Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Atenas 2004: La pelota, El Guerrouj, Osleidys…

| + |
Osleidys Menéndez

Osleidys Menéndez

La capital griega no era la misma. Las concurridas calles y el acceso cosmopolita a las actividades deportivas, la diferenciaban de los Juegos Olímpicos Antiguos, donde los esclavos no competían. De allí surgieron las festividades que hoy abarcan el globo terráqueo, capaces de movilizar una audiencia cosmopolita a nivel mundial. Los Juegos se desarrollaban en Olimpia, capital histórica del Olimpismo.Un poco tarde, con Atenas 2004 se reivindicóel honor griego. Habían reclamado los Juegos del Centenario, que fueron otorgados a Atlanta más por motivos económicos que culturales, deportivos o históricos.

Cuando Samaranch entregó la Bandera Olímpica a Atenas, momentos después de definir los Juegos de Sydney 2000 como los mejores, sabía que la tarea no sería fácil, los de la Isla Continente habían brindado un espectáculo sin parangón, de mucho colorido, récords fabulosos y, sobre todo, un derroche tecnológico difícil de igualar. Por eso afirmamos que a los griegos solo les quedaban la historia y la poesía para trascender; lo lograron.

Se dio cita lo que más vale y brilla del deporte moderno, sin ausencias de países con Comités Olímpicos. Instalaciones de primer nivel, con miles y miles de voluntarios. El estadio olímpico, remozado para la ocasión, mostró su envidiable arquitectura con un techo que costó sobre los doscientos millones de dólares.

Allí se comprobó que los países pobres y subdesarrollados nada tienen que hacer en la organización de unos Juegos Olímpicos, no pueden darse el lujo de hacer gastos colosales con miles y miles de atletas, turistas, entrenadores, la prensa y un sinnúmero de visitantes, calculados en más de cien mil, incluidos los fanáticos.

El gigantismo deportivo continuó in crescendo, a pesar del siguiente planteamiento de Jacques Rogge, presidente del COI, en Mónaco, poco después de la clausura de estos Juegos, a los que congratuló por su calidad:

Los Juegos olímpicos han alcanzado un tamaño crítico, es voluntad del COI luchar contra el gigantismo, abogando por una evolución y no una revolución. Hay que controlar la dimensión de los Juegos. No deben volverse demasiado grandes. Hemos alcanzado un tamaño crítico.[1]

Acudieron más de 10 mil atletas para competir en 28 deportes, un dolor de cabeza para los organizadores, con un abultado programa de competencias.Se planificaron más de veinte eventos diferentes al mismo tiempo, con más de siete finales en la ceremonia de una clausurasinderroches tecnológicos.Entre luces y fuegos artificiales, se mostraron momentos cumbres del Olimpo, en tributo a las deidades de miles de años que regían sus destinos.

En las competencias hubo de todo: lágrimas, sombreros al aire, felicidad, tristeza,orgullo; digna festividad cuatrienal. Muchos se destacaron, pero el atletismo y la natación reservaron emociones incomparables. El mundo vibró y fue, por unos días, un poco más feliz. En las albercas se dieron cita tres de los más grandes: el australiano Ian Thorpe, el norteamericano Michael Phelps y el holandés Pieter van den Hoogenband, quienes protagonizarían la que llamaron “carrera del siglo” en los 200 metros libres, donde se impuso Thorpe, relegando al fantástico Phelps a la medalla de bronce y también a “Hoogie”. El norteamericano, que comenzaría a labrar una histórica carrera en las albercas, se proclamaría el más destacado, al conquistar 6 medallas de oro, a solo una del mítico Mark Spitz en Munich 1972.

La norteamericana Marion Jones no pudo hacerse justicia, se fue sin preseas. Su figura andaba en la picota pública por acusaciones de doping, sin comprobar en ese entonces; el descalabro llegó en 2007. Otra cosa fue la británica Kelly Holmes, quien esperó casi al final de su carrera para abrazar la gloria olímpica con los títulos en 800 y 1 500; la tercera fémina. La mexicana Ana Guevara, excelente corredora de los 400 metros planos, tuvo que conformarse con la medalla de plata. 

Sorpresa. No se impuso el cuarto DreamTeam del baloncestonorteamericano de la NBA; cedió el trono ante Argentina en un resultado no esperado; se extrañó a los Jordan, Jonson, Bird y compañía. El boxeador ruso Oleg Saitov, quien buscaba igualar las hazañas de Papp, Stevenson y Savón, no pudo alcanzar el tercer título. El chino Liu Xiang igualó el récord mundial de 12,91, en los 110 c/vque estaba en poder del norteamericano Colin Jackson. Liu fue el gran inspirador de esa modalidad, al dejar atrás a los mejores del ranking mundial, incluido Anier García, campeón en Sydney 2000. Después alternaría las glorias con otro cubano: Dayron Robles.

La maratón fue ganada por el italiano Stefano Baldini, en desafío a los africanos.Quedó la duda, pues el brasileño Vanderlei Lima iba delante en el kilómetro treinta y nada hacía presumir el descalabro, hasta que un desconocido con vestimenta a la usanza escocesa se le interpuso y entorpeció la carrera; perdió la posible medalla de oro. El italiano aseguró que él se sentía con las fuerzas necesarias para avanzar delante de Vanderlei. Todo quedó en las suposiciones, lo real es que el brasileño iba delante y el intruso le echó a perder la carrera de su vida.

Sin efecto quedó la reclamación delas autoridades brasileñas, nada se podía hacer,ni repetir la carrera; quien primero llegó a la meta fue Baldini. Entonces apareció una decisión salomónica. El Comité Olímpico Internacional decidió entregar al brasileño la medalla Pierre de Coubertin, por su excepcional demostración de juego limpio. Por su parte, Lima expresó:

He entrenado mucho para esto. Estoy feliz por conquistar la medalla de bronce. La lid fue difícil. Si ese espectador no salta delante de mí, quién sabe qué hubiese pasado. Quizás fuese yo el triunfador.[2]

Se implantaron 28 nuevas plusmarcas mundiales. Un hecho que pudo opacar en parte la festividad, fue la noticia de dos estrellas del atletismo griego, como Kostas Kenteris y Ekaterine Thanou, titular y sub campeona de Sydney 2000, quienes huyeron de los controles anti doping.

En Atenas 2004 se volvieron a cubrir la cabeza de los campeonescon coronas de laurel, como en los viejos tiempos.

América Latina alcanzó un total de 58 medallas: Cuba (27) 9 de oro, 7 de plata y 11 de bronce. Brasil (5-2-3), Jamaica (2-1-2), Argentina (2-0-4), Bahamas (1-0-1), República dominicana (1-0-0), México (0-3-1), Venezuela (0-0-2) y Trinidad y Tobago (0-0-1).

Cuba en Atenas 2004                    

La Mayor de las Antillas arribó a la capital griega con el noveno lugar en la edición de Sydney 2000; ahora ocuparía el onceno. Los pronósticosse cumplirían en la mayoría de los casos.Un análisis objetivo: de las quince disciplinas donde compitieron, en nueve se obtendrían medallas de tres colores. Ocho pugilistas subieron al podio de las premiaciones:5 dorados, 2 plateados y 1 bronceado.

Yan Barthelemy (48 kg) y Yuriolkis Gamboa (51).Guillermo Rigondeaux se coronó por segunda ocasión en los 54. Mario Kindelán también repitió la hazaña de Sydney 2000 en los 60 y Odlanier Solís en la división crucero (91). Todos ellos subieron a lo más alto del podio y se escuchó cinco veces el Himno Nacional Cubano. Posteriormente, Barthelemy, Gamboa, Solís y Rigondeaux, abandonaron el país. Yudel Jhonson y Lorenzo Aragón, de las divisiones 64 y 69 respectivamente, obtuvieron plata; Michel Lópezbronce en más de 91.

El equipo de béisbol recuperó la corona de Barcelona 1992 y Atlanta 1996, perdida en Sydney 2000.

En el atletismo obtuvimos cuatro medallas: Yumileidis Cumbá, y la sin par Osleidys Menéndez con el oro; la martillista Yipsi Moreno con un respetable segundo lugar en el lanzamiento del martillo, Yunaika Crawford en la impulsión de la bala, así como el campeón de Sydney 2000, Anier García, en los 110 c/v. La Cumbá tuvo un camino más difícil en el estadio de Olimpia, pues una atleta rusa ganó la prueba, pero con trampas y fue sancionada; la nuestra subió al trono. Osleidys fue única, con un disparo enorme dejó a todas con las ganas.

El otro título estuvo a cargo de Yandro Quintana, un luchador del estilo libre que terminó invicto. Fue tal su dominio, que se convirtió en el gran campeón de la lucha libre. En la greco, Roberto Monzónse convirtió en sub campeón de los 60 kilos, e Iván Fundora alcanzó el bronce en los 74.

No se cumplieron las expectativas en el judo femenino. Cuba favorita no alcanzó títulos. Daima Beltrán obtuvo la plata en los 78kg. Llegaron a preseas bronceadas Amarilis Savón (52), Yordanis Arencibia (66), Yurisleidis Lupetey (57), la excepcional Driulis González, en su cuarta participación en Juegos Olímpicos (63) y Yurisel Laborde en los 78.

Otros gratos momentos estuvieron a cargo del canotaje C-2 500m, con la dupla Ledy Frank Balceiro e Ibrahím Rojas, así como la taekwondoka Yanelis Labrada, quienes obtuvieron meritorios segundos lugares.El tirador de skeet, Juan Miguel Rodríguez, quedó con el bronce. Las Espectaculares Morenas del Caribe, con un equipo renovado, supieron erguirse con la medalla de bronce.

Cuba obtuvo 27 medallas: 9 de oro, 7 de plata y 11 de bronce.Se ubicó en el lugar11, por encima de países desarrollados como Hungría, Rumanía, España y Holanda, por solo mencionar algunos. Con la misma cantidad de títulos que Gran Bretaña, Italia y Sudcorea, a solo dos de Francia y cinco de Alemania. Aunque La Mayor de Las Antillas no superó su actuación de Sydney 2000, mucho menos el quinto lugar de Barcelona 1992, su actuación fue meritoria. La mirada quedaba fija en Beijing 2008.

Osleidys Menéndez

La jovencita compitió prácticamente sin rivales.Con un solo disparo pulverizó los sueños de las demás. Ella era la recordista mundial.

Muchos expertos consideran necesario hacer un aparte en sus libretas de anotaciones para tener siempre a mano la historia de esta jovencita que, con solo 22 años y 1,77 metros de talla, se ha adueñado de envidiables cimas: récord mundial con 71.54 metros en la reunión atlética celebrada en la isla griega de Creta; plusmarquista del campeonato del orbe celebrado en Edmonton, Canadá, con 69,53; dueña del nuevo límite en la justa mundial universitaria de Beijing, China, con 69,82; y poseedora de la mejor cota para los Juegos de Buena Voluntad, tras alcanzar un disparo de 66,14 metros. El mérito no solo obedece a los guarismos obtenidos por la morenita de ojos achinados y 78 kilogramos de peso. Es la primera latinoamericana que gana una justa del planeta con un rendimiento superior al de los Juegos Olímpicos y del campeonato Mundial.[3]

Recuperó el título de María Caridad Colón en Moscú 1980, quien fue la primera latinoamericana que se coronó en el lanzamiento de la jabalina. Osleidys desconcertó a las rivales al implantar un récord olímpico, cuando clavó el dardo a 71,53 metros, un centímetro menos que su propia marca universal. En la cita helénica declaró que rompería el récord y no duró tanto el presagio, puespocos meses después, en el campeonato del orbe efectuado en Helsinki, la capital de Finlandia, quebró la marca al clavar el implemento en 71,70 metros, en el primer intento. Dionisio Quintana, su entrenador, consideró que un gran disparo al inicio del certamen la ubicaríadelante técnica y psicológicamente. Varias vecesfue seleccionada la Atleta del Año, así como en Latinoamérica.

Los triunfos no han cambiado la personalidad de mi alumna. Sigue caracterizada por la humildad, porque sabe que de esa manera tendrá simpatizantes hasta después de concluir su etapa deportiva. Estuvo muy decepcionada por los rendimientos en el 2003 (Juegos Panamericanos de Santo Domingo (60,20-tercer lugar) y el Campeonato Mundial de París (62,19-quinto). Entonces conversamos largamente sobre el tema y la convencí de que podía levantarse. Ella está a mi lado desde que tenía 13 años y no debía abandonarla. Para eso somos familia, un dúo, un binomio, una dupla… como quieran denominarnos.[4]

Beijing 2008 era su otra meta, pero no pudo ubicarse entre las primeras, la persiguieron varias lesiones. No obstante, se mantuvo con los récords olímpico y mundial por un tiempo.

Gebrselassie y El Guerrouj

La historia de los Juegos Antiguos y Modernos es pródiga en carreras de larga distancia, universalizadas por Paavo Nurmi en la década del veinte del siglo pasado. Hay otras celebridades: Emil Zatopek, Ron Clarke, Lasse Viren, Wilson Kipketer, Abebe Bikila… Pero en los últimos Juegos dos han reinado: el marroquí Hicham El Guerrouj, y el etíope Heile Gebrselassie. Estilos diferentes en pos de la victoria.

El hijo de Marruecos logró hacerse justicia en Atenas 2004 con los títulos en 1 500 y 5 000 ms. No había podido imponerse en Atlanta 1996 ni enSydney 2000.Ha sido uno de los más grandes,al igualar los títulos que ochenta años antes logró Paavo Nurmi. Tanta emoción, le hizo exclamar que no lo podía creer, que no había dormido durante dos días.

Campeón en todas las competencias de la IAAF, sus victorias tuvieron una amplia repercusión mundial, la confirmación del liderato de un ídolo, a quien solo faltaba saborear la gloria olímpica. En el propio año 2004 se le concedió el Premio Príncipe de Asturias, por el rey de España.

Heile Gebrselassie, el etíope heredero de los mejores tiempos de Bikila, representabala escuela de distancias largas del milenario país. Desde el hombre que ganó descalzo la maratón, no puede hablarse de logros aislados, ellos se imponen junto a Kenya. Heile, desolo 1,64 metros de estatura y fortaleza increíble,dejó una impronta difícil de igualar.

Su primera marca la estableció en 1994 en Hengelo, Holanda (12:56:96) en los 5 000 metros. Cuando incursionó en Atlanta 1996, no pudo arrasar con sus distancias favoritas por la coincidencia en el calendario; no obstante se llevó el oro en los 10 000. Pocos meses después estableció récords en 1 500 y 5 000. En Sydney 2000 también se impuso en los 10 000, siempre delante del keniano Paul Tergat, su más encarnizado rival.

Cuando arribó a Atenas 2004, todos querían verle contra El Guerrouj, mas el etíope no pudo imponerse, no se preparó como era debido y cedió ante su compatriota Kenenisa Bekele. Estuvo durante más de una década en los lugares privilegiados. De los 5 000 a los 10 000 metros, obtuvo cuatro títulos del orbe (1993, 1995, 1997 y 1999).

En El Guerrouj y Gebrselassie, tienen los historiadores asunto para muchos años, lloverán libros, revistas especializadas, programas televisivos o radiales, la Internet y demás formas de comunicación universal, pero estos colosos estarán en la cúspide, sus tiempos se inscriben en el fascinante mundo olímpico.

 XXVIII JUEGOS OLÍMPICOS

ATENAS, 13-29 DE AGOSTO DE 2004

RESUMEN

 

     LUGAR           PAÍSES ORO PLATA BRONCE TOTAL
1 ESTADOS UNIDOS 35 39 29 103
2 CHINA 32 17 14 63
3 RUSIA 27 27 38 92
4 AUSTRALIA 17 16 16 49
5 JAPÓN 16 9 12 37
6 ALEMANIA 14 16 18 48
7 FRANCIA 11 9 13 33
8 ITALIA 10 11 11 32
9 KOREA 9 12 9 30
10 GRAN BRETAÑA 9 9 12 30
          11 CUBA 9 7 11 27
12 UCRANIA 9 5 9 23
13 HUNGRÍA 8 6 3 17
14 RUMANÍA 8 5 6 19
15 GRECIA 6 6 4 16
16 NORUEGA 5 0 1 6
17 NETHERLANDS 4 9 9 22
18 BRASIL 4 3 3 10
19 SUECIA 4 1 2 7
20 ESPAÑA 3 11 5 19
21 CANADÁ 3 6 3 12
22 TURQUÍA 3 3 4 10
23 POLONIA 3 2 5 10
24 NUEVA ZELANDA 3 2 0 5
25 TAILANDIA 3 1 4 8
26 BELARÚS 2 6 7 15
27 AUSTRIA 2 4 1 7
28 ETIOPÍA 2 3 2 7
29 IRÁN 2 2 2 6
29 ESLOVAQUIA 2 2 2 6
31 CHINA TAIPEI 2 2 1 5
32 GEORGIA 2 2 0 4
33 BULGARIA 2 1 9 12
34 JAMAICA 2 1 2 5
34 UZBEKISTÁN 2 1 2 5
36 MARRUECOS 2 1 0 3
37 DINAMARCA 2 0 6 8
38 ARGENTINA 2 0 4 6
39 CHILE 2 0 1 3
40 KAZAJASTÁN 1 4 3 8
41 KENYA 1 4 2 7
42 REPÚBLICA CHECA 1 3 4 8
43 SUDÁFRICA 1 3 2 6
44 CROACIA 1 2 2 5
45 LITUANIA 1 2 0 3
46 EGIPTO 1 1 3 5
46 SUIZA 1 1 3 5
48 INDONESIA 1 1 2 4
49 ZIMBABWE 1 1 1 3
50 AZERBAIJÁN 1 0 4 5
51 BÉLGICA 1 0 2 3
52 BAHAMAS 1 0 1 2
52 ISRAEL 1 0 1 2
54 CAMERÚN 1 0 0 1
54 REPÚBLICA DOMINICANA 1 0 0 1
54 IRLANDA 1 0 0 1
54 EMIRATOS ÁRABES UNIDOS 1 0 0 1
58 REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE COREA 0 4 1 5
59 LATVIA 0 4 0 4
60 MÉXICO 0 3 1 4
61 PORTUGAL 0 2 1 3
62 FINLANDIA 0 2 0 2
62 SERBIA Y MONTENEGRO 0 2 0 2
64 ESLOVENIA 0 1 3 4
65 ESTONIA 0 1 2 3
66 HONG KONG 0 1 0 1
66 INDIA 0 1 0 1
66 PARAGUAY 0 1 0 1
69 NIGERIA 0 0 2 2
69 VENEZUELA 0 0 2 2
71 COLOMBIA 0 0 1 1
71 ERITREA 0 0 1 1
71 MONGOLIA 0 0 1 1
71 SIRIA 0 0 1 1
71 TRINIDAD Y TOBAGO 0 0 1 1
                    TOTAL 301 301 327 929

 

[1]Jacques Rogge. Mónaco. Periódico Juventud Rebelde. La Habana, 13 de octubre de 2004, p. 7.

[2] Abelardo Oviedo: Maratón a la italiana. Juventud Rebelde. La Habana, lunes 30 de agosto del 2004, p. 4.

[3] Agencia EFE. Juventud Rebelde. La Habana. Jueves 2 de septiembre de 2004, p.7.

[4] Abelardo Oviedo. Un lanzamiento… ¡y ya!Trabajadores. La Habana. Lunes 7 de noviembre del 2005, p. 12.

Al frente, Vanderlei de Lima

Al frente, Vanderlei de Lima

Yipsi Moreno

Yipsi Moreno

Yumisleidis Cumbá

Yumisleidis Cumbá

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Vea también