Imprimir
Inicio » Cultura  »

Aire de familia en la Fiesta del Tambor (+ Videos)

| +

Giraldo PilotoDesde el martes 9 hasta el domingo 14 de marzo, la ciudad de La Habana se va a convertir en “la capital universal del ritmo”. Con esos truenos, provenientes de la nota informativa que está sobrevolando con todo su derecho este territorio bendito, nos preparamos para recibir la 9ª edición del festival Fiesta del Tambor “Guillermo Barreto in memoriam”, este año dedicada a la memoria de Ricardo (Papín) Abreu, de Jesús Alfonso Miró, quien fuera director de Los muñequitos de Matanzas así como de Roberto García, calificado en este mismo texto como “la bandera del bongó de Cuba en el siglo XX”. Por otra parte, el dinámico y abarcador Festival se propone homenajear el aniversario XXV de Yoruba Andabo así como el XV de Klímax, a cuyo creador y director, Giraldo Piloto Barreto, se debe la hermosa y floreciente idea de este Festival de alcance internacional.

Las sedes serán diversas: en el Palacio de la Rumba sesionará cada día, entre 9 a.m y 4 p.m., el Concurso internacional de percusión. La Maison abrirá sus salones entre 4 y 8 p.m. el martes 9  para el Acto Inaugural; ofrecerá espacio para una conferencia del Dr. Miguel Barnet y el miércoles 10 para una conferencia de la musicóloga Nery González así como un panel de especialistas, dedicados a resaltar los valores de las figuras a quienes se les rinde tributo; las Casas de la Música de Centro-Habana y Playa, el Teatro América, la Sala Atril, el Teatro Amadeo Roldán, el Hotel Occidental Miramar, propiciarán conciertos, lanzamientos de diversos soportes audiovisuales, presentación de grupos de música bailable. La Casa de Cultura de Plaza ha programado, para las 2 de la tarde del viernes 12, la conferencia magistral del percusionista holandés René Ángel acerca del tema El doble pedal en el drums internacional. La fiesta culmina el domingo 14 a las 9 p.m. en esa misma sede, con el desfile de los grupos de música bailable entre los cuales, por supuesto, figurará el justamente homenajeado Klímax.

Si bien he creído justo auxiliar a los amantes de esa manifestación que está en el centro de la cubanía -el ritmo y los instrumentos que le dan vida y presencia-aportando algo de la información de primera mano que pude conseguir acerca de la Fiesta del Tambor, no ha sido un interés promocional lo que me ha animado al relacionar en los párrafos anteriores algunos de los aspectos que abarca esta fiesta. Lo que en realidad me conmueve y me invita al comentario es la chispa ejemplar que salta del tesón de quien, desde su batería y su perenne sonrisa, con la misma fibra con que, a lo largo de quince años ha concebido  la música y armado la cohesión de su grupo, inspirado en el quehacer de su tío-padrino, rey de reyes entre los percusionistas cubanos y músico entre los músicos -Guillermo Barreto- ha levantado, piedra a piedra,  ese puntal cada vez más robusto y firme, esa bien llamada fiesta, que está a punto de comenzar.

Giraldo Piloto Barreto se sabe integrante de una familia de instrumentistas excelentes cuyos miembros, en el transcurso de varias generaciones, fueron descollando para la música cubana desde instrumentos diversos. Lo más llamativo resulta, a mi juicio, esa capacidad de ser eje y centro desde la percusión. El inolvidable homenajeado que da nombre a esta fiesta de la música cubana, Guillermo Barreto, era reconocido por su extremada musicalidad, por su afán de precisión y exactitud, su sentido armónico acrecentado por el oído absoluto con que había venido al mundo, generador de incontables anécdotas. Sus observaciones eran respetadas por los músicos más encumbrados porque él era algo así como decir “la música”. Pero algo más nos trae la historia de esta familia, que bien merecería despertar el interés de algún estudioso: aunque no divulgada como merece el caso, sí aparece registrada por Alicia Valdés en su trabajo acerca de la presencia de la mujer en la música cubana, así como en la Iconografía del Danzón a cargo de Ezequiel Rodríguez, la presencia en nuestra historia musical de Irene Herrera, la primera mujer timbalera de Cuba, quien fundara, al frente de sus hijas, en 1928,  la también primera orquesta femenina de Cuba.

Doña Irene fue, en realidad, una Barreto, descendiente de una familia arrancada de su tierra africana, que al llegar a Cuba y someterse al régimen de la esclavitud, quedara dividida en dos troncos. Por esa razón, de una parte, se llamaron Herrera y, de la otra, nacieron los Barreto, a partir de los apellidos de los respectivos amos. Josefina Barreto –madre de Giraldo Piloto Barreto– cuya descendencia de músicos  ya transita por la segunda generación, es portadora de la preciosa historia de su tía Irene, así como de la leyenda que da un aire de familia a la 9ª Edición de la Fiesta del Tambor Guillermo Barreto in memoriam y le pone, como corresponde, especial sazón femenina por estos días del mes de marzo.

Almendares, 7 de marzo de 2010

Duelo de bateristas entre Guillermo Barreto y Enrique Pla (1966). Dirige la orquesta Armando Romeu.

“Fidelidad”, por el grupo Klimax, dirigido por Giraldo Piloto Barreto

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción “Palabras”. La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo “feeling”. Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también