Imprimir
Inicio » Opinión  »

El último botín del imperio británico: 930 millones de oro venezolano

| 16

La decisión de la Justicia británica de legitimar la decisión del Banco de Inglaterra pareciera más propia de las arbitrariedades del llamado 'primer imperio británico' de los siglos XVII y XVIII, centrado especialmente en las Américas, que de una democracia moderna del siglo XXI.

“El Gobierno de Su Majestad ha reconocido al Sr. Guaidó en su capacidad de presidente constitucional interno de Venezuela, y por consiguiente, no reconoce al Sr. Maduro como presidente constitucional de Venezuela”, ha dicho en su escrito Nigel Teare, el juez portavoz del Tribunal Superior de Justicia británico, la 'High Court'.

El litigio se remonta a dos años atrás, cuando el Gobierno venezolano anunció al Banco de Inglaterra su intención de retirar las 31 toneladas de lingotes de oro —unos 930 millones de euros— depositados en sus cámaras desde años atrás, para poder hacer frente a la crisis económica de Venezuela.

El Banco de Inglaterra dilató inicialmente su respuesta pero en 2019, ya con Juan Guaidó autoproclamado 'presidente encargado interino', y presionado por el Departamento del Tesoro de EE UU, argumentó que la irregular situación institucional de Venezuela requería un análisis jurídico exhaustivo.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el entonces asesor principal de Seguridad Nacional, John Bolton —que ahora revela paradójicamente en su flamante libro la desconfianza de Trump sobre la capacidad de Guaidó— requirieron la complicidad del Gobierno británico para estrechar el cerco al Gobierno de Maduro.

Oficialmente, el Gobierno británico siempre se ha desentendido del litigio.

“Es competencia del el Banco de Inglaterra, no del Gobierno”, afirmó en la Cámara de los Comunes Alan Duncan, el titular de Exteriores británico. Pero, al pasar, acotó: “Seguramente el alto tribunal tendrá en consideración que el Sr. Guaidó es reconocido como el presidente interino legítimo por más de cincuenta países”. Un mensaje claro.

Con soberbia imperial el Banco de Inglaterra llegó a pedir 'garantías' a Venezuela de que el oro dejado temporalmente en su custodia —como hacen muchos países— no fuera a ser utilizado para beneficio personal de Nicolás Maduro o de los numerosos altos cargos civiles y militares venezolanos contra los cuales EE UU y/o la UE aplican sanciones.

A pesar de la humillación que esto suponía el Gobierno de Caracas aclaró que ese capital sería destinado íntegramente a atender las necesidades provocadas en Venezuela por la pandemia del COVID-19.

Para evitar cualquier otra excusa del Banco de Inglaterra y como muestra de transparencia y buena voluntad, Venezuela propuso que la transferencia no se hiciera directamente al Gobierno de Maduro sino al programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para que este organismo de la ONU lo gestionara.

Pero la decisión política por parte del Reino Unido ya estaba evidentemente tomada, y la 'High Court' se limitó a proporcionar argumentario legal y solemnidad.

Para dar más visos de legalidad a ese descarado robo multimillonario a un Estado soberano, paralelamente el 'presidente encargado' Guaidó hizo que 'su' Asamblea Nacional —no reconocida por el Tribunal Supremo de Venezuela—, nombrara a una pseudo 'Junta Directiva' del Banco Central de Venezuela paralela a la real, a la que diariamente toma decisiones sobre la economía venezolana.

Con esa parodia la tal 'Junta Directiva' pidió al Banco de Inglaterra 'en nombre' del Banco Central de Venezuela, que no entregara el oro venezolano al Gobierno de Maduro.

El Tribunal Superior británico dictaminó que esa fake 'Junta Directiva' del Banco Central Venezolano encabezada por Ricardo Villasmil es la única que podrá a partir de ahora acceder legalmente a las reservas de oro venezolano depositado en las cámaras del Banco de Inglaterra, y no la Junta Directiva real, la gubernamental presidida por Calixto Ortega.

Paradójicamente, Reino Unido sigue manteniendo relaciones diplomáticas y comerciales con el único gobierno con poderes reales en Venezuela, el de Nicolás Maduro, y es la embajadora de este, Rocío Maneiro, la titular de la embajada venezolana en Londres. Reino Unido mantiene a su vez a su embajador Andrew Soper acreditado ante el Gobierno de Maduro.

La esquizofrenia diplomática que esto supone se extiende a la mayoría de los países que han reconocido —presionados por Trump— hace un año y medio a Juan Guaidó como 'presidente encargado', en momentos en que Washington les aseguraba que el Gobierno de Maduro se derrumbaría en cuestión de días.

Todos querían posicionarse bien ante Washington y ante quien ya daban por seguro nuevo presidente de Venezuela.

Pedro Sánchez fue uno de lo jefes de gobierno que reconoció a Guaidó como presidente interino a inicios de febrero de 2019, y a fines de abril incluso acogió en la embajada española en Caracas al también líder opositor Leopoldo López, mentor de Guaidó. Y sin embargo, sigue manteniendo relaciones diplomáticas políticas, comerciales y culturales con el Gobierno de Maduro.

Pese al inmenso apoyo económico, político y diplomático de EE UU, la UE y numerosos otros países, Guaidó se mostró incapaz en este tiempo de mantener unida a la oposición y de presentar una alternativa creíble de gobierno, y por ello fue perdiendo apoyos políticos y apoyo social.

(Tomado de El Salto Diario)

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • José Antonio Ortiz dijo:

    Siguen en la línea que siempre han llevado como piratas robando y masacrando pueblos por que no me digan ustedes que lo que están sufriendo el pueblo cubano y ahora con Venezuela no son crímenes de lesa humanidad es un atropello a los derechos humanos entonces yo me pregunto para que vale lo ONU para que valen los tribunales Internacionales para que valen los tribunales de derechos humanos entonces para valen tanto organismo para NADA eso como dijo el gran Fidel ESO ES INEFICACIA ABSOLUTA en fin seguiremos en la batalla VIVA CUBA VIVA VENEZUELA VIVA NICARAGUA.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    »Cómo puede caer tan bajo el gobierno de un país al sumarse al show de Washington de entregar ésa suma de dinero a una construcción fetiche que no ha sido elegido por nadie. De ésta mafia imperialista transnacional se puede esperar cualquier cosa, pero no olviden que están pisoteando el derecho internacional y que en los pueblos maduran la conciencia y las ideas.

  • MarlonRL dijo:

    ¿Hasta cuando el mundo permitirá este descaro?
    Un robo a la cara. Guaidó presidente encargado, ¿ y lad elecciones de Venezuela ¿dónde quedan?¿ Hasta cuando la mentira va a sobreponerse por encima de la verdad?

  • Carlos dijo:

    Hasta que punto una potencia económica puede tener el descaro de ROBAR activos del patrimonio de un estado camuflándolo con legalidades inventadas y quedar impune en pleno siglo XXI, si esto sucediera al revés ya no quedaran ni los escombros del usurpador, es increible como todos aquellos que tienen poder se afilan los dientes a costa de Venezuela y es solo un ejemplo de tantos que existen, hasta cuando van a existir descaros como este.

  • AlejandroJCG dijo:

    El asedio a Venezuela y el apoyo al traidor Guaido son expresion de la obstinacion del imperialismo mundial encabezado por USA y la UE. Ahogados en su mayor crisis (sanitaria, economica, social y politica) intentan mantenerse a flote ROBANDO los recursos de un pais del 3er mundo como Venezuela. Para derrocar a Maduro, presidente electo y quien no entregaria la riqueza venezolana al imperio, lo han ensayado todo: guarimbas, bloqueos, atentados, secuestro. Con una "oposicion" incapaz de sustituir a los revolucionarios bolibarianos para mantener la soberania y desarrollar el pais, con el temor de una humillante derrota ante las FANB y los milicianos (3millones armados y entrenados) al imperio no le queda otra que apelar a la desverguenza de robar oro y dinero (como lo hicieron pirates y corsarios que enriquecieron las potencias coloniales que dieron origen al capitalismo); para reafirmar su inmoralidad lo hacen atravez de un traidor (guaido) demostrando asi su desprecio a los del "3er mundo". Guaido debiera recordar que "Roma paga a los traidores pero los desprecia"

  • Julio Elías dijo:

    Un refrán reza: “aquellos vientos trajeron estas tempestades”. Yo no soy diplomático. Pienso que si en su momento, cuando ese personaje se “auto proclamó presidente”, se hubiera actuado con energía, tal y como pedía el propio pueblo venezolano, no se estuvieran presentando hechos de esta naturaleza. Nosotros aquí en Cuba tenemos otro refrán popular: “muerto el perro, se acaba la rabia”. Saludos Cubadebate. Un abrazo.

  • Adelante dijo:

    Saqueo y robo al estilo los colonizadores, británicos y gringos gemelos.

  • rafael dijo:

    Barba Negra, el Olonés, Henry Morgan y Francis Drake son niños de teta al lado de estos bandidos. Ya les llegará su hora.

  • Jpuentes dijo:

    El robo del siglo: hecho por un gobierno

  • Pedro Alfonso Leonard dijo:

    Es una decisión arbitraria de imperialismo y circulos de poder britanicos. Parece increible en pleno siglo XXI este asalto a mano armada contra el hermano pueblo de Venezuela. Es un alto ilegal e inmoral, que viola todos los princicios del derecho internacional y arroja la ética en la política británica a la basura.

  • Hugo Andrés Govin Díaz dijo:

    Detenidos en el tiempo. Corsarios y piratas modernos, sin arriesgarse a cruzar mares establecidos tripulando chirriantes vergeles.
    Ahora, desde sus majestuos curules edificados con maderas preciosas robadas de sus colonias, ataviados con cuello, corbata y vistosas pelucas, estos Reales bandidos pretenden continuar actuando de la misma forma que sus ancestros navegantes.

  • matojo dijo:

    un robo ,como dijeran en el barrio " a la cara".

  • Mario M. dijo:

    Los clásicos saqueadores de los recursos naturales del tercer mundo a lo largo de la historia vuelven a sus viejas andanzas si el menor pudor a la opinión mundial.

  • Esther dijo:

    Esta conducta resulta inaudita y vergonzante y habla de la impunidad como hábito, como costumbre. El colmo de esta acción es lo absurdo y ridículo de reconocer a un intruso-- el tal Guaidó-- como Presidente de una nación. Vivimos en un mundo sin reglas, ni decencia. Lo siento mucho por el prestigio del Reino Unido, de su Justicia y del famoso Banco de Inglaterra, me apena que representen a los pueblos que se agrupan bajo su bandera. Ojalá todo su pueblo se entere de esta atrocidad.

  • Franklin Pimentel Torres dijo:

    Una nueva acción de despojo del imperio británico, en coherencia con la política neocolonial depredadadora de Inglaterra y de los países de la Unión Europea que nos colonizaron, agredieron, humillaron y asesinaron a nuestros ancestros en la región de América Latina (Abya Yala) y el Caribe.

  • R.Montané dijo:

    No nos olvidemos que ellos "institucionalizaron" la piratería y otorgaban "La patente de corso". Es que es mucho oro
    Los inglés es quizás no habían visto oro desde que desalojaron el último galeón español. Pero bueno, entonces " ladrón que roba ladron".... Le faltó visión a Maduro: tenía que haberlo depositado en China o Rusia. Incluso en Iran.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Roberto Montoya

Roberto Montoya

Roberto Montoya es analista de política internacional y autor, entre otras obras, de los ensayos 'El imperio global' y 'La impunidad imperial'.

Vea también