Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

¿Para dónde vuelan los flamencos?

| 30 |
Fidel Castro. Foto: Archivo.

Fidel Castro. Foto: Archivo.

Ser fidelista no es una desviación de la teoría marxista. Es ser marxista, martiano y tener una confianza infinita en la genialidad de un dirigente -de los que nacen cada cien años y que nuestra generación tuvo la suerte de coincidir con él- y de participar bajo su guía en la gesta definitiva de la redención de la patria.

Esa confianza se va materializando y consolidando poco a poco, mediante sus acciones cotidianas, sus análisis, su estilo de encontrarse siempre en la primera línea de cualquier combate contra enemigos o desastres naturales.

No se trata de una aceptación superficial de las decisiones o criterios del jefe sino la convicción de que sus opiniones a veces soñadoras, -pues un revolucionario siempre debe soñar-, aún cuando no se comprendan en su dimensión al principio, después advertimos que mientras nosotros habitualmente vemos facetas inmediatas de una situación, generalmente él suele apreciar aspectos de más largo alcance.

Recuerdo muchas ocasiones en las que yo estaba sumergido en la cotidianidad y Fidel además de apreciarla se proyectaba a cuestiones perspectivas donde ese problema perdía su dimensión para ceder el espacio a las de su perspectiva.

Hay infinidad de anécdotas de esas ensoñaciones y de esa confianza en la visión de un futuro asequible cuando el camino presente parecía preñado de obstáculos insalvables. Raúl relata lo que sin dudas es el ejemplo cardinal de lo que digo al explicarnos el encuentro de ambos con el diezmado grupo que sobrevivió a la emboscada de Alegría de Pío, rodeados de miles de soldados y su afirmación de que con ese exiguo grupo ganaríamos, como ganamos, la guerra que se iniciaba.

Además lograba contagiarnos de esa confianza en el porvenir pero educándonos a soñar y a analizar todas las circunstancias presentes y futuras. Lo percibí cuando René Rodríguez bajó de la sierra en 1957 para llevar al periodista norteamericano Mathews a aquella entrevista histórica y luego para hacerse cargo de los grupos de acción de la capital, quien venía permeado de esa forma de pensar y actuar que inculcaba Fidel.

Quiero referir mis recuerdos de un hecho ocurrido en Camaguey en la década del 70. Fidel impulsaba y supervisaba la ejecución de la infinidad de planes de nuestro desarrollo no únicamente con reuniones en la capital sino con recorridos frecuentes por el país. Eran un método muy práctico para constatar en el terreno su marcha y contagiar a todos sus ejecutores la fe necesaria para vencer obstáculos que parecían a veces insuperables. No acostumbraba a avisar con mucha antelación sus visitas ni a anticipar lo que se proponía recorrer o chequear. Al menos ese es el recuerdo que conservo de Camaguey.

En una ocasión advirtió casi una semana antes su visita y su interés por visitar las fábricas de fertilizantes y de cemento de Nuevitas, la playa de Santa Lucía y el Rectángulo Ganadero de Guáimaro.

Tomamos ante el aviso todas las medidas para revisar y controlar todo lo que estaba en nuestros proyectos de desarrollo y los fundamentales planes de la agricultura y la zafra.

Héctor Argilés, joven combatiente del 26 de julio de Regla que se incorporó a las FAR y llegó a ser el jefe de operaciones de la división 2350 que dirigía el comandante Rogelio Acevedo y era el ariete defensivo de la capital, era entonces el primer secretario del Partido en Nuevitas y se dedicó a revisar todo lo que estaba en su jurisdicción.

Nuevitas contaba en 1959 con apenas unos 10 mil habitantes y un puerto que solo trabajaba medio año en correspondencia con la producción de azúcar y unas pequeñas industrias locales. El desempleo reinaba y la pobreza caracterizaba esa bella ciudad camagüeyana. Del proceso de industrialización propuesto por el Che ya operaba la planta de electrodos y la de alambre con púas, el combinado industrial Esteban Lugo, la fábrica de cemento, la termoeléctrica 10 de Octubre y el complejo químico de fertilizantes. El puerto dejó de ser monoexportador de azúcar para convertirse en la tercera terminal marítima del país en carga general y en el puerto alterno del de La Habana, manipulando más de un millón de toneladas métricas de mercancías. Se le añadieron una base de almacenamiento de combustibles y otra de amoniaco en Pastelillo, por donde también se realizan exportaciones de cemento. Las seis unidades de la termoeléctrica aportaban más de 600 megawatts-hora. El coloso productor de fertilizantes garantizaba el abono nacional para los programas agrícolas cañero y de cultivos varios a diversas regiones. Este florecimiento de modernas industrias representó la capacitación de miles de hombres y mujeres de allí, de Camagüey y de todo el país para el funcionamiento de las grandes plantas y las operaciones portuarias. Surgieron miles de empleos en las importantes ramas industriales y portuarias, y en la construcción de presas, acueductos y viviendas, para garantizar el hábitat a las nuevas familias que el propio desarrollo promovió en la región. Detrás vinieron las inversiones sociales de escuelas de todos los niveles, politécnicos, aulas universitarias, policlínicos, un hospital con excelentes servicios médicos y de urgencia, casas de cultura, redes de comunicaciones, emisora de radio y un canal de televisión. Su población creció hasta más de 40 mil habitantes.

Cuando se produce esta visita de Fidel, apenas catorce años después el cambio era extraordinario.

Además del control de los datos de la siembra de caña y las reparaciones en los dos centrales del municipio, Argilés los visitó repetidamente para precisar la situación así como los proyectos de expansión citrícola de Sola, la construcción de caminos, la marcha de las fábricas de cemento y de generación eléctrica, los planes de vivienda y la siempre tensa situación del puerto.

Incluso fue personalmente a recorrer el primer pedraplén que hacíamos de alrededor de dos kilómetros para unir el cayo Sabinal, con 335 kilómetros cuadrados y 33 de playas -que fuera base de operaciones de corsarios y piratas y de leyendas de tesoros enterrados,- y la tierra firme que ejecutaba el Chino, Rolando Cabrera, combatiente del ejército rebelde, con una pequeña brigada de equipos viejos consistente en un par de bulldozers, varios camiones y un cargador. Recibía el reporte diario de la marcha de ese trabajo pero lo visitó un atardecer. Cuando marchaba con el Chino dentro del cayo se sorprendió con un ruido no conocido y el Chino le aclaró que a esa hora cientos de los flamencos de Santa Lucía volaban por encima de la bahía hasta las casimbas del cayo. Se pusieron a observar y vieron varias decenas que venía planeando bajo para descender en ellas.

Desde luego fue exhaustivo en la revisión de la situación de las fábricas de fertilizantes y cemento donde felizmente todos sus índices de producción marchaban bien y también de la playa de Santa Lucía. Allí si había un buen enredo. La construcción de la carretera asfaltada que la comunicaba con la capital marchaba a un ritmo aceptable pero no así el primer hotel y el campamento que edificábamos en la playa con constructores de la CJC. El primero tenía un atraso de más de cinco semanas que después de numerosos chequeos sólo era posible reducirlo muy poco por la ruta crítica de la obra.

En fin que esperábamos que nos costaría una buena reprimenda cuando el comandante constatara esto. Incluso algunos pensaban que el conocimiento del atraso era la causa de la visita.

Al fin llegó Fidel e inició en la mañana siguiente el recorrido anunciado acompañado de Raúl Curbelo y Jaime Crombet, primer y segundo secretario del Partido en la provincia y de Argilés. La visita a la fábrica de Fertilizantes y a la de cemento fueron muy positivas por las frases estimulantes que dijo a los colectivos de trabajadores. Percatándose de la satisfacción del Comandante por la visita a las dos fábricas y el diálogo con sus obreros, al salir de la de cemento Argilés le plantea: “Comandante quisiera de ser posible una ayuda suya,” y Fidel le responde enseguida preguntándole qué ayuda quiere y entonces le sugiere que sería recomendable pasar por algunas calles de Nuevitas para saludar a la población. Fidel le indica al chofer que tome por donde él le indique y así los carros pasaron por la calle principal y otras avenidas donde el pueblo al ver la caravana y percatarse que iba Fidel, empezaron a salir de las casas, los comercios, saludándolo con tal efusión que fue realmente impresionante.

Al concluir el recorrido Argilés le informó la marcha de la construcción del pedraplén a Sabinal y las dificultades motivadas por la situación de los equipos y el comandante le asignó, anotándolo en su libreta, varios equipos nuevos que llegaron una semana después y dieron un impulso decisivo a aquella obra.

Durante el trayecto a Santa Lucía fue apreciando la construcción de la carretera asfaltada que comenzaba a sustituir el pedraplén que ejecutaba con escasos equipos el entusiasta jefe de viales de la provincia Quiroga y que comenzaba a cambiar la imagen del acceso a la playa.

Santa Lucía, a 120 kilómetros de Camaguey, tiene una faja de arena fina de más de veinte kilómetros de playa arenosa de origen coralino y es después de Varadero la mayor potencial playa del país. El ancho promedio de la franja de arena es de quinde metros. Sus aguas son muy tranquilas, transparentes y de fondos arenosos ideales para el deporte náutico, la pesca superficial, la foto-caza submarina y los baños de mar. Una extensa y bien conservada barrera coralina, parte de la mayor del hemisferio occidental, se extiende paralela a la costa a dos kilómetros de ella y limita las áreas para baños de mar.

Había entonces decenas de casas construidas por hacendados camagüeyanos y unas pocas edificaciones rústicas hechas después del triunfo de la revolución. El terraplén que lo comunicaba capital, que ahora se asfaltaba, estaba en mal estado y la carencia de instalaciones populares y de agua potable limitaba su disfrute por la población. Se iniciaba, con la carretera, ese primer hotel y la construcción de la presa Atalaya, la solución de esos problemas que darían facilidades para su disfrute.

La playa está limitada al sur por la más grande salina del país separada de la franja arenosa por la laguna natural El Real, poblada por el mayor conglomerado de flamencos rosados del país.

Frente al hotel en construcción, lo esperaba un grupo más nutrido. El jefe de la obra ofreció cifras y datos y explicó las causas del atraso donde en efecto incidían factores objetivos pero también muchos derivados de nuestra inexperiencia y deficiencias.

Fidel escuchaba atentamente la información mientras observaba el entorno. Dio algunos pasos a su izquierda y derecha. Casi finalizaba el jefe de la obra cuando lo interrumpió en voz baja: ¿Para dónde vuelan los flamencos?

Todos los presentes se miraron unos a otros y nadie tenía la respuesta para esta inesperada pregunta. Argilés en un extremo se adelantó un poco y para alivio de todos dijo: “Comandante, al atardecer vuelan muchos de ellos a través de la bahía para las casimbas del cayo Sabinal. Las vi hace poco cuando revisaba el trabajo del pedraplén”

Fidel volvió a caminar mirando ahora hacia la laguna y comenzó a acercarse a los jeeps sin decir nada del atraso de la obra que nos tenía en vilo. Se detuvo y nos explicó a todos lo que me pareció después que era el motivo de su visita a ese lugar.

Con palabras más elocuentes y precisas que las que logro recordar dijo que Santa Lucía sería la playa de los trabajadores camagüeyanos y una de las orientales del norte de esa provincia.

Y ahí se remontó a pensar viendo ante sí lo que requeriría varios años materializar y que la mayoría de nosotros no veía con esa claridad sumergidos en los problemas difíciles de la terminación de las obras iniciales. Para ello tenemos que terminar la presa y la conductora que la abastecerá de agua potable, concluir la carretera que la une a la de Nuevitas y la que acabamos de comenzar, que irá por la costa norte. Aquí habrá que edificar una decena de hoteles pero no como este, tendrán que ser más verticales o extendiéndonos a lo largo de la playa para no reducir la capacidad de la laguna. Con lo que me dicen de los flamencos esto no los afectará y seguirán constituyendo un bello ornato para todos y una prueba del respeto que debemos brindar a nuestra naturaleza.

Hoy, treinta años después, muchos de aquellos sueños son realidades. Santa Lucía cuenta con cinco hoteles de categoría con más de 1 000 habitaciones y dos centros de buceo y deportes náuticos.

(Tomado de Segunda Cita)

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ManuelB dijo:

    Su capacidad de adelantarse en el Tiempo y de ver el Futuro. Su pensamiento constante en el Futuro y el beneficio del Pueblo, sobre todo de los màs Humildes. NO LE HACEN FALTA MONUMENTOS. CADA PROVINCIA Y CADA PEDACITO DEL TERRITORIO TIENE INFINIDAD DE ELLOS QUE LE RECUERDAN PARA SIEMPRE.

  • Amaya dijo:

    Impresionante anécdota, Fidel único como dice Raúl, Argilés fue al cabo de unos años, uno de los primeros, o creo que el primero que fundó en 1994 la cadena de tiendas TRD Caribe del sistema empresarial de las FAR, llego a alcanzar el grado de coronel

  • Nidia Estévez Febles dijo:

    Hermoso relato, muestra de la sensibilidad que caracteriza (en presente, no me equivoqué) la personalidad de nuestro querido Fidel. Millones de anécdotas como esta tenemos los cubanos, porque en breves encuentros que podríamos haber tenido con él, siempre estaba atento a los más pequeños detalles. Su sencillez, humildad, amor por los seres humanos y por la naturaleza son valores que debemos tener siempre presente. Gracias Giraldo. Viva Fidel por siempre!!!!!!!!!!!!!!!

  • fernan dijo:

    Siempre le doy gracias a la vida por permitirme nacer en cuba y en la era de Fidel Castro,

    • Maria Cristina dijo:

      Fernan, quisiera yo tambien haber sido cubana en la era de Fidel!!!!! Saludos desde Brasil!!

  • JOVEN dijo:

    Que grande, mi Comandante!

  • adys dijo:

    GRACIAS POR TODO FIDEL, TE LO BEDE EL PUEBLO CUBANO.

  • Silvio Rodríguez Domínguez dijo:

    Publicado el 14 de noviembre en Segunda Cita segundacita.blogspot.com

    • Randy dijo:

      Muy bien el apunte Silvio. Se nos fue en la edición. Un abrazo de Cubadebate

  • Elsy Zaldivar Marrero dijo:

    Se cumple un año de su desaparición, parece mentira aceptar que ya no esté entre nosotros físicamente, aquel hombre, que un día se asaltó al Moncada, con 82 hombres vino desde México en el Granma y luego se alzó en la Sierra Maestra, para que un primero de enero del aquel 1959 nos entregara una Revolución Socialista Marxista-Leninista, capaz de enfrentar al imperialismo a solo 90 millas del Norte revuelto y brutal como lo calificara Martí, cada cubano llevamos a un Fidel dentro de nuestros corazones, cada cubano alza su voz para decir “…YO SOY FIDEL…”, todos queremos ser como él, aunque FIDEL es uno solo, inigualable e insustituible, que hoy reposa en esa piedra que lo acogió para su eterno descanso, en cada victoria, en cada una de nuestra jornadas laborales, en cada conmemoración, hay estará FIDEL, sus ideas y nuestro compromiso con la PATRIA y con él, de serles fiel, de nunca fallarle, que este pueblo que hoy es más revolucionario y más internacionalista, junto a Raúl seguirá adelante. Se acercan las elecciones, para elegir a nuestros delegados a las Asambleas Municipales, esa será la hora de demostrarle a nuestro invicto Comandante en Jefe, la confianza de nuestro pueblo en su Concepto de Revolución, de que no existe fuerza en el mundo capaz de derrotar la fuerza de la verdad y las ideas, que son la fuerza de nuestra unidad y nuestro socialismo.

  • Adrián dijo:

    En efecto, Santa Lucía es una de las playas más extensas de Cuba. A inicio de los 90 ya tenía su infraestructura prácticamente lista para grandes inversiones del turismo, pero hubo falta de gestión de la provincia y necesidades del país de crear capacidades en otros polos, respondiendo también a problemas de crecimiento demográfico y por ende de necesidad de empleo en otros lugares.
    Con todo, ya en 1989 Fidel avizoraba el desarrollo del turismo en Cayo Cruz, Romano, Sabinal…y ahora existen planes para miles de habitaciones allí. Irma los atrasó solo un poco.
    Es importante recalcar que la base industrial de Nuevitas sigue existiendo y produciendo, que la central termoeléctrica es una de las mas estables del sistema, que se prevén nuevas inversiones en la industria química y eléctrica y que Nuevitas se constituyó en ciudad industrial con el concurso de miles de Camagüeyanos, habaneros, santiagueros..hoy su población es de 40 mil habitantes y su peso económico es importante.
    Si alguien quiere ver lo que hizo la Revolución, hay que ir a Nuevitas.

  • Con el Comandante dijo:

    No hay un lugar en Cuba, un solo pedacito patrio donde nuestro querido y eterno Comandante no haya dejado su huella, sino física al menos en ideas concretadas. Fidel no necesita estatuas, tarjas ni monumentos porque en nuestro cielo azul, el aire que respiramos, las majestuosas palmas de nuestros campos está su presencia. Fidel es director y protagonista de las páginas más brillantes de la rica historia de Cuba.

    • sachiel dijo:

      Asi es… y tenemos el enorme deber de que eso no se pierda por el egoismo y banalidad de algunos “modernos” de hoy. Fidel está y estará presente en todo lo que diga “Cuba”, y ya vendran tiempos mejores o peores, pero nunca, jamas, olvidar lo que significa para todos nosotros.

  • Odalys dijo:

    Gracias Fidel, todos te recordaremos por siempre.

  • Beatriz Avila Figueredo dijo:

    Este poema es de mi madre Luisa Figueredo Miraldea en homenaje a Fidel
    Comandante ya no estas
    Para que apagues tus velas
    Pero dejaste una estela
    De pensamiento en el mundo

    También un dolor profundo
    Por tu ausencia en la trinchera
    Cuba convertida en fiera
    Nunca te defraudará

    Por tu humanismo y bondad
    Estas en los corazones
    Para cuidar y luchar
    Por las 90 razones

    Rezones que hoy tenemos
    También por las que luchaste
    Por las que nos enseñaste
    Y con ellas venceremos

    Ese caballo que trota
    Con su jinete escondido
    Nadie crea que está perdido
    Lleva las riendas y sus botas

    Físicamente no está
    Pero está en las memorias
    Para hacer más fuerte la historia
    De toda la humanidad.

  • Beatriz Avila Figueredo dijo:

    En el corazón de cada cubano dígno, hay un monumento a Fidel

  • Elizabethcuba dijo:

    Ya una año de su partida Comandante en jefe, extraño sus largos y educativos discursos, lo esperábamos sobre todo cuando había algún acontecimiento importante y solo decíamos “vamos a ver lo que dice el comandante”, nos enseñó lo que es dignidad, altruismo, patriotismo, el sí se puede, el internacionalismo, el compartir lo que se tiene y no lo que nos sobra, la humildad, entre otros y además el abarcador y completo concepto de Revolución. Si nosotros y cada uno nos aplicáramos el concepto de revolución estoy segura que seríamos invencibles como lo fue él. Comandante siempre estará en su pueblo eternamente. VIVA FIDEL POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE!!!. VIVA NUESTRO PUEBLO!!! HASTA SIEMPRE COMANDANTE!!!

  • ricardo dijo:

    Buenas tardes, excelente artículo, lo disfrute, honor a quien honor merece gracias

  • Manuel B dijo:

    La muerte de por si obliga a que haya vida en el recuerdo, cuando se ha sido ejemplo y consecuente en ella. Que haya vida en la historia, porque tú fuiste historia. Tu pensamiento y te escribo en presente, tu ejemplo, emergerá desde las entrañas de esta amada y gloriosa tierra, fecundada con la sangre de sus mejores hijos, elevándose como un rayo de luz, porque eres un iluminado y como tal irradiaras luz, fuerte y sin mancha, para servir de guía a los pueblos del mundo, sus humildes y desplazados.

    Te queremos comandante.

  • guadarramas dijo:

    Dije recientemente en una reunión que era un empedernido FIDELISTA, porque en el pensamiento de Fidel se unen todos los principios del marximos leninismo, las ideas de Carlos Manuel de Céspedes y el ideario Martiano. Porque si en Cuba hay socialismo fue porque Fidel nos lo enseñó, nos supo educar sin imposiciones, cuando nos dijo no te digo cree, sino lee. Cuando supo conjugar la obra de los clasicos con los principios de Marti y ajustarlo a las condiciones concretas de Cuba, se siente dolor por su pérdida, pero ha quedado permenentemente en el corazón y pensamiento de todos los hombres de buena voluntad, es faro y guía de talla mundial, muy dificil de igualar. Por eso he leido tan detenidamente el artículo, que por su cercana relación con el Comandante me ha parecido que fue ahora mismo. Gloria a su memoria y su estirpe

  • alexis reinoeo lezcano dijo:

    CADA CUAL CUMPLA CON SU PARTE, Y NADIE NOS PODRA VENCER…..Palabras de nuestro comnadante

  • Carlos dijo:

    ¿ y se conservaron las poblaciones de flamencos? ¿Hemos aprendido realmente a tener ese respeto por la naturaleza? Debían de sentar en un aula a muchos de los que toman decisiones y ponerlos a estudiar este artículo.

  • María Victoria Valdés Rodda dijo:

    Fidel siempre tan sensible y preclaro. Es la guía y faro de Cuba. El mundo también sabe que Fidel enseña constantemente. Estuve unos días en Camagüey, hermosa provincia, lamento no haber ido a sus playas. ¡VIVA ETERNAMENTE EL EJEMPLO DE MI, NUESTRO, COMANDANTE!. ¡Si se puede Fidel!

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Giraldo Mazola

Diplomático y periodista, colaborador de Cubadebate.

Vea también