Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Fidel, hoy y siempre

| 56

fidel-castro-multitud

Querido Fidel,

1. No quiero hablar de ti sino hablar contigo, porque tú sigues estando presente entre nosotros y lo estarás siempre.

2. Me excuso por tratarte de tu, pero te siento tan cercano que he sentido la necesidad de hacerlo.

3. Tú sabes que mi segunda patria es Cuba, país que me acogió a mí como a miles de compatriotas, con los brazos abiertos cuando era perseguida en Chile por tratar de construir una sociedad humanista y solidaria inspirada en tus enseñanzas. Y sabes que pude formar en tu país un hogar feliz con uno de tus más fieles compañeros.

4. Fidel tú has servido de aliento e inspiración a los pueblos de América latina y del mundo.

La política como el arte de hacer posible lo imposible

5. Siempre entendiste que la política no era el arte de lo posible —la visión conservadora de la política— sino el arte de hacer posible lo imposible, no por una actitud voluntarista, sino por entender que la política es el arte de construir una correlación de fuerzas social, política y militar que permita transformar las condiciones actuales de la lucha haciendo posible en el futuro lo que en el momento presente aparece como imposible.

6. Contra el fatalismo que reinaba en la izquierda de aquella época, demostraste que era posible vencer a un ejército regular a pesar de la sofisticación de su armamento. Usando la táctica guerrillera del ataque por sorpresa al enemigo en sus puntos más débiles, lograste acciones victoriosas que debilitaron su fuerza militar, pero sobre todo, que minaron su moral.

7. Pero, el camino de las armas no fue para ti un objetivo en sí, sino sólo un medio. Pensabas como Martí que es criminal quien promueve en un país la guerra que se puede evitar; pero que también lo es quien deja de promover una guerra que se presenta como inevitable.

8. Tu gran mérito histórico fue haber sabido definir con claridad cuál era el eslabón decisivo que permitiría asir toda la cadena y de esa manera hacer triunfar la revolución, y eso no era otra cosa que la lucha contra el dictador Batista y el régimen que él encarnaba. Veías claramente la necesidad de unir el máximo de fuerzas sociales para derrocar esa tiranía. No era posible pensar sólo en los sectores revolucionarios, había que pensar también en convocar a los sectores reformistas y aún a aquellos sectores reaccionarios que tuvieran la más mínima contradicción con el dictador.

9. Admirabas en Martí no tanto las proezas que había realizado en el campo de batalla, como la gigantesca proeza de unir a los cubanos para la lucha. Estabas convencido de que sin ese esfuerzo Cuba sería todavía una colonia española o una dependencia de los Estados Unidos.

10. Y para lograr esta amplia unidad tuviste es que ir cediendo en cuestiones programáticas.

11. En el Programa del Moncada ( 16 de octubre de 1953 ) planteaste sólo medidas de tipo “democrático‑burgués” y aunque proponías medidas que afectarían a los intereses norteamericanos, nunca hiciste una declaración formal antiimperialista. Más tarde, en el Pacto de la Sierra (12 de julio de 1957), fruto del acuerdo entre los representantes burgueses y los rebeldes en la Sierra, no se menciona la participación de los obreros en las utilidades de las empresas, ni la participación de los colonos en el rendimiento de la caña. Tampoco se habla de la confiscación de los bienes malversados ni de la nacionalización de los trusts eléctrico y telefónico que junto con la aplicación consecuente de la reforma agraria, se transformarían de hecho en medidas antiimperialistas, todas medidas que figuraban en el Programa del Moncada. Finalmente, en el Pacto de Caracas (20 de julio de 1958), el programa mínimo se reduce a las medidas más esenciales: castigo a los culpables, defensa de los derechos de los trabajadores, orden, paz, libertad, cumplimiento de los compromisos internacionales y búsqueda del progreso económico, social e institucional del pueblo cubano.

12. En lo que nunca cediste fue en cuestiones de fondo, aquellas que considerabas podían estancar el desarrollo del proceso revolucionario: rechazaste siempre tanto la injerencia extranjera en la lucha nacional como el golpe militar interno; y siempre te negaste a conformar un frente que excluyera a alguna de las fuerzas representativas de un sector del pueblo.
Unidad de las fuerzas revolucionarias

13. Nadie como tú luchó por la unidad de las fuerzas revolucionarias y el pueblo.

14. Nos enseñaste que la revolución es una guerra y que para enfrentarla en mejores condiciones el ideal es tener un comando único que sea capaz de orientar los combates definiendo claramente cuál es el enemigo estratégico y el enemigo inmediato, la forma que debe adoptar la lucha, la situación actual en que ella se encuentra y la política a seguir para ganar cada vez más adeptos contra ese enemigo inmediato.

15. Pero también nos advertiste que una cosa es el ideal y otra la realidad y que hay que comenzar a trabajar con lo que hay.

16. Nos enseñaste que hay que buscar primeramente la unidad de las fuerzas revolucionarias y sólo después de realizar un esfuerzo en este sentido te planteaste una unidad más amplia. Sin embargo, no fuiste rígido en eso, el no logro de esa meta en forma inmediata no te detuvo en tu avance hacia la unidad más amplia.

17. Insististe en que no deberíamos empezar por ponernos metas máximas sino mínimas.

18. Nos advertiste que pretende gestar una unidad de las fuerzas revolucionarias prematuramente, cuando todavía no estaban dadas las condiciones para ella, sólo daría por resultado una unidad formal que podía hacerse trizas ante cualquier adversidad.

19. Sabiendo la realidad político‑ideológica de Cuba, preferiste evitar las discusiones teóricas convencido de que la aplicación de una estrategia correcta, sería más convincente que muchas palabras.

20. Y otra cosa muy importante, fuiste capaz de valorar en forma correcta el aporte de todas las fuerzas revolucionarias sin fijar cuotas de poder ni en relación a su grado de participación en el triunfo de la revolución, ni en relación a la cantidad de militantes que se posea. Combatiste siempre cualquier “complejo de superioridad”.

21. Insististe en que la revolución tenía que estar por encima de todo lo que cada uno de ustedes había hecho en el pasado, que lo importante era lo que todas esas fuerzas hicieran juntas en el porvenir y por eso no cobraste derechos de autor, y, a pesar de que el Movimiento 26 de Julio era reconocido por la inmensa mayoría del pueblo como el artífice de la victoria, tu abandonaste la bandera de tu movimiento para asumir la bandera de la revolución.

22. ¡Cuán distinta sería nuestra realidad latinoamericana hoy si hubiésemos tomado en cuenta tus orientaciones!

23. Contra el fatalismo de los analistas internacionales de la época, demostraste que se podía intentar empezar a construir el socialismo muy cerca de las costas de la más grande potencia imperialista mundial, y que se podía resistir a las constantes agresiones externas a pesar de sus efectos negativos sobre la vida cotidiana del pueblo, porque por encima de todo eso estaba la dignidad de un pueblo que había conquistado su derecho a hacer su propia historia.
Un lenguaje apropiado

24. Querido Fidel, también aprendimos de ti cómo había que hablarle al pueblo. No solo había que hacerlo con absoluta honestidad, sino usando las palabras que la gente sencilla pudiese comprender.

25. Por eso consideraste que, en medio del ambiente macartista y anticomunista que reinaba en tu país y en el mundo, era un absurdo hacer declaraciones de fe marxista‑leninista. No había que hacer declaraciones, había que actuar y demostrar en los hechos lo justo de los planteamientos revolucionarios.

26. Y también por eso consideraste que el factor unificador del Movimiento 26 de Julio no podía ser la ideología marxista‑leninista, que había sido asimilada sólo por los cuadros más avanzados del Movimiento, sino la lucha contra Batista por una vía nueva, armada, y que esa lucha debía conducir a transformaciones sociales radicales, tanto en el plano político como social y a la conquista de la verdadera soberanía nacional.

Sueños revolucionarios truncados

27. Por último, aprendimos de ti y de la revolución cubana que muchos sueños de los revolucionarios no pueden materializarse, no porque no se sean ideas nobles y buenas, no porque falte de voluntad en sus filas, sino porque el enemigo —alertado de los objetivos perseguidos— obliga a tomar otros caminos. Un hecho muy ilustrativo es el deseo inicial de la revolución cubana —una vez terminada la guerra contra Batista— de transformar los cuarteles en escuelas. Tú no traicionaste ese bello ideal. Fue la constante agresión del gobierno estadounidense la que obligó a tu país a posponer su concreción, llevándolo a construir la fuerza militar más poderosa de América Latina en proporción a su número de habitantes. La dirección de la revolución comprendió que prepararse para la guerra era la mejor forma de evitarla.

28. Yo fui testigo —al visitar por primera vez Cuba a mediados de 1960— de cómo un cuartel en la Sierra Maestra se había transformado en una escuela. Pero no sólo esa idea se había plasmado en una realidad tangible, sino que ya en esos tempranos tiempos estaba presente otra de las grandes características de tu conducción revolucionaria: la solidaridad con todos los pueblos del mundo. Esos niñitos de 10 a 12 años, al saber que yo venía de Chile a visitarlos y que en mi país había ocurrido recientemente un terremoto, me contaron que estaban esperando la llegada de un grupo de niños chilenos para acogerlos en Cuba mientras se reconstruían sus casas dañadas por el sismo. Nunca podré olvidar dicha experiencia: era sorprendente cómo niños tan pequeños estaban informados de lo que pasaba en nuestros países y como se había logrado despertar en ellos un sentimiento de solidaridad hacia el sufrimiento de otros pueblos.

29. También fui testigo —años más tarde— de cómo en cada edificio de microbrigada que se construía en La Habana, sus trabajadores cedieron uno de sus departamento a una familia chilena perseguida por la dictadura de Pinochet.

30. Estos son pequeños testimonios de solidaridad internacional, pero allí están también de las grandes epopeyas como la de Sud África y la de Angola, donde miles de cubanos lucharon cuerpo a cuerpo con sus hermanos africanos para vencer la opresión que sufrían sus pueblos.

31. Para terminar quiero decirte con toda honradez que no siempre estuve de acuerdo con todas las medidas que tomaste o las ideas que propusiste, pero son tanto más las que compartí que no creo necesario detenerme en aquellas en esta ocasión.

Fidel espero que compartas conmigo la idea de que la mejor forma de homenajearte es que nos comprometamos a hacer nuestros tus combates, a caminar en tu misma dirección. Así ya no habrá un Fidel, habrá miles, millones y, más temprano que tarde, se irán abriendo más y más las grandes alamedas por donde transitarán hombres y mujeres libres constructoras de ese mundo humanista y solidario en el que has soñado.◄

Nota de la autora : Un desarrollo mucho más amplio de las ideas de Fidel acerca del frente político y la unidad de las fuerzas revolucionarias se encuentra en mi libro: La estrategia política de Fidel: Del Moncada a la victoria escrito en 1985.

Se han publicado 56 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • BATAH SADIG MOHAMED UCM SSP dijo:

    adios comandante en jefe FIDEL CASTRO RUZ eres el jemplo de todo el mundo
    eres el espejo que brilla padre descansa en paz
    gracias padre por dar la aportunidad a miles de estudiantes extranjeros AFRICANOS ASIATICOS AMERICAS PARA QUE LOS PUEBLOS DEL MUNDO ESTARN EN BUEN SALUD ERES UN HOMBRE DE PRINCIPIOS HUMANISTA SOLIDARIO AYUDASTE AMI PAIS RASD EN MOMENTOS MAS DIFCILES AFRICA SIEMPRE AGRADEFCA A FIDEL SIEMPRE HASTA LA VCTORIA SIEMPRE COMANDANTE

    SOMOS FIDEL
    SOMOS FIDELISTA SIEMPRE
    GRACIAS COMANDANTE EN JEFE FIDEL CASTRO
    GRACIAS AL PUEBLOP CUBANO

    FIDEL ES FIDEL

    EL HOMBRE QUE LA HISTORIA LOS HISTORIADORES PASAN SIGLOS Y SIGLOS NO PUEDEN DIFINRLO POR ES UN HOMBRE DEDICO SU VIDA A SU PUEBLO FIEL DE SU REVOLUCIÓN Y EL MUNDO FIDEL ES MI PADRE SIEMPRE DEFENDO MI CUBA EN TODO EL MUNDO

    QUE VIVA FIDEL
    QUE VIVA RAUL
    QUE VIVA EL PUEBLO CUBANO

    AMISTAD CUBA RASD

  • la lluvia dijo:

    No te vamos a olvidar nunca.
    cuando algo malo me ocurre pienso a ti, a tu fuerza y a tu positividad para enfrentar los problemas
    eres fuerza inspiradora y se que nos iluminaras siempre.
    gracias FIDEL.

  • lila dijo:

    dios mío, qué mal escrito está esto, Fidel merece un pensamiento más elevado!

    • Fran dijo:

      Ese artículo, aunque no parece el nombre de la autora, pertenece a Marta Hanecker, la viuda de Manolo Piñeiro, y está muy bien redactado, señora Lila

      • Irai dijo:

        HOLAS, EL NOMBRE DE LA AUTORA SI ESTA ESCRITO Y COINCIDO CONTIGO Q ESTA BUENO EL ESCRITO, SDOS

    • jorge dijo:

      no se debe criticar lo q uno no hace, para mi esta genial el escrito sobre nuestro Comandante, GENIAL

      • Noslen López Sánchez dijo:

        Concuerdo con usted y revelo a la ves que me motiva ver el interes del pueblo por conocer el nombre de brillante personalidad, pues dicho escrito está acto en todos los sentidos, porque expresa con claridad la intensión positiva a seguir con nuetros principios que es la base de nuestro socialismo. ESTAMOS CONTIGO RAÚL. VIVA LA REVOLUCIÓN CUBANA. VIVIRÁ POR SIEMPRE FIDEL.

    • Joaquín Espinoza dijo:

      Sra. Lila: Arriba lo dice: Por Marta Harnecker. Bién claro!

    • enrique hidalgo mena dijo:

      el que no tiene el pudor de decir algo asi por lo menos que tenga el pudor de callarse, ese articulo esta muy bueno

  • Ernesto Coloma dijo:

    Faltó indicar a la autora del artículo:
    MARTA HARNECKER
    Saludos

  • Liz Mariam dijo:

    Seguiremos su legado,hasta siempre mi comandante.

  • mrf dijo:

    Cubadebate por favor, puede identificar a la autora o autor de este escrito. Coincido con Lila, un artículo dedicado a nuestroComandante en Jefe, debía haber estado mejor estructurado, sobretodo si va a ocupar lugar principal en la portada del sitio. Este que se ha publicado es casi una escaleta de lo que será un mejor artículo, supongo. Gracias.

  • Eduardo González S. dijo:

    ¿Quien escribe es Marta Harnecker?

  • Manuel Domínguez Moreno dijo:

    ¿Quién dice que Fidel ha muerto?. El Comandante en Jefe, se multiplica en el pueblo de Cuba, como se ha multiplicado los Camilo, los Che, los Almeida, los Gómez, Maceo y Martí. Fidel, representado en miles de buenos cubanos, anda de solidario por América Latina, por África, por Ásia.
    Cada cubano digno y revolucionario, es un Comandante en Jefe en potencia.
    ¡¡¡ Viva Cuba socialista !!! …
    ¡¡¡ Viva Raúl !!! …
    ¡¡¡ Viva Fidel !!! … ¡¡¡ Viva Fidel !!! … ¡¡¡ Viva Fidel !!! …
    Patria o muerte … ¡¡¡ VENCEREMOS !!! …
    Hasta la victoria siempre.

  • El Indio dijo:

    MUY INTERESANTE EL ARTÍCULO, COMO CUBANO AL FIN ME GUSTARIA SABER QUIEN ES LA AUTORA E INCLUSO SU ESPOSO. PERO SI DE PRESENTE SE TRATA, EN PRESENTE DEBEMOS DECIR: “Fidel tú sirves de aliento e inspiración, Siempre entiendes que la política, Admiras en Martí….”

    • Manuel dijo:

      Marta Harnecker es una autora y psicóloga comunista chilena, nacida en 1937.

      Centrada en labores de analítica del movimiento obrero y elaboración de abundante documentación formativa, fue asesora del gobierno socialista de Cuba así como amplia colaboradora con los movimientos sociales de clase en Latinoamérica.1 También fue una autora marxista y socióloga de esta época

      De familia de inmigrantes austríacos, militaba en el catolicismo durante su juventud. En 1960 visitó la revolución cubana y quedó impresionada. A raíz de la prohibición de divulgar sus experiencias en Cuba por parte de sus compañeros de Acción Católica (grupo del que era miembro) comienza su alejamiento del catolicismo militante. En 1962 obtuvo una beca para estudiar en Francia bajo la tutela de Louis Althusser, durante la cual abandonó totalmente sus orígenes religiosos en favor del socialismo científico.

      A su vuelta a Chile en 1968 comenzó su actividad en el Partido Socialista y se incorporó al movimiento estudiantil en la universidad. Decepcionada por el cariz extremadamente teoricista de las discusiones en este ámbito, decide redirigir sus esfuerzos en la formación marxista de obreros y campesinos. De su experiencia en estas labores se sintetizaron sus conocidos trabajos de divulgación marxista.[cita requerida]

      Ha sido directora del centro de investigaciones Memoria Popular Latinoamericana de La Habana.2 y del Centro Internacional Miranda en Caracas.

      Sus libros Los conceptos elementales del materialismo histórico y Cuadernos de educación popular, fueron ampliamente utilizados por los partidos comunistas y organizaciones obreras de los países hispanohablantes para la formación de sus militantes durante los años 70 y posteriores.1

      Desde el año 1996 es colaboradora activa de Rebelión, donde están disponibles sus obras completas (82 libros).

      Es viuda de Manuel Piñeiro, quien fue jefe de los órganos de seguridad de Cuba. El matrimonio tuvo una hija, Camila Piñeiro. Su actual marido, el economista marxista Michael Lebowitz, reside en Canadá, y Harnecker divide su tiempo entre este país, La Habana, donde vive su hija y Caracas, donde oficialmente sigue habitando y donde recibió el Premio Libertador al Pensamiento Crítico, el 15 de agosto de 2014.3

  • jorge dijo:

    realmente hay tanto q escribir y leer sobre la obra de Fidel q estariamos años haciendolo sin llegar al final, es muy extensa y muy profunda q abarca casi toda la vida social ,politica y economica no solo de Cuba sino del mundo
    aquellos cubanos q lo critican no recuerdan como llegaron a ser lo que son ahora, y no son merecedores de ser ni su sombra
    los extranjeros q lo tratan de tachar solo conocen lo que los detractores quieren q sepan en las redes sociales, pero cuando se enfrentan con la realidad ven q Fidel es un gran hombre, modesto, sencillo, de los mas grandes sentimientos hacia toda la humanidad sin distincion de raza, religion, ES TAN GRANDE Q HABRIA Q BUSCAR EL DICCIONARIO Y ESTE SE QUEDO CHICO PARA ESCRIBIR TODAS SUS CUALIDADES, ESPECIALMENTE MUY MUY HUMANO.
    VIVA ETERNAMENTE NUESTRO FIDEL CASTRO !!

  • Lazaro dijo:

    Ayer publiqué por esta vía un poema que habia escrito para nuetro Comandante, no tuve suerte, veremos si hoy me lo publican. Gracias por todo.

    Descansaré en la lucha
    Fidel es el escudo de las palmas,
    Que vitorean al aire
    El resplandor de un amanecer

    Fidel es el escudo
    Que en la simiente
    De almendros y rosales
    Permite que el rocío
    Penetre en los lares

    Fidel es el escudo,
    La fuerza y la razón,
    En el corazón,
    De estrellas centellantes

    ¡Fidel es vida!
    Y en el penacho inerte,
    De la sangre derramada,
    Clama como tempestad divina
    Por los que sufren

    ¡Ay Fidel
    Porque te has ido
    ¡Y tus hijos!
    ¡Y tus palmas!
    ¡Y tus ríos!
    ¡Y el cansancio y el hastío!
    Descansaré en la lucha
    Aprendan
    Levántense cuál silueta de luz
    Ante este mundo
    Empecinado de cólera
    Y permitan
    ¡Que Dios renueve en mí
    El alma del profeta!

    Lázaro Crespo
    3/12/2016

    Aurora Nuestra

    Figura insaciable
    De los tiempos por venir,
    Aurora nuestra
    Manantial cristalino de fe
    Hombre que avizora
    Tortuosos caminos
    De cenizas y flores
    Mundo empecinado de cólera
    Vibrante de emoción
    Arrullado en su vida
    Despierto y agonizante
    Atrevido y soberbio
    Mundo de callados bostezos
    Y lágrimas de sangre.
    ¡Gigante que vislumbra el cóndor!
    ¡Dios renueva en ti el alma del profeta!

    Lázaro Crespo
    10/1992

  • lolo dijo:

    Nunca pense que tendria que escribir estas palabaras, quizas lo consideraramos eterno, pero la vida debe seguir su curso y nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel ya no esta con nostros, aunque estuvo, está y estará eternamente en nuestros corazones, en nuestro actuar, en nuestro aliento para sobreponernos, en la esperanza de un mundo mejor. Su guía y su ejemplo nos acompañara siempre. No hay mejor manera de honrarlo que cumplir y defender nuestra patria y nuestro socialismo.
    Gloria eterna a nuestro gran padre
    VIVIA FIDEL
    HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

  • LIS dijo:

    Yo a diferencia de la autora con todo respeto si estuve y estaré de acuerdo siempre con lo que pensaste e hiciste Comandante …porque todo fue bueno ,fue de corazón y fue por el bienestar de Cuba y el mundo,tu el HOMBRE DE TODOS LOS TIEMPOS TE AMAMOS
    TE IDOLATRAMOS
    TE ADMIRAMOS Y RESPETAMOSÇ
    VIVA FIDEL POR SIEMPRE

  • Dayra dijo:

    Esta décimas las compuso Teresa de Jesus Rodríguez Peña con Dirección Particular:Frank País 455 .Trinidad.Sancti Spiritus.

    Hasta Siempre Comandante.

    Cuando el féretro llegó,
    A la plaza de Maceo.
    Quedó cumplido el deseo,
    Que el Comandante pidió.
    Más tarde se dirigió,
    A su última morada.
    Y vimos en la explanada,
    Que junto a la Caravana.
    Iba Vilma Espín, Mariana,
    Y mártires del Moncada.

    La nación se estremeció,
    Al ver a Dalia sin prisa.
    Con su cofre de ceniza,
    Que del pecho se arrancó.
    Raúl que lo recibió,
    Sintió un dolor tan profundo.
    Hubo silencio un segundo,
    Cuando lo depositó.
    El suspiro se escuchó,
    En los confines del mundo.

    Dalia sintió aquel latido,
    En lo más hondo del pecho.
    Pero él se fue satisfecho,
    Con sus deberes cumplidos.
    Junto a sus seres queridos,
    Y a un pueblo tan firme y fiel.
    Que ha levantado el nivel,
    Culto de la dignidad.
    Y le dice a la humanidad,
    Que todos somos Fidel.

    El monolito lo abraza,
    Y desde el mármol Martí.
    Piensa Fidel está aquí,
    Todos estamos en casa.
    Nuestro pueblo grita en masa,
    Expresando su deseo.
    Lágrimas y consignas veo,
    Banderas y rosas blancas.
    Y una mirada franca,
    De Frank, Céspedes y Maceo.

    Fidel, los agradecidos,
    Siempre te recordaremos.
    Y la deuda que tenemos,
    Nunca se echará al olvido.
    Los desagradecidos,
    un día te recordarán.
    Y en sus adentros dirán,
    Cuando la conciencia allana.
    Que ninguno se a la cama.
    Sin un pedazo de pan.

  • manuel dijo:

    El Comandante Manuel Pi­ñeiro. conocido como Barba Roja. aparece en Fotos junto al Comandante en Jefe. al Triunfo de la Revolucion. a partir del Triunfo siempre estuvo en el anonimato. atendia los grupos de Liberacion en America latina. enlace de Nuestro Comandante en jefe. La labor que realisaba Jorge Risquet en Africa. la realisaba El comandante Piñeiro en America Latina. El escrito realisado por Martha Harnecker. esposa de Piñeiro esta muy Bueno. y admiro su sinceridad. y Lealtad a nuestro Comandante.

  • michael vazquez montes de oca dijo:

    Ahora más que nunca considero imprescindible que el estudio del pensamiento creador de Fidel en todas las esferas de la vida de nuestra sociedad sea incluido sistémicamente, de una manera amena, sin cliches, sin aburrir, en los planes de estudio, particularmente de nuestras Secundarias, Preuniversitarios y Universidades así como en Talleres y Seminarios de nuestras organizaciones políticas y sociales, particularmente del PCC, la UJC, la FMC, la FEU, la FEEM, la Asociación de Combatientes y los CDR, fundamentalmente en lo que se refiere a nuestra Historia, los Principios y la Ética revolucionaria y el antiimperialismo. Creo que esto es vital para que las Ideas de Martí y Fidel se mantengan vivas y guíen a las nuevas generaciones en su camino hacia nuestro socialismo y la independencia de la patria, que es lo mismo.

    Fraternalmente

    Lic. Michael Vázquez Montes de Oca

  • Ruben Ruis R dijo:

    Inicio » Opinión »
    Fidel, hoy y siempre
    Por: Marta Harnecker
    En este artículo: América Latina y el Caribe, Cuba, Fidel Castro Ruz
    8 diciembre 2016
    Si esta en el encabezamiento la autora de este articulo porque repiten varios lectores que no saben quien es la autora.
    Marta fue una activa luchadora chilena y compañera del comandante Piñeiro, conocedora del proceso revolucionario cubano y autora de muchos trabajos periodisticos relacionados con los movimientos de liberacion de América.

    • Eduardo dijo:

      Fácil. Porque cuando lo leímos (antes que usted, por cierto) no estaba el nombre de ella.

  • laura morales medina dijo:

    Fidel
    La valentia de los hombres esta en su espiritu no en su precencia

  • Dayra dijo:

    Las compuso Teresa de J Rodríguez Peña ,Dirección Particular: Frank País 455.Trinidad.Sancti Spiritus.

    Hasta Siempre Comandante

    Cuando el féretro llegó,
    A la plaza de Maceo.
    Quedó cumplido el deseo,
    Que el Comandante pidió.
    Más tarde se dirigió,
    A su última morada.
    Y vimos en la explanada,
    Que junto a la Caravana.
    Iba Vilma Espín, Mariana,
    Y mártires del Moncada.

    La nación se estremeció,
    Al ver a Dalia sin prisa.
    Con su cofre de ceniza,
    Que del pecho se arrancó.
    Raúl que lo recibió,
    Sintió un dolor tan profundo.
    Hubo silencio un segundo,
    Cuando lo depositó.
    El suspiro se escuchó,
    En los confines del mundo.

    Dalia sintió aquel latido,
    En lo más hondo del pecho.
    Pero él se fue satisfecho,
    Con sus deberes cumplidos.
    Junto a sus seres queridos,
    Y a un pueblo tan firme y fiel.
    Que ha levantado el nivel,
    Culto de la dignidad.
    Y le dice a la humanidad,
    Que todos somos Fidel.

    El monolito lo abraza,
    Y desde el mármol Martí.
    Piensa Fidel está aquí,
    Todos estamos en casa.
    Nuestro pueblo grita en masa,
    Expresando su deseo.
    Lágrimas y consignas veo,
    Banderas y rosas blancas.
    Y una mirada franca,
    De Frank, Céspedes y Maceo.

    Fidel, los agradecidos,
    Siempre te recordaremos.
    Y la deuda que tenemos,
    Nunca se echará al olvido.
    Los desagradecidos,
    un día te recordarán.
    Y en sus adentros dirán,
    Cuando la conciencia allana.
    Que ninguno fue a la cama,
    Sin un pedazo de pan.

  • Angel dijo:

    A mi si me gustaria que se le dediquen lugares a Fidel como a todos los grandes!!!

Se han publicado 56 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Marta Harnecker

Marta Harnecker

Es autora marxista-leninista y socióloga chilena.

Vea también