Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Aleida Guevara March: Cuánta entereza, cuánta sabiduría estamos custodiando

| 7

aleida guevara marchEstimados señoras y señores, amigos todos.

Hace algún tiempo tuve el privilegio de conocer la nueva biblioteca de Alejandría, pero todavía hoy no soy capaz de describir toda la emoción que sentí en ese lugar. Por supuesto, pensé en todo el conocimiento perdido cuando la destrucción de la antigua biblioteca, pero aun así me encontraba frente a un tesoro invaluable para la humanidad. Sin embargo, me pregunto cuántos tendrán la oportunidad de conocer más y estudiar los secretos que aun guardan esas paredes, y siento que todos debíamos tener la posibilidad de poder disfrutar de ese privilegio.

Por eso, la confirmación recibida acerca de que la Colección documental «Vida y obra de Ernesto Che Guevara (1928-1967)», es ya parte integrante del Registro Mundial de la Memoria del Mundo de la UNESCO, nos llenó de felicidad y también de seguridad, porque este imperecedero ejemplo de vida será custodiado y protegido, para que las nuevas generaciones puedan beber de su sabiduría.

Recuerdo que hace un tiempo, nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro, hablaba de las dudas acerca de la veracidad de alguna frase leída en un libro biográfico sobre el emperador Julio César, pues el autor no había vivido aquella época y no podía explicar el origen de dicha expresión, lo que me parece interesante porque es algo que desgraciadamente ocurre con frecuencia. En una conferencia que tenía que impartir en Granada, España, se me ocurrió, al final de la misma, repetir una frase que había leído momentos antes en la puerta de un baño de la universidad donde me hallaba y les expliqué cómo la había encontrado. Un año después, me regalaron unas pegatinas con la famosa frase: «La revolución no se lleva en la boca para vivir en ella, si no en el corazón para morir por ella» y al pie decía: Che Guevara.

Cuatro años después, encontré la misma frase escrita en un muro de Venezuela, como si la hubiese dicho mi padre. Es algo impresionante la capacidad que tenemos de modificar las cosas, a veces con el mejor de los deseos, pero faltando a la verdad histórica, por eso es significativo que podamos rectificar todo eso disponiendo de documentos, discursos, grabaciones, que nos permitan tal como decía el Che: «…ceñirse a la verdad como un dedo en un guante». Por supuesto, tratar por todos los medios –como también lo aclaró–, que el guante no sea de boxeo.

He aquí otra cosa trascendental, y es que a través de esos documentos, preservados para las nuevas generaciones, se tendrá la posibilidad de conocer al hombre en su integralidad, no solo al estadista, al dirigente político de alta estatura, sino al ser humano que, a pesar de la famosa foto tomada por Korda en un momento trágico de la vida de nuestro pueblo, sabía reír, bromeaba y sobre todo amaba. A ese ser humano, que teniendo el privilegio de ser amado y de amar intensamente a su compañera de vida y a sus hijos, decide entregar su pensamiento y acción a la causa de los oprimidos y olvidados de este mundo.

Cuánto amor, cuánta entereza, cuánta sabiduría estamos custodiando para que miles y millones de jóvenes puedan, mañana, decidir con conocimiento de causa, si quieren igualar o si pueden superar a este hombre en integridad y en coherencia de vida.

¡Bravo!, como hija me siento orgullosa, otra vez faltan palabras para expresar sentimientos, por eso recurro a nuestro Martí y siento que es verdad, cuando los hombres reconocen las virtudes de otro hombre es porque las llevan en sí mismo, muchas gracias al Comité Asesor Internacional, buena elección.

Un día, visitando a un grupo de niños que se hacían llamar los «Ernesticos», en Guantánamo, una niña, pequeñita, me miró fijamente y me preguntó: «Oye chica, ¿tú no te pones brava si yo digo que tu papá también es mío?», y le respondí que no, que no me ponía brava porque sí podíamos compartirlo.

Ahora estoy segura que sí, que podemos compartirlo con muchas personas para que, un día ─de verdad─, un mundo mejor sea posible.

Muchas gracias.

 

Aleida Guevara March

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Andfres dijo:

    Gracias Aleidita por tu comentario, muy bonito. Creo que la desicion de preservar las ideas y ejemplo de tu papa para Registro Mundial de las Memorias del Mundo, es algo muy importante para el futuro.

  • eldris dijo:

    Emotivas palabras, verdadera muestra de amor hacia su padre y salvaguardando su legado.
    La colección Vida y obra de Ernesto Che Guevara (1928-1967) como parte integrante del Registro Mundial de la Memoria del Mundo de la UNESCO; nos servirá a las actuales y futuras generaciones como referencia obligatoria de estudio.

  • Ernesto dijo:

    Gracias Aleidita, cuanto mas logres hacer por difundir las memorias de tu padre, sera mucho mejor para todos los que estudian y aman la vida y obra del che.

  • El Analista dijo:

    Muy importante preservar ese legado para las futuras generaciones, recuerdo la frase «Las ideas no se matan»; Aleida te recuerdo ten cuidado con tu dieta y has ejercicios, debes cuidar tu salud.

  • Agustín Basilio dijo:

    Hoy como estaba de vacaciones y gracias a la suscripción que tengo en Cubadebate pude leer este artículo de Aleida Guevara March, quien no tuvo la oportunidad de contar con la presencia de su padre en los momentos más importantes de su vida, pero el amor que recibió durante el tiempo en que físicamente lo tuvo; ha posibilitado mantenerlo vivo y es hermoso escuchar a Aleidita al referirse al legado de su padre. Hoy tengo 55 años y cuando estaba en 3ro o 4to grado una maestra que se llamaba Yara nos informó de la desaparición física del Che a quien niños al fin no conocíamos y ese día nunca se me ha olvidado cuando nuestra maestra al diera la noticia sin a penas poder hablar y con lágrimas en los ojos, pero mucha firmeza: nos dijo quien era y porqué había dado su vida. Coincidentemente hoy cuento con grandes amigos que son argentinos y en cada encuentro o despedida, siempre está presente el Hasta la Victoria Siempre.

    Basilio

  • Adalberto dijo:

    Todo muy interesante.
    En esta página de facebook le rindo homenaje a tu Papa Che Guevara.
    https://www.facebook.com/cheguevarafansclub/
    Saludos para todos.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también