Imprimir
Inicio » Opinión, Historia  »

El reformismo en Cuba (1898-1902): Cartas reveladoras

| 41
Este texto es un fragmento del libro de Enrique Ubieta: "Cuba ¿revolución o reforma?".

Este texto es un fragmento del libro de Enrique Ubieta: “Cuba ¿revolución o reforma?”.

En septiembre de 2001, asistí como ponente a uno de los maratónicos congresos de la Latin American Studies Association (LASA) en Washington. Permanecí en la ciudad otros dos meses, en una fructífera revisión de la papelería manuscrita de José Ignacio Rodríguez, que se conserva en la Biblioteca del Congreso. Se comprenderá por las fechas de mi estancia, que viví el estupor que causó en todos los hombres y mujeres honestos del mundo el desvío de los aviones civiles y el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, y el ataque al Pentágono, en la capital estadounidense.

Viví la histeria belicista que preparó los ánimos para la invasión a Afganistán e Iraq, y el renacimiento del movimiento civil norteamericano contra la guerra.

La pesada puerta de la Biblioteca del Congreso en Washington separaba dos mundos lejanos pero semejantes: afuera, manifestaciones populares que denunciaban la guerra y el terrorismo de Estado, mientras algunos congresistas y políticos cubano-americanos cabildeaban para hacerle más dura la vida a quienes en la Isla de sus orígenes se atrevieron a enarbolar el ideal de independencia absoluta. Adentro, en disímiles caligrafías que transparentaban el temperamento de los autores y en ocasiones, el humor del día, aparecían, desnudos ante mis ojos, personajes y personajillos decimonónicos que conspiraban en Washington y en La Habana para evitar que se produjera la independencia cubana. Las cartas tienen un destinatario: José Ignacio Rodríguez. Y un contexto histórico preciso: los años de la primera ocupación militar norteamericana (1898-1902), después de la derrota de España en la guerra hispano-cubano-americana, aunque algunas misivas son de fechas anteriores y otras de fechas posteriores. El diálogo epistolar se produce entre autonomistas y anexionistas, las dos tendencias políticas del reformismo insular decimonónico.

Cabe una aclaración: en la historiografía cubana se acepta sin dificultad que el autonomismo es una corriente reformista, pero algunos autores dudan al calificar el anexionismo. Dos razones parecen interponerse: la creencia de que toda solución violenta es revolucionaria y la errada suposición de que la anexión es una solución radical. Ni lo uno ni lo otro. Se puede ser violento y reformista (y viceversa), y ninguna solución que apostara por la anexión podía solucionar los problemas de la nación desde su raíz. Creo que el anexionismo, por su dependencia de un poder externo que garantice los límites del cambio al que aspira, es esencialmente reformista. Las décadas que transcurren entre el fin y el inicio de los siglos XIX y XX, ofrecen suficientes evidencias de esta confluencia de propósitos e intereses.

En la intimidad de la correspondencia caen etiquetas y máscaras políticas. Algunos autonomistas de fines del siglo XIX se trasladan sin recato y con inusitada rapidez a las filas del anexionismo. Ante el señalamiento de la inutilidad del esfuerzo autonomista, un amigo de juventud de José Ignacio, Ricardo de Albate, le había escrito el 20 de julio de 1893:

Seguro tengan razón, si solo se atiende al propósito de alcanzar de España la Autonomía; pero no se perdería el trabajo dedicado al fin de ir ganando terreno —¿Para qué, si no viene la Autonomía?

Para preparar a nuestra gente, que mucho lo necesita, y por medio de la doctrina y la disciplina, ensayarla en los hábitos de la política seria, sensata, prosaica, modernista y anti-jacobina de tal manera que —ya que los estadistas de la Casa Blanca mantienen el tradicional precepto de «esperar que madure la fruta» podamos evitar que la nueva generación, incitada por los energúmenos […] que tantas veces han extraviado el patriotismo cubano, no caiga en la tentación de echar abajo la fruta verde a pedradas, como muchachos perversos, por el gusto de que no se la coma el vecino. No vale esto algún esfuerzo?

Es el mismo razonamiento que guiaba a José Ignacio Rodríguez –el primer emigrado en autocalificarse como cubano-americano–, anexionista convencido y declarado, en su apoyo y estímulo constante a los autonomistas. Todavía en enero de 1898, Rodríguez escribiría una carta pública de respaldo a la Autonomía que España promulgaba como concesión de última hora, y llamaría a deponer las armas. Esa posición fue repudiada incluso por algunos de sus colaboradores más honestos. Raimundo Cabrera, por ejemplo, respondió de forma pública en la revista Cuba y América, de Nueva York. Cito algunos fragmentos:

Aunque hace muchos meses interrumpió Vd. su larga correspondencia conmigo sobre los sucesos políticos de Cuba, desde que le comuniqué con franqueza mi opinión sobre el deber de todo cubano de apoyar la Revolución, (traída contra nuestra voluntad y los constantes esfuerzos de los autonomistas por la obstinación y la ceguera de España) no creo que haya motivo que me impida escribirle de nuevo […] Tiene usted razón al decir que la política es una ciencia de transacciones prudentes. También lo creo así.

Pero no veo en la carta de usted que se aconseje una transacción, sino una sumisión. Lo que en síntesis dice usted al Sr. Angulo y por ende a todos los cubanos, es que vayan a tomar puesto, a hablar, a hacer azúcar sin más garantía, después de las penosas experiencias del pasado […]. Admitida la posibilidad del hecho que usted enuncia como supremo argumento para sofocar las esperanzas de los revolucionarios y de los que con ellos simpatizan; que los Estados Unidos no favorecerán el planteamiento en Cuba de una República independiente y débil: aún así ¿puede llamarse transacción prudente la aceptación incondicional de un plan de gobierno colonial que los ministros de España promulgan en la Gaceta como acto de magnanimidad, llamando en su apoyo a los enemigos todos de la Revolución y prescindiendo en lo absoluto de ésta […]?

Tal toma de posición no le impediría a José Ignacio ser, unos meses después, traductor principal y consejero de la delegación norteamericana en las discusiones del Tratado de París (el único cubano en asistir), y sostener, entre 1899 y 1900, una intensa correspondencia con algunos autonomistas cubanos para propiciar la anexión o impedir al menos «la Absoluta», como le llamaban a la independencia real.

Especialmente reveladora es su correspondencia con José María Gálvez, presidente del Partido Liberal Autonomista. ¿Cómo entender que Gálvez reconociera haber dicho, en la efímera Cámara del Gobierno Autonomista, «que prefería el hundimiento de la bóveda celeste a ver sojuzgado al pueblo cubano por otro pueblo» y después recomendara el protectorado yanqui y la anexión? Él mismo se explica con una elocuencia que hubiese hecho sonreír a Marx. Como el espacio es breve, citaré fragmentos de sus cartas a Rodríguez que no necesitan ser comentados:

No se nos oculta el peso de las razones que exponías contra el avance de un régimen autonómico dentro del sistema americano. Lo indicábamos como medio provisional y transitorio de regularizar la vida del país durante el tránsito á cualquiera de las dos únicas soluciones definitivas posibles, que son la independencia absoluta y la anexión […] Aquella sería la mayor de las calamidades que pudieran venir sobre el país, que ya ha soportado tantas. Prescindiendo de la división en razas hostiles y de la inmoralidad que sembró profusamente la administración española, no es para olvidarlo este dato elocuentísimo: más del 80% de la población de Cuba vive sumida en la más crasa ignorancia. Y fórmese con esto una república libre e independiente! (21 de agosto de 1899).

Estoy de acuerdo contigo en que nos conviene no crear sistemáticamente obstáculos a los interventores; pero también es preciso que ahí adopten una política más definida y clara. McKinley habla a manera de oráculo, y de sus ambigüedades sacan partido estos calientes, interpretando cada palabra del Presidente como una nueva promesa de mandarnos la «absoluta» certificada por el primer correo. (31 de agosto de 1899.)

Siempre creímos que la solución del Protectorado, única viable, necesitaba vencer las resistencias locales y abrirse paso en la opinión americana. Por lo que me dices, y he leído con gusto, veo que podemos continuar la propaganda sin el temor de contrariar los propósitos de ese Gobierno, a quien opino, como tú, que la fórmula ofrece un medio decoroso y seguro de salir de las dificultades creadas por la «resolución conjunta» […] Sin embargo, la campaña será ruda, porque la masa general de este pueblo está grandemente prevenida contra nosotros por las diarias predicaciones que oyen y leen de labios de los oradores y en los editoriales de los periódicos «cubanísimos», acerca de los cuales no emito aquí juicio porque veo que los conoces perfectamente

[…] La independencia absoluta es la ilusión del día, fomentada por los «patrioteros» y acariciada por la turba mulata. Conviene desvanecerla antes de emprender la demostración de que a la anexión ha de llegarse de todos modos.

[…] Creo haberte dicho antes y repito ahora que suspiran por la anexión todos los que tienen algo que perder, los que aspiran a adquirir, y la masa general de españoles. (3 de septiembre de 1899.)

Hemos creído preferible dar a nuestra campaña carácter crítico y de propaganda conservadora en el recto y levantado sentido de la palabra, sin buscar inteligencias, pero sin rechazarlas, a condición de que se basen en los principios que informan nuestra propaganda y que no envuelvan abdicaciones indecorosas.

El negarnos a ellas en el periódico y fuera de él, ha sido y es con frecuencia motivo de recriminaciones por parte de los que a todo trance quieren hacernos gritar «viva la independencia absoluta» y «viva Baire». (28 de febrero de 1900.)

Conservo fotocopias de todas esas cartas. El autonomismo y el anexionismo decimonónicos eran tendencias reformistas en las que confluían aspiraciones individuales diversas (liberales o conservadoras), asociadas a una determinación común: la dependencia a un factor externo (español o estadounidense) que garantizara el cambio sin afectar el statu quo. Desde fines del siglo XIX e inicios del XX, el reformismo —que siempre expresa una desconfianza (o temor) hacia el pueblo— aspirará a conservar los espacios de predominio clasista bajo la tutela del imperialismo norteamericano.

Nota:

Este texto es un fragmento del libro del autor: Cuba ¿revolución o reforma? (Casa Editora Abril, 2012), cuya segunda edición publicada en el 2017 por la Editorial Ocean Sur será presentada en el mes de septiembre.

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • demetrio coccia dijo:

    si en vez de estos debates ideologicos nos dedicaramos a trabajar y a producir mas,a luchar contra los corruptos amparados en el silencio estatal a invertir en beneficio del pueblo,en erradicar el deporte rentado y otra serie de males esas ideas no calaran,pero si dejamos resquicios ellos llegaran como lo estan haciendo.

    • Manuel Mercado dijo:

      Demetrio como estoy seguro que tu conoces la economia de acuerdo con el mas grande de los filosofos conocidos y el mejor y mas firme defensor de la clase trabajadora en el mundo, el senor Carlos Marx dijo que le economia es la politica concentrada y si esa politica existiese sin el nucleo de su capacidad desarrollista y defensora, como es la ideologia marxista, martiana y marxista, estariamos en presencia de un ser humano, sin manos, sin pies, sin cerebro y pensamiento independentista, soberano y lo mas importante anti-imperialista, la produccion es lo esencial siempre que se haga sobre la base de un regimen marxista como el cubano y la productividad se logra cuando logremos desplazar del pais los malignos y contagiosos germenes de la desestabilizacion, eliminacion de la ideologia capitalista y sobre todo hacer que los cubanos en masa apoyen esa produccion por conviccion politica e ideologica, no por pura propaganda vacia y desinformada como tu pretendes.

      Te sugiero que estudies la historia de Cuba y sus luchas durante los ultimos 150 anos y ello te dara una luz que puede ser cegadora, pero al mismo tiempo esclarecedora de que tu mente anda por los caminos oscuros y maleficos de la ideologia capitalista.

      • Lourdes dijo:

        Otro de los “magistrales” comentarios del tristemente famoso Manuel Mercado. Como siempre, nada que aportar al debate.

    • Isabel dijo:

      Así mismo es demetrio coccia. A trabajar, a no poner trabas a las inversiones que tanta falta nos hace, sacar el país adelante sin temor alguno porque para eso existe un pueblo en quien confiar. Ya basta más de la misma bobería que la vida es una sola.

    • Arturo Ramos dijo:

      demetrio, socio, este es un sitio para, entre otras cosas, el debate idelógico.
      para hablar de produccion y trabajo hay otros espacios como los forum de ciencia y tecnica en las entidades productoras, asambleas de afiliados, revistas especializadas (por ejemplo la ACPA para el caso de la produccion agrícola, etc)

      la cháchara de que basta de hablar de política etc, es falsa y descontectualizada.

      Si no le interesa no pierda el tiempo en este sitio. Vea una película o vaya a un Forum…

    • Pablo dijo:

      Qué triste es ver a personas cont al nivel de ignorancia, no solo es analfabeto el que no sabe ller ni escribir y para poder evaluar las cosas de la vida es necesario conocer de Historia por lo menos tu historia, que es tuya aunque la mentalidad que se tenga no quiera admitirlo.

  • Manuel dijo:

    Se extrapola del pasado al futuro como el comentarista de fútbol que dice que como Brasil venció a Argentina en noventa ocasiones contra diez, en el próximo partido será igual. Y de paso se olvida de que los jugadores que se enfrentan ahora mismo no jugaron en ningún partido previo.

    • Pedro dijo:

      Manuel: no hay futuro ni presente sin pasado, como no hay hijos sin padres ni abuelos, ni frutos sin flor ni árbol ni semilla. Malos, muy malos serán los futbolistas de hoy si para hacer goles no aprenden de las fintas de Pelé, las chilenas de Baggio y los pases de Maradona, si no estudian el acervo y mañas de la escuela adversaria y si no llegan a su propio primer partido sin haber visto nunca las imágenes de los grandes partidos de la historia.

  • Andrés dijo:

    Muy bien Enrique. Trataré de buscarme el libro.

  • Arnold August dijo:

    Felicidades amigo Enrique. Muy oportuno. Por favor guardar un ejemplar para mi, me voy a La Habana en Octubre.

  • Lourdes dijo:

    Mas de lo mismo……………..sigue Ubieta luchando contra todo lo que no sea (de acuerdo con su propio criterio, desde luego) suficientemente “revolucionario” , radical u ortodoxo. Este autor sigue con los fantasmas del pasado, mientras Cuba esta necesitada con urgencia de soluciones para sus graves problemas. Asi lo dijo en uno de sus magistrales comentarios el forista Jose R Oro.
    Lo anterior lo expreso con el debido respeto y esperando ser publicada. Saludos al resto de los foristas y al colectivo de Cubadebate.

    • Adrián Eduardo dijo:

      Oh, los “graves problemas”..mire Lourdes, pongase a trabajar en lo que le toca si de verdad quiere ayudar a mejorar los problemas del socialismo cubano,. Y Ubieta está más que ubicado, está solo exponiendo como los “centrismos” de hoy, son nada más que disfraces de los reformistas y anexionistas de ayer.
      Y para soluciones, lease los 3 documentos propuestos por el PCC que aprobó la Asamblea Nacional, despues de una discusión popular. Ah, lo que pasa es que gente como ud., lo que quiere es que volvamos al capitalismo, a los niños con parásitos y las mafias de los casinos.

    • Pedro dijo:

      Lourdes, ¿le temes a los fantasmas? ¿A cuáles? Identifícalos para enfrentarlos. No descalifiques a las personas. Aporta ideas al debate. siempre será mejor. Por ejemplo, hablas de soluciones. ¿A qué problemas? ¿Cuáles? Propónlas. Debatámoslas. A lo mejor son “magistrales”, a lo mejor son “mas de lo mismo”, a lo mejor generas otras nuevas ideas.

      • Lourdes dijo:

        Para Pedro: Ya que me lo pide, aqui le va una lista breve de los grandes problemas que enfrenta nuestro pais, mientras aqui nosotros nos preocupamos por “el centrismo”, el “anexionismo”, etc, etc, etc:
        1- La corrupcion.
        2- La burocracia.
        3- La dualidad monetaria, que hace que al trabajador se le pague en moneda nacional y tenga que comprar lo que necesita en otra moneda que vale 25 veces mas.
        4- El envejecimiento poblacional.
        5- El transporte.
        6- El suministro de agua.
        7- Alimentacion deficiente.
        8- La gran carencia de viviendas, que hace que varias generaciones de una misma familia vivan bajo el mismo techo (muchas veces en espacios reducidos).
        Le pregunto: Son los problemas anteriormente expuestos suficientemente graves para usted?
        En otro comentario le puedo hablar de “los fantasmas”……….se anima a debatir?
        Saludos.

      • AII dijo:

        Con mencionar la lista no es suficiente. Una lista de otra indole puede tambien escribirse (por cierto podria ser mucho mas grande). Desentrañarla es el
        reto. El texto de Ubieta lo intenta, y lo hace con argumentos.

    • humano dijo:

      Perdone si la ofendo con mi comentario, ¿sabrá usted leer?

      Saludos.

  • Carlos Miguel Valdés Sarmientos. dijo:

    Ya lo escribío un joven de 15 años en su momento: “o Yara o Madrid” y no hay extrapolación hay continuidad-
    Independencia o muerte; Tierra o Sangre; Verguenza contra dinero; libres o mártires; Patria o Muerte y es así o no es, nosotros o no llegamos o nos pasamos, el que olvide esto no llegara a nada, al menos en este país.

  • Elier Ramírez dijo:

    Excelente Ubieta¡¡¡¡¡ Una vez más. La historia no se repite miméticamente, pero indudablemente como mismo ha existido una tradición idependentista, ha habido también una que ha evolucionado del anexionismo y autonomismo del decimonónico cubano. La historia da lecciones imprescindibles, por eso tanto empeño de algunos en que la olvidemos.

    • agora dijo:

      asi mismo Elier, la historia da lecciones, y los valientes e inteligentes aprenden de ella, y los otros no. Mira tú como la URSS se cayo, incluso duro muchos años despues de que los creadores de ese gran pais hubieron fallecido. Elier, el debate y la idiologia es siempre valida, pero mas válida y real es la fuerza del pueblo en la practica.

      Te digo algo: Mientras pasen los años y Cuba no acabe de resolver el problema de la agricultura, de los salarios, del éxodo del personal calificado, de la baja natalidad, del transporte, de que por decreto se dan licencias a cuentapropiestas y por decretos se las quitan “provicionalmente sin decir cuando”, de la dualidad monetaria, de la falta de atraccion de inversiones extranjeras, de la corrupcion, de politicas reactivadoras y renovadoras, etc etc…..mientras todo eso siga pasando de quinquenio en quinquenio y pasen 10 años en lo mismo (12 años para el famoso plan del 2030 y todavia nada)…mire ud y los demas amigos ideologos…estamos haciendo caldo de cultivo para esos que quieren el anexionismo. No se da cuenta?

      Digame, por que salio electo Trump?…principalmente porque la gente no queria a Hillary…le dice algo esto??? Elier, mire este dato, en 10 años, la gente nacida en 1955 ( 4 años en el 59) tendrian 73 años…quiere decir, querido Elier, que todos los que tengan menos de 73 años en el 2028 jamas vieron otro sistema en Cuba. Y por fotos y TV no se palpa la realidad de la vida.

      Elier, el ser humano siempre quiere mas, es lo mejor que tiene esa especie. Si no hacemos (hacer más que teorizar) la gente le importará un bledo quien es centrista, izquierdista, arribista, abajista o baterista. La gente, si tuviera la oportunidad, cambiara a otro que al menos, le reporte la esperanza de esa cotidianidad que no acaba de cambiar. Aunque despues le traicione, lo preferirá . No lo entiende?

      Y por favor, todo el que critique no es anexionista, no sean prepotentes. Digame Elier, acaso Ud se atreve a hacer un comentario en la prensa cubana criticando abiertamente a China o a Vietnam??? Hagalo a ver si es valiente….porque yo (y ojala esté en lo cierto) pienso que la mayoria de los cubanos quiere un sistema parecido, con el estado repartiendo las riquezas de forma socialista, pero con las fuerzas productivas desatadas y produciendo esa riqueza…….Eso, Elier, pienso yo, es lo mas urgente que debemos debatir, para seguir teorizando 20 años despues en un pais socialista.

      Y recuerde…no todo lo que deja de ser blanco, tiene necesariamente negro. Ah, y no soy anexionista , yo solo apoyo en cambiar todo lo que debe ser cambiado, y eso, querido, no lo dije yo.

      • Enrique Ubieta Gómez dijo:

        Agora, la oposición que se ha inventado entre teóricos y prácticos, o entre teoría y práctica, es una cortina de humo para esconder la introducción velada de teorías que nos conducen al capitalismo. Esas sí que no resolverán nada. El multipartidismo, por ejemplo, por el que abogan los fundadores de Cuba Posible, no aumentará la producción de alimentos. Estamos a favor de la crítica revolucionaria. Este debate parece ser un foro de sordos. Incluso un artículo como este que no menciona a los actuales defensores solapados del capitalismo, y que pone sobre la mesa documentos históricos, ¿por qué no se analiza en su contenido? Si yo hablo del período que va de 1898 a 1902, ¿qué necesidad siente usted de hablar del 2017? Algo lo hace intuir que existe una conexión, pero prefiere hablar de aquello en lo que probablemente estamos de acuerdo: hay que luchar contra la corrupción y contra la burocracia, porque ambas son cancerígenas en el socialismo. Pero ojo: en el capitalismo proliferan y son sonsustanciales a ese sistema.

      • agora dijo:

        Compañero Ubieta,

        De acuerdo con Ud. A su pregunta, hablo del 2017 porque es lo que nos toca a nosotros ahora, es el presente y la definicion de nuestro futuro. Su artculo es muy interesante, yo lo creo asi. Yo no tengo mas nada que decir que estar totalmente de acuerdo con Ud: “a oposición que se ha inventado entre teóricos y prácticos, o entre teoría y práctica, es una cortina de humo para esconder la introducción velada de teorías que nos conducen al capitalismo”.

        Podemos estar de acuerdo con los mensajes de su articulo, pero, creo que eso no lo enriquecera mas, es por eso, que prefiero hablar de lo actual. Esta claro que saber la historia es llenarnos de aire para enfrentar el presente y el futuro. Pero si hay que poner todas nuestras neuronas sobre la mesa, y hablar y exponer criterios, al menos yo, prefiero hacerlo sobre qué vendrá, como haremos nuestro futuro. En eso creo que todos estemos de acuerdo.

        Sobre el capitalismo, le repito, pienso que la mayoria de los cubanos no desean vivir el capitalismo, pero sí hacer cambios para que nuestro socialismo sea practico, dinamico y lo principal, que sea el pais donde los jovenes (y más claificados) prefieran permanecer, como dijo nuestro Eusebio Lean en la Asamblea.

        Ya le digo, el sistema chino o vietnamita pone el mercado alante. ALgo parecido debemos hacer nosotros. Hay que acabar de obtener la riqueza para despues de forma justa repartirlas como buen estado socialista. Pero ojo, sin riqueza obtenida , repartiremos promesas y discursos solamente, y eso no es lo que queremos. Y si lo que tiene China (un solo partido) y Vietnam (un solo partido) es criticable, ok, solo que China no hubiera podido sacar mas de 500 millones de la probreza extrema en 20 años si hubiera hecho otra cosa. Mira que justicia social ha podido hacer.

        Nosotros hemos hecho ya lo mas dificil, es solo tener coraje y ajustar para hacerlo sostenible y sobre todo, imperecedero.

      • Enrique Ubieta Gómez dijo:

        Entonces estamos de acuerdo Agora, ¿de qué discutimos? Tu y yo estamos en contra de que Cuba regrese al capitalismo, y también a favor de que se innove y se introduzcan los cambios que hemos aprobado en los dos últimos Congresos del Partido. Estamos a favor de la crítica revolucionaria, porque es imprescindible. Y en contra, supongo, de las plataformas que nos han sembrado para promover teorías que nos conduzcan al capitalismo. Total coincidencia.

    • Subzero dijo:

      Elier, todo eso esta muy bien, pero si en una guagua se sabe que hay que perfeccionar el motor de forma urgente, para qué hacer tratados y panfletos y poner sobrenombres y titulos con la pintura del guardafangos? Si el motor falla, toda la gente se baja para otra guagua. Si el guardafangos queda malpintado, muy poquitos criticaran, y la gran mayoria andaran contentos en su guagua. Ud prefiere ocuparse de perfeccionar el motor tambien, no es verdad?

    • Rodolfo Crespo dijo:

      Magistralmente … y con pocas palabras “indudablemente como mismo ha existido una tradición idependentista, ha habido también una que ha evolucionado del anexionismo y autonomismo del decimonónico cubano” ¿Alguien aún lo duda? Tenga en cuenta usted profesor Elier y el compañero Ubieta que en esta lucha de ideas podréis contar con los antisistemas y anticapitalistas (que son conceptos del mismo orden) del mundo.
      Un saludo cordial.

  • Molesto dijo:

    No se puede traicionar la historia, tampoco podemos olvidar, pero no podemos inventar como por ejemplo los llamados centristas corriente muy de moda tenemos que aceptar pensares diferentes como en su tiempo hubo anexionistas y reformistas , ay que trabajar profundamente con ellos, lo cierto es que quien no deja su pasado en paz, sin olvidarse de él , no hace futuro, esto me recuerda cuando estudiaba historia porque había que estar recalcando para sacar buena nota pero ya no soy escolar y ahora me toca mantener mi familia y ver un país que necesita industrializarse a grito , con necesidades de casa, un envejecimiento acelerado, problemas de transporte enormes , al ver estos debate enteramente políticos me dicen que seguimos en la era soviética y no hemos aprendido mucho es hora de trabajar fuerte , saber que el norte seguirá siendo como es y nosotros debemos como dijeron por ay, sito textual lo q vale a mi juicio :
    A Trabajar y a producir más, a luchar contra los corruptos amparados en el silencio estatal a invertir en beneficio del pueblo, en erradicar el deporte rentado y otra serie de males esas ideas no calaran, pero si dejamos resquicios ellos llegaran como lo están haciendo.
    Le hacemos el juego a la plaga americana y nos bloqueamos internamente, con todo respeto profesor ay una lucha más fiera y más aguda y es una corrupción interna mal de fondo y esa nos mata……………
    Que nadie se ponga bravo para que exista el socialismo debe haber debate y se deben generar ideas y no todas han de ser las mismas es hora de cambios que se sienta y se movilice todo nuestro esfuerzo a ver si en el 2030 la realidad es otra ………….

  • Tomás H. Vidal Cordero dijo:

    La batalla ideológica hay que seguir dándola, y bien. Siga Ubieta contribuyendo a ello. Nadie va a desmovilizarnos. los que opinan diferente de usted tambien estan trabajando y a lo mejor ni lo hacen en la produccion y los servicios pero vierten sus ideas negandolo que estar en el lado opuesto. la corrupción, la estafa, etc, etc, no se inventó después de 1959, Fidel lo dejó bien claro, “quizá a partir de ahora la cosa será más dificil. Seguimos en combate, Patria o Muerte Venceremos.

  • Rodolfo Crespo dijo:

    El texto extraordinario, ¿podré comprarlo en alguna librería en noviembre que visitaré la Isla?. Ni el aeropuerto he podido comprar nunca algún libro de Roberto Regaldo el editor de Ocean Sur, ni siquiera “La izquierda latinoamericana en el gobierno: ¿alternativa o reciclaje?”. ¿Podré adquirirlo de alguna forma compañero Ubieta?
    rodohc21@gmail.com
    Saludos

  • Ismaelillo dijo:

    Le recomiendo a Enrique Ubieta que despierte, ponga sus pies en la tierra y desde su “atalaya” vea lo que todos los cubanos vemos, que no estamos en el siglo XIX ni a principios del siglo XX, que estamos en pleno siglo XXI donde lo que se decide no es entre el autonomismo, la anexión o la independencia, es entre el capitalismo, caracterizado por el trabajo asalariado y la explotación del hombre por el hombre y el Socialismo verdadero: democrático, protagónico, autogestionario y próspero y trate de colaborar de una manera útil a que en nuestro país triunfe, por primera vez en el mundo.

    • Arturo Ramos dijo:

      Uy….que agresividad la de Ismaelillo.
      Debe ser un vanguardia nacional o un heroe del trabajo. O un lider estudiantil o un cuadro destacado, o un obrero o deportista super galardonado.
      De lo contrario su comentario me suena falso, estridencia salida de sentimientos bajos.
      Ismaelillo, valla a una iglesia y encuentre la paz interior, brother.
      Saludos y suerte contra la gastritis
      Ah, y por favor, no hable en nombre de los cubanos. Es apropiacion indebida …

      • Carlos Gutiérrez dijo:

        Arturo Ramos; Se ve que te tocó hoy el triste papel de, desde detras de la seguridad del anonimato, tratar de ridiculizar mediante expresiones chabacanas y burlas de alumno de primaria a personas que opinan aquí haciendo uso de su derecho a expresarse. Y lo peor es que lo haces sin aportar absolutamente nada inteligente al debate, seguramente porque no tienes nada de esa materia para aportar.
        Recuerda que eso también es violencia, Arturo.

      • Arturo Ramos dijo:

        Carlos Gutierrez: evidentemente entre dos intervenciones medio agresivas (una seria y otra con choteo) usted tomó partido por una, se identificó con una. Así de simple. Personalmente choteo lo que no es serio.
        En cuanto a lo del triste papel desde el anonimato. ¿De veras Ud piensa que soy parte de algo así como una legión de caballeros templarios de la red?
        Si así lo piensa …. Deje, ya iba a chotear. Perdóneme.
        Saludos compadre!

  • lester dijo:

    Claro siempre hay que mantener el enemigo omnipresente vivo en la conciencia de las masa para echarle la culpa de todos los problemas y del atrincheramiento.

    • sergio dijo:

      Lester…

      Lo mejor que he leido en este inutil y pueril debate…

    • sachiel dijo:

      No lo haga asi, y verá pronto cual es el resultado real… Ignorese al enemigo, y sumese a él, consciente o inconscientemente.

  • robertoG dijo:

    Estimados, incluidos Enrique y Elier, dos de los más prominentes estudiosos de la historia cubana hoy. El debate si creo que debe remitirse no solo a período expuesto por Enrique sino que debe ser aterrizado en la actualidad. a que me refiero??..esos ejemplos de anexionismo – reformismo soportan lo que puede pasar en la Cuba de hoy y de mañana si no se solucionan los verdaderos problemas del país como los enumeró Lourdes. por qué??..pq como aquellos de finales del sigo XIX hoy hay muchos que no quieren que lo que pasa hoy en Cuba cambie..y definitivamente debe cambiar, Cuba debe cambiar porque no hay un empuje eficiente de las fuerzas productivas y eso parece que bajo el socialismo “soñado” no aparece….haganse una simple pregunta…como un país como Cuba, donde miles de hombres jóvenes solo se dedican a jugar dominó en la esquina, a revender cosas en la esquina o simplemente a ver series acostados en el sofá de la casa, tiene que importar fuerza de trabajo para trabajar en la construcción??..hablo d elos cientos o miles de obreros indios que hoy trabajan en la construcción de hoteles…eso es algo increíble.. otra pregunta…por qué 200 mil, 500 mil o un millón de cubanos deben sostener con su trabajo a una enorme mayoría que sólo especula o simplemente roba o no trabaja???..por qué muchos de los nuevos ricos de hoy (con fortunas en la mayoría de los casos mal habidas) son los que realmente viven a base hoteles y otros lujos..y esos cubanos de más de 65 años que lucharon en la zafra del 70,l que lucharon contra bandidos, que lanzaron consignas y huevos al enemigo, que se han sacrificado durante años solo gana como retiro 240 pesos? quién vive en Cuba con ese monto de dinero??..por qué un chofer de un taxi (del estado) o un guaguero maltrata, discrimina y a veces humilla a un Dr., a un investigador o a un intelectual??’..pq tenemos que ver Sonando en Cuba??..por qué contratamos a los atletas en el exterior cuando dijimos que no son mercancía??..por qué el pueblo apoya deserciones de deportistas cuando los que trabajamos los mantuvimos en las escuelas, en las EIDEs y hasta le dimos un título universitario..por qué el slogan de la colmena TV es “tener talento es tener buen corazón” ?? todos los que tienen talento tienen buen corazón?? y todos los que no lo tienen no son buenos???.. es decir..lamentablemente ese gran hombre que es Fidel y todos los que lo acompañaron tuvieron una excelente visión y un mayor propósito…pero hoy no tenemos eso…y eso hay que cambiarlo hacia formas de gobierno que garanticen que el trabajo sea una obligación, no un deber, porque seguiremos perdiendo generaciones de cubanos buenos..los iindignos no nos interesan..pero los hay buenos que bajan los brazos ante lo que no se resuelve…..
    con el debido respeto, no se combate lo mal hecho a estas alturas con conciencia…hay que obligara la gente a trabajar y eso se hace con que quién no aporte…no debe ser curado, no debe trener educación…debe saber el valor de las cosas…porque Cuba no saldrá de sus problemas a base de conciencia….y no soy ni anexionista, ni reformista ni mucho menos traidor,…sun un ciudadano de este país, trabajador, disciplinado y útil a la sociedad..
    saludos cordiales y mis respectos

  • Pioneer dijo:

    Cuando el proceso dentro del partido, para en mi opinión reparar, algo que estaba “errado” que era la no inclusión de los religiosos que fueran revolucionarios dentro de las filas, recuerdo que se dio un debate abierto y muy fuerte llegando a termino con la frase de uno de mis colegas que provocó una ovación estruendosa que rezaba “Hoy son tiempos de sumar, ya tendremos tiempo de filosofar” , creo que es necesario retomar la frase que ayudo a enfrentar el duro periodo de la década de los 90 . época que nos definió por la adaptabilidad y la maleabilidad que garantizó el fin, estar hoy con los logros fundamentales intactos , de no haber tomado esas decisiones difíciles tal vez hubiésemos sucumbido y nos sobraron extremistas, que criticaron las decisiones de la dirección de la revolución de hacer lo necesario ,para salvaguardar lo esencial , atrincherarse en fines de ego filosófico es en principio una tozudez arriesgada y por demás poco fructífera , de todas formas reservo el derecho de cada quien a ocupar su intelecto y su tiempo en lo que considere plausible, pero de los consensos saldrá la solución y sería lamentable que una trinchera egocéntrica se convierta en la tumba de un pensamiento que aunque dignifica y define , no es la codificación misma del proceso que defiende.

  • GAM dijo:

    Se denuncian los problemas de nuestro Modelo Económico-Social como nunca antes: Sólo hay que ver la TV, los artículos de prensa, CUBADEBATE, etc. Pero sin dudas tenemos que dejar claro que la falta de valores humanos, el egoísmo, el egocentrismo, la discriminación racial, de género, homofóbica, clasista, hay que combatirlas como se enfrenta hoy al fascismo: Sin tregua. Porque no puede haber libertad de expresión para los que subvaloran a sus semejantes. Este es un pasado superado por la Revolución, que sin embargo no le niega el derecho a la convivencia a los que añoran el pasado. ¡Miren el espejo de EEUU, donde el pueblo está desmontando los monumentos que recuerdan la esclavitud a casi 120 años de su abolición! ¿Acaso no es una batalla ideológica?

  • Elizabeth dijo:

    Pregunto: Es que acaso creen que nuestro estado revolucionario del pueblo y para el pueblo no desea que esos problemas antes mencionados se resuelvan? No fue por lo que se luchó y se lucha en la actualidad? Creen realmente que le es fácil a un país bloqueado, argollado, hostigado durante más de 50 años con el único objetivo malsano de un minúsculo y añejado grupo mercenario de desaparecernos de la faz de la tierra pueda levantar la cabeza económicamente? De seguro la mayoría que estamos escribiendo aquí no conocimos, felizmente, a nuestra patria antes del triunfo de la Revolución y a muchos se le ha olvidado la historia o no quieren recordarla o no les interesa o no les conviene xq solo les interesa lo material en sentido general. A pesar de todo esto el estado se devana los sesos para ver dónde pone cada kilo que posee, si en salud en medicamentos para el cáncer, antibióticos de última generación para los niños como para los adultos, si en equipos sofisticados y muuuuuy caros para el diagnóstico y tratamiento del cáncer, si es en la escuela para los arreglos y garantizar los útiles escolares, si en la alimentación, si en las viviendas, si en el tema del agua y así en tooooodo el listado y más que Lourdes citó anteriormente. Al paso del tiempo y bajo el asedio del imperio con propagandas malintencionadas con medias verdades y medias mentiras tergiversa todo lo que hace la Revolución, por supuesto, cambian las mentalidades, ya todo lo que tenemos gratuito por derecho no se valora, se valora más lo que no tenemos hasta el punto en algunos de traicionar a la Patria para echarse unos pesitos en los bolsillos, esos son los mercenarios. Claro que no somos perfecto quién de nosotros lo es? piensen…nadie, existe imperfecciones por cada ser humano que hay en el planeta pero tenemos que reconocer nuestros errores, tenemos que preguntarnos qué estamos haciendo y qué podemos cada uno aportar cada día para salir hacia delante, el hipercriticista, el anexionista, el que tanto predica el centrismo, que al final la historia dice que terminan hacía la derecha, el egoísta el individualista el que ofende, el oportunista no nos va a llevar a nada bueno, cada cual puede pensar como quiera pero a la Patria se respeta y está prohibido olvidar porque corremos el riego de repetir los mismos errores de antaño.
    Gracias Ubieta por este histórico y aleccionador artículo.

  • sergio dijo:

    Estoy muy de acuerdo con el comentario de Lourdes y considero que en verdad deberiamos dedicarle mas tiempo a resolver los problemas que nos impiden lograr mayor credibilidad por parte del pueblo en la gestion del Estado.Lourdes enumera una serie de ellos y yo agregaria:
    1- La indisciplina generalizada que hay en el pais.
    2- La mentira que no acabamos de desterrar.
    3- El inmobilismo.
    4- La blandengueria por parte del estado con la indisciplina social.
    5- El secretismo de estado que en nada ayuda,primero conocemos de hechos con la prensa extranjera que por la nacional.
    6- El doble discurso de muchos dirigentes.
    7- La incompetencia de muchos llamados cuadros.
    8 – El exceso de plantillas infladas sobre todo en el nivel central del estado que no se acaba,departamentos repletos de cargos fantasmas.
    9 – El deficiente accionar de la economia que esta plagada de planes ficticios en los que nadie cree.
    10 – La asfixia a la que estan expuestas las empresas cubanas con la avalancha de informaciones solicitadas por los organismos del nivel central.
    EN FIN LOURDES ESTA CLARA DE LO QUE COMENTA PORQUE TIENE LOS PIES EN LA TIERRA,LE DEDICAMOS MUCHO AL CENTRISMO Y AL ANEXIONISMO QUE NUNCA TENDRAN CABIDA EN CUBA,EL PUEBLO DE CUBA ES REVOLUCIONARIO Y PATRIOTA.SOLO NECESITA MAYOR ATENCION A LOS PROBLEMAS EXPUESTOS LOS QUE DESGRACIADAMENTE AÑOS TRAS AÑOS SON LOS MISMOS Y NO SE LE VEN SOLUCION.

  • victor manuel dijo:

    Lo más curioso de los centristas, que dicen estar apartados de la derecha, es que solo critican a la izquierda, no los veos inquisidores del bloqueo, de las agresiones contra Cuba, de los asesinos de cubanos que han vividos sus últimos días en paz en Miami. No se oyen maldiciendo las medidas económicas de Trump, la negativa de los bancos de dar financiamiento. Solo son críticas a la Revolución, la ceguera a los esfuerzos, a la voluntad política del gobierno revolucionario, de tratar de dar bienestar parejo a su pueblo con todas las trabas que implica el bloqueo. Es como criticar al carpintero por no hacer un buen escaparate y previamente no lo deje comprar buenas herramientas y madera, luego le digo incapaz. Ellos solo están en el centro, pero en el centro mismo de la derecha. Yo y muchos seguiremos en la izquierda, dentro de la revolución. Que alguien me hable de la voluntad política de mi gobierno, quien se atrevería a criticar. Quien critica la honestidad de la dirigencia histórica, el valor de criticarse públicamente. Saludos a la izquierda, y los centristas, estos últimos me hacen reafirmarme.

  • toby valderrama dijo:

    Saludos Ubieta. Tantos años y la misma lucha. Nosotros aquí gritand” “desde el fondo de una cueva”…, nadie oye… quizá en el futuro historiadores como tu desempolven todo esto

Se han publicado 41 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Enrique Ubieta

Enrique Ubieta

Ensayista y periodista cubano. Director de la publicación “La calle del medio”.

Vea también