Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Estados Unidos y la trata de esclavos en Cuba

| 15

“En Estados Unidos, muchos museos, monumentos y sitios históricos dedicados a la esclavitud se han convertido en focos de diálogo nacional sobre temas de raza y desigualdad. Cuba debía ser parte de estos intercambios porque la esclavitud cubana y el comercio ilegal de esclavos contribuyeron a la creación de Estados Unidos”.

Tal es la propuesta del historiador Stephen Chambers, autor del libro “No fue Dios sino la ganancia: la historia jamás contada de la esclavitud cubana, la doctrina Monroe y el surgimiento de los Estados Unidos (No God But Gain: The Untold Story of Cuban Slavery, the Monroe Doctrine, and the Making of the United States”. (Verso, September 8, 2015).

En la joven república, los líderes estadounidenses, desde Thomas Jefferson hasta John Quincy Adams, velaron tenazmente por proteger la existencia de la esclavitud. Hicieron de ella y del comercio prohibido de esclavos una base para el desarrollo nacional y la expansión. Esto preparó el terreno para un auge en la producción algodonera y décadas de crecimiento económico interdependiente, lo que en última instancia generó un crecimiento fracturado que desencadenaría la Guerra Civil de Estados Unidos.

Según Chambers, ahora que Estados Unidos y Cuba han restablecido sus relaciones diplomáticas y trabajan por la normalización de sus nexos “brilla una luz sobre este legado compartido que puede ayudar a que ambas naciones comienzan otra vez”.

Hoy, 150 años después de finalizada la Guerra Civil en Estados Unidos, muchas de las cicatrices de la esclavitud aún son visibles, especialmente en el sur, “sin olvidar los lazos de Estados Unidos con la esclavitud aun más al sur… en Cuba”. Es hora de reconocer el papel estadounidense en el comercio de esclavos hacia Cuba y el verdadero propósito de la doctrina Monroe.

Fueron más de 300 años de horrores los que la esclavitud y el comercio de esclavos provocaron en Cuba, describe Chambers.

El tiempo de vida promedio desde el momento de su llegada a Cuba de los africanos esclavizados a menudo se calculaba en un solo dígito.

Una tasa de mortalidad que por sí sola  explica por qué la esclavitud cubana dependía del comercio de esclavos.

Aunque los Estados Unidos e Inglaterra prohibieron el comercio de esclavos en 1808, el 85 por ciento de los esclavos transportados a Cuba (759.669)  fueron traídos después de la prohibición de Estados Unidos. Por entonces, los estadounidenses habían decidido que la esclavitud cubana tenía un sentido económico e intensificaron su participación en el negocio.

Después de su revolución, la  joven nación estadounidense quedó endeudada y abocada a una rápida expansión de la frontera del algodón.

Pero los mercaderes que manejaban los bancos y compañías de seguros sólo proporcionaban préstamos agrícolas a base de una  fuente confiable en especie (oro y plata) y en azúcar y el café para respaldar sus monedas y compensar los déficits comerciales con los centros financieros de Europa.

Si bien el café, el azúcar y  las especies abrieron las puertas de los mercados europeos y asiáticos para los inversionistas de EEUU, las naves cargadas de esclavos fueron la clave de sus ingresos.

Esta es la razón por la qué, a pesar de la difusión del sentimiento antiesclavista y el abolicionismo en ambos lados del Atlántico, las numerosas leyes y tratados para frenar el comercio de esclavos y el envío de escuadras navales para patrullar las costas de África y las Américas, el comercio de esclavos no terminó en 1808. De hecho, durante muchos años posteriores se intensificó, y las políticas económicas de libre comercio a menudo coadyuvaban con la expansión de la esclavitud. El desmantelamiento de restricciones al comercio – a menudo enmascarado como golpes contra la emancipación – realmente consolidó la esclavitud en Cuba y en todo el hemisferio.

La política exterior de Estados Unidos protegía la expansión de la esclavitud cubana. La famosa declaración del Presidente James Monroe en 1823 conocida como doctrina Monroe, pretendía prohibir a los europeos acceso al hemisferio y se convirtió en piedra angular en la diplomacia de Washington durante generaciones. En el momento de su formulación, sin embargo, se pretendía impedir la intromisión británica en la trata ilegal de esclavos, respondiendo al interés de muchos estadounidenses en la masiva expansión de la esclavitud en Cuba.

En la década de 1820, Cuba se había convertido en el segundo socio comercial de Estados Unidos y el mayor productor de azúcar del mundo.

Los inversores estadounidenses, las autoridades y comerciantes, incluyendo muchos del norte de Estados Unidos, participaron en todos los aspectos de este desarrollo. Algunos estadounidenses llegaron a ser propietarios y operadores de plantaciones cubanas ellos mismos.

Muchos otros estaban vinculados de diversas maneras a negocios basados en la esclavitud en Cuba, asevera Stephen Chambers.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • VICTOR KOZASKI dijo:

    BIEN ESCRITO

  • Antonio dijo:

    Hoy se conoce que los esclavistas en Estados Unidos al momento de la Guerra Civil tenian grandiosos planes de expansion con el famoso ” los del norte hasta el Polo Norte y los del sur hasta el Polo Sur”, lo que implicaba planes para un gran estado esclavista en toda la America Latina.
    Es historico que hasta el propio gobierno gringo de aquel entonces indiferente ante la esclavitud pero horrorizado con esa idea de los esclavistas se decidio por la guerra.

    • senelio ceballos.. dijo:

      Antonio….En una encuesta realizada hace poco por estudiosos rusos ..bajo los efectos de la crisis de Ucraina…indicaron..Que miles de jovencillos norteameriacnos..No saben quien bombardeo a japon con la bomba atomica y que Ucraina…Es hoy atacada por tropas rusas y las tropas norteamericanas y de la OTAN estan alli luchando por la libertad y democracia del pueblo ucraniano….jajaja

      La historia es una cuestion-fuente fundamental para mirar el futuro…PERO….la historia se hace con nuestras propias manos….
      QUE UD CREE—

      El guajiro del Canimar

      • George dijo:

        Senelio: Juro por Dios que a veces no entiendo nada de lo que ud. escribe…………..tal vez sera por eso que no me atrevo ni a apoyarlo ni a refutarlo en sus comentarios. Saludos.

      • senelio ceballos.. dijo:

        Gracias ..George..guajiro cubano-aleman..YA HE OLVIDADO MI CASTELLANO..Socio!!

  • Jose R Oro dijo:

    La esclavitud o el esclavismo fue una etapa cruel y salvaje de la sociedad humana, que implicaba la propiedad directa de personas por parte de otras personas. No me refiero a la formación económico-social esclavista definida así por el materialismo histórico, que es completamente otra cosa, sino al esclavismo como una terrible (quizás la más terrible) forma de opresión de todos los tiempos. El esclavismo (y sus secuelas de todo tipo) al que se refieren el autor Stephen Chambers, y su cronista/comentador Manuel E. Yepe, fue desarrollado mayormente en los siglos XVII, XVIII y XIX, y se refiere al secuestro, tráfico y venta de millones de africanos al Nuevo Mundo
    Por supuesto que toda investigación que esclarezca este proceso debe ser bienvenida, siempre que sea objetiva y que tenga como propósito el extirpar el lado perverso de la Humanidad, que este lado maligno no goce de impunidad. Denunciar al esclavismo y sus efectos siempre es útil, nunca pierde actualidad, y aprovecho esta ocasión para hacerlo con vehemencia.
    Con respecto a las relaciones entre Cuba y los EE.UU., la “demonización” entre ambas partes debiera cesar. Lo que debemos hacer es trabajar de consuno para acabar con el cruel e ilegal bloqueo que afecta a Cuba (y también a los EE.UU.) en casi cualquier esfera de la vida humana. Hay muchas más cosas y elementales intereses que nos unen, muchos más que los que nos separan. El fin del malvado bloqueo, que es de hecho un acto de agresión contra Cuba, y por supuesto, las relaciones entre ambos países no se pueden desarrollar bien en un contexto de agresión unilateral. Desde el 17 de Diciembre se ha iniciado y se ha desarrollado ágilmente un proceso en esa dirección para eliminar esta agresión que es bloqueo. La mayoría de los estadounidenses están por su eliminación. Los EE.UU. no son hoy el mismo país que en los siglos pasados, ni siquiera que en 1960.
    Por todo lo cual, no creo que sea útil el constante y ostensible deleite con todo lo malo que hay hoy en los EE.UU. o en la Historia de ese país y sugiero se debiera mostrar también las muchas cosas buenas que han existido en ese vecino país. Creo que se necesita un poco más de balance y que además de comentar el libro de Stephen Chambers, debiéramos además mostrar otros muchos libros que se publican en los EE.UU. que tocan temas positivos para los EE.UU., para Cuba y para toda la Humanidad.
    Como dijera Amaury Perez Vidal en la memorable y aclamada carta a sus hijos “¡Viva la cordura, abajo la intransigencia!”

    • Miguel dijo:

      Con respeto hacía usted y sus criterios, permitame expresar el mio; precisamente en nombre de esa cordura; es impresindible no olvidar, ni pasar por alto, ni dejarnos cegar por las luces muy brillantes que hoy aumentan su explendo, particularmente desde USA.
      EUA, es y continurá siendo mientras exista un imperio, con imensas contradicciones internas, con cosas acertadas, otras desacertadas, pero por sobre todas las cosas con ansías y apetito desmedido de dominación y expanción, sencillamente por ser consustancial a su carácter de potencia hegémonica.
      Si deseamos coexistir con el vecino como nación indpendiente y lo creo posible y sensato, tenemos ante todo que tener memoria histórica, no olvidar nunca, ni dejar de decir nuestra verdad u opinión; sobreseer, pero jamás archivar la historia que es ante todo nuestra verdad.

      • Jose R Oro dijo:

        Estoy muy de acuerdo con usted, y apoyo firmemente lo que usted expresa estimado Miguel. Hay que decir las verdades, pero no selectivamente, no solo lo malo, sino toda la verdad. Yo estoy en contra de las muchas cosas negativas que ha hecho EE.UU. a lo largo de su historia y en la actualidad, y creo que como usted bien dice registrar y no olvidar la historia. Sin embargo eso debe incluir lo bueno y no es lo que sucede, en la practica solo hablamos de lo malo, y eso no nos beneficia en absoluto. La verdad no puede ser selectiva, no puede haber una fraccion de la verdad, sino toda la verdad.

    • George dijo:

      Mis saludos a Jose R Oro. No me canso de repetir que ud. es uno de los foristas mejor preparados de los que escriben aqui. Suscribo su comentario 100%, vivi en USA durante un quinquenio (antes de mudarme para Alemania) y puedo dar fe personalmente de sus palabras. En los Estados Unidos, ademas de cosas malas, tambien pasan cosas buenas a diario, de las cuales no se habla y lo mismo pasa con su historia……………que es oscura y complicada?……..Cierto! Que algun forista me nombre algun pais del mundo que no tenga un capitulo oscuro en su historia (incluyendo el nuestro). Saludos desde Berlin.

      • senelio ceballos.. dijo:

        GEORGE..Escuchad guajiro-aleman……Yo no entiendo para que poner este post de la esclavitud..aqui..Si tenemos miles de problemas actuales y futuros que resolver en la islita amada…

        ..Soy de los que pienso que la historia es paar leerla y sacar conclusiones de ella,,,PERO MAS REFRESCANTE ES HACERLA Y ESCRIBIRLA CON NUESTRAS PROPIAS Manos…

      • George dijo:

        Senelio: Ahora si lo entendi y estoy de acuerdo con ud. 100%. Saludos del guajiro camagueyano-aleman!

  • Rolando dijo:

    La historia jamás contada de la esclavitud cubana y la trata de los esclavos provenientes de tierras africanas, fue nuestra mayor desgracia y que en la actualidad aún prolisferan sus ramificaciones…, las secuelas dejadas en nuestro país y muchas de las cicatrices de la esclavitud aún son visibles, son peores que el más cruel bloqueo económico que se pueda soportar…

    • senelio ceballos.. dijo:

      Para Rolando y yepe…por favor leerse el articulo del Lic.Jose Luis Rodriguez aqui en cubadebate sobre Bolivia y sobre todo los comentarios de distintas personas…VERAZ LA DIFRENCIA……Me voy con ellos..chaoooo!!

  • El Africano dijo:

    Aqui sigue primando el interes personal de algunos que solo miran su problema y valoran la obra de la revolucion por lo que han podido lograr ellos como personas individuales, olvidandose del que cortó caña,del que trabaja en una mina de niquel de los tantos que en algun momento realizaron largas campañas en nuestras flotas pesqueras en mares lejanos,de la maestra que nos enseño a leer y escribir de los que combatieron por cuba aqui y fuera de aqui para que no tubieramos una operacion condor con millones de desaparecidos y todos ellos, toditos no han cobrado ni este quilo prieto cuando se quiera decir algo hay que tener los argumentos que son la fuerza de la razon

  • lolo dijo:

    El articulo hace ver a los esclavistas cubanos , como niños inocentes, como que no tenían que ver con que ¨….. El tiempo de vida promedio desde el momento de su llegada a Cuba de los africanos esclavizados a menudo se calculaba en un solo dígito….¨ ¨….Fueron más de 300 años de horrores los que la esclavitud y el comercio de esclavos provocaron en Cuba, describe Chambers….¨. Jose R Oro 100% con ud.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manuel E. Yepe

Manuel E. Yepe

Periodista cubano, especializado en temas de política internacional.

Vea también