Imprimir
Inicio » Especiales, Militar e Inteligencia  »

¿Se atreverá Donald Trump a invadir Venezuela?

| 30 |
El presidente de los Estados Unidos amenazó con una intervención militar en Venezuela. En la imagen, Donald Trump, entre Rex Tillerson y Nikki Haley, con el general H.R. McMaster la la derecha. Foto: AP.

El presidente de los Estados Unidos amenazó con una intervención militar en Venezuela. En la imagen, Donald Trump, entre Rex Tillerson y Nikki Haley, con el general H.R. McMaster la la derecha. Foto: AP.

Mientras en Colombia se avanza en un Acuerdo de paz entre el gobierno y una de las últimas guerrillas levantada en armas; la República Bolivariana de Venezuela es seriamente amenazada por la primera potencia imperial del mundo, acudiendo a su vieja política del garrote, invasión o golpe de Estado.

Venezuela viene sufriendo un cerco y agresiones en distintos frentes, mediático, económico, diplomático, comercial y militar desde que Hugo Chávez a la cabeza de la Revolución Bolivariana ganó las elecciones con tres millones 673 mil 685 votos, aventajando en más de un millón a su rival; proyecto político, social, cultural y económico diametralmente opuesto a los del pueblo, la oligarquía y el imperialismo norteamericano, quienes desde de ese momento manifiestan su odio mortal y agresiones de todo tipo para atacar el gobierno que cambió el rumbo histórico de la nación y creó una nueva correlación de fuerzas en el continente. Ejemplo imperdonable por quienes han detentado el poder como si éste les perteneciera por derecho divino.

Audazmente, previendo el escenario que enfrenta hoy Venezuela, el presidente Hugo Chávez fue siempre consciente de la necesidad de alcanzar un acuerdo de paz entre las guerrillas y el Estado colombiano, por las tensiones del accionar guerrillero sobre ambas naciones internamente y a lo largo de sus extensas fronteras, pero además por el impacto de las bandas paramilitares ligadas al narcotráfico y a la extrema derecha colombiana, aliadas de los enemigos de la Revolución Bolivariana; convencido de que el fin del conflicto armado en Colombia ayudaría a la paz y estabilidad de la región, condición que le permitía al proyecto bolivariano avanzar y consolidarse en medio de un continente históricamente amenazado por insurrecciones populares, cuartelazos, golpes de Estado e invasiones militares.

Venezuela misma vivió un levantamiento popular en 1989, cuando siendo presidente Carlos Andrés Pérez impuso el paquetazo neoliberal que endureció las condiciones de vida de la población desatando la protesta popular conocida como “El Caracazo”, que fue brutalmente reprimida dejando una estela de destrucción, saqueos, miles de muertos y detenidos. Así que tanto en el pueblo bolivariano como en la oligarquía, hay una clara consciencia de lo que significan los levantamientos y protestas populares y por eso los segundos juegan a provocar lo mismo hoy, pero sin éxito, han fallado en sus análisis y cálculos.

Donald Trump no descarta la opción militar contra Venezuela

Sobre todo porque no han entendido esta esencial diferencia: para el pueblo chavista, que es la mayoría así no les guste, no es lo mismo levantarse contra un régimen oligárquico que contra uno patriota y bolivariano.

Me atrevería a afirmar que la actual generación entre 20 y 30 años, con excepción de quienes han estudiado la historia más allá del relato mediático y oficial sostenido desde el poder, tal vez no tenga conocimiento de lo que fueron las dictaduras, juntas civico-militares y golpes de Estado que impuso a lo largo del continente la potencia imperial norteamericana, desde mediados del siglo pasado.

Además, ¿porqué tendría que tener memoria esta generación de lo que han hecho históricamente esas oligarquías y el imperialismo con los pueblos, cuando estos han tratado de transitar otro camino diferente y les han disputado el poder y el modelo económico?

  • ¿Sabe que a Jacobo Arbenz, presidente de Guatemala elegido democráticamente, la CIA le dio un golpe de Estado en 1954, por llevar a cabo un programa de reforma agraria que afectaba los intereses de la multinacional Fruit Company?
  • ¿Que Cuba desde que hizo la Revolución contra el dictador Fulgencio Batista, en 1959, ha sufrido todo tipo de agresiones, bloqueos, ataques y la invasión contrarrevolucionaria derrotada por el pueblo en armas en Playa Girón?
  • ¿Que a Joao Gulart presidente de Brasil, le dieron un golpe de Estado en 1964 para sacarlo del poder por no ser leal a los intereses de EE.UU., anunciar la nacionalización de las refinerías del país y expropiación de tierras a los grandes terratenientes para adelantar una reforma agraria, y por ser del Partido del Trabajo del Brasil?
  • ¿Que Lyndon Johnson ordenó una invasión con 42 mil marines a República Dominicana en 1965, para contener las reformas sociales y la nueva constitución promulgada por el presidente Juan Bosh, invasión que hoy quieren seguir silenciando para que no se conozca?
  • ¿Sabe del golpe de Estado contra Víctor Paz Estenssoro en Bolivia; del de Chile que encabezó Pinochet contra Salvador Allende (1973); del de Uruguay en forma de junta civico-militar (1973), de la dictadura que impuso en Argentina la junta militar después de deponer a Isabel de Perón en 1976, desatando una represión feroz que desapareció 30 mil ciudadanos?
  • ¿Que invadió a Panamá en 1989 con la excusa de que había que capturar un dictador, Manuel Noriega, que ellos mismos habían ayudado a ascender al poder, causando terror, destrucción y más de 3 mil muertos cuando su interés real era el control sobre el Canal?
El presidente de Venezuela insiste en solucionar los problemas internos de su país por la vía democrática y sin injerencias estadounidenses. Foto: Reuters.

El presidente de Venezuela insiste en solucionar los problemas internos de su país por la vía democrática y sin injerencias estadounidenses. Foto: Reuters.

De la mano de esas dictaduras, invasiones y golpes de Estado vino el Plan Cóndor, estrategia de inteligencia para ejercer el terrorismo de Estado contra la oposición y el pueblo que consistió en crear una coordinación entre los servicios de inteligencia de las dictaduras que gobernaban dichos países, apoyada y financiada y dirigida por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Departamento de Estado, y las democracias liberales amenazadas por el “comunismo” y después por el “terrorismo”.

Y Colombia, ¿ha sido invadida alguna vez? No como otras naciones del continente pero ha tenido su Plan Colombia, una estrategia de guerra contrainsurgente disfrazada de lucha antidrogas que duró 15 años (1999-2016) y que se le impuso al país cuya democracia estaba amenazada por el “narco-terrorismo”, y ante esa “amenaza” el Departamento de Estado necesitaba que se restableciera el control del Estado y la legitimidad en las áreas de importancia estratégica previamente dominadas por grupos armados ilegales.

¿Y el resultado del Plan Colombia? El informe ¡Basta Ya! Colombia: Memorias de guerra y dignidad, del Centro Nacional de Memoria histórica, afirma que entre 1958 y el 2012 murieron 220 mil personas como consecuencia del conflicto armado, de los cuales 180 mil eran civiles; 25 mil fueron desaparecidos; 27 mil secuestrados; casi seis millones desplazados de sus tierras y expropiados de sus bienes; y más de cinco mil fueron asesinados, mal llamados falsos positivos, por las Fuerzas Armadas y reportados como guerrilleros caídos en combate.

No obstante la apariencia democrática, Colombia tiene tratados con Estados Unidos que le permiten tener siete bases militares en su territorio, violando abiertamente la soberanía nacional, y de paso sirviendo como punta de lanza para las futuras invasiones o control militar que la potencia necesite ejercer en la región, como se está viendo hoy en los voceros de la clase dominante colombiana, cada vez más solícitos a cumplir con el mandato del socio y patrón, de ayudar a derrocar al gobierno legítimo de Venezuela.

Sin embargo, la ventaja histórica con que ha contado EE.UU. viene cambiando y ya no es la misma, porque hay más consciencia en los pueblos del continente (Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay, Centro América) y su posición hegemónica está siendo enfrentada de distintas formas, movilización, participación política, gobiernos democráticos, antineoliberales, anticapitalistas y antimperialistas que han logrado devolver el golpe, recuperar fuerzas y espacios, y donde la batalla de ideas que impulsan los medios de comunicación alternativos se ha ampliado e intensificado a partir de las redes sociales y el uso del Internet, todo un nuevo campo de batalla.

Las amenazas de Donald Trump diciendo que la opción militar para Venezuela está dentro de los planes del imperio, no representan una ruptura radical con el modelo de dominio que vienen ejerciendo por décadas, y no debe llevar a falsas valoraciones y entrar a hablar de discontinuidad.

También ha amenazado a Corea del Norte con un castigo ejemplar, que ya muchos pueblos del mundo (Iraq, Afganistán, Libia, Siria como los más recientes) saben lo que significa cuando esas amenazas se vuelven reales y concretas: bombardeos, asesinatos en masa, deponer gobiernos que no siguen su política de aliados o abiertamente disienten y se rebelan, asegurar gobiernos que se comporten como aliados incondicionales de sus intereses, darle impulso a su economía, ejercer una posición dominante en los mercados, imponer tratados comerciales favorables a sus intereses, controlar la producción de recursos energéticos y materias primas, y Venezuela en ese orden de prioridades es precisamente la que cumple al pie de la letra con esas condiciones.

Bombardear los escombros: El imperio de la destrucción

Por eso ante el fracaso de la oposición golpista y terrorista en Venezuela, apalancada por la propaganda de guerra, una matriz mediática totalmente enfocada en desacreditar y mentir sobre lo que sucede allí, de imponer en la opinión del mundo que Nicolás Maduro es un dictador y por tanto Venezuela una dictadura que viola los derechos humanos, que asesina, restringe las libertades, y tiene sometido al pueblo al hambre y la represión, la potencia imperial busca la salida de la invasión, ya que los intentos de golpe de Estado tratando de dividir la Fuerza Armada Nacional Bolivariana también ha fracasado.

Así que una invasión directa de tropas gringas en Venezuela, es poco probable, es difícil que se embarque en esa aventura sin estar bien seguro que derroca el gobierno fácil y rápidamente, sabe bien que una guerra larga y de guerrillas como la que probablemente le toque enfrentar allí, no es la mejor opción y sería muy costosa sin que le garantice el control del aparato del Estado y los recursos energéticos.

A esa aventura militar le tendría que sumar la guerra civil que una decisión de tal magnitud provocaría, con una sociedad dividida y polarizada, donde su aliado principal, la oligarquía también se vería obligada a participar ya no desde el cómodo sofá o el “exilio” en Miami, sino poniéndose al frente de sus tropas y “conduciendo” a sus bases, principalmente a la clase media que se estuvo entrenando estos últimos meses en la lucha callejera, en la guerra contra la “dictadura”.

Pintada contra Trump en Caracas, capita de Venezuela. Foto: AP.

Pintada contra Trump en Caracas, capital de Venezuela. Foto: AP.

Ese es un escenario que no pinta ni para sus vecinos como Colombia, que está en un camino a medias entre poner fin definitivo a la guerra interna, y darle cumplimiento a lo acordado, o verse enfrentada a una situación en su línea de frontera, con un vecino enfrentando una guerra contra los intereses del imperio.

Quién sabe cuáles son los cálculos de la clase dominante colombiana, qué piensa que ganará prestando sus bases y hasta su ejército – ¿será ese el motivo por el cual no ha recortado el presupuesto de defensa por encima de rubros como salud, educación, cultura, ciencia y deporte? – para atacar Venezuela y derrocar su gobierno legítimo.

Quien sabe, luego de las derrotas que viene sufriendo EE.UU. en varios frentes como en Siria donde le ha tocado aceptar que no pudo con el gobierno de Assad entre otras cosas por la ayuda que aquel recibió del gobierno ruso; en un Iraq destruido y en guerra civil, un Afganistán que no controlan, una Libia que quedó en ruinas y en medio del caos, el ambiente ideal para el radicalismo Mujahedin, el Estado Islámico y el Talibán, y ante la contención que ejercen potencias como Rusia y China, que le disputan el mundo y el mercado, quien sabe que se jugará el imperio en América Latina en movimiento.

Que cuente con los Santos y Uribes de Colombia, con los Kuczynski de Perú, los Macri de Argentina, con los Temer de Brasil, un distinguido grupo de oligarcas que no han vacilado en usar lo que esté a su alcance para preservar sus intereses de clase. Con los pueblos de un continente fogueado en la lucha y la resistencia por defender la dignidad y la soberanía de la Patria Grande no cuentan.

Y si es cierto que la historia se repite, la primera vez como una tragedia y la segunda como una farsa, Trump no puede estar seguro que esta vez a ellos y sus aliados les tocará solamente la parte de la comedia, y que a otros pueblos les toque la de la tragedia. Si lleva de la mano a esa aventura a su aliado colombiano, quién sabe cómo termine lo que tanto empeño puso Venezuela con Hugo Chávez y Nicolás Maduro, Cuba con Fidel y Raúl Castro, los países garantes, la comunidad internacional y los pueblos del mundo para que fuera posible la paz en Colombia porque era la prenda de garantía de la estabilidad en la región.

(Tomado de teleSUR)

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • adalberto carbonell sotto dijo:

    Muy buen artículo, 100 por ciento de acuerdo

  • Alvaro G Castellanos dijo:

    La pregunta debería ser seguirá Venezuela dándole la oportunidad?, vuelvo y pongo el ejemplo de nicaragua cuando perdió aquellas elecciones y luego ahora ha triunfado.

    Están decididos, fue inteligente la llamada de Maduro a la casa Blanca

  • Elpidio dijo:

    Ya que conocemos el carácter intervencionista del Imperialismo Yanquis y que nunca han respetado al pueblo latinoamericano, nos corresponde unirnos e impedir con todos los medios que tengamos, que otro País latinoamericano sea invadido. Trump está loco por invadir a Venezuela y poner allí un gobierno títere a gobernar, no importa que le guste o no al pueblo venezolano, lo que a él le importa es que le garantice materia prima barata, como el petróleo, el oro, el diamante, así como un mercado para sus transnacionales de armamentos y de construcción. Es decir destruir para después construir con sus transnacionales, como lo hicieron e Afganistán, Iraq, Libia y lo están haciendo en Siria, suerte para ese País que Rusia lo ha apoyado, sino ya no existiera. ¡Viva la Unidad entre los pueblos latinoamericanos! ¡Viva Venezuela! ¡Trump no permitiremos que masacres a otro pueblo!

  • Juan Carlos Corcho Vergara dijo:

    Solo el pueblo salva al pueblo. Nicolas Maduro,viva Venezuela

  • HANOI TAÑO RIO dijo:

    El problema dee los americanos es que no conocen la historia de america, nosotros como cubanos rechasamos toda ingerencia de cuarquier estado sobre los asuntos internos de otra nacion libre o independiente, los goviernos de estados unidos no el pueblo, por que nuestro comandante en jefe siempre nos educo a no difamar de ese pueblo, que hoy lo tienen sometido a informacion farsa por todos los medios de comunicacion, no le muestran la verdad del mundo,como es posible que un pueblo como mexicocon su historia llenos de hombre como zapata, billa, que sus lideres del gobierno se sometan al imperialismo , como yo como joven de este pais que sigo las noticias por diferentes medios, hoy en mexico existe 43, jovenes desaparecidos y su precidente no haga nada o el estado mexicano,cuantos periodistas desaparecen en este paus por decir la verdad, colombia que esta en proceso de paz cuantos exguerrilleros ya an muertos por diferentes motivos, homduras el pais donde matan a una lider social y no pasa nada, guatemala, el peru, brasil hay brasil con un precidente con gorpe parlamentario, entonces me pregunto para que la OEA , para que naciones unidas, si el gobierno de los estados unidos muebe sus hilos a su favor y paises de nuestra ameria se prestan para esas canalladas por que no tienen dignidad, nosotros los cubanos libres y soberanos desde 1959 no hemos retricedido ni un poquito con el imperio y creame eso es una piedra en el zapato para ellos,ustedes hijos de Bolivar de Chaves recistan no se dejen enganllar es mejor comer arroz y frijoles como decimos aqui que ser esclavos de esos imperialistas.FUERSA MADURO.

    • El companero dijo:

      Pipo aprende a escribir o instala el word en el ordenador que da Pena ajena leerte

      • AVD dijo:

        El compañero, también me parece que debes estudiarte las reglas ortográficas relacionadas con el uso de las mayúsculas. Revisa tu escrito. No las utilizas correctamente.

    • cast dijo:

      Duele leerte

  • Manuel dijo:

    No Hay C::::oraje,para tratar de poner la Bota en la Tierra de Bolívar y menos para enfrentar a la mayorìa de un Pueblo unido,organizado y dispuesto a Defender su Independencia y Soberanìa conquistada con el sudor de sus Hijos. Existe una Lealtad a Chàvez y a su Obra Absoluta; por el Pueblo màs Humilde y sobre todo el de a Pie. CON ESE NO HAY QUIEN PUEDA,SEA QUIEN SEA,MIENTRAS MANTENGA LA UNIDAD JUNTO A LAS FNB QUE NO ESD MÀS QUE ESE MISMO PUEBLO HUMILDE UNIFORMADO Y DIGNIFICADO POR LA REVOLUCIÓN.

  • Juan Carlos Corcho Vergara dijo:

    Si se atreve le costara bien caro

  • sargento retirao dijo:

    viva venezuela, maduro ha demostrado que no tiene descanso defendiendo a su pueblo, no para de combatir y estar junto a su pueblo, asi debe ser si se quiere defender lo que se quiere

  • JEBD dijo:

    Muy bueno el artículo; solo quiero significar que dentro de la lista de fechorías cometidas por los EE.UU y sus tropas, no se menciona lo ocurrido en la isla de Granada en la década de los 80 del pasado siglo. La 82 División Aerotransportada atacó ese país y asesinaron a su Primer Ministro Maurice Bishop, amigo de Cuba.
    Pero hemos de decirle al imperialismo que sabemos que son el enemigo común de los pueblos que desean su libertad y autodeterminación; hemos de recordarle al Señor Trump y su camarilla que existe un valor humano que nos inculcaron Fidel y el Che, un valor humano que se llama internacionalismo proletario que los cubanos lo hemos practicado en muchos frentes y siempre hemos salido victoriosos.
    Señor Trump, los cubanos sabemos ajustarnos las botas y con el fusil en ristre defender a nuestros hermanos. Lea un poco de historia y aprenda sobre la Operación Carlota llevada a cabo por mi país. Hace varias décadas las generaciones que hoy peinamos canas dimos el si por Angola, hoy, bastaría solo la Orden para repetir la historia en diferente escenario. No se equivoque Míster Trump. Viva Venezuela libre y soberana.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado JEBD. Quería comentarle que la 82 división aerotransportada si invadió Granada como usted correctamente dice, siguiendo a otras tropas estadounidenses que habían desembarcado antes. Con respecto al asesinato del gran líder caribeño Maurice Bishop, extraordinario amigo de Cuba, este crimen fue ejecutado por la ultraizquierda representada por Bernard Coard y el jefe del ejercito Hudson Austin, ambos miembros de la dirección del Movimiento la Nueva Joya. Poco más o menos los hechos fueron los siguientes:
      El 13 de octubre de 1983, al regresar de una visita de Estado a los países socialistas, Maurice Bishop fue derrocado por los partidarios del vice primer ministro Bernard Coard dentro de la Nueva Joya y puesto bajo arresto domiciliario. El 19 de octubre M. Bishop fue liberado por una revuelta popular. Horas más tarde tropas bajo el mando del General Hudson Austin dispararon contra el pueblo matando a varias personas, y capturaron y ejecutaron a Bishop y varios miembros del gobierno leales a él junto a un número desconocido de civiles. Entre las personas ejecutadas se encontraban Jacqueline Creft (pareja de Maurice Bishop), Fitzroy Bain, Norris Bain, Evelyn Bullen, Evelyn Maitland, Unison Whiteman y Keith Hayling, en total unas 15 personas, El crimen fue cometido en la base militar de Fort Rupert. Un Consejo Militar Revolucionario dirigido por el general Hudson Austin, aliado de Bernard Coard tomó el poder durante la noche. Los cuerpos de los asesinados nunca fueron encontrados.
      La salvaje invasión estadounidense comenzó a las 05:00 del 25 de octubre. La lucha continuó durante varios días y el número total de efectivos estadounidenses alcanzó unos 7.000 junto con 300 hombres de la Comunidad Caribeña. Las fuerzas invasoras se enfrentaron con unos 1.500 soldados granadinos y unos 700 cubanos, la mayoría de los cuales eran obreros de la construcción. Los dos batallones de la 82 división se enviaron como refuerzo el día 27 de octubre, cuando Maurice Bishop ya tenía 8 días de haber sido asesinado por los ultraizquierdistas salvajes y ambiciosos de poder.
      Con respecto a la Operación Carlota, esta fue una gloriosa página de internacionalismo que el pueblo de Cuba encabezado por su Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, realizó con total éxito, pero en condiciones históricas completamente diferentes.

  • GAM dijo:

    El Imperio es capaz de todo. Sólo hacen falta condiciones tácticas, las cuales está creando con la ayuda incondicional de la V columna ¨nacional¨ e internacional. Pero a la vez es el látigo que mueve a los indomables a la unión para defender la Patria ofendida: ¡Unidad, Unidad, Unidad!

  • Lujan dijo:

    Los venezolanos deben de estar preparados para los enemigos internos y externos. Los cubanos también debemos estar alertas y nunca confiarnos de que no nos quieren invadir pues somos un viejo problema imperial a resolver. Solo la plena disposición combativa salva a los amenazados. Sepa Trump que si ataca a Venezuela muchos cubanos iremos a luchar a la tierra de Bolívar, no tememos morir ya muchas veces sea derramado sangre cubana al lado de hermanos de otros pueblos. No pensamos quedarnos como espectadores cuando los gringos ataquen a Venezuela. Aqui no se repetira Libia. Las enseñanzas y el ejemplo de Máximo Gómez, Pablo de la Torriente, Che y tantos otros internacionalistas sigue latente. Diga Venezuela en que servirla. Hermano Maduro ORDENE! Viva Hugo Chávez! Viva Venezuela! Muerte al Imperialismo! Viva Fidel!

  • rccc dijo:

    Una persona normal y corriente de este mundo, le resultaría imposible, dejar de matraquear el “perfil sicológico” cuando de Trump se trata. Se machuca uno la cabeza intentando descifrarlo.
    Saberse que no ostenta el poder real en su país, puede chocar con la arrogancia secular de un multimillonario que se cree de verdad estar en el cenit de la supremacía estadounidense, muy por encima de los demás. ¿Le será difícil asimilar las órdenes de Tillerson, quien es el designado por las petroleras para ejecutar dentro del gobierno?
    Es crucial exponer que tal supuesta “guerra contra Venezuela” algunos halcones si sabrán el día que empezaría, pero lo que no puede saber nadie hoy; y mucho menos los mismos halcones, es: cuando, dónde y cómo terminará. ¿Cuánto hemos de morir por ese disparate? Tampoco se puede predecir.

    ¿Y que será de Trump al final? Lo mismo que ahora, el es un cero a la izquierda en esta jugada. Es solo la cara mediática, “para decir y que le digan” pero no es el que manda.
    Espero que no suceda porque esto acá no es el medio oriente, tampoco Libia. Esto es AL y C, donde su gente puede hacer cambiar el mapa otra vez.

  • yo dijo:

    Trump tiene un trauma infantil provocado por la falta de atención de la familia, ahora quiere resaltar tanto, que desde que el fracaso democrático de los Estados Unidos lo pusiera presidente ha hecho todo lo que no haría alguien sensato, por ejemplo: renuncia a los acuerdos para contrarrestar el efecto del cambio climático, regresa a la fracasada política contra Cuba, tensa las relaciones con Rusia, insiste en la guerra como vía para salvar sus intereses y todo lo que considere diferente a su política pretende exterminarlo a golpe de fuerza…. mmmm me pregunto si a esta gente le hacen test mentales antes de lanzarlos como presidentes…

  • ricardo dijo:

    Buenos días, respondiendo la pregunta que se hace el autor en el título, le respondo que creo que sí que se van a atrever o por lo menos lo están barajando seriamente, si no vean como está buscando apoyo en países de américa latina, y la matriz de opinión favorable a esto que se está manejando en cnn cuidado a prepararse que la tienen cerquita.

  • dujo dijo:

    La dignidad de un pueblo no se vende ni se pone en juego. El presidente Maduro ha dado cátedra de estadista enfrentándose diariamente a las agresiones imperiales. Desde Cuba, le enviamos al pueblo bolivariano nuestra más firme convicción de que tendrán la victoria, y nuestro pueblo estará a la orden para acompañar, si es necesario, cualquier contienda militar ejercida desde el norte contra ese hermano país. Viva la memoria de Chávez! Viva Maduro! Viva el pueblo de Venezuela! Dignidad o Muerte, VENCEREMOS! Que se atreva el Sr. Trump y verá.

  • dujo dijo:

    La dignidad de un pueblo no se vende ni se pone en juego. El presidente Maduro ha dado cátedra de estadista enfrentándose diariamente a las agresiones imperiales. Desde Cuba, le enviamos al pueblo bolivariano nuestra más firme convicción de que tendrán la victoria, y nuestro pueblo estará a la orden para acompañar, si es necesario, cualquier contienda militar ejercida desde el norte contra ese hermano país. Viva la memoria de Chávez! Viva Maduro! Viva el pueblo de Venezuela! Dignidad o Muerte, VENCEREMOS!

  • Tauro dijo:

    Se sabe que Colombia pudiera ser la punta de lanza, pero había que preguntarle al pueblo de ese país cuál sería su reacción ante esta nueva aventura y al de Venezuela cuál sería la respuesta. Sería importante saber cómo reaccionaría el mundo y cómo lo haría el propio pueblo de los EU. Una escalada en Venezuela sería todo un fracaso político y militar que haría descender cada vez más los bajos índices de popularidad de la Anaconda peluda que hoy se enrolla en el asiento más importante de la Casa Blanca.

  • AGD dijo:

    pienso que trump no tenga c….. para hacer lo que piensa , esos son blablablabla viva venezuela

  • Tauro dijo:

    Se sabe que Colombia puede ser una punta de lanza contra Venezuela, pero será importante preguntarle al pueblo colombiano, al pueblo estadounidense, al mundo cuál sería la reacción ante esta aventura. ¿ Cómo reaccionará también el Bravo pueblo venezolano ante un ataque a su patria?. Sería un grave error político y militar de EU. Los bajos índices de aceptación de popular a la La Anaconda peluda que hoy se enrolla en el asiento más importante de la Casa Blanca caerían a niveles insospechados. No creo que ningún estadounidense sensato acepte una locura de este tipo.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Bueno, pienso que el asunto no es hacerse esa pregunta. La clave de todo está en que el pueblo unido de esa hermana nación le envíe un mensaje alto y claro al imperio del costo que tendría lanzarse en una aventura bélica en su contra. Hacerle saber que allí no funcionará el libreto de lanzar 100 cohetes crucero para desbaratar instalaciones, masacrar al pueblo y después, desembarcar 40 mil marines ataviados con indumentaria extraterrestre impunemente, con camaritas fotográficas y la boca llena de chicle, con la tarea de poner la bota encima de un nativo y tirarse fotos tipo Rambo para publicarlas en los medios estadounidenses, antes de darle paso a las transnacionales que se apoderarán de los recursos del país.
    Un renglón aparte para Colombia: Da pena ver y escuchar el discurso de su Mr. President relacionado con la democracia y la libertad.

Se han publicado 30 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oto Higuita

Licenciado en Historia Económica de la Universidad de Estocolmo. Ensayista.

Vea también