Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Elecciones de 2016 en EEUU: Pasarela para quince aspirantes

| 11 |
Foto: Impulsonews.

Foto: Impulsonews.

El segundo debate entre los aspirantes a la nominación para la presidencia de los Estados Unidos por el Partido Republicano tuvo lugar el miércoles 16. El evento se dividió en dos etapas. La primera de hora y media de duración entre los cuatro aspirantes que no alcanzaron rebasar el 1% de preferencia del promedio de las encuestas en el período establecido. El segundo, que se extendió por tres horas incluyó a los once aspirantes con mayor puntuación, encabezados por Donald Trump, Ben Carson y Jeb Bush.

La sede del evento fue la Biblioteca Reagan, en Simi Valley, California con la presencia de unos 500 republicanos. Un avión Boeing 707 Modelo SAM 27000, que uso Ronald Reagan en el tiempo que ocupó la presidencia de los Estados Unidos sirvió como telón de fondo.

Correspondió a la CNN organizar este debate y desde el punto de vida de espectáculo mediático realizó un buen trabajo porque aunque las manifestaciones de los aspirantes ni detallaron ni profundizar en lo ya conocido, al menos se mantuvo un buen ritmo de intercambio e interrelación entre los aspirantes aún en el plano personal.

Sería sumamente extenso hacer un relato sobre todo lo ocurrido en cada uno de los debates y hasta una caracterización de lo expresado y logrado por cada uno de los participantes. Por eso nos limitaremos a algunas consideraciones generales:

En primer lugar, Donald Trump fue colocado a la defensiva. Mucho tuvo que ver en ello la actuación del moderador que tomó la iniciativa en preguntar a los demás aspirantes sus opiniones sobre Trump, a partir de las propias expresiones de este durante la campaña. De esa forma, Trump perdió la iniciativa y tuvo que dedicarse a dar responder los ataques (más o menos velados) que le hicieron sus rivales, protegidos en esta ocasión porque eran relativos a lo ya dicho anteriormente por Trump. ¿Pudiera ser este el inicio de la disolución del fenómeno Trump?

Otro aspecto sobresaliente fue el consenso de los aspirantes en reconocer que en la opinión pública existe una fuerte inclinación a desconfiar sobre el Partido Republicano y sus líderes (y por extensión con todo el establecimiento político tradicional de los Estados Unidos), especialmente de los miembros del Congreso Federal y como consecuencia se buscan líderes que no estén integrados en esos mecanismos e instituciones, lo que en el lenguaje político en los Estados Unidos se califican como “outsiders”. Llama la atención que en este sentido y contrario a las reglas de cortesía en uso se hicieron ataques directos y hasta personales al partido y a individuos señalando debilidad y falta de voluntad de defender los valores y principios conservadores.

Los ataques dirigidos a elementos demócratas se concentraron en las actuaciones y las figuras de Obama, por su actuación como presidente, de Hillary Clinton por mendaz, no confiable y carente de resultados positivos en su actividad política y gubernamental. En más de una ocasión se criticó la actuación de Obama calificándola de “socialista”.

La discusión sobre política exterior se concentró en aspectos relativos a la situación en el Medio Oriente reclamando la eliminación del presidente de Siria Bachar Al Assad, la liquidación de la totalidad de los integrantes del Estado Islámico del Levante, la anulación del acuerdo con Irán sobre el desarrollo nuclear, la adopción de una política de confrontación con Rusia (especialmente contra Vladimir Putin) y con China. Hubo criterio virtualmente unánime de reforzar y dar prioridad al uso de los instrumentos militares en la actuación internacional como forma de recuperar el “respeto” a los Estados Unidos en el ámbito internacional. No hubo ninguna mención a las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

En cuanto a los asuntos doméstico se reiteraron los criterios acerca de tomar medidas contra los inmigrantes ilegales, aunque hubo marcadas diferencias en cuanto a las medidas a adoptar. Por ejemplo, prácticamente todos los aspirantes rechazaron la propuesta de Donald Trump de expulsar de inmediato a todos los inmigrantes ilegales en territorio de los estados Unidos. Pero, la idea de construir un muro en la frontera sur de los Estados Unidos con México contó con el consenso de los aspirantes. Otras acciones tales como la reducción de impuestos, la eliminación del déficit fiscal y que forman parte del ideario conservador fueron reclamadas por los aspirantes pero con diversas modalidades. En cuanto a temas sociales, como por ejemplo, el Programa de Planificación de la Paternidad, hubo prácticamente unanimidad en la intención de prohibir el uso de fondos para su funcionamiento.

La atención de cada aspirante por su imagen y procurar un papel protagónico ocupó una parte importante de los esfuerzos dándole una preeminencia a resaltar cada individualidad con los usuales comentarios jocosos o despliegues de agilidad mental. En esta ocasión todos estaban más preparados para el debate, aunque la participación no fue pareja. Como ya señalamos, Trump tuvo que dedicar la mayor parte del tiempo a defenderse, lo cual pudo resultarle conveniente por su evidente falta de preparación para precisar sus propuestas para también pudiera contribuir a detener su impulso. Bush, no tuvo una participación sobresaliente pero un desempeño mostraba que hizo una mejor preparación. Carly Fiorina, John Kasich y hasta Chris Christie brindaron una imagen de más consistencia, pero no así en el caso de Scott Walker. Ben Carson, a pesar de estar ubicado en el segundo lugar según las encuestas, dio la impresión de “jugar sobre seguro” y no tomar riesgos, replicando en algo su actuación del primer deabte. En cuanto a la participación de Rand Paul, Michael Huckabee, Ted Cruz y Marco Rubio, estuvo dentro de los parámetros esperados aunque el último se esforzó por mostrar tener dominio sobre temas de carácter internacional en una intervención en la cual dio señales de estar recitando o repitiendo algo que estaba “prendido con alfileres”.

En los próximos meses, los debates se convertirán en el principal evento mediático antes del inicio de las elecciones primarias el 1ro de febrero de 2016. En octubre los demócratas comenzarán la celebración de debates entre los aspirantes presidenciales y celebrarán seis debates, a razón de uno mensual. El primero tendrá lugar en las Vegas, Nevada el 13 de octubre. Algo similar realizaran los republicanos y el próximo está programado para efectuarse en Colorado el 28 de octubre próximo, hasta llegar a un total de doce debates.

Estos eventos servirán también como un tamiz que irá eliminando los menos aptos.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Henry dijo:

    que locura, parece una jauria de perros lobos

  • El Diablo Cojuelo dijo:

    Por que no transmiten estos debates en la TV nacional y asi podremos cada uno de nostros sacar nuestras propias conclusiones ????

    • cas dijo:

      No se puede emplear tiempo en esas banalidades de la politica USA diablo cojuelo, saludos cas.

      • Carlos Gutiérrez dijo:

        No Diablo Cojuelo, no se puede emplear el tiempo de la televisión en esas banalidades.

        Fíjate si la TV tiene otras cosas menos banales que transmitir que ni siquiera puede emplear tiempo en transmitir en vivo, en directo y a tiempo completo la sesiones de nuestra Asamblea Nacional del Poder Popular, que son públicas según el artículo 80 de la Constitución.

      • XYZ dijo:

        Diablo cojuelo, CAS y Carlos Gutierrez, respeto sus criterios, pero discrepo de los 3.

        Diablo Cojuelo, en realidad no creo que la TV cubana deba transmitir 4 horas y media de debate entre candidatos a la presidencia en los Estados Unidos. CAS y Carlos Gutierrez, sin embargo no creo que se trate de algo banal.

        Diablo cojuelo, en esos debates se tratan muchísmos temas de política doméstica que para nosotros no tienen interés alguno, de hecho me atrevería a decir que numerosos temas nos dejarían con más interrogantes y dudas que otra cosa, porque no estaríamos al tanto de esos asuntos. Por otra parte, ese es no es el proceso electoral cubano, es el norteamericano, que no niego que tiene aristas que nos tocan, pero no como para transmitir todos los debates que se van a producir de manera íntegra.

        CAS y Carlos Gutierrez, si bien coincido en que las elecciones en EU tienen mucho de show mediático, me parece algo extremadamente simplista considerar los debates electorales de los EEUU como banalidades. Disculpenme, pero en lo que respecta a la política internacional es un hecho que, por regla general, las decisiones que toman los Gobiernos de los Estados Unidos afectan a gran parte del mundo. No es un secreto para nadie que la política exterior de los EU está metida en donde quiera que ellos consideren que sus intereses están siendo afectados. No creo necesario escribir aquí ejemplos de eso. Y me disculpan, eso no es nada banal.

        En lo personal me consta que la TV cubana (y otros medios) le dedica bastante tiempo a los procesos electorales en los EU. Solamente recordar que en la medida en que se van acercando las elecciones comienzan mesas redondas (varias) sobre esos temas donde participan especialistas cubanos e invitados extranjeros que son estudiosos y conocedores de los Estados Unidos y la política norteamericana en partícular.

        Ahora, si bien es cierto que estos especialistas aportan opiniones muy útiles, también es cierto que en determinados casos sus opiniones han estado erradas. Voy a poner solamente dos ejemplo, sin citar nombres. Recuerdo muy claramente que en las elecciones del 2008, varios reconocidos especialistas manejaron mucho 2 argumentos:

        1. Las posibilidades de que Barack Obama resultara electo como Presidente eran bajas, pues la sociedad norteamericana aún no estaba preparada para un presidente negro.

        2. Las elecciones del 2008 constituían la última oportunidad para Hillary Clinton de participar en una disputa electoral, pues en aquellos momentos ya tenía 61 años y si debía esperar 8 años (o sea tendría 69 años) se le consideraría una política demasiado ¨vieja¨ y por lo tanto no contaría con apoyo para una campaña electoral.

        Y cuáles fueron los resultados de esas dos opiniones: equivocadas completamente.

        Barack Obama no solamente resultó electo, sino reelecto. Hillary Clinton está nuevamente como candidata y liderea las encuestas de opinión.

        Que quiero decir con esto? Las elecciones en los EU, al igual que (no voy a ser absoluto) la inmensa mayoría de los procesos sociales, constituyen fenómenos estocásticos, no determinísticos. Los fenómenos determinísticos son aquellos que no importa las veces que se repitan, siempre se van a obtener los mismo resultados. Ponga agua a hervir en una cazuela y mida la temperatuta, hervirá cuando el agua alcanze los 100 grados de temperatura. Demorará más o menos en dependencia de la fuente de calor, pero hervirá a los 100 grados.

        Ahora, en el caso de los fenómenos estocásticos esto no ocurre así. Ud puede hacer las cosas exactamente del mismo modo 100 veces y obtendrá resultados diferentes, incluso puede que opuestos. Por ejemplo, una compañia utiliza una estrategia de negocios y obtiene resultados excelentes, otra compañía la utiliza y obtiene resultados mediocres, y una tercera desastrosos.

        La diferencia esencial es que los fenómenos determinísticos usted tiene un conjunto mínimo de variables que son manejables, mientras en los estocásticos la cantidad de variables que influyen resulta demasiao grande y no es posible mantenerlas todas en los parámetros adecuados.

        Entonces, no creo que sea para nada contraproducente que la TV nacional divulgue aquellos extractos en las intervenciones de los candidatos que puedan resultar de interés para la población nuestra. Me refiero a sus criterios en aquellos temas que sean sensibles para nuestro país y que puedan mostrar (recuerden que vista hace fé) las intenciones, el lenguaje, la forma en que ellos se expresan. Quizás sería muy útil, sobre todos para aquellos que consideran que los están manipulando todo el tiempo con las informaciones que se publican o se presentan en los medios cubanos. No creo que haya que crear programas nuevos, sino, por ejemplo, en las propias mesas redondas que se dedicaran a estos temas, se podrían incluir estos extractos y limitar un poquito el tiempo de los invitados.

        Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Los hechos deben estar respaldados por evidencias, no por palabras. Todo lo que vemos es una perspectiva, no necesariamente la verdad. Cada cual tiene la suya, sobre todo en el caso de los fenómenos estocásticos. Y respeto la opinión de los expertos y los estudiosos, de hecho las considero como insumos para mis propios análisis, pero como dice Taladrid, quisiera extraer mis propias conclusiones.

        Saludos,

  • ARSIS dijo:

    personajes para un nuevo film de terror ” parque juralsico 9na parte “…o tiburon 8 va parte

  • Katy dijo:

    Solo mirenles la cara….

  • belkis dijo:

    un circo, que espectáculo tan bochornoso

  • Lennon dijo:

    Un Billonario
    Un hijo de una criada y un bartender (ahora abogado)
    Un afroamericano (Neurocirujano)
    Una mujer que llego a dirigir a Hewlett-Packard una compania Billonaria

    15 Personas que buscan la nominacion de un Partido y el pueblo tendra que escoger a quien crea que puede ganarle a quien salga de contrincante del otro lado

    Tal vez no nos gusten estas personas,,,,,pero cada cual eligira a quien mas le guste o conviene.

  • Robert dijo:

    perdon cuando quise decir desde aqui me referia a Cuba, ojala desde Cuba usa no sea un tema.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    ¿Viste, cas?

    XYZ nos puso, nada menos que a tí y a mí, en el mismo saco a los dos. !Qué ironía de la vida¡

    Eso es lo que trae el no leer con cuidado, no interpretar con agudeza y no tener idea de lo que es un sarcasmo.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Ramón Sánchez-Parodi Montoto

Ramón Sánchez-Parodi Montoto

Fue nombrado jefe de la sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos, entre septiembre de 1977 y abril de 1989. Luego ocupó el cargo de viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, hasta 1994. Y a partir de entonces se desempeñó como embajador cubano en Brasil, hasta el año 2000. Además de sus actividades como funcionario del gobierno cubano, Sánchez Parodi es periodista y escritor.

Vea también