Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Julio Antonio Mella: Quien más hizo en menos tiempo

| 11 |

Julio Antonio Mella. Foto: Tina Modotti

Así definió Fidel a Julio Antonio Mella en un diálogo con dirigentes estudiantiles universitarios: El cubano que más hizo en menos tiempo.

Los héroes viven a contrarreloj. Conscientes del peligro, hallan en él una fuerza arrolladora, una especie de libertad “ganada” en la certeza de la muerte prematura. Por eso el miedo, lejos de ahuyentarlos, los empuja a la causa, los entrega a la lucha.

Mella tenía solo 25 años cuando, en México, los esbirros de Machado le cerraron los ojos. Creyeron los idiotas que drenándole las venas borrarían su nombre de la historia. Ignoraban que su perfil, retratado ya en el lente de una artista, se volvería imagen y faro de miles de jóvenes en el mundo.

Su corazón le pertenecía a Cuba. Su amor, en cambio, le hizo espacio a Tina Modotti, una italiana defensora de la libertad y la justicia. Ambos encontraron en el otro el espacio para fusionar idea y pasión; hacer una revolución del breve tiempo (cuatro meses) en que estuvieron juntos. Corría el año 1928.

Ella lo hizo suyo, y retrató su alma inquieta y revolucionaria. Lo tuvo, así, con los ojos cerrados sobre la yerba, con olor a camisa sudada y el perfil fruncido, con su torso desnudo ante la cámara y la nostalgia de las cartas con demora.

También lo tuvo así, inamovible, con las cejas quietas por primera vez desde que se conocieron.

Ya viene su sonrisa bajo el ala del sombrero. En cuatro zancadas cruza la oficina de cables. En Tina disminuye la opresión. Se adelantan dos brazos que pronto han de envolverla. (…)

– (…)han venido a México dos matones cubanos (…)

La opresión vuelve a doler en el pecho de Tina; tanto que debe detenerse. Julio Antonio le echa el brazo izquierdo alrededor de los hombros, junta su cabeza con la de ella: “No te pongas así”. (…)

– Ves, Tinísima, ese asno con garras que gobierna Cuba me considera más peligroso aquí que en La Habana (…)

(Fragmento del libro Tinísima, de Elena Poniatwoska)

Julio Antonio Mella en su lecho de muerte. Foto: Tina Modotti

La última imagen de su rostro fue tomada por Tina. Hermoso aún después de todo, revela paz en su semblante. El himno de Cuba resonaría fuerte aquel 10 de enero de 1929 en algún lugar del mundo.

“… Que morir por la Patria es vivir”.

Cubadebate ofrece una línea del tiempo sobre la vida de este extraordinario héroe revolucionario y paradigma del estudiantado universitario cubano, de quién hoy conmemoramos el 115 aniversario de su nacimiento.

Diez datos curiosos sobre Mella

  1. Hijo de la unión extramatrimonial entre la británica Cecilia Magdalena Mac Pórtland y Diez y de Nicanor Mella Brea, sastre que dictaba la moda en la capital cubana.
  2. Fue registrado con el nombre de Nicanor Mac Pórtland, ya que al ser hijo ilegítimo le fue imposible al padre inscribirlo.
  3. Su abuelo paterno fue Matías Ramón Mella, prócer de la independencia del pueblo dominicano.
  4. En 1915 viaja a Nueva Orleans, EEUU, y se alista en el Ejército alegando una edad que realmente no tenía. El padre envía mediante la embajada el acta de nacimiento. Es expulsado y regresa a Cuba.
  5. Fue alumno en la Academia Newton en Cuba del poeta mexicano Salvador Díaz Mirón.
  6. En abril de 1920 viajó a México con el objetivo de incorporarse a la Escuela Militar de San Jacinto, como su abuelo paterno.
  7. Obtiene el título de Bachiller en el Instituto de Segunda Ensañanza de Pinar del Río.
  8. En sus artículos utilizaba los seudónimos de Cuauhtémoc Zapata, Kim (El Machete) y Lord Mac Portland.
  9. Al ser asesinado se encontraba preparando la expedición que lo llevaría desde México hacia Cuba para incorporarse a la lucha.
  10. Era conocido entre las mujeres como “El tigre” por sus dotes varoniles.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Sergio dijo:

    En relación a la muerte de Mella, no sólo fueron los Esbirros de Machado, hubo más gente involucrada, y es más, la tesis más reforzada es que no fueron, precisamente, esbirros de MACHADO. Pero yo no puedo ser tan catgórico, tan sólo me remito a lo que he leído

    Hay una biografía, que según los entendidos ha sido la mejor, de la escritora alemana Cristine Hatzky. Allí se revelan muchas cosas, que al menos yo, desconocía totalmente. El libro fue editado en Cuba.

    Saludos,

    • Cadillac dijo:

      yo lei un libro que hablaba algo de eso, su autor es Eudosio Rabinez.

  • Sergio dijo:

    – El Abuelo de MELLA, Ramón Matias Mella y Castillo, es uno de los proceres de la Republica Dominicana. (De casta le viene al Galgo)

    – Se casó con Oliva Margarita Zaldíbar Freyre, Olivin, con la cual tuvo un hijo, Natasha Mella.

    Saludos,

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Excelente trabajo de Leysi, comunicadora social a quien le vaticino un futuro brillante; claro que Thalia es parte de este lindo fruto dedicado a uno de los más trascendentes revolucionarios cubanos de todos los tiempos. Mella dejó de respirar muy joven para convertirse en bandera de lucha de las siguientes generaciones estudiantiles, juveniles, obreras,… La expresión de su extraordinaria productividad revolucionaria tiene también-por suerte para los cubanos-, a otros muchos entre los cuales siempre he considerado a Frank País García, él también hizo mucho en muy poco tiempo, muriendo a la más corta edad entre tantos jóvenes gigantes como José Antonio Echeverría y Abel Santamaría.

  • BMC Angola dijo:

    Al decir del Comandante en Jefe, Mella fue “Quien más hizo en menos tiempo”.
    El valor de paradigmas, como Mella, cala hondo en el pueblo, y estimula la construcción de una obra que rinde culto a la virtud. Vienen al recuerdo los que, como él, dieron su vida por la libertad; los que hacen historia; las realizaciones inspiradas por tantos líderes auténticos; la entrega y el sacrificio de muchos profesionales, técnicos y trabajadores; la sonrisa y la esperanza recuperada; la educación universitaria que ha tenido un espacio revitalizador; la solidaridad que se ha multiplicado y los valores que se han forjado.
    Mucho se ha hecho hasta hoy, pero apenas es posible imaginar cuánto más podrá hacerse si vamos unidos, tenaces y conscientes.

  • Roilán Rodríguez Barbán dijo:

    MELLA: EL DEBER DE IMITARLO.

    Por: Roilán Rodríguez Barbán.

    Hoy 25 de marzo de 2018 se cumplen 115 años del Natalicio de Julio Antonio Mella: joven excepcional y brillante, adalid de la juventud.

    Recordemos a Mella, al extraordinario líder estudiantil que habla y actúa hoy, a uno de los patriotas y antimperialistas más consagrados de nuestro pueblo, al luchador irreductible contra la oligarquía reaccionaria y los politiqueros putrefactos, al defensor enérgico de la democracia contra el “fascismo tropical”, al paradigma de la acrisolada unión entre la juventud estudiantil y la clase obrera.

    Mella libra más batallas que nunca en el decisivo esfuerzo de nuestro pueblo por construir una sociedad mucho más justa que la alcanzada hasta hoy.

    Su vida fue un perenne combate. Solo los enemigos de las causas nobles y justas de la humanidad la cercenarían aquella noche del 10 de enero de 1929 en la hermana tierra azteca, cuando había cumplido apenas 25 años.

    El mayor homenaje de los jóvenes cubanos en el ochenta aniversario de su asesinato es actuar, tal como Mella hubiese actuado en esta hora decisiva de la historia de la Patria que estamos viviendo, haciendo nuestra la sentencia de Marinello, quien celosamente cuidó durante un cuarto de siglo las cenizas de su entrañable compañero, cuando nos dijo: “La fecundidad de su ejemplo llama a los jóvenes de ahora a la imitación creciente de su meditación y coraje”.

    Como expresara el compañero Raúl en el Aniversario 75 de la FEU: “En Mella tiene y tendrá el profesorado de nuestras universidades, nuestro estudiantado, nuestra juventud, nuestro pueblo todo, un ejemplo singular no solo de acción febril y consagración total, sino también de lealtad a los principios, firmeza ideológica, lúcido pensamiento revolucionario, seguridad inquebrantable en el triunfo de las ideas radicales de Martí y de la concepción científica de Marx y Lenin, de la causa de los trabajadores y los pobres de la tierra, hasta la victoria del socialismo”.

    Nuestro deber es ser consecuentes con su ejemplo, y con Villena exclamar cada nuevo día: “Estamos aquí, sobre todo, porque tenemos el deber de imitarlo, de seguir sus impulsos, de vibrar al calor de su generoso corazón revolucionario”.

  • micro-bino dijo:

    Todos los dirigentes despues de Mella lo que hicieron fue llevar a efecto adaptandola a su epoca dialecticamente lo que PROYECTÓ Mella.

  • micro-bino dijo:

    Todos los dirigentes después de Mella, lo que hicieron fue llevar a efectos adaptándola a su época dialectícamente, lo que PROYECTÓ Mella. Fue realmente el pionero de muchas cosas.

  • Andrés Dovale Borjas dijo:

    En la Wikipedia se puede conocer quien fue el verdadero asesino de Mella fue Vittorio Vidali -alias Carlos Contreras o Enea Sormenti o Comandante Carlos o José Díaz- que fue enviado a México por la Internacional Comunista controlada por Stalin.
    Julio Antonio Mella fue asesinado la noche del 10 de enero de 1929 en la esquina de Abraham González con Morelos, de dos disparos de revólver calibre 38, que era el tipo de arma que Vidali usualmente portaba, la primera bala le atravesó el codo izquierdo y el intestino, la segunda le perforó un pulmón. El juez Alfredo Pino Cámara interroga a Tina Modotti y la sorprende en varias contradicciones: Modotti ha declarado que quien disparó desde un automóvil en la oscuridad lo hizo mientras ella caminaba tomada del brazo izquierdo de Mella, algo imposible porque la primera bala lo hirió en ese brazo, y no pudo ser un acto sorpresivo porque Mella corría tratando de escapar.
    Hubo tres testigos de los hechos: el panadero Luis Herberiche quien se encontraba en la puerta de su panadería, y los jóvenes Anacleto Rodríguez y José Flores, que estaban a la puerta de su casa en Abraham González. Los tres afirman que vieron a tres personas, dos hombres y una mujer, avanzando desde Bucareli y discutiendo animadamente, y que uno de los dos hombres sacó una pistola y disparó mientras el otro corría hacia delante. En el careo con Tina, Herberiche declara: “No tengo ningún motivo para engañar a la justicia. Soy un comerciante al que no le gusta verse implicado en estos hechos. Siento mucho desmentir a la señora, pero lo que dije es la verdad y lo sostengo”.
    La policía, no obstante, decide descartar las declaraciones de tres testigos en favor de la de la Modotti debido a que era “imposible que unos vecinos hayan podido ver lo que dicen haber visto el jueves un poco después de las nueve, ya que la luna era muy pequeña y baja…”. No debe descartarse el factor de influencia que las gestiones de Diego Rivera (quien era amigo personal del Presidente) a favor de la Modotti tuvieron en este resultado.
    Asimismo, es el propio Presidente de México, Plutarco Elías Calles, quien el 16 de enero (sólo 6 días después del asesinato) ordena mediante decreto el cierre de las pesquisas.

  • osmany dijo:

    Gran hombre ese!!! ….Recuerdo mucho a mi profesora de historia cada vez que escucho hablar de él. Ella se emocionaba mucho y nos transmitía con mucho entusiasmo ese sentimiento. Honor a quien Honor merece. No por gusto se le conoce por el seudónimo de ¨El fundador¨

  • Alain Sanchez dijo:

    Hola Cubadebate, el enlace que tiene asignado el texto que aparece en portada “Cuba y Vietnam, una amistad entrañable” es el correspondiente a esta página.

    Al tanto
    ______________
    Atentamente…
    Alain Sanchez
    Equipo de Desarrollo
    Redacción Digital
    Periódico Trabajadores

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Leysi Rubio A.

Leysi Rubio A.

Periodista, graduada en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @leysirubio

Thalia Fuentes Puebla

Thalia Fuentes Puebla

Estudiante de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En Twitter: @ThalyFuentes

Vea también