Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El progreso de Cuba y su sector privado

| 21

Enfáticamente, el presidente Barack Obama ha aludido a la necesidad de favorecer a los “cuentapropistas” cubanos como el sector de nuestra economía que puede conseguir el bienestar económico de nuestro país.

Obama ha entendido claramente que ese es nuestro embrionario sector de propiedad privada que, de desarrollarse incontroladamente, podría hacer reaparecer el sistema capitalista en Cuba.

El presidente norteamericano parece no tener en cuenta que rubros decisivos de la vida de Cuba – la educación, la salud, la construcción, las comunicaciones — son atendidos y sostenidos por el estado cubano. Acaso piense que ese sistema desarrollado, puede también sostener esos sectores.

Pero Cuba vivió más de medio siglo bajo “nuestro capitalismo”: hubo grandes colegios para los hijos de los ricos y confortables clínicas para los pudientes y solo al abolir ese sistema, hemos conseguido que todos los cubanos se eduquen, que las enfermedades prevenibles estén controladas en un país que tiene una expectativa de vida de 78 años, que se construyan carreteras en toda la nación y viviendas para los que nunca las tuvieron.

Los Estados Unidos quisieron mantener el capitalismo cubano subordinado a ellos: primero, organizaron una invasión militar y después, un bloqueo económico que dura todavía, para rendirnos por hambre.

Obama ha venido a Cuba porque el pueblo cubano derrotó las dos tentativas.
Hace ya unos cuantos meses impugné la Ofensiva Revolucionaria de 1968, que desapareció un sector privado que sin duda necesitábamos, pero de ahí a negar la decisiva prioridad en nuestra economía del estado socialista cubano, hay un trecho que no se puede salvar sin faltar a la verdad.

Es de esperar que el presidente de los Estados Unidos entienda de una vez la verdad de Cuba y, sobre todo, actúe en consecuencia.

(Tomado de Segunda Cita)

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • qbaneando.cubava.cu dijo:

    yo creo que no necesariamente el crecimiento de una ecnomia indica o nos obliga a perder logros obtenidos en materia de salud o sea acceso a la atencion media, el sistema educactivo, deportivo etc… creo que nuestra eocnomia neecsita logros que hagan posible una mejor sustentavilidad de los logros obtenidos en dichos renglones! es mas para que los cubanos podamos tener un mejor sistema educativo un mayor acceso a las nuevas tegnologias, para que los cubanos tengamos una mejor atecion medica necesitamos reimpulsar nuestra eocnomia crear nuevos puestos de trabjo nuevas oportunidades que en conjunto propicien un crecimiento en materia de impuestos etc!

    • Chino Chan dijo:

      Los indicadores macroeconómicos fueron ideados por países y tecnólogos de economías capitalistas que no incurran medidores de inclinación equitativa y objetivamente beneficiosos para las grandes masas,de ahí,que en los discursos con estadísticas generadas por esta linea económica,hay que hacer la salvedad necesaria y recordar que aquí,2+2 no siempre es igual a 4.

      • qbaneando.cu dijo:

        corecto pero una cosa no difiere de la otra por obligacion! o sea podemos propiciar el crimiento de nuestar economia y sostener nuestros logros? creo que si! es mas podemos mejorar nuestros logros si nuestra economia crece! lo que es complejo es que pensemos que es posible vivir apartados del mundo y que el mundo esta obligado a negociar con nosotros o sea creo que largos años http://qbaneando.cubava.cu/2016/03/23/el-brillante-plan-de-obama/ y sus resultados son muestra, evidencia de que neecsitamos que cada quien obtenga mas segun su entrega y aporte a la sociedad y menos segun su ideologia.. osea mientras excluyamos sera complejo o al menos cuestionable hablr de igualdad, incluidos etc

    • Leandro dijo:

      Coincido con Ud. en que necesitamos reimpulsar nuestra economía, crear nuevos puestos de trabajo y oportunidades, pero creo que ello es posible reformando a la empresa socialista como sustento fundamental de nuestra economía. No creo que es en el sistema capitalista, por muchos impuestos que se recojan, donde podremos mantener nuestros sistemas de salud, educación, deportes, asitencia social…
      A veces olvidamos que el sistema capitalista existe hace siglos y sin embargo en ese sistema hay unos pocos países desarrollados que esquilman a los numerosos países subdesarrollados. Que ese sistema que impera en el mundo sostiene el injusto, desigual e insostenible orden internacional que privilegia a una minoría que no supera el 20% de la población del planeta e impide el desarrollo y el bienestar del 80% restante e impide que se erradiquen las condiciones de subdesarrollo y pobreza en que viven las cuatro quintas partes de la humanidad y no se saquen de la extrema pobreza a 1400 millones de personas, no se alfabetice a casi 800 millones de adultos que ni siquiera saben leer, ni impide que cada día mueran de hambre 17 000 niños (1 cada cinco segundos) y existan en el mundo 1 020 millones de hambrientos (1 de cada 6 personas) y existan la inseguridad alimentaria y la inseguridad energética.
      Es ese sitema el que ha desarrollado un modelo económico que degrada el medio ambiente y fomenta las sociedades de consumo con sus trágicas consecuencias.

      • Jose R Oro dijo:

        Leandro, considero que lo que usted escribio es generalmente correcto. La opción para Cuba no puede ser regresar al capitalismo, el cual como sabemos seria un absurdo, inaceptable y mortal retroceso. Pero si se necesita un vibrante sector no estatal de la economia, subordinada a la Empresa Estatal Socialista, dentro de la sociedad socialista cubana y con el papel rector del PCC. Simple y llanamente porque la economia estatal es ineficiente en grado sumo, y debe concentrarse con futura eficiencia en las cosas principales, puertos, aeropuertos, refinerías, ferrocarriles, siderúrgicas, grandes empresas constructoras, plantas electricas, sistema escolar y de salud, muchas otras cosas de gran trascendencia. Pero hay que disminuir y después eliminar las carencias, hay que tener mas, mejor y mas barata comida, mejor transporte publico, mas viviendas, arreglar las calles. El cruel Bloqueo se va a levantar, mas temprano que tarde, de ello lamentablemente Cuba no tiene mucho control, sobre todo esto la hara el Congreso de los EE.UU.
        Pero hay cosas sobre las que si tenemos control, y debemos hacer lo mejor de nuestra parte.

  • Rafael Cantero Pérez dijo:

    Excelente comentario, sobre todo para tapar la boca de algunos ilusos, cubanos que viven aquí, quienes piensan que, con la ayuda de EE.UU, el sector privado solucionará los ingentes problemas económicos que nos acaecen. Un ejemplito lo es lo que está sucediendo con los productos agropecuarios, en el que gracias a la ineficiencia del estado en la comercialización, los cuentapropistas se han apropiado de esta, comercializando sólo lo que les significa ganancia, el resto lo desechan, el campesino le vende, a este TCP, a precios beneficiosos lo que tienen o puede (teniendo en cuenta el plan con el estado, el que a veces se echa a perder en la tierra) y el resto espera por la gracia de ¿Dios? por si lo recogen, pero ya tiene su beneficio con lo que le pagó el especulador. Luego este producto pasa por varias manos hasta que llega al consumidor ¿quién es? jeje, ese mismo. Por eso el Estado debe ser fuerte, pero eficiente, si no hubiera bloqueo, indiscutiblemente tendríamos más dinero para ser más eficientes. Antes del desmerengamiento de la URSS, el estado producía lo que necesitaba la población y un poco más; ¿por qué los EE.UU, ya sea el “ilustre” presidente o el congreso no quita el bloqueo?, ¡ah!, para lograr que haya necesidades y entonces despotricar contra el sistema socialista.

  • MASCUBANOOPTIMISTA dijo:

    Lo que buscaron sus antecesores por mas de 50 años, viene Obama a querer hacerlo en nuestras propias narices: implosionar ya no a la Revolucion, sino a su pueblo con trivialidades de separar viejos y jovenes, Estado de individuos, “emprendedores” de socialistas. No se le puede hacer el juego. Hay que afianzar la cultura politica entre los jovenes para que no caigan, guiados por el canto del triton, en el error de olvidar la historia universal y cubana.

  • el taxita dijo:

    la economia cubana se vera favorecida cuando en las empresas sientan el mismo sentido de prertenencia que los particulares, no en el favoritismo por ocupar un cargo de direccion, cuatro almendrones y tres cafeterias que si pagan elevados impuestos no significan nada para el engrosamiento de las arcas estatales, hace falta voluntad politica y economica en el sectosr estatal y mucha profesionalidad

  • Hector y el hermano dijo:

    Buen articulo, le agrego que las grandes compañías en el capitalismo al igual que las grandes empresas en el socialismo tienen parecidos problemas y las soluciones con ¨S¨ están en ambos casos en el campo organizativo, soy empresario, dueño de una empresa en un país capitalista, la solución no esta en la forma de propiedad, los analfabetos en esta materia repiten lo que otros dicen como solución, en el paquete organizativo es donde hay que invertir con ciencia, un ejemplo en Cuba son las cooperativas, magnifica idea, quizás la mas trascendental, e importante, pero hecha a media, no se ha completado el paquete para que esta formula salte y signifique una revolución dentro de la revolución.

  • Caridad Lopez Mesa dijo:

    Por que China y Viet Nam que fueron tan masacrados por EE UU han podido avanzar sin olvidar a sus muertos, sin olvidar su historia, por que han desarrollado su economia y manteniendo su sistema socialista, cambiando lo que ha tenido que ser cambiado para su bienestar.Aqui se dejo de producir, nuestra economia de baso en las importaciones, segun he escuchado antes del 59 Cuba producia hasta zapatos, porque hoy cuando compras un plato miras el fondo Made in China, antes en esoe lugar veias el simbolo de la Isla de la Juventud, el estado no pudede abarcarlo todo, por esa razon surgen los negocios particulares, y con ellos si podemos avanzar, con muchos poquitos podemos lograr un mucho como dijo Papito el peluquero

  • Caridad Lopez Mesa dijo:

    Debemos estar muy alerta, no dormirnos con los cantos de sirena pero tampoco dejar que la desconfianza nos frene, avancemos con cautela pero avancemos. hemos perdidos muchos valores reina la indolencia, si se cae una puerta en un establecimiento estatal, le pasan por el lado y pasan dias y la puerta sin volver a su lugar, porque no aparece el clavo, luego no aparece el martillo, luego no a llegado el carpintero y la puerta sin ponerse, pero la persona continuan trabajando sin la puerta y cobran su salario aun sin puerta,en un establecimiento particular la puerta no llega a caerse porque porque es tu sudor, es tu beneficio, es tu economiasi tu construiste o con tu esfuerzo recuperaste un lugar y lo convertiste en tu lugar de trabajo, si esa puerta cae tu te perjudicas, no ganas tu dinero ningun particular permite que su trabajo se afecte en lo minimo es su pertenecia.El estado tiene que lograr para poder avanzar que el trabajador logre sentir que las cosas no son de ¨liborio¨

  • Daniel Batista dijo:

    Cuantos paises han transformado su politica y economia y no renunciaron a los logros sociales. Ejemplos: Alemania, canada, Italia, España y muchos otros paises europeos. Un ejemplo a seguir es Alemania fue consumida por dos guerras mundiales y su economia desapareció, su infraestructura desvastada y que es Alemania hoy en dia? una de las economias mas solidas en el mundo.

  • Jose R Oro dijo:

    Me agrada mucho leer a Guillermo Rodriguez Rivera. Siempre percibo en él un sentido de verdad y sinceridad, expresados en una prosa sencilla y esmerada. Una vez más leo con atención el presente artículo, que sería aún más importante si no estuviera en el medio de una fatigosa avalancha de otros documentos enfocados a lo mismo. Por ello lo quiero comentar con igual sinceridad que la que caracteriza al autor
    Solo quería comentar que, con mucho respeto a la impugnación que hace Guillermo Rodriguez Rivera a “la Ofensiva Revolucionaria de 1968, que desapareció un sector privado que sin duda necesitábamos, pero de ahí a negar la decisiva prioridad en nuestra economía del estado socialista cubano, hay un trecho que no se puede salvar sin faltar a la verdad”, este tema tiene muchos bemoles.
    Defiendo verticalmente el predominio de la Empresa Estatal Socialista (EES) sobre el sector privado en la sociedad socialista cubana, para que esta sea avanzada, diversificada y sostenible. Propugno sin hesitación la inaceptabilidad de políticas neoliberales o de terapias de choque en Cuba. Respaldo sin titubear un instante el papel rector del PCC en la sociedad socialista cubana.
    Considero no menos importante y urgente el desarrollo acelerado de la economía cubana y la disminución y posterior eliminación de las carencias, y para ello considero que hay que seguir potenciando un vibrante sector no –estatal de la economía en Cuba. El cruel Bloqueo anticubano ha jugado un papel sustantivo en estas carencias, pero nuestros Bloqueos mentales y el abismal desempeño de la EES han jugado un papel nada despreciable, y lamentablemente muchas veces no mencionado. Condeno la satanización del sector no estatal de la economía socialista, que debe existir legal y controladamente, subordinado a la EES y retándola a esta, forzándola a salir de su letargo, ser mucho más eficiente y cumplir por fin con su rol en la sociedad.
    Desde la Ofensiva Revolucionaria de 1968 hasta hoy han pasado 48 años. No creo que sería aceptable que dentro de 48 años (en el 2064) nuestros descendientes analicen que en el 2016 cometimos un nuevo error. En ese año los cubanos que nacieron en este siglo XXI ya serian abuelos y lo que asisten a las universidades hoy tendrían 70 años y quizás muchos de ellos vivirán en otras latitudes, añorando su país. Eso no debe suceder de manera alguna.

  • Jorge Luis dijo:

    Sumémosle a lo muy bien expresado por el autor, la procedencia de los capitales en la base del naciente sector privado. ¿Qué obrero, maestro, médico, científico o combatiente de las FAR o el MININT puede disponer de un capital para invertir en un negocio privado? ¿Serán inversión cubano americana? ¿Serán dinero blanqueado procedente del delito o la actividad económica ilícita?

    • Hector y el hermano dijo:

      Jorge Luis, saludos y disculpa mi comentario, pero si es posible que un maestro, medico o cualquier empleado pueda invertir en un negocio privado, es muy sencillo, requiere de paciencia y que la persona tenga cierto orden, que no sepas como hacerlo no quiere decir que no se pueda, es normal en nuestra Cuba de hoy que nuestra generación no sepa como buscar el financiamiento para materializar una buena idea en algún negocio. La revolución en estos últimos años esta haciendo un llamado a que cambiemos nuestra forma de pensar.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado Jorge Luis. Las mismas preguntas que usted hace acerca de dinero blanqueado, etc., se podrían hacer a los inversionistas extranjeros. Por supuesto que todo el dinero que ingrese a Cuba es debe ser escudriñado al máximo, sea su procedencia española, turca, rusa, etc. o cubanoamericana, y en este último caso no solo su legalidad sino también su legitimidad, y con ello quiero decir que si ese dinero viene de personas con una dudosa historia de subversión, pues que no se acepte.
      Pero me parece irracional que pueda haber empresas extranjeras privadas y no empresas cubanas. Si para que ello ocurra, cada uno de los más de 11 millones de cubanos de la Isla debe tener capacidad inversionista, pues es una quimera (la forma superior y más perniciosa de la fantasía). Una cantidad considerable de personas nacidas en Cuba vive en los EE.UU. y otros países, pero solo una minoría tiene sus propias empresas. Si hay muchos honestos trabajadores que tienen ahorrados $10,000 y pueden invertirlos en Cuba en criar cerdos, o gallinas y así disminuir la importación de alimentos.

  • ANTONIO PEREZ GARCIA dijo:

    Si hoy optaramos por un sector netamente privado estariamos exponiendo el futuro de los cubanos, nada debe ser absolutamente privado debe haber un arbitro que pueda regular el que unos sean propietarios de bienes que otros no tienen acceso, como tampoco es viable pensar que la empresa estatal llegue a ser eficiente con el centralismo de sus actividades subordinada a la oportunidad financiera que queda luego de cubrir ciertos compromisos sociales de primer orden, porque se le resta autonomia para poder garantizar su crecimiento con los recursos propios que obtenga del resultado de su ejercicio.
    si miramos el estado actual de muchas empresas podemos apreciar que la falta de mantenimiento y de tecnología renovable está en la escaces de fondos financieros que producen unas empresas y son utilizadas para solventar asuntos de primer orden.
    En lel caso de la empresa por asi decirlo, necesita disponer de sus finanzas y darle uso en virtud del crecimiento armonico y deshacerse de una infraestructura que esconde un subempleo sin respaldos productivos que hace mucho daño a la organización y la eficiencia, algo que los directivos que son nombrados no tienen autoridad para decidir si sus empresas crecen y por demás no arriesgan ningun capital, por lo que todo se mueve en las explicaciones y las justificaciones.
    Hacer la empresa cubana de nuevo orden implica usar la dosis optima para el equilibrio entre lo estatal puramente dicho y lo particular suelto y sin control armonico y verdadero. Ese elemento que habría que mezclar sabiamente podría responder a ambas espectativas. un tipo de propiedad social concreta e innegociable, que responda a todo aquel que venga con sueños ingerencistas o ambiciones de capitalismo despiadado a sembrar diferencias ya resueltas socialmente pero carentes de cimientos económicos fuerrtes.
    Hoy existen muchas personas dedicadas a comercializar en el escenario informal y encarecen la vida sin darle tampoco dividendos a la sociedad, eso debe desaparecer, como debe de implementarse una empresa productiva cooperativizada nacionalmente de la agricultura que resuleva el problema de la alimentacion en nuestro país y todo puede ser cooperativo a titulo de dueños los obreros y ciudadanos cubanos en una nueva organizacion social socialista pero con titulos de propietarios de pequeños capitales que solo tienen valor ejecutivo cuando se unen bajo las leyes y regulaciones de nuestro gobierno. Exige tan alto nivel de organización y de eficiencia que no debe dejar lugar a la improvisacion y que obligue a cada negocioo cooperativo instituido en virtud del bien de la patria a llevar una contabilidad certificada por instituciones creadas para ello y bajo cezgo jurídico viable y estimulante.
    Entonces nadie puede venir a traernos cantos de sirena ni a introducir gérmenes engañosos.
    Obama dijo algo que quizá el no sabe su alcance, “el problema de cuba lo tienen que arreglar los cubanos”
    Lo que sucede es que siempre nos movemos en esquemas y algunos incompetentes dan alarmas de temores enquistados.
    Si somos realmente fuertes e inteligentes podemos crear nuestra vacuna para todo invento, para los que apuestan al sector privado y para los que apuestan al sector estatal.
    Cuba está en el deber de encontrar su propia receta y aplicarla cuanto antes, quitar trabas burocráticas y crear nuevas formas donde se conjuguen ambos intereses porque ambos intereses son realmente utiles y no deben de deformarse ni el uno ni el otro.
    Gracias. Ojalá alguien vea una luz en ideas que busquen equilibrio y estabilidad de lo que ya hemos conquistado y que necesita base financiera urgente.

    • Jose R Oro dijo:

      Estimado ANTONIO PEREZ GARCIA. Ante todo manifestarle que me gusta mucho su comentario. Todo en el mundo es un acto de balance. No se puede dejar la totalidad de la economía nacional en manos privadas. De hecho, no hay ninguna economía en el mundo que no sea una economía mixta en un grado mayor o menor (con la excepción quizás de la República Popular Democrática de Corea). En USA hay muchas empresas e instituciones controladas por el gobierno, mientras en países socialistas (como pasa de una manera extensiva en China y Vietnam y de forma muy incipientemente en Cuba), se está aceptando la convivencia de la Empresa Estatal Socialista con entidades no – estatales, incluyendo la inversión extranjera. La cuestión es que tipo de equilibrio existe y cuál es el papel del gobierno y del sector privado.
      Respondiendo a lo anterior, no hay fórmulas exactas, cada país tiene sus propias características. En Cuba hay que buscar un justo balance, como correctamente usted indico en su sincero comentario. Si se necesita un ardoroso sector no estatal de la economía, dentro de la sociedad socialista cubana, que sea legal y controlada, con el papel rector del PCC en la sociedad. Porque la economía estatal ha sido y es ineficiente, y debe concentrarse con previsible eficiencia futura en los sectores claves como puertos, aeropuertos, refinerías, ferrocarriles, siderúrgicas, plantas eléctricas, grandes empresas constructoras, defensa y seguridad, sistema escolar y de salud, muchas otras cosas de gran trascendencia. Pero hay que disminuir ágilmente y después eliminar del todo las carencias, que hacen vulnerable a la sociedad socialista.
      El cruel Bloqueo se va a levantar, más temprano que tarde, pero en ese proceso Cuba tiene comparativamente poco control. Corresponde al Congreso de los EE.UU. hacerlo, y lo hará. Sin embargo Cuba si tiene potestad total de mejorar muchas cosas dentro de la Isla, y reflexiono que debemos poner el mismo empeño en solucionar lo que depende del país, sobre lo que si tenemos control, que en exigir vertical e incansablemente el fin del cruel Bloqueo.

  • Maria Soledad Brizuela Moyano dijo:

    El socialismo económico sin la moral comunista no me interesa.

  • Eduardo Ortega dijo:

    Estoy convencido que el futuro de la humanidad no está en el Capitalismo; las ideas y conceptos del Socialismo tienen muchas más potencialidades de garantizar bienestar a las grandes masas humanas. Pero el Socialismo y las izquierdas han cometido graves errores que merecen estudiarse objetivamente. Nosotros los cubanos no estamos exentos de errores. El Presidente Obama, con su carisma y utilizando las más modernas técnicas de comunicación, se gana el favor de una parte importante del gran público cubano. A la política del gobierno de EEUU hay que contraponerle un plan mucho más inteligente que el de ellos. “De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace: Ganémosla a pensamiento”, nos advirtió José Martí. Nuestros dirigentes deben ser más flexibles en sus intervenciones públicas y utilizar las más modernas técnicas de comunicación. A la juventud tenemos que ganárnosla. Formalmente se dice que la juventud esta con la Revolución, es cierto y no es cierto. Por lo general hoy los jóvenes no tienen interés en militar en Partido (analizado en la mayoría de las Asambleas Provinciales del PCC). Cómo es posible que eso suceda cuando el PCC ha sido la organización que ha guiado a un país que les ha permitido superarse y les ha enseñado a pensar. Debemos analizar nuestros errores. De los miles de migrantes que pasaron por Costa Rica y Panamá, la TV nos muestra que la mayoría son jóvenes. Obama nos dice que es tiempo ya de dejar el pasado atrás y contra eso han reaccionado nuestros analistas. La historia hay que estudiarla para no cometer errores, pero igual que debemos analizar los momentos brillantes y positivos, también debemos analizar los errores cometidos, para no volverlos a cometer; pero no se ven muchas intenciones de hacerlo, al menos públicamente. Nuestro Gobierno ha abierto las posibilidades del trabajo de una figura que se ha llamado “cuentapropista” y que abarca tanto al dueño de 6 almendrones y/o varias paladares exitosas, como a los trabajadores de los cuales esos dueños se apropian de la plusvalía. El Gobierno cubano debe privilegiar más a las Cooperativas (agro y no-agro). El trabajo cooperativo real, bien estructurado, se acerca más al Socialismo que el trabajo individual del “cuentapropista” que explota de forma privada el trabajo ajeno; deben coexistir, pero con mayor participación del cooperativismo y no solo en actividades mínimas de servicios, sino en actividades productivas. La Empresa Estatal Socialista merece análisis, pero esa es otra historia. SALUDOS!

  • pancho_pepe dijo:

    Estoy de acuerdo con usted profesor, pero no entiendo por que necesariamente el Estado tiene que hacerse cargo de vender una croqueta. Quizás sea porque nuestra sociedad no entendería que un particular pudiera llegar a convertirse en millonario solamente vendiendo CROQUETAS.
    Referente a esto Profesor, le hago la siguiente pregunta: ¿Conoció usted antes del triunfo de la revolución a un solo chino que fuese millonario o simplemente rico solo vendiendo croquetas, helados o maní?

Se han publicado 21 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Guillermo Rodríguez Rivera

Guillermo Rodríguez Rivera

Escritor cubano nacido en 1943. Su producción incluye poesía, novelas como “El cuarto círculo” (1976, en coautoría con Luis Rogelio Nogueras) y ensayos como “Por el camino de la mar. Los cubanos” (2005).

Vea también