Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Un aporte importante del pensamiento cubano

| 7

La “crisis cultural global” es el núcleo de una reflexión del intelectual cubano Abel Prieto sobre la profunda crisis de valores en que el  capitalismo ha hundido a la humanidad. Pronunciada ante la Conferencia Internacional “Nuevos escenarios de la comunicación política en el ámbito digital 2015”, La Habana, es  la más enjundiosa contribución que he leído al debate de los problemas de la cultura contemporánea y su relación con las TIC.

Prieto, cuentista y novelista, hombre de pensamiento muy ligado a los empeños de Fidel Castro en la batalla de ideas y en la integración latino-caribeña, es actualmente asesor del presidente Raúl Castro después de haber ocupado dos décadas la cartera de cultura.

Para el escitor, las TIC pueden operar sobre el receptor “integrado”, desarmado, como instrumentos de dominación de la cultura hegemónica; pero también, de emancipación social, cultural y política mediante su apropiación por las vanguardias y fuerzas progresistas de modo consciente y de forma creativa, crítica y democrática. La contundencia del texto  es también una evidencia palmaria del vigor y originalidad que conserva el pensamiento revolucionario cubano.

Vivimos –afirma- en medio de la más grave y devastadora crisis cultural de que se tenga memoria. “Los paradigmas de la tradición cultural humanista están en franco retroceso frente … a una industria del entretenimiento que no reconoce jerarquías, que ha reducido el arte a la condición de la mercancía más vulgar, que expulsó… a los llamados clásicos, que lo mezcla todo, sin orden ni concierto, aquello que puede ser artísticamente valioso con la cultura-chatarra, con fetiches vacíos, con símbolos de la mayor estupidez y frivolidad, y que va más allá en su afán caótico y mezcla realidad y ficción, historia y leyenda, y crea vertiginosamente nuevos mitos y recicla otros, en el torbellino de un espectáculo permanente concebido solo para vender y divertir”.

Al relacionar la crisis cultural global y las nuevas tecnologías, sentencia: Es evidente que el mundo virtual de las TIC refleja los principales problemas y contradicciones del mundo real del presente: la concentración de poder en manos de transnacionales; la desigualdad creciente, abismal,  entre pobres y ricos, entre el Norte y el Sur; la privatización del conocimiento y la cultura; la visión imperial y belicista que concibe la Web como un espacio militarizado; la injerencia, la violación de la soberanía de las naciones y de la privacidad…; la reducción del ciudadano al estatus de consumidor potencial y el manejo inescrupuloso de sus inclinaciones más íntimas para crearle falsas necesidades.

El ex miistro dedica un par de acápites a las TIC y el papel de las vanguardias en su uso como instrumento de emancipación y las TIC y su influencia en la política. Aquí comenta: Cuando escuchaba al periodista mexicano Pedro Miguel, de La Jornada, diciéndonos en el panel del viernes que “el escenario bélico, de confrontación” de Internet y de las TIC “es menos desventajoso para las mayorías” (“los pueblos”, dijo él, “tienen más chances” de hacer oír sus voces en este nuevo espacio), recordé la gestación, precisamente en México y por Pablo González Casanova y otros intelectuales vinculados casi todos a  La Jornada, de una red de escritores, artistas, comunicadores, activistas y luchadores sociales para movilizar la opinión pública frente a la ofensiva armada imperial encabezada por Bush en el año 2003. Era un momento extremadamente peligroso…

En Miami la ultraderecha de origen cubano organizaba marchas con la consigna “Irak ahora, Cuba después”… Nunca olvidaré cuando Fidel invitó al núcleo que estaba gestando la red, y nos reunimos aquí en la Habana… con varios intelectuales cubanos, para hablar del proyecto.

Prieto contextualiza las TIC en la disputa actual por las conciencias que llevan a  cabo Estados Unidos y su industria de entretenimiento. Denuncia la pretensión de formar una criatura rendida ante la tecnología y los fetiches… sin raíces, sin memoria … egoísta hasta el delirio, incapaz de luchar por su emancipación y recuerda los planes de Washington para subvertir el orden interno en Cuba a través del uso de las TIC.

Según él no se trata de darle una utilización pragmática, instrumental, a las plataformas digitales, sino pensar la tecnología como un proceso integrado a la economía, la política y la cultura, que sea parte esencial del desarrollo de la sociedad y del crecimiento de los seres humanos.

P.D.: El enriquecido Felipe González, viejo servidor del imperialismo yanqui, mete las narices en Venezuela…

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • enrique dijo:

    Felipe Gonzalez,el corrupto y agente de la CIA,es aplaudido por. los derrotados de la derecha española.Ha venido de V3nezuela con el rabo entre las piernas y nunca mejor. dicho,pues es un diablo.Exacto su gesto en una foto suya de Cubadebate de hace unos días.

  • Armando Perez dijo:

    Me pareció buena interesante la forma en que el señor A. Prieto describe la transformación de la cultura y del mundo el entretenimiento con el advenimiento de las nuevas tecnologías. Me parece acertado también cuando señala que cada vez hay más información disponible pero también las personas se conforman con recibir información más superficial sobre muchas cosas. También creo que es correcto que existe una gran cantidad de personas que piensan que el futuro vendrá dado por un golpe de suerte que las hará “famosas”. En lo que sí discrepo es que esto sea realmente un plan fríamente pensado por parte de nadie. Más me inclino a pensar que son productos colaterales de las leyes del mercado los cuales deben preocuparnos, y tratar de encontrar un remedio. Por otra parte dice Abel Prieto:

    “La participación real de nuestros ciudadanos, su ejercicio sistemático y comprometido de la crítica revolucionaria, la convocatoria transparente (nunca manipuladora) al debate y a la intervención en los procesos para alcanzar el socialismo próspero y sostenible que nos hemos propuesto, son características del modo en que Cuba se ha venido apropiando de las TIC y de cómo aspiramos a convertirlas en un instrumento democrático genuino y no engañoso.”

    En este párrafo hay una seria contradicción. Plantea querer convertir las TIC en un instrumento democrático genuino y no engañoso, pero por otra parte plantea “el ejercicio sistemático y comprometido de la crítica revolucionaria….” Desde el momento que alguien o alguna institución se arroga el derecho de declarar que cosa es una crítica aceptable y cuál no, la democracia cesa de existir, por lo que no es posible utilizar las nuevas tecnologías democráticamente si esta solamente van a permitir que se escuchen las opiniones que se consideren gratas o aceptables para los oídos de quienes están en el poder (que son siempre, los que determinan qué cosa es o no es la crítica correcta).

    • Leandro dijo:

      Pienso que el que está en un error conceptual es Ud. Si todo lo que se considere crítica es aceptable, pienso que deja de existir la crítica. ¿Tenemos que eceptar entonces la mentira, el engaño y la calumnia como buenas prácticas en el ejercicio de la crítica? Democracia es poder del pueblo ¿Es democrática la crítica que atenta contra el poder del pueblo?

      “Los pueblos han de vivir criticándose, porque la crítica es salud; pero con un solo pecho y una sola mente” José Martí

    • Lialna dijo:

      Estoy 100% de acuerdo con los criterios de Leandro y sus respuestas, coincido con Angel Guerra y con Abel. Encuentro el texto magnífico.
      Siempre he visto una diferencia abismal en cuanto a justicia social:
      En el capitalismo se acumula riqueza y el 1% despoja y explota al 99%, pero todos viven el sueño de llegar a ser ese 1%.
      En el socialismo, por muchos errores que hayamos cometido, lo que se obtiene del trabajo de todos es redistribuido, mejor o peor, pero se redistribuye (a pesar de la sangría que significa que los mismos obreros y funcionarios tomen lo que no deben de las arcas estatales)
      Estoy por mejorar este socialismo, el que hemos podido hacer entre tantos obstáculos, aunque no fue nunca el que quisimos.
      No estoy de acuerdo que en nombre de la diversidad se acepte el mercenarismo, el egoísmo, la falta de sensibilidad para con los demás, el despojo, la injusticia social.
      Si alguien quiere construir una sociedad injusta, y cruel, esa diversidad no tengo por que aceptarla. OJO ese que defiende ese tipo de “diversidad”, si llega al poder, no va a apoyarla ,sino a sus intereses y propiedades. A veces pienso que la sociedad esta comenzando desde sus orígenes….Esas personas que no les interesa mas información ni referentes y sin memoria histórica, cometen errores ya superados por la historia de la humanidad hace siglos o décadas. De esta forma, no podrán evitarse guerras, ni defenderse un modelo de desarrollo sostenible, tendremos que empezar de nuevo por el esclavismo , morirse millones , quizás volver a la peste, a la Inquisición….la Revolución Francesa…etc etc…Los que no quieren estar informados y cdo hablan quieren ser oidos serán los responsables del regreso al Paleolítico inferior.

  • camila montiel dijo:

    el capitalismo y su ya hisstorico bloqueo, A Veces, como aahora, lo agradesco me bloquean de su ira. sus mentes criminales, suss guerras, su….esto es mio solo miO: LA VENTA DE LOS ESPEJITTOS DE COLORES DEL SIGLO XXI ( FULL HD TELEREALIDAD CRUELDAD MORBO PORNOGRAFIA SINICA::::y siggue la lista) cuando sali de cayo coco a los cuatro anos, habiendo visto el tren lechhero de silvio, el hogar de los hijos de la revolucion…. Todo quedo en mi, agradesco la lealtad de cuba ccon la paz, el amor, la moral, el camino a la sabiduria. no olvidar la idea del hombre nuevo.

  • lajugada.cubava.cu dijo:

    deja ver si aceptas el reto…

    Si bien es cierto que no es capitalismo la opción donde las mayorías pueden y tienen acceso al poder real, también es cierto que no es el sistema que ha imperado en Cuba durante los últimos 50 años, un sistema donde todo el poder está en manos de las mayorías, y esto como es lógico desata no menos interesantes debates.

    Dígase de otro modo, quizás más explicativo, sin abandonar el intento de ser breve. En un sistema donde “el grande se come al pequeño” o donde solo los grandes son quienes juegan a ser, “la misma ley” o al menos se apoderan de la posibilidad de ejercerla, cambiarla y hasta violarla, mediante el empoderamiento o sometimiento de “los medios de información” -el poder que estos ejercen sobre las mayorías- junto a todo el engranaje que funciona y favorece a los grandes factores económicos o sea, al pequeño número de personas que cada vez es más rico, perjudicando a las mayorías que cada vez es más pobre, y por ultimo todo el aparato legislativo responde precisamente a los intereses de partidos que a su vez responden a aquellos factores económicos, podríamos coincidir definitivamente en que no necesariamente debería ser aquel capitalismo el mejor ejemplo de democracia o empoderamiento de las mayorías.
    Sin embargo en un sistema donde las mayorías dependen de los subsidios y regalías que puedan llegar desde un gobierno bloqueado y no así del fruto de su sudor y conocimientos; que además propicia o impone la absoluta dependencia de un poder central que es incapaz de actualizar su funcionamiento socioeconómico y responder así a las necesidades que impone el normal e indetenible proceso de evolución sociopolítico y económico; que apoyado con un sistema de prensa -o medios de prensa que se convierten en víctimas y victimarios de altos niveles de censura, que obstaculiza o anula el debate profundo, continuo, denunciante; que impone leyes y regulaciones donde el criterio diverso simplemente carece de soporte o espacio libre y legal etc.- lógicamente no sería extraño que un sector no menos importante, se sienta o exprese excluido del poder.

    • Leandro dijo:

      ¿Se ha preguntado Ud. de dónde provienen los fondos de esos subsidios y ragalías que un gobierno bloqueado asegura a las mayorías? ¿Acaso no provienen del fruto del sudor y conocimientos de su pueblo? ¿Acaso lo que se ha intentado no es redistribuir de la manera más equitativa posible el fruto del sudor y conocimientos de ese mismo pueblo? Al menos no puede negar Ud. que los “subsidios y regalías” se garantizan a las mayorías en un país cruelmente bloqueado.
      Pero lo que más me llama la atención es que Ud. está anclado en el pasado y obvia que en Cuba se actualiza el modelo económico y social mediante la aplicación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados por el VI Congreso del Partido después de un fructífero análisis con todo el pueblo y que en ellos se aboga por la eliminación de subsidios y regalías indebidos, no poco de los cuales ya se han eliminado.
      ¿En qué otro lugar del mundo se ha discutido con todo el pueblo para decidir la política económica y social del país? ¿Cómo es posible que en un país donde según Ud. exciste tanta censura un sitio como este publique su comentario? ¿Cómo es posible que sistemáticamente en los medios de prensa nacionales y territoriales se dé cabida a criterios del pueblo manifestando su insatisfacción por los muchos problemas que tenemos? Que falta mucho por hacer es cierto, que todo lo hecho no es perfecto es cierto, que lo que estamos haciendo tiene que ser sometido sistemáticamente al análisis y la crítica para corregir errores es cierto; pero hay una gigantesca obra revolucionaria en estos más de 50 años imposible de desconocer.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Angel Guerra Cabrera

Angel Guerra Cabrera

Periodista cubano residente en México y columnista del diario La Jornada.

Vea también