Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Washington Post reconoce que los Cinco combatían el terrorismo

| 55
La imagen que publica The Washington Post. Foto: Orlando Sierra/AFP/Getty Images

La imagen que publica The Washington Post. Foto: Orlando Sierra/AFP/Getty Images

El diario norteamericano The Washington Post publicó este viernes en su página de opinión un artículo de Stephen Kimber, titulado “Los Cinco Cubanos estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”, donde el investigador canadiense reconoce que “estos agentes serían héroes norteamericanos hoy”.

Kimber es el autor  Lo que hay del otro lado del mar- La verdadera historia de los Cinco Cubanos, resultado de un extenso trabajo de investigación que incluyó la revisión por parte del autor de más de 20 mil páginas de registros judiciales del caso más largo en la historia de Estados Unidos.

“Los Cinco Cubanos estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”

Por Stephen Kimber*

4 de octubre de 2013
The Washington Post/ Opinión

Considere por un momento lo que sucedería si agentes de la inteligencia norteamericana en el terreno, en un país extranjero, descubrieran un grave complot terrorista, con tiempo suficiente para prevenirlo. Luego considere cómo los norteamericanos reaccionarían si las autoridades de ese país, en vez de cooperar con nosotros, arrestaran y encarcelaran a los agentes estadounidenses por operar en su tierra.

Esos agentes serian héroes norteamericanos hoy. El gobierno de EE.UU movería cielo y tierra para traerlos de regreso.

Este tipo de escenario ha tenido lugar en la vida real y del hecho se cumplieron 15 años el mes pasado, solo que los norteamericanos juegan en el rol del gobierno extranjero y Cuba –sí, la Cuba de Fidel Castro- juega el papel de los agraviados EE.UU.

A principios de los años 90, cuando la desaparición de la Unión Soviética suponía que el  colapso del gobierno comunista de Cuba sería inevitable, grupos militantes del exilio cubano en Miami incrementaron sus esfuerzos para derribar a Castro por cualquier vía posible, incluyendo ataques terroristas. En 1994, por ejemplo, Rodolfo Frómeta, líder de un grupo del exilio, fue capturado en una redada del Buró Federal de Investigaciones (FBI) intentando comprar un misil Stinger, un lanzagranadas y cohetes antitanque que dijo planeaba usar para atacar a Cuba. En 1995, la policía cubana arrestó a dos cubanoamericanos luego de que intentaran poner una bomba en un hotel en Varadero.

Esas acciones claramente violaban las leyes de neutralidad de EE.UU, pero el sistema de Justicia norteamericano mayormente miró hacia el otro lado. Aunque Frómeta fue acusado, juzgado y sentenciado a casi cuatro años en la cárcel, las agencias de seguridad raramente investigaron acusaciones que involucraban a militantes exiliados, y si lo hicieron, los fiscales pocas veces aplicaron sanciones. Muy a menudo, políticos de la Florida sirvieron como defensores a elementos de línea dura del exilio.

Pero los cubanos tenían sus propios agentes en la Florida. Una red de inteligencia conocida como La Red Avispa fue despachada a principios de los ´90 para infiltrarse en los grupos del exilio. Tuvieron algunos éxitos. Los agentes frustraron en 1994  un plan para poner bombas en el icónico club nocturno Tropicana, un conocido sitio turístico en La Habana. También interrumpieron un plan para enviar una lancha con explosivos desde Miami River a la República Dominicana para iban a emplearse en un intento de asesinato contra Castro.

En la primavera de 1998, agentes cubanos develaron un complot para explotar un avión con turistas de Europa o América Latina (el complot tuvo resonancia: antes de 2001, el acto de terrorismo aéreo más letal en Latinoamérica había sido la explosión en pleno vuelo del vuelo 455 de Cubana de Aviación en 1976, que ocasionó la muerte de los 73 pasajeros a bordo y los miembros de la tripulación).

Castro envió a su amigo, el ganador del Premio Nobel y novelista Gabriel García Márquez, con un mensaje secreto sobre un complot contra el presidente Bill Clinton. La Casa Blanca tomó la amenaza lo suficientemente en serio como para que la Administración de la Aviación Federal advirtiera a las aerolíneas.

En junio de ese año, agentes del FBI volaron a La Habana para reunirse con sus contrapartes cubanas. Durante tres días en un lugar seguro, los cubanos proveyeron al FBI de evidencia que sus agentes habían reunido de varios complots, incluyendo el ataque planeado al avión y una campaña para poner bombas en hoteles de La Habana que tenía lugar en ese momento y que había causado la muerte de un empresario ítalo-canadiense.

Pero el FBI nunca arrestó a nadie en conexión con el complot del avión o los ataques a hoteles –incluso luego de que el militante exiliado Luis Posada Carriles se jactara al diario The New York Times, en julio de 1998, del papel que jugó en relación con las bombas puestas en La Habana. Al contrario, el 12 de septiembre de 1998, un equipo SWAT del FBI fuertemente armado arrestó a los miembros de la red de inteligencia cubana en Miami.

Los cinco agentes fueron juzgados en aquella ciudad hostil a todo lo cubano, condenados con cargos de “conspiración para cometer” todo desde espionaje hasta asesinato y sentenciados a condenas imposiblemente largas, incluyendo dos cadenas perpetuas más quince años.

Quince años más tarde, cuatro cubanos todavía languidecen en prisiones norteamericanas.

Ahora ustedes comienzan a entender por qué los Cinco Cubanos – como son conocidos- son héroes nacionales en su país, por qué retratos de ellos más jóvenes permanecen en carteles a lo largo del país, por qué cada estudiante cubano los conoce por sus nombres: Gerardo, René, Ramón, Fernando y Antonio.

La vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, ha declarado que los Cinco Cubanos “fueron condenados en cortes estadounidenses por cometer crímenes contra los Estados Unidos, incluyendo espionaje y traición”.

Es cierto que tres de los cinco hombres – Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González- sí tuvieron, en parte, misiones militares que iban más allá de la simple infiltración y el reporte de las actividades de los grupos exiliados de Miami. Pero su propósito no era robar los secretos militares de EE.UU o comprometer la seguridad de ese país.

Durante los años ´90, las autoridades cubanas creyeron que su país podría ser el próximo del Caribe en sufrir una invasión militar norteamericana. No era una exageración cuando se considera a Granada (1983), Panamá (1989) y Haití (1994). Luego, también estaba la creciente influencia de activos grupos de presión anti-Castro como la Fundación Nacional Cubano Americana, que estaba presionando a Washington para derribar a Castro y a su hermano.

Basados en sus evaluaciones de esas invasiones previas, la inteligencia cubana había desarrollado una lista de comprobación de señales de que una invasión podría ser inminente: una afluencia repentina de aviación de combate y reconocimiento a una base militar en el sur, por ejemplo, o visitas inesperadas o sin explicación de altos mandos militares a las instalaciones de la sede del Comando Meridional de EE.UU en Miami.

Agentes como Antonio Guerrero –quien trabajó como conserje en la Estación Aeronaval de Boca Chica en Cayo Hueso desde 1993 hasta su arresto en 1998 y está cumpliendo 22 años en prisión- fueron los equivalentes de los satélites espía estadounidenses, contando los aviones en las pistas y reportando a La Habana.

Por supuesto, las autoridades cubanas estaban ansiosas por conocer todo lo que sus agentes pudieran averiguar y La Habana ocasionalmente presionó a Guerrero al máximo; él respondió enviando recortes de periódicos de la base. No es de extrañar. Guerrero hablaba poco inglés y  no tenía acceso de seguridad; los secretos militares estaban bien por encima de su nivel. Y los secretos militares de EE.UU nunca fueron prioridad real de Cuba –solo quería saber si los yanquis iban a invadirla.

Siete meses después de que el FBI acusara a los Cinco con cargos relativamente insignificantes –no declararse agentes extranjeros, uso de identidades falsas y más seriamente pero menos específico, conspiración para cometer espionaje- los fiscales impusieron un cargo que movilizaría a la comunidad cubana en el exilio.

Acusaron a Gerardo Hernández, el líder de la red, de conspiración para cometer asesinato en conexión con el derribo tres años antes de dos avionetas de Hermanos al Rescate.

Hermanos al Rescate, un grupo anticastrista que había rescatado balseros en el Estrecho de la Florida pero que había perdido su razón de ser tras un acuerdo migratorio de 1994 entre Washington y La Habana, había estado violando el espacio aéreo cubano durante más de un año, arrojando ocasionalmente panfletos contra el gobierno en La Habana. El gobierno estadounidense hizo lo que pudo para prevenir posteriores incursiones, pero las ruedas de la burocracia en la Administración de la Aviación Federal se movieron lentamente.

En los primeros meses de 1996, los cubanos enviaron mensajes a Washington a través de varios intermediarios, advirtiendo que si EE.UU no detenía otros vuelos de los Hermanos, ellos lo harían.

Washington no lo hizo.

Pero los cubanos sí. En la tarde del 24 de febrero de 1996, aviones caza cubanos derribaron dos avionetas pequeñas no armadas de Hermanos al Rescate, ocasionando la muerte de los cuatro hombres que iban a bordo.

Cuba reclama que las avionetas estaban dentro de su territorio. El gobierno estadounidense reclama – y la Organización de la Aviación Civil Internacional coincidió- que estaban en espacio aéreo internacional cuando fueron atacadas.

¿Pero sabía Hernández realmente con anterioridad que el gobierno de Cuba planeaba derribar las avionetas? ¿Estaba él implicado en la planificación?

Mi respuesta es que no. Durante mi investigación para el libro sobre los Cinco Cubanos, revisé las más de 20 000 páginas de la transcripción del juicio y revisé miles de comunicaciones decodificadas entre La Habana y sus agentes. No encontré evidencia de que Hernández tuviera conocimiento o influencia en los eventos de ese día.

Por el contrario, la evidencia ofrece la imagen de una burocracia de la inteligencia cubana obsesionada con la compartimentación y control de la información. Hernández, un oficial de inteligencia ilegal de nivel de campo, no tenía necesidad de conocer lo que planeaban las fuerzas cubanas. Los mensajes e instrucciones desde La Habana eran ambiguos, la evidencia no era contundente, particularmente para un cargo de conspiración para cometer asesinato.

En un mensaje, por ejemplo, los jefes de Hernández se refieren a un plan para “perfeccionar la confrontación” con Hermanos al Rescate, lo cual los fiscales insistieron que significaba derribar las avionetas.

Pero como la jueza Phyllis A. Kravitch señaló – en  su desacuerdo con una decisión de la Corte de Apelaciones de EE.UU por 11no Circuito sobre el cargo de asesinato contra Hernández- “Existen muchas vías en las que un país podría confrontar aviación extranjera. Aterrizajes forzados, disparos de advertencia y viajes con escolta fuera del espacio aéreo territorial de un país están entre ellos – como también están los derribos”. La jueza dijo que los fiscales “no presentaron evidencia” que vinculara a Hernández con el derribo. “No puedo decir que un jurado razonable – dada toda la evidencia- podría concluir más allá de la duda razonable, de que Hernández accediera a un derribo,” escribió Kravitch.

Un “jurado razonable.” Ahí está el problema.

A fines de los `90, los jurados de Miami se habían vuelto tan notorios en casos que involucraban a exiliados cubanos que los fiscales federales en un caso diferente se opusieron a una moción de la defensa para un cambio de sede de Puerto Rico a Miami para algunos exiliados cubanos acusados participar en un complot para asesinar a Castro.

Miami “es una sede muy difícil para asegurar una condena para los llamados luchadores por la libertad”, explicó el abogado Kendall Coffey al diario The Miami Herald en ese momento. “Tuve algunas condenas, pero algunas absoluciones que desafiaban toda lógica”.

Los militantes anticubanos, de hecho, eran considerados héroes. En 2008, más de 500 agitadores del exilio en Miami se reunieron en honor a la contribución de Posada a la causa – como se conoce en la comunidad el esfuerzo por sacar a Castro del gobierno – en la cena de gala.

¿Sus contribuciones? Además de los ataques a hoteles de La Habana (“Duermo como un bebé”, dijo al diario The New York Times, comentando sobre el turista que murió), Posada es el presunto autor intelectual del bombardeo del vuelo 455 de Cubana. Cuba y Venezuela han pedido su extradición. Estados Unidos se ha negado a la misma.

En el 2000, Posada fue arrestado en Panamá en conexión con un complot para asesinar a Castro; fue condenado y estuvo cuatro años en la cárcel antes de recibir un perdón aún controversial. Ese perdón fue revocado en 2008.

Lo más cerca que el gobierno de EE.UU ha estado de procesar a Posada fue en 2009, cuando la administración de Obama lo acusó – no por su papel en las bombas puestas en La Habana sino por mentir en un formulario de inmigración. Fue absuelto.

Hoy, Posada, de 85 años, camina por las calles de Miami, una contradicción viviente de la guerra norteamericana contra el terrorismo. ¿Cómo ajustar su libertad con la declaración del presidente George W. Bush tras el 11 de Septiembre de que “cualquier nación que continúe albergando o apoyando el terrorismo será considerada como un gobierno hostil por los EE.UU?” ¿Cómo ajustar la libertad de Posada con el sostenido encarcelamiento de los Cinco Cubanos, cuyo principal objetivo era prevenir ataques terroristas?

Es una contradicción que los norteamericanos deberían considerar.

* Stephen Kimber imparte clases de Periodismo en la Universidad de King’s College en Halifax, Canadá, y es el autor del libro Lo que hay del otro lado del Mar- La Verdadera Historia de los Cinco Cubanos.

Traducción: Danay Portal Vigoa/ Cubadebate

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Leandro dijo:

    Es importante seguir abriendo espacios en la gran prensa estadounidense para que el pueblo de los EE.UU., una vez conocida la verdad sobre los Cinco, pueda presionar a las autoridades de ese país para que pongan fin a la injusticia cometida contra ellos.

  • LiztPerez dijo:

    N uestro pueblo los espera porque tenemos la seguridad de que

    U n día más temprano que tarde se hará justicia, lo

    E ndemoniado, la maldad y el odio con que actuó la mafia miamense

    S e ahogará en su propio veneno,

    T odos seremos testigo de esa realidad porque siempre la

    R azón se impone ante tanta mentira para engrandecer la

    O bra que con tanto amor y desprendimiento ustedes realizaron

    S aldando un pacto por la vida y la tranquilidad de su pueblo.

    H an transcurrido 15 años de lucha, no estamos cansado de este bregar porque

    E n cada uno de ustedes hay una parte nuestra y en cada uno de nosotros hay R azón para continuar su obra con el mismo afán del primer día y con la

    M adurez que se alcanza después de soportar un bloqueo de más de 50

    A ños plagados de todo tipo de injusticia, razón esta que

    N os une en un fin común al sentirnos participe de su lucha que

    O bedece a los más puros valores del ser humano, que ha emergido como un

    S ol de 5 limpios y puros corazones.

    R ené, Antonio, Gerardo, Fernando y Ramón son ustedes la

    E speranza de las nuevas generaciones por un mundo mejor, su

    G allardía es por si sola un ejemplo universal que se ha

    R amificado y multiplicado en los hombres de bien, son ustedes como el

    É bano que se levanta, se empina buscando la luz y entrega su sombra como

    S aldo con la historia, con su pueblo, con su revolución,

    A ustedes muchas gracias por la enseñaza, por lo

    R acional de su actuar, por el

    A mor y el desprendimiento personal, por haber

    N acido en esta nuestra tierra.

    • Libert ya dijo:

      Muy bonitas palabras recoge el sentir nuestro también ,pues damos nuestro apoyo a esta causa ,claro que volverán

  • Mongo dijo:

    Lo más triste de esta historia según pude entender es

  • Alexander Castellanos Morales dijo:

    Al fin un periodico se digna a publicar algo, eso demuestra que la lucha no es en bano, hay que continuar con la divulgación de la verdad.

    LIBERTAD PARA NUESTROS 4 COMPAÑEROS QUE QUEDAN INJUSTAMENTE DETENIDOS.

  • Moncho Jr. dijo:

    Excelente artículo. Bastante abarcador y profundo. Veo con optimismo como esta publicación del Washington Post nos acerca más a la liberación de los 4 que nos quedan allá. Es un periódico muy leído en los EUA y así el pueblo Norteaméricano poco a poco irá conociendo la realidad sobre nuestros 5 valerosos héroes. Gran hombre es Stephen Kimber.

  • cubano-cubano dijo:

    De sobra sabe el gobierno de EEUU que los cicno no eran espias , de sobran saben qeu no harian daño al pueblo norteamericano y que solo nos protegian de sus propios ataques terroristas , esa es la mayor injusticia , la mayor paradoja , que ellos nos hagan daño , que masacren nuestro pueblo , y que ellos mismos , te condenen injustamente , eso es un acto cobarde , criminal e inmoral.

    Elementos sobre la inocencia de los cinco sobran , lo conoce el mundo , siempre lo supo la juesa lenan , pero siempre estuvo al servicio del gobierno y de la mafia miami.
    Se violo cuanto establece la constitucion y la ley federal de EEUU , Eso lo sabe ella , el gobierno ,la mafia y el mundo .

    Basta de injsuticias por una causa noble. basta de proteger a terroristas como posada. LIBERTAD YA PARA LOS HEROES CUBANOS

  • carla dijo:

    Bueno

  • luis dijo:

    LIBERTAD YA PARA LOS 5, muy buen articulo

  • jose pedro dijo:

    Este artículo publicado hoy por Washington Post es la “Yellow ribbon” en la capital del imperio que pidió René para comenzar a descongelar el camino de la verdad sobre los 5 en la opinion pública norteamericana.
    Como Elian, los 5 volverán, por su inocencia y la injusticia de un gobierno que no ha podido doblegar la independencia del pueblo y gobierno cubano por más de 54 años consecutivos, descargando toda la venganza sobre estos 5 hombres que han sabido asumir con la más alta dignidad, la estrella libertaria que Martí legó a los hijos de esa tierra que la desean hundida en el mar antes que sea marioneta de una potencia extranjera.
    Hoy comienza un Nuevo ciclo en la historia de la libertad de los 5, porque el autor y el Washington Post lo han posibilitado ante el pueblo norteamericano.
    Ahora no podemos aflojar, todos los amigos de la causa de los 5 debemos multiplicar esfuerzos, iniciativas y reclamos para obtener la libertad y la justicia.

  • maria victoria valdes rodda dijo:

    Enérgica denuncia: Haría falta que el presidente de Estados Unidos, Barak Obama la leyera, la analizara y después apelara a su conciencia y los liberara, en nombre incluso de los valores humanos que sin duda debe tener, los mismos que dijo llevaba a su mandato para su pueblo.
    Eso si sería un enorme acto de justicia, víspera en nuestra tierra del día de las victimas contra el terrorismo, el 6 de octubre.
    Todavía recuerdo ese día, cuando estaba en la Beca “Batalla de Jigue” en 7 grado y todos los estudiantes y profesores llorabamos y nos exigiamos voluntad para seguir defendiendo las banderas y conquistas de este País Inmenso, como esa educación que no les faltó a los hijos de quienes murieron inocentemente en pleno vuelo.
    ¡Vaya acto atroz aquel, vaya tamaña desproporción con nuestros hombres sencillos que lucharon contra el verdadero terrorismo!. Y Posada Carriles libre.
    ¡Basta ya!, Los Héroes deben estar en casa.

  • JJ Vinardell G dijo:

    Un buen resumen del caso de nuestros 5 héroes, 4 de los cuales aun siguen injustamente detenidos en cárceles de los Estados Unidos. ¿Por qué no publicar este artículo en inglés para que podamos enseñarlo a los extranjeros que trabajan en Cuba en tantos lugares brindando asesoría técnica y ayudar de esa forma a que conozcan la verdad sobre este caso? También nos ayudaría a los que no hablamos tanto inglés y trabajamos con ellos a prepararnos para conversar con ellos cuando se presente la oportunidad.

  • tutosierrita dijo:

    Sr. Obama: reflexione sobre este artículo del diario norteamericano The Washington Post que se publicó este viernes en su página de opinión, de Stephen Kimber, titulado “Los Cinco Cubanos estaban combatiendo el terrorismo. ¿Por qué los encarcelamos?”, Hágase Ud. esa pregunta, por favor, y cuando la conteste de corazón, proceda a liberar a nuestros cuatro héroes que están encarcelados injustamente en su país. Todo el pueblo de Cuba los espera con lazos amarillos y también todas las personas honestas del mundo.Ud. puede hacerlo.

  • Tunero dijo:

    el mundo tiene que abrir los ojos, poco a poco ganaremos la batalla, el gobierno norteamericano tiene entender de una vez y por todas la realidad, están siendo injustos con esos compañeros que protegían tanto a los cubanos en la isla, como al pueblo norteamericano, de acciones terroristas de personajes como Luis Posada Carriles y otros igualitos a él.

  • JJ Vinardell G dijo:

    Ya lo tengo en inglés. Disculpen mi ignorancia internáutica. No tuve respuesta pero pinché el hipervínculo y tengo el artículo del Washington Post.

  • DLT dijo:

    buen artículo, objetivo. los familiares de los 5 vienen a ser el sexto héroe.

  • pablo perez dijo:

    bueno, tubo que transcurrir 15 de anos de sus arrestos, para que este importante periodico de estados unidos diera a conocer lo que siempre se ha dicho de los cinco por los que los consideramos heroes cubanos, que lucharon en contra del terrorismo en terrtorio norteamericano todo lo que ha dicho este hombre es la realidad que ahora sale a la luz en norteamerica para que la ciudadania se entere de Buena tinta de la justeza de la lucha contra el terrorismo de estos cinco hombres Buenos hijos del pueblo cubano que cuando lo hacian por su pais cuba tambien lo hacian con el de E.U ojala sirva este articulo del post de razonamiento a los que pueden tomar decisions en e.u para que los liberen de una vez y regresen a su tierras que sufre y lucha por su liberacion unido a sus familiars queridos,es necesario que continuen con esta actitud de informar major al pueblo norteamericano respect al caso de los cinco heroes cubanos

  • JD dijo:

    A veces he querido decir esto y no lo he hecho por q en un tema tan sensible no quiero se mal interprete.Pero en todo este tiempo de batalla por los 5 , al menos yo, es la primera vez que leo algo ,en estos fragmentos, que de detalles de el trabajo de estos heroes .
    Siempre me han quedado muchas lagunas en este tema que hace mucho dejo de ser secreto ,entonces se ha comentado tanto sin que aqui en cuba se den pormenores;cdo en realidad deberiamos mas q nadie saberlo todo ,he oido que la red era de mas personas ,numeros desde 10 hasta 30,por q no conocer exactamente ctos ,y saber quienes se echaron para atras , otros q lograron salir , q trabajo hacian etc .Esto lo publican a su forma todo el q quiere en el extranjero y nosotros aqui ironicamente sabemos muy poco de estas interioridades .Por Que ?

    • DLT dijo:

      yo no soy el más indicado para responderte, sencillamente porque no tengo todos los elementos que pides, pero si me permites te recomiendo que leas un libro publicado por un escritor brasileño sobre los 5 y que está en circulación en cuba, nada parcializado. son héroes macho, otra estirpe de persona son…y las familias…qué decirte!…qué lástima que nos faltan 4 cubanos entre más de 11 millones. nada de chovinismo es que no te puedo responder todo, pero algunaas interrogantes sí.

    • Carlos_UCI dijo:

      Una de las cosas que puedo recomendarte es que visites la web de Juventud rebelde (http://www.juventudrebelde.cu/), ahi vas a encontrar una multimedia muy buena y abarcadora sobre cada uno de nuestros 5 Héroes. Se encuentra en la parte superior derecha de la página y al final de la misma también está. En esa multimedia puedes ver el alegato, la biografía y las vivencias de cada uno de ellos, además de una cronología de los hechos y una gran cantidad de fotografías personales con sus familiares y amigos. Está muy buena, se las recomiendo a todos (http://www.juventudrebelde.cu/UserFiles/Flash/los-cinco-injusticia/index.html)
      Saludos

    • Adonis de los ángeles dijo:

      Es evidente que toda la información jamás la vas a tener, como dijera nuestro Martí: “Hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas”

      ¿Quién lo envía allí?
      Su vocación, su valor, su amor.
      Porque hay hombres sin decoro, pero hay hombres que llevan en sí el decoro de muchos hombres. Y no importa si el azar mañana los lanza en brazos de la muerte; pues no importa la muerte venidera si patria es toda humanidad, y el morir por esa patria es vivir. Ahora nos vamos, caminando a la sombra de los pinos. Pero el año que viene volveremos. Quizá para entonces hayan muerto otros camaradas. Si es así, de nuevo se dejara escuchar como un himno el latido de mar, y arderá, una vez más, el sol de la patria entristecida en un cielo despejado y libre como éste. Y nosotros, los que estemos vivos, inclinaremos la cabeza ante los robles caídos, y volveremos a agradecerles que hayan multiplicado nuestras fuerzas, que hayan hecho indestructible nuestra fe, y les pediremos que sigan acompañándonos, desde la muerte, hacia el claro porvenir.

      Sus dedos se estiran hasta alcanzar el interruptor del radio. Lo enciende. Casi sin fuerzas, acciona el botón del dial y busca los cuarenta y tres metros. El bombillito rojo que indica que el aparato está a punto para la transmisión lanza destellos intermitentes. Al lado del radio está el mensaje ya cifrado.
      Va a morir.
      Las lágrimas comienzan a rodarle por las mejillas para confundirse con su sangre. No es miedo. Es un sordo rencor, una áspera sensación de angustia por tener que morir tan lejos.
      Empieza a convertir las cifras en impulsos eléctricos. Empieza a enviar hasta ellos, por encima del tibio y azul caribe, su propia vida.

      A los que cayeron en algun lugar del mundo hace ya años; a todos aquellos camaradas que fueron a combatir bajo otros cielos y no regresaron; a los constructores de leyendas, cuyos ojos verán por nuestros ojos el alba del día de la batalla final.

      Mais grâce á lui nous connaissons mieux; Tutoyons-nous son espoir est vivant.

      No hay muerte sino vidas que florecen en la tremenda primavera.
      No hay muerte. No hay sino victoria.

      • tdl dijo:

        Adonis amigo:

        Debes al final de tu escrito, consignar de algún modo que estás citabdo a otros autores (Luis Rogelio Nogueiras, Fayad Jamis, etc), no vaya a ser que te acusen de plagio en una opinión tan hermosa como la que has vertido

        LIBERTAD PARA LOS CINCO

  • Ernesto Bernal dijo:

    ES UNO DE LOS PERIODICOS MÁS PRESTIGIOSO DE LA UNIÓN, DONDE
    DE FORMA PRECISA Y CERTERA ESTABLECE TODAS LAS VERDADES QUE NO SABE
    EL PUEBLO DE ESTADOS UNIDOS, PIENSO QUE SEA EL COMIENZO DE UNA NUEVA
    ERA EN SU LIBERACIÓN, DONDE LA FUNCIONABILIDAD DE LAS CONCIENCIAS
    MAS PURAS SEA UNA SOLUCIÓN DE CONTINUIDAD PROPIA DE TODOS LOS HOMBRES
    DIGNOS DEL MUNDO, QUE APOYAN ESTA NOBLE CAUSA, QUE NO ES
    NADA MÁS QUE LA JUSTICIA ´´A HOMBRES QUE TIENE EL DECORO DE MUCHOS HOMBRES´´.

  • James J. Angleton dijo:

    Titular confuso, porque WaPo no reconoce nada, sino que dio espacio a Stephen Kimber para que expusiera su opinión, como dio también espacio a José Ramón Cabañas para oponerse a la campaña de demonización de Cuba con motivo de la muerte de Oswaldo Payá, sin que esto pueda noticiarse como que The Washington Post reconoce que Cuba es demonizada.

  • Raul dijo:

    Es reconfortante ver el resultado, poco pero es algo, de la ardua lucha de nuestrro pueblo por el regreso de los 5 héroes. solo me preocupa el destino de ese valiente periodista canadiense, no olvidemos que radica dentro del monstruo y como tal corre el peligro de los mismos que hicieron posible que ellos esten hoy lejos de su familia, de su pueblo y de sus vidas. Gracias por ser valiente. Esperemos que el pueblo de EEUU se sume a la lucha por la verdad, la dignidad y el regreso de los 5.
    Libertad para los 5 – Free Cuban Five.

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también