Imprimir
Inicio » Cultura  »

Graciano, La Burke y Ela O'Farril, menudo final para febrero (+ Videos)

| 6

graciano-elena-elaEn materia de música, febrero se las ha arreglado siempre para no quedarse corto. Su especial predilección por el buen cantar, nos ha regalado algunos aniversarios que, aunque no encajen en el tema central de estos párrafos relacionados con la fecha específica del -casi siempre-último de sus días en el almanaque, sí lo preceden con no pocas razones para venir al caso. En especial, su segunda quincena  vio nacer: un 17 a Beatriz Márquez, un 22 a Pedro Junco y -por si fuera poco-un 24 a Pablo Milanés. Pero el caso es que, un 28 de febrero nacieron en La Habana,  el trovador Graciano Gómez (1895-1980) y la cantante Elena Burke (1928-2002) y que hoy se cumplen exactamente 80 años, del nacimiento en la ciudad de Santa Clara, en 1930, de la compositora Ela O'Farrill. Sobran razones para soltar al aire una parrafada.

A Graciano lo conocí en 1970, en una de las tertulias que se formaban para hacer trova en casa de las hermanas García Buch, en unos altos de la calle Campanario. Allí pude beber de su sabiduría y su buena clase. Aparecía, invariablemente, acompañado por su amigo el trovador Mario Hernández, una especie de Pepe Grillo o cronista de las cosas de trova, amante de regalar --después de cada canción-- acotaciones sabias que en aquel momento me limité a disfrutar pero que se quedaron prendidas en la memoria y, a cada rato, afloran para ayudarme a una mejor apreciación del arte que ellos cultivaron con verdadera devoción. No se me olvida que Graciano llevaba en sus dedos, sobre todo en el índice de la mano izquierda, la marca de las cuerdas. Toda una vida saltando de un pueblo a otro, integrando parejas con treseros memorables, poniéndose a la cabeza de algunos grupos que, en mucho, contribuyeron a la difusión de sus propias invenciones o al mayor esplendor de algunas piezas de sus hermanos, los demás trovadores. El mundo de las Antillas más cercanas llegó a estimar su música y su memoria como cosa propia. María Teresa Vera y Barbarito Diez se lucieron interpretándolo. No me canso de disfrutar a la trovadora en la guaracha Eso no es ná, o a  Barbarito en sus versiones insuperables de En falso y Yo sé de una mujer; en ambas puede apreciarse esa perfecta fusión que se logró entre el inspirado músico y el poeta Gustavo Sánchez Galarraga.

La Burke vivió orgullosa de esta conjunción con Graciano y con Ela O'Fárrill que, en algún momento del día, traía a la conversación cada 28 de febrero. Ella llegó a cantar una de las canciones más bellas del trovador -la criolla-bolero Pon una luz. Ella se encargó de cantarnos en vivo, de dejar grabado un enorme caudal de la creación musical que, en materia de canciones, floreció a partir de la década de los cuarenta en el siglo que la vio nacer. Ella reverenció a quienes vinieron antes y creyó en quienes junto con ella, en tiempos de juventud, tratábamos de abrir brechas en el camino.

Fue Ela O'Fárrill, a instancias de Omara Portuondo, quien compuso, en el año 2008, la hermosa canción que puso un toque especial de emoción al tributo dedicado a Elena Burke  en el Museo de Bellas Artes,  con motivo del aniversario 80 de su nacimiento.  Hoy nos toca conmemorar los 80 años de edad de esta gran compositora llegada al mundo allá en el centro de la Isla, exactamente en Santa Clara, ciudad que ha visto nacer a muchas de las más refinadas sensibilidades musicales que registra nuestra historia.

Antes de encaminarse definitivamente en el mundo de la música como compositora e intérprete, Ela O'Farrill se había desempeñado como maestra. Cuando sus canciones llegaron a los ambientes de reunión donde a finales de los cincuenta, en La Habana, coincidíamos algunos jóvenes compositores e intérpretes o simples amantes de las canciones enmarcadas en esa manera de ser, sonar y escuchar que identificábamos como "feeling", venían hechas y derechas, como nacidas de un experimentado maestro y es que su autora, muy al inicio de sus escaramuzas musicales en plena adolescencia, se las había agenciado para tomar unas intensas temporadas de clases con quien era su principal modelo, César Portillo de la Luz, de quien todavía a estas alturas se reconoce como discípula.

A partir de 1959, las canciones que Doris de la Torre o la pianista Numidia Vaillant habían sacado a relucir como cosa curiosa "de la muchacha de Santa Clara", empezaron a sonar en la voz y la guitarra de su autora. Eran canciones perfectas y no tardaron en aparecer grabadas en las voces de quienes --todavía al inicio de sus luminosas trayectorias-- andaban en busca de un repertorio firme y novedoso que los auxiliara en el empeño de perfilar sus estilos. Boleros  como No tienes por qué criticar, Son cosas que pasan, Cuando pasas tú, Nada son mis brazos y Adiós, felicidad, de esta primera etapa, figuraron en el repertorio más sonado de los años sesenta, en voces como Elena Burke, Pacho Alonso, Fernando Álvarez, Oscar Martin o Bola de Nieve, quienes las llevaron al disco. La propia autora con su voz y su guitarra, al frente de un grupo de excelentes músicos, se encargó de dejar marcada la memoria de sus contemporáneos en la intensa vida nocturna de La Habana así como en la enorme y variada programación de recitales y conciertos que se ofrecían en los museos y salas de concierto de todo el país.

Su canción dedicada a la singular cantante Freddy, ha retornado al ambiente musical en un salto de medio siglo y adquiere un tono especial en la versión de la joven cantante Haila. Sara González, en el Volumen II de su serie discográfica Cantos de mujer, desempolva Nada son mis brazos y nos la trae vivita y coleando; la española Martirio, en uno de sus discos más recientes, Primavera en Nueva York, en diálogo con un grupo de excelentes jazzistas, pone a prueba Son cosas que pasan y -sin necesidad de alterarle un giro, un acorde o una palabra-nos la regala como si fuera "nueva de paquete.". Por si fuera poco, Omara Portuondo nos ha regalado una nueva versión de Adiós, felicidad, que incluye en su disco Gracias, merecedor, en el año 2009, del codiciado Premio Gramy Latino.

Brindemos este 28 de febrero por los ochenta de Ela O'Farrill, con una ronda de canciones suyas que Graciano y La Burke recibirán -no cabe duda-- como un regalo especial de cumpleaños.

Almendares, 28  de febrero de 2010

graciano-gomez

Elena Burke

Ela O'Farrill

"Adios, felicidad", de Ela O'Farrill, interpretada por Omara Portuondo en su CD "Gracias"


Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Raúl del Sol Fernandez dijo:

    Marta, un saludo del padre de Yoel del Sol, al leer este articulo que Ud. dedica a Graciano, Elena y a Ela, en el dia del nacimiento de los tres, aunque en distintos años, esta maravillosamente interesante, como yo he tenido la dicha de oir su voz en persona, al leer el articulo me parece que Ud, es la que lo esta narrando, sus palabras y su estilo, para mi, son verbalmente inconfundibles, no se si estara bien dicho literalmente lo que pienso, pero de todas maneras con su sabiduria Ud, lo adivinara, demas esta decirle que admiro su musica, antes de conocerla personalmente, ahora que la conozco, aun mas la admiro, que Dios le de mucha salud, y le prometo desde ahora mismo, que sere un fiel lector de su columna en Cubadebate, pagina de la cual soy asiduo, por la inmediatez de sus noticias, ademas por ser en esta columna donde primero se publican las reflexiones de nuestro Comandante en Jefe FIDEL, muchas gracias Marta Valdez, besos y abrazos recibes de mi parte y de mi familia.

  • janczeck dijo:

    nosotros lo tuvimos en casa y nunca llegue a imaginar lo que representaba mi tio abuel para la musica todos los dias en su casa de 5ta y dos en el Vedado con su guitarra y sus canciones y yo que canto no se bien o mal nunca me dio por aprender guitarra con el hoy en este destierro veo que la fama de tio graciano era bien grande.

  • Silvia Martínez Calvo dijo:

    Desconocía esta -digamos "columna"- que escribe Martha Valdés y me ha sorprendido gratamente cuando abrí el sitio web. Aún más sorprendida, al encontrar esta evocación para tres grandes figuras de la canción cubana. Además, conocer que Ela cumplió 80 años, fue una excelente noticia, porque aunque descontinuado involuntariamente desde hace unos años, iniciamos un vínculo amistoso-musical bien interesante.

    Lo expuesto por Martha también trajo a mi mente, su actuación en la década de los 80 en un programa de la televisión mexicana, país donde me encontraba en esa etapa en funciones docentes. Recuerdo que hasta la llamé al teléfono que facilitaron en el estudio, para felicitarla por sus interpretaciones. Esas canciones suaves pero bien profundas, inolvidables y que ya constituyen parte de nuestro patrimonio musical, sin discusión. Felicidades a Ela, a Martha, a Elena y a Graciano y espero, se mantengan estos recuerdos para figuras que, en uno u otro lugar, han constituido y constituyen modelos de artistas y de seres humanos.

  • pINA pilla dijo:

    Megustan mucho los videos de Elena Omada yla Segadad grasias

  • Nelson dijo:

    Marta querida, un 28 de Febrero nació tambien Francisco (Pancho) Cespedes.
    En estos dias te llamo. Tengo que contarte algo. Por cierto, la pasamos divinamente con Ivette. Ella y Jose Luis son encantadores. Les hicimos una de nuestras "fiestecitas" en la casa. Te mandaré fotos. Besos!

  • Nelson dijo:

    De mas esta dedirte que hubo una quimica especial entre Ivette y Malena, y se la comieron en el scenario. Seguro estoy de que tienes mucho que ver con eso. Te queremos mucho. Besos!

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Valdés

Marta Valdés

La Habana, 1934. Compositora, guitarrista e intérprete de sus obras. En 1955 se inició como compositora con su canción "Palabras". La autora ha basado sus creaciones en géneros como el bolero y la canción dentro del estilo "feeling". Entre los intérpretes de su obra se encuentran Elena Burke, Doris de la Torre, Bola de Nieve, Cheo Feliciano, Reneé Barrios y, más recientemente, prestigiosos artistas suramericanos y españoles que se han sumado a esta lista.

Vea también