Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El “ambiente” de los salvadores de la Revolución

| 13

Para los salvadores de la Revolución, la mejor manera de preservar sus logros sería creando un ambiente que la resquebraje y la mate sin que ella se defienda. O que se suicide. Eso sería lo ideal. Luego todo sería tan fácil. En ese ambiente, la Revolución debe presentarse como pasada de moda, un experimento fracasado. Lo “moderno” es un capitalismo que los nuevos salvadores de Cuba se cuidan mucho de llamar de otra manera.

Desde 1960, cada vez que el gobierno cubano ha introducido cambios para combatir la agresión exterior y paliar sus consecuencias económicas, financieras y de seguridad nacional, buscando vías alternativas para desarrolar más el país, comprar medicinas y todo lo imprescindible para mejorar la situación de las grandes mayorías, los salvadores del pueblo cubano siempre han objetado que esos cambios son insuficientes, erróneos o tardíos. O, para los más dependientes de Estados Unidos, demasiado revolucionarios.

No hay que saber mucho de Historia para conocer la humillación, la sumisión y las salvajadas que siempre le esperan a un pueblo rebelde cuando ha sido de derrotado.

De los mil primeros mercenarios cubanos al servicio de Estados Unidos capturados en Playa Girón en abril de 1961, 800 pertenecían a familias que poseían 27 556 caballerías de tierra; eran dueños de 9 666 inmuebles, 70 industrias, 10 centrales azucareros, dos bancos y cinco minas. Unos 200 de esos 800 mercenarios eran socios de los clubes más exclusivos y aristocráticos de La Habana (donde los negros no podían entrar ni de barrenderos). De los 200 restantes —hasta llegar a 1 000— 135 eran ex militares del ejército de Batista y 14 eran asesinos con una horrenda lista de crímenes políticos comprobados en su haber. Y no obstante venían a salvar al pueblo de Cuba y a la Constitución de 1940.

Uno se asombra cuando relee los interrogatorios públicos que se hicieron con aquellos señores. Las razones que algunos exponen para justificar su participación como lacayos en una invasión pagada por una potencia extranjera, se parecen muchísimo a las propuestas de los nuevos salvadores de la Revolución. Uno de ellos (que tenía jugosas acciones en las minas de Matahambre) asegura que ha venido (armado hasta los dientes, escoltado por destroyers estadouidenses y entrenado por asesores estadounidenses en la Guatemala de Ydígoras Fuentes y embarcado en la Nicaragua de Somoza) nada menos que a salvar el nacionalismo cubano implementando lo que él llama “la tercera posición”: en este mundo, dice el adinerado mercenario, “se exige una repartición más justa de las riquezas”. Y añade que es “inmoral” que una persona tenga demasiado dinero: “Yo creo que las cantidades de dinero de una persona deben limitarse”.

Entonces, si la invasión hubiera triunfado y la Revolución hubiera sido derrotada por ese tipo de salvadores al servicio de Estados Unidos, aquel socialdemócrata de última hora hubiera fundado, según afirmó, “un partido político que buscara la tercera posición”. Cuando el periodista, incrédulo, le pregunta por qué no se metió a nacionalista y a tercerposicionista durante la tiranía de Batista (en la cual había sido un obediente funcionario) el mercenario responde: “No había ambiente”.

Hoy esa frase tiene una curiosa vigencia. No había ambiente… Desde entonces, la CIA y el gobierno norteamericano se lanzaron a una carrera frenética (que hoy está más activa que nunca) para crear ese “ambiente”: inventar una oposición, hacer sabotajes, comprar y coaccionar a medio mundo para tergiversar y demonizar a Cuba y, por supuesto, asediarla para vencerla por hambre, descontento, cansancio y… falta de modernidad.

¿No es curioso lo poco que han cambiado, después de medio siglo, las justificaciones y los motivos de la contrarrevolución? Las respuestas de aquel mercenario son casi las mismas de los lacayos de Diario de Cuba, Cubanet o Radio Martí. De pronto el invasor reconoce que “los americanos tienen una forma de actuar que es nefasta” pero que, para lograr sus altos objetivos necionalistas y casi socialistas (pero no tan “radicales”) eligió aliarse a ellos, aunque fuera “un riesgo que había que correr”. Porque, explica, “a veces hay que recibir ayuda aunque sea del diablo”. ¿No es eso mismo lo que hacen los disidentes de hoy? Y si él hubiera tenido el poder en Cuba para hacer la verdadera revolución dentro de la revolución, “le hubiera sacado a los americanos lo que hubiera podido”.

¿No es esto enternecedor? ¿No se ve la resonancia de esas palabras en lo que los cubanos vendidos, fuera y dentro de Cuba, están haciendo ahora mismo? Sacarle a los americanos lo que se pueda… “Apoyamos a 18 grupos de la sociedad civil, trabajamos en 14 provincias del país y como beneficiarios directos de nuestra labor, se cuentan 500 personas mensualmente”, informa desde Miami Karinna Álvarez, de la Fundación Nacional Cubano Americana. ¿Qué puede esperarse de quienes reciben un salario de esa organización demostradamente terrorista? Si la Fundación cambió de discurso en la creación de ambiente para atacar al gobierno cubano, es porque fue aplastantemente derrotada y forzada a transfigurarse cosméticamente.

¿Y qué responde el mercenario en 1961 cuando el periodista señala que eso de… “sacarle lo que pueda a los americanos” es oportunismo político? El hombre de nobles ideas bajo una bandera mercenaria, que había venido a matar milicianos, concede entonces con ecos líricos que sí, que es verdad, pero que se trata de “una política oportunista para nuestra patria. Lo importante es la patria, lo importante es la nación”.

A uno le parece que está leyendo un editorial de Cuba posible, o algún discurso de sus redactores en alguna reunión financiada por sus aliados del Norte, para fomentar el ambiente: lo importante es la nación pero financiada por otra, cuyos intereses han sido y son la dominación de la patria que se dice defender.

Hasta el mercenario vendido y vencido en Playa Girón se retracta de haber dicho, en un rapto de sinceridad, que era un “aliado” de Estados Unidos. Igual que los actuales paladines-salvadores del pueblo de Cuba en esas revistas extranjeras, donde ellos son obedientes mercenarios oficialistas, aquel mercenario de Girón se retracta: no, él no se alió a Estados Unidos, él sólo recibió ayuda del Departamento de Estado en su noble tarea de dar vuelta atrás a la Historia de Cuba. “Ayuda”, enfatiza, “no aliado, ayuda…” “Por lo menos”, afirma, “yo no me sentía aliado”. No se sentía. Repito: es como quitarle la ropa a alguien que ya está desnudo porque es exactamente lo mismo que dicen los que reciben o han recibido “ayuda” estadounidense, y viven o han vivido de ella. El dilema sigue siendo el mismo y el cinismo y el engaño también.

No se puede escribir sobre Cuba en ninguna publicación –de cualquier tipo– financiada por Estados Unidos sin estar bajo la tutela de su poderío. En eso no hay alternativas. Tanto los disidentes como los escritores y académicos pertenecientes al frente mediático financiado por la misma potencia del bloqueo, Guantánamo, la subversión y la Helms Burton, hacen esfuerzos tan patéticos como los de aquel mercenario por justificar su derecho a venderse. No se sienten esbirros; sólo son cubanos de alquiler. Los que no son ni lo uno ni lo otro han hecho una elección deplorable.

En septiembre de 2006 se reveló un listado de reporteros y escribidores que estaban en la nómina de la Oficina de Difusión sobre Cuba del gobierno estadounidense, financiados para hablar contra Cuba. Los tres periodistas (independientes, por supuesto) que cobraron las más altas cantidades fueron Pablo Alfonso (175 000 dólares desde 2001), Olga Connor (71 000 dólares) y Wilfredo Cancio Isla (15 000 dólares entre 2001 y 2006). De igual manera, sin que tenga que revelarse lo que han cobrado y siguen cobrando los oficialistas becados de Diario de Cuba, Cubaencuentro y todos los nuevos blogs financiados por EE UU o sus aliados europeos, la realidad es que son sus subordinados mansos y manejables, ejerciendo una libertad de pacotilla. Tienen una idea de país que es la idea de extranjeros que los desprecian a ellos y que desprecian al pueblo cubano. En las embajadas de La Habana los miran con desdén.

Mi experiencia personal me dice que leer las razones de los cubanos subordinados a EE UU y sus aliados es como escuchar a aquel mercenario de Girón: todos quieren que Cuba haga una política estadounidense, española u holandesa, pero no una política estrictamente cubana, basada en la historia de incomparable violencia que se le impuso. El Gobierno cubano está realizando cambios profundos, sin que el pueblo pierda el poder. Por eso hay que crear más ambiente. El mercenario que he citado es Felipe Rivero Díaz. Una vez liberado, no fundó ningún partido socialdemócrata ni nada por el estilo, sino el Movimiento Nacionalista Cubano, un grupo fascista que también tuvo que ser combatido y derrotado por la Revolución.

*Los datos del mercenario que cito están sacados del libro Así se derrotó al imperialismo, Siglo XXI, 1978.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • carloscrespo dijo:

    Rene. muy intersante e importante su articulo, ojala que los jovenes que vienen creciendo Enfaticen e interioricen todo lo que usted plantea, por que es muy doloroso que nuestra Revolución se vea amenazada por nosotros mismos y que se deje en un segundo plano.
    El avance de la tecnología nos hace una guerra imediata y precisa, a la cual debemos enfrentar, pues es la via vas rapida de llegar a la mente de la juventud.
    Por otra parte nos vemos amenazado por aquellos ¨Revolucionarios¨, que en realidad son cordero vestido de ovejas, que solo hacen sus desiciones y no a favor de mejorar nuestra sociedad, si no en mejorar su estatuto de vida.
    Hay que defender nuetra sociedad reovolucionaria desde todos los frentes, y no haciendole el juego a los del norte, creando descontento y malestares en la población, a pesar de todas la dificultades que tenemos por el bloqueo impuesto por EEUU, pero mas duro es el boqueo interno que hace mas daño que el externo.
    Cuba, está en imensamente ivolucrada en cambios economicos que si se logran mejoraremos mucho, pero si no se cambia la mente retorica de muchos, estaremos en el 2030 en el mismo lugar y con los mismo problemas o mas. Es necesario logra lo que se plantea en la conceptualización del proyecto que se discutió en asamblea, que no se permita bajo ningún concepto que se viole y el que lo haga caiga sobre el el peso de la ley, pues en este plan esta la vida y el desarollo de Cuba y la Revolución.
    muchas gracias
    carlos

  • José García Álvarez dijo:

    Un comentario muy esclarecesor ,para los que queremos que nuestra Isla siga siendo indepediente y no sometida o vendida por traidores ,que intentan desconocer que esta Revolución es la nacida en 1968 ;Y la continuada por sus continuadores bajola dirección de nuestro inolvidable Líder Histíco Fedel ,con las contiendas mambisas y reveldes despues que derramarón la sangre para verla hoy con una sala bandera.
    Esta libertad lograda no ha sido para darle oportunidad a traidores y vendepatria.Hoy tenemos un espejo en frente ;La agredida hermana Venezuela.¡Que ejemplo tan -palpable! y triste a su vez .Ver como los traidores vendidos matan a sus propios hermanos y destruyen logros de La Revolución Venasolana.Al imperialismo como nos dejó dicho El Che” Ni un tantito así”

  • Manolo dijo:

    Tiene razon Rene Vazquez Diaz, sus argumentos historicos y la posicion actual de la disidencia (intra y extra) con respecto a su dependencia del imperio yanqui, pero por suerte esta gentuza no tiene credito ni respaldo de la poblacion y por lo tanto no llegaran a nada.
    Pero de lo que no habla Rene (tal vez por la gran distancia a la que se encuentra, debia darse una vueltecita larga) es del daño que desde dentro de las filas de la revolucion, por supuestos revolucionarios que pueden destruir la misma desde dentro, asi lo dijo nuestro lider historico FIDEL con su vision de aguila y es lo que sucede, hay unos cuantos, tal vez cientos de sujetos que se estan aprovechando de las debilidades de la economia y de los cambios y se estan haciendo de capital, por la via de la corrupcion o de una legalidad solapada y aparente.
    Hay muchos corruptos “insitutcionalizados” que aparentan con su discurso una cosa y por la otra cara se estan aprovechando de su cercania al poder a distintos niveles.
    Se nota la prosperidad de algunos negocios que una investigacion pondria al desnudo a sus verdaderos dueños… ESE ES EL PRINCIPAL ENEMIGO…… LOS CORRUPTOS AGAZAPADOS DENTRO DE LAS INSTITUCIONES ESTATALES !! y parece no ser notada por las autoridades, esto es lo peor….. una vez Raul dijo que la corrupcion no llegaba ni a los tobillos, hoy esta llegando a la nariz !!

  • Benito Pérez Maza dijo:

    Buen artículo, muestra claramente que los que escriben, hablan, sobre lo que se debe hacer en Cuba por los cubanos es: someterse, como era antes, a los EUA y no una Cuba para los cubanos y como queremos y hacemos los cubanos, los de Martí, Maceo,Mella, Fidel. Los ´´estradapalmistas´´ no son, ni fueron, ni serán, cubanos de Cuba y para Cuba.

  • Rigoberto el Patriota dijo:

    Mientras que la revolucion sea dirigidapor nuestro Partido comunista de todo el pueblo mientras que no renunciemos a la conquistas delsocialismo tenemos que preparar a la nuevas generaciones con nuestraheroicas tradiciones historicas y nuestra revolucion siempre sera autentica cumplidora de las leyes internacionales y nunca violara los derechos humanos darles las herramientas a los pininos nuevosy luchar en la preparacion politica ideologica contras los centristas dentro y fuera fortalecer los valores patrioticos yla union indestructible del pueblo y el partido y el estado socialista combatir hasta la saciedad la corrupcion y desacreditar la apologia capitalista dentro y fuera de nuestro querido caiman El Patriota

  • Arturo Ramos dijo:

    Interesantísimo. Hay que seguir guapeando para hacer la Revolucion mas socialista y democrática (desde posiciones cubanas, antimperialistas, y Fidelistas), y de paso, desenmascarar sin tregua a los mierderos. No se les puede dar tregua que confunden mucho, joden mucho y de paso hacen fortuna.

  • Adrián dijo:

    Los asalariados del imperio tienen un amplio arsenal de mentiras..pero que terminan chocando con una verdad: No tienen agua para nadar…la verdadera cuestión, como decía Lenin, es “quien tiene el poder”..estúpidos seríamos los patriotas cubanos si nos los dejaramos arrebatar.

  • Pedrito dijo:

    Seguimos con el pasado, con el mercenario, con el escritorcito de periódicos que se fue hace mil años y el gobierno americano le paga, con el tal Somoza del que nadie se acuerda a estas alturas del campeonato…..¿Hasta cuándo más de lo mismo?

  • Elizabeth dijo:

    Así es, los salvadores, los mejores, lo que más saben, los que para ellos el estado nunca tiene razones ni motivos, los ciegos de la intensidad real del bloqueo los que menos hacen por esta revolución y sí se han aprovechado y se aprovechan de todos sus beneficios, los que ni sienten ni padecen y su solo motivo es el dinero fácil, los que están acostumbrados a timar y ha mentir, los que casi siempre fueron muertos de hambres y explotados sus familiares antes del triunfo de la revolución y hoy son alguien en fin los malagradecidos sin entrañas que serán derrotados en su intento anexionista y carroñeros.

  • senelio ceballos dijo:

    …….Primero…..Las ideas anexionistas en nuestra historia pasada y moderna..Existian..existen y existiran….El problema esta en el KID….Saber navegar con inteligencia, para nuestro barquito comun………..Entre los corales punteagudos de ese mar!! ……Segundo….En nuestra Cuba existe la REVOLUCUON. Ok! vale!! vale!!, gracias a generacion de nuestros padres …es parte de nuestra sociedad, pero para darle una respuesta gentil a algunos comentarios aqui en cubadebate.cu/////Cuando la Revolucion nacio, ya nuestra sociedad tenia varios annitos y era mayorcita de edad como la sociedad panamenna [ 1902-03 ]. ..y el regalo de nuestros padres llego un 01-01-1959….Quien debe salvar a Quien?……..Es una cuestion de debate…Gracias El ing. ruso-cubano

  • Candela dijo:

    Los enfrentamientos abiertos definen mejor los campos; los solapados, confunden; no por gusto el objetivo proclamado por Obama el 17 de diciembre de 2015 fue, precisamente, cambiar de forma, no de contenido.

    Interesante punto de vista del autor; también el recorrido histórico descrito en el artículo. En todos los tiempos los victimarios vencidos han querido vestir ropaje de víctimas, sobre todo ante aquellos que no los vieron actuar porque no habían nacido, eran demasiado pequeños o porque apuestan a la fragilidad de la memoria humana. Mueve a risa los intentos de algunos de querer hasta presentarse como “salvadores” crucificados. Habrá quienes se confundan, no lo dudo; pero no es eso hoy lo más complejo de lo que nos sucede en el panorama político-ideológico en la Cuba de hoy.

    Para los que vivimos en Cuba, la disquisición filosófica de izquierda, derecha o centro resulta primordial sobre todo entre quienes tienen la mesa mejor servida. Lo más difícil es debatir estos temas entre aquellos que tienen que agenciársela de disímiles maneras para sostener a sus familias en el día a día. Ya lo dijo Lenin: “La política es la expresión concentrada de la economía”.

    Para quienes hemos vivido aquí todas las épocas y hemos trabajado a contrapelo de todo con la esperanza de salir adelante en nuestro país, sin recibir remesas o buenas remuneraciones -sean en moneda, obsequios o beneficios extras facturados 24 veces a menos precio del que tiene que pagar un trabajador cualquiera en una tienda estatal- el meollo de todo es la dolorosa y demasiado larga espera de que en algún momento retorne la prosperidad que se perdió en la mesa común cubana cuando hace ya un cuarto de siglo tras el colapso de la URSS y el campo socialista europeo, comenzó el Período Especial, sin que aún pueda llegarse desde la honradez del trabajo a vivir con el fruto del esfuerzo en el bolsillo. Explicación del porqué hay miles; nos falta acercar el cuándo. El 2030 está demasiado lejos incluso, para los adultos jóvenes de hoy y es preciso acercar las victorias para poder llegar a la meta deseada.

    Los fisicos suelen especular sobre la existencia o no del tiempo; pero el espacio que ocupa la vida de un ser humano tiene límites, y los procesos políticos y sociales que lo acompañan, también.

    Los que hoy medianamente pueden darle una vida un poco mejor a sus familias, son, fundamentalmente, aquellos que logran rendir bajo condiciones muy estresantes de trabajo y exigencia -por no hablar hasta de explotación- en las formas no estatales de producción o servicios o en firmas extranjeras…¿Puede haber algo más distorsionador del socialismo que esto? ¿Existe algo más aberrante que la demasiado prolongada dicotomía entre salario y precios estatales frente a una libreta de abastecimientos insuficiente y económicamente insostenible? ¿Se ha protegido realmente el talento cultivado por la Revolución tan fundamental para el salto al desarrollo que necesita el país en el proceso de drenaje de plantillas estatales con los fondos salariales no utilizados? ¿Se está aplicando ciencia en las decisiones económicas?

    La experiencia cubana desde los mambises hasta hoy nos enseña que en política y más en revolución, la brújula está en tomar partido a favor del pueblo. Y pueblo es la mayoría a quien sus representantes han de sentir y servir, y no al revés. Quien por aferrarse a un puesto en la burocracia calla una verdad, no puede ser revolucionario aunque lo pregone en discursos, porque está levantando en falso paredes que están destinadas a caer por la parte de la verdad que les faltó.

    La fortaleza del Partido y la Revolución ha radicado siempre en su vinculación estrecha con las masas. Esa fue la divisa fundamental encarnada en la personalidad de Fidel. La invencibilidad de la Revolución en Girón, la Crisis de Octubre, e incluso, hasta en combates perdidos-recordemos la zafra del 70-, fue porque siempre se contó con el apoyo del pueblo hasta para convertir los reveses en victorias.

    Mañana se cumplen años del natalicio del Che. Bien valdría para muchos repasar ese hermosísimo ensayo “El socialismo y el hombre en Cuba”. Para algunos será una emotiva pieza de amor revolucionario, acaso demasiado ideal… solo que el hombre que la escribió llevó esas ideas hasta las últimas consecuencias de su vida. Y esas ideas lo sobreviven gracias a su ejemplo personal.

    Patriotismo y ejemplo personal; vinculación estrecha con las masas; ciencia y no voluntarismos estériles: he ahí claves fundamentales para salvar nuestra Revolución.

  • Manolo dijo:

    Interesante y extenso artículo con el cual estoy de acuerdo en su mayor parte.
    Lo que no aclara el articulista y me lleva a las dudas es lo siguiente: Si es cubano y defiende a la Revolución entonces ¿Por qué radica en Suecia?
    Es que acaso nuestras realidades cotidianas, a su modo de ver, no le permiten desplegar sus saberes o intereses.

  • el electron dijo:

    Candela, muy acertado su comentario, sobre todo porque al fin se habla del Pueblo, algo que omite totalmente el articulista (como si un parabán no lo dejara divisarlo). Es el Pueblo la razón de ser del Marxismo-Leninismo. Del que vive de su trabajo, y se ha preparado para ello, del honrado, del decente, del legal, del respetuoso. Que es el pueblo con el que se debe construir el Socialismo. El otro tipo de pueblo: el que vive por encima de la mayoría, el que ocupa la pirámide invertida, el que se autobeneficia con su poder, el ilegal, el incondicional, el chusma… no es el que debe ser utilizado para la obra social que necesitamos, no es el que debe ser alentado. De ahí los cambios que necesita el país para formar y marchar con el tipo de Hombre que necesitamos, hace ya invocado por el Ché.

Se han publicado 13 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

René Vázquez Díaz

René Vázquez Díaz

Escritor y traductor cubano residente en Suecia. Autor de varias novelas y poemarios.

Vea también