Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Estados Unidos-Cuba: Otro paso positivo, pero insuficiente

| 8

El 12 de enero Obama puso fin a la política de “pies secos, pies mojados”. Foto: Archivo.

El 12 de enero Estados Unidos puso fin a la política de “pies secos, pies mojados” y a la de parole para estimular a desertar a los médicos en misiones internacionalistas, ambas añadidas a la Ley de Ajuste Cubano. La política consistía en que los cubanos que llegaban a pisar tierra en ese país y así lo solicitaran, recibían permiso de trabajo, pensión alimenticia, seguro de salud y derecho de residencia al año y un día; luego tenían derecho a pedir la ciudadanía. Un formidable estímulo para emigrar.

En cambio, los cubanos interceptados por los guardacostas estadounidenses en el mar eran devueltos a Cuba. Esta política, puesta en vigor en 1995 por el presidente Clinton, fue concebida para subvertir el orden interno en Cuba y evidenciar, mediante una campaña mediática, cómo los isleños “escapaban” del socialismo. Un socialismo bloqueado y acosado en un país subdesarrollado, que había perdido a su aliado principal, pero de eso no se ocupaban los “medios”. En 1996 se recrudecía el bloqueo con la Ley Helms-Burton.

Debieron pasar dos décadas para que la potencia del norte se convenciera de que era más conveniente a sus fines desestabilizadores sustituir el fracasado método de la hostilidad abierta, que ha costado cerca de tres mil vidas   y grandes daños materiales a Cuba.

Ello llevó al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países el 17 de diciembre de 2014, y en noviembre de 2015, en el contexto del diálogo bilateral iniciado un año antes, a la presentación por Cuba de una propuesta de acuerdo migratorio. Esta, luego de varias rondas de intercambio, condujo a la Declaración Conjunta signada por los dos gobiernos hace una semana, como parte sustancial de la cual se pone fin a la mencionada política y se salvarán muchas vidas de cubanos.

Estados Unidos se veía en una situación muy difícil ya para justificar esta práctica, que convertía a los cubanos en las únicas personas en el mundo que no debían someterse a sus regulaciones migratorias mientras rechazaba y violaba los derechos más elementales de los migrantes ilegales de otras naciones. Varios gobiernos de América Latina habían insistido a Washington que le pusiera fin, debido no solo al trato notablemente discriminatorio que prodigaba a sus nacionales sino a la conflictiva situación para el alojamiento, la manutención y la atención médica del número creciente de cubanos que arribaban a sus fronteras, en países que a duras penas proveen de servicios sociales a sus propios ciudadanos. Al restablecerse las relaciones se corrió la voz en la isla de que la política de pies secos, pies mojados sería derogada, lo que impulsó a decenas de miles a no perder el “último tren”.

Y el rumor era muy lógico pues sostener esa política era incompatible con el mantenimiento de relaciones diplomáticas. Son muchas de esas personas las que han quedado varadas ahora en países centroamericanos y en México, lo que constituye un drama humanitario. Sin embargo, los medios hegemónicos dedican a esta situación un espacio desproporcionado con respecto al que reciben los millones de africanos, árabes, asiáticos, mexicanos, centroamericanos y haitianos en cuadros humanos casi siempre peores, que huyen como resultado de la falta de oportunidades y las guerras creadas en sus países por las potencias imperialistas, incluida la cuestionada y etnocida guerra contra el narco.

Pero falta mucho para llegar a la normalización de las relaciones cubanoestadunidenses. Baste decir que el mismo día en que se adoptaba la Declaración Conjunta Cuba/Estados Unidos, el Departamento del Tesoro de este país imponía multas de 10 mil dólares a una ONG estadounidense que organiza viajes a Cuba por violar supuestamente las normas del bloqueo y de casi un millón de dólares a un banco de Canadá por presuntamente canalizar fondos a través del sistema financiero estadunidense a una compañía canadiense propiedad de una empresa cubana. Desde el restablecimiento de relaciones, Washington ha impuesto multas a once entidades estadunidenses y de otros países ascendentes a 2 mil 843 millones 623 mil 359 dólares por violar el régimen de sanciones a Cuba.

En síntesis, para poder hablar de normalización de relaciones Estados Unidos debe derogar la Ley de Ajuste Cubano, única en su género, mediante la cual otro gobierno de Washington podría crear discrecionalmente graves conflictos migratorios. Y debe derogar el bloqueo, los fondos para planes subversivos y devolver el territorio de la Base Naval de Guantánamo.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Manuel dijo:

    No van a perdonar el ejemplo de Cuba NUNCA. Miremos a Haitì y saquemos conclusiones. Solo nos entretienen con el sueño de la zanahoria y de un cambio. Cuba CAMBIÒ EN 1959 Y ELLOS, LOS QUE QUIEREN GOBERNAR AL MUNDO PIENSAN QUE CUBA ES PAPA SUAVE. SOLO HAY QUE RECORDAR A HATUEY, HEREDIA, APONTE,LUZ Y CABALLERO, VARELA,8 ESTUDIANTES DE MEDICINA, CÈSPEDES,LA QUEMA DE BAYAMO, AGRAMONTE, GÒMEZ , MACEO, MARTÌ, CALIXTO, VILLENA, PABLO, BALIÑO , MELLA ,GUITERAS, TREJO,ALFREDO,MENÈNDEZ,ARACELIO,RUBÈN BATISTA,MUÑOZ,TASSENDE, RAÙL GÒMEZ, ABEL,JOSÈ ANTONIO,MACHADITO ,CARBÒ SERVIÀ. FRUCTUOSO,FRANK, MACHACO, EL VAQUERITO,TANGANICA, CAMILO, PITI, VÌCTIMAS DE LA COUBRE, HÈROES DE GIRÒN,EL ESCAMBRAY ,EL CHE, HÈROES DE ANGOLA Y TODAS LAS MISIONES,VÌCTIMAS DEL TERRORISMO, LOS 5 HÈROES,HÈROES DEL ÈBOLA ,BRIGADA HENRY REEVE, LA COOPERACIÒN Y MISIONES MÈDICAs. Y UN PUEBLO ENTERO DISPUESTO A DARLO TODO Y A NO OLVIDAR LA HISTORIA , QUE DICE: YO SOY FIDEL. LA BATALLA VA A SER LARGA. PERO SEGUROS DE LA VICTORIA.

  • Jose R Oro dijo:

    Pensaba que el aburrimiento tendría un final, entonces leí este artículo. El que sea cierto no lo dudo, pero es que no se debe repetir lo mismo hasta el fastidio y el bostezo. El progreso relacionado con el fin de los “pies secos, pies mojados” es vasto, es uno de los avances más tangibles de la mejoría de las relaciones entre los EE.UU. y Cuba, cuántas vidas se van a salvar, mil cosas más. Entonces el autor nos recuerda que el mundo no es aun perfecto, en un acto de portentosa entropía intelectual.

    • George dijo:

      Nada es suficiente para Angel Guerra………no importan las concesiones que se hagan o los avances logrados. Personalmente considero a este autor como uno de los grandes saboteadores del proceso de restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, asi como su posterior mejoramiento. La retorica es su arma favorita
      He cumplido con todos los lineamientos eticos de este excelente sitio y no considero mi opinion ofensiva en grado alguno, por lo que espero ser publicado. Mis saludos para usted amigo Jose!

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado George, muy de acuerdo con usted, un fuerte abrazo cubano

  • Sin palabras dijo:

    Obama realizo algunas pequeñas cosas que el podia determinar, las cosas que faltan solo hay que hacerle una trepanacion a cada uno de los que dictan y aprueban leyes, alla en el imperio. Porque de lo que si pueden estar seguro es que nuestra Historia es y sera por siempre nuestro “Himno de Lucha”, porque son ideales que se conquistaron con heroicismo en el campo de batalla con la pluma, con el machete y con el fusil y el amor a la patria, el de ser LIBRES O MARTIRES” y nosotros y la JUVENTUD continuadora repitio una y mil veces “YO SOY FIDEL”, “FIDEL ES CUBA”. Que no piense nadie que nuestra revolucion no perdurará, ahora mas que nunca estamos firmes y convencido de lo que tenemos y de lo que tenemos que hacer para mantenerla.

  • Kellerman dijo:

    Esa ley pude parecer para algunos errada pero tiene sus ventajas ,pues saben ustedes lo q es q los cuidadanos de otro país tengan derechos en EEUU a decidir si se quedan o se van ,además esa emigración se vuelve dinero en remesas,además todos los desafectos a Cuba se marchan de la isla ,no creo q la ley fuera tan mala

  • orlando dijo:

    Muy de acuerdo. Sabias palabras

  • MANUEL FOUQUET dijo:

    NUNCA VA A SER SUFICIENTE PARA GENTE COMO UD. SIEMPRE NECESITAN A USA COMO ENEMIGO PARA JUSTIFICAR ERRORES

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también