Imprimir
Inicio » Opinión, Ciencia y Tecnología  »

La atención diferenciada a los estudiantes talentosos: una tarea “impurgente”

| 29

En el pasado mes de septiembre, en el marco del inicio del curso escolar 2016-2017, se enfatizó por nuestro primer vicepresidente de estado y de gobierno la necesidad de dar una atención diferenciada a los estudiantes talentosos. Para convertir esa directriz en una práctica sistemática y consecuente es conveniente aclarar conceptos y caminos, promover el intercambio y echar a andar creativamente.

Comienzo por aclarar este acrónimo “impurgente”, que he acuñado desde hace años y que significa lo que es importante y urgente a la vez.

Hace algunos meses tratamos el complicado asunto del robo o fuga de cerebros, en aquella ocasión nos enfocamos en los jóvenes talentosos en el ejercicio de su profesión; muchas de sus características son válidas para el caso del pregrado pero otras son propias de éste.

La atención a las diferencias individuales de los estudiantes desde la enseñanza primaria hasta la universitaria, por discapacidad es una asignatura bien organizada y generalmente con buenos resultados, pero la atención por supercapacidad es a mi juicio una asignatura pendiente.

En GECYT, la Dra. C. Raquel Lorenzo y yo, entre otros, hemos trabajado este tema en el ámbito empresarial; y en el curso televisivo Inteligencia, creatividad y talento lo tratamos además en el ámbito familiar y escolar. Les sugiero consultar los libros escrito por Raquel Lorenzo sobre la temática que nos ocupa, y que utilizaré selectivamente en este artículo. También pueden adquirir los cuatro tabloides que se publicaron como apoyo al citado curso de Universidad para Todos.

Lo que a continuación expresaré no debe interpretarse como una visión unilateral ni desconocedora de la importancia del desarrollo integral de los jóvenes, incluyendo la preparación política e ideológica de calidad, el desarrollo de la cultura general integral y el compromiso consecuente con el socialismo, con el pueblo.

En tan poco espacio es imposible abordar este tema haciendo las aclaraciones terminológicas que satisfagan a todos los lectores, pero ante tal disyuntiva prefiero privilegiar a los no especialistas en la materia.

Es ciencia constituida que la inteligencia tiene un componente genético y otro social y ambiental; hay múltiples inteligencias (lógica-matemática, espacial, corporal, lingüística, musical, interpersonal, naturalista, emocional), que al encausarse adecuadamente propician el desarrollo de personas talentosas y exitosas. La motivación juega un papel determinante en el éxito. El éxito puede ser en el campo de las ciencias exactas, naturales, económicas, sociales; en las ingenierías; en la literatura, la danza, la pintura, la actuación, la música, el deporte, etc.

No todas corren igual suerte y a mi juicio las que están en desventaja son las relacionadas con las ciencias básicas o fundamentales y las ciencias aplicadas.

En la etapa estudiantil, en no pocas ocasiones se malogran inteligencias superiores, por falta de una detección precoz, por ausencias de maestros y profesores preparados y motivados, y más recientemente por causas económicas familiar y social. El problema como todo fenómeno complejo es multidimensional, multifactorial y no lineal.

Aunque la inteligencia colectiva siempre será superior a la individual, no debemos desconocer el papel que inteligencias superiores pueden jugar en favor de nuestra batalla económica y social.

Todo esto cobra mayor importancia debido a lo planteado por nuestro General-Presidente Raúl Castro en cuanto al papel de la economía en el futuro de la revolución socialista.

Si no le damos la atención requerida ni garantizamos la retribución material y moral a los miles de cubanos con capacidades intelectuales superiores demostradas, corremos el riesgo no solo de desaprovecharlas, sino de desestimular a los que por razones cronológicas vienen detrás.

Existen varias formas de tratar a los alumnos talentosos: la segregación, el enriquecimiento y la aceleración.

Segregación

La segregación completa implica la creación de las escuelas y las aulas especiales, y solo se acepta, casi por consenso, para los talentos artísticos y deportivos, aunque en la enseñanza privada se utiliza, ya que la educación de los talentos es también un negocio.

Esta modalidad tiene como desventaja que la identificación casi nunca es un proceso del todo confiable, por las limitaciones metodológicas y por la complejidad del talento en sí mismo. Se pudieran ver favorecidos con programas especiales, algunos estudiantes que no son talentosos. Se pueden quedar fuera de esta atención otros que sí lo son.

Los detractores de esta modalidad exponen que es una alternativa para crear élites y multiplicar las diferencias sociales. Por otra parte, la escuela normal se queda sin el estímulo que estos alumnos representan para el resto.

Los simpatizantes plantean que se les pueden ofertar programas especiales a estos niños y jóvenes sin el freno de los promedios. Es una vía menos costosa, por lo que se sugiere para los países subdesarrollados.

Aceleración

La aceleración consiste en vencer un programa, una asignatura o un grado en menos tiempo que el estipulado para los alumnos promedio. Se utilizan los llamados exámenes de suficiencia que dan la oportunidad de convalidar asignaturas o grados.

Los partidarios de esta alternativa plantean que es más económica, porque el estudiante sale antes del sistema educativo y se incorpora más rápido al trabajo y no es necesario cambiar los programas. Alegan además, que se evita el tedio y la pérdida de la motivación que pueden sufrir los niños talentosos en el aula regular; también de que no se necesitan hacer cambios en los programas y se evita el aburrimiento que sufren en ocasiones la mayoría de estos alumnos en la escuela regular.

Enriquecimiento

El enriquecimiento consiste en que el estudiante se quede en su grupo regular y se le ofrezcan actividades variadas además del currículum regular. Es la forma más utilizada y aceptada para estimular el desarrollo de los niños talentosos porque, entre otras razones, no implica ningún riesgo sicológico para el alumno y es una opción más flexible que las otras. Posibilita que el estudiante se eduque con sus coetáneos y reciba una atención a la altura de sus posibilidades.

Para atender a los niños talentosos, también se utiliza la enseñanza individualizada, la cual se distingue porque no existen grupos ni exámenes y donde se les ofrece a los alumnos un menú de actividades convenido con ellos y con los padres. Esta alternativa tiene como elementos negativos que es posible que los alumnos no se motiven por aprender, que no hagan el esfuerzo suficiente, y que la escuela no actúe como factor socializador.

De la misma manera se emplean en el enriquecimiento las tutorías que ponen en contacto a los talentos con eruditos, artistas y otros especialistas eminentes, quienes actúan como fuentes del saber. La experiencia de la segunda edición de Sonando en Cuba, pone en evidencia importantes conceptos y caminos.

Las formas de atención a los sujetos talentosos aquí mencionadas no son excluyentes, se pueden utilizar de manera combinada. Por ejemplo, en las escuelas y en los grupos especiales se ofertan programas de enriquecimiento, que pueden a su vez, facilitar la aceleración.

Los maestros

Para atender de manera efectiva el desarrollo del talento de los alumnos, es indispensable la calidad del personal docente encargado de ponerlos en práctica, porque los docentes son los que tienen que concebir las nuevas experiencias pedagógicas.

Existen muchas especulaciones y algunas investigaciones empíricas sobre las características generales y específicas que son necesarias para este tipo de maestros o profesores; pero hay consenso en que no todos los docentes están en condiciones para enseñar a estos alumnos.

Por todos es conocido que el mejor programa en manos de un mal profesor no sirve y que un programa mediocre impartido por un buen profesor puede tener resultados satisfactorios; o sea que quien tiene la responsabilidad del éxito del programa es, en gran medida, el docente.

Atención al talento en Cuba

La preocupación por el desarrollo del talento de la población cubana tiene tres elementos de base muy importantes que son el acceso a la educación, a la salud y a la cultura para todos. Se utilizan las modalidades siguientes:

Existen las escuelas de arte y deporte como forma de segregación correcta.

En la educación general politécnica y laboral se usan las formas de enriquecimiento que aparecen a continuación:

  • Círculos de interés
  • Concursos y competencias de conocimientos
  • Se desarrollan olimpiadas nacionales, regionales y mundiales,
  • Los monitores como forma de enriquecimiento,
  • Los institutos preuniversitarios vocacionales de ciencias exactas (IPVCE), que son una forma combinada de segregación para facilitar el enriquecimiento.

En la educación superior se aprecian las prácticas siguientes:

  • Exonerar de exámenes finales a los alumnos que han demostrado amplio dominio de los objetivos de la asignatura.
  • Exámenes de suficiencia para convalidar asignaturas que dominan.
  • Exámenes de premio, con esta oportunidad los alumnos que dominan una asignatura pueden elevar su promedio académico.
  • Alumnos ayudantes tienen la oportunidad de profundizar en la asignatura que le gusta.
  • Asignaturas optativas, donde los estudiantes escogen la cantidad que indique el programa o el plan de estudio de la carrera que cursan.
  • Asignaturas electivas, se les ofertan asignaturas de otras carreras.
  • Cursos para trabajadores, hacer asignaturas de varios años para terminar en menos tiempo; esta es una forma de aceleración.

Aunque este artículo se dirige principalmente a la problemática de los estudiantes de la enseñanza general, politécnica y universitaria, también debe reactivar nuestro pensar y hacer en pro de captar, desarrollar y retener a los jóvenes talentosos en el ejercicio de su profesión.

Acabo de disfrutar de una entrevista de Mara Roque con el presidente de la Sociedad Cubana de Matemática y Computación, Dr. C. Luis Ramiro Piñeiro, en ocasión del día nacional del Matemático el próximo 31 de octubre. Excelente idea la del concurso para retar a los buenos profesores de matemática. Dominarla es una condición necesaria pero no suficiente, hay que saber enseñarla.

Algunas preguntas para motivar el debate culto y enriquecedor:

  1. ¿Desde qué nivel de enseñanza se debe trabajar con estudiantes talentosos?
  2. ¿Cómo detectar a los estudiantes talentosos?
  3. ¿Cuáles son las diferencias entre el profesor de talentos y un buen profesor de todos los estudiantes?
  4. ¿Qué entrenamiento debe tener el profesor para estudiantes talentosos?
  5. ¿Qué debemos ratificar y mejorar, qué desechar y qué incorporar para la atención diferenciada de los estudiantes talentosos?

 

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • dsr dijo:

    Mi niña tiene 2 anos y 5 meses, ya canta el himno nacional, recita los zapaticos me aprietan y canta 2 o 3 canciones infantiles, aparte de que come sola, hace su necesidades sola. En este mes comenzó en las vías no formales. Quisiera saber si a esta edad existe algún test para saber si ella tiene algún talento, en cuanto al aprendizaje o si esto es normal a esta edad

  • Eduardo Ortega dijo:

    Muy bueno el artículo. Tema fundamental para Cuba. Agradecimientos al compañero Néstor. El análisis se puede hacer desde muchos ángulos; los fundamentales fueron tocados. Para formar alumnos talentosos es imprescindible tener profesores que sean a la vez personas talentosas y muy bien preparadas en sus especialidades y en las formas de trasmitir los conocimientos. Eso se logró en Cuba. Las escuelas vocacionales como la Lenin y la Humboldt fueron excelentes muestras de eso y en ellas se formaron miles de alumnos talentosos. Unos años antes fue el Preuniversitario Cepero Bonilla. No sé si se tenga la información organizada, pero sería valioso que el MINED y el MES hagan estudios sobre esas personas preparadas en las escuelas vocacionales y las actuales actividades que hoy realizan, y los resultados se hagan públicos, al menos entre los profesionales de la enseñanza. A principios de este siglo, por razones no comprendidas para mí, las escuelas vocacionales perdieron muchas de las excelentes condiciones que habían alcanzado en décadas de desarrollo; hubo un combate contra el “elitismo”. Cuba necesita preparar muy bien a sus talentos. Todos deben tener iguales oportunidades, pero se deben aplicar los principios socialistas De cada cual según su capacidad y a cada cual según su trabajo. Es importante que después, cuando esos talentos comiencen a trabajar, tengan condiciones y libertad plena para desarrollar sus actividades en beneficio del país. No hacemos nada con preparar muy bien a un alumno talentoso y que, al culminar su carrera universitaria o de técnico, sea ubicado en un centro donde los recursos sean muy escasos y se pase trabajo para trabajar, impidiéndole desarrollar su talento y que termine frustrado. Muchas experiencias y personas preparadas se han perdido por pasar a otras actividades o dejar el país, pero creo que todavía es posible rescatar la formación de alumnos talentosos. Hay mucho para debatir, pero otros compañeros seguramente harán aportes sustanciosos al tema. SALUDOS!

  • A dijo:

    Muy de acuerdo con esto….la atención diferenciada en forma de enriquecimiento durante primaria y en mi opinión segregación desde la secundaria básica, con la creación de aulas diferenciadas, luego retomar el papel de los IPVCE, para la cual fueron creadas por Fidel, y para el ingreso a la educación superior retomar las pruebas de aptitud muy importantes para volver a incrementar la promoción en nuestras universidades y aumentar la calidad de los estudiantes egresados, según cada rama del conocimiento.

    Estas ideas que planteo no son nada nuevo en nuestro sistema, formé parte del IPVCE Carlos Marx de Matanzas y me gradué de Radioquímica bajo el sistema de ingreso por prueba de aptitud mediante examen de Física, Matemática y Química, entre otros test….

    Solo que por razones ilógicas y absurdas, es mi opinión, los IPVCE dejaron de funcionar como tal y las pruebas desaparecieron excepto para periodismo y el ISRI si no me equivoco….

  • Raul dijo:

    A principios de la década de los 80 del siglo pasado se creo en una peque;a casa del reparto Atabey, el preuniversitario especializado en Ciencias exactas ” Mártires de Humbolt 7″ , atendido por la Secretaria Ejecutiva para Asuntos Nucleares (SEAN), mediante un proceso riguroso de selección de jóvenes talentos de Secundaria Básica de toda Cuba. Los programas de Estudio fueron conformados con la participación de profesores de la universidad, que a su vez eran los que conducían los círculos de interés avanzados. Cuando los alumnos terminaban el preuniversitario prácticamente dominaban en gran medida el programa de primer año de la universidad en matematica, física, química y computación. Tal fue el éxito logrado desde el comienzo, que el Comandante Fidel Castro indico ampliar la matricula, por lo que concedió a esa escuela una nueva sede en San Antonio de los Baños. El éxito no se hizo esperar y ante la imposibilidad de traer y alojar de las provincias a todos los jóvenes talentosos, el Comandante indico crear 3 preuniversitarios especializados, bajo las mismas premisas, el mismo rigor y el mismo programa de estudios; uno en Villa Clara para acoger alumnos de la zona central y otro en Holguin para la zona oriental. La mayor parte de los graduados de esas escuelas se seleccionaron para estudiar especialidades asociadas al Programa de Desarrollo Nuclear Cubano y matricularon en el Instituto de Ciencias y Tecnología Nucleares y en Centros de enseñanza superior de la extinta URSS y la RDA principalmente. Se formo una masa de especialistas altamente calificados capaces de desarrollar su talento en disimiles áreas de la economía cubana. Muchos lo han demostrado con creces. Lamentablemente ante el colapso del programa nucleoenergetico a inicios de la decada de los 90, ya con el periodo especial mostrando sus estragos, muchos de esos jóvenes talentosos se reorientaron y otros emigraron y también han tenido éxito allí donde han ido.. En cuanto a los preuniversitarios, el MINED cometió a mi modo de ver un lamentable error. Pensaron que el asunto de la formación de talentos era solo un problema de “programa de estudios” e introdujo este programa en todos los “Pre en el Campo”. Al no haber suficiente cantidad de estudiantes con los requisitos para llenar las matriculas, bajaron el nivel de los indicadores para lograr la masividad, perdiéndose la esencia de la selectividad de los talentos, algo que nunca debió haber sucedido. En el MINED están los datos de los egresados de de esos preuniversitarios y también están en los archivos del extinto Departamento de Selección y Formación de Especialistas para la esfera nuclear, adscrito a la extinta Secretaria Ejecutiva para Asuntos Nucleares (SEAN). En ese Departamento se llevaba a cabo la labor de orientación vocacional y formación profesional, la supervisión del desarrollo de cada estudiante en los Preuniversitarios, la selección para ingresar en carreras universitarias, el seguimiento los estudios de cada uno en Cuba y en el extranjero y la ubicación definitiva de los egresados. Todo eso en coordinación con los organismos rectores del Estado en cada materia. Fue una experiencia formidable que desapareció al extinguirse la SEAN y que de una forma u otra pero con la misma esencia debería ser retomada.

  • Roy Roger Labañino Labañino dijo:

    Profesor Néstor saludos: aplaudo todo lo que hace el GECYT con su certera conducción en pos de impulsar temas tan sensibles como es este de la creatividad y su atención en nuestro país. Bueno mi comentario esencialmente es que estoy trabajando un tema sobre creatividad para el doctorado…como pudiera ponerme en contacto con la Dr. C Raquel Lorenzo….digame si no es molestia como contactarla…soy profesor universitario en guantánamo.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Estimado Roy, hoy hablé con la Dra. Raquel y me dijo que pusiera aquí su dirección electrónica
      raquel@gecyt.cu
      raquel.gecyt@ceniai.inf.cu
      Le puedes escribir. Siempre es un estímulo poder contribuir con los que aspiran a elvar sus conocimientos.

      • Roy Roger Labañino Labañino dijo:

        Profesor Néstor gracias por la información, ha sido muy valiosa su ayuda…trataré siempre de seguir todas las publicaciones que usted realiza por la claridad y calidad de los temas que trata…saludos.

  • alberto cobian mena dijo:

    De acuerdo. Es una necesidad urgente, es como sembrar futuro, mas como todo sembradio, hay que cuidarlo, para que las malas yerbas de la petulancia, la autosufuciencia y la prepotencia y la arrogancia no echen raices y dañen el cultivo.
    He visto muchos ejemplos de supuestos talentos o peronas muy inteligentes, sin compromiso social ni patrio y con señales nefastas, que responden mas a “monstruos cuasihumanos” que a personas nobles empoderadas del deseo de hacer por su pais. Ojo con eso. Por lo demas de acuerdo Dr.C Nestor

  • Guasón dijo:

    Respetado articulista,
    Desde el artículo de ¿ Por qué no pensamos de forma sistémica ? me pegué como pegolina a sus artículos, lastima que no publicaron mis opiniones. Espero tener mejor suerte esta vez.
    Fui de la generación que empezamos las pruebas de ingresos para los IPVCE en el 1986 y luego fuimos (de manera masiva) en hacer las pruebas de ingreso para entrar a las universidades. Sin embargo, en 1986 se hicieron 2 muy buenas escuelas para los más talentosos de Cuba, fueron 2 SUPERVOCACIONALES: ” Floro Pérez” en Santiago de Cuba ( mi esposa estuvo allí 2 cursos y medio) y la “Humbolt” en la capital. ¿ Que ocurrió con el más del 90 % de esos estudiantes ? fueron a estudiar a muy buenas universidades en el exterior del país; llegó el Período Especial y muchos ( 99,9%) no volvió. Hoy son Doctores y profesores de dichas universidades, siempre lo hicieron sentir que eran superiores al resto de los estudiantes y luego obraron como se sintieron o lo que le que hicieron creer. Por eso, la formación de los valores ES MUY IMPORTANTE, porque lo cortéz no quita lo valiente. Los que dicieron estudiar en Cuba, son excelentes profesionales; conmigo ahora en Angola, comparte un Doctor en Ciencias Magnífico, productos de esas escuelas. ES BRILLANTE, como médico y como científico. Sus postulados( los del articulista) son muy acertados, pero piensen en esta arista. No es la ciencia, sino LO QUE SE HACE CON LA CIENCIA. Ahí está el to be or not to be.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Guason, su comentario en el artículo sobre la teoría general de sistemas, sí se publicó. Vuelva a entrar y lo comprobará, no pienso que la hayan quitado después. Si me da una dirección se la envío como evidencia que la leí y la copié. Valoro mucho a quienes aportan otros enfoques e interpretaciones.

    • Cacoyuguin dijo:

      No todo es así. Yo estudié en la Floro Pérez en su primer curso y sé incluso que existe un sitio de estudiantes que estudiaron allí donde ponen de todo. Los que se fueron solo hablan de añoranza. Yo, sin embargo, al igual que otros colegas, estoy aquí en mi patria.

  • ROGES dijo:

    Este es un viejo problema y se lo plantean desde el Mercado como desde la Academia pero requiere una burocratizacion del talento ,considerar la aptitud y la actitud como algo parecido a un nuomeno kantiano Si se parte de la realidad con una metodologia relacional y no reduccional y en base a un principio de justicia y teniendo en cuenta que la eclosion de un talento es historica y dentro de una narrativa como soporte y no como filosofia algo podemos hacer pero sin consideraciones a priori Excelente idea tocar el tema.Pasemos del debate a la deliberacion.

  • jpuentes dijo:

    profesor esas preguntas no estan ya en practica en las muchas universidades del mundo, publicadas?. Recoger esas experiencias y adaptarlas al contexto cubano, -posiblemente no haya que hacerle muchas adaptaciones-, creo seria bueno

  • Ailyn dijo:

    Mi hija tiene 7 años y desde prescolar todos sus maestros han tenido problemas con ella pues al captar rápido el conocimiento tiende a aburrirse y como niña al fin, se pone a jugar, a hablar, dibujar o cualquier otra cosa que afecta la disciplina del aula. Según todos los maestros que ha tenido hasta ahora, ese es su único problema, pues es una estudiante muy buena, que incluso a veces a llegado a corregir errores a sus propios maestros. Yo he conversado de esto con mi hija y ella me explica que es la primera en terminar las tareas que se le asignan y como los demás niños se demoran ella se aburre. Desde mi punto de vista personal, creo que si le dieran otras tareas a hacer mientras los demás alumnos terminan ella se sentiría mas incentivada, menos aburrida y se evitaría la indisciplina, pero… quien soy yo para decirle a sus maestros lo que deben hacer o no??? Creo que este tipo de niños desde muy pequeños necesitan una atención especializada porque como todos sabemos, incluso el cerebro si no se usa lo suficiente, se atrofia.

  • Ailyn dijo:

    Mi hija tiene 7 años y desde prescolar todos sus maestros han tenido problemas con ella pues al captar rápido el conocimiento tiende a aburrirse y como niña al fin, se pone a jugar, a hablar, dibujar o cualquier otra cosa que afecta la disciplina del aula. Según todos los maestros que ha tenido hasta ahora, ese es su único problema, pues es una estudiante muy buena, que incluso a veces a llegado a corregir errores a sus propios maestros. Yo he conversado de esto con mi hija y ella me explica que es la primera en terminar las tareas que se le asignan y como los demás niños se demoran ella se aburre. Desde mi punto de vista personal, creo que si le dieran otras tareas a hacer mientras los demás alumnos terminan ella se sentiría mas incentivada, menos aburrida y se evitaría la indisciplina, pero… quien soy yo para decirle a sus maestros lo que deben hacer o no??? Creo que este tipo de niños desde muy pequeños necesitan una atención especializada porque como todos sabemos, cualquier órgano, incluso el cerebro, si no se usa lo suficiente, se atrofia.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Hola Ailyn, yo le sugiero ir a conversar con el o la directora de la escuela y si fuese necesario con un metodólogo de la dirección municipal de educación en que radica la escuela de su hija. No soy funcionario del MINED, pero confío en que la podrán orientar. Si lo considera me puede comentar sobre el resultado que obtuvo.

  • Adel F López Quesada dijo:

    Muy interesante este artículo. Comparto que es algo impurgente que es necesario atender desde las primeras edades. En mi criterio el proceso de identificación es primario y las características de nuestro sistema educacional lo facilan. Sería necesario avanzar más en los indicadores que posibiliten tal identificación. En Guáimaro estamos trabajando en un sistema de evaluación educativa basado en procesamiento TRI (Teoría de Respuesta al Ítems) que pudiera apoyar tales nobles propósitos.

  • abelboca dijo:

    Muy interesante tu artículo, Néstor, en lo referido a la enseñanza. Pero hay un tema que pienso puedes desarrollar relacionado con el tratamiento diferenciado a los talentos en el proceso de creación e innovación empresariales, perfilado tanto hacia dentro de la empresa como fuera de ésta. Los profesionales de las ciencias exactas, llámese ingenieros, cibernáticos, programadores de computadoras, diseñadores de sistemas informáticos, y otros muchos laboran sobre la base de planes de trabajos esquemáticos, frecuentemente desestimulantes y muy por debajo de las capacidades potenciales de sus ejecutores. Estos últimos no son motivados, pues generalmente el incentivo material es insuficiente y entonces recurren a incentivos “extras” fuera de su ambiente empresarial, no sólo en su especialidad sino en otras con frecuencia más pedestres. No hay suficiente reconocimiento ni conocimiento de los jefes de cómo “explotar” al máximo las “capacidades ocultas” de sus profesionales. Esto es un gran problema para lograr nuestros “sueños” cumplibles de elevar crecientemente la eficiencia y eficacia de nuestras empresas. Por otra parte, hay talentos que “se aburren” en las empresas, literalmente hablando. El talento y la persona que lo tiene es “un gran producto exportable”, que aquí prácticamente nadie explota. ¿Por qué no multiplicar el talento de los “talentosos” para transformarlos en “productos exportables de nivel mundial”? Y no sólo en la “sacrosanta rama” de la medicina, sino en TODAS LAS ESFERAS DEL SABER?. Las Direcciones de Cuadros y Recursos Humanos NO TRABAJAN en esa dirección. ¿Cuántos proyectos existen en el mundo (ONU, UNESCO, FAO, IFIP, IFACC,Etc., Etc. Etc.), cuántos licitaciones de especialistas de talento existen en el mundo? ¿Alguien ha explorado esto?. El talento si no se desarrolla, mantiene y eleva, simplemente SE PIERDE. Detrás de esto está “el fantasma” de la deserción. A este “fantasma” tenemos que eliminarlo, neutralizarlo con medidas de formación ideológica, educando y desarrollando el sentido de pertenencia a nuestra Patria en nuestros centros de trabajo, Etc. Si no hacemos esto, amigo mío, estamos perdiendo nuestros talentos, y además muchísimo dinero, muchísimas divisas que nos hacen mucha falta para desarrollar nuestro socialismo. El riesgo hay que correrlo. El que no se arriesga, NO TRIUNFA. Hay que cambiar RÁPIDAMENTE muchas mentalidades de nuestros decisores, sobre todo de los que ocupan altos cargos de dirección de nuestro país. Son otros tiempos, y otras deben ser la decisiones en el tema que estamos desarrollando aquí. La Universidad de la vida nos enseña esto. Un talento detrás de un buró jugando con su computadora es un crimen. ¿Por qué, por ejemplo, Microsoft es tan poderoso? ¿Acaso porque Bill Gates sea un genio? SI, es un genio, pero no “per se” sino por haberse rodeado de talentos como él en todo el mundo para adueñarse de la informática en el planeta. Eso es lo que tenemos que hacer nosotros con los talentos. Buscarlos, encontrarlos, organizarlos, formarlos, potenciarlos y ubicarlos en los lugares donde puedan ser más productivos y aportar a nuestro desarrollo económico y social. Y si es necesario sacarlos de la producción “programada en su plan de trabajo burocrático mensual”, pues SAQUÉMOSLOS, hagamos una inversión con ellos, que luego se resarcirá con creces.

    • Néstor del Prado Arza dijo:

      Estimado Abel, gracias por subir la parada. En un artículo anterior hablé del caso de los talentosos en el ejercicio de su profesión. De cualquier manera es un tema que requiere ampliar y profundizar. Intentaré hacerlo en el mes de diciembre. Ahora mismo estoy participando en la Convención internacional de la ciencia la tecnología y la innovación, y he comprobado que es un asunto de validez internacional. Así cuando escriba, podré comentar algunas buenas práctica de otros países.

  • Maribel dijo:

    Muy interesante y atinado el artículo. Para nosotros (los docentes) resulta necesario continuar profundizando y actualizándonos en este tema. En ocasiones pensamos que la atención diferenciada o a las necesidades educativas especiales es solo para los estudiantes que presentan dificultades y se nos olvidan los alumnos talentosos o de alto rendimiento y al final todos tiene el mismo nivel, es decir el de alto nivel no progresa. Urge prepararnos para ofrecerle a cada estudiante lo que necesita para atender sus debilidades y para potenciar sus fortalezas. De nuevo lo felicito.

  • Frank Arteaga Salgado dijo:

    Néstor, muy bueno su artículo, además muy buena la idea de publicar acertijos, problemas matemáticos y sus soluciones en este espacio de Cubadebate. Soy entrendor de estudiantes concursantes de la asignatura de Informática en los IPVCE, veo que es recurrente en varios de los comentarios la mención a estas escuelas, que como muchos dicen han decaido y por tanto es imperioso volverlas a ubicar en la vanguardia de la formación de talentos en el país. Veo como muchos profesores buenos las abandonan por la desmotivación causada por disímiles factores, pero en esencia el económico y las condiciones de trabajo, resolver esos factores que afectan la motivación es una de las responsabilidades del MINED, las DPE y los Directores de las escuelas.

    Volviendo a los estudiantes, también veo como muchos de estos concursantes se desmotivan en cierto grado cuando el MINED no puede cubrir (financiar) completamente a todos los miembros de los equipos Cuba a las Olimpiadas Internacionales de Conocimientos de las Ciencias Básicas que se celebran cada año en verano, la gran mayoría de los países participantes llevan sus equipos completos y es cuando debemos preguntarnos ¿si ellos pueden lograrlo por qué nosotros no?. Esta afectación ha sido incluso mayor en el caso de Informática no solo con las pocas participaciones en las Olimpiadas Internacionales sino también con el equipamiento y la cantidad de preseleccionados al Centro Nacional de Entrenamiento (CNE); pero gracias a la UCI este año comenzaremos a trabajar el entrenamiento allí con mejores condiciones de alojamiento, equipamiento tecnológico, Internet y ambiente académico en general. También tengo entendido que el CNE fue movido de la Lenin a otra escuela en Boyeros por las condiciones muy malas de la primera, lo cual es muy lamentable que esté pasando con esa escuela vocacional.

    Más tarde, cuando tenga acceso a facebook, voy a compartir aquí los links de esa red social de un grupo llamado Cuba en Olimpiadas Internacionales [de Conocimiento] con el debate entorno a algunas ideas para incrementar la participación de Cuba con estudiantes talentosos en esos eventos Internacionales y por ende la motivación y los resultados.

  • orestes dijo:

    Que bueno ver este artículo, soy entrenador hace más de 20 años de las olimpiadas de química a nivel provincial y nacional. Lo que me llama la atención que para el deporte y el arte si es reconocido la existencia de una escuela para esos menesteres, pero cuando se habla de las ciencias básicas (que para eso la revolución creo los IPVCE) es decir que los talentos en estos menesteres deben estar en estos centros donde deben existir las condiciones para tratar a estos estudiantes no se piensa igual, hay quien dice que también en otras escuelas (IPU) hay estudiantes talentosos (que no lo dudo), es como si me topara a un joven de 15 años que tirará 90 millas y no estuviera en la EIDE.
    En estos momentos el MINED tiene en cada IPVCE del país creado un centro provincial de entrenamiento (CPE) para la preparación de los estudiantes en química, informática, matemática, física y biología ya que en estas, cuba participa en eventos internacionales. Hay un debate interesante en estos momentos que es si el centro trabaja con la matrícula de las secundarias para hacer las captaciones y cuando lleguen al 10mo grado quieran y puedan estar en los IPVCE o los IPU ya que puede haber estudiantes talentosos en estos, cosa que no dudo, pero lo veo como una deficiencia de los IPVCE, ya que en mi opinión los CPE deben de trabajar con la secundaria para que esto no suceda y poder atender a todos los talentos desde el IPVCE.
    Esto no quiere decir que los de IPU no tengan la posibilidad de participar en estos eventos, si para eso existen los concursos a todos los niveles, pero el lucar más adecuado para desarrollar su talento debe de ser el IPVCE, por lo que no nos debe sorprender que la mayor cantidad de estudiantes que participa en estos eventos es de los IPVCE.

  • Matias Toledo dijo:

    Muy buena nota, la procesaremos saludos desde Chile

  • Reynier dijo:

    Una nota: Los examenes de premio en la universidad ya no se realizan desde hace dos annos,a mi entender un error lamentable

  • La Fusta dijo:

    Gracias Néstor por este profundo análisis sobre el tratamiento a los talentos. Yo solamente te daré opiniones sobre tres aspectos puntuales: (1) Muchas veces se les da el calificativo a los alumnos talentos de alumnos problemáticos o conflictivos; claro que eso ocurre cuando los docentes son mediocres (recordar la hermosa película `Conducta`) La atención a los alumnos talento deben llevarla profesores talento (2) Los alumnos y profesionales talentosos no resisten a los maestros y jefes mediocres, y por eso se vuelven muy rebeldes si no son guiados con inteligencia. En otros casos se enquistan y se marginalizan. Eso no se resuelve con adoctrinamiento político mecanicista, sino con vinculación creadora a los problemas de la sociedad, tal como señaló el comentarista `abelboca` (3) No se puede comprar pescado y cogerle miedo a los ojos. Las personas talentosas son imprescindibles en las sociedades porque son las inconformes que las hacen avanzar en todos los órdenes. Por eso es necesario que los dirigentes sean cada vez más talentosos para que sean capaces de sacar provecho de esos extraños seres que se resisten a ser encasillados.

  • René Páez Berenguer dijo:

    Muy importante este artículo y las opiniones de los foristas por varias razones porque las personas con capacidades y talentos especiales muchas veces son capaces de darse cuenta. Creo que José Martí lo supo desde temprana edad. Soy de la primera graduación del IPVCE José Martí de Holguín y personalmente sentí que esta era una de las mejores escuelas de todo el país. Allí por los equipos de concurso de las diferentes asignaturas pasaron estudiantes que no mucho después se convirtieron en profesionales de tremendo calibre, demostrado, muchas veces, en universidades prestigiosas del campo socialista en carreras de una exigencia que difícilmente pueda ser cumplida en nuestras universidades por razones tecnológicas y de logística pero también por el nivel de rigor metodológico. Muchos de estos estudiantes durante el desmoronamiento del campo socialista tuvieron que retornar a Cuba, otros, los más sobresalientes pudieron culminar sus estudios gracias a que el Estado Cubano sufragó sus becas y estipendios. Anécdotas sobre estos cubanos talentosos pueden contarse por miles tanto de su éxito como de la terrible subutilización que han tenido que padecer. Por eso sostengo que el talento debería encauzarse de manera inteligente y hasta quizá planificada dentro de la diversidad de opciones. Por mi trabajo he tenido la suerte de estar cerca y conocer la obra de nuestros hombres y mujeres del sector de las ciencias y sinceramente puedo afirmar sin chovinismo que es muy meritorio su desempeño a pesar de las limitaciones propias y externas que han tenido que padecer. Pero lamentablemente ese potencial científico no se está reproduciendo al nivel necesario para que pueda seguir asimilando el conocimiento y las tecnologías que en el mundo se generan. Y lo peor es que quienes cuentan con estas competencias pocas veces disponen de ofertas atractivas para poner su talento al servicio de nuestra sociedad. Nuestros hijos y nietos deberán aprender más a una velocidad superior por eso los viejos programas de los IPVCE no salvarán el abismo. Para alumnos especiales se requiere de profesores especiales y de condiciones especiales de todo tipo como lo tuvimos nosotros en los gloriosos años 80. No hay razón suficiente para explicarle o impedir a un científico talentoso (pongamos el caso que sea capaz de proponer una cura contra el cáncer) logre su objetivo en el lugar donde pueda disponer de todos los recursos para culminar con éxito su investigación. Nuevas alianzas y estrategias para la gestión del talento y del conocimiento tendrán que repensarse. Recuerdo que desde casi su fundación el CITMA contó con una forma organizativa orientada a la Gestión del Conocimiento que se extendía modestamente a las provincias. A nivel empresarial o de prestación de servicios se contaba con Gecyt, Biomundi, Idict, entidades líderes para enrutar estos procesos. Entonces se establecieron y concibieron políticas y propuestas metodológicas. Lamentablemente todo ese esfuerzo perdió impulso y con ello la posibilidad de que el CITMA liderara verdaderamente el proceso para ayudar a identificar, formar y emplear sabiamente el potencial científico de la nación.

Se han publicado 29 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Néstor del Prado

Néstor del Prado

Es Director de formación y difusión del conocimiento de GECYT (Empresa de Gestión del conocimiento y la Tecnología).

Vea también