Inicio » Cultura  »

Un brote de trova fresca por entre los libros junto al sombrero de Zequeira, animando la feria matancera (+ Audio)

Publicado en: Palabras
En este artículo: Cuba, Cultura, Marta Valdés, Música, Trova
5 marzo 2012 | 13
Rey Montalvo

Rey Montalvo

No me canso de advertirle a todo el mundo acerca de las cosas que siempre pasan cuando los trovadores se reúnen. Ya me lo había anunciado Rolando Estévez, el inmenso diseñador de libros raros, en varias de nuestras conversaciones telefónicas de los domingos: “por aquí se está formando un brote de trovadores muy jóvenes, una trova que te va a gustar, no te digo más, tienes que oírlos”. Me puse contenta cuando el poeta y editor Alfredo Zaldívar, al calor de la recién concluida Feria del Libro, me invitó a una sesión de firmas en el punto de venta de Ediciones Matanzas, ubicado en aquella misma calle Medio que cuarenta años atrás remonté en toda su extensión para visitar a Ñico Rojas. Lo que no imaginaba era que, a manera de preámbulo, los concurrentes y los transeúntes seríamos congratulados con una breve muestra de ese trovar que, desde hace un par de años, primero asomando azorado a ver qué pasa y luego a viva voz y hasta coreado por un buen  grupo de seguidores, se ofrece al oído sano. a modo de antídoto para impedir que crezca lo que uno de estos jóvenes, el pinareño-matancero Aliesky Pérez, llama “el marabú mental”.

Creo que fue precisamente eso lo que Johann Trujillo, el diseñador principal de la editorial que nos servía como anfitriona, concibió cuando, de fondo al espacio destinado a la exposición y venta de libros y revistas, armó un delicioso sitio para la comunicación entre trovadores o poetas y su público, valiéndose de una modesta plataforma, unos volúmenes seguramente de cartón destinados a mantener presente el logo de la entidad; convocados por “el sombrero de Zequeira”, y se nos armaban en letras recortadas y pegadas unas señales de vida capaces de ambientar deliciosamente aquel recinto, presididas por el lema de Ediciones Matanzas: “libros como puentes”. Un empecinamiento sin límites en lograr la afinación perfecta de la guitarra, contrastando con la informalidad de las frases que el trovador iba disparando a una u otra persona cuya identidad no importaba mucho al resto de los presentes, me hizo suponer que unos instantes después, escucharía música. Así fue.

Exactamente a media mañana, se hizo la trova en un lenguaje de guitarra acompañante de Rey Montalvo para sus impecables textos. Interesante muestra donde se narra, se juzga, se razona, se ama y se entrega todo eso con ganas de comunicar, casi con ganas de saber si hay respuesta desde la silla plástica o el quicio que alcanzamos los sentados, desde la dura complicidad del poste o la reja de una puerta de calle donde el transeúnte ha sentido necesidad de detenerse y -literalmente-prestar atención.

Recientemente vio la luz en Ediciones Vigía, bajo el título Postal de peces, un Volumen que recoge 25 canciones de Rey Montalvo. En sus palabras introductorias, el trovador deja escapar un dato que puede servirnos de guía para asumir y diferenciar con la justa nitidez que reclama el caso, cuando nos cuenta que estas canciones fueron antes historias, poemas (parábolas en algún caso, digo yo) y un buen día él las introdujo en el reino de la música (de modo magistral, digo, sin asonancias ni fracturas). Me sirven de mucho las palabras con que Vicente Feliú da por concluído su prólogo a esta compilación: “les recomiendo al poeta, al trovador, al guerrero Rey Montalvo”

Dejo pendiente para otro encuentro, la aventura de enfrentarnos a Aliesky y su lenguaje singular.

Almendares, 4 de marzo de 2012

Escuche a Rey Montalvo

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Elisa Beatriz Ramírez dijo:

    Hola

    Soy periodista de Radio Habana Cuba, y me alegra mucho ver este artículo, pues hace unos meses yo también descubrí a ese joven trovador y me quedé impresionada por su talento. Aprovecho la oportunidad para compartir esta crónica que escribí luego de asistir a la presentación del cancionero Postal de Peces…porque cuando uno se da cuenta de que está en presencia de lo ísnolito, siente la necesidad de griralo a viva voz….
    saludos
    elisa beatriz

    “Postal de Peces No. 108″

    Por: Elisa Beatriz Ramírez Hernández

    Este es el libro más lindo que he visto, palpado, y olido en mi vida. Desde que mi amiga Barbarita me contó de su hijo trovador y del cancionero que le publicó la editorial matancera, yo quedé definitivamente impresionada. No sólo por el hallazgo de conocer el talento de ese joven, que quién sabe a ciencia cierta cuántas cumbres le esperan, sino por entrarme que en un lugar de Cuba se hacían libros a mano.

    Ediciones Vigía ya cumplió sus 25 años, y solamente edita 200 ejemplares por título, diseminados incluso por famosas colecciones internacionales. Aunque me sonaba el nombre, recién descubrí esa joyita literaria, que para suerte nuestra, no conoce iguales en su especie. Rey Montalvo Vasallo y Vigía han dibujado exquisitamente esta Postal de Peces, y la regalan al mundo, como si no supieran del todo el milagro de ese acto.

    En la segunda presentación del libro, un diciembre habanero, guitarra, trovador y papel, conjuraron entre los espejos la suerte y la dicha de la infinitud. Los peces de la Bahía de Matanzas, acaso celosos y alborotados, aleteaban de regocijo entre las pinceladas y notas musicales de su postal. Nosotros, los privilegiados, hicimos estribillos con palmadas al compás de los acordes.

    Mientras Rey cantaba, escuché tarasusurrar a la muchacha querida, el hermanito pequeño, la madre embelesada. A veces me quedaba prendida por segundos de la expresión en el rostro de Baby…esa cosquilla maternal que le movía una sonrisa llorosa al contemplar a su artista favorito.

    Yo, con mi ejemplar 108 entre las manos, pensaba cuántas otras manecitas laboriosas se vertieron sobre esta pequeña gran obra de arte, cuánta paciencia y vocación quedaron sujetas también en le ojo del atrapasueños de portada.

    De regreso a las horas normales, con mi tesoro a cuestas, sentí pena y temor y alegría. Tuve pena de esta bola de tierra y agua llena de tecnología hueca. Miedo de que este precioso libro mío no llegara a sobrevivir por siempre, para evitar que mueran completamente las buenas creaciones de la humanidad.

    Pero soy feliz, feliz con mi ejemplar 108, único en el universo, y hasta creo que podré domesticarlo como hizo el Principito con su flor. Ya muy de noche, cuando releía los textos reyesianos, me percaté, por fin, de que recordaría esta ocasión toda la vida con la misma asombrada complacencia. Sobre todo cuando Rey se corone, todavía más, ante otros desafortunados que aún no le adivinan.

  • barbara dijo:

    Gracias a Martha Valdés. Sensibilidad y sentimiento.

    Dice Rey Montalvo en su blog: “…No es “la Trova”, son los trovadores: Pepe Sánchez, Sindo, Manuel Corona, Silvio, Noel (que grande Noel), Pablo, Vicente… y cuántos más hoy, y cuántos más mañana…”
    http://cubalaopinion.blogspot.com/2012/03/el-momento-es-ahora.html

  • Yirmara Torres dijo:

    Los que lo amamos de cerca no podemos decir que es bueno, porque nos podrían acusar de ciegos… PERO LA VERDAD, ES BUENO… MUY BUENO… tiene madera de ser humano, que es lo más importante para ser trovador… SER HUMANO en toda la extensión de la palabra…

  • Alejandro Gumá Ruiz dijo:

    Bueno, acabo de leer la reseña que hace Marta Valdés sobre Rey Montalvo, un amigo desde el tercer año de la carrera de Sociología, que compartimos; pero también, y como si las buenas energías se juntaran en fecunda complicidad, he sentido la “Canción desde otro mundo” de la compositora, que tanto se me hermana con la imprescindible “Historia de las sillas” de Silvio.

    Eso no es todo, sin embargo; ayer, fuera de las lecturas habituales relacionadas con mi tesis, una reflexión de Rey, publicada en su blog: Cubalaopinion, me hizo pensar en la guitarra como uno de los vehículos más fieles del alma, cuya calidad sonora siempre la determinan el timbre interno y el ansia de crear de nuevo el mundo, a flor de piel. Entonces, estos tres momentos de tan inmediata relación, se trenzan con otros que encienden mi convicción de que la trova, como diría nuestro Martí de nuestro Bolívar: “tiene mucho que hacer todavía…”

    ¡Un abrazo a Rey, y en él, el agradecimiento a Marta y a Silvio por engendrar posibilidades y concreciones, por hacer germinar compromisos!

  • marlene tovarblanco dijo:

    Que divinidad de música !
    Ah! provoca tener veinte años !!

  • Rosa C. Báez "La Polilla Cubana" dijo:

    No sólo se crece como músico, si no que es gigante como ser humano. Me honro con ser su “tía” del corazón, y siento el gran orgullo de haber compartido momentos muy felices a su lado, que espero sean muchos más.

    Rey es un rey para todos los que lo amamos!

  • gladys regina dijo:

    Hablando de trovadores,el proximo miercoles no me pierdo el dia de la trova en el patio de los Estudios Areito de la EGREM,en San Miguel y Campanario,alli todos los miercoles se produce un ambiente muy chevere y con mucha juventud asistente,en este caso se celebrara el tercer aniversario de la presencia de los trovadores y su musica en el Jelengue que es como se llama esa Peña.
    No se lo pierda Martha Valdes,a las cinco de la tarde …hay para todos los gustos.
    Enmanuel Castell,tambien usted sera esperado,porque no hay que invitarlo,Ud es de la casa.Alla nos veremos.

  • enamnuel castells (CUBA) dijo:

    Alguien se acuerda qué escribió Enrique Núñez Rodríguez cuando se dio a conocer publicamente la voz y el talento de Raúl Torres por medio de la mano y apoyo (devenido histórico) de Pablo Milanés?
    Era su columna de domingo en el Juventud Rebelde, debajo de la de García Márquez que, por cierto, hoy 6 de Marzo cumple 85 años.
    Núñez Rodríguez tituló aquello así: A cuántos kilométros está matanzas de la habana?
    Y el texto narraba la forma en que Pablo conoció a Raúl y como autor, Núñez Rodríguez reflexionaba acerca de cuántos valores natos, brillantes y desconocidos para el gran público se mueve y gesta en el resto de las provincias cubanas sin llegar a la gran pantalla. Gente que brilla con luz propia y que nadie, nunca, los podrá apagar.
    Rey Montalvo me recuerda el caso de Raúl y Marta (brillante y lucida como siempre) me recuerda a Núñez Rdguez, porque estas líneas vienen siendo de excelente promoción a la obra de quien ya varios lo conocen y valoran de talento, pero otros como yo, no sabemos de cuántos colores es el timbre de su voz ni la altura de su alma.
    De modo que, para dar algo de empuje, locura y deseo fervoroso porque toda la buenaventura siga cayendo en el pecho de Rey, y más pronto que tarde se deslice por el carril que ahora conduce a Adrián Berazaín, me sigo preguntando: A cuántos kms está Matanzas de la Habana?
    Marta querida por juventudes frescas y juventudes acumuladas: GRACIAS mija.
    Gladys Regina…montamos Longina para el miércoles?

  • La Chiqui dijo:

    hola todavía no lo escuchado pero hay que reconocer que está lindo cantidad, tiene novia?

  • gladys regina dijo:

    Enmanuel,me quede como la novia de Pachencho,tuve una novedad.Pero si le aseguro que cuando usted escuche la Longina en mi voz,querra acaparar todos mis cds,no es la composicion de Corona lo que Ud. oira,es mi infancia desgarrada,el sentimiento puro de los juglares mayariseros que conoci entonces,que me enseñaron, no a cantar sino a interpretar,a vivir esas canciones,como tambien las de la trova actual,,que disfrute en la Egrem recientemente cuando le cantamos un Happy Birthday a nuestra amiga comun por su cumple.Saludos.

  • Roberto dijo:

    Después de leer este artículo escribí unas líneas para Marta Valdés en mi sitio web. Es mi modo de decirle gracias por todo.

    http://trastiendamusical.es.tl/Palabras-acerca-de-Marta-Valdes.htm

  • Greter Amaya dijo:

    Personalmente, el espacio creado por Ediciones Matanzas “El sombrero de Zequeira” fue lo que más me gustó de la Feria en esta ciudad. Agradecí tanto que este año disminuyera el consumo de reguetón al menos un poco en este contexto! y esta carpa fue mágica, tanto en las lecturas de poemas y cuentos, como en los acordes tan diversos de los jóvenes trovadores matanceros.
    A Rey lo conozco hace un tiempecito ya y presumo de saberme sus canciones, aunque confieso, no todas, porque aún cuando sigo las guitarras matanceras hasta el cansancio y no me aburro, este joven no para en su hacer creativo y es difícil seguirlo.
    Qué puedo decir? Como he dicho otras veces, estoy feliz porque la trova crezca en esta ciudad, en muchísimas ocasiones dormida, siento orgullo de mis amigos trovadores, no sólo de Alieski y Rey, sino de otros, aún más jóvenes como Carlo Fidel Taboada y Miriel Santana, que ya han llevado su música al Longina, a otras ciudades, y que son ante todo excelentes seres humanos y saben escuchar, algo que muchos ya no hacen.
    Sólo espero que el sombrero de Zequeira sobreviva a los embates del tiempo, del reguetón, de la falta de sensibilidad, y que el amor por el arte que se respiró en aquella carpita en medio de la calle, “nos siga alejando del mundo” como dicen Lien y Rey en uno de sus extraordinarios temas.
    Gracias

  • ybb dijo:

    rey es el mejor trovador joven de cuba… y un poquito mas. lo digo porque es el unico qe me causa placer escucharlo. que viva rey y marta, y los trovadores de verdad

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción “Palabras”. La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo “feeling”. Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también