Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Carta a los Cinco en la gran fiesta de Cuba y América Latina por su regreso

| 5
Foto: Ismael Francisco/Cubadebate (Archivo).

Foto: Ismael Francisco/Cubadebate (Archivo).

Queridos Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González,

Cada día vivido por los queridos cinco héroes de Cuba y Nuestra América desde aquel nefasto 12 de septiembre de 1998, cuando allanaron sus casas y fueron acusados falsamente de conspiraciones inventadas, fue transformado por ustedes en un día de lucha, de resistencia, de dignidad, de coraje y amor revolucionario.

Esto fue y será para siempre una inspiración que ilumina a los pueblos del mundo en resistencia en estos tiempos de retornos coloniales y nuevos genocidios. Por eso esta inmensa y prolongada fiesta que estamos viviendo junto a Ustedes y sus familias, el pueblo y la dirigencia revolucionaria de Cuba, que jamás bajó los brazos frente a la injusticia.

La lucha de los Cinco que resistieron a todo en sus tumbas de aislamiento, en los ofrecimientos siniestros para que se rindieran y traicionaran a su patria, desconociendo al “hombre nuevo” en cada uno de ustedes, inspiró esa demanda por la libertad y la justicia, que surgió hasta en los más lejanos y recónditos lugares del mundo.

En esto hay que hacer un paréntesis en honor de las compañeras y los compañeros que allí mismo, en las entrañas del monstruo crearon el primer comité de solidaridad con los cinco, exponiéndose a las furias de los grupos terroristas que siguen en sus cuevas de Miami, todavía amparados. Los mismos -que nunca debemos olvidar- participaron junto a todas las dictaduras de América Latina y el mundo, en los crímenes de lesa humanidad que cometieron contra sus pueblos.

A esos mismos grupos que dejaron casi cuatro mil muertos en Cuba, que incendiaron, bombardearon, destruyeron, utilizaron la guerra biológica contra esa pequeña inmensa isla, los soportamos aquí, en diversas Operaciones, como Cóndor y otras asesinando a nuestros hermanos.

También recordamos en estos momentos a las valientes abogadas y abogados que los defendieron a Ustedes, a trabajadores del arte, del cine, de la Academia, de cultura de Estados Unidos, que los acompañaron con su solidaridad, como los acompañaron los pueblos del mundo.

Ustedes inspiraron uno de los movimientos de solidaridad más intensos y a través de ese trabajo solidario, los pueblos fueron sabiendo cada vez más de Cuba, rompiendo el otro bloqueo cruel, instalado en este caso por los medios de desinformación masiva contra el pueblo heroico y la revolución cubana.

Habría tantas cosas que decir alrededor de la historia no contada de los cinco, como la historia no contada de Cuba, que sin embargo trascendió a todos los cercos imperiales. Coincidió aquel año 1998, a finales del mismo, con la llegada del presidente y comandante Hugo Chávez Frías al gobierno de Venezuela, lo que comenzaría otra historia en el Continente, una historia de emancipación cuyos caminos nos enseñaba Cuba desde 1959.

Pero esta América Latina, renacido de las dictaduras instaladas por Washington en la mayoría de nuestros países y luego en las calles y carreteras de las luchas anti-neoliberales, que parieron las nuevas diligencias políticas, surgidas de esos fuegos y esas rebeliones, terminó con el aislamiento de Cuba, lo que además enriqueció el camino emancipatorio que estamos transitando contra vientos y mareas imperiales.

Ustedes, queridos compañeros, fueron un ejemplo y una luz. Hay mucho que decir y estudiar en este caso. En las últimas horas hemos podido vivir toda la emoción que significó el regreso, el abrazo familiar, el reencuentro. Ese maravilloso concierto de Silvio Rodríguez, donde los vimos junto al pueblo , a sus familias, a sus hijos, a esas madres y esposas que nunca dejaron de estar en los frentes de lucha por la liberación de ustedes.

¿Y qué decir de quien cada día soñó el regreso, el comandante Fidel Castro, como también el presidente Raúl Castro y cada uno de los dirigentes y compañeros, en cada lugar de Cuba? Con ellos compartimos todos desde lejos este momento único que se registra a tan pocos días de celebrar la llegada de los héroes de la Sierra Maestra a La Habana.

Serán días de alegrías múltiples por ese triunfo de la Revolución, también el triunfo continuo de 56 años de resistencia y sacrificios frente al ataque de un terrorismo sin pausa, que tanto daño hizo a Cuba, pero que no logró como decía el presidente Barcak Obama, “resultados positivos”.

En realidad un eufemismo para no decir que no lograron rendir a Cuba, ni con muertes, ni con amenazas, ni con bloqueos, ni con aislamiento, ni con traidores, ni con operaciones múltiples, ni con millones y millones de dólares gastados para destruir a la Revolución, que lo superó todo, hasta los derrumbes de los grandes hermanos, que por cierto están de vuelta.

Ustedes ayudaron a evidenciar la doble moral del Imperio que ampara a terroristas que amenazan no sólo a Cuba, sino al mundo entero, y castiga a los verdaderos luchadores antiterroristas.

Por todo eso y recordando partes de aquel memorable mensaje de ustedes después de ser injustamente condenados el 8 de junio de 2001, cuando escribieron al pueblo estadounidense, el 17 de ese mismo mes y año: “Nunca hicimos nada por dinero y siempre vivimos modesta y humildemente, a la altura del sacrificio que realiza nuestro pueblo” Decían también que los había guiado “un fuerte sentimiento de solidaridad humana, amor a nuestra patria y desprecio por todo lo que no respete la dignidad del hombre”

Asimismo hicieron saber que no se arrepentían.

“Los acusados en esta causa no nos arrepentimos de lo que hemos realizado para defender a nuestro país. Nos declaramos totalmente inocentes. Nos reconforta el deber cumplido con nuestro pueblo y nuestra patria”.

Y aquel hermoso mensaje donde explicaban al pueblo de Estados Unidos:

“Nuestras familias comprenden el alcance de las ideas que nos han guiado y sentirán orgullo por esta entrega a la humanidad en la lucha contra el terrorismo y por la independencia de Cuba.”

Por todo esto, por el ejemplo que nos han dado en estos tiempos en que los fundamentalistas del imperio avanzan, con sus genocidas guerras coloniales e incluso con la irracionalidad del fascismo incitan a una tercera Guerra Mundial, que como nos recuerda siempre Fidel, podría ser el fin de la humanidad, desde aquí, desde este sur-sur y en nombre de muchos maravillosos y sencillos mujeres y hombres de nuestro pueblo, cuya vida es una lucha cotidiana, ratifico en ustedes la esperanza de que más temprano que tarde, recuperaremos los pueblos del mundo, como ustedes ahora, la libertad definitiva, el sueño de que el hombre deje de ser lobo del hombre, la justicia y la vida digna.

Eso cuando hayamos vencido hasta el último reducto de un capitalismo, cuya esencia es el terror siempre y la dominación, destruyendo todo a su paso, sin entender su propia autodestrucción en cada paso que dan, especialmente en tiempos en que su decadencia es evidente.

Ustedes son el generoso símbolo de la humanidad que queremos ser.

Los abraza como mujer, como madre, como sencilla militante de la palabra.

¡Hasta la victoria siempre!

Stella Calloni

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marcos Torres dijo:

    La gran periodista Stella Calloni siempre del lado de las causas justas. Saludos y gracias por su apoyo

  • Linda dijo:

    Gracias Stella. siempre tan certera y justa.

  • ROSA dijo:

    Que lindo escrito
    VIVA LOS CINCO HEROES Y EL PUEBLO HEROICO DE CUBA

  • FDS dijo:

    Mil gracias a Stella, siempre precisa. Es muy importante la valoración que hace del significado de la lucha por los 5.Creo que en estos momentos solo vivimos la enorme alegría del regreso, luego , más reposadamente, habrá que pensar en todo lo hecho, en sus significadosy en la contribución de esta batalla a la conformación de un mundo mejor para el ser humano. No hay dudas que esta nueva “pelea contra los demonios” pasará a la historia del siglo XXI.El regreso nos devuelve la fe y nos dice que no podemos desmovilizarnos. Martí nos lo dijo: ” Mientras no se haya conquistado toda la justicia, se pelea.” Hay aún mucha injusticia en el mundo. saludos.

  • isael dijo:

    Stella, muchas gracias por tu dedicación y tu amor entrañable para con nosotros. Seguimos y seguiremos en pié. Vencimos y venceremos y jamás este pueblo se doblegará.
    Felicidades en este nuevo año, querida Stella. Te queremos.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Stella Calloni

Stella Calloni

Periodista argentina y corresponsal en su país del diario La Jornada. Es autora de “Los años del Cóndor”.

Vea también