Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Fidel Castro y la represión contra los intelectuales

| 116
Fidel Castro. Foto: Archivo.

Fidel Castro. Foto: Archivo.

La muerte de Fidel Castro ha dado lugar -en algunos grandes medios occidentales-  a la difusión de cantidad de infamias contra el Comandante cubano. Eso me ha dolido. Sabido es que lo conocí bien. Y he decidido por tanto aportar mi testimonio personal. Un intelectual coherente debe denunciar las injusticias. Empezando por las de su propio país.

Cuando la uniformidad mediática aplasta toda diversidad, censura cualquier expresión divergente y sanciona a los autores disidentes es natural, efectivamente, que hablemos de ‘’represión’. ¿Cómo calificar de otro modo un sistema que amordaza la libertad de expresión y reprime las voces diferentes ? Un sistema que no acepta la contradicción por muy argumentada que sea. Un sistema que establece una ’verdad oficial’ y no tolera la transgresión. Semejante sistema tiene un nombre, se llama : ‘tiranía’ o ‘dictadura’. No hay discusión.

Como muchos otros, yo viví en carne propia los azotes de ese sistema… en España y en Francia. Es lo que quiero contar.

La represión contra mi persona empezó en 2006, cuando publiqué en España mi libro « Fidel Castro. Biografía a dos voces » -o « Cien horas con Fidel »- (Edit. Debate, Barcelona), fruto de cinco años de documentación y de trabajo, y de centenares de horas de conversaciones con el líder de la revolución cubana. Inmediatamente fui atacado. Y comenzó la represión. Por ejemplo, el diario « El País » (Madrid), en el que hasta entonces yo escribía regularmente en sus páginas de opinión, me sancionó. Cesó de publicarme. Sin ofrecerme explicación alguna. Y no sólo eso, sino que –en la mejor tradición estalinista- mi nombre desapareció de sus páginas. Borrado. No se volvió a reseñar un libro mío, ni se hizo nunca más mención alguna de actividad intelectual mía. Nada. Suprimido. Censurado. Un historiador del futuro que buscase mi nombre en las columnas del diario « El País » deduciría que fallecí hace una década…

Lo mismo en « La Voz de Galicia », diario en el que yo escribía también, desde hacía años, una columna semanal titulada « Res Publica ». A raiz de la edición de mi libro sobre Fidel Castro, y sin tampoco la mínima excusa, me reprimieron. Dejaron de publicar mis crónicas. De la noche a la mañana : censura total. Al igual que en « El País », ninguneo absoluto. Tratamiento de apestado. Jamás, a partir de entonces, la minima alusión a cualquier actividad mía.

Como en toda dictadura ideológica, la mejor manera de ejecutar a un intelectual consiste en hacerle ‘desaparecer’ del espacio mediático para ‘matarlo’ simbólicamente. Hitler lo hizo. Stalin lo hizo. Franco lo hizo. Los diarios « El País » y « La Voz de Galicia » lo hicieron conmigo.

En Francia me ocurrió otro tanto. En cuanto las editoriales Fayard y Galilée editaron mi libro « Fidel Castro. Biographie à deux voix » en 2007, la represión se abatió de inmediato contra mí.

En la radio pública « France Culture », yo animaba un programa semanal, los sábados por la mañana, consagrado a la política internacional. Al publicarse mi libro sobre Fidel Castro y al comenzar los medios dominantes a atacarme violentamente, la directora de la emisora me convocó en su despacho y, sin demasiados rodeos, me dijo : « Es imposible que usted, amigo de un tirano, siga expresándose en nuestras ondas. » Traté de argumentar. No hubo manera. Las puertas de los estudios se cerraron por siempre para mí. Ahí también se me amordazó. Se silenció una voz que desentonaba en el coro del unanimismo anticubano.

En la Universidad Paris-VII, yo llevaba 35 años enseñando la teoría de la comunicación audiovisual. Cuando empezó a difundirse mi libro y la campaña mediática contra mí, un colega me advirtió : « ¡Ojo ! Algunos responsables andan diciendo que no se puede tolerar que ‘el amigo de un dictador’ dé clases en nuestra facultad… » Pronto empezaron a circular por los pasillos octavillas anónimas contra Fidel Castro y reclamando mi expulsión de la universidad. Al poco tiempo, se me informó oficialmente que mi contrato no sería renovado… En nombre de la libertad de expresión se me negó el derecho de expresión.

Yo dirigía en aquel momento, en París, el mensual « Le Monde diplomatique », perteneciente al mismo grupo editorial del conocido diario « Le Monde ». Y, por razones históricas, yo pertenecía a la ‘Sociedad de Redactores’ de ese diario aunque ya no escribía en sus columnas. Esta Sociedad era entonces muy importante en el organigrama de la empresa por su condición de accionista principal, porque en su seno se elegía al director del diario y porque velaba por el respeto de la deontología profesional.

En virtud de esta responsibilidad precisamente, unos días después de la difusión de mi biografía de Fidel Castro en librerías, y después de que varios medios importantes (entre ellos el diario « Libération ») empezaran a atacarme, el presidente de la Sociedad de Redactores me llamó para transmitirme la « extrema emoción » que, según él, reinaba en el seno de la Sociedad de Redactores por la publicación del libro. « ¿Lo has leído ? », le pregunté. « No, pero no importa  –me contestó- es una cuestión de ética, de deontología. Un periodista del grupo ‘Le Monde’ no puede entrevistar a un dictador. » Le cité de memoria una lista de una docena de auténticos autócratas de Africa y de otros continentes a los que el diario había concedido complacientemente la palabra durante décadas. « No es lo mismo -me dijo- Precisamente te llamo por eso : los miembros de la Sociedad de Redactores quieren que vengas y nos des una explicación. » « ¿Me queréis hacer un juicio ? Un ‘proceso de Moscú’ ? Una « purga » por desviacionismo ideológico ? Pues vais a tener que asumir vuestra función de inquisidores y de policías políticos, y llevarme a la fuerza ante vuestro tribunal. » No se atrevieron.

No me puedo quejar ; no fui encarcelado, ni torturado, ni fusilado como le ocurrió a tantos periodistas e intelectuales bajo el nazismo, el estalinismo o el franquismo. Pero fuí represaliado simbólicamente. Igual que en « El País » o en « La Voz », me « desaparecieron » de las columnas del diario « Le Monde ». O sólo me citaban para lincharme.

Mi caso no es único. Conozco -en Francia, en España, en otros países europeos-, a muchos intelectuales y periodistas condenados al silencio, a la ‘invisibilidad’ y a la marginalidad por no pensar como el coro feroz de los medios dominantes, por rechazar el ‘dogmatismo anticastrista obligatorio’. Durante decenios, el propio Noam Chomsky, en Estados Unidos,  país de la « caza de brujas », fue condenado al ostracismo por los grandes medios que le prohibieron el acceso a las columnas de los diarios más influyentes y a las antenas de las principales emisoras de radio y televisión.

Esto no ocurrió hace cincuenta años en una lejana dictadura polvorienta. Está pasando ahora, en nuestras ‘democracias mediáticas’. Yo lo sigo padeciendo en este momento. Por haber hecho simplemente mi trabajo de periodista, y haberle dado la palabra a Fidel Castro. ¿ No se le da acaso, en un juicio, la palabra al acusado ? ¿Por qué no se acepta la versión del dirigente cubano a quien los grandes medios dominantes juzgan y acusan en permanencia?

¿ Acaso la tolerancia no es la base misma de la democracia ? Voltaire definía la tolerancia de la manera siguiente : « No estoy en absoluto de acuerdo con lo que usted afirma, pero lucharía hasta la muerte para que tenga usted el derecho de expresarse. » La dictadura mediática, en la era de la post-verdad, ignora este elemental principio.

Se han publicado 116 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Uno ahi dijo:

    Buen artículo.

    • medico económico dijo:

      Alguien puede comentar sobre el segundo párrafo y cito textualmente;

      Cuando la uniformidad mediática aplasta toda diversidad, censura cualquier expresión divergente y sanciona a los autores disidentes es natural, efectivamente, que hablemos de ‘’represión’. ¿Cómo calificar de otro modo un sistema que amordaza la libertad de expresión y reprime las voces diferentes ? Un sistema que no acepta la contradicción por muy argumentada que sea. Un sistema que establece una ’verdad oficial’ y no tolera la transgresión. Semejante sistema tiene un nombre, se llama : ‘tiranía’ o ‘dictadura’. No hay discusión.

      • Boris Abel dijo:

        Además de médico y económico sé VARÓN y coméntalo tú.

      • rafael g. dijo:

        medico economico que quieres decir con tu tragalengua,me parece que en el fondo tu tienes veneno . porque si tu lo que quieres es defender es a esos que se dicen periodistas independientes en cuba tu sabes que lo que son unos vende patrias y que son pagados por el imperialismo yanky. para que expresen todas las mentiras que escriben sobre nuestra patria y de nuestroi nvencible comandante en jefe

      • chicho dijo:

        Es cierto que en Cuba se tuvo que instaurar la DICTADURA DEL PROLETARIADO, pero todo absolutamente necesario, de lo contrario ¿Cómo una pequeñita Isla, con 10 millones de habitantes y pocos recursos iba a soportar las embestidas del imperio más poderoso que ha existido jamás y que no soporta su rumbo trazado?…Solo invito a leer lo que expresó Rafael Correa en la Plaza el 28 de noviembre…este país ha estado en guerra permanente desde que triunfó la Revolución y ha tenido que defenderse…cualquier otro País no hubiera resistido 1 año con el bloqueo del manda más…Todo sucedió en espirar, cada acción devino en una respuesta y viceversa…al final hubo que adoptar nuestro propio modelo, adaptado a nuestra condición de País cercado…

      • medico e. dijo:

        Que curioso q no se les habilita la opcion de responder ni a usted Boris Abel ni a usted señor Rafael, por lo q no hay duda de q ustedes si son los pagados para este tipo de actos de ataque contra quienes con nuestro derecho comentamos en este sitio, a usted Boris le digo q soy muy varon, y si la virilidad se mide por el valor de dar nuetro criterio aqui , entonces son MUYY VARON, creo q quienes no tienen la valentia de publicar los comentarios de muchos q tienen como dice Ramonet , expresiones divergentes son ustedes q censuran cualquier tipo de comentarios, soy fidelista y revolucionario y plasmé mi firma respaldando el concepto de Revolución de Fidel, la forma de actuar de ustedes es algo de lo mucho q debe ser cambiado…Saludos

      • JEnri dijo:

        medico económico Es usted como un borracho que vi en una guagua (personaje típico) que se montó vociferando en contra de nuestro Comandante. No se veía alguien sin cordura, sólo borracho. Ante esa situación y el silencio de algunos, decidí únicamente comentar: “Fidel se alzó contra un ejército de tiranos sanguinarios y lo hizo con convicciones y muchísimo coraje…contrariamente a algunos cobardes que se emborrachan para creerse con el falso valor de expresar lo que ni ellos mismos se creen”

      • Andrés dijo:

        Médico económico: todos aceptamos el principio de “no matarás”. Es un principio moral básico que nos permite vivir unos con los otros sin temores inmediatos a nuestra integridad física. Cuando alguien mata, se han establecido leyes que juzgan estos comportamientos.

        Sin embargo, no es lo mismo que un asesino asesine a una anciana a sangre fria para robarle que alguién que mata en defensa propia a un ladrón que intentaba entrar a su casa y poner en peligro la vida de su familia. En las dos situaciones hubo muertos, pero podemos juzgarlas del mismo modo? Evidentemente no. Sin embargo, la gente sigue aceptando el principio universal de “no matarás” y este no entra necesariamente en contradicción con el análisis matizado de cada circunstancia. Sería injusto juzgar a todos del mismo modo, aún cuando las circunstancias, motivos y puntos de partida son tan diversos.

        Si realmente se quiere delimitar, de modo realista y racional, la responsabilidad de cada individuo en determinado proceso social, o la naturaleza misma del proceso, entonces hay qe tomar en cuenta las circunstancias concretas.

      • Diógenes dijo:

        Médico económico: esa capciosa sugerencia me hace recordar un chiste viejo, pero magnífico:
        Se encuentran dos amigos, agentes ambos de la policía política, y uno le dice al otro, amistoso:
        – Y qué…¿Cómo tú ves la cosa?
        -Pues igual que tú –le responde el otro.
        -Bueno, lo siento, pero… ¡estás preso!

      • Fina Pereira dijo:

        Sólo decir que la dictadura tiene muchas caras..incluso se disfraza de democracia y nos lo creemos cuando no es otra cosa que un capitalismo criminal que regala consumismo para narcotizar al pueblo. Fidel lo hizo pero al contrario para educar y culturizar a su pueblo cubano para que jamás se doblegase al imperialismo ianqui a pesar de 50 años de bloqueo y presiones,nadie aguanta con tanta dignidad como lo hizo Castro,NADIE!!! Grande Ramonet coherente y honesto!!✊✊✊✊

      • Quindo dijo:

        Medico economico, no entiendo tu mensaje claramente. Citas un parrafo integramente y pides comentarios. Lo bueno hubiera sido que dieras tu opinion y no pidieras la de los demas. Aqui cada quien da su opiniuon libremente, como hiciste la tuya.
        La respuesta de Boris Abel te dice eso por lo que quisiste decir y no dijiste. Como no fuiste claro, te respondieron de esa manera. La segunda respuesta tu das, nada tiene que ver con la primera. No hacia falta que dijeras quien eres y que piensas, sino te respondieras tu mismo. No mas. Lo importante de estos foros es que cada quien vierte su opinion y de su criterio con argumento y respeto.

        Por otra parte, quiero señalar que en el artículo en el último párrafo el autor cita una frase atribuida a Voltaire, pero esta no es de dicho autor, sino que corresponde a la escritora inglesa Evelyn Beatrice Hall en el libro Los amigos de Voltaire y que publicó en 1906 con el seudónimo de Stephen G. Tallentyre. Les dejo la cita del libro donde aparece dicha aclaración y el link donde pueden bajar el libro en formato pdf . Además, el texto íntegro correspondiente a dicha aclaración en idioma ingles del libro (original) (Boller et al. 1989 p.124-126) y su traducción. Añado también la cita del libro Evelyn Beatrice Hall “Los amigos de Voltaire”.
        El libro de Boller et al. (1989) es interesante leerlo porque esclarece el origen de muchas frases que son atribuidas a ciertes personalidades y no le corresponden como es este caso. Le recomiendo lo lean.
        Boller, Jr., Paul F.; George, John (1989). They Never Said It: A Book of Fake Quotes, Misquotes, and Misleading Attributions. Nueva York: Oxford University Press. ISBN 0-19-505541-1.
        http://domashka.englisher.com.ua/m/archive/79/They_Never_Said_It_A_Book_of_Fake_Quotes.pdf

        “I disapprove of what you say, but I will defend to the death your right to say it.”
        “This is one of the most famous quotations from Voltaire and one of the most popular quotations among American civil libertarians. But Voltaire never uttered these words; and there is no reason to suppose he ever attempted to fight to the death for Claude Adrien Helvetius, the French philosopher on whose behalf he is supposed to have made his celebrated statement. The origin of the quotation has been traced to a book published in 1906 entitled The Friends of Voltaire, written by S. G. Tallentyre, the pen name of Evelyn Beatrice Hall.
        “According to Evelyn Hall, in 1758 Helvetius published De I’esprit (On the Mind), setting forth the idea that selfishness and the passions are the sole mainsprings of human actions and that there are no such things as virtues and vices. Voltaire was not impressed with the book; but civil and ecclesiastical authorities were highly incensed by it. The book was condemned by the Parlement of Paris, attacked by the Pope, censured by the Sorbonne, publicly burned by the hangman, and its privilege of publication revoked. In great distress, Helvetius insisted he had written De I’esprit in perfect innocence and hadn’t had the slightest idea of the effect it would produce. Parlement finally accepted his amende, but deprived him of a stewardship which he held at the time and exiled him for two years to Vore.”
        What a fuss about an omelette!” Voltaire exclaimed when he heard about the book-burning. Evelyn Hall’s account of the episode concluded: ” ‘I disapprove of what you say, but I defend to the death your right to say it’ was his attitude now.” She did not say that Voltaire either uttered or wrote the statement; she simply summarized what she thought Voltaire’s general attitude was and put it in quotes. Questioned about it in 1935, she explained: “I did not intend to imply that Voltaire used these words verbatim, and should be much surprised if they are found in any of his works.
        The defend-to-the-death quotation, though spurious, probably summed up Voltaire’s general attitude toward Helvetius accurately enough, and there was no desire on Evelyn Hall’s part to mislead anybody.220 “
        220. S. G. Tallentyre, The Friends of Voltaire (London, 1906), 176-205; William Rose Ben^t, “Phoenix Nest,” Saturday Review of Literature, XXX (May 10, 1947): 35; (June 28, 1947): 36; and (August 2, 1947): 22
        Traducción
        “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero yo defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”
        Esta es una de las citas más famosas de Voltaire y una de las citas más populares entre los libertarios civiles estadounidenses. Pero Voltaire nunca pronunció estas palabras; y no hay razón para suponer que haya intentado luchar hasta la muerte por Claude Adrien Helvetius, el filósofo francés en cuyo nombre se supone que hizo su célebre declaración. El origen de la cita se remonta a un libro publicado en 1906 titulado “The Friends of Voltaire”, escrito por S. G. Tallentyre, el seudónimo de Evelyn Beatrice Hall.
        De acuerdo con Evelyn Hall, en 1758, Helvetius publicó “De I’esprit,” donde expuso la idea de que el egoísmo y las pasiones son los únicos resortes de las acciones humanas y que no existen cosas tales como virtudes y vicios. Voltaire no le causo buena impresión el libro; pero las autoridades civil y eclesiástica estaban muy indignadas por ello. El libro fue condenado por el Parlamento de París, atacado por el Papa, censurado por la Sorbona, quemado públicamente por el verdugo, y se le revocó el privilegio de publicación. Con gran angustia, Helvetius insistió en que había escrito “De I’esprit” en perfecta inocencia y no había tenido la menor idea del efecto que produciría. El Parlamento finalmente aceptó su “enmienda”, pero le privó de la posición que él mantenía en ese momento y lo exilió durante dos años a Vore.
        “¡Qué lío por una tortilla!” exclamó Voltaire cuando oyó hablar de la quema del libro. El relato de Evelyn Hall sobre el episodio concluía: “No apruebo lo que dices, pero yo defiendo hasta la muerte tu derecho a decirlo” era su actitud ahora “. Ella no dijo que Voltaire pronunció o escribió la declaración; Ella simplemente resumió lo que ella pensaba era la actitud de Voltaire y lo puso en comillas. Interrogada sobre ello en 1935, ella explicó: “No pretendía implicar que Voltaire usara estas palabras literalmente, y estaría muy sorprendida si la encontraran en cualquiera de sus obras”. La cita de la defensa de la muerte, aunque espurio, probablemente resumió la actitud general de Voltaire hacia Helvetius con suficiente precisión, y no había ningún deseo de parte de Evelyn Hall de engañar a nadie.

      • Quindo dijo:

        Me falto añadir respecto a las frases atribuidas a quien no las dijo: “el sí se puede” de Raul se lo quieren atribuir a Obama que la utilizó recientemente. Que les parece. Parte de lo que aquí se trata.

      • Osvaldito dijo:

        Interesante ese parrafo, y pregunto, alguien cree que los precios de Etecsa son excesivos, y no están acorde con la economia del trabajador? y si es la dictadura del proletariado, o sea la nuestra, por que no podemos decidir cuanto pagar por los servicios de una compañia que es nuestra.

    • Antonio Sánchez dijo:

      Nada es verdad o mentira, todo es del color del cristal con que se mira … Unos y otros …

    • otro aqui y allá dijo:

      Ellenguaje de “los derechos” y la “tolerancia” siempre ha sido el comodín de los que han esperado los buenos momentos para cabilar y actuar conforme a lo pensado. Ni el mejor de los gobernantes nos puede garantizar la libertad de pensamiento, gobernar es apenas mantener un gobierno, ningún gobernante tiene algo mas alla de eso como prioridad, ni en Cuba, ni en Francia, ni en Suiza, ni en Noruega, la libertad de pensamiento y de actuación no es un derecho , ES UN DEBER PERSONAL E INTRANSFERIBLE DONDE QUIERA QUE UNO ESTÉ Y NO ESTA GARANTIZADO EN NINGÚN LUGAR, NO BUSQUEMOS MÁS GOBERNANTES TOLERANTES, BUSQUEMOS PERSONAS DIGNAS DISPUESTAS A EJERCER SU DIGNIDAD, A ASOCIARLA Y COMPARTIRLA Y HACERNOS FUERTES COMO HUMANOS PLENOS PARA QUE NO DEPENDAMOS MAS DE AUTORIDADES TOLERANTES Y ARMADAS HASTA LOS DIENTES EN NOMBRE DE DERECHOS QUE SIEMPRE DEPENDERÁN DE COMO ANDEN SUS POSIBILIDADES DE GOBERNARNOS.

  • Isamaría Calvo Sánchez dijo:

    Confieso que desconocía que el genial catedrático y periodista Ignacio Ramonet había sido reprimido y censurado por la prensa occidental por el único delito de entrevistar a un líder de talla universal como lo es Fidel Castro.Ello es una burla gigantesca a las tan cacareadas libertades de expresión y de prensa.Una vez más se evidencia que quien paga manda en los medios internacionales.Crece cada vez más mi admiración por hombres como Fidel y Ramonet, a la vez que se empequeñecen sus ridículos adversarios que temen a la fuerza de las ideas y de la verdad.Me sumo al Hasta Siempre Comandante experesado ahora por Ramonet.

    • Eduardo González S. dijo:

      Cito al Comandante (de memoria): “Cuántas relaciones interpersonales no se malogran por esa costumbre que tenemos de juzgar al hombre y no su obra”. Y esto, aunque a escala mucho menor, también se ha visto acá. El ejemplo de Fidel es algo que en occidente tratarán de hacer desaparecer, minimizar, ningunear ante la historia. Y no podrán.

  • Marta dijo:

    Ramonet sucede que quieren que bailemos con el ritmo que nos ponen y que cantemos la letra que quieren que nos aprendamos.
    No hubo mayor plebiscito, votación, apoyo popular o moral, que la que el pueblo de Cuba hizo en las honras fúnebres al Comandante, en la Caravana de Occidente a Oriente, o en la firma del concepto de Revolución, nadie nos obligó, ni nos amenazó, nos llevó la convicción, el amor, la fe en la obra imperfecta que aún estamos construyendo y la confianza en nuestro guía, en su moral y su ejemplo.
    Tengo muy mala memoria porque en este preciso momento no recuerdo un solo nombre de un presidente europeo, para mencionar una sola zona geográfica, con tanta democracia, que pudiera lograr tal cosa
    A mucha honra somos distintos, diferentes; seguimos la línea de nuestro Fidel; aún vivo en cada logro de este país o en el logro de cualquier humilde de este mundo inspirado en sus ideas.
    Ud. manténgase firme, sea leal y fiel a Ud. mismo primero, a la verdad y a la razón, que nosotros seguiremos luchando por cumplir nuestro compromiso al decir YO SOY FIDEL.

    • Patricia dijo:

      Me encantó su “A mucha honra somos distintos, diferentes… ” Enhorabuena por ser así! Pueblo admirable de un líder admirable. Mis respetos para Uds.

  • J.A.T. dijo:

    Muy ilustrativo articulo para los que con la LUPA del odio y la impotencia agrandan y tergiversan la defensa de los principios en Cuba y califican de censuradores a los defensores de los derechos de la mayoria a la verdad y all respeto de sus símbolos.

  • Eskandar dijo:

    En este tema, todos tienen el techo de vidrio

    • Jesus dijo:

      Pero no todos se rompen cuando les tiran piedras.

  • Efrenh dijo:

    Excelente artículo.

  • Eskandar dijo:

    En este tema,todos tienen el techo de vidrio

    • gilberto puerto urra dijo:

      El problema está en saber distinguir para qué se usa la libertad de expresión, si para decir la verdad o para ocultarla y mentir.

    • Arturo Ramos dijo:

      Señores escandar y médico económico (un cuentecito): Érase una vez una islita con apenas unos pesitos para mantener unos pocos medios de prensa con un papel de mala calidad. Esta islita mantenía una postura firme ante los poderosísimos medios de desinformación mundial que la agredían constantemente. Incluso desde la oficina donde comandaban estos medios de desinformación se aprueban millones de dólares para financiar disidentes en la islita (la del principio del cuentecito)-(financiar mercenarios, se entiende ¿no?).
      Este escenario en el marco de la lucha de clases donde se enfrentan dos modos básicos de ver el mundo.
      En la islita se asume con claridad que no hay espacio para la contrarrevolución, el que hay es apenas para los revolucionarios.
      Lo cierto es que desde los supergrandes medios de desinformación hay desgalillo-pataleta-vociferío constante sobre la falta de espacio en la islita para los disidentes. Y helo aquí que la verdad verdaderísima es que en estos paladines de la libertad (cómplices de asesinatos, agresiones, etc…) hay tanta o más segregación que en la islita con un corazón grande EH? superagredida?
      Lo que pasa es que si se mira con un corazoncito cachondo de burguesito se cuestiona a la islita y se pone al mismo nivel que nada más y nada menos que los EEUU y Europa misma.
      Esta isla es lo más hermoso que haya existido. Lo que pasa es que, como dijera el apóstol el sol quema con la misma luz que calienta. Los desagradecidos solo ven las manchas.
      Saludos

      • B.B. dijo:

        Genial!!!!

      • Luis Enrique dijo:

        Sólo añadir que de seguro las dos personas a las que dedicó el cuentecito no tienen honestidad para reconocer la luz del sol y sólo se empeñan en ver sus manchas. A Ud. gracias por regalarnoslo. Saludos.

  • Carlos dijo:

    Contundente denuncia a la hipocrecía y la doble moral.

    Que se difunda para que se lea en todas la latitudes.

  • Luis Villa dijo:

    Igual hubiera pasado si publica un ruso un libro con entrevistas a Stalin. Finalmente las democracias toleran todo meno las dictaduras.

    • Azucar dijo:

      Luis Villa, quisiera que explicara de que democracia habla y de que tipo de dictadura.
      Nosotros si tenemos una Dictadura la del Amor, no queremos los modelos de domocracia que hay en el mundo en general, que son de boca para afuera,que pregonan moral en carzoncillos, democracias que matan de hambre a los pueblos, que invaden paises por repartirse sus recursos naturales y sus influencias geograficas.
      Nuestro pueblo le hace homenaje a nuestro Comandante con la demostracion de AMOR DE MILLONES, por mayoria como exige la DEMOCRACIA, aprobamos el CONCEPTO DE REVOLUCION y por tanto decidimos como le dijo FIDEL a los intelectuales que CON LA REVOLUCION TODO Y CONTRA LA REVOLUCION NADA y recuerda por si no conoces la CONSTITUCION DE NUESTRA REPUBLICA, hace años que votamos por mayoria que EL SOCIALISMO ES IRREVERSIBLE EN ESTE PAIS DE HOMBRES DIGNOS Y LIBRES.
      ASI PIENSO YO Y ASI PIENSAN LOS MILLONES DE CUBANOS QUE SE TIRARON PARA LA CALLE, NO PARA PROTESTAR POR LAS DIFICULTADES QUE TENEMOS, SINO PARA LLORAR Y HONRAR AL HOMBRE MAS GRANDE DEL MUNDO,Y EL QUE ASI NO LO VEA ES PORQUE ESTA CIEGO.
      Gracias Ramonet, en esta patria te queremos.
      HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
      VIVAAAAAAAAAAAAAAAA FIDEL.
      VIVAAAAAAAAAAAAAAAA RAUL
      VIVAAAAAAAAAAAAAAAA CUBA LIBRE SOCIALISTA.

    • JoséM. dijo:

      ¿Cuáles democracias, las de EEUU, las de UE? ¿De qué libertad de expresión hablamos en esas “democracias”? Los ejemplos serían infinitos. Es mejor aceptar que se pueden cometer errores que hacer mención a las “democracias”.

  • ELISEO dijo:

    Ramonet, los más Cordiales Saludos y respeto a Usted, Sólos los Grandes Son Absueltos por la Historia y Usted Hace rato está entre ellos, por tanta profesionalidad y entrega a la importante Labor Períodistica, Cuándo los perros ladrán es por qué caminamos, como Dijo en una Ocasión Simón Bolivar y repitió en muchas Cháves y teniendo presente a Julio Antonio Mella, Jóven y Revolucionario Cubano que más Hizo y en tan Corto Tiempo y Fidel Siempre destacaba como paradigma de la Juventud Cubana,Quién señaló: “Los Débiles Respeten, Los Grandes, ADELANTE.” Estos Son Tiempos de Grandes. Usted También Podría decir: Yo Soy FIDEL, Pero por modestia no lo decimos, Pero si llevamos en la acción y el pensamiento la Máxima de Nuestro Lider Fidel: ” EL MEJOR HOMENAJE ES EL DIARIO CUMPLIMIENTO DEL DEBER”. Saludo. YO.

  • Sembrando Conciencia dijo:

    Es maravilloso su artículo y es la pura verdad, la libertad de expresión en esas supuestas democracias y en esos medios de comunicación es para decir que se defiende la ideología capitalista y para defender los intereses de los ricos dueños de esos medios.
    Usted fue y es muy valiente por eso lo admiramos mucho mas.

  • Alfredo dijo:

    “Los débiles toman venganza, los fuertes perdonan y los inteligentes ignoran”. Esta frase se puede aplicar a esos “paladines” de la libertad de expresión, pues además de ser ignorantes, son cobardes.
    Gracias Ramonet.

  • esteban dijo:

    nuestro comandante ha dejado un legado que cada cubano revolucionario continuara la obra de la revolución lo que con sacrificio cultivo ahora ya vemos sus frutos los jóvenes y las nuevas generaciones estarán presente en cada trinchera y cuba sera un bastión inexpugnable patria o muerte venceremos

  • DE CUBA CON ♥ dijo:

    No saía de su situación que padece día a día debido al terror que tienen los que se hacen llamar poderosos y servidos.

    Sucede que parte de la estúpida sofisticada y mal llamada evolucionada conciencia humana; no basta con discrepar, es necesario suprimir lo diferente.

    Saber que alguien piensa distinto en mi opinión sobre la realidad cubana martiana y antimperialista, es saber que la parte opuesta no está acertada, está manipulada o simplemente se autoengaña.

    Si el autoengaño es por motivos de vasayaje, oportunísmo en resumen vil egoísmo lo cual no es dificil deducir, cierro la muralla.

    Con sus articulos tiene Ud. millones de amigos y de este en particular saldrán soluciones entre la intelectualidad cubana que abrasen su causa, la nuestra; para que su voz, la nuestra no la acallen los amos de la mentira perfecta.

    Saludos

  • jacques-françois bonaldi dijo:

    Hay que pedir a Ramonet que cambie el título, que es terriblement ambiguo!!!

    • Eduardo González S. dijo:

      Jacques: Note que no es ambiguo, sino irónico.

  • Francisco Perez dijo:

    Este señor no conece la historia de Lezama Lim, Heberto Padilla y tantos otros

    • Andrés dijo:

      “Cien horas con Fidel” es un libro fabuloso. Una de las biografías más dinámicas y vivaces que he leído de Fidel Castro. Es lógico que Ramonet pagara ese precio.

      A mí no me sorprende la diatriba desmedida contra este prestigioso periodista. Sirva esto para los que creen que defender a Cuba fuera de Cuba es un privilegio.

      Por otra parte, lo que si me perturba mucho es el doble estándar empleado por nuestros adversarios a la hora de comparar. A Cuba se le juzga como si fuera el represor por excelencia de la libertad de expresión y ellos se colocan como el paradigma de lo contrario. En realidad, y eso ya lo vamos sabiendo todos los cubanos también, en todos los sitios y sistemas institucionales hay puntos oscuros.

      En Cuba se habla del quinquenio gris y del ostracismo al que muchos intelectuales fueron condenados en este período (también en períodos anteriores y posteriores). Y ciertamente hubo periodos muy difíciles para muchos intelectuales. Pero yo he visto, desde hace algunos años, a muchos intelectuales y artistas cubanos refiriéndose al hecho ( y a sus consecuencias) de modo frontal, sobre todo en los últimos tiempos, aún cuando Fidel Castro vivía. Más, vi, y todo el mundo lo vio, al propio Fidel Castro reconociendo errores de antaño, de modo ejemplarmente autocrítico, y asumiendo la completa responsabilidad por ellos (aún cuando esta responsabilidad era evidentemente compartida).

      Sin embargo nunca he visto a los representantes de los grandes emporios mediáticos adversarios de Cuba reconocer sus pifias históricas, sus tergiversaciones malintencionadas y sus análisis errados. No los he visto rectificar ni una puñetera vez! Y mira que llevo rato fuera de Cuba!

      Es la diferencia entre la humildad y la arrogancia.

    • Rafael Cantero Pérez dijo:

      Sr. Francisco Lima, en el art’iculo yo no veo que Ramonet defienda a la revoluci’on, simple y llanamente critica a las “democracias occidentales” que se proclaman, en asuntos de Demcracia, más papistas que el Papa, sin embargo lo han reprimido, ¿por qué será?. Ahora al excelente dúo Buena Fé por las declaraciones de su voz Líder le cierran las puertas de los EE.UU, ¿eso es Libertad de expresión?. En cuánto a los que Ud. menciona, por lo menos en el caso de Lezama murió en Cuba y cuenta con todos los honores, Ud. podría decir ¿en qué proceso social no se han cometido errores?, porque ¿qué fue el Maccartismo?

      • lucianonyy dijo:

        un error no justifica otro error. lo cierto es que en cuba se padecio un quinquenio gris dirigido por el ex ministro de cultura luis pavon tamayo y jorge serguera director del ICR. eso se ha discutido aqui en cubadebate, en la jiribilla. y es cierto, a lezama lo han resucitado despues de muerto, como ocurre con virgilio pinera, los dos murieron en el ostracismo. heberto padilla ni se menciona (fue premio casa de las americas), a reynaldo arenas lo sacaron hace poco del closet, despues de muerto.
        que hubo errores es cierto. taparlos es un absurdo. revolver la porqueria da mal olor. es mejor no volver a cometer el mismo error.

      • Andrés dijo:

        Es cierto lo que dices Lucianonyy. Es más, todavía hoy enfrentamos asuntos heredados de aquella etapa. Todavía hoy se encuentra intolerancia y dogmatismo en nuestras instituciones culturales, económicas y políticas. Eso es algo con lo que debemos lidiar sin ambages de ningún tipo.

        Pero el asunto es el doble estándar desde la cual se juzga a nuestro país cuando estas cosas se analizan. Nunca se toman en cuenta los contextos, ni se mira la cosa en perspectiva histórica y humana. Todos padecemos las veleidades humanas, pero algunos son más culpables que otros, por alguna inexplicable razón. Semejante postura es inaceptable, y está bien que nuestro país proteste en los foros internacionales cuando se le trata de desvirtuar de ese modo.

        No puede ser que dos niños traviesos tiren piedras en la escuela, pero se le regañe a uno (por que no le cae bien a la maestra por ejemplo) y al otro no (porque sus padres hacen buenos regalos a la maestra por ejemplo). Uno debe tener el derecho de no aceptar semejante “justicia”.

    • Jorge Rodriguez Ponce dijo:

      Muy a mi pesar hay que reconocer el caso de Lezama Lima y de otros, pero tambien hay que reconocer que esa actitud se ha rectificado, tarde quizas pero esa es la ventaja de que podemos cambiar todo lo que debe ser cambiado, en mi juventud no se transmitía por radio o tv a los Beatles, ahora tenemos un parque John Lennon, errar es de humanos y los revolucionarios lo son, rectificar es de sabios y ya saben quien era encabezaba siempre los procesos de rectificación de errores en nuestro País

  • karina dijo:

    !Que titulo tiene este articulo!!! Se puede malinterpretar tendenciosamente. Mas cuidado, por favor.

    • Pablo dijo:

      La invito a que lea “Propagandas silenciosas”, del autor de este artículo, así podrá entender su título aunque este mismo escrito es bastante explicativo al respecto. Lo leyó?

  • Pierre dijo:

    Bravo Ramonet, no te publicarán los libelos del mundo, en Cuba te agradecemos las muestras de respeto al Comandante en jefe, tu obra “Cien Horas con Fidel” empequeñece, a los más grandes diarios, televisoras y universidades que te han dejado sin voz. Así actúan los que se creen de verdad con entera libertad y propagan el derecho de expresarse, irán al basurero de la historia.
    La famosa libertad de prensa ¿cómo se manifiesta?, excúsenme los foristas y los directivos de Cubadebate, les expondré un ejemplo de cómo funciona esto en apoyo a un gobierno de verdad tiránico y sanguinario, el de Fulgencio Batista y Zaldívar en un despacho de la Associate Press, o sea, la AP.
    Título del artículo: “Rebeldes cubanos expulsados de Santa Clara. Se reportan 4 000 bajas en la ciudad. Tropas de batista incrementan su ataque”.
    Por la Associate Press.
    La Habana Dic 31. “Tropas gubernamentales, apoyadas por blindados y la aviación, golpearon a fuerzas rebeldes en retirada en los alrededores de Santa Clara esta noche, expulsándolas de Las Villas en dirección al este”.
    En otros de sus párrafos refiere: “Según se describe, las calles de Santa Clara están cubiertas de cadáveres y heridos. Fuentes gubernamentales estiman en 3 000 los rebeldes muertos o heridos. Indicando además que las bajas gubernamentales se estimaban en por lo menos 1 000”.
    Observen, 31 de diciembre de 1958 se origina este despacho publicado el día 1o de enero de 1959, Batista abandona el país y sus fuerzas armadas, solo se lleva consigo, su familia, los más allegados colaboradores, mucho dinero del país y la AP publica este artículo, el cual continua con un carácter triunfalista, ese mismo día de publicado el artículo las tropas gubernamentales se rinden al Comandante Ernesto “Che” Guevara.
    Tomado del libro “Batista, últimos días en el poder” de los autores cubanos, José Luís Padrón y Luís Adrián Betancourt, ediciones Unión del año 2008, en la página 507.
    Estamos hablando de un artículo periodístico el cual pronto cumplirá 58 años, y hoy en día eso se mantiene inalterablemente.
    El “Plebiscito” más grande del mundo da la victoria a la Revolución Cubana, artículo de Martha Rojas, Premio Nacional de Periodismo y testigo excepcional de juicio a Fidel por los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. La muestra más grande de visión periodística a lo largo y ancho del país y del mundo. En varios idiomas expresaron sus sentimientos dignatarios y representantes de gobiernos el martes 29 de noviembre en la Plaza de la Revolución José Martí en respeto y homenaje a Fidel y al pueblo de Cuba.
    Los dueños de estos medios de información y de enseñanza podrán por sus influencias decir que se publica, que se enseña, no pueden impedir la enseñanza universal de las ideas de Fidel Castro Ruz.
    La canción de Raúl Torres lo dice claro “Hombre, los agradecidos te acompañan”

  • Carlos Manuel dijo:

    Podrán tratar de “silenciarte” Ramonet más como decía Guillén de nuestro Che, “no por callado eres silencio”, tu dignidad no la pueden soslayar. Me entristece ver a los representantes de esos medios cuando manifiestan que vienen a cubrir un evento, una situación X y los ves aglomerados, con sus modernos medios y hasta llegamos a creernos que son periodistas, foto reporteros, tan mediocres ellos, tan viles, y sí, en realidad vienen a cubrirlos pero solo con el lodo de la mentira, la infamia y la mediocridad. Su artículo nos ayuda a conocer más sobre esta mafia mediática como también nos ayudan estas dos preguntas y sus respuestas dadas por Pascual Serrano en una entrevista y que vienen a colación:
    Hace unas semanas escuché el siguiente comentario sobre el periodismo: “Hemos pasado de una dictadura política a una peor: la del dinero”. Si un medio de comunicación habla más de la cuenta, ¿puede perder la inversión que tiene detrás y, de ese modo, desaparecer? Es más, ¿por eso no se busca tanto invertir en medios de comunicación independientes?
    Es absurdo pensar que un medio de comunicación privado (decía Serrano), cuya propiedad es de una empresa privada, de unos accionistas privados, vaya a ser independiente. Para empezar, según las propias leyes del mercado, un directivo empresarial tiene la obligación de lograr el máximo beneficio para sus accionistas. Eso incluye a los directivos de una empresa de comunicación, por lo que pondrán al servicio de ese objetivo el medio de comunicación. No se le puede pedir a los dueños de una empresa de lavadoras, de coches, de minas o de petróleo otro objetivo que no sea el de rentabilidad para sus accionistas. Solo mediante leyes se puede conseguir que esas empresas tengan un comportamiento decente en términos medioambientales, laborales, etc… Pues con las empresas de los medios ocurre lo mismo. Si no hay ninguna legislación que les obligue a ser veraces, a ser plurales, a no mentir, a contrastar sus noticias, etc…, pues se dedicarán a conseguir beneficios sin pensar en nadas más.
    ¿Dónde queda el código deontológico en los grandes medios de comunicación? ¿Se ha traspapelado, convenientemente, entre billetes y contratos de publicidad? Ello me recuerda a una viñeta en la que aparece un señor preguntándole a otro dónde estaba su título de periodista. Éste, para responderle, le señalaba un billete cien dólares enmarcado en la pared.
    Los códigos deontológicos son un cuento chino para que los poderes públicos, los ciudadanos, no elaboremos un marco legal que nos garantice una información veraz, plural y democrática. Los abogados, los médicos o los arquitectos no hacen su trabajo conforme a un código deontológico, si los enfermos se mueren por imprudencia o los puentes se caen por mal diseño, la ley interviene contra los responsables. ¿Por qué, en cambio, quieren seguir colocándonos mala y falsa información sin que nadie pueda pedir responsabilidades?

  • Marco DL dijo:

    Asi funciona la hipocresía de las potencias occidentales, se autonombran paladines de la democracia, pero cuando sus ciudadanos se vuelven opositores a sus regímenes los encarcelan (Bradley Manning, Edward snowden, movimiento occupy wall street, etc, o asesinan cuando pueden). Cuando el gobierno de un país pobre defiende su soberanía como Cuba, las potencias occidentales lo atacan porque saben que si todos los países pobres se liberan se les acaba el colonialismo y saqueo.

    • Nancy dijo:

      Ramonet. Mis respetos. Excelente artículo. Si todavía existen ilusos que creen en las barbaridades de los trabalenguas, como el médico económico, que la la historia se lo cobre, pues de qué forma se hizo médico y económico¿?

    • balbina pérez rodríguez dijo:

      Como antes dije estoy de acuerdo con su comentario, en muchas partes del mundo al que se opone a los interes que no les convienen le hacen la vida imposible, usted como periodista honrado sólo queria mostrar al mundo la verdad de cuba, Fidel fue quién nos trajo la libertad a los humildes, a los desposeido y más haya del mundo, nos liberó de un verdadero tirano, asesino, sólo hay que ver las muestras de llanto y dolor en la despedida de duelo todo un pueblo lloró al cmandte, solo los ciegos no quieren ver la realidad de cuba y de su principal lider, quiém será por siempre para este pueblo Fidel

Se han publicado 116 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ignacio Ramonet

Ignacio Ramonet

Catedrático y periodista español residente en Francia, donde dirigió la revista Le Monde Diplomatique. Es el autor del libro “Cien horas con Fidel”.

Vea también