Imprimir
Inicio » Opinión, Militar e Inteligencia  »

Mambrú se va a la ciberguerra

| 17

Ilustración: Aldo Cruces/ Dominio Cuba

La amenaza ha pasado por debajo de los radares y, con los ecos del último tweet de Mambrú o de alguna modelo encuerada en Instagram, no ha habido tiempo para que las sirenas atraigan demasiada atención. Sin embargo, el fantasma que ahora mismo recorre el mundo y que puede tener impacto en todos sus habitantes, es el de la ciberguerra.

El Cibercomando de Estados Unidos está en zafarrancho de combate. Es el autor de los ataques en línea contra los sistemas informáticos de la defensa iraní, que se produjeron el mismo día en que el presidente Donald Trump suspendió una incursión militar en toda regla contra el país islámico. Los pesos pesados de la prensa estadounidense señalaron también al Comando Ciberespacial como responsable de inocular sensores en las redes eléctricas rusas, como antes hicieron con las venezolanas.

Los informes del 21 y 22 de junio revelados por varios medios norteamericanos sobre el ciberataque de los Estados Unidos a Irán “son significativos y no por accidente”, afirma el blog especializado en ciberseguridad Ethical Hacking Consultores. Estados Unidos no suele divulgar sus acciones ofensivas en el ciberespacio: “Esta decisión de EEUU de tratar la revelación de un ataque cibernético como un ataque físico cuando en realidad no hay imágenes, muestra claramente que este es el caso (excepcional)”, añade.

Las alarmas no solo se han desatado en Teherán y Moscú, aunque el director de Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Serguéi Narishkin, fue el primero en manifestarse: “Las consecuencias de la hostilidad de EE.UU. en el ciberespacio, no regulado por la comunidad internacional, pueden ser imprevistas y extremadamente destructivas, incluso para los atacantes”. Durante una conferencia el martes en la Universidad de Tel Aviv, el ex jefe de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos y del Comando Cibernético, Mike Rogers, dio por sentado que “el ciberespacio, que ha sido un elemento continuo de la competencia diaria entre los estados, será parte del conflicto entre naciones”.

Es sabido que, desde 2009, EE.UU. cuenta con una unidad informática de élite que comanda a diversos grupos especializados en la ciberguerra provenientes de cada uno de los cuerpos militares del Ejército, con un presupuesto anual superior a 3 mil millones de dólaresPosee carta blanca para realizar “actividades militares clandestinas” en redes, bajo los auspicios de la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2018 y otras prerrogativas de la Casa Blanca que se mantienen bajo el más estricto secreto y que, en la práctica, permiten ejecutar actos de guerra sin pasar por la aprobación del Congreso.

Según The Wall Street Journal, el general Paul Nakasone, jefe del poderoso Cibercomando y de la Agencia de Seguridad Nacional, ha articulado una visión de “participación persistente” en el ciberespacio con la intención de obtener acceso a redes de computadoras para planificar acciones y estar listos “con las respuestas apropiadas”.

Como reveló el oficial de Inteligencia Edward Snowden, los desvelos de este superejército se deben no solo a los enemigos. La estrategia está diseñada para mantener múltiples opciones abiertas ante cualquier conflicto con otro país que requiera “ataques cibernéticos perturbadores o destructivos”. Incluye acciones ofensivas contra sistemas de radares y de comunicación, además de redes, tan peligrosas o más que lanzar bombas en territorio ajeno.

Durante años, la llamada infraestructura crítica -energía, agua, transporte- ha sido un campo de batalla para EE.UU. Según The New York Timeslas sondas de reconocimiento estadounidense en los sistemas de control de la red eléctrica de Rusia comenzaron a ser inoculadas en 2012.

Ahora han pasado al ataque. Los softwares maliciosos potencialmente incapacitantes ya están dentro del sistema ruso en una magnitud y agresividad comparadas con las de la Operación Farewell, ejecutada con éxito por la CIA contra la Unión Soviética en el verano de 1982, que provocó la explosión del gasoducto euro-siberiano. Lograron introducir una bomba lógica — código malicioso que puede ejecutarse a distancia- en el software canadiense que gestionaba el sistema. El estallido alcanzó una energía de 3 kilotones y partes de las gruesas paredes del gasoducto fueron encontradas a más de 80 kilómetros del lugar.

En septiembre de 2010, las centrifugadoras del programa de enriquecimiento de uranio en Irán fueron infiltradas con Stuxnet, un troyano desarrollado y financiado por dos gobiernos, Israel y EE.UU. Un año después, durante los ataques aéreos de la OTAN contra Libia, la administración Obama consideró bloquear los radares de alerta temprana para ocultar la presencia de los aviones de guerra y silenciar las señales de alarma. El Cibercomando tiene expertos en “spoofing”, una técnica que suplanta la señal de posicionamiento de un artefacto tripulado o no tripulado (dron), y permite pilotar aeronaves a distancia con simuladores de vuelo y reemplazar cualquier señal GPS.

Hoy se pueden atacar los sistemas de control desde cualquier lugar en el mundo sin dejar rastros del agresor. Que cualquiera pueda ser acusado de criminal, sin otra prueba que la palabra del Cibercomando, es idílica para la fábrica de mentiras de John Bolton. El asesor de Seguridad Nacional de Trump y veterano de las falsedades de Iraq, reconoció el pasado 11 de junio que EE.UU. ahora estaba adoptando una perspectiva amplia sobre posibles blancos digitales “para decirle a Rusia, o a cualquier otro país que participe en operaciones cibernéticas contra Estados Unidos: ‘Tendrás que pagar el precio’”. Tom Bossert, ex asesor de Trump en temas de Seguridad Interna y Ciberseguridad, enseñó aún más las uñas: “Nuestro ejército ha sabido por mucho tiempo que podríamos hundir todos los buques de Irán con un margen de menos de 24 horas, si es necesario.”

Así andan las cosas. La táctica es tomar todos los caminos que le permitan a Mambrú atornillarse otros cuatro años en la Casa Blanca, incluso haciendo florecer un término propio de la ciencia ficción, la ciberguerra. Qué dolor, qué dolor, qué pena.

(Publicado originalmente en La Jornada, de México)

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Leonardo Izquierdo dijo:

    Estados Unidos se ha convertido en el gendarme mundial de Internet, que utiliza la ciberguerra como cabeza de playa. Un saludo a Cubadebate

  • DarkPhoenix dijo:

    Excelente artículo pero mucho mejor su título y aún más la foto.

  • sachiel dijo:

    pero con lo que no cuentan, o cuentan y desprecian quizas, es que hay tecnologia no de avanzada, ni de primer nivel, pero capaz de irseles por encima a todas esas cosas, por supuesto, está en donde no se ha confiado ni un tantico así en la introducción de softwares sofisticados y avalados, pero preñados de caballos de troya y otros virus maliciosos como los que se describen aquí y otros que quizas ni sabemos.

    Y sobre todo me refiero a la inteligencia y lógica humanas, que en VietNam fue capaz de desafiar la super entonces tecnologia yanki de aquel momento, y ganarles una guerra que parecia inganable.

  • Dinardo Suárez Rojas dijo:

    el fantasma que ahora mismo recorre el mundo y que puede tener impacto en todos sus habitantes, es el de la ciberguerra.
    Cierto es la guerra actual moderna.
    Dinardo

  • El combatiente dijo:

    Buen articulo el gobierno norteamericano dirigido por Trumbo y las grandes transnacionales de producción de armamento y desarrollo de tecnologias, ya no saben que hacer para hacer valer sus pretensiones de dominar el mundo, lo cual estoy seguro no lograran ahi estan China, Rusia e Iran para hacerles frente sin ningún tipo de vacilación, se quedaran con las ganas y al loco de pelo amarillo se le ocurrira otra barbaridad que le será respondida como se merece.

  • FLY dijo:

    Stuxnet se consideró un virus de nuevo tipo, y su desarrollo fue sin dudas por un equipo multidisciplinario por lo que su diseño se calcula costó millones de dolares. El virus solo se activaba en ordenadores Iraníes por lo que solo se propagaba indiscriminadamente hasta que llegara a irán y allí hasta que llegara a la planta enriquecedora, y una vez allí hasta que alcanzara un dispositivo específico solo entonces se activaba.

    Definió una nueva etapa en términos de Ciberguerra, dejando después de algunos años todavía incertidumbres e incognitas sobre el potencial para usar otros similares.

    Burló todos los antivirus durante meses en todo el mundo, y Cuba tuvo un alto grado de infestación. Como mismo afectó a Irán nos pudo haber a fectado a nosotros en cualquier rama de la economía que se hubieran propuesto (siempre y cuando fuese un proceso industrial con control automatizado)

    Quiero llegar al punto en que un jugador de experiencia cuando usa su mejor carta, o es la hora crítica de la partida o es un «Farol» a la desesperada para intimidar al contrario. Yo no imagino en que situación se jugó esa carta en 2010 pero la Ciberguerra se sigue complejizando… ya han pasado 10 años, quien sabe qué esté ya preparado… y para quien.

    • sachiel dijo:

      El Segurmatica de ese entonces, al menos en mi PC de entonces, lo descontaminó (al Stuxnet), cosa que ni el ESET ni el Kaspersky se habian dado por enterados….

      • DarkPhoenix dijo:

        Sachiel y que estabas haciendo tu? Procesando uranio enriquecido? Broma. Es verdad lo que dices pero sucede mucho lo contrario también. Por eso yo me voy con la pareja SAV-ESET para sufrir menos del corazón.

      • m&m dijo:

        DarkPhoenix, stuxnet se metia en todo tipo de compu. que su accionar solo estaba especificamente destinado a detectar y afectar los sistemas automaticos, es otra cosa, pero de infectar a muchos en el mund que no tenian nada que ver, fue asi

  • francisco dijo:

    QUe buen articulo como siempre Rosa Miriabn y te preguntaria como estamos nosotro preparado para estos estamos metido en ese mundo.

  • oslaida dijo:

    La pregunta que se impone es ¿cómo estamos preparados nosotros para la lucha en ese escenario de combate? Eso supone una gran preparación. Muchas gracias a Rosa Míriam por su artículo muy bien calzado con título y excelente trabajo fotográfico.

  • nany dijo:

    Esclarecedor e interesante el articulo de Rosa \miriam

  • reinaldo dijo:

    Estima compañera, mi comentario no es nada más que para decirle, que tiene Ud una forma muy original y amena de decir las noticias, cosas fuera de lo común de algunos periodistas, que en sus escritos utilizan palabras muy sofisticadas que una gran parte de la población no las conoce, porque todo el mundo no tiene un elevado grado de escolaridad, pienso que se debe escribir para que todo el mundo entiende el mensaje o información que se quiere hacer llegar al pueblo, no es demostrar que la persona que escribe, tiene un vasto conocimiento o un grado de escolaridad universitario, también eso sucede con algunos escritores, que hay veces que en un párrafo, vienen 5 ó 6 palabras que nadie sabe de donde salieron, porque no son del vocabulario popular y tenemos dos caminos: uno buscarlas en un diccionario para ver que significan (y todo el mundo no tiene un diccionario a la mano) y Dos, quedarnos sin saber que fue lo que el escritor quiso decir en ese párrafo, hay saber llegar al pueblo teniendo en cuenta que no todo el mundo tiene el mismo nivel de escolaridad o de razonamiento. .

  • rafael emilio cervantes martínez dijo:

    Buen artículo de Rosa Miriam, una alerta de otra dimensión, menos conocida, de un campo en disputa de la humanidad contra los oligarcas financieros transnacionales que aspiran a dominar el mundo con la única verdad que todas las opciones están sobre la mesa y entre ellas, de forma tangible e inmediatas, la ciberguerra,

  • yuniel dijo:

    considero que puede ser un modo de ganar superioridad militar el desarrollo de una tecnologia invisible a la percepcion humana que dañe las tecnologias militares y economicas. la captura y conservacion de estadisticas cifradas mediante la internet es posible fisicamente con todo lo que a ella se conecte lo deben de utilizar para modelar economica , cientifica y militarmente a cada pais y valorar cuales son un riesgo para su egemonia esto incluye los datos privados de los individuos que de seguro son asociados a las tematicas de interes. Que se pudiera hacer para evitar esta intromision, y agrasiones invisibles. los datos y sistemas mas valiosos no debieran de estar conectados directamente a la internet, usar programas con lecturas no compatible con los sistemas Windo cosa dificil, sistemas antivirus y antiespias,…medidas de seguridad particulares

  • MSc. María Cardoso Cárdenas. dijo:

    Buen día , al equipo de Cubadebate. Excelente artículo, como de costumbre , buen fin de semana. Coincido con el comentario de :El combatiente dijo:Buen articulo el gobierno norteamericano dirigido por Trumbo y las grandes transnacionales de producción de armamento y desarrollo de tecnologias, ya no saben que hacer para hacer valer sus pretensiones de dominar el mundo, lo cual estoy seguro no lograran ahi estan China, Rusia e Iran para hacerles frente sin ningún tipo de vacilación, se quedaran con las ganas y al loco de pelo amarillo se le ocurrira otra barbaridad que le será respondida como se merece.
    Saludos.

  • MSc. María Cardoso Cárdenas. dijo:

    Buen día , el enemigo busca intensamente para hacer galas de su prepotencia y de sus habilidades de militarización, atacando cualquier economía, utilizando las herramientas digitales para tales efectos.
    Saludos.

Se han publicado 17 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam Elizalde

Periodista cubana. Vicepresidenta Primera de la UPEC y Vicepresidenta de la FELAP. Es Doctora en Ciencias de la Comunicación y autora o coautora de los libros «Antes de que se me olvide», «Jineteros en La Habana», «Clic Internet» y «Chávez Nuestro», entre otros. Ha recibido en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo «Juan Gualberto Gómez». Fundadora de Cubadebate y su Editora jefa hasta enero 2017. En twitter: @elizalderosa

Vea también