Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Delegado No.173: “Koniek tabarich” (+Fotos)

| 14 |

 

sochi-6

Sochi, Rusia.—Mientras escribo mis últimas líneas en Sochi pienso en un potaje, cocinado con la añoranza del regreso. Hoy partimos para nuestra Isla bella, donde prometo no quejarme más del calor, al menos, hasta que pueda comprarme un Split… ¡Caballero, que calor hay en Cuba!

Hace justo una semana comenzó esta inolvidable experiencia de representar a nuestro caimán rebelde en el XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que ha sonado y sonará en la historia de estos eventos por su organización, despliegue tecnológico, representatividad internacional, logística… Los rusos inflaron, pero un globo aerostático. O como diría El Bacán: ¡Se la comieron!

Llegamos con una temperatura agradable, que pasó a insoportable más rápido que Usaint Bolt. Con ocho grados de temperatura, más de media delegación cubana parecía un ejército de robots de tela. Muy cerca de nosotros, dos ucranianos en chores caminaban en modo Guardalavaca.

El primer día, sin quitarnos el cansancio del camino, experimenté dos contactos incoherentes entre sí: el primero, un grupo de Turquía, que al saber que éramos cubanos comenzaron a gritar: ¡Viva Cuba!, ¡Viva Fidel! y ¡Viva el Che Guevara! El segundo, tres georgianos con una contentura sobregirada, que al detectarnos nos dijeron: “We want to dance Des-pa-ci-to with cubans”, por sus muecas y gestos entendimos que querían bailar la canción Despacito con nosotros. A esa hora los “barajamos” ra-pi-di-to.

La diferencia de horas nos dio un “jab” en el rostro. Después de ver un amanecer a la una de la mañana desde el avión, y comer por primera vez a las 3 de la madrugada, y con sol, era lógico andar como zoombies los primeros días.

La comida rusa fue un gancho al estómago, literalmente. Descubrimos algo. La carne rusa no la hacen en Rusia, porque no la vimos pasar. Manera de comer hierbas, ensaladas, manzanas y peras (lo mejor). El plato fuerte lo resumo en una frase de un puertorriqueño: “Este pollo es una pelotica de ping pong”. Mi mamá es una niña de teta delante de los rusos estirando el pollo para la comida. Cogí una crisis estomacal, que para qué les cuento, y allí ninguna “tía” rusa de la cocina sabía sobar.

Mientras estuve por Sochi me cambié el nombre y los apellidos. La bandera de mi credencial se convirtió en un signo de Pare. Así me lo hicieron saber rusos de dos pisos, españoles, turcos, srlilanqueses y azerís, cuando detenían mi paso y el del resto de la delegación, para soltar un “¿Cuba?”, y acto seguido cerrar con broche de oro: “¡Fidel!”

Participar en el XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes me regaló una Sierra de motivos y un Moncada de razones para estar claro de que Fidel se ha multiplicado por Fidel, y el resultado ha sido el infinito.

La figura de Ernesto Che Guevara, bandera de la izquierda juvenil mundial, anduvo abrazada a la de Fidel todo el tiempo.  Aleida Guevara, su hija, supo decodificar su ejemplo y tatuarlo en la acción de los cientos de jóvenes presentes en sus conferencias.

En la Villa, un audio convirtió a la sede cubana en capital de la confraternización y delegados de todas partes llegaron hasta allí para compartir y bailar. Al ritmo de Arnaldo Rodríguez, Duany Ramos, Eduardo Sosa, Yulaysi Miranda o Annie Garcés la cultura y la música cubana desinhibieron, incluso, a los biolorrusos más serios.

En Sochi le dimos brillo al orgullo de ser cubano, y no se trata de chovinismo barato ni autosuficiencia hueca. Tiene que ver con el símbolo de nuestra identidad para el resto del mundo. Desde aquel que te detiene para preguntarte por Compay Segundo, hasta la gran mayoría que ve en nuestras franjas azules y blancas un pedazo de tierra sinónimo de rebeldía, ejemplo y altruismo. Y, precisamente, la cultura cubana encierra todo eso.

No hubo hechos excepcionales, salvo una barbilla partida de un guantanamero por estar patinando en la pista de hielo, un holguinero periodista que casi se baña agachado por no saber cómo se abría la ducha, y una habanera que tomó agua caliente hasta el último día, porque no se percató que la nevera estaba debajo de la cómoda.

La ciudad de Sochi es preciosa. Limpia como un salón quirúrgico. Su gente amante de Fidel y de Cuba. Es sus calles me encontré ladas y nivas “como los de aquí”. En sus tiendas y timbiriches hablé perfecto ruso para soltar un “ochen’ dorogoy”, (muy caro), frase clave para regatear.Más de 180 países estuvieron representados en el XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que se celebró en la ciudad rusa de Sochi entre el 14 y el 22 de octubre. Allí, la juventud se multiplicó en muchos rostros; cada uno dibujando un mapa de idiosincrasias, gestos, idiomas… Y cada uno abrazando, al final, un mismo mapa. Nos vemos en el próximo, o quizás, ¿Nos vemos en el próximo? Al menos por esta vez, Koniek Tabarich.

sochi-1 sochi-2 sochi-3 sochi-4 sochi-5 sochi-7 sochi

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • juan lemus dijo:

    Te quedó bueno, fresco, directo, joven. Que falta hacen más festivales, y menos guerras …..Felicidades!!!!!!!

  • pinero 100 % dijo:

    Viva cuba

  • Torres Moya dijo:

    Seguro que así es como nos caracterizan en el mundo y creo que debemos mantener este símbolo de la amistad con los pueblos del mundo…ser más comunicativo..

  • Dary dijo:

    Muy bonito Luis; créeme que todo joven comunista que no pudo ir a al Festival, con tu hermoso recuento de todo lo acontecido allí, se puede sentir que participó y se sentirá orgullo de ser cubano y joven comunista …. fue una experiencia muy bonita y realmente muchas gracias por trasmitírsela a miles de jóvenes de todo el mundo.

    Viva Fidel que es nuestro ídolo mas grande……Viva nuestra hermosa isla de Cuba…..
    Revolucionariamente Darianne

  • RULY EL SPIRITUANO dijo:

    ¡ Viva Cuba, Viva Fidel y la hornada de jovenes cubanos que dignamente representaron a este verde caimán.

  • Daniel Parrado Cuba dijo:

    Mu buen comentario, hubo risas (me preocupa que la carne rusa no se haga en RUSIA), resulta gratificante el reconocimiento de la comunidad mundial de las ideas del CHE y FIDEL entre otros.
    Que nunca se acaben estos festivales, “VIVA LA PAZ Y LA SOLIDARIDAD CON LOS PUEBLOS”

  • Revenge dijo:

    Este viaje le costo muy caro a nuestro gobierno, justo despues del paso del ciclon Irma. Por esto, es realmente decepcionante que las vivencias mas memorables de un delegado despues de una semana de Festival, sean los encuentros casuales con extranjeros que conocen Cuba, el pacotilleo y la pequeña boberia del dia a dia. Asi como quejas sobre el tamaño del pollo, como si no les hubieran dado una dieta para estas contigencias. Esta cronica es un reflejo fiel de lo superficial, banal y creidos que son la mayoria de nuestros jovenes.

  • Eglys dijo:

    Otra vez, Viva Cuba

  • María dijo:

    Estoy emocinada y con lágrimas en mis ojos, soy muy sensible al nombre Fidel, creo que si hubiese ido al festival me quedo sin lágrimas, eso me pasó a raíz de su muerte, no terminé de leer lo dejo para un poquito más tarde lo imprimiré y se lo llevaré a mi hermana y mi papá que tenmos los mismos sentimiento para compartir este escrito tan lindo
    Felicidades dobles

  • Celiushka dijo:

    muy hermoso! gracias por compartirlo!

  • fidelds dijo:

    Estuve en Sochi hace más de 30 años, no puedo evitar la añoranza al leer la crónica. Es una ciudad linda, muy moderna y sus alrededores son preciosos.! que suerte tienen estos muchachos de participar en un evento así.! saludos a todos.

  • Anabel dijo:

    Muy bueno el articulo. Las vivencias pues son realidades que nos pasan a todos los que viajamos por primera vez al extranjero jajaja. Como me rei con con lo no saber como se abria la ducha o donde estaba la nevera.
    Un poco desacertado el comentario de Revenge.

  • franz dijo:

    no se revenge como funciona lo del pago de los pasajes tramites y todas esas cosas por nuestro gobierno.
    lo que no entiendo es el promedio de edad que habia ahi si era de JUVENTUD Y ESTUDIANTES.

    por otra parte no se por que tantos
    creo que era de las delegaciones mas numerosas..

    creo que hay gastos innecesarios en nuestro pais dia a dia y no solamente este, deberian revisarse estos temas.

  • Roberto dijo:

    A usted que reclama por el dominio de la lengua como factor fundamental, le conmino a precisiones. Cuando te ofrecen algo y te parece caro, se dice ochien dórogo y no dorogoi, y en cuanto a tu final se pronuncia koniets, tovarisch. Un detalle, como en todas las precisiones. Un abrazo.

Se han publicado 14 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Luis Mario Rodríguez Suñol

Luis Mario Rodríguez Suñol

Licenciado en Periodismo, padre precoz y guevariano de pura raza.

Vea también