Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Acabar con el califato del mercado

Por: Emir Sader
En este artículo: Crisis, Europa, Grecia, Política, Sociedad
| 3

grecia_reloj

La discusión entre el gobierno griego y los responsables por las políticas de austeridad en Europa resume los dilemas de la humanidad en el nuevo siglo. De un lado de la mesa, la defensa en contra de la masacre humanitaria que ha sido impuesta al pueblo griego –especialmente a sus sectores mas frágiles: los más pobres, los sidosos, los niños, las mujeres–; del otro, los que responden por los dictámenes del mercado.

Ya van algunas décadas que se ha impuesto la centralidad del mercado. Se volvió al culto de que la mano invisible de la ley de la oferta y la demanda debiera decidir los destinos de la humanidad.

Ese genial engendro liberal sirve como pretexto para que las personas renuncien a conducir el destino de la humanidad. Bastaría con que cada una buscara satisfacer sus necesidades individuales para que, como por arte de magia, se generara no sólo el progreso sino también una adecuada y justa distribución de la riqueza.

Ese cuento de hadas, que ya había conducido a la humanidad a su peor crisis económica, en 1929, volvió, como en un pase de magia, para reordenar un mundo desviado por intervenciones estatales, derechos, soberanía. La lógica de los mercados por sobre las necesidades de las personas –esto es lo que está en juego en las negociaciones entre el gobierno griego y los que hablan en nombre de la troika–.

¿Puede la humanidad asistir pasivamente a esas negociaciones en que el poder del dinero pretende imponerse sobre lo que el pueblo griego –además de todo lo que ya ha sufrido– necesita? ¿Hasta cuándo algunos gobiernos seguirán pretendiendo hablar en nombre de la humanidad, mientras buscan imponer los intereses del capital especulativo sobre el 99 por ciento de la gente?

Sin embargo, los grandes medios lo muestran como una contraposición entre la racionalidad económica y el despilfarro de la gente. Los de la austeridad hablan como si representaran un modelo de éxito, que ha sacado a sus países de la recesión, con menos pobreza, menos exclusión social, con gobiernos que disfrutan de gran apoyo popular.

Sin embargo, no logran sacar a una de las regiones más ricas del mundo –Europa– de una crisis profunda y prolongada con sus recetas de austeridad y más austeridad. Mientras que gobiernos de América latina, después de sufrir la crisis de la deuda, dictaduras militares y los más radicales gobiernos neoliberales, logran retomar el crecimiento económico, disminuir las desigualdades y conquistar estabilidad política. Es desde ese punto de vista que Grecia resiste a las ofensivas predatorias del capital especulativo.

Lo que Grecia –y todos los países en crisis– necesita no es más austeridad, sino un acuerdo nacional por retomar el desarrollo, con generación de empleo y distribución de renta. Para ello, no tiene que mirar hacia Berlín, sino hacia América latina.

Para acabar con el califato del mercado, antes de que éste termine con lo mejor que construyó Europa –su Estado de bienestar social–.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • yoel dijo:

    Deberías decir el derroche griego un estado parásito lleno de funcionarios derrochando el dinero prestado por los que pagamos impuestos. Mientras Irlanda Portugal y España salen de la crisis y Grecia crecía el año pasado llega tsipras prometiendo el paraíso ahora están en recesión y fuga de capitales Si no están de acuerdo con la UE por que no salen del euro ? Les han prestado dinero a los intereses mas bajos y en lugar de invertirlos en creación de empleo lo derrochan subiendo salarios y jubilándose a los 50. Ya Europa esta harta que los griegos
    vvivan a costa de los que pagamos impuestos. Si no quieren cumplir las condiciones que asumieron otros países que se vayan del euro o que se echen a los brazos de Rusia …ahh no que tampoco quieren salir de la malvada UE

    • EL ISLEÑO dijo:

      De acuerdo con Ud Yoel…Grecia debería nacionalizar todas las empresas que generen productos de exportación más los bancos y hacerlas públicas , pagandolas en 25 años…después…abandonar el euro y volver a su moneda, aumentandole los impuestos a los que más ganan y sobre todo a las navieras…Resultado…No le podrán vender nada a Europa en unos años porque los bloquearán… aunque la sangre no llegará al rio…Te apuesto que se recuperaría más rápido que España…
      El chantaje teórico neoliberal que repite toda la prensa y hasta tú tambien , que Europa vá en el camino correcto con el tema de la austeridad y que el mercado resolverá la crisis, les explotará en la cara al igual que en el 2008…entonces Grecia…que yá habría salido del Euro y pasados sus años de sacrificio por el bloqueo y chantaje europeo por haber actuado así, entonces ..lo que les vendrá a Udes será catastrófico …y grecia podrá pasarlo un tilin mejor…esa es ´la ventaja que puedo ver de tu consejo en 2015 a los griegos.., sobre Udes los españoles en el 2020…esperemos y se verá…

    • lcb dijo:

      Yoel:

      Muy elocuente su comentario: no importa como se reune el dinero para pagar la deuda, aunque sea a costa de los sacrificios de los que no recibieron ningún beneficio de esos préstamos, el asunto es pagar a los contribullentes que lo aportaron, pesele a quien le pése. Por cierto si usted es parte de esos contribullentes sería interesante saber en cuanto y como se veneficia por lo prestado. de todas en realidad eso de los contribullentes es una falacia.

      El comentario de Joel demuestra como funcionan las cosas en la muy democrática Europa y cual es la mentalidad imperante: al dinero se le subordina todo.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Emir Sader

Emir Sader

Sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Vea también