Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Salvajismo racial

| 3
Familiares, amigos y vecinos de Charleston (Carolina del Sur, este de Estados Unidos) acuden a los funerales de las víctimas de la matanza de la iglesia afroamericana Emanuel, 25 de junio de 2015. Foto: AP

Familiares, amigos y vecinos de Charleston (Carolina del Sur, este de Estados Unidos) acuden a los funerales de las víctimas de la matanza de la iglesia afroamericana Emanuel, 25 de junio de 2015. Foto: AP

No pasa un solo día sin que se publique asesinatos, golpizas y torturas contra ciudadanos negros en Estados Unidos. Cierto que eso no es nada nuevo. El espíritu genocida de los anglosajones, primeros que llegaron a ese país de inmigrantes, comenzó con el exterminio de los indígenas.

Después de la abolición de la esclavitud en 1865, los sureños blancos sobrepasados en la población por lo negros instauran el Ku Kux Klan en 1871 para saciar su sed de venganza y porque temían a los esclavos liberados.

En 1871 se funda la Asociación Nacional del Rifle y se firma una ley que impide a los negros portar armas, debido al pánico de la sociedad blanca hacia los negros.

Las leyes de Jim Crow, leyes estatales y locales en los Estados Unidos promulgadas entre 1876 y 1965, que propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas por mandato de iure bajo el lema “separados pero iguales” y se aplicaban a los estadounidenses negros y a otros grupos étnicos no blancos en los Estados Unidos.

Surge el Movimiento de los Derechos Civiles frente a los blancos con con más de doscientos cincuenta millones de armas ya por aquel entonces, es decir, más de un arma por hombre blanco mientras se calculaban unos dos linchamientos de negros semanalmente a finales del siglo XIX y principios del XX.1

En l968 los servicios secretos asesinan a Martin Luther King y emplazan 21 000 soldados en las calles de las grandes ciudades sureñas, duplicando también la presencia policial.

Ahora, muchos años después, los asesinatos son algo imparable debido a que existe una industria armamentista con cientos de miles de empleados que dependen precisamente de la ley que permite a cada ciudadano tener armas de asalto, mucho más potentes que las de la policía. “Hace una década, en todo el país se vendían cada año unos dos mil millones de dólares en armas para uso personal”. 2

De no ser así la crisis de esa rama de la industria sufriría un gran colapso. Del mismo modo que el Pentágono necesita continuar con el negocio de la guerra, y requiere de inventar continuamente nuevos conflictos bélicos en cualquier parte y con cualquier pretexto dejando centenares de miles de víctimas y destrucción.

Sobre uno de tantos episodios de crímenes raciales, de los más recientes, el presidente Obama dijo –tras el asesinato a tiros de 9 personas de raza negra en la iglesia episcopal metodista africana Emanuel–: “no nos hemos curado de esto. Las sociedades no borran por completo […] lo ocurrido hace 200 0 300 años”.

Los responsables de las grandes desigualdades, de la discriminación y de todo el rosario de desgracias que aqueja a los norteamericanos negros y a otras minorías, y de millones de los habitantes más pobres, son quienes detentan el poder real, o sea, quienes acumulan más riquezas, entre ellos los de la industria armamentista.

Sin embargo, el asunto de la epidemia de las constantes matanzas, sobre todo contra negros en Estados Unidos, los elevados índices de muertes por la posesión de armas es problema exclusivo de ese país ya que hay otros, como por ejemplo Suiza, donde hay un número similar de armas por habitantes y sin embargo no sucede nada ni siquiera parecido. Entonces el problema no radica solo en las armas en manos de los estadounidenses sino en su salud mental, su historia y su sangrienta cultura.

Notas

1Moncho Tamames: La cultura del mal,Espejo de tinta, Madrid, 2005.
2 Ídem.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • @JCBEnigma dijo:

    “Un arma es un instrumento o herramienta que permite atacar o defenderse” WIKIPEDIA. “Un arma es un instrumento o herramienta que permite atacar o defenderse” WIKIPEDIA. Desde tiempos remotos, el hombre ha tenido que defenderse de distintos animales y de los elementos naturales que hacen peligrar su vida. La evolución siempre se vio afectada por dos factores determinantes, los genes y el ambiente que nos circunda. Esto trajo consigo la formación del ser humano que somos hoy, sin pelos, erguidos y con un celebro relativamente más grande que los del resto de los animales. Esos dones nos hicieron destacar entre la cadena de dominación y el hombre se formaba socialmente. A pesar de todo el desarrollo evolutivo, se da cuenta que en grupo todo es mejor. Pero desde tiempos remotos, con los antecedentes de nuestra formación rural, salvaje, siempre hemos sido celosos de nuestra posición, de lo que tenemos, y envidiamos lo que otros tienen. Es así que con la búsqueda de los nuevos horizontes, el sur fue colonizado mayoritariamente por los re-celos y el norte por los territoriales y envidiosos. El sur era una industria para la España metrópolis, ¿así qué más da llevar esclavos para que me trabajen la industria?. El Norte, más dueño de si, la Inglaterra se expande, no se le da a nadie para que se la trabaje. El Norte a pesar de todo no tiene los grandes recursos del Sur, quiere más. La violencia se hace evidente, el engaño, la corrupción… Hoy imperio, no ha cambiado, y el pueblo de un país es la imagen de la historia de su país. Su país es quienes sus dirigentes decidan, y el pueblo opina o reclama en dependencia de lo que ellos decidan. Lo que hoy sucede no es más que producto a errores históricos de la USA, los magníficos que tanto promueven los errores históricos de nuestra revolución. Pero como tal, siempre se tendrá tiempo para rectificarlos, mejorar lo que se pensó inmejorable y lograr una mejor vida para los pueblos y su civilización. Pero para lograr eso, se debe hacer a un lado la monopolización de las grandes industrias armamentísticas y eso es como implantar el socialismo en los estados unidos. No seamos negativos, pero en mi humilde opinión, hace falta de más acción política de sus dirigentes (Obama) si este error histórico se desea erradicar y de una vez y por todas culturizar al pueblo de los estados unidos que “Todos los pueblos tienen algo inmenso y majestuoso y de común, más vasto que el cielo, más grande que la tierra, más luminoso que las estrellas, más ancho que el mar: el espíritu humano”(JOSE MARTI).Desde tiempos remotos, el hombre ha tenido que defenderse de distintos animales y de los elementos naturales que hacen peligrar su vida. La evolución siempre se vió afectada por dos factores determinantes, los génes y el ambiente que nos circunda. Esto trajo con sigo la formación del ser humano que somos hoy, sin pelos, erguidos,

  • jullian dijo:

    todo eso se vivio tambien en paies de america latina por parte de tus antepasados espanolitos, pero no lo dices porke son tus abuellitos

    • @JCBEnigma dijo:

      Mis abuelitos antepasado me explotaron mi tierra, querían las riquesas, eso lo dige si es que no pudistes leer bien. Sin envargo en el norte se asientan los ingleses, ocurre una revolución social en la que muchos paises del sur se vieron involucrados y entre ellos Cuba, anteponiendo las ideas de libertad por derecho legítimo de nuestra especie. Pero el sur vivia en feudo y el norte en burguesia, los intereses no son los mismos. La historia que te explico lo evidencia. Y el hoy más que la historia, mucho más fuerte. Llevemos en compación por lo que ocurre en los USA y votemos porque acabe la violencia en el MUNDO.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Lillian Lechuga

Lillian Lechuga

Periodista cubana especializada en temas internacionales.

Vea también