Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

El lobby mediático en contra de América Latina

| 5
Ilustración: Cronicón.net

Ilustración: Cronicón.net

América Latina – o por lo menos algunos de sus gobiernos – se ha puesto en contra de la corriente dominante desde hace décadas en el plano internacional. Después de sufrir duramente los efectos de esa corriente, algunos gobiernos se han rebelado en contra de ella y empezado a poner en práctica políticas que contradicen frontalmente la onda neoliberal.

Los resultados no han podido ser mejores: mientras aumenta la desigualdad, la pobreza, la miseria, la exclusión social en el mundo, un país como Brasil, que era el país más desigual del continente, ha tenido avances espectaculares en este campo a tal punto de proyectar a Lula como líder mundial de la lucha en contra del hambre. La Bolivia de Evo Morales, ubicado antes como uno de los países más pobres del continente, junto a Haití y Honduras, ha pasado a ser un modelo de crecimiento económico y de promoción de la justicia social. Los gobiernos de los Kirchner han logrado rescatar Argentina de la peor crisis de su historia, producida por el neoliberalismo, y hacer que el país vuelva a crecer y a distribuir renta. Ecuador se ha vuelto uno de los países latinoamericanos que más crece, con algunos de los mejores índices sociales.

Bastaría esos ejemplos – aunque podríamos citar otros – para que nos demos cuenta de que son gobiernos que incomodan a los que siguen creyendo en la prioridad de los ajustes fiscales, en las políticas de austeridad, en la centralidad del mercado. América Latina – y esos gobiernos en particular – tienen que ser descalificados, para que se afirme el pensamiento único, el Consenso de Washington, según los cuales no habría alternativas al neoliberalismo.

En la vanguardia del lobby en contra de los gobiernos que avanzan en la superación del neoliberalismo y de sus dogmas, se encuentran algunas publicaciones de proyección internacional: Financial Times, The Wall Street Journal, The Economist, El País, entre otras.

Promueven sistemáticamente campañas para intentar descalificar los avances de esos gobiernos, que chocan con sus posiciones y las de los gobiernos neoliberales.

En ellas hasta hay columnistas latinoamericanos que se prestan a esas campañas, mientras otros, se acogen al silencio frente a esos ataques sistemáticos a los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Venezuela, Uruguay, Ecuador. Si esos gobiernos se consolidan, son verdaderos desmentidos a los postulados de las políticas de austeridad que hasta ahora se imponen en Europa, a los preceptos del FMI y del Banco Mundial.

Había entonces que destruir sus imágenes, decir que los avances sociales o fueron engañosos o han desaparecido frente a las crisis actuales. Que los problemas enfrentados actualmente por algunos de esos gobiernos representarían su agotamiento. Que la corrupción, el autoritarismo, el populismo, habrían condenado esos gobiernos al fracaso.

Esas publicaciones en particular, se empecinan en campañas en contra de esos gobiernos, de sus líderes, porque les es insoportable que ellos hayan impuesto el período más largo de estabilidad política, con gran apoyo social, en una región donde sus gobiernos – dictaduras militares y gobiernos neoliberales – han fracasado rotundamente. Mientras que los gobiernos europeos que mantienen las políticas neoliberales, a pesar de sus efectos sociales trágicos, no son condenados por esos órganos que, al contrario, los tienen como referencias, aún con su incapacidad de superar la profunda y prolongada crisis recesiva iniciada en 2008 y sin plazo para terminar.

Los lobbies de los medios de comunicación internacionales son incapaces de comprender por qué los gobiernos que descalifican tanto son capaces de reelegir a sus líderes o elegir a sus continuadores, mientras que los gobiernos latinoamericanos que ellos intentaron promover como alternativas – como los de la Alianza del Pacífico, especialmente México y Perú – tienen gobiernos sin apoyo popular, donde se suceden líderes desprestigiados. Pero siguen con su trabajo de pésimo periodismo, que no logra dar cuenta de por qué esos países del continente son excepciones a escala mundial, frente a los retrocesos de los gobiernos que mantienen modelos neoliberales.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Benancio Arfiloga dijo:

    Agreguen desde el Paraguay ABC Color, La Nación y Ultima Hora, grandes medios proimperialistas de America Latina, aliados en contra de los pueblos

  • Papo dijo:

    Esos “medios”, en mi opinión, no son “Medios de Prensa”.
    Me explico:
    Son MEDIOS PUBLICITARIOS, que obtienen sus ganancias, a través de la PROPAGANDA PAGADA por ELITES, donde están incluidos los dueños de esos mismos medios.
    Se nutren de los apátridas, de los patriotas de bolsillo; de los que están dispuestos a vender sus propias madres, buscando sus propias justificaciones.
    Se nutren de una población de ignorantes, a los que “educan”, bajo ese bombardeo de mentiras y medias verdades.

    Un por ciento (bajo) de la población se beneficia y se agrupa junto a los que detentan el poder, los que a su vez se asocian a los Grandes Capitales, los que a su vez, buscan sus propias ganancias a pesar de las mayorías.

    Hacen Un Rótulo, con muchas frases enigmáticas y altisonantes. Y a eso le llaman:
    “” P R E N S A “”. Que todo el mundo debe respetar, porque son personas cultas y defenesores de la verdad… …y se mezclan con “La Prensa” .

    ” LA PALABRA HA CAIDO EN DESCRÉDITO, PORQUE LOS DÉBILES, LOS VANOS Y LOS AMBICIOSOS HAN ABUSADO DE ELLA “. José Martí

  • Francisco Gomez dijo:

    Mencionemos acá en Colombia a CM&, RCN, Caracol, La W Radio, etc. etc, casi todos, prensa, radio y tv, el único que es independiente es NOTICIAS UNO, a su Director lo tienen fuera del País, acá el Periodista que hable más de la cuenta lo hacen ir o lo matan, esto no es tener Opinión veridica, cierta ! NO ¡ son falta de etica, porqué no hablan sino lo que les conviene a sus patrones…

  • Consuelo Gatica dijo:

    Buen artículo en general y en especial su parte final que dice:
    “Los lobbies de los medios de comunicación internacionales son incapaces de comprender por qué los gobiernos que descalifican tanto son capaces de reelegir a sus líderes o elegir a sus continuadores, mientras que los gobiernos latinoamericanos que ellos intentaron promover como alternativas – como los de la Alianza del Pacífico, especialmente México y Perú – tienen gobiernos sin apoyo popular, donde se suceden líderes desprestigiados. Pero siguen con su trabajo de pésimo periodismo, que no logra dar cuenta de por qué esos países del continente son excepciones a escala mundial, frente a los retrocesos de los gobiernos que mantienen modelos neoliberales.”, pero que no concuerda con el título del mismo: “El lobby mediático en contra de América Latina”.
    Parte de la América Latina agredida salvajemente por el lobby mediático internacional es nuestra República Bolivariana de Venezuela precursora, después de Cuba, de este gran movimiento integracionista-progresista que se viene dando en nuestra Patria Grande en manos de nuestro amado Comandante Hugo Chávez Frías y continuada por nuestro hermano Nicolás Maduro pero no se menciona.
    Preguntas que cabe hacerse porque formamos parte del presente, de la agresión permanente lacaya y mentirosa: ¿No tenemos medios que aboguen por nosotros? o ¿Dejamos de ser el país solidario que impulsaran Chávez y Fidel? o ¿Prohíbe el imperio nuestra mención?. Podría llenar páginas preguntándolo aunque esta última pudiera tener gran peso, la verdad es que estamos, existimos y somos en la actualidad el país mundialmente más agredido (no sólo mediáticamente) por el capitalismo neoliberal.
    Desde la República Bolivariana de Venezuela, cuna de Bolívar y Chávez.

  • jose roman dijo:

    Dr aldo: pues se queda corto mexico no es un estado fallido; es un Narco-estado, y ayotzinapan y el chapo solo son micro-sucesos que han acontedio y acontecen en el sangrante MEXICO y que no es otra cosa que la mano del imperio financiero que utiliza a mexico a peru y chile, como cabeza de playa contra la Unidad latinoamerican que se rebela contra sus designios.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Emir Sader

Emir Sader

Sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Vea también