Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Trump y la apoteosis de la barbarie

| 22

Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Foto: AP

Acabo de leer una muy interesante nota de Peter Koenig sobre el renacimiento y exasperación de la barbarie en los últimos tiempos. Y digo exasperación porque aquella tuvo una presencia constante en la historia, pero bajo el capitalismo adquirió nuevas y más brutales formas.

Estados Unidos es sin dudas la patria de la barbarie. Su condición de mayor terrorista del planeta la alcanzó en agosto de 1945 cuando arrojó sobre dos ciudades indefensas del Japón sendas bombas atómicas que convirtieron en cenizas -o condenaron a una horrorosa muerte lenta- a varios centenares de miles de sus habitantes. Nadie nunca, ni antes ni después, llegó a perpetrar atrocidad semejante.

Sin llegar a tan luctuosos límites en tiempos recientes la barbarie fue repotenciada por el gobierno de Donald Trump, un hampón de cuarta cuyos códigos morales no son mejores que los de Al Capone o Frank Nitti. Es más, me atrevería a decir que éstos poseían un mafioso sentido del honor y del respeto a la palabra empeñada que el magnate neoyorquino carece por completo.

Koenig documenta con precisión que a pedido de Trump el primer ministro de Irak, Adil Abdul-Mahadi, invitó al General Qassem Suleimani a que se reuniera con él en Bagdad para sugerirle, dadas sus conocidas dotes como diplomático, que procurase abrir un canal de diálogo entre Irán y Estados Unidos y entre la república islámica y Arabia Saudita. Esa fue la trampa, abyecta y cobarde, en la que cayó el general iraní. Esto fue denunciado no bien se consumara el asesinato de Suleimani y un grupo de altos funcionarios militares iraquíes por Adil Abdul-Mahadi diciendo textualmente que “Trump me pidió que mediara con Irán y luego asesina a quien había invitado para la tarea”. 

En sucesivas conferencias de prensa el Secretario de Estado Mike Pompeo, otro mentiroso serial, desmintió lo declarado por el premier Iraquí. Lo mismo hizo la Casa Blanca, pero la credibilidad de estos hampones es nula. Pero toda la maquinaria propagandística de Estados Unidos se puso al servicio de las mentiras oficiales y Suleimani, que gozaba de inmunidad diplomática, fue presentado como un feroz terrorista que había sido “eliminado” porque tenía planeado atentar contra varias embajadas de Estados Unidos, cosa que días después desmintió el propio Secretario de Defensa de Trump. Pese a tantas mentiras se ha ido sedimentando en los sectores de la opinión pública atentos a este tipo de noticias (una minoría, desgraciadamente) la convicción de que lo ocurrido en Bagdad fue un vil asesinato que trató de justificarse estigmatizando a la víctima como terrorista.

No contento con esta criminal violación de la legalidad internacional y de las propias leyes de Estados Unidos, Trump ordenó que se le negara a Mohammad Javad Zarif, Ministro de Asuntos Extranjero de Irán, la visa de entrada para informar de lo ocurrido ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Nueva York. O sea, cero debate, cero información: basta con la versión del imperio, reproducida impúdicamente por la prensa hegemónica. Esto constituye una violación de la Carta de las Naciones Unidas, firmada por Estados Unidos en 1947, que garantiza a los representantes de países extranjeros el irrestricto acceso a la sede de las Naciones Unidas. Para su imborrable deshonra el portugués António Guterres, Secretario General de Naciones la ONU, guardó cómplice silencio ante el asesinato de Suleimani y también frente al ilegal veto a la llegada del ministro iraní. El hombre se preocupa por su chequera y nada más. Cobra su sueldo y no ve, no escucha, no habla. Esta es la clase de funcionarios internacionales que Estados Unidos necesita para administrar su imperio sin preguntas incómodas.

Lo anterior confirma lo que muchos venimos diciendo acerca de la ineptitud de las Naciones Unidas para garantizar la paz y la legalidad internacionales. Muchas voces se han elevado, sobre todo en países periféricos, exigiendo una reforma de esa organización. Pero Koenig da un paso más y se pregunta si no ha llegado la hora en que una votación de la Asamblea General expulse a Estados Unidos de las Naciones Unidas por reiteradas violaciones de la Carta de la Organización y sus resoluciones fundamentales (entre ellas las que exigen poner fin al bloqueo a Cuba o que Israel, cuyo gobierno es compinche de Washington, se retire de los territorios ocupados). Tendríamos, dice nuestro autor, “una ONU renovada, liberada de la abultada burocracia que la paraliza y mucho más eficiente para salvaguardar la paz en el mundo.” Además hay montones de países que han sido invadidos, amenazados, sancionados por Estados Unidos y “muchos de ellos también tienen drones y dominan la tecnología de disparos de precisión.”

Se trata de un planteo audaz, extravagante, pero que merece ser pensado. Muchos intereses económicos se opondrían a esta movida, reconoce Koenig, pero en el mundo actual EE.UU. ya no es el único que puede ofrecer interesantes oportunidades de negocios. China, India, Rusia, numerosos países asiáticos y algunos otros en África y Latinoamérica podrían redefinir un nuevo entramado de la economía mundial sin la presencia prepotente de los norteamericanos. “Aislemos a los bárbaros de Washington y dejémoslos que se pudran en su inmundo pantano”, dice Koenig. Proyecto que hoy suena como una ingenua utopía. Pero, ¿quién podría asegurar que ante la indisimulable decadencia del poderío de EE.UU. aquella propuesta está eternamente condenada a ser irrealizable? Sobre todo si se recuerdan estas proféticas palabras de Oscar Wilde cuando sentenció que “Estados Unidos es el único país que pasó de la barbarie a la decadencia salteándose la civilización.” Y su decadencia podría dar nacimiento a otra Naciones Unidas. ¿Por qué no?.

(Tomado de Página 12)

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Julio Elías dijo:

    Certero su artículo, como siempre. Haría falta obtener la versión completa del artículo al que usted hace referencia. Y me atrevo a decir más, que haría falta su publicación. Gracias profesor por sus trabajos siempre precisos.

  • Matías dijo:

    Ojalá, si lleva voto, el mio ya lo tienen

  • Catalina dijo:

    Ojalá Atilio, hace falta que el mundo se plante y sea la Asamblea de la Onu quien expulse al mayor terrorista del mundo de esa organización, quizas así se anote un papel histórico, y decente porque hasta ahora su secretario es un peón de EUA y hace mutis ante tanto irrespeto, prepotencia y matanzas que realiza a quienes no comulguen con ellos.
    Incluso han clausurado cuotas de dinero que deben aportar a ésta institución.Para qué sirve la ONU entonces? Desintégrenla.

  • Franklin Pimentel Torres dijo:

    Oportuno y fundamentado análisis

  • Cienfueguero 100% dijo:

    Excelente artículo !!!! La nueva era del nuevo Hitler , Dios salve a la Humanidad de estos delincuentes mundiales , Alcapone se quedó chiquito al lado de Trump , Gracias Atilio Borón por este artículo .

  • Leandro dijo:

    La posibilidad de que la Asamblea General de las Naciones Unidas expulse a los EE.UU. puede ser muy deseable, pero es inviable, pues los que diseñaron la Carta de la ONU aseguraron su inmunidad. El Arículo 6 de esa Carta establece que "Todo miembro de las Naciones Unidas que haya violado repetidamente los Principios contenidos en esta Carta podrá ser expulsado de la Organización por la Asamblea General a recomendación del Consejo de Seguridad" Por tanto, tiene que mediar la recomendación del Consejo de Seguridad del cual EE.UU. es miembro permanente con derecho al veto; por tanto, tal recomendación nunca llegará.

  • Jose R. Oro dijo:

    No me cabe duda alguna del planteamiento de que Trump es un hampón de cuarta categoría y de que está llevando a los Estados Unidos a una catástrofe inaudita.
    Del asesinato de Soleimani creo que queda mucho por decir y saber, algo está claro, fue una sucia emboscada, usando a los iraquíes como vehículo involuntario (en especial para arruinar la carrera política del primer ministro de ese país, no tan genuflexo como ellos desearían).
    Ahora lo que creo es el punto más importante del comentario, que es la valoración de Pompeo, como un enemigo jurado de la humanidad. Pienso que es muy importante, Pompeo es el potencial futuro del fascismo estadounidense. Bien preparado, con experiencia en la CIA, ahora con experiencia en el departamento de Estado, tan mentiroso y mendaz como Trump es (correcto el gran Atilio Boron, hasta los gánsteres tienen su código malvado del honor, pero los Trump y Pompeo carecen de honor por completo). Pompeo quizás sea la carta de los sectores mas fascistas del partido republicano para el 2024.
    Un poco discrepo del uso de la palabra barbarie, aunque esta es correcta desde el punto de vista del accionar imperialista (no solo de los EE.UU., aunque está claro que desde 1945 este país lleva el liderazgo imperialista). Barbarie es una palabra bien dicha en ese contexto. Pero aunque parezca extraño, creo que “Barbarie” es una expresión insuficiente, un tanto inexacta e incluso bondadosa para calificar a Trump y su bando de criminales.
    Barbarie en su acepción científica es un estadio de evolución cultural de las sociedades humanas, intermedio entre el salvajismo y la civilización. Es incluso mencionada en la obra insigne de F. Engels “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado”
    L. Morgan cuya interpretación de la prehistoria humana fue desarrollada a un nivel muy alto por Engels, quien se enfocó en “La sociedad antigua” de esta científico estadounidense, expresaba en los dos primeros estadios de la evolución social de la humanidad, es decir, en lo que Morgan llamaba salvajismo y barbarie, y sólo adelantó algunas hipótesis sobre la transición de la barbarie al período de la civilización arcaica. Los términos salvajismo y barbarie, tal como los empleaba Morgan, intentaban ser descriptivos del modo de vida de las sociedades más antiguas y de pueblos a los que en aquel tiempo se consideraba atrasados, aunque hay que decir que Morgan nunca descalifica a los pueblos no occidentales o pre-modernos (es decir que no tiene en este autor connotaciones racistas o xenofóbicas), e incluso reconoce que el papel de los pueblos “salvajes y bárbaros” fue decisivo en la construcción de la civilización de las naciones industrializadas del siglo XIX. Por tanto, “salvajismo y barbarie” en los textos de Morgan y Engels carecen de la connotación peyorativa que se les suele dar en el habla común.
    La razón esencial de ello es que la violencia entre “salvajes y bárbaros” es consecuencia de su estadio de civilización y de la inexistencia de posibilidades para la resolución de conflictos y polémicas por otra vía que no fuera la violencia, que siempre es un medio en esos estadios sociales, pero no un fin en sí mismo. No implica intencionalidad, ni deliberado abandono de alternativas que entonces no existian.
    Trump, Pompeo y otros, (y en general el imperialismo) utilizan formas de “barbarie” extrema (como el asesinato absolutamente premeditado de Soleimani, y muchas acciones peores) de una forma deliberada y fría, no usando muchísimas formas abiertas hoy día para dirimir conflictos, en nuestro estadio de la civilización (parte final y más elevada de la prehistoria de la humanidad). Eso no es barbarie, sino “metabarbarie” y la palabra apoteosis asociada en el titulo no puede ser más correcta.
    Excelente artículo del gran Atilio Boron.

    • Alex dijo:

      Me gustó mucho el articulo de Atilio Borón y el impresionante analisis de Jose Oro acerca de la barbarie. Cierto, Trump y pandilla no son "bárbaros" sino abiertos y deliberados criminales y asesinos. La ONU es un juguete de los Estados Unidos, no tanto como la OEA naturalmente, pero necesita una profunda reorganización conceptual y nuevas reglas de operacion que la hagan efectiva.

    • Tomasito dijo:

      Me alegra mucho la acotación de Oro resaltando lo que dice Atilio Borón sobre Pompeo, el es el "futuro" lider del fascismo , muy peligroso ese tipo

    • Yolanda dijo:

      Excelente comentario de Jose R Oro!

    • Manzanillero dijo:

      Estoy en la misma linea y pagina con Oro, llamar "barbaro" a Trump, Pompeo, Abrams, Marco Rubio y otros del mismo pelaje es "llevarlos bien"

  • Mastrapa dijo:

    Como siempre Atilio, más claro ni el agua.

  • Tron dijo:

    Trump tiene sus dias contados ,si los congresistas no se deshacen de el y no lo destituyen llevara al mundo a una guerra nuclear y todos sabemos que en una guerran nuclear no habra vencedores todos perderemos incluido el pueblo norteamericano, los Rusos estan advirtiendo de forma muy diplomatica esa posiblidad solo hay que analizar lo expresado por Putin ,pero este presidente esta fuera de control inclusive del congreso de los EEUU

  • cas dijo:

    Las Naciones Unidas estan en total descredito, muchos funcionarios, empezando por su Secretario General estan subordinados a la politica de los EEUU no solo en America Latina y el Caribe sino en el resto del mundo, creo que debe haber una respuesta a esto, cualquiera que sea pero no seguir gastrando recursos para no hacer justicia, saludos cas.

  • Rembe dijo:

    Magnífico artículo. Profundo análisis que debemos socializar hasta el cansancio

  • yunior CMG dijo:

    Es cierto que al parecer por la propia Carta constitutiva de esta organización resulta inviable expulsar a los Estados Unidos de la misma, pero se puede hacer de otra forma. Dejándolo solo con cuanto lacayo quiera acompañarlo allí y los demás paises renunciar a la ONU para crear una nueva organización bajo los principios de igualdad soberana de los Estados, respeto y colaboración mutuos, respeto a loa independencia y la autodeterminación de los pueblos.

  • Pitolo dijo:

    Primero, la sede de la ONU no debería estar en los EEUU ( el país más conflictivo del mundo), debería estar en algún país neutral.
    Y segundo, Trump no va a ser presidente toda la vida, cuando termine este o su segundo mandato volverá a ser lo que era antes, un magnate más, por lo que creo que la mejor manera de que los iraníes venguen a Solemaini seria eliminando al autor intelectual de su asesinato, y un magnate no es un presiente, cualquier dia un millonario puede morir, aunque haya que esperar cuatro años más.

  • Ernesto dijo:

    Estimado Atilo Borón, en esta nuestra casa, que es el planeta Tierra hacen falta muchos mas analistas inteligentes, capaces, sin pelos en la lengua y corajudos como Ud. Bien lo tiene nuestra patria, y AL omo amigo entrañable y hermano

  • Sigo la lógica dijo:

    la idea romántica que nosotros tenemos de la ONU es lo que no nos permite aceptar la realidad, ninguna nación poderosa se somete a lo que dice la ONU, NADIE, ni Rusia, ni China ni USA, ni Francia, ni Israel, ni India, ni Korea del Norte, si ellos tampoco se rigen por la ONU, en el mundo cada nación hace lo que puede y si tiene la fuerza para hacerlo, ese mundo "moralista y políticamente correcto global", no existe señores, es opio para las naciones débiles, desarrollémonos convirtámonos en una potencia y entonces estaremos del otro lado del tablero, si no es asi, simplemente siempre estaremos quejándonos, gracias cubadebate.

    pd: a lo mejor se dieron cuenta que los que no se someten a la ONU son los mejor armados, no es casualidad

    • Luis corcino dijo:

      cien por cien de acuerdo.

  • Eduardo dijo:

    Magnificos otra vez Atilio y Oro. Pero qué hacer?, con estos Asnos con garra y poder. Todo parecer indicar que vamos por el camino que Einstein alertó si seguimos permitiendo esta insania Trumpeana. "La Cuarta Guerra Mundial será con palos y piedras". Si él fuera uno de los sobrevivientes de la Tercera, magnate de que seria?, a lo mejor de fabricas de estacas y garrotes. A este H.P., parafraseando a Marti, hay que llevarle el dolor al pecho y hacerle el supremo bien de sentirse generoso.

  • Franklin Pimentel Torres dijo:

    Oportuno análisis

Se han publicado 22 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también