Inicio » Opinión, Deportes  »

El profe Veitía se retira

Publicado en: Cuba en el Deporte
En este artículo: Cuba, Deportes, Judo, Ronaldo Veitía
25 enero 2016 | 24
El profesor Rolando Veitia (I), durante su retiro oficial, en el Grand Prix de Judo, que se celebra en el coliseo de la Ciudad Deportiva, en La Habana, el 23 de enero de 2016. Foto: Marcelino Vázquez Hernández / ACN

El profesor Rolando Veitia (I), durante su retiro oficial, en el Grand Prix de Judo, que se celebra en el coliseo de la Ciudad Deportiva, en La Habana, el 23 de enero de 2016. Foto: Marcelino Vázquez Hernández / ACN

Cuando conocí a Ronaldo Veitía, o mejor al “profe”, como le han dicho siempre sus alumnas y demás entrenadores, nunca imaginé que pudiera pasar cuando, por lógica de la vida, abandonara el tatami uno de los tres Héroes del Trabajo del movimiento deportivo cubano. Y ese momento llegó a finales del 2015, aunque su retiro se oficializó este 23 de enero, durante el Grand Prix de Judo de La Habana.

El hijo de Oscar y Zenaida, el niño que comenzó a practicar judo con short y camisa porque no tenía kimono, el joven enamorado de la pedagogía y la enseñanza de una disciplina milenaria, el entrenador exitoso de la Eide Mártires de Barbados, el artífice de triunfos inolvidables en Juegos Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos, Olímpicos y campeonatos mundiales, es también la persona capaz de sembrar una familia sobre un tatami, sin que eso signifique ser la obra humana perfecta.

Casi 30 años al frente de la selección femenina de judo le han dejado vivencias, alegrías, decepciones, reconocimientos, dificultades, premios, angustias, felicidad y equivocaciones. En medio de un carácter tan fuerte y decisiones muy duras hay quien asegura que esconde los temores lógicos de dañar a las personas que más ha querido.

Tantas madrugadas despierto para un entrenamiento imprescindible, decenas de horas robadas a la familia para entregárselas a su otra novia —así definió al judo—, y los cientos de medallas en todos los niveles encontraron en el 2011un justo espacio en su pecho, al colocársele un título sagrado para cualquier trabajador cubano.

Veitía reunió, desde el principio, la capacidad de organizar y ser ejemplo ante su colectivo. Por su lado han pasado muchos compañeros talentosos que bebieron lo mejor de ese liderazgo y luego encendieron sus propias luces, pero sin renunciar nunca al lugar donde se formaron.

Frases como “el entrenamiento no tiene fraude”, “soy un gordo transparente” o “el campeón se distingue hasta en el caminar” pululan en su vocabulario y han sido repartidas y concretadas en más de tres generaciones de judocas, incluidos los niños que bajo su tutela entrenaron en el gimnasio Antonio Maceo, del Cotorro, municipio al que llegara con ocho años de edad para no apartarse de sus calles, sus pobladores y su historia.

Pocos conocen que en el propio territorio periférico, Veitía fue también empacador de algodón, obrero en la fábrica de papel de techo y en la de bloques, así como empleado en una cafetería frente al paradero de la ruta 7, labores todas que simultaneaba con la práctica del deporte que Jigoro Kano regaló desde Japón hacia todo el mundo a finales del siglo XIX, aunque Cuba comenzó su accionar a partir del 21 de febrero de 1951.

Dos títulos por equipos en campeonatos mundiales (Shiba 1995 y El Cairo 2005); una dorada olímpica por colectivos en Sídney 2000; victorias en los Juegos Panamericanos desde La Habana 1991 hasta Toronto 2015; campeonas de los Juegos Centroamericanos y del Caribe desde México 1990 hasta Veracruz 2014; y la selección de judocas entre las mejores deportistas de Cuba y América por más de 25 años, son algunas de las hazañas más relevantes que tienen un sello distintivo del “profe”.

Veitía integra, sin discusión, la galería virtual, pero ilustre y mística de grandes entrenadores cubanos, en la cual comparte espacio con Alcides Sagarra, Eugenio George, Pedro Val, Jorge Fuentes y Miguel Calderón, por solo mencionar algunos.

Criticado por unos, controvertido para otros y venerado por la mayoría, su retiro del gimnasio en el Centro de Entrenamiento Cerro Pelado ya se siente. Y hasta hay quien lo ve o pregunta todavía por él. Allí ha pasado más horas que en su propia casa.

El top secret de la escuela cubana de judo que muchos asiáticos, europeos y latinos han intentado buscar a través de recursos financieros escondidos o sistemas de entrenamientos novedosos sigue bien guardado y a veces es tan sencillo como la consagración, el sacrificio, la disciplina y el amor por una idea, por un trabajo, por un país.

En una ocasión, cuando un reporte le pareció pequeño en la prensa, el “profe” me llamó para contar las líneas publicadas como si el número de ellas tendría que ser proporcional al resultado alcanzado. Le expliqué que en pocas palabras se puede elogiar mejor y más contundente, tal y como en pocos segundos se proyecta un ippón para ganar oro mundial u olímpico. La pequeña lección fue aprendida con respeto y profesionalidad, sin lacerar en lo más mínimo la crítica necesaria cuando toca o la opinión laudatoria en el momento cumbre.

Solo en una oportunidad lo vi titubear ante una interrogante periodística. Y fue cuando le pedí el nombre de la mejor judoca cubana. Se arrugó el rostro y quizás pensó más de lo normal para buscar una solución perfecta sin dejar fuera a las ineludibles, a las vitales, a las irrepetibles, a sus hijas ilustres.

“Eso está difícil y nunca lo he hecho, pero lo intentaré. Espero que nadie se ponga bravo y evitaré herir sensibilidades. Lo hago porque la pregunta me obliga. La judoca más perseverante: Legna Verdecia; la más técnica: Amarilis Savón; la más constante: Daima Beltrán; el mayor ejemplo: Driulis González; la inspiradora de resultados: Odalys Revé; la más integral: Yurisleidis Lupetey. ¿La que siempre quisiera tener en mi equipo? A todas esas y a muchas más que han sido capaces de hacer esta historia”.

Ronaldo Veitía es el campeón que pudo ser y no el que quiso ser. El Héroe, el “profe” se retiró este 23 de enero del 2016, pero su lugar en el movimiento deportivo cubano nadie lo discute ni podrá arrebatárselo.

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Leandro dijo:

    Merecido homenaje para uno de los más grandes entrenadores del deporte revolucionario cubano.

  • MGI dijo:

    Um gran entrenador, Cuba bajo su tutela siempre supo mantenerse en los primeiros lugares, y eso solo se logra con mucho sacrifício y esfuerzo, solo él sabe todo lo que há tenido que hacer para mantener la escuela cubana a ese nível. Mi modesto reconocimiento al PROFE.

  • roberto dijo:

    Considero muy acertada la opinion del periodista y sobre todo lo que en lo adelante la disciplina del judo debe buscar mantener y no perder la supremacia ganada en las diferentes competencias y eventos que se desarrollen , lo mas importante es poder continuar la historia y las lecciones que el profe dejo y convertir cada victoria que se logreen esa disciplina en un homenaje a tan ilustre hijo del deporte cubano.

  • Noel Rodríguez Soria dijo:

    El mejor homenaje de este pueblo a quien todo lo dio y que tantas glorias y momentos emocionantes nos regalo.Gracias profe muchas gracias y que dios le de mucha salud y siempre mantengase cerca para el consejo oportuno cuando se necesite.

  • barça2016 dijo:

    Graaaaaaaaaaaaaaaaaannnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnndeeeeeeeeeeeee, ojalá no decaiga el Judo como lo ha hecho el Voli desde que Eugenio y Miguelito desaparecieron físicamente, ojalá no sea ignorado a partir de ahora como paso con Eugenio………

  • Aleida Crego Rodrìguez dijo:

    Grande entre los grandes, y lo que màs me impresionò fue la empatìa que vì entre èl y sus muchachas, la demostraciòn de alegrìa y agradecimiento despuès de cada competencia. Rolando Veitia, Ud es un super estrella, FELICIDADES!. Aleida Crego Rodrìguez

  • Miakel dijo:

    Y un gran patriota y martiano. En el 2013, al frente de su equipo particpo en Barbados en un evento clasificatorio para los Panamericanos de Canada.
    Alli, el mismo dia que llego le dijo a la Embajadora cubana: “Esta tarde antes de entrenar nos vamos al Monumento a los Caidos en el avion de Cubana en el 76.

    sdos,

  • ME dijo:

    Grande entre los Grandes, Mis Felicitaciones para el que tantas veces junto al boxeo nos salvó en el medallero. lo cual lo hizo venir desde bien abajo y ubicarse en el plano mundial. Nunca es buen momento para retirarse pero hacerlo durante el Gran Prix en Cuba habla de lo alto que llevó el Judo Cubano.

  • Mercy dijo:

    El es como su fuera de nuestra familia, solo con ver la alegria y la satisfacción de las muchachitas cuando ganan y se lanzan para arriba de él, como el mas respetado padre que ha existido, se va a sentir extraño fuera del tatami de entrenamiento como para nosotros no verlo en las competencias, pero estoy segura que él se va a dar sus vueltecitas de vez en cuando, eso no se lo quitará nadie.Y por favor honor a quien honor merece, como dijo el barça2016. Graaaannnndeeee y que no pase, lo que pasó con el mejor del voleibol cubano: Eugenio George

  • DTB dijo:

    ok, lindo retiro y admirable reconociemiento creo que se merecia mas , ojala no le pase como al profe del boleibol, ugenio george , que solo fue un soplo en el viento , mis respecto para ese grande aun se que esta en el cielo , GLRIA A EL Y AL PROFE VEITIA.

  • Amaury Pérez Vidal dijo:

    Para el Profe Veitía, que junto a Eugenio George y Alcides Sagarra forman el trío de los entrenadores más integrales y dedicados de nuestro deporte, todo mi agradecimiento como aficionado y como cubano… y una lagrimita también ¿Por que no caramba?

    • RAFR dijo:

      amaury perez vidal ,anoche como cada martes vi tu programa con Coralita veloz ,como siempre muy bien ,creo que tu programa deberia invitar a estos hombres que son grande y que son dignos de la patria
      soy un admirador tuyo desde siempre
      saludos
      desde la isla de la juventud ,tus cronicas de los sabados estan cada dia mejores espero que no decaiga tu entusiasmo

  • Indómito dijo:

    Nuestro pais ha estado lleno de grandes entrenadores que han dado muchas glorias: Vean solo este trio como ejemplo de lo que digo: Alcides Sagarra, Eugenio George, Rolando Veitía. Uffffffff.
    Le deseo mucha salud al profe Veitia y que de vez en cuando se de su vueltecita por el tatami.

  • camarero dijo:

    es un entrenador que se retira con reconocimiento, con resultados, en un deporte tan difícil como el judo, de tan alta calidad y con tantas federaciones… me hubiese gustado que hubiese llegado a rio 2016…

  • vicente dijo:

    FELICIDADES PROFE Y ASI MISMO A DARLE DURO AL DOCTORADO QUE SERA OTRA VICTORIA A SU FAVOR, Y RECUERDE CUIDESE MUCHO LA SALUD, UN ABRAZO DE UN CUBANO QUE NO LO CONOCE EN PERSONA PERO SIENTE UNA GRAN ADMIRACION POR USTED Y TODO LO QUE HA HECHO.

  • DEL BARCELONA SIEMPRE dijo:

    FELICIDADES A RONALDO VEITÍA
    Pero por favor a los compañeros del INDER buscarse mejores traductores, pues el día en que el presidente de la Federación Mundial estaba agradeciendo a Veitía por su contribución al Judo de Cuba, América y del Mundo la muy cretina que estaba traduciendo, lo que hizo fue decir ¨ AGRADECEMOS A CUBA LA BUENA ACOGIDA A LOS DEPORTISTAS¨Y OTRAS SANDECES MÁS. Al traducir no tratan de hacerlo prestando atención y diciendo lo que deben lo más cercano posible a lo que en realidad están oyendo del que habla en otro idioma, casi siempre traductores de inglés.
    Eso lo he sufrido en varias ocasiones pues no tienen un personal calificado y profesional solo para el deporte y que estén atentos a lo que dicen, pues los escogen casi siempre por ser familia, hijo(a) o cercano A fulano. tRABAJO EN EL DEPORTE Y POR ELLO ME DUELE.
    Dejen la falta de respeto, sobre todo en este caso con un GRANDÍSIMO COMO RONALDO VEITÍA
    Ahhhhhhh, otro de cuidado debe ser el que escribió mal el nombre del PROFE en los pie de foto donde escribió ROLANDO

  • Raul dijo:

    MI NADIE PODRÁ LLENAR EL VACIO QUE DEJA EL ILUSTRE VEITIA. COMO MISMO NADIE PUEDE NI PODRÁ LLENAR EL HUECO QUE DEJÓ EUGENIO Ó SAGARRA. PROFESORES, ENTRENADORES, DT COMO ESOS, NO SE REPITEN Y SU IMPRONTA SERÁ ETERNA.

  • Lázarita dijo:

    Amaury podría invitarlo a su programa con dos que se quieran dos

  • ET dijo:

    Muy merecido homenaje!!!!!, profe, Usted es de los que no se retirará nunca, estará SIEMPRE.
    Mis admiraciones para Usted, disfruté de la ceremonia y también derramé lágrimas por la emoción.

  • amanda dijo:

    Amauris; prepárate para entrevistar a glorias también deportistas. Eres un talentoso entrevistador. Hace falta conocer lo humano de Sotamayor, Sagarra, Veitía y otros. Se nos fueron ya buenos como Stevenson.
    saludos

  • Jose Rivero Sotomayor dijo:

    Al profe Veitia nuestro mayor reconocimiento por toda la gloria que le ha dado a nuestro pais desde el deporte, por el ejemplo de fidelidad a su pueblo, de consagración al trabajo, de amor a nuestra querida isla, por todas las victorias obtenidas, cada una motivo de alegria infinita para los millones de cubanos que junto a él y su equipo de campeonas disfrutamos tanto. Gracias por todo profe. Nadie podrá dudar que la historia del judo en nuestro país jamás se podrá escribir sin mencionar a su figura más brillante: Ronaldo Veitía.

  • Mostrando 20 de 24 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 24 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista Cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007.

Vea también