Imprimir
Inicio » Opinión, Salud  »

Cuba, lo que cuesta una vida

| 42

La pena y la desolación que provocan un incidente como este requieren, adicionalmente, análisis y derivaciones más profundos. Foto: Radio Nuevitas

Muere una niña en Cuba a consecuencia de imperdonables negligencias profesionales y una nube de tiñosas intentan posarse sobre el despojo tristísimo, doloroso, punzante, del hecho e inventar el expediente de un país y un sistema de salud criminal y deshumanizado.

Los rapiñeros, a los que resulta muy difícil encontrar, con frecuencia, historias tan lacerantes, no quieren perder oportunidad para sacar vísceras políticas a un no menos reprochable error técnico y humano que, de momento —si conocemos bien la fibra del cubano—, ya debe tener sus devastadoras condenas sicológicas sobre los culpables del acontecimiento, aunque estén por determinarse las legales.

Lo anterior es lo primero que se piensa mientras se leen los resultados del informe que acaba de ofrecer el Ministerio de Salud Pública sobre las causas de la muerte de la pequeña Paloma, pero la pena y la desolación que provocan un incidente como este requieren, adicionalmente, análisis y derivaciones más profundos.

Claro que sería muy difícil que aquellos que no han tenido reparos en utilizar la vida perdida de una niña para endemoniar las bendiciones del amplio y sensible sistema sanitario cubano puedan lograr sus propósitos, pero vale la pena subrayar la enorme e indiscutible vocación salvadora del mismo, de entre las poses de farsantes de ocasión y manipuladores estridentes. Y, para ello, no alcanza con exponer que desde 1986, hasta el 31 de diciembre de 2018, se han aplicado en Cuba 9 millones 2 mil dosis de la vacuna PRS, sin la ocurrencia de eventos graves. La historia y los hitos sobre los que se erigió, de forma gratuita, uno de los más hermosos y universales beneficios sociales de la Revolución, protegido, incluso, en nuestros preceptos legales y constitucionales, supera, por mucho, la contundencia fría de ese dato técnico.

En un artículo sobre la relación entre la Revolución y la salud de los niños en Cuba, aparecido hace unos años en Scielo, la revista cubana de Salud Pública, se destacan los jalones determinantes de ese sistema de amparos, al que es difícil encontrarle paralelos en el mundo, y que en no pocos de sus índices compite con los de países de alto desarrollo y libres de todo tipo de agresiones y cercos, como los padecidos por el nuestro.

El listado incluye el surgimiento del servicio médico social, la construcción de hospitales rurales y hogares maternos, los que favorecieron la atención prenatal, al parto, al neonato y al niño, el incremento en la formación del personal médico y paramédico (especialización en pediatría, neonatología, ginecoobstetricia, cirugía pediatría y medicina general integral), el control de la enfermedad diarreica aguda, el parasitismo intestinal y la desnutrición, la instauración de consultas de pediatría-puericultura, la promoción de la lactancia materna y el programa masivo de inmunizaciones con vacunas contra más 13 enfermedades, así como la constitución de los grupos nacionales y provinciales de pediatría y ginecoobstetricia.

En la base de ese amplio sistema de servicios se encuentran, además, la constitución de programas como el de atención integral al niño, de reducción de la mortalidad infantil, de atención materno infantil, del médico y enfermera de la familia, para la reducción del bajo peso al nacer, el de prevención a los accidentes que involucren a los niños, el de detección precoz de anomalías congénitas, fenilcetonuria, anemia drepanocítica, síndrome de Down, hipotiroidismo congénito y errores congénitos del metabolismo.

También la creación de la Dirección Nacional de Atención Materno Infantil, la aparición de las salas de terapia intensiva pediátricas y neonatales, la constitución del cardiocentro pediátrico, de los servicios pediátricos de trasplantología y los estudios de discapacidades físico-motoras, sensoriales, orgánicas y de retraso mental.

Así que no se trata solo, como se hace tan visible cada año —y que por algunos enfoques parecerían meras esquirlas de propaganda—, de un programa que salva miles de vidas al nacer, sino de una política integral, de intensos basamentos humanos, que busca proporcionar mucho más que existencia y salud.

Dichas consagraciones, sin embargo, más que liberarnos, obligan a mayor precisión en el enfrentamiento a los desajustes, sobre todo cuando, como ocurre hoy, ese sistema debe sortear no pocas carencias y tropiezos objetivos que pueden ensombrecer sus resultados y no faltan quienes apuestan al descrédito malsano y oportunista de todo lo que huela a servicio público, y con ello alimentar las ansias de privatización en cualquier ámbito.

Mas, sería demasiado calculador sobredimensionar las consecuencias políticas por encima de las humanas, como buscan tergiversar los enemigos. Lo esencialmente humanista es evitar en Cuba que casos como el de Paloma, o el ocurrido en fecha pasada en el Hospital Siquiátrico de La Habana, aunque aislados, vuelvan a estremecer a un país que redescubrió hace mucho el valor inconmensurable de una vida.

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Francisco Rodrígez Arencibia dijo:

    Los enemigos de la Revolución, siempre tratando de desprestigiarnos, pero siempre chocan contra un muro de dignidad, algo que ellos y sus seguidores no conocen.

    • Rodney dijo:

      Creo que el MINSAP logró dilucidar apropiadamente las causas de este lamentable incidente. Único prácticamente en más de 30 años de aplicación masiva de la vacuna. Sirva de alerta para que cada cual haga su trabajo correctamente, mas cuando la vida de un pequeño esta en juego. Ese es el apoyo que necesita la revolución, que los "enemigos de la revolución" choquen contra un muro de eficiencia.

  • Os dijo:

    La atención y vacunación de todos los niños cubanos llega desde el más humilde bohío en las lomas de oriente hasta el barrio más pobre de la Habana... ha tenido décadas sin mancha y ahora este triste suceso pretende ser utilizado para su menoscabo... décadas de millones de nosotros vacunados hablan del esfuerzo dedicación e interés prioritario del cuidado de la salud los niños... todos sabemos que sobre todo de los niños que en Cuba son intocables y nacen para ser felices como siempre hemos dicho. Sin embargo hay que poner este momento triste en su punto real. Hemos visto decaer la profesionalidad en muchos lugares y tristemente también en el personal de salud... maltratos innecesarios... violaciones de procedimientos... falta de amor al prójimo. Mucha falta de amor. Voy a culpar al sistema de salud cubano? NO. Culpo a las personas. Ni los salarios bajos, ni la falta de estimulación ni las dificultades que existen pueden justificar la deshumanización de nuestro personal de salud. Cuando se es médico, enfermero o personal técnico se tiene que tener un alto sentimiento de humanidad que no puede ser comprado. Las carencias o las dificultades no justifican la negligencia el abandono o la dejadez...

    • Lachy dijo:

      De acuerdo con su comentario, si en algún país del mundo lo más importante es un niño es aquí en Cuba. Nuestro gobierno invierte lo que tiene y lo que no tiene para garantizar la salud de todas las personas, pero mucho más sagrados son los niños, no hay nada más importante que un niño y lo hace de forma gratuita, no sólo la vacunación, sino cualquier tipo de tratamiento, incluyendo los quirúrgicos, que en otro país cuesta, como decimos los cubanos "un ojo de la cara" y si no tienes, pues no te operas. Desgraciadamente en el mundo hay todo tipo de personas, si no, no sería mundo, y de ellos los agradecidos ven la luz del sol, los desagradecidos sólo ven las manchas. LLevamos muchos años con este sistema de vacunación y hasta ahora no se había dado un caso así, que está siendo analizado profundamente por el MINSAP y seguro que se tomarán todas las medidas para que no vuelva a ocurrir. Es muy lamentable la pérdida de un niño, es doloroso para los familiares y para todo el pueblo cubano.

  • Lili dijo:

    Cuánto cuesta la higiene y el buen trato? Casi nada y está ausente en todo el sistema de salud en mayor o menor medida. Es una lástima. Esto pasa ante los ojos de todos los directivos y no se resuelve más bien se acrecenta.

    • Anabell dijo:

      Lili, lo que hay que hacer es denunciar estos hechos y no por anónimos, sino de frente, si en un centro de salud o de otro sector, vemos que hay maltrato, malas condiciones higiénicas, falta de respeto a los derechos de la población, lo que hay que hacer es combatir esto, ver a los directivos del centro y si ellos no nos dan una respuesta y dan la solución a estos problemas, pues seguimos escalando y llegar al máximo de la autoridad que pueda resolver esto, porque es posible que no se controlen estos hechos como debe ser.Nuestro gobierno está luchando por garantizar una mejor calidad en los servicios, pero los que estamos en la base no cumplimos con las orientaciones que se nos dan. Por eso hay que combatir lo mal hecho.

    • Rita dijo:

      En Cuba realmente no han pasado casos como este, pero somos un pueblo consciente, que de una forma u otra encuentra la solución y la verdadera respuesta a cada situación, mi pésame, con la conciencia de que el culpable de su negligencia pagará, trabajamos para salvar vidas, el que no pretenda actuar bajo este sistema ...ya sabe lo que le toca.

  • Nel23 dijo:

    Muy de acuerdo con el sistema de salud de Cuba el cual tiene un caracter sumamente humanista, sin embargo, considero q en los ultimos años se ve un desgaste del personal de salud, por las condiciones de vida y de trabajo de los medicos, enfermeros y personal en general. La explicacion no la tengo pero como cubano me he dado cuenta q la salud en Cuba hoy no es la misma que hace unos años. Lamentable lo sucedido con la niña paloma. Un llamado a trabajadores de este sector. Cuiden con el corazon a cada paciente como si fuera familiar suyo para q nunca mas se repita un hecho tan triste como este. Sentido pésame a la familia la cual como cualquier padre no se conforma con esta perdida.

    • ATILA dijo:

      ¿Y usted duda que los trabajadores de la salud también sufran las consecuencias de un bloqueo genocida de 60 años? ¿Usted no sabe que esos trabajadores sufren las mismas penurias que sufrimos todos los cubanos por esa causa? ¿Usted no sabe que esos trabajadores tienen que sobreponerse todos los días a las limitaciones que por causa del bloqueo afectan la calidad de sus servicios? Busque ahí la respuesta a su "preocupación" y de gracias a que ellos son personas con grandes valores éticos y compromiso con la revolución. porque gracias a eso todos los días se esmeran en cuidar la salud y la vida de todos nosotros.

  • robert dijo:

    Mi madre siempre me dice: "No juzgueis, y no sereís juzgados".

  • eva dijo:

    En 1965 desde La Habana fui a recoger café en La Felicidad de Yateras, Guantánamo. Entre esdasas casas de madera y guano, muchas de ellas de haitianos y una barraca donde acampabamos los nios voluntarios ya había en aquella recondita región un hospital y una escuela construída por la Revolución. Ese es el comienzo de ese gran Sistema de salud que ahora tenemos, se extendió a los lugares mas apartados la atención médica para todo el pueblo.
    Es vergonzoso mezclar la política sucia con tan lamentable hecho. Estamos seguros que se tomarán todas las medidas para que no vuelva a ocurrir. Soy testigo de cuanto se hace por la atención a embarazadas, la atención en los hospitales maternos, la atención pediatrica, a pesar de las limitaciones se mantienen en Cuba indicadores por encima de paises desarrollados.

  • Leandro dijo:

    Comparto el criterio del destacado periodista Ronquillo sobre este lamentable suceso. Hay "rapiñeros" que se manifiestan abiertamente y otros que lo hacen de manera solapada intentando sembrar la duda sobre el sistema de salud y la justeza de las medidas adoptadas. Hay quienes se aprovechan del dolor ajeno para sembrar el odio; hay quienes llevan dentro el espíritu melévolo de los voluntarios tan bien reflejado en la película Inocencia. Sería bueno saber si esos que hoy se aprovechan del dolor ajeno para en definitiva vomitar su odio contra la Revolución, comparten el dolor de los familiares y piden que se aplique con toda severidad la ley a los culpables de los 101 niños fallecidos por la introducción en Cuba del Dengue Hemorrágico.

  • Francisco Jiménez dijo:

    Es doloroso para nuestro país este suceso más cuando nuestro sistema de salud es ejemplo para el mundo pero al parecer los padres de la niña fallecida sacaron provecho de la situación para emigrar

    • Adriano dijo:

      Estoy en total desacuerdo con lo planteado por usted porque para empezar, los más dolidos con este triste hecho son los padres de esa niña que llevaron sana a vacunar, estoy segurísimo que bajo ninguna circunstancia esos padres desearon un hecho de este tipo para sacarle provecho. Dejen a un lado un poco la política y respeten el dolor ajeno.

    • Reveca dijo:

      A ellos Cuba no les importaba para nada, tranquilo, que en ningún país del mundo existe lan soberanía y el buen trato que existe aquí.

  • Margarita dijo:

    Extraordinario artículo y muy profesional el recuento de como fueron apareciendo los servicios
    de la salud pública en Cuba.

    Muy doloroso escoger la tragedia que sucedió con esta amada niña, que todos los cubanos lamentamos, para denigrar a un sistema de salud que ha protegido a todos, y con gran esmero a los niños y sus madres.

    Son buitres.sin corazón.

  • Polavana Loma Glande dijo:

    Los padres quieren asilo político de Estados Unidos, eso está claro.

  • Jk dijo:

    Amigo. Muy d acuerdo con su çomentario, pero hay algo muy importante. La responsabilidad penal N tiene nada q ver con lo q usted dice, homicidio y lesiones es algo irreprochable para cuálquier ciudadano en nuestro país. A quien usted justificá???., Tenga en cuenta q el hecho es muy grave. Y mucho más, debe ser condenado severamente esa negligencia,

  • Tajante dijo:

    CIERTO que hay deficiencias en nuestro sistema de Salud y eso está latente algo que hay que enfrentar en materia de higiene y atención al enfermo pero lo que nadie puede cuestionar en Cuba es que un niño vale y vale mucho más que cientos de miles de niños en el mundo y no porque sea Cubano sino porque lo hacemos valer porque ese valor nos los enseñó nuestro sistema revolucionario

  • Iván dijo:

    Como se dice en el artículo son cifras frías y técnicas...La realidad es difícil enfrentarla por los hechos,dígase lo q se diga...Desde el 86 no han habido situaciones adversas con la vacuna...
    Si esta enfermera,fuera de experiencia suprema,supongamos q desde el 86 mismo,sería éste su primer error...Espero q se tenga en cuenta esta cifra fría q aquí expongo suponiendo q fuese el caso.
    Gracias

    • Laura dijo:

      Iván pertenezco a ese policlinico, es decir es el que me toca y tengo entendido que hasta ahora fue tremenda enfermera y con vasta experiencia,pero de que tuvo un gran error que le costó la vida a una bebé saludable es una verdad como un templo y tiene que pagar por su error.

  • Ivan42 dijo:

    Me detuve a leer su redaccion xq me parecio de lo mas elegante linguisticamente su forma de abordar el tema del oportunismo amarillista y el delicadisimo caso de una vida perdida.Mientras leia me dije:voy a escribir un comentario felicitandolo, luego vi que es usted un periodista consagrado y vi mas justificado mi asombro haha.Saludos cordiales de un "joven random".

  • Orlando OH dijo:

    Es un crimen de lesa humanidad utilizar un caso como este para querer empañar un sistema de salud que para millones en el mundo e una utopía, El sol calienta con la isma intensidad que nos alumbra, los agradecidos hablamos de su luz, en cambio los desagradecidos hablan de sus manchas. En más de 60 años hemos visto de todo y nos han atacado con todo, más siempre la razón y la verdad se imponen, el mundo conoce de la obra de la revolución en materia de salud, como decía mi abuelita: El árbol que más frutos da, es el que más piedra recibe.

  • Raimon L dijo:

    Estoy d' acuerdo con Francisco Jiménez, eso está muy mal hecho , las muertes no se aprovechan para emigrar ...¿a dónde vamos a parar ? ... Al memos debieron haber emigrado y tambier haber tenido un poco d sentimientos con su hija . X Dios .

  • Paquita dijo:

    Excelente comentario...

  • Jc dijo:

    Duele ver lo que está sucediendo, y que mal sanos se aprovechen de este acontecimiento para ganar fama periodística, atacar una obra que no por gloriosa tiene imperfecciones y aprovechar el dolor del luto para mentir y socavar los esfuerzos de nuestro país para sostener un sistema de salud único, comparable con avances del primer mundo.
    Yo no soy un experimentado pero veo que a gesta nueva generación la deslumbra las luces del sueño americano, tanto así que que su propia pérdida sirve de trampolín para una visa americana...
    Perdón por generalizar (algunos)...
    Cuba seguirá adelante, pero nos hace falta más compromiso y dedicación a todos...
    Le sugiero que aunque no sea en mesa redonda la televisión debería hacer un programa televisivo de esté hecho pero desde el enfoque popular de lo que la gente siente y expresa, y demostrar que si hubo negligencia está no tuvo carácter culposo... O lo contrario....
    Y no sé si nos toca o no, pero desenmascarar a los oportunistas... Que aunque víctimas directas, se han servido de su dolor para hacer campaña de alimento a las tiñosas de la contrarevolucion, mismos que son responsables del bloqueo y que tengamos que comprar en la india lo que podíamos comprar en compañías más cercanas...
    Igual como dice otro usuario ya tenemos un culpable de negligencia, pero conociendo la dignidad del trabajador de la salud, no dudo que el juicio psicológico al que hoy se enfrenta, sea capaz de provocar mayor castigo que el que pueda derivarse de su culpa penal.... Y también ya dije que Vi muy mínimas las medidas administrativas al resto del personal que directa o indirectamente actúa en este centro de salud...
    No me gustaría saber qué unos meses o años este personal se encuentre cumpliendo con una misión internacionalista o una colaboración... Pues no son dignos representantes de nuestro sistema de salud

  • Eduardo Ortega dijo:

    Muchos de los que hoy utilizan la desgracia de una familia cubana para acusar al Gobierno cubano, lo hacen de una manera irresponsable, cuando menos. La mayoría de los que critican, recibieron los cuidados del Sistema de Salud de Cuba y lograron su mayoría de edad con una salud envidiable para otros países de la región; sin embargo, olvidando esa realidad y hoy son críticos ácidos y acérrimos contra la Revolución cubana. Da pena leer los comentarios de algunos nacidos en Cuba. Se siente, en su forma de decir, que en el fondo se alegran de tener algo con qué acusar a Cuba. Dan lástima.
    Los cubanos que analizan las cosas en nuestro país de una manera objetiva, saben que en Cuba nada hay más importante que un niño.
    La acción irresponsable existió; sí, y es condenable. Esa enfermera que cometió el error hoy seguramente tiene el peor de los castigos; saber que por su culpa dejó de existir una niña cubana. Eso la acompañará de por vida, aparte de responder por su irresponsabilidad ante la justicia.
    Muchos, acostumbrados a vivir en un país donde la Salud es un derecho, no saben o no quieren reconocer que antes de la Revolución miles y miles de niños cubanos morían por enfermedades prevenibles. Que muchas personas no llegaban siquiera a las cercanías de un hospital y eran enterrados en los caminos que conducían al poblado más cercano.
    La mortalidad infantil en Cuba antes de 1959 era de 70 por cada mil nacidos vivos.
    Hoy es de algo más de 4 por cada mil nacidos vivos. Cuantos miles y miles de niños se salvaron de morir en el primer año de vida en Cuba, gracias a las mejoras introducidas en el Sistema de Salud por la Revolución.
    La Revolución cambió aquella dura realidad y Cuba exhibe hoy un sistema de salud, que teniendo que mejorar muchísimo todavía, es una realidad que no se puede ocultar como quieren los que se alegran de la pérdida irreparable de esa niñita.
    SALUDOS!

  • Catalina dijo:

    Da pena que algunos oportunistas vean sólo las manchas del Sol.Es evidente la voluntad de nuestro gobierno para brindar servicios de salud de calidad y PARA TODOS gratuitamente, pero desgraciadamente sujeto también al factor humano y carencias que todos sabemos porque existen.
    Pero pretender darle visos políticos es el colmo de lo que se puede digerir.
    Lamentable y ya me he solidarizado con el dolor de los padres que por cierto no entiendo la posición de éstos.
    Sería bueno para el escritor del artículo indagara y algunos foristas cómo en países del 1er mundo ocurren también con alguna frecuencia tragedias como ésta contando con con las mejores condiciones de todo tipo.Condenamos la negligencia, el mal servicio, pero me siento orgullosa con todos los tropiezos y carencias de la labor de la medicina en Cuba y de sus héroes anónimos que día a día curan y salvan vidas.

  • Vladislava dijo:

    Y al final la culpa paga "el toti" . El estafillococo se encuentrs en las superficies. Si no hay limpieza de calidad, desinffeccion con los productos que se requiere ,correcta rotacion de los desinfectantes no se puede poner a la enfermera como la culpable.

  • Joaquinito dijo:

    Si pero y qué dice usted de los padres de Paloma.....o es que lo va a ignorar....

    • Eduardo González S. dijo:

      Juaquinito, comente usted cómo se ven nuestros pacientes oncopediatricos con sus cabecitas como bolas de billar porque los gringos se niegan a vendernos lo que tienen de última generación y que evita eso. Comience por comportarse como hombre decente.

    • defensa dijo:

      juaquincito,la negligencia de una persona no puede empañar el sacrificio y el actual de nuestros personal de la salud,me duele lo de paloma al igual que millones de cubanos,lo que no se justifica es que los padres utilizen la muerte de su hija para lucrar,pena por ese angelito

  • jimaguayu dijo:

    Es una pena muy dolorosa para el pueblo,esto nunca pasa por eso a causado tanto dolor,la indiciplina esta en todas parte,la negligencia,la inresponsabilidad,cuando se pierde la profecionalidad ,se trabaja mal y empiesa a salir malos resultados.Ya el daño es irreparable,el personal de salud en Cuba tiene mucha verguenza y continuara trabajando para todo el pueblocon el profecionalismo que lo caracteriza.

  • Roberto Javier dijo:

    Estoy muy de acuerdo con que no se puede culpar a un sistema de salud y mucho menos a un gobierno por la negligencia de una persona. No sé si será el caso pero en muchas ocasiones las malas prácticas se nos han vuelto costumbre hasta que sucede algo tan lamentable como esto, si este fuera el caso entonces no lograremos mucho sancionando a una o varias personas. En otros sectores se han detectado dificultades y cuando vamos más adentro la deficiencia era práctica habitual solo que con mejor suerte. Sí tengo que criticar algo, y es la poca cobertura que desde mi punto de vista se le ha dado al resultado de las investigaciones. Alguien me comentó que lo habían puesto en el noticiero del medio día y luego, al menos yo, no le he visto más por la televisión. Si nos damos brillo en el ombligo con las bondades de nuestro sistema de salud, que son reales, no quepa duda, pues cuando ese sistema sea vulnerado por una mal accionar tenemos que asumirlo y publicarlo de igual modo. No todo el mundo tiene internet para revisar la prensa. En fin repudio a los que se agarran hasta de un clavo caliente para desprestigiarnos y transmito mis más profundas condolencias a los padres, familiares y amigos de la víctima; para ellos todo esto sobra, la pérdida es irreparable.

  • Elva dijo:

    Me dan lástima esos que hacen menos a otros para sentirse más.

  • Alejandro dijo:

    Fuerza a los padres de Paloma, que se haga justicia a los irresponsables, a las auras que sigan carroñando eso es lo que le toca.

  • Lina maria ruiz dijo:

    Joaquinito, los padre no habian enterrado a su niñita y ya estaban publicando en las redes lo sucedido con tremendo componente politico,no entiendo en medio de ese terrible dolor como se puede estar pensando en "una vida mejor".
    Que sepan los padres de Paloma que en EEUU, las madres no quieren vacunar a sus hijos, por que serà?.

    • Mimisma dijo:

      Asi mismo Lina Maria Ruiz, lo digo y se me parte el alma, yo no dejó a mi hija, aún ni así sola, por nada del mundo, no puedo decir se fué y yo irme tambien, no podría irme, y de verás mi opinión respecto a la enfermera, como dicen ha tenido una labor sin mancha, y siento muchísima pena por ella, las he visto luchar vida por vida contra la muerte, salvan al paciente como de lugar, pero mire usted este grave error, ahí estoy de acuerdo con Os, pongámonos en el mismo lugar del que atendamos y demósle el trato que merece, y no tendremos que lamentar hechos como este.

  • Maritza dijo:

    Solo desprecio por la bajeza de esos tipejos que intentan desacreditarnos por un hecho aislado y repudiable pero que no es característico de nuestro sistema de salud, si les preocupa la salud tienen en muchos países, empezando por EE.UU. ejemplos para sacar a la luz

  • Adrian dijo:

    Es lamentable lo sucedido y mas cuando no estamos acostumbrado a csas como estas, pues se trata de la vida de un ser y que esta se haya ido por inegligengia mas lo sentimos, pero esto no puede soscabar el prestigio de la medicina en Cuba.
    Tengo un hijo que en la actualidad tiene 25 años de edad, mi esposa( su madre) estuvo seis años asistiendo a la consulta de infertilidad y finalmente se hizo el milagro, luego pasamos por situaciones muy dificiles con riesgo para su vida. Fue ingresada desde los tres meses de embarazo, alli enfrentamos la constantes amenaza de aborto, la hipertension, la diabetes, hipotiroidimos, fibromas, transfuciones de sangreen mas de cuarto ocasiones siempre tuvo una atencion esmerada, buena alimentacion y todo esto en pleno periodo especial y solo salio de alta cuando pario un bebe de mas de 4 Kg y con una salud de hierro a tal punto que no padece de nada, cuan grande es el sitema de salud cubana. Yo le digo a mi hijo que el mejor argumento que tenemos nosotros como familia para defender a la revolucion cubana es su propia vida y la de su madre.

  • Ivox dijo:

    Pienso en buena lid, que Cuba debería informar y formar a su pueblo de los costos reales de cada tratamiento en el exterior. Creo que muchas bocas quedarían cerradas ante los altos costos de los tratos y tratamientos. Así mas allá de bloqueos externos e internos y los absurdos internos se llegaría a una idea concreta de lo que hace Cuba en materia de salud y se evitaría la especulación que va desde las personas sin escrúpulos hasta los mas ingenuos.

Se han publicado 42 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ricardo Ronquillo

Ricardo Ronquillo

Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba. Premio Juan Gualberto Gómez. Fue subdirector editoral y columnista de Juventud Rebelde.

Vea también