Imprimir
Inicio » Opinión, Deportes  »

Luis Tiant Jr: Un hijo célebre de Marianao

| 15 |

Tiant lanza una sliderDe mostacho amplio –sin llegar al célebre Bigote de gato, aquel que “fue un gran sujeto que vivía allá por el Luyanó”,en barra cubierta de rones y cervezas que inmortalizara Daniel Santos en una guaracha de los años cuarentas– con sonrisa amplia de las que suelen llevar felicidad al rostro, abierta, franca, a menudo opacada por el habano y de carácter a veces solícito, otras reservado, Luis Tiant Jr. abraza la celebridad, y no es para menos.

Pocos han pintado su quehacer como Sports Ilustrated:

Este pelotero travieso y eterno fue uno de los lanzadores más coloridos. Ganó dos títulos de promedio de carreras limpias, lideró la liga tres veces en ponches y marcó cuatro temporadas de veinte victorias, la última cerca de los 35 años. Este cubano con un promedio de lanzamiento (balance) de 229-172, elevó su nivel dejuego en la postemporada, cuando estaba (lanzó para) 3-0, con un promedio de carreras limpias de 2,86.[1]

Algunos dirán que Méndez, Luque, Marrero, Camilo Pascual y hasta el mismísimo Dihigo fueron superiores, porque los vieron más en el Almendares Park, el Estadio La Tropical o en el Gran Stadium de la Habana, hoy Latinoamericano. Otros incluyen a Vinent, Huelga, Lazo… Y aseguran que se desempeñaron en equipos inferiores. Siempre habrá asunto para la polémica. Los mencionados nutren el acervo cultural beisbolero, pero lo cierto, lo raigalmente cierto, es que ningún otro cubano, hasta el día de hoy,ha escalado más alto que el Tiante.

La destreza inmaculada sobre el box, su dominio pleno de los lanzamientos, más un wind up que llevaba miles de fanáticos a los estadios y electrizaba a los hombres en turno, fueron algunas de las herramientas que adornaron a quien ha sido el más triunfador entre cubanos en las Ligas Mayores.

Luis Clemente Tiant Vega, el Junior, nació el 23 de noviembre de 1940, en Marianao, La Habana. Pronto sabría de las virtudes del padre, un zurdo estelar de muchos años antes, a quien siguió los pasos con ladiestra. Ellos marcan un apellido hacia la leyenda.Conocido porTiante,sostuvo en su mejor momento una estatura de 6 pies y alrededor de las200 libras de peso. Según Michael M. Oleksak:

Luis Jr. Jugaba pelota en La Habana con sus vecinos y amigos, practicando con viejos corchos y paquetes de cigarros rellenos de periódicos en una liga infantil, y más adelante en el equipo All Stars Juvenil. Tiant dijo: ‘Cuando tenía 17 años en 1957, dije a mis padres que deseaba dejar la escuela y dedicarme a jugar béisbol, mi madre aceptó, pero mi padre dijo que no, porque él también era un pitcher y que en las Ligas Mayores no había lugar para los negros. Yo le dije que encontraría mi propio lugar’.[2]

Al parecer solo compitió en torneos juveniles y otros extraoficiales antes de 1959. Fue así como con solo veinte años de edad, llegó a la Liga Profesional Cubana paradejar una huella imborrable con los Leones delHabana,en la campaña 1960-1961,la última de la Liga Profesional Cubana,a pesar de ser un natal tigre marianense. Y en el meteórico desempeño, donde solo jugarían nativos por vez primera desde 1907, alcanzóun balance de 10-8, con efectividad de 2,72. Llegó y salió por todo lo alto, con el galardón de Novato del Año.

En 1959, su descubridor para el béisbol rentadosería el excamarero mexicano Beto Ávila, quien tan buena huella había dejado en Cuba y en las Grandes Ligas. Convertido en scout de los Cleveland Indians, vio excelentes condiciones en aquel muchachorechazado por los Cuban Sugar Kings y lo recomendó a los Tigres de México; no lo perdió de vista. En 1960 lideró a los lanzadores con 17-7 y se proclamó campeón. En total trabajó cinco años y 141 encuentros, con marca de 48-51, 524 ponches, 400 boletos y PCL de 4.23. También había lanzado en la Liga Independiente de Veracruz en 1962-1963, con el Minatitlán.

En el hermano país continuaría lanzando, pero en abril de 1961 se produjo la Invasión a Playa Giróny no pudo regresar a la Patria, como sucedió a Tony Oliva y otros tantos.Asimismo, había desaparecido la Liga Profesional Cubana. En México fue una sensación, contrajo matrimonio y fijó residencia. Aquel viaje por seis meses se traduciría en más de cuatro décadas de ausencia al hogar materno.

Participó en seis campañas de Ligas Menores, entre 1966 y 1971, con Mexico City Tigers, Charleston, Jacksonville, Portland y otros equipos, donde en 132 desafíos, obtuvo balance de 52-30 (.634), con efectividad de 3,07. En 1963 fue líder en ponches (207) con elBurlington, en la Liga de Carolina, Clase A, mientras el 7 de mayo se apuntaba cero hit cero carreras frente a Winston-Salem (4 x 0). En 1964 fue el mejor lanzador de la Costa del Pacífico, Clase AAA; con el Portland.

En esa temporada, además del fabuloso registro de 15-1, sumaría otros 10 triunfos en las Mayores, para marcar un total de 25-5. También se desempeñó en Venezuela y terminó su carrera activa en México, en 1983. Actuó en siete campañas de la Liga Venezolana, entre 1963 y 1973, con los equipos Valencia, Leones y Tiburones: en 82 encuentros alcanzó una marca de 37-24, con efectividad de 2,28. En 1966-1967 logró la Triple Corona con los Leones, al ganar 12 encuentros, ponchar a 142 y una efectividad de 1,83.En Puerto Rico actuó para el Caguas en 1961-1962, Ponce en 1965-1966 y Santurce en 1982-1983.

El sempiterno tabaco en la boca y una cubanía que le desborda, son cualidades en Tiant que nos recuerda el profesor de la Universidad de Yale, Roberto González Echevarría:

Entre los peloteros estelares que brillaron en las Mayores después del triunfo de la Revolución, Tiant ha sido el más célebre. Pascual y Oliva actuaron relativamente poco en series eliminatorias y mundiales, en comparación con Pérez (Tany) y Tiant. Los primeros vistieron, sobre todo, la franela de los Mellizos, equipo que jugaba en un mercado reducido, lejos de los grandes centros de prensa como Boston y Nueva York, donde Tiant se desempeñaba. Pero, además, la conducta de este satisfacía ciertos estereotipos del jugador latino y, para colmo, terminó con el ridículo apodo de El Tiante, en una derivación lingüística del más basto espanglish. A menudo aparecía su foto fumando un tabaco después del juego y la prensa se entretenía en especular acerca de su edad, un tema recurrente en lo que respecta a los peloteros negros y latinos, que a menudo se ven obligados a jugar más tiempo porque les resulta más difícil encontrar empleo una vez que han dejado el deporte activo.[3]

Su paso por las Mayores sería determinante para consolidar una personalidad deportiva difícil de igualar. Logró sortear momentos de dolor, angustias, remembranzas, incomprensiones, lejanías de los seres queridos, desidias de raza y lesiones, pero supo erguirse ante las adversidades; quizás su mayor virtud. Allí se convertiría en un extraordinario lanzador, el único cubano con más de 200 victorias en Grandes Ligas.Según Norberto Codina:

Se dice que era tan consistente que Darrel Jonson, el manager de uno de sus equipos, los Medias Rojas, expresó: ‘Si un hombre pone una pistola en mi cabeza y me dice que si pierdo el juego me mata, entonces yo pongo a Tiant para lanzar ese día’. Su debut en el Big Show fue blanqueando a los invencibles Yankees. El New York Times lo recordaría como ‘el estreno con que los niños sueñan, hasta en La Habana’.[4]

Asimismo aparecen unas declaraciones del destacado torpedero de los New YorkYankees, Tony Rubek, después de Tiant reducir a su equipo (3 x 0) y permitir solo 4 hits, en aquel memorable 19 de julio de 1964:

Estamos sorprendidos de verlo, tiene muchos trucos y movimientos que realmente no nos dejan ver adónde se encuentra la bola; tal vez ese sea justamente uno de sus grandes secretos. Hace que el bateador observe el movimiento de su cuerpo, y logra que pierda de vista la pelota. Después, cuando la localizas, ya es demasiado tarde; y de esta manera puede lograr también un lanzamiento demasiado fuerte.[5]

A su velocidad le unió unpeculiarwind-up. Otra fecha memorable sería el 3 de julio de 1968, cuando ponchó a 19 bateadores en diez entradas. Mas no todo fue color de rosas, pues una grave lesión en el brazo de lanzar lo regresó a las Menores, hasta que el Boston Red Soxlo reclamó.Yentonces, en la plenitud de su sabiduría, fue más que efectivo, pues llegó a acumular 123 victorias en siete campañas, incluyendo tres con más de 20 éxitos, un eficiente medidor a la máxima calidad; a partir de allí utilizó más maña y control que velocidad.

En 1975 estuvo en la Serie Mundial contra los Cincinnati Reds, a quienes venció en par de ocasiones, pese al enorme poderío ofensivo de un conjunto bautizado La Gran Maquinaria Roja, porque contaba en sus filas con figuras de la talla del cubano Tany Pérez, Johnny Bench, Joe Morgan yPete Rose. Los tres primeros con asiento pleno en Cooperstown, mientras Rose ha sido acusado de apostador y aún no es electo, a pesar de reunir sobradas condiciones.

En su paso por la gran carpa usó los números 33 y 23, en una ocasión el 38. Sus juveniles rectazos de humo y estilo sui géneris, más el variado repertorio que incluía la bola de nudillos y un excelente cambio de velocidad, convirtieron en uno de los mejores lanzadores de Grandes Ligasa quienparticipó en tres Juegos de Estrellas (1968-1974-1976).

En 1962 lo había adquirido el Cleveland Indians. El 10 de diciembre de 1969 pasó al Minnesota Twins, junto con Stan Williams, canjeado por tres jugadores. El 16 de abril de 1971 llegó al Atlanta Braves, y el 17 de mayo del mismo año pasó a un equipo importante para él: Boston Red Sox. Los New YorkYankees lo adquirieron el 13 de noviembre de 1978, y luego, el 23 de febrero de 1981 fue firmado por el Pittsburgh Pirates.

Entre cubanos, tiene el primado en lechadas para una campaña (9-1968), ponches (264-1968) y efectividad (1,60-1968). Ya veterano, cuando estaba con el Tabasco en la pelota mexicana, California lo reclamó el 2 de agosto de 1982. Su último partido fue el 4 de septiembre de ese año.

Es uno de los players profesionales que ha regresado a su tierra. Un encuentro en el Parque Central de La Habana estremeció a muchos, incluidos los ojos del Tiante. Volvamos a Norberto Codina:

La película (El hijo perdido de La Habana, de Jonathan Hock) rinde tributo a una estrella que se siente cubano donde quiera que viva y que regresa a su tierra natal después de cuarenta y seis años de ausencia. El protagonista cuenta emocionado al periodista su experiencia en el popular Parque Central, ese parque habanero que es durante todo el año, al decir de Lezama en el ya lejano 1949, una especie de ‘ágora hirsuta’…” Allí aparece una expresión que salió del alma del lanzador, después de sentirse olvidado en aquel recinto, una expresión de la fanaticada cubana que llegó a reconocerlo: “Fue un momento que me hizo sentir bien y lleno de orgullo, el ver que aún hay gente que se acuerda de ti…” Dijo Tiant en una entrevista concedida a la AP. “Nunca había visto una discusión tan fuerte. Ahí saben más de béisbol que cualquier otro lado”.[6]

En la actualidad sufre de diabetes y dedica todos sus esfuerzos a la lucha contra el padecimiento, no solo el suyo, pues carga en su personalidad la vocación filantrópica que heredó en la cuna.

Su padre fue un brillante lanzador zurdo que se destacó, sobre todo, en las Ligas Independientes de Color de los Estados Unidos, o Ligas Negras. En 1997 exaltaron a Tianteal Salón de la Fama del Béisbol Cubano, con sede en los Estados Unidos y ese mismo año al del Boston Red Sox. A pesar de merecerlo, no ha alcanzado los votos suficientes para ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown. Desde 1988 hasta 2011 ha sido incluido en las boletas y solo en el primer año consiguió más del 20 % de los votos (30,9). Lo mismo ha sucedido con Adolfo Luque, el recientemente fallecido Minnie Miñoso y Tony Oliva.

Sobre la anterior afirmación argumenta Oleksak:

Se debe tener en consideración que Tiant merece ingresar al Salón de la Fama, pero lo haga o no, siempre será recordado como uno de los jugadores más populares de todos los tiempos… De carácter bien criollo y jaranero, combinó como pocos lanzadores cubanos, su elevado nivel con la popularidad.[7]

En diciembre de 2014 se refundó el Salón de la Fama del Béisbol Cubano, que había recesado desde 1960. Allí Tiant apareció en las boletas y estuvo entre los finalistas, pero ironías del destino, como sucedió con Tony Oliva, Tany Pérez y otros, al parecer lo afectó el poco desempeño en su país.

Con un matrimonio de tres hijos, todo en él es consagratorio, mas no ha sido un hombre plenamente feliz, la añoranza por su tierra no se lo permitía, hasta el día de su cumpleaños en el 2007, cuando llegó al Capitán San Luis para un desafío amistoso entre veteranos vueltabajeros y norteamericanos, después entraría en su familiar Marianao. Y pocos reconocieron al ídolo de Cleveland, New York, Boston, Minneapolis, Pittsburgh, Los Ángeles y casi todo el mundo del béisbol, debido a la separación de tantos años entre dos países vecinos. Con los ojos húmedos, así comentó en el documental de marras:

El tiempo pasó y pasó. Y empecé a preguntarme ¿cuándo volveré? No es que vaya más joven, mañana cumpliré sesenta y siete años. Al menos, lo que más deseo es ver a mi país antes de morir. Ver a mi familia que llevo 46 años sin ver. Es mucho tiempo, nunca hice nada por ellos. A veces pienso en eso. Y duele, tengo que volver a Cuba antes de morir, para que mi vida esté completa (…) La familia es lo principal, por eso me he sentido incómodo. Pasó mucho tiempo y pensé que nunca los iba a volver a ver (…) Ya cumplí mi sueño, me siento mejor, mi corazón se siente mejor. Supongo que puedo decir que puedo cerrar mi libro ahora. Si me muero, muero feliz. Ahora soy un hombre libre, me siento bien conmigo mismo, es una sensación que nadie me puede quitar.[8]

El cubano Luis Tiant Vega, quien nació en Marianao y en su única campaña no jugó para los Tigres, es un símbolo viviente del béisbol universal. Carga sobre sus hombros el pesado, pero reconfortante fardo de siglo y medio,más millones de cubanos desplazándose en cientos de terrenos de juego. Y él brilla entre todosa la alturadel box.

Prepárese, amigo lector, para ver números impresionantes:

Liga Profesional Cubana:

JL        JC        JG      JP    PROM     INN        SO          BB         PCL

30

9

10

8

.556

159

115

90

2,72

 

Récords:

-En 1960-1961 resultó líder en bases por bolas (90).

-En esa, su única campaña, resultó seleccionado Novato del Año.

Grandes Ligas:

JL        JC        JG      JP    PROM     INN        SO          BB         PCL

573

187

229

172

.571

3486

2416

1404

3,30

 

Récords:

-El 19 de julio de 1964 blanqueó a losNew York Yankees,en su primera actuación en las Grandes Ligas, con solo cuatro hits permitidos.

-El 3 de julio de 1968 ponchó a 19 bateadores en diez entradas.

-En 1975 estuvo en la Serie Mundial contra los Cincinnati Reds, a quienes venció en dos ocasiones.

-Ganó 20 ó más juegos en cuatro temporadas: 1968 (21-9), 1973 (20-13), 1974 (22-13), y en 1976 (21-12).

-Participó en tres Juegos de Estrellas (1968-1974-1976), así como en dosplay off y en una Serie Mundial.

-En 1975 consiguió el Premio Babe Ruth.

-Recibió votos para Jugador más Valioso en 1968, 1972, 1974 y 1976.

-También para el codiciado PremioCy Young en 1972, 1974 y 1976.

-Líder en efectividad en 1968 (1,60) y 1972 (1,91), así como 8vo. en 1974 (2,92) y 10mo. en 1967 (2,74).

-Segundo en victorias en 1976 (21), 3ro.en 1968 (21) y 1974 (22); 7mo. en 1973 (20) y 1975 (18).

-De por vida, sus 229 éxitos lo sitúan en el lugar 64 y a la cabeza de todos los cubanos.

-Segundo en promedio de ganados y perdidos en 1972 (.714), 3ro. en 1968 (.700), 5to. en 1974 (.629) y 8vo. en 1976 (.636).

-Líder en boletos y hits permitidos por innings en 1973 (1,085) y 2do. en 1968 (0,871).

-Primero en hits por 9 innings en 1967 (9,225).

-Lideró los ponches por 9 entradas en 1967 (9,225) con el sub liderato en 1968 (9,197).

-Terminó 6to. en innings en 1974 (311).

-Tercero en ponches en 1968 (264), 4to. en 1967 (219), 6to. en 1973 (206), 9no. en 1974 (176) y 10mo. en 1969 (156).

-Cuarto en juegos iniciados en 1976 (38).

-Segundo en juegos completos en 1968 (19), 4to. en 1973 (23), así como 5to. en 1965 (10) y 1974 (25).

-Líder en lechadas en 1966 (5), 1968 (9) y 1974 (7); 4to. en 1972 (6) y 1978 (5).

-Ocupa el lugar 21 en lechadas en todos los tiempos (49).

-Tercero en relación boleto-ponche en 1967 (3,269) y 1973 (2,641).

-Encabezó el PCL ajustado en 1968 (186) y 1972 (171).

-El mejor enadjusting pitching runs en 1968 (40), el adjusting wins en esa misma campaña (5,0), en base-out runs saved (45,66) y en win probability added (6,4).

-En este último apartado repitió en 1974 (5,8).

-Primero en base-out wins saved en 1968 (5,8).

-Líder en fildeo para un lanzador, en 1977 (1,000).

-Entre cubanos ha sido el primero en lechadas para una campaña (9-1968), ponches (264-1968) y efectividad (1,60-1968).

-Es el cubano líder enjuegos ganados en las Grandes Ligas, en lechadas, juegos iniciados y entradas lanzadas, así como 3ro. en efectividad.

(Con documentación de Enciclopedias de las Grandes Ligas, Jonathan Hock, Jorge Figueredo, Roberto González Echevarría, Baseball-Reference.com, Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga, Norberto Codina, Félix Julio Alfonso López, Mark Rucker y Peter Bjarkman, Javier González y Carlos Figueroa, Rogelio Augusto Letusé La O, Ismael Sené, Tony Rubek, Eladio Secades, René Molina, Jess Losada,Mickey Montalvo, Michael M. Oleksak, Fernando Rodríguez Álvarez, Guías del Béisbol Profesional Cubano, de Puerto Rico, México y Venezuela, Jesús Alberto Rubio, Carlos Castillo, Jaime Cervantes, Ángel Torres, Tomás Morales, James D. Cockroft, Severo Nieto, Eddy Martin, Yasel Porto Gómez, Adonhay Villaverde Blanco, y otras fuentes).


[1] Sports Ilustrated : Alltime All-Latin Team. People en español. Special Bilingual, 2001.

[2]Michael M. Oleksak: Latinoamericanos en las Grandes Ligas. Masters Press. 5025, 28th. St. S. E. Grand Rapids, Michigan 49512. Estados Unidos, p. 206.

[3] Roberto González Echevarría: La gloria de Cuba. Historia del Béisbol en la Isla. Editorial Colibrí. Madrid, España,  2004, p.p. 584-585.

[4]Norberto Codina: Cajón de bateo. Algunas claves entre beisbol y cultura. Ediciones Matanzas, 2012, p. 157.

[5]Ibídem, p. 207.

[6]Ídem.

[7] Michael M. Oleksak: Ob. Cit., p. 211.

[8]Jonathan Hock: El hijo perdido de La Habana. Documental de 2007.

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marcus Crassus dijo:

    Y tuvieron que pasar mas de 5 decadas para que conocieramos a estos estelares jugadores de los que no se hablo nada mientras estaban en la cuspide de sus carreras?

  • Bell Canada dijo:

    Es increible que con esos numeros de 22 y 21 ganados no haya ganado el mejor premio a un lanzador en las Grandes Ligas, el premio Cy Young, y cuando busco ahora en internet la razon leyendo una de las enciclopedias especificamente baseball reference veo el porque. Entre otros pitchers nada mas y nada menos que por esos anos tambien lanzaba Nolan Ryan imaginaba seria el padre del Nolan Ryan que vi y oi jugar en los 80 y principio de los 90 que para mi sorpresa ahora me doy cuenta es precisamente el mismo pues establecio el record de anos jugados en la MLB con 27!!!!!!!! desde 1966 hasta 1993!!!!!!.

    Sr Martinez de Osaba y Goenaga si continua publicando articulos como estos hasta bajare de peso pues para colmo ya hoy ni que almorzar tengo!!!!!, Cheers and keep the good work!!!!!.

  • JC dijo:

    Excelente artículo!!!

  • Kevin dijo:

    Menos mal que alquien se acordo de Luis Tiant, que por mucho es el mejor lanzador Cubano que a pasado por MLB , ojala se reconosca y se ponga en el Salon de la Fama
    Cubano , ah por cierto traten de ver el dicumental que la hacen cuando viene a Cuba

  • Sergio dijo:

    Este es OTRO SAVAJE,,,,,que injusticia que no lo hayan incluido en el Hall de la Fama,,,,

    Deben conocerse más dentro de los cubanos, pues son practicamente desconocidos entre muchos,

    Saludos,

  • NND dijo:

    Tengo una foto del juego de las estrellas cubanas del año 2014 en el que Luis Tiant lansò la primera bola y Jose “Pito” Abreu la recibiò. Pito estaba recien firmado, no habia ido ni a los campor de entrenamiento todavia. Bonitos momentos que recrean el reencuntro de dos generaciones de grandes peloteros cubanos.

  • el Zurdo dijo:

    OYE MI AMIGO…¡¡¡ESTUPENDO TU ARTÍCULO!!!. NO CABE DUDAS QUE PUBLICAS BUENOS ARTÍCULOS DEPORTIVOS. UN ABRAZO

  • Adrián dijo:

    Otros de los que poco se ha hablado son el gran toletero del Cincinnatti Tany Pérez, avileño (antigua provincia Camaguey), padre del pimentoso exjugador y mánager boricua Eduardo Pérez, que confraternizó con Lazo en el Primer Clásico(recuerden la cosas que se decían), el gran Tony Oliva, hermano mayor del pitcher pinareño del team Cuba de los 70 Juan Carlos Oliva, de Miguel Ángel Cuéllar, villareño, otro monstruo, y del muy versátil Bert Campaneris, quien fue campeón el Cuba amateur en 1961, y fue contratado legalmente por un equipo de la MLB en ese mismo año.Más adelante destacan dos peloteros de los que mucho se han vinculado al escándalo por esteroides, como José Canseco, y Rafael Palmeiro, el primero de manera confesa. Los números de Palmeiro son asombrosos, pero tiene la sombra del dóping, como Barry Bonds, Roger Clemens, etc.Estos últimos nacidos en Cuba, se formaron como peloteros allá. Bueno rescatar esa historia de peloteros muy exitosos, no tan conocida por nosotros, que sabímos apenas de Marrero, y algo de Luque, Pascual y Miñoso.

  • Jose R Oro dijo:

    Estimado Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga, muchas gracias por salvar la historia no publicada del beisbol cubano

  • yuri dijo:

    SIN DUDAS EL MEJOR LANZADOR CUBANO DE LA MLB!!!!!!

  • Alex Rodriguez dijo:

    magnifica cronica sobre tiant, tanto la pedi hasta q ud y mis colegas de la martin dihigo me complacieron. para mi uno de los mejores latinos de todos los tiempos y el mejor cubano desde el monticulo. han sido injustos con él en la inclusion de salon de la fama, al igual q con tony oliva y miñoso.

    Osaba he estado mirando numeros de cubanos q jugaron en mlb en los 60-70 y muchos participaron en 10 y hasta 15 o mas temporadas, pero con buenos numeros veo al lanzador Miguel “Mike” Cuellar quien es el criollo con mejor efectividad (3,14) ademas ganó 185 juegos y ponchó a mas de 1500 rivales y logro un premio Cy Young. tambien veo a Dagoberto “Bert” Campaneris quien pegó mas de 2000 hits y robo mas de 600 bases. demas esta decir q me gustaria ver cronicas de su parte de ambas estrellas cubanas, q son desconocidas para la gran mayoria de nosotros. se q esto roba tiempo y mucha investigacion, pero creo q son 2 de nuestras figuras del pasado q deberiamos conocer mas de cerca gracias a sus excelentes trabajos………

    saludos desde la Martin Dihigo, Alex Rodriguez

  • Corona dijo:

    Estimado Martinez de Osaba:

    Muchas gracias por el maravilloso trabajo que usted está haciendo. De no ser por usted, demasiadas personas dejarian de conocer Grandes Glorias de nuestro beisbol, especialmente del pasado. La lejanía de Cuba, la política y la ideologia fueron causas para que nada se hablara de estos grandes de ayer y ejemplos de hoy.
    Gracias por sus artículos.

  • Freddy-Camaguey.- dijo:

    Gracias Martinez Osaba por este y por todos los excelentes articulos a los que nos tiene acostumbrados.
    Pero y muy de acuerdo con Marcus Grassus,que salto en la historia,debimos admirar cuando eramos niños o jovenes a estos heroes cubanos del beisbol,y hasta hace poco no me enteré y de forma casual de la existencia de estos fenomenales peloteros,cubanos o no,que por las razones que todos conocemos tuvimos que desconocer.

  • rommel blue dijo:

    Vi la pelicula el hijo perdido de la Habana , magnifica , recomiendo se vea esta pelicula para que se sepa por que pasaron casi 6 decadas para poder hablar de estos señores peloteros cubanos , ahi El Tiante lo explica bien claro para no dejar margen de dudas , respecto al Hall of Fame , injusticia total , tanto Minnie , el y Tony Oliva tienen meritos de sobra para estar incluidos por meritos propios no por un home runs memorable como lo hizo Mazerosvky o por estar en el equipo correcto y en el momento correcto como le sucedio a Rizzutto, coincidio en la epoca de Steve Carlton , Nolan Ryan, Fergusson Jenkins , Gaylor P erry , tom Seaver, bOB gIBSON y otros , por lo que podemos decir que brillo junto a ellos , miembros todos del Hall of Fame

  • Ramon Fonseca Gomez dijo:

    Muchas gracias Martínez de Osaba, he leído todas sus crónicas, las persigo, cuando demoran en aparecer me siento triste y voy al Guerrillero a ver si ha publicado una nueva

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

Vea también