Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Mil doctores más

En este artículo: Becas, Colombia, Cuba, FARC-EP, Medicina, Salud
| 18 |
Cuba ofrece mil becas a exguerrilleros y personas afectadas por el conflicto para estudiar medicina en la isla. Foto: elfaro.net.

Cuba ofrece mil becas a exguerrilleros y personas afectadas por el conflicto para estudiar medicina en la isla. Foto: elfaro.net.

En un país menos polarizado, menos preocupado por las noticias sobre sus políticos y menos cargado de rencores por resolver, la siguiente noticia no sería más ni sería menos que una muy buena noticia: “Cuba ofrece mil becas a exguerrilleros y personas afectadas por el conflicto para estudiar medicina en la isla”.

Quizás la palabra no sea ‘buena’, sino ‘extraordinaria’, porque el fin de la guerra con las Farc –como el de cualquier confrontación de esa especie– de inmediato obliga a hacer la pregunta de cómo reincorporar a los combatientes a la sociedad colombiana. Y que una respuesta sea esta serie de becas para estudiar medicina en Cuba es esperanzador, por decir lo menos.

También resulta simbólico: pasar de cargar y disparar un fusil a aprender el oficio de salvar vidas es, en verdad, experimentar una redención. Suele decirse que el posconflicto es casi tan complejo como el conflicto, porque los antiguos soldados tratan de vivir una vida normal y de adaptarse a las reglas de la sociedad, cuando aún no se han cerrado las heridas ni se han disipado los resentimientos. Suele, así mismo, expresarse temor cuando se conoce la noticia de que muy pronto pasearán por la propia ciudad reinsertados de los grupos ilegales.

Todos esos miedos quedan conjurados si se sabe que los exguerrilleros pagarán los daños a su país reparándolos y muchas víctimas sanarán sus traumas gracias a una oportunidad como estudiar una carrera en Cuba.

Se trata de reparar poco a poco, a fondo, como cuando se estudia o se construye, las vidas de cientos de miles de personas que vivieron en carne propia el horror.

Es importante hacer énfasis en ello: Cuba no solo ofrece quinientas becas a los soldados de las Farc, sino que promete entregar quinientas más a los civiles que se vieron truncados por la barbarie del conflicto. Se trata de reparar poco a poco, a fondo, como cuando se estudia o se construye, las vidas de cientos de miles de personas que vivieron en carne propia el horror.

Nada mejor para ello que el hecho de que, en vez de mil damnificados, haya mil doctores más. Ojalá esta idea sea un ejemplo para otros centros de estudio, para otros proyectos importantes de este país que busca sobreaguar como mejor puede. Quizás esta idea contagie a nuestra propia sociedad, que debe ver y sentir que es mejor empuñar los lápices que las armas.

(Tomado de eltiempo.com)

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry. dijo:

    Bonito gesto de solidaridad

  • jaqueline dijo:

    Mi isla bella y solidaria, mientras los que verdaderamente tienen poder económico sólo se ocupan de desestabilizar nuestro planeta mediante injerencias, guerras, etc, etc, para beneficio económico, una pequeña isla crea proyectos sostenibles de formas de vida y no formas de muerte. Digan lo que digan y aunque la vida diaria de los cubanos de a pie no está fácil la salida es la solidaridad, y no es dar lo que sobra, aquí no sobra nada ni nadie. !!! Bravo Cuba. Y que vivan los cubanos!!!!

    • hector beltrami parra dijo:

      Una forma muy clara y didáctica de expresarte voy a repetir tus palabras en bien de muchos espero que no te sea molesto.

  • Eduardo González S. dijo:

    Artículo bueno, muy bien balanceado. ¿Sabe alguien el nombre de su autor?

    • senelio ceballos dijo:

      Saludos Eduardo!!..Estoy con Ud…En muchos medios nuestros…SALEN ARTICULOS…A A NOMBRE DE QUIEN / QUIENES?….En muchos paises eso esta prohibido por las resoluciones internas…..Siempre detras de cad articulo debe habee..autor o grupo de autores con alguien a la cabeza……Muchos comentaristas tenemos inquietudes, preguntas..A QUIEN /QUIENES DIRIGIRLAS?…cont

    • senelio ceballos dijo:

      Cont..II PARTE…Eduardo a mi y a muchos comentaristas mas…NOs preocupa….QUIEN / QUIENES paragaran por la preparacion de esos jovenes en Cuba?….Si sabemos que para preparar un medico se necesita mas o menos entre 48-56 mil DOLARES…..TIRAR los muebles por la ventana..decimos los guajiros…Cuando vemos cosas asi..y UD?

  • Luis Guillermo dijo:

    Los ex combatientres no quedarán desamparados, ni ellos ni sus hijos…. Cuba le ofrece su ayudad desinteresada…. Este PLan de Becas en Especial es para los más desprotegidos

  • Orlando dijo:

    Si fuese del barza, de victor o etecsa sobrarian los comentarios, este gesto es sencillamente medular de lo mejor de los hombres como especie, entristece que no sepamos darle su real valor

    • humano dijo:

      Comparto tu opinión.

      Solemos desgastarnos criticando, muchas veces sin hacer un analisis del porque de las cosas.

      Saludos.

  • EddySS dijo:

    Esta es la mejor demostración de la voluntad de un pueblo que sabe repartir y compartir lo que posee, y que sabrá defender los ideales por los que hemos luchado y seguiremos luchando, porque la premisa no es que venzan las armas, sino las ideas por ellas conquistadas.

    Estas son noticias para sanar las almas empobrecidas y las mentes retrógradas que les niegan a sus pueblos el derecho a la vida, los que desgastados en fútiles asuntos del egoísmo humano, han de despertar de sus largas pesadillas para ver que existe una alternativa después de la guerra, que el único camino no es morir por un ideal dividiendo a los seres en dos bandos, sino estar unidos para afrontar con amor las virtudes que se llevan en el alma de las naciones.

  • ISABEL SAWER dijo:

    LA CIENCIA SIN “CONCIENCIA” ES LA RUINA DEL ALMA.
    LOS PROYECTOS DE VIDA ES LO QUE SE DEBE CREAR.

  • DE CUBA CON ♥ dijo:

    Por eso me siento cubano y con ello se cura no solo el horror de la guerra, también la decidia de quienes aquí por no conocerla no valoran en justa medida el valor de haberse hecho doctores y mercadean con su profesión

  • Noslen dijo:

    Ejemplo de Medicos Jovenes En Nuestra Cuba socialista
    Escribe para usted el hijo de ella Noslen López Sánchez

    Acostumbrada a pisar el asfalto de su ciudad natal, Yanelis casi muere en medio de un lodazal intrincado de los llanos del Cauto, mientras auxiliaba a sus pacientes en riesgo por las inundaciones.

    Ocurrió el mismo miércoles en que las nubes grises, el viento en progresivo aumento y la llovizna convertida poco a poco en aguacero torrencial, anunciaban la cercanía de Sandy. Sin embargo, en las tierras bajas de Aguacate y otras cuatro comunidades aledañas, del consejo popular Grito de Yara, en el municipio granmense de Río Cauto, el peligro mayor eran las aguas desbordadas del Salado, que ya empezaba a dar muestras de soberbia.

    En su primera misión como médico graduado, la bayamesa Yanelis Sánchez Roselló atendía la vasta zona desde hacía menos de un mes y, según le informaron ese día temprano, sería preciso evacuar a las personas más vulnerables hacia Grito de Yara. En espera de los tractores, ella preguntó si habían avisado a las 12 familias de La Macota, cuatro kilómetros más lejos, y como nadie le confirmó partió a campo traviesa bajo la lluvia, sola, y con el agua a media pierna, a dar la alarma.

    Fotos Armando Contreras TamayoSiempre alegre y dispuesta, Yanelis es admirada por todos.

    “No sabía dónde pisaba —cuenta Yanelis— hasta que un hombre casi al final del trayecto me dio una rama como bastón y me guió hasta la primera vivienda. Los puse sobreaviso casa por casa y enseguida organizaron la salida, primero de niños y mujeres, hacia mi consultorio en Aguacate, donde nos recogería el transporte.

    “Traté de seguir hasta Saladillo, pero no me dejaron, y aunque insistí y logré salir, enseguida comprobé que solo a nado era posible. Entonces retorné con la misma dificultad a Aguacate, hasta que me dieron alcance en caballos para llevarme hasta Grito de Yara, pero de ningún modo acepté. No dejaría a mis pacientes, y menos sabiendo cuántos niños asmáticos tenía, embarazadas, enfermos que podrían necesitarme”.

    Los vecinos tenían una sólida razón. Yanelis es una asmática crónica que desde el lunes anterior había tenido los síntomas de una crisis, y en efecto, la “tirada” hasta La Macota le cobró enseguida, y muy caro, el atrevimiento.

    Casi al anochecer llegaron las carretas, y mientras personalmente ordenaba quiénes se irían primero, ya sentía la opresión de la asfixia en el pecho. A duras penas la convencieron de irse en ese viaje con otras 146 personas, “un viaje terrible, el peor momento de mi vida”, confiesa.

    Las pocas fuerzas que le quedaban las compartía entre sujetarse de los tremendos bandazos por el camino intransitable, y repasar el estado de cada pasajero, los niños sobre todo, asegurándoles las capas improvisadas, calmándoles el llanto…

    “Pero llegó el momento en que no pude más, apreté el brazo de mi enfermera y sentí que respiré el último poquito de aire que permitieron mis pulmones. Solo recuerdo el grito desesperado de las personas, el tractor detenido de repente, y el auxilio urgente del técnico rehabilitador que iba en la evacuación. Sandro me salvó la vida”, dice.

    “Estaba muy cianótica, casi asfixiada totalmente —relata Sandro Morales, el técnico en rehabilitación. Todo era proclive a una complicación: el agua, el viento, el agrupamiento. Lo único posible era estimularla con digitopuntura en algunos sitios clave. Así lo hice y pudo volver a respirar débilmente, hasta llegar a Grito de Yara”.

    La doctora Irais Coober Cadrelo fue la primera en recibirla: “Llegó en muy mal estado, con una cianosis severa por el déficit de oxígeno, y aún así entró al centro de evacuación con un pequeño en brazos. Hubo que atenderla de urgencia. Cuando fuimos a ponerle el suero debimos mostrarle que había suficientes para que lo aceptara, porque a pesar de su extrema debilidad insistía en que faltaban por llegar varios niños asmáticos, que ella aguantaba”.

    Alguien con un celular marcó a la casa de la madre, en Bayamo, quien con la presión disparada por la preocupación —aunque no sabía los detalles—, se tranquilizó mucho cuando su hija le afirmó: “Estoy bien, mami”, y luego otra persona le explicó que cortó por ir a atender a unos pacientes, sin sospechar que el aliento no le alcanzó para decir más.

    Narran testigos que cuando fue trasladada al consultorio médico reforzado —más grande y equipado—, un grupo numeroso de sus pacientes la acompañaron y esperaron por horas la recuperación.

    Mejoró muy lentamente, pero al saber de la cantidad de vecinos a la expectativa, sin importarles la lluvia y el viento, decidió obstinadamente volver al centro de evacuación para que sus acompañantes se pusieran a resguardo. “No soportaba verlos allá afuera”.

    Dos días después del paso del huracán, de la noche épica pero terrible, a Yanelis hubo que trasladarla al hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, y todavía hoy está convaleciente.

    La joven doctora solo volvió este jueves a Grito de Yara, “para justificar los días de mi ausencia”, y de paso ofrecer esta entrevista. Granma debió esperar un mar de abrazos y saludos de compañeros suyos, de incontables vecinos y pacientes, hasta de gente que antes no la conocía. Belkis Fonseca, su auxiliar en el consultorio, habla de la preocupación constante en Aguacate y de cuánta gente lloró; Pedro Árias, residente en Las Ovas, dice que “es inigualable, extremadamente humana y preocupada”, y Ana Castillo lamenta como muchos el cambio de consultorio en bien de su salud, “pero aunque esté un poco más lejos ahora, para nosotros seguirá siendo la Doctora de Aguacate”.

    Solo allí, entre tantos gestos de respeto, conocimos que el asma la castigó al menos tres veces desde que se instaló en el intrincadísimo lugar, permanentemente húmedo, y aunque en la primera crisis le propusieron un traslado a Grito de Yara, “nunca acepté porque la enfermedad no me haría más chiquita de lo que soy en estatura”.

    Yanelis tiene 32 años y la Medicina no fue su primera carrera. Iniciada como estudiante de Ingeniería Química, un tumor en el oído le interrumpió los estudios y la hizo padecer un par de años. Al parecer, tanto tiempo a merced de los médicos le alimentó la vocación, y acogida al Curso de Superación Integral para Jóvenes, aprobó el test de aptitud para hacerse doctora¼ y entonces recomenzó.

    Yanelis se graduó en julio pasado, pero empezó a ejercer hace apenas un mes. En tan brevísimo tiempo volvio a graduarse con un título mayor, ejemplar, paradigmático. Ella no quiere que se lo repitan, “es que no hice nada extraordinario, era mi deber, los médicos tenemos un juramento¼ “, pero su gente allí la ve como una heroína.

    Por mucho tiempo no podrá evitarlo; es un riesgo que corre la persona cuando en ella es verdad el amor, la humildad, la actitud cabal.

  • Noslen dijo:

    gesto admirable paradigma es

  • santi dijo:

    Que bueno, asi debe ser, ayudar al projimo, pero y a esas personas les hacen prueba de ingreso?, que si desaprueban una aunque sea, no pueden estudiar la añorada carrera, como me sucedió a mí. Que salgan adelante en la vida.

  • santi dijo:

    Asi es mi niño, tienes una madre admirable y consagrada, cuidala mucho y que se siga mejorando.

  • Delianys dijo:

    Muy lindo gesto de solidaridad y hermandad como sabemos hacer los cubanos felicidades a los futuros medicos que formara la nacion

  • lsm dijo:

    Felicidades a Yanelis, asi es como se enseña en nuestras universidades a los estudiantes de medicina, entrega, amor a su profesion, en cuba no es de elite esta carrera, es para los humildes, es para el pueblo, hay mucho que aprender de personas como ella, gran leccion, los que se creen que el titulo le da posicion estan engañados, les da responsabilidad ante la humanidad, queremos que nuestro medicos primero sean humanos unido a ser bien profesionales, mucha salud a esa medico

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también