Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

América Latina vuelve a ser el ejemplo

| +

América LatinaPor Marcelo Justo

América Latina vuelve a ser ejemplo y modelo para la desorientada izquierda europea. Ese fue el mensaje de la conferencia Latin America 2014 este sábado en la sede de la Central de Trabajadores en Londres, que congregó a parlamentarios, sindicalistas, periodistas, escritores británicos, cuerpo diplomático regional y contó con la presencia de la hija del Che Guevara, Aleida.

En los ‘70 la región encarnó la utopía. En la Europa de la austeridad y la orfandad ideológica post Muro de Berlín se ha convertido en un faro más realista para revertir el credo neoliberal. “América latina es un ejemplo descollante para Europa. Tenemos mucho que aprender de su historia y sus luchas”, sintetizó en la inauguración Linda Perks, vicepresidenta de Sertuc, la regional de trabajadores del sudeste inglés.

Las palabras de Perks marcaron el tono para las intervenciones de más de 70 oradores y panelistas que resaltaron la recuperación del Estado, el aumento de inversión en salud, educación y servicios sociales, y la reducción de la desigualdad y la pobreza en Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, Uruguay y Venezuela. Esta evaluación optimista contrasta con las falencias de una Europa que, más allá de los movimientos opositores de Podemos en España y Syriza en Grecia, no ha podido construir una alternativa luego del estallido financiero mundial de 2008. “Lo que tenemos que ver acá en Europa es cómo incorporar estas políticas de América latina a nuestros propios procesos políticos”, indicó a Página12 uno de los panelistas, el diputado laborista Chris Williamson.

El optimismo sobre América latina no hizo olvidar las amenazas que pesan sobre las transformaciones de los últimos 15 años. Celebración por las recientes victorias electorales de Evo Morales en Bolivia y Dilma Rousseff en Brasil, tranquila expectativa por los comicios en Uruguay, pero preocupación por la “revuelta de los ricos en Venezuela” y “la conjura de los fondos buitre y las cortes de Estados Unidos contra Argentina”, según la definición de uno de los oradores, el periodista del The Guardian Seumas Milne. El espantoso fin de la utopía de los ‘70 fue también evocado como una advertencia del pasado. El escritor Owen Jones, autor de Chavs, la demonización de la clase obrera, rememoró cómo su familia de trabajadores del norte del país alojó a una refugiada chilena y sus dos hijos y cómo la mujer años después se suicidó, incapaz de soportar el recuerdo de las torturas sufridas.

Una de las intervenciones más celebradas fue la de la hija mayor del Che Guevara, la doctora Aleida Guevara, quien reivindicó este nuevo escenario regional que hace que su “isla no esté aislada”. Carismática, relajada, ocurrente, Guevara fue ovacionada por toda la sala de pie al final de un discurso en el que reivindicó la salud y educación como bienes inalienables del ser humano, música para los oídos de las 800 personas que colmaban el recinto de la Central de Trabajadores, agobiados por los continuos recortes presupuestarios de la coalición conservadora-liberal demócrata que hacen vaticinar un invierno de emergencia en el sector salud del Reino Unido.

En el cierre de la jornada, la embajadora de Argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, compartió el podio con el diputado laborista Jeremy Corbyn y el de Respect, George Galloway. “Se puede decir que un fantasma recorre Europa, el fantasma de las lecciones que se pueden aprender sobre América latina”, apuntó Castro. “Nuestra esperanza es que América latina pruebe que es posible otro mundo y que hay alternativas económicas y sociales en el siglo XXI.”

(Tomado de Página 12)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también