

  • Martha dijo:

    Recuerdo con mucho agrado los noticieros ICAIC de ese grande que fue Santiago Alvarez, siempre antes de las películas que mostraban en el cine se iniciaba el noticiero, muy buenos,

  • Susana dijo:

    Es lamentable que la historia a veces la cuenten los “vencedores”, o mejor dicho, los suplantadores, pues Santiago ya no está. Es evidente que los autores de este trabajo no hicieron una profunda investigación del tema. Pues como se debe suponer ese noticiero no lo hacia Santiago solo. Recuerdo incluso al propio Santiago como diputado en la Asamblea Nacional defendiendo en la discusión de la Ley de Derecho de autor, que se incluyeran no solo a los directores sino a camarógrafos sonidistas y otros. Pero lo que sí es inadmisible que se hable del Noticiero ICAIC Latinoamericano sin mencionar a Miguel Torres, quien lo hizo durante 5 años en los años 70, fue el realizador que más noticieros hizo (y estos datos están en los archivos del ICAIC). Para nada quiero demeritar la obra extraordinaria de Santiago que era además el director, solo quiero recordar a quien lo ha olvidado y decirle a las nuevas generaciones lo que no saben. Ese noticiero se hacía cada semana con un equipo de excelentes profesionales que aunque muchos no están: han dejado sus huellas en esa magnífica obra periodística. Escuché una nota del noticiero de televisión donde solo se menciona a Iván Nápoles, (imprescindible como fotógrafo y como persona), pero ¿ y Miguel Torres que era el realizador, Daniel Diez como sonidista, Raul Pérez Ureta,, Roberto Fernández (Luminito), Rebeca Chávez? y otros tantos que se dejaron la piel por ese noticiero que disfrutábamos tanto y que ahora es un patrimonio de la cultura cubana. Miguel Torres ya no puede responder a esta omisión de su obra, pero yo, su compañera de 40 años aún estoy aquí para refrescar memorias y hacer justicia.

  • Víctor Alejandro Álvarez Serrano dijo:

    Hola, Susana. Muy acertado tu comentario y si es muy lamentable que para las nuevas generaciones como la mía (segunda generación) y venideras, la historia nos llegue de esa manera. En ocasiones sus propios protagonistas no logran contarla ni escribirla del todo y le corresponde a otros actores mostrar su propia interpretación de la misma. No obstante a ello para los que la conocemos, nombres como Santiago Álvarez en calidad de director, maestro y fundador de esa tan importante obra, así como también Iván Napoleón, Idalberto Gálvez, Raúl Pérez Ureta, Delvys Pastor, Daniel Diez, Norma Torrado, Míriam Talavera, y el caso de Miguel Torres, Fernando Pérez, Daniel Diaz Torres, Rebeca Chavez, Jorge Luis Sánchez, a quienes el Noticiero marcó como primera escuela para luego desarrollar su obra artística cinematográfica, entre otros que no cabría líneas para dejar de mencionar como parte de ese equipo de trabajo fabuloso durante cuatro décadas logrando durante días y noches que nunca se apagaran las luces del tercer piso del ICAIC. Para nosotros los apasionados de la historia sus nombres están presentes y nunca serán olvidados. Te mando un gran abrazo. Víctor Alejandro Álvarez Serrano

  • Víctor Alejandro Álvarez Serrano dijo:

    Por error de tipeo corrijo en mi comentario el nombre de Ivan Napoles, camarografo del Noticiero ICAIC y de la mayoría de los Documentales de Santiago Álvarez. Para ti Iván, un abrazo también.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también