Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

El Papa en Cuba

| 18
Foto: Ismael Francisco / Cubadebate

Foto: Ismael Francisco / Cubadebate

El papa Francisco estuvo en Cuba. Después va a los Estados Unidos. Llega a los dos países acogido por el mérito de haber promovido la aproximación entre ellos, después de 50 años de hostilidades. El Congreso estadounidense podría ofrecerle una mejor recepción al pontífice suspendiendo el criminal bloqueo impuesto a la isla socialista por la Casa Blanca y devolviendo a los cubanos la base naval de Guantánamo.

Cuba es hoy una nación de poco más de 11 millones de habitantes dotados de una fuerte religiosidad sincrética, mezcla de un cristianismo de origen español con tradiciones religiosas oriundas de África, como la santería, traídas por los esclavos que llegaron destinados a trabajar en los ingenios de azúcar.

La Revolución, liderada por Fidel, victoriosa en 1959, no se hizo contra la religión. Fidel y Raúl son de familia católica, y durante más de diez años fueron alumnos internos en escuelas católicas. La guerrilla de Sierra Maestra contaba con un capellán, el P. Guillermo Sardiñas, designado por la conferencia episcopal. A él le tocaba bautizar a los hijos de los campesinos, casar a los novios, enterrar a los muertos, víctimas de la guerra revolucionaria. Después de la victoria, Sardiñas recibió el título máximo de Comandante de la Revolución y obtuvo del papa Juan 23 permiso para andar con el traje verdeolivo.

La expropiación de empresas estadounidenses llevaron al presidente Kennedy a patrocinar, en 1961, la fracasada invasión mercenaria de Bahía Cochinos. En el clima caliente de la Guerra Fría ese episodio llevó a Fidel a declarar el carácter socialista de la Revolución y arrojó a Cuba a los brazos de la Unión Soviética. Tal alineamiento afectó a la religiosidad cubana.

Con anuencia de la conferencia episcopal cubana, en 1981 inicié el delicado trabajo de aproximar a la Iglesia Católica y al Estado. El momento fuerte fue en 1985, cuando, en mayo, Fidel me concedió una larga entrevista sobre el tema religioso, y que fue publicada con el título de “Fidel y la religión”, libro reeditado en Brasil este año por parte de la Companhia das Letras.

Fidel volvió a dialogar con el episcopado, y el pueblo cubano empezó a manifestar públicamente su fe cristiana, incluyendo a militantes del Partido Comunista. Y se suprimió lo de “ateísmo científico” de los libros de texto.

Ese proceso favoreció la visita de Juan Pablo 2° a la isla en 1998. Hubo mucha presión de la Casa Blanca para que el papa no hiciera el viaje  o, si lo hiciera, para que el papa condenara el socialismo. Pero Juan Pablo 2° fue, visitó todas las diócesis, estrechó vínculos de amistad con Fidel, condenó el bloqueo impuesto por los EE.UU. e incluso elogió los logros de la Revolución en Salud y en Educación.

Benedicto 16 visitó la isla en marzo del 2012, con ocasión de los 400 años de la aparición de la Virgen de la Caridad del Cobre, y también condenó el bloqueo, así como pidió más libertad religiosa, especialmente la reapertura de las escuelas católicas. Hoy día se dan excelentes relaciones entre la Iglesia Católica y la Revolución.

En el entramado de esa prometedora ingeniería política es donde el papa Francisco intervino para facilitar la aproximación de los EE.UU. y Cuba. El bloqueo tiene un costo social excesivamente pesado para la isla. Los cubanos sintieron alivio cuando vieron a Obama por televisión, el 17 de diciembre del 2014, admitir que el bloqueo “no funcionó”. Queda por saber, como me dijo Fidel en enero de este año, si eso significa “apenas un cambio de métodos o implica también cambio de objetivos”.

Francisco fue acogido por la “caliente” solidaridad cubana, que actualmente se extiende por más de 100 países, que cuentan con los servicios de sus médicos y profesores. Aterrizó en La Habana en el momento en que Cuba pasa por importantes cambios, a fin de adaptar su economía a los nuevos socios fuera del campo socialista. Todo ese proceso es visto por la población con esperanza y cautela. Esperanza de que la isla reciba inversiones significativas y doble el número de los 3 millones de turistas que la visitan anualmente, trayendo divisas. Cautela porque, como me declaró un amigo cubano, “será el choque de un tsunami consumista con la austeridad cubana”. Sólo el tiempo revelará el nuevo perfil del único país socialista de la historia de Occidente.

Frei Betto es escritor, autor de “Paraíso perdido. Viajes al mundo socialista”, entre otros libros.

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eduardo dijo:

    La aparición de FIDEL Y LA RELIGIÓN marcó un antes y un después para la fe en Cuba. Es texto obligado para creyentes o no. Y gracias a Fray Betto conocí el Velho Barreiro…

  • Mercedes del Risco Cabrera. dijo:

    Gracias al Papa Francisco por su visita, ha dado muchas muestras de amor y respeto al pueblo cubano.
    Ya esta en Los Estados Unidos, es hora que el Congreso se pronuncie por eliminar el bloqueo hacia nosotros. Basta de tanta injusticia

    ¡VIVA LA PAZ!
    ¡VIVA CUBA!
    ¡ABAJO EL BLOQUEO CRIMINAL!

    • Carlos Miguel Valdés Sarmiento. dijo:

      Mercedes no creo que llegue a tanto, pero en algo se avanzará, como en Cuba la Iglesia obtendra algunas facilidades que hasta ahora no posee (acceso a los medios, facilidad de la entrada de sacerddotes y religiosos en general, y quizas algo de facilidades para aumentar las catequesis) pero esta visita tiene cola y grande, no lo dudes.

  • Cubano de HOY!!! dijo:

    Maravilloso articulo de Frei Betto, para usted las palmas…

    • xiomara carla dijo:

      Vale..

  • Henry dijo:

    Frei Betto ya nos tiene acostumbrado a esos articulos tan reales salidos de sus manos

  • RCA dijo:

    Gracias al Papa Francisco por su visita, ha dado muchas muestras de amor y respeto al pueblo cubano. He vivido días muy felices al tanto de todos sus recorridos y misas, es usted una persona super especial, muy carismática, no lo olvidaremos, no soy religiosa por lo que como usted dijo no se orar pero todos los días estaré pensando en usted deseándole mucha salud y suerte en su visita a Estados Unidos, gracias por tanto amor y consejos a los jóvenes, a las familias y al pueblo en general. Han sido días inolvidables para todos los cubanos.

  • Laura dijo:

    Por Dios, cómo se les ocurre error tan graveeee, estos periodistas ya me tienen mallll, es FRAY BETTO, NO FREI BETTO,,,,,,,

  • rccc dijo:

    Compañero Frei Betto: Me abrogo por fin el derecho de dirigirme a Ud., por primera vez, así: como un compañero en todo su significado, porque las reflexiones suyas a la entrevista de Arleen con motivo de la presencia del Papa Francisco en Cuba retransmitida ayer por Telesur, me permitieron concluir el aprecio que le tengo después de tantos años estudiando cada enunciado suyo en los medios de comunicación cubanos, especialmente en CD y sus emblemáticos libros: Fidel y la Religión; y la Mosca Azul. Pero, sin embargo, debo mostrarle lo que pudiera considerarse el principio. Es decir, la primera vez que accedí a un documento escrito por Ud. y cito sus propias palabras: “Siempre digo y repito: los hombres y las mujeres nuevos del futuro latinoamericano tendrán que ser, necesariamente, hijos del matrimonio de Ernesto Che Guevara con Santa Teresa de Ávila. Así, sea” (fin de la cita. Tomado de sus Notas MÍSTICA Y SOCIALISMO, Casa de las Américas, La Habana. Oct.- Dic. 1991). No recuerdo cómo llegó a mí, la fotocopia de ese documento hace ya casi 15 años, el que he releído muchas veces y descubierto siempre asuntos puntuales de mucho interés y vigencia. Baste señalar el paralelismo que Ud. magistralmente hizo con las actuaciones de Francisco de Asís y Che. Ud. los sitúa, como ejemplos de: Dos hombres que abandonaron todo lo que habían conseguido, en función de una mística, de un gran amor por el pueblo (según sus propias palabras). Ayer se refería al Papa Francisco en términos y argumentos similares. Pero fue mucho más allá varias veces. Dijo que Cristo fue un revolucionario que quiso cambiar el rumbo de entonces; por lo que fue apresado, torturado y asesinado por ello. Y acabó su intervención diciendo que la base del evangelio es coincidente a plenitud con la idea básica del socialismo. En el medio escuché que definió al Papa que revolucionó a la Iglesia Católica y al Papa Francisco como el que viene a revolucionar al mundo. O sea, que ahora estoy también como lo han dicho Raúl en el Vaticano y ayer Arleen, al empezar a rezar. Fue muy impactante su aclaración respecto a la diferencia entre rezar y orar. Fue edificante oír de Ud. decir que los revolucionarios, de hecho oramos, cuando formulamos nuestras opiniones, dado que esencialmente traen consigo las coincidencias con el evangelio. Disculpe a este abuelo que se adentra en tránsito de la tercera edad ya, si lo entendí erróneamente. No obstante continuaremos siendo compañeros en esta lucha larga por el bien de todos, sin excepción. Quiero expresar, con sentida emoción, el agradecimiento por la insuperable forma en que la TV cubana y Telesur concibieron y lograron instruir al pueblo de las interioridades y significado de cada fase de las diferentes misas efectuadas por el Papa Francisco en días de la semana distintos contando con clérigos muy bien preparados, comunicadores excelentes, los que junto a destacados profesionales del medio proporcionaron un contenido interesante en todo momento, capaz de cautivar la atención a lo largo de muchas horas sin que se sintieran pasar. Creo que estas transmisiones trazan un antes y un después en nuestra TV y requerirá una análisis crítico, es decir, objetivo del tremendo valor que tuvo y su trascendencia sobre la población. En lo personal no puedo dejar de mencionar cuanto más me acercó a mi mamá, quien descansa por casi 6 años. Mi primer paradigma de persona altruista (misericordiosa). Creyente desde su infancia cuando eventualmente estuvo al cuidado de las monjas durante la convalecencia de su mamá. Poco antes de escribir este comentario volví a ver la postal que conservo entre mis cosas más importantes y que recuerda su primera comunión a la edad de 7 años el 22 de octubre de 1930. Todo ha sido muy emotivo y edificante. Gracias.

  • xiomara carla dijo:

    Gracias Frei Betto por sus criterios al respecto siempre atentamente leídos por mí. Muy gráfica la imágen del amigo cubano “será el choque de un tsunami consumista con la austeridad cubana”, otra prueba de fuego para la patria y Hasta la Victoria Siempre.

    • Católico dijo:

      ¿Auteridad cubana? En nuestro país, en medio de la escasés, ya hay muchos enfermos de consumismo. No lo dude.

  • El Rey dijo:

    especial el momento de ver a los dirigentes como tantas beses pero mas que nunca unidos con los católicos, son personas que pueden y van aran mucho por mantener la revolución cubana.

  • El Rey dijo:

    se vio a policías con las banderas del santo y la cubana en sus manos con gran satisfacción, quiero agradecer en nombre de mi santa iglesia católica y en nombre del pueblo cubano la gran consagración de los mismos ya que en todo momento custodiaron a la población para que no ocurriera ningún ello que lamentar.gracias y seguimos contando con ustedes.

  • Mario Valdes Diaz dijo:

    El pasado dia 20 de septiembre, en horas de la tarde, en el denominado Centro Cultural Felix Varela, se efectuó un encuentro del Santo Padre, “Papa” Francisco, de visita en nuestro país, con una supuesta “representación de jóvenes cubanos”
    Con toda sinceridad quien suscribe se sintió bajo los efectos de una profunda indignación al escuchar a un estratosférico oradorsito leer un taimado, mal intencionado y mediocre discursillo, que rápidamente mi intuición me indicó fue elaborado por otros, como dice el Presidente Maduro, pelucones, asistentes a dicho encuentro y con la pretendida, solapada e hipócrita intensión de crear un Showsito en presencia del Santo Padre. ¡Que azco escuchar a aquel hipócrita, ingrato y fariseo mequetrefe decir las cosas que dijo!. Pero, más repugnancia me produjeron los que estaban allí y, sin dudas, le dieron Vto Bno. al discursillo pronunciado.
    Hay cosas ante las cuales no se puede permanecer callado sin riesgo de perder el decoro y la honra; es por esta razón que escribo con un profundo espíritu de reivindicación ante lo que considero constituyó una afrenta para la inmensa mayoría de los cubanos y sobre todo para lo más puro y noble de nuestra juventud.
    Veamos, paso por paso, los aspectos ignominiosos y afrentosos del discursillo del caballerito prefabricado:

    Primero: ¿Quien le dio el derecho a ese titerecito a hablar en representación de la juventud cubana? Ese señorito demostró no representarse ni él mismo sino a otros que, utilizándolo, le fabricaron el malicioso e ingrato discursillo que se atrevió, demostrando una carencia total de verguenza y decoro, a pronunciar frente al Santo Padre que precisamente ha estado insistiendo en virtudes como la gratitud, la honestidad, y la humildad.
    Segundo: Cómo es posible que ese titerecito se haya atrevido a decir que las limitantes de los jóvenes en Cuba son las mismas que tienen otros jóvenes en el mundo. ¿Acaso en nuestro país falta un centro de estudio para que nuestros jóvenes estudien? ¿Acaso en nuestro país desaparecen, no ya 43, sino un sólo jóven, por el simple hecho de pensar distinto? ¿Acaso nuestros jóvenes tienen que robar, endeudarse o trabajar para poder pagar sus estudios a cualquier nivel? ¿ Acaso nuestros jóvenes mestizos o negros son asesinados a diario por nuestra gloriosa policía nacional revolucionaria? ¿Acaso este jóven ve en nuestra Cuba manifestaciones de jóvenes reprimidos por exigir su derecho a estudiar y por una educación gratuita? ¿Acaso este titerecito ha presenciado el hallazgo de fosas comunes llenas de cadáveres de jóvenes por exigir, simplemente, el derecho a estudiar o a disentir? ¿Acaso este fariseito o algunos de sus familiares ha tenido que pagar un sólo centavo por atenderse en nuestros centros de salud? ¡Que ingratitud!, ¡Que cinismo! ¡Que fariseismo! el de este titerecito que colocaron allí para afrenta de nuestra verdadera juventud y de todo nuestro pueblo! ¡Este titerecito que debe ser de los falsos resadores y oportunistas cristianos ha pecado por omisión al ocultar o pasar por alto, con toda intención, nuestra sagradas conquistas sociales que nos diferencian, para orgullo nuestro, de la inmensa mayoría de los países del mundo actual donde impera el imperio del capital, la plutocracia neoliberal compuesta de fastuosos banqueros y el porvenir de la marginación y la muerte. Usted titerecito ensallado ni es cristiano ni patriota, usted, simplemente es eso: Un manipulado titerecito y un falso cristiano y un soberano fariseo.
    Tercero: ¿Cómo este titerecito se atreve a solicitar al Santo Padre nos ayude a tener un país que acoja a todos sus hijos por igual ( y aquí puso todo su énfasis el titerecito) piensen como piensen? ¡Será cínico!. ¿Acaso el ensayado titerecito no sabe que no es este el país que le niega espacio a sus hijos? ¿A que cubano a visto golpeado o maltratado, preso incluso, por simplemente pensar distinto? En Cuba no se discrimina, en Cuba lo que no se permite ni permitirá nunca es que, apátridas a sueldo, titerecitos como él, traten de distorcionar ni alterar la sólida, incólume y decorosa verdad de Cuba. ¿Acaso este “cultillo”, y bien escaso de condición viril y ensayado titerecito, no ve el enjambre humano que abandona sus paises y se lanzan al mar tratando de arribar a los paises europeos buscando oportunidades de simplemente vivir y que, precisamente, esto es el cruel resultado del más despiadado capitalismo neoliberal y sus crueles guerras? ¿Dónde vive este estratosférico titerecito? Son estos titerecitos los que forma el “Centro cultural Felix Varela” ¡Que afrenta al gran Varela!
    Cuarto: Puso mucho más énfasis el titerecito cuando expresó que “los jóvenes quieren cambios profundos” ¿A qué cambios profundos se refería el titerecito? Cambios habrá los que tenga que haber pero serán sólo aquellos que soberanamente decida nuestro pueblo. Un cambio muy útil y provechoso es que precisamente este fariseito dejara de ser un titerecito y un fariseito al servicio de otros que allí se encontraban.
    Quinto: El burguesito extemporaneo inició su discursillo diciéndole al Santo Padre, que allí estaban los jóvenes que dia a dia cogian los “P” y; ¿Qué quiere el burguesito, una Limousina? ¡Pedante!
    En realidad yo podría decir muchas cosas más pero, realmente, esta afrenta debería ser lavada en un acto público y televisado donde esté nuestra digna juventud y la representación de nuestro pueblo. Debe ser así pues así se produjo la afrenta. No promuevo la división. Soy Marxista convencido, pero soy de los que piensa que entre verdaderos cristianos y marxistas es posible la unidad en pos de objetivos concretos en bienestar de nuestra querida patria y el mundo, pero, con semejantes fariseos es difícil trabajar en común y considero que tales cobardías oportunistas, tales acciones hipócritas y cargadas de perversas y ofensivas intensiones no deben quedar sin respuesta. ¿Creerá el titerecito y los que lo ensayaron y le escribieron el discursillo o le dieron su Vto Bno, que su incidiosa intención pasó sin que los revolucionarios nos dieramos cuenta? ¡Esto debe tener una respuesta!
    El titerecito abogó por la unión de todos los jóvenes, creyentes y no creyentes. ¡De acuerdo!, pero; ¿cómo piensa el titerecito y los que lo mandaron y lo manejaron lograr esa unidad? ¿Mintiendo? ¡No! ¡Jamás los dignos jóvenes cubanos podrán unirse a personajillos y titerecitos fariseos como este!. ¡Jamás! El débil y taimado titerecillo le dijo al Santo Padre que allí estaban presente cristianos, católicos, y de otras religiones y no creyentes.!Que pánico a decir o mencionar la palabra comunistas! ¡Estos hipócritas le tienen miedo, terror, a esa palabra! Sin embargo, instantes después, y como lección al titerecito, su Santidad mencionó, aludiendo a una anécdota y con la naturalidad más grande del mundo, la hermosa palabra COMUNISTA.
    Afortunadamente el propio Santo Padre se encargó de darle una lección al titerecito y sus padrinitos allí presentes y, como se dice en buen cubano, le pasmó la intención del showsito. Les habló bien clarito de la agonía de los jóvenes europeos que están sin empleo y de la degeneración a que son empujados. El titerecito y sus padrinitos hipócritas alli presentes ¡tenian una cara!
    Se le olvidó al titerecito y a sus padrinitos con caritas de tontos,( Si allí había uno, y no de los chiquiticos, con carita de estupido o tonto que estoy convencido que, si no aprobó el discursito, al menos lo celebró) que hace mucho tiempo nuestro Apóstol nos enseñó a reivindicar las ofensas patrias cuando escribió su magnífica Vindicación de Cuba, y yo expreso estos criterios en reivindicación de nuestra verdadera juventud, en reivindicación del sacrificio de nuestros mártires, en reivindicación del honor y gloria de todo nuestro pueblo, de nuestra Revolución y nuestra querida Patria.
    Quien suscribe contribuye y contribuirá a la unión de todos los cubanos honestos y que realmente deseen contribuir a la consolidación y prosperidad de nuestra querida patria, sean creyentes o no, de una religión u otra, marxistas o no pero, jamás aceptaré unión, de ningún tipo con oportunistas, fariseos y traidores ¡No!
    Los que prepararon ese encuentríco y le dieron a ese burguesito extemporaneo la palabra vinieron a hablar de unidad mientras pretendieron con un discursito tendencioso crear un ambientico de disidencia e inconformidad con nuestra Revolución.
    Como cubano, por mi, por mi familia y amigos; por todos mis seres queridos, por todo nuestro pueblo, por Cuba, exijo responder a semejantes ingratos, hipócritas y traidores.

    Mario Valdés Díaz

    Residente en Velazco No 23 e/ Habana y Compostela. La Habana Vieja.
    Teléfono particular. 78665262
    Movil: 58293751.

    • Ángel E. Rivero Olivera dijo:

      Mario, el joven demostró la libertad de expresión en Cuba, pero estoy de acuerdo con usted y su profundo análisis. Gracias CUBADEBATE.

    • PPG dijo:

      Sr. Mario, coincido con Ud. en casi todo lo que expone… claro solo en el contenido no en la forma. No tiene por qué exigir una reivindicación ante las palabras del orador pues el Papa Francisco se encargó, en el lugar, de desmontar cada uno de los argumentos que esgrimió el joven para dar una imagen desesperanzada de la juventud cubana. Es verdad que todos tenemos derecho a presentar nuestros criterios, pero no a hacerlo en nombre de otros. No creo que todos los jóvenes presentes compartieran las ideas expuestas.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Mario Valdés:

    Si no hubieses empleado tantos calificativos injuriosos y tantos diminutivos peyorativos, me habría gustado intercambiar respetuosamente contigo, criterios y opiniones sobre la maravillosa facultad, innata en el ser humano, de pensar diferente, la cual nos ha permitido elevarnos entre las bestias ya que estas no disfrutan de esa ventaja.

    Es una verdadera lástima, ya que expresas aquí conceptos que pudieran dar lugar a una interesante y enriquecedora polémica. Por ejemplo, cuando dices; “cristianos, católicos, y de otras religiones y no creyentes.!Que pánico a decir o mencionar la palabra comunistas!”, estás afirmando tácitamente que todos lo “no creyentes” son comunistas, y que todos los comunistas son “no creyentes” lo cual no se ajusta a la realidad, ya que existen muchas personas “no creyentes” que no tienen nada de comunistas, y al mismo tiempo hay creyentes y religiosos que son muy revolucionarios, e incluso ostentan la honrosa condición de militantes de nuestro PCC.

    Pero tu comentario destila demasiado fundamentalismo, demasiado odio y desprecio hacia quienes no comparten tus convicciones y tu modo de pensar, como para que yo me anime a entrar en ningún tipo de controversia contigo porque, sencillamente, no me gusta ser ofendido ni perder el tiempo.

    Buenos días.

  • RobertWhite dijo:

    Como se soportó de todo para poder esperar un momento como este. FELICIDADES A TODOS LOS CUBANOS!!!!!!!

Se han publicado 18 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Frei Betto

Frei Betto

Teólogo brasileño y uno de los máximos exponentes de la Teología de la Liberación. Es el autor del libro “Fidel y la Religión”.

Vea también