Imprimir
Inicio » Opinión, Medios  »

Diez mentiras sobre Venezuela convertidas en matrices de opinión

| 26 |

El 23 de enero de 2019 Venezuela entró en una nueva fase de un golpe que se inició el 11 de abril de 2002, se intensificó en 2013 tras la muerte del Comandante Chávez y recrudeció con la violencia opositora de las guarimbas en 2014 y 2017.

La guerra híbrida que vive Venezuela ha tenido en la desinformación y manipulación mediática una de sus principales armas de combate. Leemos y escuchamos mentiras que analistas que nunca han estado en Venezuela repiten tantas veces que se convierten en realidad para la opinión pública.

  1. Venezuela tiene dos presidentes: Nada más lejos de la realidad. La Constitución venezolana establece en su artículo 233 como falta absoluta del Presidente su muerte, renuncia, destitución decretada por el Tribunal Supremo de Justicia, incapacidad física o mental decretada por una junta médica, el abandono del cargo o la revocatoria popular de su mandato.

Guaidó no tiene ningún argumento Constitucional para autoproclamarse Presidente, pues no hay falta absoluta del jefe de Estado, que tomó juramento tal y como lo establece la Constitución en su artículo 231: el 10 de enero y ante el Tribunal Supremo de Justicia. Además, según esa misma Constitución, si hubiera falta absoluta del Presidente es la Vicepresidenta quien debe asumir la presidencia, y convocar a elecciones.

  1. Guaidó tiene el apoyo de la comunidad internacional: Más allá de la hipocresía de llamar comunidad internacional a Occidente, el 10 de enero en la toma de posesión de Maduro había representaciones diplomáticas de más de 80 países, desde Rusia a China, pasando por el Vaticano, la Liga Árabe y la Unión Africana. Esos países siguen manteniendo relaciones diplomáticas con el gobierno que encabeza Nicolás Maduro. Guaidó tiene el reconocimiento de los mismos países que el 10 de enero desconocían a Maduro: Estados Unidos y el Grupo de Lima (excepto México). Solo se han sumado Georgia (por su disputa territorial con Rusia), Australia e Israel.
  2. Guaidó es diferente a la oposición violenta: Guaidó es diputado por Voluntad Popular, partido político que ya desconoció las elecciones presidenciales de 2013 y cuyo líder, Leopoldo López, está condenado por ser autor intelectual de “La salida”, que impulsó las guarimbas de 2014, con un saldo de 43 muertos y cientos de personas heridas.
  3. La Asamblea Nacional es el único órgano legítimo: Tampoco es cierto. El artículo 348 de la Constitución venezolana autoriza al Presidente, en Consejo de Ministros, a convocar a una Asamblea Constituyente, y el artículo 349 define que los poderes constituidos (Asamblea Nacional) no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Constituyente. La decisión de convocar la Constituyente fue un acto de astucia del chavismo para sortear el bloqueo de la Asamblea Nacional que puede gustar o no, pero fue realizado con estricto apego a la Constitución.
  4. Maduro fue reelecto de manera fraudulenta, en unas elecciones sin oposición: Otra mentira que se repite como mantra. Las elecciones del 20 de mayo de 2018 fueron convocadas por el mismo Consejo Nacional Electoral (CNE) y utilizando el mismo sistema electoral con el que Guaidó llegó a ser diputado. Hubo tres candidatos de oposición que sacaron en conjunto el 33% de los votos y se siguieron las normas acordadas en la mesa de diálogo realizada en República Dominicana entre el gobierno venezolano y la oposición, con el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero de mediador, quien además posteriormente participó como observador en la elección presidencial.
  5. En Venezuela no hay democracia: Desde 1998 se han producido cinco elecciones presidenciales, cuatro parlamentarias, seis regionales, cuatro municipales, cuatro referéndum constitucionales y una consulta nacional. Suman 23 elecciones en 20 años. Todas con el mismo sistema electoral, considerado el más seguro del mundo por el expresidente estadounidense Jimmy Carter.
  6. En Venezuela hay una crisis humanitaria: Sin ninguna duda que en Venezuela hay ahora mismo una crisis económica, fruto de una guerra económica que comienza tras la muerte de Chávez, y se agrava tras las sanciones por parte del Congreso de los Estados Unidos (diciembre 2014), la orden ejecutiva de Barack Obama declarando a Venezuela peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos (marzo 2015), prorrogada y ampliada (agosto 2017) por Trump con sanciones que han impedido la compra de alimentos y medicamentos.

Esa crisis ha provocado una migración económica a la que se ha pretendido disfrazar de exilio político, algo que los datos desmienten (entre enero y agosto de 2018 la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado recibió 3 mil 500 solitudes de asilo de venezolanos, por un total de 6 mil 523 solicitudes de refugio de ciudadanos hondureños, casi el doble).

  1. En Venezuela se violan los Derechos Humanos: Analicemos las cifras de las guarimbas de 2017: 131 personas muertas, 13 de las cuales por disparos de las fuerzas de seguridad (hechos por los que hay 40 miembros detenidos y procesados); nueve efectivos de las diferentes policías y Guardia Nacional Bolivariana asesinados; cinco personas quemadas vivas o linchadas por la oposición. El resto de muertos en su mayoría lo fueron mientras manipulaban explosivos o intentaban saltarse barricadas de la oposición.
  2. En Venezuela no hay libertad de expresión: No hay más que ver las imágenes de Guaidó hablando ante decenas de micrófonos en plena vía pública, o dando entrevistas a medios internacionales un día sí y otro también para saber que esto no es cierto. En Venezuela, además, a diferencia de México, no asesinan o desaparecen a periodistas por hacer su trabajo.
  3. La comunidad internacional está preocupada por el estado de la democracia en Venezuela: A la “comunidad internacional”, representada por Estados Unidos y el Grupo de Lima, no le preocupan los presos torturados en Guantánamo; no le preocupan los líderes sociales y defensores de Derechos Humanos que a diario son asesinados en Colombia; no le preocupan las caravanas de migrantes que huyen de la doctrina del shock neoliberal en Honduras; no le preocupan las relaciones de los hijos de Bolsonaro con las milicias paramilitares que asesinaron a Marielle Franco.

No, nadie juzga las graves violaciones de Derechos Humanos en esos países del Grupo de Lima y su aliado Estados Unidos. Lo que se esconde detrás de esa preocupación no se llama democracia, se llama petróleo, se llama oro, se llama coltán.

Además, ya no se preocupan en esconderlo, con el ex Director de la CIA, Mike Pompeo, hablándole por videoconferencia al Grupo de Lima, o nombrando como enviado especial para Venezuela a Elliott Abrams, veterano de la administración Reagan, impulsor de escuadrones de la muerte en El Salvador o de la contra en Nicaragua.

El conflicto, por tanto, es geopolítico y se disputa en dos escenarios, el de la diplomacia y el mediático, en una guerra híbrida que nos bombardea con tanta información que nos deja heridos de desinformación.

A estos dos escenarios se le suman dos variables para completar la ecuación, el congelamiento de activos económicos y la posible introducción de mercenarios en territorio venezolano, ecuación más similar a los conflictos bélicos en Medio Oriente que a la nueva generación de golpes suaves en América Latina, que utilizan la vía parlamentaria o judicial, como han escrito colegas como Marco Teruggi que están informando y haciendo análisis desde el terreno, desde las calles venezolanas.

Para despejar esta ecuación, además de la unidad cívico-militar que intentan resquebrajar en Venezuela, la propuesta de mediación de los gobiernos de México y Uruguay, secundada por el Papa Francisco, y esperemos por Naciones Unidas, se antoja la única vía posible para que este escenario no desemboque en más violencia y sufrimiento para el pueblo venezolano.

La paz de Venezuela, y de todo América Latina, depende de ello.

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R. Oro dijo:

    Muy buen artículo, era indispensable y necesario, poner en un claro contexto todo lo escrito de forma muy exacta y correcta por el autor. Es brutal la agresión contra Venezuela, y en el frente informativo han creado una enorme cantidad de mentiras, medias verdades y mitos de todo tipo, y un intento de ocultamiento de omisión total del lado bolivariano.
    Venezuela es uno de los eventos geopolíticos más decisivos del mundo de hoy. La geopolítica existe en la realidad objetiva, y es consecuencia del impacto del entorno geográfico (recursos naturales, demografía, rutas comerciales, etc.) sobre la política y las relaciones internacionales. El mundo “unipolar” surgido del colapso de la Unión Soviética y el campo “socialista” se ha ido desgastando cada vez mas y está en este momento dando paso, en un proceso muy complejo, a un nuevo mundo no “bipolar” como fuera entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y 1989 – 1990, sino esencialmente “multipolar” en las próximas décadas, y aunque es una simplificación, creo que la supervivencia del legitimo gobierno de Bashir Al – Assad en Siria, con el decisivo apoyo por parte de Rusia y otras fuerzas aliadas, se puede tomar como referencia del fin de la “unipolaridad”.
    Los EE.UU. son una súper – potencia decreciente, y las propias autoridades de ese país así lo entienden, a causa sobre todo del auge de otras dos potencias: Rusia, por un lado, pero sobre todo, China. Hoy por hoy China es un adversario tecnológico y económico del más alto nivel, pero la principal preocupación de EE.UU. es que también llegue a ser un adversario militar y geopolítico, precisamente por la fortaleza que le da su desarrollo económico y tecnológico. Rusia no es un adversario económico para EE.UU., las economías de ambos países son diferentes, la economía rusa es la décima parte de la de Estados Unidos. Pero Rusia sí es un serio contendiente geopolítico y militar porque el gobierno de Vladimir Putin, desde el año 2000, ha resucitado a Rusia, prácticamente desaparecida de la escena internacional desde 1991 y que ha recuperado bastante (sobre todo después del exitoso apoyo a Siria) la voz que tuvo en su momento en la toma de las decisiones internacionales.
    Con respecto a los asuntos venezolanos de hoy, concuerdo con el brillante Katu Arkonada: “Para despejar esta ecuación, además de la unidad cívico-militar que intentan resquebrajar en Venezuela, la propuesta de mediación de los gobiernos de México y Uruguay, secundada por el Papa Francisco, y esperemos por Naciones Unidas, se antoja la única vía posible para que este escenario no desemboque en más violencia y sufrimiento para el pueblo venezolano. La paz de Venezuela, y de toda América Latina, depende de ello”
    Ya hoy 2 de febrero, fecha que marca el 20 aniversario de la victoria de el Comandante Hugo Chávez, el presidente bolivariano Nicolás Maduro ha mostrado su flexibilidad y disposición de buscar soluciones a la crisis que vive la hermana Venezuela, con el apoyo de la unidad cívico – militar y del PSUV. La principal e irrefutable muestra de querer resolver la crisis actual sin mayores sufrimientos para el pueblo venezolano, es su oferta de hacer elecciones parlamentarias adelantadas este propio 2019
    (Continuará)

    • BuenDia dijo:

      Que fuera de nuestro gobierno sin sus medios de comunicacion

  • Jose R Oro dijo:

    (Continúa)
    Muy comedidamente pienso que la oferta de elecciones parlamentarias anticipadas del presidente Nicolás Maduro es un acto muy sensato y necesario, profunda valoración de la realidad política y un acto de responsabilidad y confianza en el pueblo venezolano. Incluso creo que pudiera haber, bajo ciertas condiciones, hasta elecciones presidenciales anticipadas. Algunas de esas condiciones serian, solo como ejemplo:
    1. Renuncia de Juan Guaidó como putativo “presidente interino” y simultáneamente la amnistía a potenciales candidatos como Leopoldo López, Antonio Ledezma y otros, siempre que se comprometan a no promover de ninguna manera actos de violencia o desorden público de ningún tipo .
    2. Reconocimiento explícito de la legitimidad de las elecciones de mayo/2018 y que las elecciones se adelantan solo por razón del interés supremo del pueblo, no como desconocimiento de las anteriores.
    3. Suspensión de todas las sanciones contra Venezuela, para que estas elecciones puedan tener lugar realmente en un plazo más o menos breve y en un ambiente humano. Desmantelamiento del Grupo de Lima y su sustitución por un equipo mediador y observador de alto nivel bajo la égida de la ONU. Revocación o invalidez de todas las “resoluciones” de la OEA.
    4. Que todas las partes reconozcan que el resultado que se produzca en las futuras elecciones es válido y que no pueda ser impugnado de ninguna manera, con garantes internacionales. Con una elevada participación de observadores internacionales, tanto en la organización junto a la Comisión Electoral, como en los comicios mismos y su conteo. El cuerpo de observadores (muchos cientos o incluso algunos miles de observadores) debe ser escogido de manera equitativa, reconocido por todos, dirigido por la ONU, de ninguna manera por la OEA, y con una persona de primerísimo nivel y respeto social, como Pepe Mujica u otra figura mundial de ese calibre, al timón.
    No es solo hacer elecciones, es necesario en Venezuela, que están tengan un carácter equitativo y justo y que no sean una mascarada para vender la soberanía de la hermana nación.
    Honestamente, incluso creo que hasta las elecciones presidenciales serian más convenientes para el PSUV y el gobierno bolivariano. Una alianza tipo MUD ganó las pasadas elecciones parlamentarias, por una clara mayoría sobre el PSUV. Pero ninguno de los partidos integrantes de la MUD por si solo tuvo más curules que el PSUV (55 diputados). En el caso de unas elecciones presidenciales, todos los líderes de oposición van a querer ser presidentes, no se van a poner de acuerdo por un solo candidato. Ramos Allup, Leopoldo López, Antonio Ledezma. María Corina Machado, Henrique Capriles, por mencionar algunos, e incluso Juan Guaidó (aunque es “pescaito chiquito”) todos ellos van a querer ser presidentes, y ahí va a ganar el PSUV sin problemas. Por mucho que los presionen en EE.UU. de escoger un candidato único de oposición, ni aunque los maten lo logran, todos quieren ser presidentes.
    “¿Quieren elecciones? ¿Quieren adelanto de elecciones? Vamos a elecciones parlamentarias”, dijo el legitimo presidente Nicolás Maduro Moros. A mi juicio la más correcta de las decisiones (sean estas parlamentarias o presidenciales), creer en el pueblo. ¡Gran coraje político del presidente Maduro!

  • ricardo elias dijo:

    MUY BUEN ANALISIS SOBRE LAS FALSAS INFORMACION QUE ABUNDAN EN LOS MULTIMEDIOS DEL MUNDO.

  • Alexis dijo:

    En serio Katu?????

  • Edmundo dantes dijo:

    En serio ud habla en serio

  • yesenia quiroz dijo:

    Hola buenos días . yo soy venezolana y soy

  • Yoancy dijo:

    Una vez más se muestra el poder real de los medios de comunicación. Fabricar mentiras es la especialidad de los medios pro imperiales. Debemos estar alertas y estar bien informados. Para ello emplear los medios nacionales.

  • Corona dijo:

    Puede usted estar seguro que no todas son mentiras.

  • M dijo:

    Excelente artículo. Muy profundo y esclarecedor. Es muy cierto que el bombardeo de información, sobre todo de los periódicos El Comercio y El País, comienzan a herir, pues una mentira repetida muchas veces suele parecer verdad.
    Ojalá este conflicto logre resolverse satisfactoriamente, pues paralelamente me preocupa lo de la carrera armamentista de misiles de mediano y largo alcance retomada públicamente por Estados Unidos y Rusia.

  • Geraldo Andrade dijo:

    Ese artículo ayudó a entender mejor la situación en Venezuela.
    Un saludo a todos los venezolanos y que Dios bendiga a la toda Latinoamérica.

  • Enrique dijo:

    excelente demostración de las mentiras emitidas x el imperio creando falsas expectativas, causando confusión, desconocimiento, caos,temor,ante esta ola de desinformación hechas para tal fin lo cual afecta a la población una vez mas este gran diario digital coloca su grano de arena en atrás de identificar,reconocer cuando exista este tipo de matrices….

  • Orlando dijo:

    Esta propuesta genial , como todo lo de Jose de Oro, le va a encantar a la oposicion, solo que lean su analisis y la adoptan,

    Renuncia de Juan Guaidó como putativo “presidente interino”

  • José Antonio Ramírez Batista dijo:

    Se hace necesario dar claridad sobre la situación de este país hermano. Hay que seguir e impedir la injerencia extranjera. Fuerza para los venezolanos y para los que escriben con sólidos argumentos sobre lo que sucede…

  • Mimisma dijo:

    Muy buen análisis periodista, los diarios El Comercio y El País son los encargados de llevar estas mentiras a escena, ya no hay periodismo en esos diarios, que vergüenza!

  • fermin dijo:

    Buen articulo dejar todo claro,lo que si tienen que tener todo claro es el pueblo de venezuela y principalmente la oposicion,que llaman a una intervencion militar,las bombas y las balas no tienen posicion politica ni ideologica,todo lo que origine la agresion seran daños colaterales derivados de la agresion,tomar el control del pais seria lo fundamental,luego veremos quien era chavista o no,no importa quien caiga para el imperio lograr el objetivo.Lo fundamental seria la paz y la compresion entre los venezolanos amante de la paz y su pais sin importar posiciones ideologicas.

  • Riselda Céspedes Leyva dijo:

    Que Dios Bendiga nuestros dirigentes y que reine la paz en el mundo, las cosas que son de la naturaleza
    no dependen del hombre, éxito en nuestros proyectos, Yo soy Fidel y mi Voto es si por la Patria

  • Efrain dijo:

    Muchas felicidades. No le quedó nada en el tintero, claro, concreto y conciso.

  • RSO dijo:

    Todas no son mentiras Corona, solo el 99.99 %.
    La fijación con la hermana Venezuela es desvergonzada, todo por los recursos naturales, estoy seguro que si no fuera por la cruda guerra económica del imperio revuelto y brutal, la patria de Bolivar, fuera una nación de abundancia y felicidad.

  • NESTOR GORDILLO dijo:

    QUIEN TENGA OJOS QUE VEA , LO QUE PASA ES QUE HAY COSAS QUE POR SABIDAS SE CALLAN Y POR CALLADAS SE OLVIDAN , TENEMOS LA MALA COSTUMBRE DE HABLAR DE NUESTRO PAÍS DE SU HERMOSA GENTE Y GOBIERNO CUANDO EL IMPERIALISMO NOS SEÑALA COMO LOS MALOS DE RESTO COMO TODO ESTA TRANQUILO NO NOS DAMOS A LA TAREA DE EXALTAR DE SUS BONDADES. SOY VENEZOLANO DE IZQUIERDA HASTA QUE ME SAQUEN CON LOS PIES PA LANTE. SALUDOS ..

  • Felix el Pa dijo:

    Excelente artículo,muy esclarecedor y contundente que no deja margen a ninguna duda. Quisiera saber Cómo los enemigos de Venezuela van a responder tantas verdades. Realmente son unos mentirosos oportunistas que se valen de los medios de difusión que controlan para confundir y difamar. Pero Venezuela no está sola la acompañamos los revolucionarios y patriotas cubanos y todos los pueblos y gobiernos dignos del planeta.
    Venezuela resistirá y vencerá. ¡Viva Venezuela!.

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Katu Arkonada

Katu Arkonada

Politólogo vasco. Ha coordinado las publicaciones “Transiciones hacia el Vivir bien” y “Un Estado muchos pueblos, la construcción de la plurinacionalidad en Bolivia y Ecuador”. Es miembro de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad.

Vea también