Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Trump por 187

| 31 |

Foto: Archivo.

La obsesión norteamericana por lograr el anhelado “cambio de régimen” en Cuba recrudeció hasta extremos otrora inexplorados bajo la presidencia de Donald Trump. Si la necesidad de incorporar la isla rebelde a la jurisdicción de Estados Unidos se remonta hasta 1783, fecha de la famosa carta enviada desde Londres por John Adams a las autoridades de las apenas independizadas Trece Colonias urgiéndolas a actuar en consecuencia, el paso del tiempo no hizo sino exacerbar tan maligna pretensión. Máxime cuando el 1º de Enero de 1959 Fidel y sus compañeros consumaron la derrota del sanguinario peón a quien la Casa Blanca le había encomendado el manejo de Cuba como una cercana y muy conveniente posesión de ultramar, un lugar en donde el poder corporativo, el gobierno de Estados Unidos, la clase política y la mafia podían reunirse para urdir  sus planes a cara descubierta y a salvo de las leyes y los ojos de la opinión pública estadounidense. Todo esto fue retratado con maestría en el libro de Mario Puzo, El Padrino II, y en la estupenda versión cinematográfica de su libro.

Pero “en eso llegó Fidel” y todo aquello se vino abajo. Desde ese momento el gobierno de Estados Unidos no cesó de conspirar un minuto contra la Revolución Cubana. La isla “era de ellos” y no toleraron que se la hubieran arrebatado. La frustración y la agresividad fueron acumulándose a medida que la revolución avanzaba y se consolidaba, a escasas noventa millas de sus costas. Para colmo de males era (y es) un pésimo ejemplo porque demuestra que si un país subdesarrollado y escasamente dotado de recursos naturales se libera del yugo imperialista y sus lugartenientes locales puede ofrecer a su población derechos de exigibilidad universal (a la salud, la educación, la seguridad social) que en Estados Unidos son mercancías muy costosas y que no están alcance de todos. Año tras año las tasas de mortalidad infantil de Cuba, comparables sólo a las de los países de mayor desarrollo social en el mundo, son una bofetada a la arrogancia de Estados Unidos y una prueba irrefutable de la inequidad del capitalismo. La osadía cubana, para decirlo con pocas palabras, es inadmisible e intolerable y urge acabar con ella.

Donald Trump -un niño setentón, maleducado, caprichoso y violento- seguramente que “oyó voces” que le decían que esa era su misión en la historia. Fiel a esa alucinación ha lanzado un ataque sin precedentes en contra de Cuba en un vano intento de retornar la isla a su condición neocolonial. Sueña con una nueva “Enmienda Platt”, el  escandaloso agregado a la Constitución de Cuba impuesto luego de la ocupación norteamericana que legalizaba su absoluta sumisión a Washington, y pasar a la historia con una quimérica “Enmienda Trump” que consagre la definitiva anexión de la isla a la jurisdicción de Estados Unidos. El pobre no sabe con quién se ha metido. Rodeado de hampones y de menos que mediocres consejeros piensa que redoblando la agresión contra Cuba hará que su pueblo caiga de rodillas y le jure fidelidad a un personajillo como él. Gyorg Lúkacs decía que un conejo parado en la cima del Himalaya seguía siendo un conejo. Sentado en el trono imperial este animalito también seguiría siendo lo que es. Lo mismo pasa con Trump.

Furioso porque es consciente de que la declinación del poderío estadounidense es lenta pero irreversible y porque sabe que en menos de 10 años China superará económicamente a su país (como ya en parte lo ha hecho, con la ventaja que conquistó en la estratégica  tecnología 5G); impotente para poner en vereda al gigante asiático y a Rusia y para jugar un rol arbitral en Oriente Medio luego del fracaso de la aventura imperial en Siria; irritado por  la tímida pero creciente desobediencia y vacilaciones de sus aliados europeos que lo perciben como un déspota impredecible y veleidoso; fastidiado con sus lacayos latinoamericanos que no logran extirpar al “populismo” (Vargas Llosa dixit) de sus países o de presidentes ineptos para sostener el modelo neoliberal sin amenazantes turbulencias (Piñera en Chile, Moreno en Ecuador, o Macri en Argentina) y necesitado de los votos de la Florida para la próxima contienda presidencial se ha lanzado con enfermiza inquina en contra de Cuba.

Nada menos que 187 resoluciones aprobó su gobierno para hostilizar a la isla, decretando la aplicación del Capítulo III de la Ley Helms-Burton que ningún presidente de Estados Unidos había considerado conveniente implementar, hasta una serie interminable de sanciones económicas y restricciones destinadas a sumir a los cubanos en penurias y privaciones con la esperanza de que éstas desatarían un estallido social que pondría fin a la revolución. La lista sería interminable: limitación de los vuelos de aerolíneas estadounidenses exclusivamente a La Habana sin poder llegar a otras ciudades; sanciones para los buque-tanques que lleven petróleo a Cuba o para los mercantes que transporten mercancías desde o hacia la isla, luego de lo cual durante seis meses no podrán amarrar en ningún puerto de Estados Unidos; prohibición de hacer tierra en cualquier puerto cubano a los numerosos cruceros que surcan el Caribe; sanciones a los bancos que intermedien en el comercio exterior de la isla; limitación a las remesas que los cubanos residentes en EEUU puedan enviar a sus familiares; bloqueo selectivo a la importación de medicinas y alimentos; interdicción para alquilar a Cuba aviones que tengan más del 10 por ciento de tecnología o insumos originarios de Estados Unidos y presiones sobre las líneas aéreas para que reduzcan o eliminen de sus itinerarios cualquier ciudad cubana. Todo esto ante la complicidad de los gobiernos de los países europeos, de la Unión Europea, supuesta reserva moral de Occidente y heredera de la tradición kantiana de la paz y fraternidad universales que admiten, cual si fueran republiquetas de cartón pintado (en realidad lo son) la extraterritorialidad de las leyes estadounidenses y la agresión del “Gorbachov americano” -como un muy lúcido amigo cubano lo bautizara- contra todos quienes se opongan a su prepotencia, llámese Cuba, Venezuela o Nicaragua, en Nuestra América. Seguramente que por su ignorancia Trump desconoce la historia de David y Goliat. Los cubanos resistieron sesenta años de bloqueo del Goliat del norte, y resistirán sesenta años más. Aprenderá esta lección en carne propia cuando, en no mucho tiempo, emprenda su viaje sin retorno por el inodoro de la historia.

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • ramon dijo:

    187 medidas trumpianas contra Cuba. Pero.... 187 países en contra de sus medidas

  • osmany desde ijv dijo:

    Hay pueblos heroicos y valerosos que a través de la historia de la humanidad se han enfrentado a enemigos poderosos, ahora por ejemplo me viene a la memoria la nación soviética contra el fascismo, entre otros ejemplos que podría citar, pero un ejemplo referente e ilustrativo de tal hazaña es mi país con sus mas de 11000000 millones de valerosos guerreros , que además de aguantar por casi 60 años el disparatado abuso q representa tal bloqueo, hemos incluso salido de nuestras fronteras a derrochar en África como en muchas partes del mundo como lo hemos hecho hasta hoy, bienestar, salud, protección a los mas necesitados,amor.... Esa cuba Trump no la conoce, no tiene tiempo ni le interesa nuestra historia, como dice Atilio...su rumbo invariable. "El Basurero de la Historia"

  • Lissette Ftes dijo:

    Decir que los cubanos somos únicos puede sonar presuntuoso, engreido hasta vanidoso, sin embargo, no deja de ser cierto. Hemos pasado cada vicisitudes, hemos sufrido cada ataque de nuestro vecino y cercano enemigo, seguimos resistiendo sus embates y sus apretones de cuello porque el tipo no se cansa de jeringar y aquí estamos, Cuba no se ha detenido, seguimos riendo, bailando, disfrutando un trago de ron o degustando una cerveza fría en familia y con juego de dominó incluido. Otro país del mundo ya hubiera bajado la cabeza.
    No dejo de sentir orgullo de ser cubana. Estoy consciente de que mi Cuba no es perfecta, nosotros no lo somos pero no la cambio, soy cubana en Cuba y aquí moriré.
    Pueden nacer miles de Trump y su pandilla de estirados politiqueros lambiscones que tendrán que esperar al otro envío a ver si renacen como Tsunamis y probar si de esa manera, acaban con este pequeño pero co...... archipiélago donde hasta a las mujeres nos sobra ese atributo masculino y ya algunas pensamos a hecerles a ellos donación.

    • Regla dijo:

      De acuerdo con Ud e igualmente 100 % orgullosa de ser CUBANA...

    • KIKIRIKI dijo:

      muy bien Lissette, muy bien. no sé como se sentirán otras personas en el mundo, pero creo que ser cubano, de la isla como dicen por allá afuera, nos dota de un orgullo especial.
      y tienes razón en eso que dices de las cubanas. hace unos días pusieron el reportaje de la tortura y asesinato de Lidia Doce y Clodomira Acosta, el que no se emocione y sufra con esas historias no es cubano al 100% y a la vez, el que no sienta orgullo por historias como esas no es cubano al 100%.
      está claro que este HP de Trump y sus secuaces desconocen de esas historias y es por eso, entre otras cosas, que no entienden como resistimos tanto.

  • García Espinosa dijo:

    ¿Que mérito tiene este personaje para ser presidente de los EE.UU? Una ignorancia supina, prepotencia veleidosa, trayectoria de tramposo y putañero son algunas de sus más más evidentes cualidades. ¿Es democrático que sea elegido presidente con unos tres millones de votos menos que el otro candidato (Hillary)?¿Piensa que los cubanos que viven en la Florida lo votaran cuando ha hecho tanto daño a las relaciones con sus familiares; recorte de remesas, eliminación de visas y sus facilidades, cancelación de vuelos a provincias, suspencios de visitas de ferrys, etc.?

  • LGC dijo:

    Muy bien escrito sin muchas metásforas ese artículo, claro, preciso y directo para ese rubio de piel colorada, corbata roja cara estresada mas conocido por Trump....
    No será el último en intentarlo, no es ni será el único americano en ponerse a pensar sentado en el inodoro de que él podrá cambiar el destino de Cuba y su casi 11 millones de habitantes...
    Ha demostrado ser un tremendo payaso, incapaz y muy burro en sus ideas y aun por encima, se rodea de asesores y de politicos cuya capacidad en estrategias de polotica exterior son escazas o casi nulas, la ambicion del dinero y de los puestos de trabajar en el gobierno los ciega de tal modo que desconocen totalmente la genisis y resistencia de batalla por la vida y la sociedad de un pueblo cuyo nombre es CUBA...
    Trump continuará haciendo su ridículo paquete de sanciones pero de nada le resultará útil, solo conseguirá más repudio contra él y menos seriedad y confianza en su gestion como presidente...
    La historia lo aplastará como una cucaracha inmunda...

  • Emilio Fonseca Amador dijo:

    Atilio, es que ese paquidermo imperial, obeso, sedentario y sub-mental, no es capaz de ver más allá de su respingada nariz, ese gestico que tiene tan a lo Mussolini le viene como anillo al dedo. Que personaje, pero nada, ya está a punto de pasar al basurero de la historia, como le gustaba decir a Fidel, uno más en nuestra cuenta patriótica de resistencia y valor, que casualidad el más rico e inepto de todos los presidentes estadounidenses. Que mal anda el imperio que pare criaturas como esa. Cuando uno lo compara con nuestro presidente Díaz Canel sale muy mal parado, parece un pigmeo en todos los sentidos. Parece que sí, Johan Galtung, tiene razón, el imperio se está cayendo y Trump está a punto de hundirlo definitivamente. Sería interesante que un día usted dedicara un artículo a la teoría de Galtung sobre la decadencia del imperio estadounidense. Atilio, su artículo es excelente, como todo lo que usted escribe, gracias por su solidaridad con nosotros.

  • Rgt dijo:

    Que se joda el Trump ese, maldito esta acabando el mundo y su país también

  • ernesto dijo:

    El trumpeta no ha logrado nada de lo que se ha propuesto y eso que en su egolatría se considera un ser superior cuando en realidad solo es un mafioso y un estafador. Con Cuba no va a ser la excepción, va a lograr lo mismo que sus 11 antecesores, absolutamente nada.

  • Armando Lopez dijo:

    Ha sido y sigue siendo un anhelo controlar la llave del caribe.Corrupción,mafias
    "democracia representativa". La Revolución Cubana sigue y seguira firme.

  • Archi dijo:

    La ferocidad del imperio aumenta a medida que disminuye su poder. Eso lo esperábamos los cubanos, lo que no podíamos ni siquiera imaginar era la complicidad tácita de la "civilizada" Europa.con el peor equipo que ha tomado el poder en USA en los últimos 50 años. La hipocresía de los políticos europeos actuales es casi proberbial. Es cierto que votan en bloque contra el bloqueo, pero se callan cuando las restricciones imperiales rebotan allá.

  • Roberto Céspedes Pérez dijo:

    Hago una anécdota de algo que me sucedió el sábado 09.11.2019: Ese día de la semana se celebra La Noche de Cubanía, en Bayamo capital provincial de Granma, lugar donde resido, y en los alrededores de la plaza las empresas montan en carpas sus producciones, principalmente alimentos, para venderlos a precios modicos al pueblo, y al ver la conclomeración de personas comprando y las variedades de ofertas, una mujer, de la cual desconozco identidad, sólo que es tan cubana como la palma real, me mira y me dice:
    "Oiga, mira que el presidente de EE.UU, el Trump ese, se pasa la vida inventando sansiones contra nuestro país, para que no halla nada que vender al pueblo y pasemos hambre, sin embargo mira aquí como hay cosas para que la gente tenga comida en sus casas, para luego recalcar, parece que todo lo malo que el presidente de EE.UU quiere hacernos es por gusto". Yo sólo atine a decirle: "tiene usted toda la razón, compañera", ella me hizo un guiño de ojo y continuó su camino.
    Estamos seguros de que los gobiertnos de turno en EE.UU no se cansarán de tratar acabar con nuestra Revolución, pero también recontraseguros de que no podrán amedrentarnos a pesar de todo, pues que cubano patriota no pensará igual que mi casual interlocutora.
    VIVA CUBA LIBRE. PATRIA O MUERTE. SOMOS CONTINUIDAD.

  • angela dijo:

    muy atinado su comentario sigo con vehemencia sus analisis en telesur solo le digo que orgullosamente cubana y defensora hasta la muerte de las hermosas conquistas de nuestra revolucion

  • Cruz dijo:

    Tengo 70 años, es decir recuerdo del gobierno anterior la miseria con que marcó mi niñez, el resto del tiempo que he vivido, ha sido bloqueado, pero eso no me ha impedido, hacerme médico, colaborar en Etiopía, Guinea Ecuatorial y Venezuela, donde hice amigos y he salvado vidas. Tranquilo Trump, que si tenemos que soportar otros 60 años por ser dignos, libres y soberano, lo haremos.

  • AnaMarie dijo:

    Donald Trump -un niño setentón, maleducado, caprichoso y violento. La palabra "niño" es muy bella y encierra tanta ternura, que este MALVADO DIABLO, no se la merece. Ha venido a este Mundo, a traer desgracias. Es el peor Presidente de los EEUU y del Mundo entero. No respeta, es ingreido e insolente, disfruta el mal, que le hace al mundo. pasará a la historia como un SER DETESTABLE.

  • Reyes dijo:

    Todos sabemos que es el ser más despreciable, su ideología es fascista. Hay que pararlo ya.

  • Maritza dijo:

    Y seguiremos resistiendo, claro que sí. Trump es un troglodita, ignorante, prepotente y muchas cosas mas, pero nosotros somos los hijos de Martí y Fidel y nunca nos pondremos de rodillas

  • Catalina dijo:

    De acuerdo con Atilio al caracterizar a ese hampón al frente del gobierno de EUA. Prepotente,chantajista,racista, cañonero, mentiroso irrespetuoso,inculto y millonario que compra a cuanto se le pone delante.
    Pasará a la Historia como el peor presidente de ese país.

  • Franklin Pimentel Torres dijo:

    ¡Oportuno análisis y proféticas predicciones!

  • eno, dijo dijo:

    Esa lechuza vieja de trump, hay que buscarle un a jaula, una buena jaula y encerrarlo, esta loco, loco, loco las lechuzas se alimentan de lagartijas y otros inseptos no de caiman, a Cuba ni que se lo piense jamás, la palabra jamás es muy, pero que muy pequeña...asi que olvide locura. Gracias

  • Elizabeth González Parladé dijo:

    Es un mal nacido. Con mucha ceguera política debido a su arrogancia, que no quiere dar su brazo a torcer ante cualquier cosa que se oponga a su deseo o que no lo apoye. Como es el caso de nosotros que no queremos seguir su política neoliberal , y que queremos seguir adelante construyendo nuestro sistema social a nuestro modo cubano, y no como él quiera, y nos pone muchas zancadillas para que no lo logremos!Abajo Trump!

  • Alina dijo:

    Que se crea trompa, perdón Trump, que va a doblegar al pueblo cubano, si algo tiene el cubano que no admite irrespetos a la patria, y que recuerde trompa que los cubanos tenemos claro que aqui no se rinde nadie, que esta patria la defenderems al precio necesario. Muy buen,que digo buen, buenìsimo articulo.

  • Blas Ruban Cutiño dijo:

    Trump te escribe un cubano de 73 años, de padres humildes y negros ya fallecidos. Antes del 59 sin futuro. Despuès del 59 con la Revoluciòn fuì alfabetizador, maestro de superaciòn cultural y politìca en las FAR, maestro de montaña para la enseñanza de los niños serranos, delegado de circunscripciòn en mi barrio electo democraticamente en 5 mandatos, activo en la defensa de mi pais y en los C.D.R. Disgustado a veces con algunas incomprensiones que suelen producirse o algunas medidas que se toman pero que se dirimen dentro de la Revoluciòn. Trump nosotros somos felices con la revoluciòn, vamos a defenderla hasta la muerte porque tenemos memoria historica, porque somos agradecidos,porque te podemos dar una conferencia de lo què fuè la barbarie de la dictadura batistiana, de los horrores y muertes que han causado ustedes en mi paìs desde el mismo triunfo de la revoluciòn, de la resistencia heroica de cada cubano ante cada medida para asfixiarnos. Trump como yo millones de cubanos de a pie, somos fieles al concepto de revoluciòn de nuestro invicto Comandante en Jefe. Aprende tù y los que vengan detras de tì que aquì si no existe ni existira futuro llamese capitalismo, imperialismo o naxismo. Aquì si que no hay mangos bajitos te lo digo yo que soy de aquì.

  • Eriannis dijo:

    Hay que tomar nuevas estrategias para con Donal trum ,nosotros los cubanos somo mas inteligentes gracias a nuestro lider Fidel Castro ,con la herencia de sus ideas y no nos bamos a rendir jamas aunque ponga 20. Mil bloqueo hacia nosotros,seguiremos adelante.Por la Paz de todos los pueblos.

  • Eriannis dijo:

    A Trump lo que le hace falta que lo sacudan bien ,esta creido el pollito amarillo.El no ve bien que a Cuba se respeta.

  • aperez dijo:

    Trump es el terrorista mas grande de este siglo que la humanidad a visto nacer para mi es peor que Osama Bin Laden, él y Hitler se dan la mano y duermen en la misma cama

  • WENDY dijo:

    contra mi pais NO NOS ENTENDEMOS!!!

  • Oria dijo:

    Trump no intimida a este pueblo digno con sus patrañas, seguimos buscando alternativas en defensa de la Revolución

  • María dijo:

    Hace poco comenté con un ciudadano americano que nos visitó que mientras más medidas contra Cuba, más patriotismo cubano. Le dije: - si ves a Trump le dices que con amenzas no nos entendemos. A mi familia Fidel les dio dignidad, nos permiitó realizar estudios universitarios, nos hizo iguales y hasta mejores que los tres ricachones de mi cuadro, que cuando vieron que nosotros eramos más cultos que ellos no aguantararon y se fueron a los EE. UU. Ya pasará Trump y todo será tiempo narrado. Ahora resistencia que todo tiene su tiempo bajo el Sol

  • Estudiante dijo:

    Brillante!

Se han publicado 31 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también