Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

El terror en París: raíces profundas y lejanas

| 36
Interior de la redacción del semanario satírico 'Charlie Hebdo' tomada poco después del ataque. Foto: Twitter

Interior de la redacción del semanario satírico ‘Charlie Hebdo’ tomada poco después del ataque. Foto: Twitter

El atentado terrorista perpetrado en las oficinas de Charlie Hebdo debe ser condenado sin atenuantes. Es un acto brutal, criminal, que no tiene justificación alguna. Es la expresión contemporánea de un fanatismo religioso que -desde tiempos inmemoriales y en casi todas las religiones conocidas- ha plagado a la humanidad con muertes y sufrimientos indecibles. La barbarie perpetrada en París concitó el repudio universal. Pero parafraseando a un enorme intelectual judío del siglo XVII, Baruch Spinoza, ante tragedias como esta no basta con llorar, es preciso comprender. ¿Cómo dar cuenta de lo sucedido?

La respuesta no puede ser simple porque son múltiples los factores que se amalgamaron para producir tan infame masacre. Descartemos de antemano la hipótesis de que fue la obra de un comando de fanáticos que, en un inexplicable rapto de locura religiosa, decidió aplicar un escarmiento ejemplar a un semanario que se permitía criticar ciertas manifestaciones del Islam y también  de otras confesiones religiosas. Que son fanáticos no cabe ninguna duda. Creyentes ultraortodoxos abundan en muchas partes, sobre todo en Estados Unidos e Israel. Pero, ¿cómo llegaron los de París al extremo de cometer un acto tan execrable y cobarde como el que estamos comentando? Se impone distinguir los elementos que actuaron como precipitantes o desencadenantes  –por ejemplo, las caricaturas publicadas por el Charlie Hebdo,  blasfemas para la fe del Islam- de las causas estructurales o de larga duración que se encuentran en la base de una conducta tan aberrante. En otras palabras, es preciso ir más allá del acontecimiento, por doloroso que sea, y bucear en sus determinantes más profundos.

A partir de esta premisa metodológica hay un factor merece especial consideración. Nuestra hipótesis es que lo sucedido es un lúgubre síntoma de lo que ha sido la política de Estados Unidos y sus aliados en Medio Oriente desde fines de la Segunda Guerra Mundial. Es el resultado paradojal –pero previsible, para quienes están atentos al movimiento dialéctico de la historia- del apoyo que la Casa Blanca le brindó al radicalismo islámico desde el momento en que, producida la invasión soviética a Afganistán en Diciembre de 1979, la CIA determinó que la mejor manera de repelerla era combinar la guerra de guerrillas librada por los mujaidines con la estigmatización de la Unión Soviética por su ateísmo, convirtiéndola así en una sacrílega excrecencia que debía ser eliminada de la faz de la tierra. En términos concretos esto se tradujo en un apoyo militar, político y económico a los supuestos “combatientes por la libertad” y en la exaltación del fundamentalismo islamista del talibán que, entre otras cosas, veía la incorporación de las niñas las escuelas afganas dispuesta por el gobierno prosoviético de Kabul como una intolerable apostasía. Al Qaeda y Osama bin Laden son hijos de esta política. En esos aciagos años de Reagan, Thatcher y Juan Pablo II, la CIA era dirigida por William Casey, un católico ultramontano, caballero de la Orden de Malta cuyo celo religioso y su visceral anticomunismo le hicieron creer que, aparte de las armas, el fomento de la religiosidad popular en Afganistán sería lo que acabaría con el sacrílego “imperio del mal” que desde Moscú extendía sus tentáculos sobre el Asia Central. Y la política seguida por Washington fue esa: potenciar el fervor islamista, sin medir sus predecibles consecuencias a mediano plazo.

Horrorizado por la monstruosidad del genio que se le escapó de la botella y produjo los confusos atentados del 11 de Septiembre (confusos porque las dudas acerca de la autoría del hecho son muchas más que las certidumbres) Washington proclamó una nueva doctrina de seguridad nacional:  la “guerra infinita” o la “guerra contra el terrorismo”, que convirtió a las tres cuartas partes de la humanidad en una tenebrosa conspiración de terroristas (o cómplices de ellos) enloquecidos por su afán de destruir a Estados Unidos y el “modo americano de vida” y estimuló el surgimiento de  una corriente mundial de la “islamofobia”.  Tan vaga y laxa ha sido la definición oficial del terrorismo que en la práctica este y el Islam pasaron a ser sinónimos, y el sayo le cabe a quienquiera que sea un crítico del imperialismo norteamericano. Para calmar a la opinión pública, aterrorizada ante los atentados, los asesores de la Casa Blanca recurrieron al viejo método de buscar un chivo expiatorio, alguien a quien culpar, como a Lee Oswald, el inverosímil asesino de John F. Kennedy. George W. Bush lo encontró en la figura de un antiguo aliado, Saddam Hussein, que había sido encumbrado a la jefatura del estado en Iraq para guerrear contra Irán luego del triunfo de la Revolución Islámica en 1979, privando a la Casa Blanca de uno de sus más valiosos peones regionales. Hussein, como Gadafi años después, pensó que habiendo prestado sus servicios al imperio tendría las manos libres para actuar a voluntad en su entorno geográfico inmediato. Se equivocó al creer que Washington lo recompensaría tolerando la anexión de Kuwait a Iraq, ignorando que tal cosa era inaceptable en función de los proyectos estadounidenses en la región. El castigo fue brutal: la primera Guerra del Golfo (Agosto 1990-Febrero 1991), un bloqueo de más de diez años que aniquiló a más de un millón de personas (la mayoría niños) y un país destrozado. Contando con la complicidad de la dirigencia política y la prensa “libre, objetiva e independiente” dentro y fuera de Estados Unidos la Casa Blanca montó una patraña ridícula e increíble por la cual se acusaba a Hussein de poseer armas de destrucción masiva y de haber forjado una alianza con su archienemigo, Osama bin Laden, para atacar a los Estados Unidos. Ni tenía esas armas, cosa que era archisabida; ni podía aliarse con un fanático sunita como el jefe de Al Qaeda, siendo él un ecléctico en cuestiones religiosas y jefe de un estado laico.

Impertérrito ante estas realidades, en Marzo del 2003 George W. Bush dio inicio a la campaña militar para escarmentar a Hussein: invade el país, destruye sus fabulosos tesoros culturales y lo poco que quedaba en pie luego de años de bloqueo, depone a sus autoridades, monta un simulacro de juicio donde a Hussein lo sentencian a la pena capital y muere en la horca. Pero la ocupación norteamericana, que dura ocho años, no logra estabilizar económica y políticamente al país, acosada por la tenaz resistencia de los patriotas iraquíes. Cuando las tropas de Estados Unidos se retiran se comprueba su humillante derrota: el gobierno queda en manos de los chiítas, aliados del enemigo público número uno de Washington en la región, Irán, e irreconciliablemente enfrentados con la otra principal rama del Islam, los sunitas. A los efectos de disimular el fracaso de la guerra y debilitar a una Bagdad si no enemiga por lo menos inamistosa -y, de paso, controlar el avispero iraquí- la Casa Blanca no tuvo mejor idea que replicar la política seguida en Afganistán en los años ochentas: fomentar el fundamentalismo sunita y atizar la hoguera de los clivajes religiosos y las guerras sectarias dentro del turbulento mundo del Islam. Para ello contó con la activa colaboración de las reaccionarias monarquías del Golfo, y muy especialmente de la troglodita teocracia de Arabia Saudita, enemiga mortal de los chiítas y, por lo tanto, de Irán, Siria y de los gobernantes chiítas de Iraq.

Claro está que el objetivo global de la política estadounidense y, por extensión, de sus clientes europeos, no se limita tan sólo a Iraq o Siria. Es de más largo aliento pues procura concretar el rediseño del mapa de Medio Oriente mediante la desmembración de los países artificialmente creados por las potencias triunfantes luego de las dos guerras mundiales. La balcanización de la región dejaría un archipiélago de sectas, milicias, tribus y clanes que, por su desunión y rivalidades mutuas no podrían ofrecer resistencia alguna al principal designio de “humanitario” Occidente: apoderarse de las riquezas petroleras de la región. El caso de Libia luego de la destrucción del régimen de Gadafi lo prueba con elocuencia y anticipó la fragmentación territorial en curso en Siria e Iraq, para nombrar los casos más importantes. Ese es el verdadero, casi único, objetivo: desmembrar a los países y quedarse con el petróleo de Medio Oriente. ¿Promoción de la democracia, los derechos humanos, la libertad, la tolerancia? Esos son cuentos de niños, o para consumo de los espíritus neocolonizados y de la prensa títere del imperio para disimular lo inconfesable: el saqueo petrolero.

El resto es historia conocida: reclutados, armados y apoyados diplomática y financieramente por Estados Unidos y sus aliados, a poco andar los fundamentalistas sunitas exaltados como “combatientes por la libertad” y utilizados como fuerzas mercenarias para desestabilizar a Siria hicieron lo que en su tiempo Maquiavelo profetizó que harían todos los mercenarios: independizarse de sus mandantes, como antes lo hicieran Al Qaeda y Bin Laden, y dar vida a un proyecto propio: el Estado Islámico. Llevados a Siria para montar desde afuera una infame “guerra civil” urdida desde Washington para producir el anhelado “cambio de régimen” en ese país, los fanáticos terminaron ocupando parte del territorio sirio, se apropiaron de un sector de Iraq, pusieron en funcionamiento los campos petroleros de esa zona y en connivencia con las multinacionales del sector y los bancos occidentales se dedican a vender el petróleo robado a precio vil y convertirse en la guerrilla más adinerada del planeta, con ingresos estimados de 2.000 millones de dólares anuales para financiar sus crímenes en cualquier país del mundo. Para dar muestras de su fervor religioso las milicias jihadistas degüellan, decapitan y asesinan infieles a diestra y siniestra, no importa si musulmanes de otra secta, cristianos, judíos o agnósticos, árabes o no, todo en abierta profanación de los valores del Islam. Al haber avivado las llamas del sectarismo religioso era cuestión de tiempo que la violencia desatada por esa estúpida y criminal política de Occidente tocara las puertas de Europa o Estados Unidos. Ahora fue en París, pero ya antes Madrid y Londres habían cosechado de manos de los ardientes islamistas lo que sus propios gobernantes habían sembrado inescrupulosamente.

De lo anterior se desprende con claridad cuál es la génesis oculta de la tragedia del Charlie Hebdo. Quienes fogonearon el radicalismo sectario mal podrían ahora sorprenderse y mucho menos proclamar su falta de responsabilidad por lo ocurrido, como si el asesinato de los periodistas parisinos no tuviera relación alguna con sus políticas. Sus pupilos de antaño responden con las armas y los argumentos que les fueron inescrupulosamente cedidos desde los años de Reagan hasta hoy. Más tarde, los horrores perpetrados durante la ocupación norteamericana en Iraq los endurecieron e inflamaron su celo religioso. Otro tanto ocurrió con las diversas formas de “terrorismo de estado” que las democracias capitalistas practicaron, o condonaron, en el mundo árabe: las torturas, vejaciones y humillaciones  cometidas en Abu Ghraib, Guantánamo y las cárceles secretas de la CIA; las matanzas consumadas en Libia y en Egipto; el indiscriminado asesinato que a diario cometen los drones estadounidenses en Pakistán y Afganistán, en donde sólo dos de cada cien víctimas alcanzadas por sus misiles son terroristas; el “ejemplarizador” linchamiento de Gadafi (cuya noticia provocó la repugnante carcajada de Hillary Clinton); el interminable genocidio al que son periódicamente sometidos los palestinos por Israel, con la anuencia y la protección de Estados Unidos y los gobiernos europeos, crímenes, todos estos, de lesa humanidad que sin embargo no conmueven la supuesta conciencia democrática y humanista de Occidente. Repetimos: nada, absolutamente nada, justifica el crimen cometido contra el semanario parisino. Pero como recomendaba Spinoza hay que comprender las causas que hicieron que los jihadistas decidieran pagarle a Occidente con su misma sangrienta moneda. Nos provoca náuseas tener que narrar tanta inmoralidad e hipocresía de parte de los portavoces de gobiernos supuestamente democráticos que no son otra cosa que sórdidas plutocracias. Hubo quienes, en Estados Unidos y Europa, condenaron lo ocurrido con los colegas de Charlie Hebdo por ser, además, un atentado a la libertad de expresión. Efectivamente, una masacre como esa lo es, y en grado sumo. Pero carecen de autoridad moral quienes condenan lo ocurrido en París y nada dicen acerca de la absoluta falta de libertad de expresión en Arabia Saudita, en donde la prensa, la radio, la televisión, la Internet y cualquier medio de comunicación está sometido a una durísima censura. Hipocresía descarada también de quienes ahora se rasgan las vestiduras pero no hicieron absolutamente nada para detener el genocidio perpetrado por Israel hace pocos meses en Gaza. Claro, Israel es uno de los nuestros dirán entre sí y, además, dos mil palestinos, varios centenares de ellos niños, no valen lo mismo que la vida de doce franceses. La cara oculta de la hipocresía es el más desenfrenado racismo.

* Una versión muy resumida de esta nota, escrita “en caliente” ni bien enterado de los hechos,  fue publicada en el día de hoy, 8 de Enero de 2015, por Página/12.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • FDS dijo:

    Magnífico artículo, creo se debe plantear un análisis más global del problema del terrorismo, ir a sus causas y no solo a las consecuencias, olvidar la hipócrita barrera entre terrorismo malo y bueno. Es tan abominable lo que sucedió en Paris como la muerte de inocentes por el ataque de un dron a una boda o los que murieron quemados vivos en un edificio en Odessa.Saludos

    • Enrique Torres dijo:

      O la anexión de todos los países de la antigua unión soviética, o la invasión del tibet, etc….todos los imperios son iguales y Uds. no lo mencionan.

      • sachiel dijo:

        ¿El nombre Yaroslav Galán te dice algo, Enrique Torres?Fue brutalmente asesinado a hachazos por los antiguos nacionalistas ucranianos, periodista que denunció sus crimenes. Y asi te pudiera poner otros ejemplos conocidos y no conocidos de periodistas asesinados por ser valientes y no amilanarse ante presiones de todo tipo, en estos paises que hoy lamentan el brutal hecho provocado por ellos mismos.

      • Manuel Mercado dijo:

        Al senor Enrique Torrres la historia no tiene validez y los sucesos son palabras muertas que no pasan por la historia, comparar a la URSS con el Imperio Gringo es como comparar el dia con la noche, pues la historia del Imperio Gringo, ha dejado muchas huellas de sangre, muerte, sufrimiento y destruccion en todo el mundo, cosa que no hizo la antigua URSS, es patetico y denigrante el planteamiento de este senor Torres, pero bueno los ciegos y los sordos siempre reaccionan igual, sin temores a sus palabras y hechos, dejemoslo que siga esa carrera contra la vida y la historia, pasado algun tiempo nadie se acordara del senor Torres y sus difamantes palabras

      • George dijo:

        Para Manuel Mercado: Con todos estos acontecimientos importantes acaecidos en las ultimas horas, ya me extranaba sobremanera que ud. no hubiera metido la cuchareta.
        Como siempre, no se refiere ud. al tema en cuestion, por el contrario, se dedica a rebatir el comentario de otro forista con la “perorata” a la que ya nos tiene acostumbrados. Seria bueno, que aunque fuera por una sola vez, fuera breve y condenara este abominable acto de terrorismo, tal vez entonces tuviera ud. algo de credibilidad como forista.

      • adolfo tapia dijo:

        si le contesto a george esto se convertira en una trampa infinita …………. enrique es un atorrante o a sueldo o tontonazo util

      • Enrique Torres dijo:

        Interesante recibir insultos por opinar diferente. Podríamos hablar de fundamentalismo cuando no hay cupo a la autocrítica o simplemente se reemplaza la lógica y los argumentos por la política o la religión..(pensar es un activo..lejano a las doctrinas de los 60´s..donde algunos se quedaron). Es decir: Hay que abatir a todo el que piense diferente solo por el hecho mismo…parecido a lo que pasó en París? sin fusiles, pero cerca…. Atorrante, tonto útil… y otras las acepto. Pero no van a poder hacerme cambiar de opinión con esos métodos usados, al estilo controlador soviético..imperio..soviético..afganistan…?? les suena?). Menos mal el imperio que detestan ya casi restablece relaciones…con Cuba…paraíso socialista: Socialista como Polonia? Inflación galopante, desabastecimiento?…les suena? Solo me interesaba opinar, y lo logré sin insultar…los invito a intentarlo…como? argumentos, autocrítca…no es tan difícil..solo se debe intentar.

      • George dijo:

        Para Adolfo Tapia: Si tiene argumentos y no insultos personales, lo invito a contestarme sin problemas…….para eso es este sitio. Saludos respetuosos.

  • Jose dijo:

    muy buen articulo!!!! siempre contra toda forma de terrorismo!!!

  • Revolucionario dijo:

    La culpa es siempre del toti

    • Roberto dijo:

      Seguro… cuando vi que en el título del artículo aparecía la palabra Raíces aposté que una de ellas atravesaba el atlántico sin falta y se clavaba en Norteamérica.
      Qué fácil es todo para estos politologos de izquierda: cada vez que van a escribir sobre algo el enfoque es siempre el mismo.

      • Gabo=D dijo:

        Criticar sin comprometerse o sin argumentos y tan solo siendo tan básico que lo único a lo que puede alcanzar tu “analisis” sobre los politologos de izquierda, es a decir que siempre tiran al mismo lado, es mi prueba de que gente como tú, ni hace ni deja hacer.
        Te invito a que abras el horizonte de tu mente, y le des el beneficioso de la duda al artículo, y a no encerrate y tratar de decir que lo que dice Atilio Borón carece de bases sólidas en la historia y en el analisis(científicos por cierto, no sacados de una banal conclusión cuando no tenemos nada mejor que hacer).
        No creo que haya sido facil para tí tampoco llegar a tan científica conclusión con tal capacidad de síntesis(4 líneas que rozan lo inverosimil) luego de leer las faciles y escuetas 2110 palabras que mide el sencillo y nada científico análisis de este dinosaurio troglodita de la izquierda que lo salvan todo echandole la culpa a los gobiernos inocentes de los EEUU, incapaces por demás de hacerle daño a nadie(nótese el sarcasmo de este último parrafo, digo por si estás muy cansado luego de forzarte a leer más de 4 líneas)

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    No creo que exista algo más despreciable y absurdo que una guerra. Sin embargo, si hablamos de “justificación de bajas”, las aportadas por los militares involucrados en ellas serían las únicas que aplicarían en ese acápite funesto. El terrorismo es mucho más amplio y abarcador que el de esos dos (¿?) aberrados que irrumpieron en el local del semanario parisiense a sembrar la destrucción y muerte. Pero, ¿serán distintos que los caídos menos rubios y de piel más oscura en la Franja de Gaza, Afganistán, Iraq,Siria, Libia, Pakistán… tras las órdenes de bombardeos indiscriminados de algún Mr. president?

    • George dijo:

      Tambien debemos mencionar, en esa misma lista los atletas israelies asesinados en Munich en 1972, los chechenos masacrados por la URSS, el millon y medio de civiles muertos durante la invasion sovietica a Afganistan, los miles de ejecutados en Kuwait durante la invasion de Sadam Hussein a este pais, etc, etc, etc, no le parece?…….

      • Voz popular dijo:

        A eso le podemos agregar las masacres de las dictaduras de Guatemala, Argentina, Bolivia, Honduras, Peru, Colombia, Paraguay, México, Nicaragua, El Slavador, Uruguay, Chile, Ecuador, Haiti, Venezuela y Dominicana que fueron promovidas por el Gobierno de estados Unidos. También se te olvidó mencionar las masacres cometidas por las dictaduras de España, Grecia y Portugal que también fueron apoyadas por Estados Unidos y sus aliados europeos. Quizás te parezcan pocos los millones de Indonesios que murieron bajo el fuego de la dictadura de Suharto que también fue apoyada por Estados Unidos y la OTAN. Ni se diga de las Matanzas de los regímenes dictatoriales proestadounidenses que hubo en Corea del Sur, Vietnam del Sur, Pakistán, Irán, Burma, Filipinas, Taiwan y Siam. De África ni hablar, las Matanzas siguen bajo el auspicio de Estados Unidos y la OTAN. Ya se te olvidaron los genocidios en Ruanda, Burundi, República Árabe Sarahuí, Sudáfrica, Angola, Sudan y tantos países más. No creo que ignores que todos los genocidas africanos fueron apoyados por Estados Unidos y la OTAN.

      • Leandro dijo:

        También debemos mencionar los miles de cubanos víctimas de acciones terroristas producto de la política hostil del gobierno de los EE.UU. contra la Revolución cubana, los miles de cubanos asesinados durante la neocolonia víctimas de los gobiernos de turno que respondían a los intereses estadounidenses, los miles de asesinados y desaparaecidos en América Latina como resultado de las dictaduras militares impuestas por EE.UU…

      • LuisG dijo:

        Antes de invadir Kuwait Sadam Husein preguntó al embajador gringo si su gobierno tendría objeción, a lo que dicho embajador contestó que no.

        USA creó a ese dictador y luego no le impidió Kuwait con el fin de tener motivo para la primera guerra del golfo.

        Irónico que ahora en Irak ocurran muchos más hechos violentos que en la dictadura de Husein.

        Ojalá nos centráramos en el concepto justicia en ves de defender ferreamente una posición política o ideológica.

  • Joan dijo:

    Si hablamos de anexiones, entonces hablemos de la franja de Gadsden, Texas, Colorado, Arizona, Nuevo México, Nevada, California, Oregón, que siguen anexadas desde 1836 hasta la fecha… Las Malvinas… Guam, Puerto Rico… todos preceden a los incidentes citados por Enrique Torres. Excelente artículo de Atilio, una vez más. Y no hay terrorismo bueno, FDS cita excelentes ejemplos de que SIEMPRE es malo.

  • Manolo dijo:

    Atilio: EXCELENTE ARTICULO!!! Ese acto repugnante es despreciable y condenable pero Occidente mata a diario en silencio y nadie protesta por ello. Un amigo acaba de mostrarme una caricatura de un tal Latuff hecha en 2012 y que ha circulado de nuevo desde la masacre: A la izquierda se ve un caricaturista que ha hecho un dibujo sobre los judios y es aplastado por un puño que dice “Occidente” con un señalamiento: ESO ES ANTISEMITISMO. A la derecha se ve el mismo caricaturista, con una cara cinica, aupado por ese mismo puño Occidental (sentado en el) y otro señalamiento que dice: ESTO ES LIBERTAD DE EXPRESION. Creo que desgraciadamente los de Charlie Hebdo, en nombre de esa libertad expresion, fueron demasiado lejos y dieron pie a esto que, hay que decir ES UN CRIMEN INJUSTIFICABLE !!! Tengo entendido que Charb, el director de Charlie Hebdo tenia ciertas tendencias por Israelies. De hecho, en las caricaturas de ese semanario que circulan hoy en la web no hay ninguna alusiva a Israel (genocida por excelencia). Peor aun, este crimen, ademas de repugnante, repudiable, condenable, es estupido pues da mas pie a ese Occidente doble rasero a proseguir as la escalada de guerra que no tiene razones religiosas, ni politicas, es solo economica. Solo que cada vez esta terrible situacion parece mas cerca de alcanzar proporciones no imaginadas jamas!!!

    • Manolo dijo:

      Perdon!! Hubo un olvido en mi texto. Debe decir: “A la derecha se ve el mismo caricaturista, con una cara cinica, HACIENDO UNA CARICATURA DE UN MUSULMAN aupado por ese mismo puño Occidental (sentado en el) y otro señalamiento que dice: ESTO ES LIBERTAD DE EXPRESION.” En el copia y pega se me fue lo de la caricatura al Musulman; asi se comprende mejor la caricatura y el doble rasero de Occidente. Por cierto, debian “rebotar” aqui este interesante articulo de Telesur: http://www.telesurtv.net/opinion/Charlie-Hebdo-y-un-sistema-internacional-en-crisis-20150108-0026.html

    • George dijo:

      Manolo: Permitame, con todo respeto ampliar un poco sus conocimientos sobre esta revista satirica, que es bastante popular aqui en Alemania (tengo varios ejemplares en mi mano). Las caricaturas de las que habla yo tambien las he visto……..y en eso tiene ud. razon. Pero el hecho de que no haya visto. ninguna burlandose de Israel no quiere decir que no se haya hecho antes.
      En el numero del 20 de abril de 2011 (#983) en la portada aparece la Tora Hebrea representada como un rollo de papel sanitario, con la cara de un judio (usando su sombrero traditional) en el papel…………para los foristas que no han visto nunca una Tora (Libro Sagrado Judio) les explico que no es un libro regular, se trata de un pergamino enrollado que se desenrolla durante los servicios religiosos de las sinagogas. Ahora, pregunto: Como se sentiria ud. si fuera judio y viera a su Libro Sagrado convertido en un rollo de papel sanitario?.
      Por lo anteriormente expuesto espero haber derrotado su teoria del “doble rasero de Occidente”, no le parece?
      Por otra parte, no recuerdo haber oido de algun atentado por parte de judios contra el semanario Charlie Hebdo producto de la publicacion que he mencionado…….Saludos desde Berlin!

      • Manolo dijo:

        George: Sus comentarios son realmente lamentables. 1.- Si no leyo bien dije “caricaturas que circulan hoy en la web”. Pero suerte tiene usted de poder tener CH en directo. Yo solo he visto algunos numeros. Pero ahi tampoco gana: UNA caricatura sobre la Tora contra una avalancha en contra del Islam … Ya que esta en Berlin podra averiguar sobre los sentimientos pro Israelies de Charb … 2.- No sea ridiculo pensando que “ha derrotado la teroia (no es mia eh!!) del doble rasero de Occidente”. parece mentira que viva en “Occidente”. Y no, no he oido de atentados a CH de Judios, ni de catolicos pero si oi de atentados en Francia a una mezquita y restaurantes y negocios Arabes despues del atentado a CH. Ha oido a Occidente comentar siquiera esto? Manolo desde Bolondron. Disfrute su Berlin …

      • Manolo dijo:

        Geroge: Perdon!! olvide responderle algo. Si fuera judio y la caricatura la hacen en Charlie Hebdo, no hago nada. Si fuera judio y la caricatura la hiciera un Palestino, bombardeaba edificios en la franja de Gaza, asesinaba mujeres y ninos, destruia escuelas y hospitales (con gente dentro preferiblemente).

  • loquillo dijo:

    un buen articulo gracias atilio

  • Andrés dijo:

    Excelente artículo Atilio.

  • Meneo dijo:

    Miren la opinion de los verdaderos Musulmanes. A saber quienes estan detras de los que hicieron el atentado terrorista en Paris (tomado de http://www.telesurtv.net/news/Musulmanes-Ataque-al-Charlie-Hebdo-va-en-contra-del-Islam-20150107-0048.html): Eruditos musulmanes no tardaron en pronunciarse para condenar el ataque al semanario francés “Charlie Hebdo” y aseguraron que éste acto traiciona los valores y principios islámicos. Tras el atentado de este miércoles contra el diario francés “Charlie Hebdo” que dejó 12 fallecidos y 10 heridos, eruditos musulmanes alzaron su voz en Facebook para repudiar el ataque, el cual aseguraron va en contra de las enseñanzas del Islam y daña aún más la imagen de los musulmanes en el mundo. Los eruditos dijeron estar preocupados de que este atentado cause más daño a los musulmanes, quienes sufren rechazo y discriminación a causa de grupos extremistas. Tariq Ramadan aseguró que con el ataque contra el diario francés los valores y principios islámicos “han sido traicionados y contaminados”. Condenó el ataque y expresó su “profunda simpatía y condolencias a las familias de las víctimas”.
    Post de Tariq Ramadan (official). Por su parte, Khaled Hanafy, dijo estar “sorprendido por el brutal ataque terrorista en París”. Aseguró que condenar el ataque no es suficiente e hizo un llamado a los musulmanes a “tomar todas las acciones necesarias para denunciar el incidente, tranquilizar a la comunidad de Europa (…) y para denunciar el extremismo y el terrorismo”. Hanafy indicó que el ataque no puede ser justificado porque “esta revista publicó caricaturas anti-Profeta”. En este sentido, aseguró que al Profeta lo insultaron durante su vida y después de su muerte, pero que “la respuesta adecuada es a través del pensamiento, el arte y la opinión no asesinato o terrorismo”.
    En cuanto a Yasir Qadhi, éste indicó que el Profeta (Mahoma) debe ser defendido “siguiendo sus enseñanzas y la práctica, no asesinando en su nombre”. “Tales actos de terror no son solo ilícitos y derraman sangre inocente, éstos volverán para dañarnos y a nuestras comunidades a corto y largo plazo”, aseveró Qadhi. Post de Yasir Qadhi. También el erudito Wael Shihab aseguró que el ataque al diario “Charlie Hebdo” es un “crimen horrible” y “sus autores deben rendir cuentas por ello”. “Ataques Charlie Hebdo están totalmente divorciados de las enseñanzas del Islam, su espíritu general, y sus objetivos sublimes. Islam protege la vida de las personas, propiedades y honor”, indicó.
    Finalmente, Sheikh Omar Suleiman aseguró que para el Profeta más insultante que unos viñetas satíricas son aquellos que asesinan a gente inocente en su nombre.

  • otaegui dijo:

    Las fuentes tradicionales afirman que Aisha se casó con Mahoma a la edad de 6 o 7 años, y el matrimonio con Mahoma (que contaba entonces con 53 años) se consumó a los 9 años, en Medina.

    • Gabo=D dijo:

      He seguido un ratito los comentarios de tira y afloja que llevan Manolo y George.
      No me inclino por ninguno por que es estupido lo que hacen, pero si les divierte demostrar quien tiene más derecho a joder al otro de acuerdo a los acontecimientos que marcan nuestra historia, ayá ustedes. Ahora george, yo me acuerdo tambien de atrocidades que se cometieron en ese mismo sentido en la biblia, que no le menciono aqui por que lo único que quiero comentarle es que hay que tener en cuenta que los errores de otros no da más razón ante nada.
      O sea, que Mahoma haya hecho esas cosas que usted pretende que alguien (manolo) le digan como se llama solo para seguir con una pelea pueril, no quiere decir que sean los unicos en tener ese tipo de hechos en su historia religiosa. Haga memoria que estoy seguro que sabe de lo que le hablo.

  • MEN dijo:

    Buen articulo del Sr Boron.Tal y como dice debemos buscar las causas de tan lamentable suceso(para nada justificable)Desde mi punto de vista(asi lo comentaba con unos amigos)el comportamiento de los extremistas islamicos no es diferente de el de los Cruzados hace cientos de años.Los Cruzados en nombre de Dios mataron a miles de personas en el Medio Oriente, robaron y saquearon, y por si fuera poco , hicieron creer al mundo que los culpables eran los profesantes del Islam¿increible verdad?Los extremistas no hacen otra cosa que pagar con lo mismo, muerte y caos.En cuanto a las burlas de la revista, no las he visto , pero creo que si se sabe que es un ´´extremista´´, debian bajar la intensidad.No justifico la matanza, pero nadie tiene derecho a reirse de nadie por sus creencias religiosas, ideales politicos etc¿Aprenderemos a vivir en paz alguna vez en este jodido planeta?¿Nos aceptaremos tal y como somos?Cuando el ser humano deje de cacarear sobre la diversidad y el respeto y los ponga en practica ,. sere el hombre mas feliz del mundo.

  • Rolando dijo:

    Al ciudadano George de Berlín, todos los actos terroristas son condenables, parece que a usted le molesta cuando se condena a EU por todos los crímenes que se cometen en el mundo por su política injerencista y saca a relucir los errores cometidos por los soviéticos o chinos, igualmente condenables

    • George dijo:

      Rolando: No me molesta en lo absoluto que se llamen las cosas por su nombre, lo que pasa es que mientras la atencion de muchos esta centrada en determinado “cliente” hay muertos que no hacen ruido porque andan en alpargatas……..me entiende? Saludos respetuosos…..

  • otaegui dijo:

    discupa MEN, no hace cien ni cientos de anos, sino más bien 1000 anos…mientras tanto ha llovido mucho verdad?…como D.Brooks escribe,A los periodistas de Charlie Hebdo se les aclama ahora justamente como mártires de la libertad de expresión, pero seamos francos: si hubiesen intentado publicar su periódico satírico en cualquier campus universitario estadounidense durante las dos últimas décadas, no habría durado ni treinta segundos. Los grupos de estudiantes y docentes los habrían acusado de incitación al odio. La Administración les habría retirado toda financiación y habría ordenado su cierre.

    es cierto una buena dosis de autocrítica es necesario

  • Jorge Marel dijo:

    EL TERRORISMO MUNDIAL :LA COSECHA DE LAS TEMPESTADES,DESPUÉS DE TANTOS SIGLOS SEMBRANDO VIENTOS…
    Así de sencillo.
    Jorge Marel

    • Andrés dijo:

      George, la violencia se desaprueba, pero decir que esa publicación no provocaba sistemática, irrespetuosa y desproporcionadamente a los musulmanes es tapar el sol con un dedo.

    • George dijo:

      Para Andres: No estoy en desacuerdo con ud. En mi respuesta a Jorge me referia especificamente a como algunos foristas “se van con la de trapo” a la hora de analizar algunas situaciones………Saludos respetuosos.

  • guada dijo:

    Es un buen artículo que llama a la reflexión, el terrorismo tiene que ser combatido en todas sus manifestaciones; pero analice usted los que desfilaron junto a franceses, Netanyahu, quien es no solo un terrorista, sino un criminal internacional, por el holocausto que ha causado con el pueblo palestino y sin embargo nadie en el mundo lo ha emplazado, ni lo ha acusado en el famoso Tribunal Penal Internacional, como hicieron con otros; el actual presidente de Ucrania, que quemaron vivos a sus coterraneos en un edificio lo que hoy forma parte de la cupula gobernante. Cuantos más pudieramos presentar de ese desfile. La muerte venga de donde venga y en esa forma debe ser condenado, nuestro presidente lo hizo y se solidarizó con el pueblo francés, porque este no debe los demanes y horrores que hace el gobierno; hay que profundizar en las causas y condiciones que han generado estos fenómenos, porque estos propios países han financiado y equipado a estos terroristas para atacar a otros estados independientes, como Libia, Irak, Siria. Es fenómeno del que Cuba ha sido victima desde el mismo triunfo de la Revolución; por eso debemos condenarlo con fuerza, pero sin dejar de ver que esos vientos han traido estas tempestades y que la violencia genera más violencia, si se alimenta el odio y la persecución contra todo lo que huela a progreso, esa es la pura verdad y de eso las potencias capitalistas se han encargado con mucha fuerza en los últimos tiempos.

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Atilio Borón

Atilio Borón

Economista y periodista argentino, quien dirigió Clacso.

Vea también