Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Alarma

| 19

Joey Gibson, fundador del grupo de ultra-derecha Patriot Prayer, en imagen de archivo. El hombre que recibió antenoche un disparo mortal en Portland, Oregon, cuando partidarios del presidente Donald Trump se enfrentaron a manifestantes de Black Lives Matter, era simpatizante de dicha organización y buen amigo de Gibson. Foto: AP

Recuerdo que buscábamos la revista Alarma para leer historias "reales" de horror, para asustarnos, para confrontar con historias de horror –como ha explicado Guillermo del Toro varias veces– nuestros propios terrores. Pero eso era un acto voluntario. El reality show de horror político (nadie ha hecho uno antes, ¿verdad?) que se está produciendo en Estados Unidos es algo con consecuencias devastadoras reales no sólo para la superpotencia, sino para todos, y es momento de gritar: ¡Alarma!

Aquí hay nada menos que un intento para consolidar un régimen neofascista, con todo lo que eso implica: El régimen y su campaña de relección proclaman que Trump es el único salvador de Estados Unidos, según Dios. La Casa Blanca, institución pública, ya fue convertida en la Casa Trump.

Todos los días el régimen declara que los medios no alineados son el "enemigo del pueblo"; cada día más familias y niños son enjaulados por el régimen como parte de la persecución brutal de migrantes para frenar la "invasión" por “extranjeros ilegales”; todos los días hay amenazas y acciones de represión contra disidentes y sus protestas por fuerzas federales; el mandatario ha dado su bendición a fuerzas civiles paramilitares que buscan confrontar manifestantes opositores (según un nuevo informe, ultraderechistas se han presentado casi 500 veces en busca de enfrentamientos con manifestantes de Black Lives Matter este año, hiriendo a varios y matando a tres); procede la concentración extrema de riqueza (unos 467 multimillonarios ganaron 800 mil millones de dólares en los últimos cinco meses mientras decenas de millones sufren desempleo, pobreza y hasta hambre); avanza el desmantelamiento de la educación, salud pública y programas de bienestar social, como tambien la anulación de regulaciones y normas de protección ambientales y laborales. Todo esto, decorado por retórica de "la defensa del pueblo", la libertad, la familia, Dios y "la ley y el orden" al construirse una "realidad alternativa" para anular la realidad empírica, la historia y la ciencia.

Uno de los mensajes centrales de la campaña de relección de Trump es algo que debería ser cómico, pero se vuelve alarmante, ya que parece funcionar: resulta que existe una "izquierda radical" conformada por anarquistas, socialistas, comunistas y marxistas tan poderosa que está al borde de tomar el poder (usando al neoliberal débil Joe Biden como su "caballo de Troya").

Aún no está claro si Cuba y Venezuela están detrás de todo esto, pero siguen asustando al país mas poderoso del mundo. Trump declaró que sólo él puede salvar al país de tal amenaza. Ni la izquierda estadunidense se había dado cuenta de su poder antes de ser informada por el régimen. Esta narrativa nostálgica de la época de la guerra fría siempre ha sido empleada en este país para justificar pues, casi todo, desde represión interna hasta espionaje, intervenciones, etcétera.

A lo largo de las últimas dos semanas, ambas convenciones nacionales, la demócrata y la republicana, proclamaron en esencia el mismo mensaje: el triunfo del contrincante representa una amenaza existencial a la república democrática de Estados Unidos. La pregunta es: ¿qué tal si ambos tienen razón?

“Este es el momento más decisivo en la historia de este experimento que llamamos Estados Unidos de América….”, comentó el filósofo político Cornel West.

"Hemos visto esta semana la cristalización de una forma estadunidense de neofascismo". Agregó que votará por "el neoliberal débil Biden, pero sólo porque es un voto antifascista". Aunque no es la solución, subrayó, primero "tenemos que sacar al gánster neofascista de la Casa Blanca".

Casi todos saben que las cúpulas no tienen soluciones reales para la crisis democrática de este país. Ésas tendrán que salir de esa oposición vasta y dinámica, aunque fragmentada, que se ve en las calles, en las aulas y hasta en las arenas del deporte (la extraordinaria huelga de la semana pasada) y que es clave tanto para frenar el proyecto neofascista, como para la continuación del neoliberalismo dentro de Estados Unidos.

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JorgeSS dijo:

    Siempre he pensado que de las cosas productivas por hacer entre elecciones, es ir a casa de cada uno de los electores de Trump y darles unos buenos azotes, a ver si se metían en cintura. Tiempo se sobra....

  • J25 dijo:

    Si los cubanos residentes en Cuba pudiéramos votar por el U.S president de seguro salía Biden con amplia mayoría , pues Donald Trump tiene una incidencia directa muy negativa en nuestra vida diaria. Por el bien del mundo y en especial de nuestro país, los que puedan por favor voten azul. El mundo lo necesita

    • Miguel Fernández dijo:

      Usted cree? Yo no opino lo mismo.

    • daniel berstein dijo:

      J25, creo que ya va llegando la hora en que nosotros los cubanos dejemos de esperar la benevolencia de un gobierno extranjero para poder consolidar nuestro proyecto de paìs y de naciòn. Necesitamos fortalecernos internamente, alcanzar la suficiencia en la produccion de alimentos, potenciar nuestras capacidades industiales, aprovechar al màximo nuestros recursos naturales con el inmenso capital humano que ha creado la Revoluciòn. Eliminar la burocracia y la bobocracia que nos asfixian. Desterrar la nociòn de que la generaciòn de riqueza que no sea la de fuente estatal es maligna. Cuando consigamos que la aspiraciòn de nuestros jòvenes sea quedarse en el pais para alcanzar sus sueños, que nuestro salario responda a nuestras necesidades de vida y que erradiquemos la corrupciòn que ha calado en parte de nuestra sociedad, entonces podremos olvidarnos de Trump, Biden y cualquier otro que aparezca. Tenemos que desatar nuestro destino de la influencia benigna o maligna de otro paìs. Solo entonces tendremos una naciòn cubana plena e independiente como lo soñò Martì, lo consiguiò Fidel, y nos cuesta tanto mantener en su ausencia.

      • Miguel Ángel dijo:

        Benevolencia????
        De que planeta saliste?
        El banco cubano en Inglaterra será alguno de los intentos a que te refieres?
        Los barcos bloqueados chantajeados para prohibir traer el petroleo a Cuba es un cuento de Hadas?
        El bloqueo en youtube/internet de cubadebate, Cubavision, la mesa redonda cuando promocionabamos la vacuna cubana (potencial de millones en ventas para Cuba) es el cuento de la Caperucita Roja?

        Aterriza que no hemos llegado a Marte!

        Totalmente y 100% de acuerdo en desarrollarnos nosotros y desterrar burocratismo, trabas, etc.
        Pero obviar los intentos de asfixiarnos y el poder y las peores intenciones del vecino para hacernos la vida un yogurt y lo que influye eso en nuestra economía...
        Hay que estar aquí y no en la cola del pan...

      • El Gallo de Moron dijo:

        Daniel B.....todo lo que opinas es casi verdad, ya que nada es absoluto, pero en este mundo de hoy lograr algo sin cooperacion e intercambio con otros, sean potencias o no, es muy dificil y casi imposible......para poder hacer todo eso que dices es necesario cooperacion internacional e intergobiernos......solos y con buena voluntad me parece quimera......Cooperacion y respeto, como tenemos con Rusia y China, pero algo imposible de lograr con EE.UU, muy a pesar que por logica geografica y cultural debia ser nuestro mejor cooperante internacional.......

      • Jose R Oro dijo:

        Muy de acuerdo con los estimados Gallo de Moron y Miguel Angel!

      • Nereyda dijo:

        eso es lo que debemos hacer, gracias por sus palabras.

  • Juan Andrés dijo:

    Si no fuera por lo serio del asunto, parecería una tomadura de pelo, ayer Moore aseguraba el posible triunfo de Trump según la situación existente, este artículo pretende llamar a cambiar la situación, los que deben y pueden hacerlo, como siempre, no se enteran, esa es la "suciedad" americana, que pretenden imponer al mundo. Es triste sentir impotencia ante el futuro, desgraciadamente todavía su poder arrastra a la humanidad a vivir en zozobra. Yo soy optimista, sueño y lucho por un mundo mejor, que es posible y depende de nosotros. Somos ejemplo para el mundo. #SomosCuba. #SomosContinuidad.

  • lrcardona dijo:

    No deseo saber nada de Trump (es un loco) esta vida llena de enfermedades y contradicciones nos hacen cada vez mas pequeños e indefensos. No se como y cuando terminara esta pesadilla, tal vez cuando en EEUU exista una persona ecuanime que dirija ese pais por el bien del planeta.

  • ldt dijo:

    J25 muy bueno tu llamado,me uno a el,pero te cuento que conozco muchos cubanos en USA,que realmente piensan que Trump es la maravilla del mundo.Y no entienden de explicaciones.Cuando comenzó la pandemia todos ellos daban por sentado que el presidente estaba a la cabeza del mundo en el combate contra la Covid.Sin palabras.La desinformación en los tiempos actuales es un arte,la hay descarada,pero también existe la sutil.De cualquier manera es un hecho que muchos compatriotas abrazan la candidatura del Trumpeta.

  • AlejandroJCG dijo:

    Alarma. Ambos candidatos tienen razón en su "advertencia" al electorado sobre el peligro de la victoria de su contrincante. Ambos defienden el enriquecimiento de los mas ricos mientras se incrementa la pobreza, causa principal del deterioro de la "democracia" en USA; las soluciones para las crisis de 2008 y para la actual generada por la Covid19 han sido esencialmente las mismas: tanto Obama (demócrata) como Trump aprobaron multimillonarios paquetes de estimulo económico engordando ambos los bolsillos del gran capital financiero el cual sabe como ganar más dinero sin invertir en la producción de bienes y servicios. Esa gran distorsión esta "mellando" el poder adquisitivo del usd (y por tanto standard-vida de los trabajadores en USA), afectando la atención a los sistemas de salud y educación y potencia al capital financiero para mediante sus "lobistas" del Congreso manejar la "democracia" a su favor. En medio de una profunda crisis (política, económica, sanitaria), creciente desigualdad social y reconocido el carácter irreversible de su decadencia su liderazgo global, la rancia ultraderecha de USA apela como último recurso al neofascismo (Trump) para mantenerse en el poder. La alarma suena para todo el mundo: el mayor imperio de la historia humana esta en "tiempo de descuento".

  • Leandro dijo:

    Cada día que pasa estoy más convencido de que saldrá Trump electo nuevamente, ya es algo que doy por hecho y hay que resignarse a esa desgracia.

  • Jose R Oro dijo:

    Excelentisimo comentario de David Brooks, Correcto, el neofascismo ha cristalizado y ahora hay que cristalizar el anti-fascismo. Tampoco me gusta tanto Biden, pero me disgusta infinitamente mas Trump y el fascismo. Dejar de votar por Biden es de hecho apoyar a Trump!

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    Abajo el neofascismo que encarna Trump. Los temblores cada vez más fuertes en la sociedad norteamericana de diversos sectores sociales por frustraciones diversas ante la insalvable contradicción de lo que se dice ser y es la realidad de millones de norteamericanos, no será lo que la narrativa del poder cuenta, ni de lejos, pero sí es la explosión de hartazgo frente a las injusticias, que buscan, como el magma aprisionado en la tierra, sus vías de salida, y lo mas amenazador para los que creen vivir en sueños de plétora de capitales, son los vasos comunicantes de la lava acumulada, aún, sin que se tenga toda la percepción de ello.

  • Zatarra dijo:

    Claro, el cubano es muy político, conoce de política y aporta a la política, no todos los puntos de vista son coincidentes en general pero si coinciden casi todos en que Trump no debe salir, por el bien de la humanidad y en particular de Cuba. Yo me he prometido no opinar mas sobre si sale o no, ahora me concentraré en Cuba. Lo primero que diré es que si los cubanos no somos capaces de autoabastecernos de alimentos, no seamos capaces de rectificar errores en la economia que arrastramos desde hace mucho, seguiremos en las mismas de hace 60 años. Somos un pais admirado por nuestras conquistas sociales, nuestra dignidad, por nuestro desprendimiento al ayudar a otros pero en temas económicos no avanzamos y siempre estamos en la cuerda floja. Pese al BLOQUEO yanqui podremos "comer" de lo que da nuestra tierra, y ahorrando seremos CASI autosuficentes. Apoyemos a Diaz-Canel y al gobierno y avanzaremos, ....a pesar de Trump.

    • Jose R Oro dijo:

      Muy estimado Zatarra (incluyo en este comentario a los estimados daniel berstein, Pedro Alfonso Leonard et al), considero muy bueno su(s) comentario(s). Solo quiero glosar una porción que se refiere a la necesidad de que Cuba se desarrolle por su propio esfuerzo, algo con lo que coincido completamente, y sobre lo que he escrito antes.
      Pero esto no es un análisis simple o que pueda ser contextualizado en solo una frase u en unas pocas. No me queda ninguna duda de que debemos incrementar nuestro trabajo y productividad dentro de la nación cubana "para que la República se mantenga de sí" y que hay amplio espacio para hacerlo tanto en la capacidad y educación de los cubanos, como los recursos naturales y geográficos de que Cuba dispone:
      http://www.cubadebate.cu/opinion/2019/04/21/falta-de-recursos-naturales-en-cuba-i/#.X0-6O3lKjct
      http://www.cubadebate.cu/opinion/2019/04/23/falta-de-recursos-naturales-en-cuba-ii/#.X0-6WnlKjct
      Si que hay con que desarrollarnos. Cuba debe tratar de la manera más decidida de no depender de un país o unos pocos países para su subsistencia y crecimiento. Mas que claro. Siempre nos ha costado caro, sin excepción.
      Pero no podemos desarrollarnos plenamente y a un costo razonable en el siglo XXI sin interactuar con los demás países. Los conceptos de autarquía o de doctrina Juche, son impracticables en un contexto sensato y coherente en el mundo de hoy. Ni siquiera Rusia, con sus recursos casi infinitos, lo puede lograr. Cuba puede correr esa maratón que es el desarrollo económico asociado con la construcción del socialismo, enfrentando una pavorosa guerra económica que nos impone la mayor potencia del mundo, que es como correr tal maratón subiendo de Santiago de Cuba a la Gran Piedra o de Trinidad a Topes de Collantes. Si hay que hacerlo por desgracia, se hace, nadie va a capitular. Pero sin ese Bloqueo, sin esa brutal guerra económica, sería como correr esa misma distancia por la Vía Blanca. Ojo, el desarrollo económico y la construcción del socialismo aun sin enemigos brutales como el imperialismo yanqui, siguen aún siendo una maratón y no hay maratón fácil. Cuba no quiere, como se atribuye al ateniense Filípides, correr los más de 42 kilómetros para después morir exhausta.
      En ese proceso, cual sea el gobierno de los Estados Unidos en el futuro inmediato, sin ser de ninguna manera lo decisivo, sin tiene una gran importancia. Tener a Trump o Biden en la Casa Blanca no es lo mismo, ni remotamente para Cuba. Cuba existe a 90 millas de los Estados Unidos y no podemos mudarnos, digamos permutar con Chipre o con Sicilia (además de que saldríamos perdiendo en tal transacción), no podemos hacerlo porque estamos localizados así por la corteza terrestre, nos guste o no. La diferencia entre la victoria del fascismo de Trump y el capitalismo común y corriente de Biden no se limita a mejorar las relaciones económicas o por decirlo de mejor y mas amplia manera, a disminuir las agresiones contra Cuba. Una reelección de Trump esta preñada de peligros para toda la humanidad, para la especie humana. En los mares al sur de China, en Irán, en Venezuela, en Siria o en Belarus, por mencionar solo unos pocos ejemplos puede estallar una guerra nuclear catastrófica, horrorosa.
      Esta muy claro para mi que Cuba no debe pensar en la derrota de Trump como en una tabla de salvación o como un milagro que resuelva todos nuestros problemas y retos. No es así y no debe ser así. Pero pretender ignorar la significación de que no sea reelecto ese terrible tirano, es un error en contra del sentido común y de la responsabilidad nacional y mundial.
      ¡Coincido completamente y me uno a su llamado de apoyar al presidente Diaz - Canel y a Cuba a como de lugar! ¡Un fuerte abrazo cubano!

  • Pedro Alfonso Leonard dijo:

    Es evidente la crisis del sistema político de los Estados Unidos y los peligros reales de una ruptura de sus reglas de funcionamiento con el egolatra de Donald Trump, que no cree ni en republicanos ni en demócratas y es un peligro real para sus conciudadanos y para el mundo.
    En este contexto, tenemos que fortalecer nuestro proyecto económico y cambiar en realidad todo lo que deba ser cambiado, enfrentar los esquematismos y superar la burocracia.

  • isa 2020 dijo:

    Todavía hay tiempo
    No conozco muy bien la historia de Jancel y gretel voy a hacerla diferente, a estos dos niños los padres no los dejaban salir de la casa, hasta que un día decidieron desobedecer y salieron al bosque ahí vieron una casa de caramelo, merengue, helado lleno de todas las delicias que un niño podría desear , de la casa una señora (aparentemente) amable que les dijo: ¿con que sus padres no los dejan salir para disfrutar de estos deleites?, ¿ellos no le permiten disfrutar lo que desean y hacer lo que ustedes quieren??, pues yo les ofrezco dulces, juegos todo lo que deseen, así los convenció y los hizo entrar muy contentos a su casa (porque esperaban más). Cerrando ella la puerta los niños quedaron muy sorprendidos y asustados al ver que lo que había dentro era lo contrario a lo que habían visto y aquella “señora” era una bruja dispuesta a devorarlos, allí ellos entendieron que sus padres al no dejarlos salir de la casa no era para reprimirlos o hacerles daño sino para protegerlos y que la bruja les había hecho una trampa usando como carnada permitirle satisfacer todos sus deseos. LO LAMENTABLE ES QUE ERA DEMASIADO TARDE.

Se han publicado 19 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

David Brooks

David Brooks

Periodista mexicano, corresponsal del diario La Jornada en los Estados Unidos.

Vea también