Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

En el vórtice del Béisbol Cubano (IV)

| 29 |
José Miguel Pineda y Jorge Fuentes.

José Miguel Pineda y Jorge Fuentes.

“La vida tiene sus cosas, / tiene espinas y tiene rosas”. Del cancionero popular

Apasionados hasta la calle del frente, unos lanzan dardos a diestra y siniestra, con o sin razón. Otros guardan prudencia para, al fin y al cabo caer en la razón, o mejor dicho, su razón. Así somos los cubanos. ¡Viva el debate respetuoso! ¡Ah! Y aunque me equivoque, no distingo a nadie que haya resultado mejor pitcher que Nolan Ryan. Él y el Meteoro de La Maya se emparentan, cada cual en el medio donde se desempeñaron, que en sus tiempos fueron diametralmente opuestos.

En la pelota cubana convergen serios problemas que se abordan en las peñas, los hogares, centros de trabajo, de estudio y en los más recónditos parajes del archipiélago. Las cosas andan al descubierto, tocadas con las manos. Unos se hacen de la vista gorda, otros atacan con fuerza y otros tratan de remediar el asunto sin voz ni voto, pero mayoritariamente con amor hacia nuestro deporte.

En una apretada síntesis, trataremos de abordar algunos, desde la óptica de un aficionado más que, como todos, quiere regresar a los tiempos de gloria.

La prensa

Tenemos buenos periodistas. Otros menores, como sucede en cualquier ramo del saber. Hay programas que la gente agradece: Béisbol de Siempre, conducido por Yasel Porto, quien nos lleva de la mano de hombres como Ted Williams y Armandito El Tintorero; Bola Viva, Al duro y sin guante, y otros. En la radio ni se diga, con Deportivamente a la cabeza, un verdadero foro donde las pasiones se desencadenan. Más los comentarios de la prensa escrita y la digital.

De Eladio Secades a Michel Contreras, hemos aprendido a valorar las cosas por su peso, sin tratamientos “amigables” ni “enemigos. Ellos lograron acumular conocimientos que van desde los aspectos técnicos hasta datos históricos. Se extrañan Eddy Martin, Rubén Rodríguez y Salamanca, capaces de adornar una buena jugada con las de ataño. A nuestro juicio, ningún periodista podrá cumplir el objetivo deseado sin un pleno dominio del arte beisbolero, que se obtiene con miles de horas frente a los libros y los ordenadores, en la búsqueda de temas históricos, técnicos y de la cultura general.

Pongamos un ejemplo: cuando en la fría noche del 20 de diciembre del 2000, en el Capitán San Luis, Faustino Corrales repartió la friolera de 22 ponches a Holguín, debió recordarse que 47 años antes, el 24 de mayo de 1953, el derecho Gregorio Evelio Hernández había alcanzado esa cifra en la Liga Nacional Amateur. Eddy Martin, quien fue un excelente locutor, narrador, comentarista e historiador, recogió tales maravillas en su libro Palabras a los setenta y… De esa fuente hay que beber.

En Cuba han desaparecido los comentaristas, no así en otros confines. Hay narradores, locutores y comentaristas, cada uno en su oficio. Recuerdo que Felo Ramírez, miembro del Salón de la Fama de Cooperstown por su capacidad narrativa, junto a René Molina (un estudioso de la pelota), no comentaban entre innings y demás paradas; lo hacían Juan Ealo y otros eruditos. En la radio y la televisión bien pudieran utilizarse a Yasel, Sigfredo Barros, Ismael Sené, jugadores como el profesor universitario Pedro Medina, y otros de capacidad demostrada. Contamos con estadísticos de lujo cual Arnelio Álvarez y Benigno Daquinta.

Es indudable la influencia de los periodistas, quienes pueden hacer el bien y también, sin quererlo, el mal. En su momento expresé mi inconformidad con reservar lanzadores para determinados desafíos en el Clásico Mundial. En más de una ocasión Carlos Martí había declarado que conservaría la rotación que utilizó en la Serie del Caribe. Pero allá fueron decenas de criterios públicos y técnicos ofreciéndole perder el juego contra Japón y reservar a Lázaro Blanco para dos jornadas después. ¡Se le pedía nada más y nada menos que perder! No hubo uniformidad entre los especialistas; todos queríamos ganar.

Resultado: Lázaro Blanco no estuvo preparado para esa carga psíquica, y fuera de rotación no pudo hacerse justicia. El cielo no puede tomarse por asalto, hay que conquistarlo. Un fardo demasiado pesado sobre sus hombros, sin la experiencia de un Huelga, Alarcón, Hurtado, Vinent, Lazo, Tati Valdés y otros escogidos. Tanta carga psíquica es contraproducente en un novato, aunque sea el mejor en la actualidad, o el mejor de la última serie. Algunos manifestaron su inconformidad, pero se impuso la sinrazón. Claro, si las cosas le hubiesen salido bien, todos aplaudiríamos. “Pero, sin embargo, se mueve…”, diría Galileo Galilei.

Gracias al bate de Despaigne logramos pasar a la segunda etapa. Y el final todos lo conocemos. No fue el único problema, pues nuestros muchachos están alejados (no por falta de talento) de aquel nivel de juego; algo demostrado con creces, lamentablemente.

La afición

Los estadios se llenan en los play off, o en algunos partidos donde se enfrentan equipos históricos. ¿Y la participación de los aficionados? Gritan, saltan, agradecen, ofenden, disfrutan o sufren con los suyos y los rivales. Después abandonan la instalación contentos o cabizbajos. Pero ¿qué ofertas tuvieron? No me refiero a las gastronómicas, que en menor o mayor medida han mejorado. ¿Dónde están las rifas de pelotas, bates y guantes entre la multitud? ¿Las acrobacias y movimientos danzarios entre innings? ¿El acercamiento a sus ídolos? ¿El boleto de entrada gratis buscado entre miles? ¿Los souvenirs? Y tantas otras iniciativas que se nos escapan.

Casi a diario hay anécdotas que recordar por la amplificación, y no sucede. Tenemos miembros del Salón de la Fama en varias provincias y, que sepa este redactor, en ninguna están expuestos sus números en las cercas, como sucede en cualquier parte de este mundo. Ni siquiera se anuncian sus visitas al estadio. La historia que se va a escribir hay que cultivarla. Algunos equipos no tienen mascotas. Quizás una encuesta popular permita ampliar las iniciativas, sin copiar del exterior, aunque no tendría nada de malo acoger algunas que llaman la atención. El estadio deberá ser una fiesta de principio a fin.

¿Dónde y con qué jugar?

Los niños y jóvenes piden a gritos sus terrenos y equipamientos; de ellos brotan los campeones. Pero la realidad es que han desaparecido los solares yermos en las ciudades, de allí salieron Martín Dihigo, Alejandro Oms, Pedro Ramos, Casanova y muchísimos otros. En aquellas nutridas plazas ahora se alojan edificios multifamiliares, empresas, hoteles… Urge buscar y encontrar lugares que puedan convertirse en áreas de participación. En una zona urbana usted no puede conectar un batazo que rompa los cristales de los automóviles o de viviendas. El fútbol, el baloncesto y otros se pueden improvisar en las calles, pero la pelota se torna “peligrosa” para vecinos y transeúntes, necesita mayor espacio.

Se necesitarían bates, guantes, pelotas, caretas y petos. Antiguamente los muchachos jugaban al corrido de las bases, hasta sacar los outs con pelotazos de bolas hechas con cajetillas de cigarros. Los de menos nivel adquisitivo jugaban quimbumbia a la voz de “le doy… dale”. Tiempos que pasaron a mejor vida con la temprana masificación del deporte, que debe ahora peligra.

Búsquedas imperiosas

Es necesario el autofinanciamiento. Se dan pasos con la contratación de jugadores y entrenadores en el exterior, más otras formas que aún resultan insuficientes. Vemos con optimismo la apertura hacia torneos extrafronteras, incluidas las Grandes Ligas. Sería una buena inyección, pero hasta el sol de hoy es una quimera por los problemas políticos que todos conocemos. Para profundizar en este importante tópico, recomiendo el artículo de Joel García Lo singular dentro de lo universal, en “Trabajadores”, 17 de abril de 2017.

En los últimos años más de 250 peloteros de buen nivel (no tengo la cifra exacta), han abandonado el país en búsqueda de mejor vida económica y para probarse en otros niveles. Lo hacen poniendo sus vidas en peligro y con acuerdos onerosos, entre ellos la condición de no volver a residir en su país de origen, un aspecto detalladamente tratado por Oscar Sánchez en el periódico Granma, y otros autores. Pocos llegan a la Gran Carpa, solo algunos se destacan, como asegura Hank Aaron (el 7%).

Imaginemos por un momento, solo imaginemos, que por una razón u otra (es solo una idea, repito) de las Mayores se marche de un tirón esa cantidad de estelares. Automáticamente se convertirían en clase AAA y posiblemente AA. Condiciones y recursos tendrían para recuperarse en corto tiempo, pero se afectaría profundamente el espectáculo. Así ha pasado en Cuba, sin disponer de tantas reservas. Aunque no es la única causa, las Series Nacionales han caído al nivel más bajo desde su fundación, lo que repercute en los eventos internacionales con altos niveles de profesionalismo y profesionalidad, que no es lo mismo, pero en este caso da igual, parafraseando a Silvio Rodríguez.

La evasión no ha sido solo de jugadores. Una pléyade de talentosos técnicos trabajan en el exterior: emigrantes, contratos personales y colaboradores. Claro, son más cotizados los de un probado mayor nivel y, a su vez, con sus servicios se benefician las arcas del país y las suyas propias, pero se resiente la calidad del béisbol. El hombre necesita mejorar su economía, pero deshacerse de los mejores entrenadores es un asunto que daña la calidad.

Los jugadores contratados se foguean en la filosofía del oficio profesional (aunque a algunos no les guste la palabra), la misma de donde debemos beber, porque es ahí donde competimos extrafronteras después que desapareció la palabra amateur de la Carta Olímpica. Con la salida al exterior amplían su capacidad, reciben el 80% del contrato y aportan a la Federación el 20%. Estos últimos rembolsos para el desarrollo de nuestra pelota.

A su vez, y como un dilema supremo, subsiste la falta de incentivo material entre quienes quedan desempeñándose en los torneos del país, bien sean Menores de 23 o en las Series Nacionales. Y no pocos aficionados protestan por la ausencia de los mejores en nuestros clásicos. Deberán buscarse fórmulas para atender este problema, con estructuras donde puedan competir todos.

La Liga Profesional Cubana se jugaba desde finales de octubre hasta los inicios de febrero, un tiempo exacto para que quienes se desempeñaban en otros lares pudieran hacerlo en su país. Jugadores y aficionados agradecían la etapa invernal. Quizás ahí tengamos el tan necesario torneo élite. Acaso con el original nombre de Liga Cubana (así surgió en 1878), como algunos le llaman desde ya. En fin, hay tela por donde cortar. Ahora bien, por esa época se juegan las Ligas Menores en el Caribe y otros países pudieran ser los escogidos por nuestros muchachos, pues obtendrían mayores ganancias. En su momento, aquella Liga Profesional Cubana fue la más fuerte y bien remunerada, recibía a decenas de extranjeros. ¿Estaría el país en condiciones de aceptar semejantes retos?

¿Formación de directores?

Ojalá me equivoque, pero al parecer no existe en la actualidad una Escuela de Directores de Equipos, posiblemente ni de árbitros. Cada año aparecen jugadores o no, sin átomos de experiencia para tan compleja tarea. Una cosa es conocer por los libros o en el terreno la pelota y otra manejar un grupo de hombres de procedencias diversas que sienten, piensan y padecen, cada cual a su manera. Dirigir conlleva aprendizaje, entrega absoluta, carácter, métodos para ganarse el respeto. Y atenciones reales, sin jamás mentirles; no lo perdonarían.

Se hace necesario profundizar en las leyes del béisbol, no solo salir al terreno a darlo todo. Ellas exigen una serie de códigos, detalles y coherencias para dirigir hombres y mujeres peloteras, que deberán sentir la sapiencia de quienes mandan y responder con el reconocimiento. Que se dé a respetar y respete, que ría en las fiestas y llore junto a ellos en el dolor.

El director que no conozca las complejas reglas del béisbol, así como los mil y un problemas de los súbditos, de sus éxitos y fracasos, difícilmente podrá lograr un team work. En fin, un amigo exigente y respetado, o más temprano que tarde pasará al olvido. Quien eduque deberá ser un evangelio vivo, según palabras de José de La Luz y Caballero.

En la incertidumbre vivida y quizás por vivir dentro y fuera del país, algunos hasta reclaman un torneo profesional con jugadores extranjeros. ¿Será viable?

Ya veremos.

Nolan Ryan.

Nolan Ryan.

Eladio Secades.

Eladio Secades.

Liga Profesional Cubana 1952-1953.

Liga Profesional Cubana 1952-1953.

 

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Denia dijo:

    Excelente trabajo, concuerdo con usted en lo referido a los lugares para practicar este deporte, pues este problema es a nivel nacional. Por otro lado, es una lastima y bastante dolorosa la forma de aporte que tienen otros profesionales al estado cubano, pues solo reciben un 20% y aportan el 80%. Mientras que, para el caso de estos deportistas reciben el 80% y aportan el 20%. Me pregunto esto tiene algo que ver con el bloqueo.

    • MEXICO2 dijo:

      Claro que tiene que ver con el bloqueo INTERNO y el abuso desmedido de contratos de león para monos.

    • mexico2 dijo:

      100% de acuerdo con usted, ¿Por que ellos ganan el 80% de sus contratos y maestros, ingenieros o médicos ganan el 18% o menos? Eso es una forma de discriminar y la constitución rechaza cualquier forma de discriminar

    • mexico1 dijo:

      100% de acuerdo con usted, ¿Por que ellos ganan el 80% de sus contratos y maestros, ingenieros o médicos ganan el 18% o menos? Eso es una forma de discriminar y la constitución rechaza cualquier forma de discriminar

  • luis rios rodriguez dijo:

    yo naci en el reparto mayca en Pinar del rio, hace 54 años, y no pueden imaginarse la cantidad de talentos que nacieron en ese lugar donde se jugaban tremendos piquetes de pelotas a todas horas, en esos antiguos terrenos improvisados hoy ya no queda nada y la mayoria de esos muchachos perdieron todo tipo de esperanzas y hoy se han entregada por desgracia a la bebida, por que es lo que ven a diario, los guante pelotas y demas brillan por su ausencia, pregunten por el diki, por robertico el de maria luisa por eduardo terry y muchos mas que hubiesen sido grande peloteros en cualquier lugar del mundo, porque en cuba el pelotero no se hace, en cuba se nace pelotero, aunque quieran meternos el futbol a la fuerza.

  • Jose dijo:

    Hola señor periodista.
    En el mundo para que sea mundo tiene que haber todo y la diversidad de criterio no es la excepción, en eso coincido con usted, ahora el hecho de que solamente se hable lo conveniente no tiene nada que ver con lo anterior, si de verdad queremos salvar el béisbol hay que hacer y decir lo que corresponde sino estamos siendo hipócritas, por qué cuando se hablan de béisbol esquivan la MLB siendo está está la referencia del mejor béisbol del mundo y prácticamente a diario vemos el mejor fútbol y el baloncesto del mundo?, por qué cuando se habla de historia no se menciona a Maels Rodriguez con el unico juego perfecto en nuestras series nacionales? O por qué no hablan sobre el salón de la fama del béisbol cubano, unas de las mejores iniciativas en homenaje a tan rica historia, será porque no se ponen de acuerdo si incluir o no a los que se fueron, el silencio no es solución y más hoy en día donde poco a poco la internet está llegando a los cubanos. Se requiere valentía señor periodista para alcanzar grandes cosas. Ya la afición cubana está cansada de mensajes entre líneas, de discursos y excusas. Por último tendría usted la valentía de explicar por qué no podemos convocar a atletas que juegan en Japón que nada tienen que ver con la MLB, dígase Leslie Anderson, Dayan Viciedo, Raul Valdez, Bárbaro Canizares, Alex Guerrero o Yuniesqui Maya?

    • Enano dijo:

      José, mi primer comentario iba por su mismo rumbo así que lo ahorró , solo argumentar ya todo el mundo sabe todo, por el paquete, por internet o porque mi hijo vive allá, obviar esa realidad es quedar en ridículo lo que en mi opinión le pasa al 100% de los que hablan sobre el tema beisbol en medios “oficiales”, hay cosas en las que Cuba no tiene razón seguir dando la pataleta es poco inteligente y además suicida, hay muchas cosas que tienen que cambiar y cambiarán de todas formas.

    • Edenio Luna dijo:

      Si no me equivoco, Martín Dihigo dirigió el equipo de pelota dominicano : Estrellas Orientales.
      Saludos desde Santiago de los Caballeros.

  • Elvallan dijo:

    Interesante análisis de este periodista, aunque algo menguado en sus comentarios acerca de la desaparición de la palabra amateur del olimpismo, porque cuando se hablaba de los amateurs de antes (Aquino Abreu, Modesto Verdura, Chucho Rubio y otros muchos) hay que reconocer que no vivían de practicar deportes, sino que debían cumplir con su trabajo y después era que se dedicaban a la práctica deportiva; sin embargo, pretendemos que los de ahora sigan siendo considerados amateurs porque no tienen un elevado salario, debido a que no “ocupan plazas laborales” que los tengan concebidos porque no completaron esa formación académica. Pero para el marxismo, el salario no es una expresión esencial del trabajo, sino expresión fenoménica y es fenómeno y no esencia, entonces nuestros atletas son profesionales, porque no hacen más nada que practicar deportes y ese es el modo en que se gana la vida. ¿No les parece?

  • Rodolfo Valdés dijo:

    Hahaha,creo que estamos llegando a la Realidad que se vive en la actualidad en la Pelota Internacional.La Pelota Profesional tiene un mecanismo muy Diferente a Nuestra Pelota Nacional.Un jugador Profesional tiene que estar en Preparacion desde las 12 m y el juego se Inicia a las 7:05 pm y termina a las 10. Pm.Es un Espertaculo para el RESPETABLE.EL POBRE MINOSO QUE ESFUERSO TUBO QUE HACER PARA AGUANTAR ESA CARGA.Para jugar Buena Pelota Ud, debe jugar a Diario con los de mayor Nivel.
    Como de la Noche a la Manana Ud, Estuvo Jugando todo un Año en su Liga Nacional (AA) la nuestra.Te. manden a jugar al CLASICO CON NIVEL PROFESIONAL DE GRANDES LIGAS.QUE PODEMOS ESPERAR DE RESULTADOS NINGUNO.
    ES NECESARIO UNA LIGA CUBANA,que cada Equipo Tenga 5 Peloteros Profesionales .Solo 4 Equipos.Que tengan una Organizacion Social y Económica y que la Apoyen Empresarios.
    RECUERDEN como se jugaba bajo el Nombre del
    Pais, Artesanos,Hospital de Mazorra el MININ etc.
    Entonces Ud, podra ir al CLASICO CON UN MAYOR NIVEL.ES QUE TENEMOS QUE PREPARAR AL PUBLICO TAMBIEN.

  • El cubano dijo:

    No recuerdo la última vez que fui a un estadio de pelota,pero guardo en mi mente esos momentos,como bien dices en el articulo ,era una fiesta,pero ya hace algunos años.Todos opinan sobre los problemas del béisbol en cuba,todos dan formas de resolverlo,unos más conservadores que otros,pero todos sienten que el béisbol es cuba,representa una nación ,su cultura su gente,nuestra forma de ver la vida.
    Esperando que se tomen las decisiones acertadas para que regrese la gloria de nuestro deporte nacional,la afición puede ayudar,el precio de entrada de nuestros estadios es irrisorio,para desarrollar cualquier cosa en este mundo hace falta dinero,hace falta para reparar las instalaciones,para pagar los peloteros,para comprar los insumos,guantes,pelotas etc.Por eso propongo una campaña popular para concientizar las personas y subir el pago de entrada a los estadios,como una forma más de nuestra afición de ayudar a nuestro beisbol,parte del dinero que cobran nuestros atletas que se desempeñan en grandes ligas salen de las entradas a los estadios,los suvenires que compran,la gastronomía etc.Nuestro estado solo no puede mantener esta estructura es la hora de dar nuestro aporte si queremos ver renacer nuestro deporte nacional,unidos podemos hacerlo.

    • Enano dijo:

      Y el salario del que paga la entrada hermanito??, lo vas a subir tambien o solo de pelota vive el hombre?

    • Musico dijo:

      Totalmente de acuerdo cubano , hay que olvidarse del paternalismo casi siempre absurdo que nos acostumbraron , para todo hace falta dinero , no hacemos nada con decir que tenemos acceso al deporte de forma casi gratuita pero con una paupérrima calidad , repito es absurdo y es mentirnos nosotros mismos . Según el hermano enano también hay que subir los sueldos , estoy de acuerdo también con el pero por ejemplo el precio de la bebida en Cuba esta en constante ascenso y no he conocido de nadie que ha dejado la bebida porque sube el precio , me incluyo , entonces podemos pagar cerveza ron etc y no podemos pagar eI estadio entonces no se quejen , que nada se arregIa por obra y gracia del espíritu santo

      • Enano dijo:

        Musico se trata de justicia no de pósibilidades claro que podremos y lo pagaremos pero un ingeniero seguiria ganando una miseria y un pelotero una fortuna con lo cual tendriamos un buen beisbol pero no tedriamos industria e induustriales no se llama asi por obra y gracia del espiritu santo, o si ?

  • MARTURO dijo:

    JOSÉ, YO SÍ TENGO VALENTÍA Y PRINCIPIOS PARA RESPONDERTE.
    ESOS QUE MENCIONAS SÍ TUVIERON QUE VER CON LA MLB A DONDE SE FUERON TRAICIONANDO Y DESERTANDO A LA PATRIA Y REVOLUCIÓN QUE LOS FORMÓ COMO DEPORTISTAS POR “UN PUÑADO DE DINERO” (PARA LA MAYORÍA POR ENCIMA DE LO QUE REALMENTE VALÍAN), RENUNCIANDO PARA ELLO A SU CIUDADANÍA O NACIONALIDAD (DEJARON DE SER CUBANOS PARA SER MEXICANOS, DOMINICANOS, VENEZLANOS, HAITIANOS, ETC.) PUES LA MLB ASÍ SE LO EXIGE A PELOTEROS CUBANOS SOLAMENTE Y TODO POR PROBLEMAS POLÍTICOS, CUANDO AQUÍ GANABAN MÁS QUE CUALQUIER PROFESIONAL UNIVERSITARIO Y ADEMÁS CONGRATULADOS CON MÚLTIPLES PRIVILEGIOS DE LOS CUALES POR SUPUESTO NO ERAN MERECEDORES.
    PERO TE PREGUNTO: ¿CREES QUE PELOTEROS QUÉ JUEGAN SUS POSICIONES Y QUE HAN SEGUIDO EN SU PATRIA “SACANDO CHISPAS” JUNTO A SU PUEBLO Y ALGUNOS CON HASTA MÁS CALIDAD QUE “ESOS”, AHORA SE VAN A DEJAR QUITAR LA TITULARIDAD POR OTROS QUÉ POCO LES IMPORTÓ, CON SUS NEGATIVAS Y DESPRECIABLES ACTITUDES, PERJUDICAR LA CALIDAD DE NUESTRO DEPORTE NACIONAL CUANDO MÁS FALTA HACÍA?
    TE RECUERDO QUE “ESOS” SÍ ERAN DE LA MLB, LO QUE PASÓ FUÉ QUE SU CALIDAD (SOBREVALORADA) NO ERA LA QUE ESA LIGA ESPERABA, FRACASARON, SE COVIRTIERON EN DESCARTES Y HAN TENIDO QUE IR A JUGAR A OTRAS LIGAS, POR SUPUESTO DONDE PUEDAN SACAR MEJOR TAJADA Y RECIBAN MEORES SALARIOS, COMO EN UNA OCASIÓN LE OÍ DECIR A RIQUIMBILI BETANCOURT EN UN HOTEL DE LA CAYERÍA NORTE DE VILLA CLARA PARA TURISMO INTERNACONAL DONDE VACACIONABA LIBREMENTE SIN ACOSO POLÍTICO ALGUNO.
    A “ESOS” LE FALTÓ PATRIOTISMO, LEALTAD Y PRINCIPIOS CAYENDO EN EL CÍRCULO O INFIERNO DE LA TRAICIÓN (EL MÁS DENIGRANTE DE LA DIVINA COMEDIA ESCRITA POR DANTE ALIGHIERI) Y COMO HIZO CÁIN SE VENDIERON POR “UN PLATO DE LENTEJAS”.
    RECUERDA QUE HASTA LA MAFIA UTILIZA TRAIDORES PARA SU BENEFICIO PERO DESPUÉS LOS ELIMINA POR INSERVIBLES, POCO CONFIABLES Y DENIGRANTES.

    • MEXICO2 dijo:

      Compañero, estos coterraneos q se mencionan siguen siendo CUBANOS. Nadie por decreto o voluntad (o por que a alguien le de la gana ) puede retirarle su condición de CUBANOS, por ley es así. Por otra parte mientras no levanten su mano, su voz o hagan sangre contra el país q les vio nacer seguirán siendo cubanos. Muchos de sus fondos vienen para Cuba entre otras cosas porque acá están sus familiares y estas también son fuentes de ingresos para los familiares y para el país, se quiera o no, se declare o no.
      Pero de lo q se trata es de no culpar a los q se van… Se trata de exigir a los responsables de que nuestra juventud (no solo deportistas) tenga q salir a buscar oportunidades fuera de su tierra. A nadie le gusta ser emigrante, la mayoría lo hace buscando progreso personal y para su familia.

    • Jose dijo:

      Le agradezco mucho que me contestara y con esta respuesta no espero que tengamos un careo público, mi forma de pensar la comparten millones de cubanos y colegas suyos que bien podrían tener el derecho y la libertad de tener un espacio aquí como lo tiene usted y poder expresarse. Tiene que reconocer que los tiempos han cambiado y que aferrarnos a antiguos conceptos solo nos van a llevar más al fondo.
      Usted supongo que conoce a cientos de glorias deportivas y por lo tanto también conoce a los que un día decidieron quedarse con la revolución y jugar para ella y hoy en día están desatendidos y más miserable que alguien que no llego a nada, seguro conoce también las historias de otros que los obligaron a jubilarse para dar paso a las ” nuevas generaciones”, también debe saber de sanciones ultrainjustas que acabaron con más de una carrera y hoy.hay quien agrede a otro con un bate y al año está jugando de nuevo, no hay espacio ni es objetivo que le mencione nombres porque usted los conoce, pregúntele a ellos que piensan al respecto, pregúntele a Julio Pablo Martínez si quiere seguir soltando la vida en el terreno para que el manager de turno se lleve a los peloteros de su equipo y a los que tienen padrino, pregúntele a Lazaro Junco que lloro en televisión si tuviera 20 años hoy que haría.
      Otra cosa los peloteros que mencione que juegan en Japón es cierto que son descartes de MLB pero la liga japonesa es la segunda mejor del mundo, no la desprecie de esa manera.
      Los que hoy prefieran quedarse en Cuba nadie tiene el derecho de criticarlos, están haciendo uso de la LIBERTAD de escoger su destino pero para competir en el mejor torneo del mundo tienen que ganarse el espacio en el equipo.
      Yo no escribo tan bonito como usted, mis disculpas y mis saludos.

      • mexico2 dijo:

        Gracias por responder hermano ambos llevamos razón. Ojala en Cuba las cosas más importantes q la PELOTA se puedan debatir con animo constructivo por todos los cubanos de manera franca y abierta, exponiendo las verdades de cada uno para mejorar lo nuestro. Eso ocurre en Cubadebate, pero esto es francamente limitado.

    • El pelotero Sabroso dijo:

      MARTURO no grites por favor vete con tu perorata politica a otro lado viejo, esto es deporte no una sesion partidista y quien te autorizo en nombre de que pais a juzgar el deporte por su militacia politica

    • AZUCAR dijo:

      MUY DE ACUERDO CON UD, SABIAS PALABRAS AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR , ESO NO TIENE OTRO NOMBRE, DEBEMOS OLVIDAR LOS RENCORES, PERO LOS OLVIDABLES, ESOS NO SON CUBANOS POR SU PROPIA DECISION NO PORQUE CUBA SE LO NEGO, SINO PORQUE ERA LA CONDICION PARA REALIZAR SU SUEÑO NORTEAMERICANO.CADA CUAL DEBE SER RESPONSABLE DE SUS ACTOS Y SUFRIR LAS CONSECUENCIAS.

    • Rogelio dijo:

      Ojo con esos que usted llama traidores y desertores, después vienen a La Habana en una delegación oficial con su equipo de grandes ligas y nuestros dirigentes los reciben, les ponen alfombra roja y les dan la mano y se tiran fotos juntos y les regalan flores y juegan con un equipo infantil de aquí y les traen donaciones de implementos.

  • Analitico dijo:

    Muy buen trabajo peridistico en cuanto a los temas referidos pero…aún existen muchas aristas en las cuales se debe referir,faltaria sugerir o evaluar en cuanto al punto de la afición,la necesidad, estoy seguro al 100%, de la realización de los partidos nocturnos, es ilogico cuestionar la concurrencia a los estadios,cuando los partidos se estan desarrollando en horario laboral,somos un pueblo que lleva el beisbol en la sangre,pero se necesita trabajar para dedicar entonces el tiempo libre en la asistencia al espectaculo. Otro aspecto que considero muy necesario,la busqueda del talento,este no llega solo,la mayoria de las veces no se encuentra en academias,hay que trabajar en funcion, de identificar esos talentos prometedores en los sitios mas apartados,en las zonas más intrincadas,talento lleva desarrollo fisico,habilidades para correr,lanzar, para desarrollarlo estarian luego las academias,pero…es necessario identificarlos. No somos fanaticos somos aficionados que convive y formamos parte del pueblo. La mesa esta servida desde hace mucho,para que directivos asuman la tarea en pos de lograr los cambios necesarios. Gracias.

  • Ramón Soto Díaz dijo:

    Buenas. Empecemos por decirle al pueblo cubano quienes son Felo Ramírez, Eladio Secades, et, etc…

    • chino10 dijo:

      Rafael Ramírez. Es un locutor deportivo cubano, conocido también como “Felo Ramírez”, o “Lo mejor del Caribe”. Laboró en transmisiones radiales en Bayamo, La Habana, Puerto Rico, Venezuela y los Estados Unidos. Es considerado junto al argentino Buck Canel, como los mejores narradores de béisbol de habla hispana, motivo por el cual ha recibido varios premios y condecoraciones. Fue bautizado por el venezolano Leo Nazar, como Lo mejor del Caribe.
      Eladio Secades Rodríguez. Destacado periodista cubano que sobresalió en la crónica deportiva y que reactivó el costumbrismo en la prensa cubana en el siglo XX. En 1954, cubrió la Serie de béisbol del Caribe que se celebró en República Dominicana, para El Diario de la Marina” junto a René Molina Los fanáticos del deporte se reunían en las tardes, después de que terminara un juego de béisbol importante, en el bar La Pelota, que se encontraba en la esquina de 23 y 12, en el barrio habanero del Vedado. Todos esperaban a que llegara Secades, para escuchar sus juicios sobre el partido y, sus palabras eran estimadas en alta medida.

  • MEXICO2 dijo:

    “Con la salida al exterior amplían su capacidad, reciben el 80% del contrato y aportan a la Federación el 20%. Estos últimos rembolsos para el desarrollo de nuestra pelota”
    Justa la forma de pago. ¿Por que no es el mismo sistema de pago a los médicos y otros profesionales?..

  • Corona dijo:

    MARTURO:

    Estamos opinando sobre como mejorar la calidad de nuestro beisbol, no de radicalismo político de la época de la Guerra Fria.

  • fulgido dijo:

    También es preocupante el hecho que los jóvenes y adolescentes ya no prefieran el béisbol como su principal pasatiempo, el cual está en el corazón de la nacionalidad.
    Factores como los mencionados en el artículo anterior y otros que están en la estructura escolar y en la mentalidad afectan la práctica de la disciplina; podría ser elpartido una buena empresa comercial donde gane el pelotero, el directivo y el pueblo. Me gustaría volver a estar en las alturas de la pelota,porque crecí con las victorias de Cuba,pero eso requiere valentía y trabajo.

  • juan a arevalo dijo:

    Exelente articulo hoy tengo casi ya 57 y como he visto beiabol. Cuba cuna de numerosos talentos, pero quiero decir algo que llevo dentro desde pequeño, corrian los años 67 en adelante en un pequeño pueblo llamado zarza de guaninao se reunían, los pasos, aguacate, candonga, xavier y otros pueblos donde los talentos sobraban, recuerdo un pichert que bien pudo hacer un equipo cuba le decian papi sus manos eran tan grande como un guante y su recta como de 115 millas por hora, recuerdo a calila torres wuao que batazos, recuerdo dos hermanos que eran mudos que segunda y ss eran en fin floiran un wilfredo sanchez. En fin tantos talentos vi perderse y nunca de los jamases alli fui un comisionado provincial a ver que de bueno hay por ahi. Nada he posible que en ese pueblo todavia hasta el dia de hoy existan muchos mas talentos que en aquel tiempo. Los invito a llegarse y ver que sucede por alli. Me harian un gran favor. Gracias confio en el renacer del pasatiempo nacional.

  • Legendario dijo:

    Felicidades por su buen comentario, muy amplio y específico en cada tema a la misma vez, yo sólo quiero comentar que coincido con usted plenamente que en Cuba no acaba de aparecer la escuela de directores, cierto es que se dan cursos, pero no formamos de manera coherente, pedagógica y técnico – táctica a los directores, lo que hacemos es cambiar y volver a cambiar, ahora quitamos a Reutilio en Santiago y ponemos a Kindelán, en Pinar pasamos por Juan Castro, Urquiola, Giraldo, Casanova, Gallardo, y así seguimos cambiando y cambiando y los resultados positivos en estas provincia esperando y esperando, los problemas no se resuelven quitando y poniendo directores, los problemas se resuelven preparando y formando directores, no importa si fueron jugadores o no, lo que importa son sus conocimientos para la toma de decisiones, su trabajo en equipo y su experiencia que se adquiere en varias series nacionales no en una sola, y ya, viene el cambio por otro, pienso que hoy ese es una de los principales retos del beisbol cubano, creo que sólo Granma que mantiene a Carlos Martí, que sin ser un gran estratega y sin esos grandes resultados en la pelota si se ha ganado prestigio y sabiduría, las demás provincias en los últimos 10 años sería bueno ver la estadística de cuántos directores han pasado por sus diferentes equipos, y sacar una media nacional, imagínemos una empresa donde todos los años cambiamos de director, podemos esperar allí resultados palpables y positivos, donde estarían las estrategias, la experiencia, el conocimiento acumulado, y el respeto por los directivos, que todo el mundo sabe que son los más inestables dentro del colectivo, así mismo pasa en el deporte, yo pienso que en equipos como Pinar, Santiago, u otro que siempre tenga estos cambia y cambia, los peloteros que más tiempo llevan jugando se preguntarán, antes de comenzar la serie de pelota, quién nos mandará este año, pues busquemos estabilidad y ya veremos la llegada de buenos resultados y mejor nivel dentro de nuestro beisbol que mucho que hoy lo necesita.

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Vea también