Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Fidel y el 23 de enero de Venezuela

| 2

Fidel llega a Venezuela, enero de 1959. Foto: Fidel Soldado de las Ideas.

Los gobiernos de Truman y Eisenhower contaban con la máquina de la muerte de la CIA durante la década de 1950, apelaban a la inquisición anticomunista del macartismo frente al crecimiento mundial de la revolución socialista de Rusia. Los imperialistas se autodefinían como los paladines de la libertad y de la democracia en el continente, pero los inmorales como siempre apoyaban a las horrendas dictaduras militares en favor de sus intereses.

Los pueblos y revolucionarios de Venezuela y Cuba derrocaron a los criminales dictadores Pérez Jiménez y Fulgencio Batista, pero EEUU mantenía el horror y el apoyo incondicional a los dictadores: Trujillo (República Dominicana), Stroessner (Paraguay), Somoza (Nicaragua) y Duvalier (Haití), así como la represión anticomunista contra los pueblos en Colombia, Guatemala, Perú, Honduras y El Salvador, entre otros.

En este contexto Fidel, como jefe de la revolución martiana, en su primer viaje al exterior visita a la Venezuela bolivariana y dice: “En primer lugar, por un sentimiento de gratitud; en segundo lugar, por un deber (…) me invitaron a participar de la alegría de Venezuela este día glorioso del 23 de enero”.

Continúa diciendo: “De Venezuela solo hemos recibido favores. De nosotros nada han recibido los venezolanos y, en cambio, nos alentaron durante la lucha con su simpatía y cariño; hicieron llegar el bolívar hasta la Sierra Maestra; divulgaron por toda la América las trasmisiones de Radio Rebelde (…) Al llegar a Venezuela nos encontramos con que nos reciben con el mismo cariño con que nos recibieron los cubanos”.

Fidel expresaba dialécticamente la realidad porque tenía el don del presagio ya que era un estudioso de la historia genuina de los libertadores y de las luchas de emancipación de nuestros pueblos: “¡Quiénes mejor que los venezolanos pueden conocer la historia de América; si los venezolanos hicieron la historia de América! Guiados por aquel conductor extraordinario que fue Bolívar, lograron su independencia política en las primeras décadas del siglo pasado (…) Bolívar no se olvidó de Cuba (…) de libertar también a la isla de Cuba”.

Fidel con el Ejército Rebelde y el Movimiento 26 de Julio cumplen, 90 años después el sueño bolivariano y de los libertadores cubanos, la libertad, la independencia y la justicia para Cuba.

Fidel en la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, enero de 1959. Foto: Fidel Soldado de las Ideas.

Su discurso el 23 de enero de 1959 en Caracas rememora hoy de lo que son capaces el pueblo y la FANB de Venezuela frente a la amenaza militar y el bloqueo financiero de Trump y del Departamento del Tesoro, la injerencia de la OEA y los gobiernos burgueses.

El pueblo de Venezuela solo, absolutamente solo, sin que nadie lo ayudara, tuvo que soportar aquellos diez años de horrible opresión y de vergonzosa y criminal tiranía. Lo tuvo que soportar hasta que un día pasó lo que pasa cuando los pueblos se cansan y se indignan, y hacen lo que hizo el pueblo de Venezuela. Cuando nadie en el mundo creía que Pérez Jiménez iba a ser derrocado, cuando nadie en el mundo lo creía porque en Venezuela había mucho dinero, cuando menos se lo imaginaban, la ira del pueblo, la dignidad del pueblo, el valor del pueblo derrocan a la tiranía de Pérez Jiménez.

Que el mundo no tenga la menor duda, volveremos a vencer al imperialismo y a los apátridas porque defendemos la revolución histórica de Bolívar. El presidente constitucional y legítimo Nicolás Maduro rompe relaciones diplomáticas con el gobierno yanqui por dirigir el golpe de Estado contra Venezuela. Por ende, hoy es vigente asumir unánimemente: ¡Abajo el imperialismo!, ¡Viva Fidel!”.

El Comandante estratégicamente inspiraba y convocaba a la unión de los revolucionarios y de los pueblos: “Venezuela es la patria de El Libertador, donde se concibió la idea de la unión de los pueblos de América. Venezuela debe ser el país líder de la unión de los pueblos, de América; los cubanos los respaldamos, los cubanos respaldamos a nuestros hermanos venezolanos”.

A pesar de que los gobiernos de la derecha de Venezuela traicionaron el espíritu de libertad y democracia del 23 de enero, la Cuba revolucionaria socialista tuvo que transitar sola, unida y erguida frente a los imperialistas, fortaleció la solidaridad con la liberación de los pueblos del sur: África, el Caribe y Asia frente al colonialismo y el neocolonialismo.

Y a comienzos del siglo XXI ocurrió el parto histórico de los pueblos en el continente anunciado por Fidel y el Che: la nueva unión e integración, creación heroica de los cambios y las revoluciones de los pueblos bajo la dirección de Chávez, Lula, Kirchner, Daniel Ortega, Correa y Evo, que se unían a Cuba.

Fidel hoy está más vigente que nunca: “Si es que queremos salvar la revolución de Cuba, la revolución de Venezuela y la revolución de todos los países de nuestro continente, tenemos que acercarnos y tenemos que respaldarnos, sólidamente, porque solos y divididos fracasamos”. Ahí el compromiso de la unidad en la diversidad y de las luchas acumuladas de los indígenas, afrodescendientes y nuestros americanos, desde la perspectiva del socialismo del siglo XXI.

A propósito de la gesta heroica del 23 de enero de Venezuela y de los 60 años del discurso de Fidel en Caracas (1959), donde emana su compromiso martiano “Patria es humanidad” que se fundamenta en el antiimperialismo y la solidaridad internacionalista con los pueblos del mundo, quisiera destacar los logros de Venezuela en materia de salud.

Los datos son reveladores: desde el 2003 han cumplido misión en Venezuela 142 663 colaboradores cubanos de la salud. Igualmente han contribuido a formar 26 048 médicos integrales comunitarios venezolanos y 12 260 especialistas en MGI para garantizar la red de asistencia médica gratuita de la Misión Barrio Adentro, constituida por más de tres mil módulos médicos, más de 500 centros de diagnóstico integral (CDI), más de 500 sistemas de rehabilitación integral (SRI) y aproximadamente 30 centros de alta tecnología (CAT), en los cuales se garantiza la atención médica y las visitas a los pacientes a sus casas, el plan de vacunación, incluida la vacuna para el pie diabético.

La Misión Milagro ha permitido la recuperación de la vista a más de un millón de venezolanos y la entrega de lentes; en definitiva son miles de consultas médicas (incluidas las de los pacientes con altas complejidades en Cuba); más de un millón de intervenciones quirúrgicas y de vidas salvadas de pacientes venezolanos. Le oí decir a Katiuska Blanco, biógrafa de Fidel, que él dijo: “Hubiese querido ser médico”.

La lucha de Fidel y Chávez por el socialismo del siglo XXI sigue victoriosa.

Profesor Edgardo Antonio Ramírez

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pedro P Triana Hernández dijo:

    Muy bien por Usted Edgardo, todos los que sentimos en nuestras venas amor por la Patria Latinoamericana y Caribeña tenemos que estar unidos para enfrentar, rechazar y vencer la embestida imperialista y sus lacayos ultraderechistas del Grupo de Lima.

    A Usted lo admiro por sus virtudes revolucionarias y su ejemplar trabajo politico que desplegó durante su estancia en mi Pais. Reciba mis cordiales saludos.

  • Roly Medina dijo:

    Genial artículo. Seguiremos fieles a las ideas de Fidel, y defenderemos hasta con la vida la patria bolivariana y la obra de Chávez si fuese necesario.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Edgardo Ramírez

Edgardo Ramírez

Político y diplomático venezolano. Fue embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Cuba.

Vea también