Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Suicidios en Sancti Spíritus: En duelo con la muerte

| 105

El suicidio, considerado un problema de salud en el mundo, reporta una tasa anual creciente en Sancti Spíritus, que rebasa la media en Cuba. Imagen ilustrativa.

Elena nunca estuvo tan lejos de la vida. Abrió la ventana del apartamento por donde entró la llovizna inesperada. A esa hora, su mamá disfrutaba las aventuras por la televisión en la sala. A esa hora, su hija busca fugarse definitivamente. Antes, hubo sobredosis de psicofármacos y terapia intensiva; hubo un tren, un pitazo infinito y la mano que la arrancó de la línea férrea en el segundo exacto. Quería deshacerse de sus 22 años y de su borrascoso matrimonio, que no era tal. Subió a la butaca para despedirse, también, de la ventana. Y tropezó con el vacío mojado de la noche.

Los intentos y los suicidios consumados no son exclusivos de Sancti Spíritus ni de Cuba. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada 40 segundos una persona se priva de la vida en el planeta; incluso, la cifra de muertes por este motivo al año sobrepasa el número de fallecidos debido a conflictos bélicos y a homicidios sumados en ese período.

Como lo sostienen expertos internacionales y cubanos, esta problemática no constituye un fenómeno solo de hoy; en el transcurso de la Humanidad, el suicidio ha sido valorado desde diversos ángulos culturales, no pocos modificados con el tiempo.

En la Antigüedad, entre los vikingos y galos era razonable quitarse la vida por enfermedad o vejez; los japoneses recurrían a ello por expiación o derrota. En el mundo greco-latino, resulta extensa la lista de personajes reconocidos que procedieron así: Sócrates, Marco Antonio… En Cuba, primero, los indígenas; luego, los africanos traídos a la isla apelaron al ahorcamiento ante la impotencia y la amargura provocadas por los colonizadores españoles, según el libro La autopsia psicológica ¿Suicidio u homicidio?, de la doctora Teresita García Pérez.

Para la OMS, el suicidio —palabra acuñada por el escritor y médico inglés Thomas Browne en su obra Religio Medici en 1642, a partir de los términos latinos sui (uno mismo) y caedere (matar)— es “la muerte que resulta de un acto suicida”, conceptualizado este por la propia organización como “todo acto por el que un individuo se causa a sí mismo una lesión, cualquiera sea el grado de intención letal y de conocimiento del verdadero móvil”.

Objeto de análisis desde perspectivas clínicas, psicológico-psiquiátricas, epidemiológicas, sociológicas…, dicho actuar constituye un fenómeno global y afecta tanto a las naciones más industrializadas como a las menos desarrolladas, realidad que motivó una investigación conjunta entre académicos de Reino Unido y Estados Unidos, quienes consideraron paradójicas las altas tasas de mortalidad por esta causa en los “países más felices”; entendida la felicidad, esencialmente, como disponer de suficiente dinero para hacer y comprar lo que desea la persona.

Independientemente de esta visión reduccionista, desvela por igual la pérdida de vidas humanas —más aún debido a un suicidio—, ocurra lo mismo en Japón o Suiza, que en Cuba, con elevadas tasas anuales por cada 100 mil habitantes en América.

Esta lastimosa verdad ha sido manipulada con fines políticos por medios de comunicación para crear matrices de opinión contrarias a la Revolución, proyecto perfectible que ha tenido como piedra angular al ser humano, como lo demostró la presentación en fecha reciente del informe de la Mayor de las Antillas ante el Examen Periódico Universal, mecanismo del Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra.

Fuentes: Anuario Estadístico (ONEI) y Dirección Provincial de Salud.

Pese al empeño del Estado por garantizar el derecho a la existencia —lo atestigua la tasa de mortalidad infantil de 4.0 reportada el pasado año—, 8 mil 954 personas se quitaron la vida en el país del 2013 al 2017, período en que el suicidio estuvo entre las principales diez causas de muerte —similar a la tendencia mundial—, de acuerdo con el Anuario Estadístico de Cuba y de Salud.

En específico, Sancti Spíritus registró 389 decesos por el referido motivo desde el 2013 hasta el 2017; de ellos, 90 el año precedente. Esta última cifra, además de triplicar el número de muertes ocasionadas por accidentes de tránsito en el 2017 aquí, representa la mayor del quinquenio, cuando las tasas de fallecimientos anuales por lesiones autoinfligidas intencionalmente rebasaron siempre la media nacional en ese lapso y estuvieron entre las 10 primeras causas de deceso en el territorio, según el Anuario Estadístico y fuentes de la Dirección Provincial de Salud.

Desde centurias precedentes hasta hoy, diversos estudiosos han hurgado en las manifestaciones de la conducta suicida. Ya en 1820, el psiquiatra francés Jean Pierre Falret expuso que el suicidio era consecuencia de un trastorno mental; en 1838, el galo Esquirol adujo que constituía secuela de una crisis de tipo afectiva. El sociólogo Émile Durkheim argumentó en 1897 en su libro El suicidio que este era resultado de la interacción entre los hechos sociales y las motivaciones individuales de la víctima.

En Sancti Spíritus, cada suicidio consumado deriva en el análisis de la Comisión Técnica Asesora Provincial de la Conducta Suicida, la cual determinó que los casos del 2017 estuvieron vinculados, en mayor medida, a conflictos personales y familiares.

Para salvar la vida de quienes manifestaron tentativas suicidas y, por fortuna, sobrevivieron, la propia comisión, con el apoyo de los departamentos de Salud Mental de los municipios, también evaluó los intentos, ascendentes a 468 el pasado año, número que suele distanciarse de la realidad, dado el estigma que despierta en el imaginario social reconocerlo.

Más de la mitad de estos hechos obedeció a fricciones familiares, condicionadas por hogares disfuncionales, incomprensiones y problemas en la comunicación. Los conflictos de pareja y personales también condujeron a la tentativa, presente de modo significativo en el grupo femenino de 20 a 39 años.

Sin embargo, preocupa que más de la tercera parte de los intentos del 2017 en Cabaiguán —municipio con mayor tasa de suicidios en la provincia en el período— correspondió a adolescentes, sucesos relacionados en grado sumo con la falta de comunicación en la familia, de acuerdo con Orlando Ríos Taño, jefe del Departamento de Salud Mental allí. Este comentario se aviene con la evidencia encontrada en la indagación acerca de las causas y factores asociados con el intento de suicidio en ese grupo etario en Sancti Spíritus —merecería un análisis particular—, publicado en la Revista Cubana de Higiene y Epidemiología.

A sabiendas de que en las personas con 60 años y más se concentró la mayor cantidad de suicidios en el 2017 en Sancti Spíritus, “se realizan acciones diferenciadas en ancianos solos, frágiles y en estado de necesidad, con adecuado seguimiento de las patologías psiquiátricas, especialmente las concomitantes con alto riesgo suicida”, al decir de Ledanay Aquino Pérez, coordinadora de Salud Mental en la Dirección Provincial del sector.

De tal vulnerabilidad alerta Orlando Ríos, al examinarla en un escenario marcado por la tendencia gradual al aumento de las familias unipersonales debido a la migración al exterior, sobre todo de los hijos, fenómeno que ha sumido en la depresión a no pocos de quienes permanecen en la isla.

Los expertos han valorado la influencia de los trastornos depresivos en la conducta suicida, asociada, entre otros, a factores del funcionamiento psicológico y de la personalidad (baja autoestima, desesperanza) y a la presencia de patologías psiquiátricas y a condicionantes familiares (divorcio de los padres, presión de estos hacia los hijos).

En la relación incluyen razones sociodemográficas, biológicas (enfermedades terminales, deformaciones y amputaciones somáticas) y sociales: escaso apoyo y aceptación de los iguales, problemas escolares, pérdidas interpersonales, alcoholismo…

Varios estudios nacionales refieren la incidencia de las condiciones económicas desventajosas en interacción con otras causales, criterio sustentado en el alza mostrada por la tasa de suicidios en los años más dramáticos del período especial en Cuba.

Anterior a ello, en 1989 el Estado cubano implementó el Programa Nacional de Prevención de la Conducta Suicida, referente en el mundo; pero no ejecutado con similar calidad en las diferentes áreas de Salud en el país, a tenor de investigaciones consultadas.

Dicho programa le concede protagonismo a la Atención Primaria en la identificación de los individuos en riesgo, labor constatada por este reportero en el Consultorio del Médico de la Familia No. 20, del Policlínico 2, de Cabaiguán; pero perfectible en otras unidades de ese tipo del mismo territorio.

Para que el programa salga del papel y se corporice, existen las Comisiones Técnicas Asesoras desde el nivel nacional hasta el municipal, encargadas de evaluar sistemáticamente las manifestaciones de la conducta suicida, el seguimiento de los casos detectados, la intervención de los equipos de Salud Mental y la capacitación, sin olvidar la certeza martiana: “Es un crimen no oponer a la muerte todos los obstáculos posibles”.

La OMS insiste en que la prevención rebasa las fronteras de los sistemas de Salud y su enfoque debe ser multifactorial, con la mirada puesta en las causas, para declararle el duelo a la muerte. Alerta, a la par, sobre las secuelas del suicidio: la pérdida de seres humanos, el trauma familiar y los costos económicos.

De estos gastos forman parte las tres operaciones a las que fue sometida Elena en el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, durante sus dos meses de ingreso. Solo un milagro salvó su vida, luego de lanzarse al vacío aquella noche. Solo la destreza de los especialistas le devolvió la lozanía al nuevo rostro de mi amiga.

(Tomado de Escambray)

Se han publicado 105 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Manuel dijo:

    Por fin un artículo sobre el suicidio en Cuba, un tema tabú para no tener que admitir que Cuba tiene una de las tasas de suicidio más altas del hemisferio.

    • Adrián dijo:

      En que lugar dice que es una de las más altas del hemisferio ?. Puedes darme el dato ?

      • Pedro B. dijo:

        El cubano que más sabe en suicidios, y uno de los expertos mundiales por cierto, es el Dr. Prof. Sergio Pérez. Él puede responder todas las interrogantes al respecto.

      • manolo dijo:

        Amigo. Te respondo, exactamente el 5to en América del Sur y el 38 global.
        La fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_tasa_de_suicidio

      • El otro Manolo dijo:

        Amigo manoo, la fuente que brindas da los datos de Cuba en 2008, hace 10 años. Ahi ademas se aprecia que Cuba ocupaba el segundo lugar en el hemisferio, detras de Argentina … Los datos de años posteriores quizas sean diferentes, no se, como tampoco se si para bien o para mal. Pero HABLAR del problema en la pprensa es un paso superimportante!!!!!

      • El otro Manolo dijo:

        Ah!! wikipedia en Ingles ubica a Cuba en el lugar 84 en el mundo y como decimo lugar en el hemisferio nuestro (America). Consulta en https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_suicide_rate

      • manolo dijo:

        Ok. Gracias. La Wikipedia en inglés siempre es mejor y más actualizada.

    • Jesus S dijo:

      Cuando se consulta el anuario estdistico de Salud Publica, en lo refernete a muertes por lesiones autoinfigidas(suicidios) , aparece una cosa curiosa: por cada mujer que se suicida, se suicidan 2 hombres. Y eso que somos el sexo fuerte!!!!! Algun sicologo puede explicar eso?

      • Firefly dijo:

        Con sexo fuerte, se refiere a ¨fisicamente¨. Está demostrado que las mujeres soportan más el dolor y el estrés que los hombres.

      • Nicanor FCB dijo:

        yo lei ua vez que las mujeres triplican a los hombres en intentos suicidas pero los hombres triplican a las mujeres en suicidios consumados, dado en la brutalidad de los metodos utilizados por los hombres.
        espero que eso le diga algo. saludos.

    • David dijo:

      En Miami la tasa de suicidios es mucho mayor, manipulador.

  • VENTURA CARBALLIDO PUPO dijo:

    Enrique Ojito en su brillante narrativa consigna dos particulares que son esenciales para entebnder este mal que de ser ”Objeto de análisis desde perspectivas clínicas, psicológico-psiquiátricas, epidemiológicas, sociológicas…, dicho actuar constituye un fenómeno global y afecta tanto a las naciones más industrializadas como a las menos desarrolladas, y esclarecedor para entender y no especular ‘ ya que esta claro que ”esta lastimosa verdad ha sido manipulada con fines políticos por medios de comunicación para crear matrices de opinión contrarias a la Revolución, proyecto perfectible que ha tenido como piedra angular al ser humano, como lo demostró la presentación en fecha reciente del informe de la Mayor de las Antillas ante el Examen Periódico Universal, mecanismo del Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra”. Es un mal universal que tiene causas, que como lo hace Cuba, debe profundizarce en su investigacion para minimilarlo.

  • Leandro dijo:

    Muy bueno que se llame la atención sobre el asunto. Tratamos frecuentementemente en nuestros medios diversas enfermedades, los accidentes, en particular los del tránsito, pero obviamos este importantísimo tema cuyas causas hay que seguir descubriendo y enfrentando.

    • sachiel dijo:

      ¿Alguno de los que aqui opinaron se ha suicidado alguna vez? ¿Cual fue el motivo, y por que está vivo todavia?

  • el lector dijo:

    que buen articulo toco un tema muy importante del que no se habla mucho en nuestro pais pero es una realidad espero mas comentarios al respecto gracias.

    • Enrique.B dijo:

      Es algo lamentable los suicidios, pero eso pasa como en Cuba en el resto del mundo y por muchas causas diversas que se repiten en muchos países, en un documental que trata sobre Japón dicen que en ese país hay unos 3000 suicidios al mes.

      • Elio dijo:

        E incluso un bosque escogido para ese fin y usado por muchos japoneses.

      • Cain dijo:

        Tiene quizas relacion con la coltura nipona pero lo real en este caso es la gran exigencia sobre los individuos que tiene esta sosiedad altamente tecnificada, el estres,los resultados en todos los aspectos de la vida economica y social tienen que ser sencillamente perfectos, para muchos la competencia los desevorda, la soledad tambien ensombrese a las nuevas generaciones por solo sitar un ejemplo muchos hombres jovenes en Japon no tendran pareja durante su vida. Desde la escuela hasta el trabajo todos van lanzando ramas al fuego. vean la taza reproductiva y tendran una muestra.

  • labala dijo:

    la siquis traiciona a cualquiera,la vida es un regalo de dios y es lo mas preciado, pienso que el suicidio no es opcion eso solo es cobardia en dependencia de la situacion en que te encuentres en ese momento pues hay momentos en que puede resultar en una muerte digna, de todas formas pienso que tiene que ver con la impotencia de no poder resolver o encontrarle soluciones a problemas a los cuales te enfrentas, es mi opinion.

    • solopio dijo:

      La depresion es una cosa muy seria y es un padecimiento clinico. No tiene nada que ver con la cobardia ni nada de eso.

    • DRF dijo:

      No creo que sea cobardía, hay que tener mucho valor para lastimarse a uno mismo, pero ese valor lo da precisamente enfermedades mentales que enajenan y alejan de una conducta normal. Hay muchos factores que se tienen que tener en cuenta y uno de ellos es la genética, o sea, si en la familia han habido casos anteriores, ya que crean precedentes y opciones de usarlo (el suicidio) como vía de escape.

      • alberto roja dijo:

        No es cobardía ni valentía,desekilibrio mental!

    • Cantarranero dijo:

      Amigo labala, olvidese de cobardia. Puede que alguien por cuestiones de deudas, temas pasionales, o que solamente dese huir de algo que no ve salvacion pues se suicida. Pero creame que cobardia no es, es solamente cuestion de shocks mentales que suceden cuando alguien se siente en situaciones extremas que no logran ver otra salida y se van por esa. Le podremos llamar cobardes a los que se tiraron desde las torres gemelas para no quemarse??? Igual iban a morir cuando cayeran. Y la Eutanasia (muerte conciente y supervisada) prohibida en Cuba??? Creame que hay momentos en la vida que te ponen a pensar si hacerlo o no. Nadie sabe los problemas de cada quien.
      Otro tema es el de los desequilibrios mentales, dados por el excesivo descontrol depresivo que te cambia la forma de ver la vida y solo el daño propio o la muerte es la salida. Y esto lamentablemente no se cura, aunque se combate y muchos viven sus vidas tranquilamente, pero con mucho control y cuidado. Y creanme que se lo que digo.

  • Jorge E. Bello dijo:

    1.- Tienes que vivir con tus suegros, porque no tienes casa propia.
    2.- Dos hijos en la escuela pidiendo meriendas, almuerzos, mochilas, zapatos, etc.
    3.- Tu empresa no cumplió el plan de producción porque no entró la materia prima y por consiguiente no pagaron extra (solo 225 pesos)
    4.- El transporte está malo (botero de 20 pesos o llegas tarde y te descuentan el día)
    5.- El marido también tuvo el día malo en el trabajo y la coge con la pobre mujer, que ya también tenía el día malo.
    6.- Tiene que hacer la comida (sin palabras), limpiar, lavar, planchar, etc………..

    Si se suicida y yo soy el investigador del caso, dictamino homicidio premeditado, con alevosía y ensañamiento. (Perdonen los especialistas, pero esa fueron las palabras que me sonaron apropiadas)

    • Salems dijo:

      Muy de acuerdo. Todos esos factores, despues de un dia dificil en el que por algun motivo te sientas decaído, pueden hacer lucir tu vida miserable.

      • Dai dijo:

        Pues no sé qué decir. Una vecina de mi cuadra a la que veía desde que yo tenía uso de razón, se ahorcó de un árbol cerca de su casa un fatídico día. Eso me sorprendió porque no parecía tener problemas y su hijo más chiquito ya era un muchachón de veinte años. Luego me enteré de que hacía tiempo ella venía dando señales de que no estaba bien. “La procesión va por dentro”, como dirían algunos.

        Pero hay tantas cosas por las que vivir!!! Los problemas económicos nunca faltan, pero conozco quienes tienen mucho dinero y una muy buena casa y han perdido al hijo de 19 años en un trágico accidente. Quienes tienen una casa que es “un palacete” y sin embargo tienen problemas de convivencia. Otros tienen lo que se dice la vida asegurada porque económicamente no les falta nada y sin embargo no tienen salud para disfrutar lo que poseen.

        Yo no tengo una casa envidiable, pero no tengo problemas de convivencia. No tengo un trabajo que me reporte “la pelota de pesos”, pero no falta la comida en el plato, la ropa en el cuerpo ni los zapatos en los pies. Vivo sin lujos, sí, pero puedo dormir tranquila. Y mi familia y yo gozamos de buena salud. Ya el hecho de estar vivos y sanos es una bendición. Y el que atenta contra su vida no piensa en los que deja atrás. Si yo me suicido, ¿qué sería de mi hijo pequeño, cómo lo criarían, a quién le pedirá un consejo cuando tenga problemas (o quién le dará un consejo aunque él no lo pida)? ¿Cómo afrontará mi madre mi pérdida absurda cuando por ley de la vida somos los hijos quienes debemos llorar a nuestros padres?

        Por eso me viene a la mente una frase que leí hace muchos años y que todavía recuerdo por el impacto que me causó: “El suicidio es una solución permanente para un problema temporal”.

      • Rendón dijo:

        Muy Bien. Clarito su razonamiento. Pero, Y los suecos porqué se suicidan tanto?

      • Sakura91 dijo:

        Rendón: Hace unos meses vi un documental (del cual me rompo la cabeza y no recuerdo el nombre), que explicaba la soledad de los “Suecos”…y realemtne tienen un estilo de vida basado en la individualidad, pero con MAYÚSCULAS. Nada q los cubanos no podríamos ascostumbrarnos, q lastima que no recuerde el nombre…….

    • Tm.61 dijo:

      Si, Jorge y Salem, y si a eso se le suma que no tienes la menor idea de que darle de comer a tus hijos, ni tan siquiera de desayunar, que ni hablar merendar. Verlos, impotente, como andan descalzos buscando alimentos en los basureros para llevarse algo en el día a sus famélicas tripas, solo llenas de parásitos. Además, saber que la vida de tu hijo menor esta en las manos del Señor pues tiene una enfermedad que según dicen los doctores le inflama algo en su cabecita que se llama Meninge, y que el costo de la cura no lo puede pagar, pues hace meses fue despedido por su empresa para reducir costo. En fin, que habría que estar en los zapatos, si es que los tiene, de un padre o una madre de cualquiera de los “rincones oscuros” de este mundo, para luego darle un valor a la vida.
      Mis padres pasaron por ese vía crucis, y lo pasaron en Cuba. Y su hijito enfermo finalmente murió por falta de 2 pesos para comprar el medicamento. Esto lo sufrieron mis pares y por sus cabezas también pasó la idea del suicidio pues no lograban ver la luz al final del túnel. Pero eso fue por en 1957. Luego, finalmente, en el 59 llegó la esperanza.
      Si, vicisitudes tenemos, no cabe dudas, pero de siempre esas han sido el acicate para que el hombre luche, no para que se mate. El suicidio es un lamentable fenómeno en el que inciden múltiples factores. Como bien dice el artículo, el ambiente social, yo diría que mucho más que las condiciones económicas, es un elemento determinante. Solo así puedo entender que un hombre sea capaz de llenar su cuerpo de explosivos, dejar los cuerpos sin vidas de sus hijos, esposa, padres y partir a la guarida de los perpetradores del genocidio y volarse con ellos en mil pedazos. Eso también es suicidio, no sé si estará en las estadísticas.

      • Grisel dijo:

        Que bien esa respuesta que comparto cien por cien

    • yo dijo:

      muy buen articulo esperemos q hayan mas.

    • TM.61 dijo:

      Si, Jorge y Salem, y si a eso se le suma que no tienes la menor idea de que darle de comer a tus hijos, ni tan siquiera de desayunar, que ni hablar merendar. Verlos, impotente, como andan descalzos buscando alimentos en los basureros para llevarse algo en el día a sus famélicas tripas, solo llenas de parásitos. Además, saber que la vida de tu hijo menor esta en las manos del Señor pues tiene una enfermedad que según dicen los doctores le inflama algo en su cabecita que se llama Meninge, y que el costo de la cura no lo puede pagar, pues hace meses fue despedido por su empresa para reducir costo. En fin, que habría que estar en los zapatos, si es que los tiene, de un padre o una madre de cualquiera de los “rincones oscuros” de este mundo, para luego darle un valor a la vida.
      Mis padres pasaron por ese vía crucis, y lo pasaron en Cuba. Y su hijito enfermo finalmente murió por falta de 2 pesos para comprar el medicamento. Esto lo sufrieron mis pares y por sus cabezas también pasó la idea del suicidio pues no lograban ver la luz al final del túnel. Pero eso fue por en 1957. Luego, finalmente, en el 59 llegó la esperanza.
      Si, vicisitudes tenemos, no cabe dudas, pero de siempre esas han sido el acicate para que el hombre luche, no para que se mate. El suicidio es un lamentable fenómeno de salud en el que inciden múltiples factores y para nuestra dicha, la salud es uno de los pilares de la sociedad cubana.
      Como bien dice el artículo, el ambiente social, yo diría que mucho más que las condiciones económicas, es un elemento determinante. Solo considerando esto puedo entender que un hombre sea capaz de llenar su cuerpo de explosivos, dejar los cuerpos sin vidas de sus hijos, esposa, padres en los escombros de lo que fue su hogar, y partir a la guarida de los perpetradores del genocidio y volarse con ellos en mil pedazos), (por cierto, eso también es suicidio, lo que no sé si estará en las estadísticas?

      • DE CUBA CON ♠ dijo:

        eSTOY MUY DE ACUERDO CON LO QUE DICE SOLO QUE QUIZAS OLVIDE algo asi como LA PERCEPCIÓN DE LA FELICIDAD LO QUE ES ALGO COMPLETAMENTE PERSONAL, mas allá incluso de la cultura.

        Pero para ser lo primero sobre el tema que leo en medios nacionales comprendo que es una puerta abierta para profundizar en debates públicos por que ya hace rato que los expertos han sacado las conclusiones y las soluciones.

        Esas han de llegar.

        Con todos y para el bien de todos….

        saludos martianos

    • Lisette Mateu Frances dijo:

      hay tantas cosas por las que vivir, todo lo que le sucede, pues le considero pero mire, hay personas con tanto dinero y ? quizás no tengan una familia como la suya, ánimo amigo, siempre saldra´el Sol

    • Armando dijo:

      Si es por eso, cómo explicar las superiores tasas de suicidio imperantes en países de Europa y Norteamérica donde se supone que todo está resuelto?

      • Salems dijo:

        Allí son otros los factores. Factores sociales, como el bulling, o la carga de trabajo, por ejemplo.

    • M@CHU-PICHU dijo:

      Que intentos de suicidos mas claros que los cubanos jugandose LITERALMENTE la vida en el estrecho de la florida en pesimas balsas artesanales, o atravesando la terrible selva colombiana ,o simplemente colgando los guantes…coincido con el amigo q lo cataloga como HOMICIDIO PREMEDITADO!

    • Cain dijo:

      Las exigencias nuestra nueva sociedad, todos los dias con lo mismo .En mi casa fuimos 4, un solo sueldo de 325 pesos sin desvios de recursos ,periodo especial, nos EDUCAMOS dos hermanos en la sobriedad,el transporte imagina, universidad en la Habana y nosotros en oriente.Continuamos en el mismo nido, hay que resistir somos pobres ,ha nos queremos mucho y no hay machismo ni abuso.si nos sentaramos a lamentarnos nos guindaramos de un palo. Solo estoy de acuerdo en que los tipos de personas su educacion y marginalidad tienen relacion con estas cuestiones solo se puede luchar cuando tu ser esta limpio y tu almohada no tiene espinas.La disfuncion familiar si es un problema pero de todo se puede salir con VOLUNTAD.Economia ja ja.. mis bisabuelos se ubieran tirado al rio con 11 hijos y tiempo muerto de safra cuando Machado.

  • Firefly dijo:

    Bien, esto no lo sabía….

  • Alejandro Fernández Costa dijo:

    Valiente artículo.Todos,desde nuestro hogar,vecindario,centro de trabajo,podemos ayudar a las personas con tendencias al suicidio con nuestra principal arma: el amor.

  • Martinela dijo:

    Valiente escrito; necesario por demás; un tema “tabú” en nuestra sociedad y hasta en el seno familiar que necesita abrirse para reflexionar y encontrar soluciones, algunas de ellas en la misma génesis de todos los problemas que tenemos a escala económica y social: se quiere llegar a la solución “perfecta” de forma tan centralizada, que en el camino, las fuerzas se desgajan ante la impotencia de poder encontrar soluciones inmediatas y personalizadas a los asuntos privados en el estrecho margen de tiempo de nuestras vidas.
    Los más emprendedores, luego de intentarlo sin solución, queman sus naves y emigran, con la afectación emocional que genera la ausencia de ellos en los mayores; otros, los más, aceptan la inercia de seguir viviendo a costa del bajísimo porciento de quienes de verdad trabajan y crean riquezas materiales en Cuba o de sus familiares que residen en el exterior. Hay quienes se dedican a aprovecharse del resto; los menos, se quitan la vida.
    Sé que este tema que tiene muchas variables e interpretaciones. Como se dice en el escrito, no siempre es el bienestar material el que impide el suicidio, lo cual se demuestra en las altas tasas que hay en sociedades “felices”. Tampoco son siempre suicidas los adolescentes abandonados, a veces están entre los demasiados atendidos que llegan a convertirse en chantajistas emocionales; pero mi percepción empírica del medio (y es cierto que tenemos que acabar con el empirismo y aplicar ciencia, sin edulcorar resultados), es que en el caso de Cuba, el factor económico y la rigidez en destrabar soluciones, podrían estar pesando más sobre esas actitudes autodestructivas en la población, por un sentimiento de impotencia al no encontrar una salida inmediata a los problemas, cuestión que es causa de muchas de las depresiones.
    En una sociedad no todo se reduce a educación y atención médica, importantes conquistas que no podemos perder, pero el margen de intereses es mucho mayor, acorde también con los grupos etarios y las generaciones que confluyen en ella. Un joven que por serlo apenas se enferma, que se sacrificó estudiando una carrera y luego no es retribuido salarialmente para formar una familia y poder rentar o comprar un espacio para ella, no puede aquilatar correctamente esos valores, por ejemplo.
    Es en ese punto donde la soledad que puede sentir una mujer con un poco más de 60 años, con demasiada compañía al interior del hogar, con 4 generaciones confluyendo en el mismo y exigiéndole respuestas, que sintiéndose en la plenitud de su capacidad intelectual se ve obligada a jubilarse para atender a ancianos postrados cuando a ella misma le están faltando fuerzas físicas, restándole ingresos a la ya deprimida economía familiar y si demás, aludiendo a “estudios” y “perfeccionamientos”, se le niega en esa circunstancia una licencia para que quitándose privacidad, la familia pueda rentar un cuarto de su casa o poner una ventica de comida rápida, con lo cual compensar un poco las carencias del hogar, termina mirando no pocas veces de reojo la ventana, el balcón, el carro en la calle o el pomo de pastillas, calculando la muerte rápida e indolora con la cual cortar de una vez sus angustias existenciales y dejar que los demás que conviven con ella se las arreglen como puedan. Conclusión: un tema muy complejo, insoluble en el100% de los casos, pero reducible y es en esto último donde la institucionalidad y las organizaciones de masas como los CDR y la FMC, los núcleos zonales, tienen que ir al encuentro de las personas.

    • Nihil dijo:

      100 % de acuerdo con usted.

    • Jorge E. Bello dijo:

      Yo fui un poco superficial al tocar el tema más arriba, pero en realidad requiere un análisis realmente profundo y lo más importante es no desvirtuar factores desencadenantes por no buscarse problemas o tocar temas malditos o tabú para nuestra sociedad. Todo influye, para desencadenar una mente perturbaba o perturbar una mente sana y encadenada.

      Como alguien comentó más arriba: ¿Por qué se suicidad tanto los suecos?

      Muy simple, por sus problemas….. si a un sueco lo ponen a vivir con otras condiciones sociales (y está ligeramente afectado mentalmente) se suicida, y si es al contrario, también se suicida (por otros motivos).

      Las drogas son también una forma de suicidio, una forma de darle la espalda a la sociedad y a la realidad, más lentamente, pero suicidio, que muchas veces termina de forma fatal.

      • Gina dijo:

        Sr Bello. Otro factor que influye, específicamente en países del hemisferio norte es la falta de luz solar, caso que ocupa a los suecos. En Cuba no tenemos ése agravante pero existen otros factores igual de importantes y ésto requiere un sistema de detección precoz pues las causas son multifactoriales. Aquí no se hace alusión a las leyes aplicables en países europeos, de suma importancia mencionarlo, ya que son disuasorias; no significa que una persona con una patología mental lo vaya a pensar dos veces pero alguien que sólo quiere llamar la atención sí: el suicidio está penado por Ley. Si la persona no alcanza su objetivo y no muere los gastos sanitarios y demás provenientes de la ayuda prestada por bomberos o cuerpos de seguridad y rescate se le cobran, y en cualquier caso se levanta un juicio.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimados Martinela, Jorge E. Bello, Nihil y Gina, muy de acuerdo con ustedes. A usted estimado Jorge E. Bello lo felicito por su honestidad y por reflejar que había llevado cosas a un extremo, pero en esencia no imaginarias. Pero es muy bueno que usted lo diga que fue “un poco superficial en un tema que requiere de un análisis profundo”, muy honesto y serio. Lo digo porque la crítica honesta es necesaria como el aire para respirar, pero mucha gente aunque digamos la verdad, si no lo hacemos de una manera perfecta, lo usa no para perfeccionar al socialismo, como nosotros queremos, sino para tratar de destruirlo. Pero si usted vive con los suegros, no tiene un transporte adecuado, problemas de abastecimiento etc., es una desgracia. Cuando yo era joven el no tener una casa y tener que vivir agregado, fue algo que influyo decisivamente en mi vida, para bien o para mal.
        Quiero felicitar a Enrique Ojito y “Escambray”, por su sinceridad y compromiso por una sociedad socialista cubana, siempre creciendo y mejorando, y por enfrentar y sacar a la luz, lo que la perjudique en ese empeño.

      • Jose A Garcia dijo:

        Jorge E. Bello dijo: Yo fui un poco superficial al tocar el tema más arriba, pero en realidad requiere un análisis realmente profundo y lo más importante es no desvirtuar factores desencadenantes por no buscarse problemas o tocar temas malditos o tabú para nuestra sociedad….
        No voy hablar del suicidio, Muy pocas veces se puede leer que un forista rectifique de esa forma, para mi es digno de reconocer. Gracias

  • eulalia dijo:

    ¨Estado cubano implementó el Programa Nacional de Prevención de la Conducta Suicida, referente en el mundo; pero no ejecutado con similar calidad en las diferentes áreas de Salud en el país, a tenor de investigaciones consultadas.
    Por supuesto,si el programa se cumpliera,quizás los casos de intento suicida serían menos y mejor aún,los consumados
    El suicidio e intento suicida,es un fenómeno de salud que cada día crece,el artículo es una muestra de lo que sucede en la provincia de Sancti Spiritus,pero si tomamos en cuenta la tasa de mortalidad por esta causa en Cuba,entonces creo que es un fenómeno que debía ser preocupante.
    El papel que en estos casos debían tomar los psicólogos sobre todo en la juventud creo que es de suma importancia.Y no podemos decir que no exista personal capacitado en la especialidad.Todas las escuelas debían estar dotadas o al menos,comprendidas en la visita de los especialistas en Psicología.Porque revisar vertederos y supervisar viviendas en busca de vectores es trabajo de otras personas,no de Psicología

  • Nihil dijo:

    Excelente articulo y uno de los primeros que leo dedicado en la prensa no especializada a un tema tan doloroso y complejo y asusta mucho, realmente esa tasa en el municipio de Cabaiguan.. y triste que los de la tercera edad sean los más afectados… . Una situación dolorosa que amerita más atención en nuestros medios y en todas las instancias pertinentes

  • q dijo:

    los problemas economicos existen no hay q negarlo, pero no creo q sea el factor determinante porq la tasa de suicidio seria mucho mas alta. Yo creo q es para reflexionar pues mientras mas tecnologias tenemos menos nos comunicamos y lo cierto es q muchos suicidas pidieron ayuda a voces pero sin palabras y los que estamos a su alrededor somos tambien un poco responsables por no ver lo q resultaba evidente, tan perdido como estamos en el dia a dia tan complicado y tan ajeno a lo q realmente importa q son los seres humanos
    ademas creo q quiza parte del problema es q asociamos el exito y la felicidad a la obtencion de cosas q no logran llenar el vacio existente

  • Radical dijo:

    Triste realidad!!…………..muy valiente por parte de Cubadebate!
    Existen muchos problemas de toda índole q afectan los niveles de vida. Se debe tener en cuenta q este índice se incrementa y en edades tempranas además.

  • Martha dijo:

    Buen tema a tratar, no imaginaba que hubiese ese alto nivel de suicidios concentrados en esa población del centro de Cuba, triste y lastimoso que sea entre jóvenes y además mujeres, ojala y se pueda revertir esto, espero que se siga publicando al respecto para que muchos otras personas lean y reflexionen acerca de las posibles causas y quizas puedan ayudar a eliminarlas en sus cículos familiares.

  • Adolfo Tamayo Aguilar dijo:

    El instinto de conservación es psicobiológico e inherente a todo ser, si este se pierde por el quebrantamiento del estado emocional dígase las causas que sean estamos ante la conducta de alguien que enfermó psíquicamente de forma transitoria o permanente por lo tanto el que sobrevive al intento no sólo merece atención especializada sino solidaridad pero no sólo esa solidaridad de palabras y palmaditas o de abrazo sino la de contribuir siempre que sea posible a que se neutralicen o desaparezcan las causas o conflictos que crearon las bases de la conducta suicida y en este perfil del análisis pienso como abogado que existe la necesidad de que además de sancionarse el auxilio al suicidio como figura delictiva, se introduzca la de ser causante o la de contribuir con maltratos afectivos o de obra a la conducta suicida de otra persona.

    • Graciela Fernández dijo:

      Sí, ésto existe en algunos países, se llama inducción al suicidio. En casos de acoso escolar y parejas que sabiendo que el otro miembro está deprimido patológicamente lo incentivan o impulsan a cometer actos lesivos, o incluso llegan a pactar un suicidio conjunto o grupal, ésto está penado por Ley. Claro que sí los inductores son menores de edad la cosa se complica, pero técnicamente, no sé en profundidad como tenemos ese aspecto legal en nuestro país, pero sería bueno revisarlo.

  • camino correcto. dijo:

    Las estadisticas de esta provincia reflejan a mayores de 60 años como mayor concentracion de suicidios y puede que igual se comporte en el resto del pais, esa es la edad donde todo ser humano se siente realizado y sastficho de su paso por la vida, en nuestro pais por las malas condiciones economico-sociales que tenemos las cosas no son asi, a esa edad tenemos carencias. Gracias.

  • Carmen dijo:

    Un tema necesario. Hay que evitar el suicidio y obviar que ocurre con frecuencia no es la solución. Merece un debate y reflexión profundos, a nivel de país. En Guantánamo, el año anterior hubo varios suicidios en edades adolescentes, muy triste. Todo un problema de salud y social digno del análisis en mesa redonda.

  • Laly dijo:

    Es verdad que el tema es tabú,y nos sorprende que se publique un artículo refiriendose a tal asunto.
    Y aunque las causas aparentemente son personales,por supuesto que lleva implícito la situación económica de cada cuál.
    Los jóvenes hoy día quieren disfrutar y presumir como todos los demás,¿pero será así para todos?’.No lo creo.Comienzan los conflictos hogareños.Falta de recursos de todo tipo,(espacio,alimentos,vestuarios,dinerooooo,que no alcanza),y aunque muchos digan que eso no justifica el fenómeno,si creo que influye,porque se llega a un estado de depresión incapaz de superar si no hay un incentivo para ello
    Es doloroso,si,ver como se va la vida de muchos seres queridos,por causas que pueden ser prevenibles.

  • kiwi dijo:

    Es muy bueno que se toque el tema, mi opinión es la siguiente, en el país entero hay miles personas que tienen bastantes problemas, se imaginan que cuando uno esta obstinado, cansado y estresado, le diera por tirar la toalla cuba solo se quedaría con un 10 % de su población, desgraciadamente en nuestro país desde que se nace hasta que se muere se tiene que vivir luchando para poder tener lo mínimo(ropa, electrodomesticos,comida etc), pero esto no quita que aunque sea una vida con desventura y mil trabajo sea una buena vida, la vida es hermosa, muchos personas mueren en accidentes y otros tontos se quitan la vida, que esta mal con este país, para mi esas personas que atentan con su vida ya sea por la condición que tengan son unos cobardes, no han tenido en cuenta el esfuerzo de su familia para sacarlo adelante, de su madre por traerlo a este mundo, han buscado la salida mas conbarde, porque quitarse la vida sencillamente no es la más fácil.Me indigné cuando leí el artículo porque cuando algunos mueren sin querer otros atentan contra su vida y no valoran la misma, con lo lindo que es vivir ya sea bien o mal, vivir vale la pena.

    • Candela dijo:

      Kiwi, tu actitud ante el hecho es perfectamente racional. No es normal que una persona atente contra su vida, no, si está en sus cabales y plenitud de sus capacidades. Un psicólogo podría explicarlo mejor, porque existen estadísticas y es un fenómeno que se da en todo el planeta.

      He leído que las frustraciones en la etapa de la adolescencia tienen una base fisiológica, con el cambio hormonal, las transformaciones del propio cerebro con el agrandamiento de los lóbulos frontales, etc.; que hay factores genéticos que influyen y también socioculturales del entorno. Por ejemplo, es más frecuente escuchar en el oriente cubano que una mujer se prendió candela por un fracaso amoroso, que en la ciudad de La Habana.

      No tienes que indignarte con quien escribió el artículo, pues solo está presentando un problema que requiere de la atención de todos. Mucho menos decir que quienes lo hacen son cobardes: hay que tener valor para hacerlo. Que con tanta vida útil que se pierde, alguien sea capaz de despreciarla, mueve al desconcierto. Pero no juzgues porque en la vida nada está encasillado. ¿Crees que la mítica guerrillera, la persona excepcional que fue Haydée Santamaría era una cobarde?

      Este es un tema complejo y escabroso, pero hay que atenderlo y ver desde muchos ángulos qué se puede hacer de manera inmediata y mediata para resolverlo o al menos, reducirlo. Cuando las estadísticas crecen, hay algo disfuncional en la sociedad que hay que ir inmediatamente a resolverlo.

      Creo que como mismo se hace para la prevención y el control de las adicciones, también hay que hacerlo con el suicidio. Es realmente llamativo que el suicidio haya aumentado en ese lugar y que las estadísticas apunten al sexo femenino en los 60 años. ¿Cuál es la situación que está afrontando la mujer cubana que hoy tiene esa edad?

      Soy mujer y sin pecar de feminismo le puedo asegurar, Kiwi, que el día que de verdad se escriba la historia de estos años del Período Especial, a la mujer cubana habrá que hacerle un monumento, donde siempre estén las flores y una llama encendida, porque es la que ha llevado sobre sus espaldas el fardo más pesado en eso que llamamos “resistencia del pueblo cubano” y lo ha hecho con una humildad y una entrega sin límites, puertas adentro en el hogar, frente al fogón, inventando para alimentar a su familia, quitándose muchas veces su pedazo de pollo, el huevo de la cuota, para dárselo al esposo, al hijo, a la nuera embarazada, al nieto o al amigo del hijo que vino a estudiar a la casa.

      ¿Qué nos toca a todos? Buscar soluciones, las que estén al alcance e implementarlas con urgencia; pero no seguir con la política del avestruz. Y las consignas, sólo si éstas ayudan a levantar el ánimo para trabajar más rápido en las soluciones, no para postergarlas.

      • Jesus S dijo:

        Sin la mujer cubana , estas decadas tan duras , habrian causado el doble de perjuicios. Marianas , a granel, son el horcon de nuestra patria. Mas arriba lo digo , se suicidan el doble de hombres que mujeres , pues ellas llevan consigo el gen de supervivencia de la especie humana, desde la epoca de LUCY

      • caminos dijo:

        Si Candela, si, Candela, lo bien que ha dibujado la actitud, sacrificio, constancia y sabiduría de nuestras mujeres. Soy gran admirador de las mujeres, desde su fortaleza emocional y consagración, hasta su belleza física que también me encanta y si coincido con usted plenamente.

    • camino correcto. dijo:

      Kiwi este tipo de comportamiento no es voluntario, las personas sufren de una depresion y si no se trata a tiempo llega a males superiores, las personas que cometen este acto estan fuera de cualquier razonamiento, por eso cualquier sintoma que notemos en nosotros o en un familiar, como el odio, el mal genio, la indignacion sin motivos justificados hay que rapidamente consultar un especialista. Gracias.

    • Nihil dijo:

      Que fácil se nada desde la orilla, especialmente si se carece de la más mínima empatía hacia los congéneres…

  • Antonio dijo:

    Esta es una Revolución construida sobre los pilares del AMOR, por lo que creo que es muy importante publicar nuestro lado oscuro para que entre todos podamos ayudar a resolver esta triste realidad. Ignorarlo o que no se publique, no se resolverá, empeorará. Creo que se debe generar un debate nacional por los medios, al igual que pasa con los accidentes de transito, para que se incremente la conciencia social y podamos enfrentar las causas que originan esta situación.
    El PCC y los Gobiernos de las provincias deben darle seguimiento a este tema como una de sus lineas de trabajo. Informar al pueblo de sus gestiones y los resultados. Atender a las familias más carenciadas o disfuncionales.

    • pedro lemus dijo:

      El problema del suicidio como yo lo veo es un problema siquiatrico. la persona ,enferma o con otro tipo de situacion ,errores que cometio, necesidades que no puede resolver se va cerrando , pierde la conciencia real y llega a su conclusion que la unica salida es quitarse la vida. No tiene a nadie que lo aconseje bien o lo apoye . Nadie en su sano juicio piensa en el suicidio como una solucion

Se han publicado 105 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ojito

Enrique Ojito

Vea también